Persecución (II)

Yo soy de los que opinan que el lenguaje articulado nació por la necesidad que experimentaba el hombre de engañar al otro y una cosa muy distinta es que, luego, almas excelsas aprovecharan la ocasión para elevarlo hasta el nivel de la poesía.

Y a las pruebas actuales me remito: no hay ningún partido político actual, ningún grupo social que no lo utilice como instrumento para tal engaño.

Pero lo juro por todos mis muertos: éste no era, ni mucho menos, hoy, mi tema.

Mi tema es, hoy, o por lo menos quiere ser el Derecho penal.

Creo, también, que teniendo que actuar sobre ese desdichado ente que es el hombre, el Derecho penal tal vez sea el más necesario de todos los Derechos.

Me cuesta demasiado escribir de nuevo todo eso de que el hombre es un lobo para el hombre, de que es un ser desfalleciente, si escribo desde el prisma de la filosofía, o de que se trata de una mierda seca pinchada de un palo si lo hago sólo desde mi puñetero nivel.

El caso es que, como todo el mundo que me lee sabe, tengo la peor de las ideas del hombre. Y creo firmemente que con toda la razón.

El hombre, cuando hace algo realmente bueno es porque se equivoca.

Así las cosas, el hombre cuando dice algo realmente en serio, miente, sistemáticamente y por naturaleza.

Cuesta mucho encontrar un hombre que diga realmente la verdad si entendemos por ésta, como los viejos sabios de la Tierra, la adecuación de lo que decimos, de lo que que pensamos con la realidad, la famosa adaequatio rei et intellectus, o sea, la adecuación entre la realidad y su representación linguistica y conceptual.

Hagamos, si no, la más simple de las pruebas: ¿quién dice realmente la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, según la famosa fórmula norteamericana previa a los interrogatorios judiciales?

¿Rajoy, Rubalcaba, Lara, Pablo Iglesias?

 La conclusión es absolutamente desoladora: ninguno.

Porque, incluso éste último, el recién llegado, que pretende aportar algo nuevo en este maremagnum de mentiras, si no es que mienta descaradamente sí que oculta cuidadosamente su verdad.

Pero me estoy saliendo tanto del tema que casi me va a resultar imposible volver a él y mucho que lo siento pues creo que era verdaderamente importante.

Se trataba de saber si lo que está pasando en el fútbol tiene que ver con la verdad.

Porque la verdad, hay que decirlo también, no sólo es lo que se refiere escuetamente a lo que pasa sino también a los motivos reales por los que está sucediendo.

Y todo este preámbulo pseudofilosófico para plantear una pregunta que, para muchos, es insignificante: lo que está sucediendo entre Real Madrid, RM, y Barça, B, ¿es realmente significativo?

También lo he dicho ya muchas veces: soy radicalmente marxista porque es la única explicación plausible que le he encontrado al mundo.

Por supuesto que esta idea no es ni mucho menos mía sino que reside en principio en el viejo Aristóteles que no llegó, por supuesto, a plantearla así, cuando expuso sistemáticamente su idea de la evolución inexorable de las formas de gobierno.

Y, luego, ese otro faro del pensamiento que fue Hegel, sí, que apuntó ya más concretamente la base del actual razonamiento que más o menos descaradamente siguen todos: el mundo, la realidad, la vida no es sino la lucha, la oposición dialéctica de dos principios que pugnan encarnizadamente por oponerse al otro, tesis, antítesis, resolución.

Y, por último, ese genio del esfuerzo, del estudio y del trabajo que fue Marx: todo no es sino economía, llevando un poco más lejos, aclarando, explicitando, la gran idea de ese otro viejo economista que, en su La riqueza de las naciones, expuso que es el ánimo de lucro, la puñetera avaricia del hombre, lo que provoca la creación de riqueza.

Si sustituimos riqueza por poder, que incluso pueden ser sinónimos, nos hallamos históricamente en una lucha a muerte en todos los órdenes en el que el poder o la rquiza se concretan, entre ellos, el fútbol, y más concretamente, en España.

No cabe la menor duda de que hoy, en España, el poder hegemónico es el del RM y que como tal intenta, pretende, lucha por mantenerlo de cualquier manera “erga omnes”, frente a todos.

La pregunta que procede, en este momento, es ¿puede admitirse que el RM renuncie voluntariamente a cualquier instrumento para aseguir manteniendo su poder?

Tanto más cuando el dirigente que maneja dictatorialmente sus asuntos en un viejo tiburón curtido ya en todas las lides, que, en el aspecto profesional, se ha hecho acreedor al sobrenombre de El Conseguidor, porque no hay empresa, por muy difícil que sea, que se le resista, la última, por poner un ejemplo, la concesión administrtiva del almacenamiento de gas en el subsuelo del Levante español, en una zona de gran peligro sísmico que no ha tardado en ponerse de manifiesto con los primeros intentos de utilización, mediante frecuentes movimientos sísmicos de relevancia.

Y el referido tiburón, que lo es también y con más eficacia aún en el aspecto futbolístico donde no sólo es sino que, además, presume de ello el club más importante, más grande del mundo, en el negocio del almacenamiento subterráneo del gas, se ha asegurado los más pipnngües beneficios mediante una cláusula indemnizatoria de casi dos mil millones de euros.

El otro día publicábamos aquí otro post que ilustrábamos con una fotografía en la que podría verse, con motivo de una entrevista con  el presidente del gobierno para felicitarle por su gestión, a éste, en el centro de un triángulo equilatero marcado por tres puntos suficientemente significativos, Botín, Alierta, y a la espalda de Rajoy, como cubriéndosela definitivamente, a Florentino Pérez.

La influencia de éste, ya lo hemos apuntado antes, es tan decisiva que le ha granjeado el sobrenombre de El Conseguidor ya que si ha necesitado que las leyes vigentes en el pais se modificaran para que él lograra sus intereses, se modificaban hasta el punto de haberse denominada alguna de ellas como “ley Florentino”, ¿hasta qué punto, hasta qué extremos puede llegar el poder de este hombre cuando no se halle por medio el sistema, el ordenamiento jurídico, o sea cuando sólo se trate de descolgar el teléfono por un tipo como por ejemplo Aznar y decirle a otro, por ejemplo Gallardón, a la sazón alcalde de Madrid, “oye, Alberto, lo de la licencia municipal para las Torres de Florentino, ya!!”.

Si en estas cuestiones absolutamente escandalosas, 4 enormes torres de no sé cuantos pisos en pleno centro urbano de Madrid, contraviniendo todas las ordenanzas municipales habidas y por haber, no le ha temblado la mano a nadie, ¿qué puede realmente ocurrir cuando no sean tan evidentes el trato de favor y el abuso de poder sino que la tropelía pueda enmascararse bajo la coartada de una leglidad ficticia?

Para un hombre tan avezado en vencer resistencias, en salvar los más difíciles obstáculos, moverse por un mundo esencialmente mafioso como el de las organizaciones internacionales que gobiernan el mundo del fútbol, es un juego de niños.

Por supuesto que todos, absolutamente todos, los órganos, comités y tribunales que gobiernan dicho mundo se hallan literalmente invadidos por hombres del RM, ¿cómo iba a descuidar un detalle así el hombre que su ufana de llamarse El Conseguidor?

En todo ese mundo no se mueve nada, no se hace nada sin que antes se considere  cuáles son los intereses en dicho asunto del RM.

Esto no sólo es así sino que, como muy bien dicen ellos, los madridistas, debe de ser así, porque está dentro del orden natural de las cosas.

Por eso les subleva sobremanera cuando un mindundi, un advenedizo se atreve a contrariarle en sus intereses.

No cuesta nada imaginarse cómo le ha sentada a lo que pomposamente se llama la planta noble del Bermabeu que el Baça ocupara no sé cuantos años la hegemonía del futbol mundial, era algo tan contrario, ya lo hemos dicho, a la naturaleza misma de las cosas, que todo el mundo mundial se movilizó para subvertir dicha situación.

Y la ofensiva se ha desatado con una virulencia fuera de toda medida, no se ha reparado en trámites: si ha tenido que denunciarse ante los tribunales ordinarios a la junta directiva del club catalán se ha hecho, eso, sí, como siempre, tal como ordenan los protocolos del club que presume del mayor señorío mediante personas interpuestas, para que nadie pueda siguiera insinuar que detrás de esas denuncias ante los tribunales ordinarios se halla el RM, uno de cuyos guerreros dormidos, un socio del B, ha sido precisamente el encargao de presentar la querella, flanqueado por ese sindicato ultraderechista, el famoso Manos Limpias, tal como está previsto en los manuales del más elemental maquiavelismo, el RM no sólo cuenta con socios del B que se hallan enteramente a su servicio sino que, además, miembros destacadísimos del staff barcelonista forman parte de la guardia pretoriana de El Conseguidor, porque éste no podría nunca descuidar un elemento de ataque de tal naturaleza. 

Es notorio que el propio presidente del B, el famoso Rosell, era un subalterno en los negocios internacionales de El Conseguidor. Y otro tanto se afirma de uno de los vicepresientes del mismo club, un tal Vilarubí, cuya amistad con éste es incluso ostentosa.

Da un poco de reparo escribir de cosas tan elementales y evidentes. Lo 1º que hacen las organizaciones mafiosas es precisamente esto, introducirse hasta la misma médula de aquellas otras a las que pretenden destruir, es la vieja táctica del caballo de Troya.

De este modo, sólo los más pertinaces hipócritas pueden seguir argumentando que el proceso que ha terminado con la dimsión del presidente en activo del B, el tal Rosell, cuyas muestras de afecto por El Conseguidor eran demasiado evidentes siempre que se encontraban,  y con toda la cúpulua del club catalán antes los tribunales penales, sólo por hacer lo que todos los otros clubes del mundo hacen, especialmente el propio RM sin que nadie nunca le haya denunciado ante los tribunales por prácticas tales como la ya citada de la construcción de 4 torres en el propio centro de Madrid, en donde estaba rigurosamente prohibido construcciones de esta clase porque van contra la salud y el interés general y ni la Fiscalía Anticorrrupción ni ningún otro órgano de control semejante haya movido un dedo.

Bueno, pues ya estmos como todos los día, me he cansado de escribir sin agotar ni mucho menos el tema. Ya seguiré en otro momento, si puedo. Adiós.

 

Una demostración matemática

 Hay un error muy común que consiste en considerar que las matemáticas sólo son un juego de números.

Yo creo que matemático es todo razonamiento en el que cada párrafo es consecuencia lógica del párrafo anterior, algo que demostró el sabio esquizofrénico John Forbes Nash con 6 folios manuscritos sobre la teoría de los juegos y el dilema del prisionero, por lo que, luego, la Academía Sueca le otorgo su Nóbel.

El futbol, dicen los que está interesados en él, no sólo debe estar fuera de la política sino que lo está

Iturraspe dice “urbi et orbe” que casi todos los árbitros son del Madrid

Es unánime la opinión de que a Pedro J. lo ha echado de El Mundo la amenaza de Rajoy de retirar toda la publicidad gubernamental de sus páginas, porque sin la publicidad ningún periódico puede sobrevivir.

Florentino Pérez, presidente del RM, es directa o indirectamente, el puto amo o el mejor cliente de todas las empresas importantes de España y algunas del extranjero, luego todas las empresas periodísticas españolas dependen de que él les dé o no la publicidad de las mismas, lo que además pone en sus manos a todos los políticos de derecha o de izquierda que también dependen de sus relaciones con él, es famosa su conversación con Matilde Fernández promujer del Psoe a la que dijo que si se oponía a que el Ayuntamiento de Madrid, del que ella era concejal, le otorgara la licencia para construir las famosas 4 torres, le echaría encima no sólo a todos los millones de aficionados del Madrid, sino a toda la prensa española. Y las 4 torres están ahí para vergüenza de todos los españoles.

 De manera que si los presidentes de los clubs de futbol españoles no quieren tener serios problemas con las autoridades de sus localidades deben asumir que su jefe natural es El Conseguidor.

 De modo que si los árbitros no quieren ser machacados implacablemente por todos los periódicos españoles ya lo saben: pitar siempre a favor del RM.

 Pues bien, ayer,  As publicaba en primera página, a todo su ancho, una foto del palco del Beranbeu y titulaba que el RM exige la destitución inmediata de la cúpula arbitral española y declaraba la guerra a muerte contra la Federación Española de Fútbol!!!

 “Así, así, así gana el Madrid”, los alemanes han llamado a esto “volkgeist”, el espíritu del pueblo, España entera sabe, porque lo ha sufrido en sus propias carnes, que el Madrid tiene el más escandaloso trato de favor por parte de todas las autoridades deportivas y ordinarias.

 Pero resulta que, muy de vez en cuanto, uno de esos pobres hombres, los árbitros, que tienen que pitar un partido al Real Madrid, por muy presionados que estén, por muy madridistas que sean, como saben que el mundo entero los está viendo por televisión, no tienen más remedio que pitar algo, por muy poco que sea, contra el RM.

 Porque como los jugadores madridistas saben ya de memoria todo esto, no hacen otra cosa que, de salida, ir a por el jugador clave del equipo contrario, machacándolo a patadas, codazos y pisotones, e incluso sonándose los mocos encima, primero, para amedrentarlo y, segundo, para obligarle a reaccionar sabiendo que, entonces, como él no tiene bula, será amonestado por estos acojonados jueces deportivos, que saben, además, que hagan lo que hagan la prensa cavernaria madridista los va a destrozar.

Vean, si no, esta noticia publicada hoy en As: “La Cadena Cope adelantó este miércoles que el Comité Técnico de Árbitros ha sancionado a Ayza Gámez con un mes en la nevera después de la actuación del colegiado valenciano en San Mamés, donde expulsó a Cristiano Ronaldo con tarjeta roja directa. Además, la Cope avanzó que Ayza Gámez no arbitrará más al Real Madrid esta temporada y que es serio candidato al descenso de categoría”.

De modo que Ayza Gámez no volverá jamas a pitarle algo importante al RM porque se juega su carrera, por lo menos, y así “ad infinitum”.

Pero lo que ha llenado de asombro a todo el mundo mundial es que la cúpula madridista, como decíamos al principio, ha pedido la cabeza de los rectores del grupo arbitral y han declarado formalmente, con toda la publicidad del mundo, la guerra a la Federación Española de Fútbol, que, como todo el mundo sabe, está integrada, desde el conserje del edificio hasta el último de sus dirigentes, por antiguos jugadores o entrenadores del propio RM.

 Y es que lo que el RM pretende es arbitrar él también directamente, sin ninguna clase de intermediario, sus partidos de fútbol.

 

“J’accuse” o algunas pocas cosas por las que los catalanes quieren irse de España

 Como decíamos ayer o antes de ayer, la Justicia oficial, orgánica, estatal es algo que se han sacado de la manga los poderosos para oprimir aún mejor a los débiles.

 Porque yo quiero escribir hoy, si puedo, se me dejan mis escasas fuerzas. de unos delitos que ocupan, o que deberían ocupar, las 1ªs páginas de todos los diarios.

 Se preguntaba Hamlet, en su famoso monólogo ¿qué es mejor para el alma sufrir con paciencia las injurias o adversidades del prójimo o tomando armas contra ellas, acabar con ellas?

 Como todas las citas que hago, ésta también es libérrima.

 Lo que no son tan libres son los comentarios que siguen:

 ¿Qué es peor moralmente prostituir menores o evadir impuestos?

 ¿Qué es peor moralmente mentir en los contratos que se hacen para fichar a un futbolista u obtener de la Aministración pública una concesión administrativa para llenar el subsuelo de una región española con ingentes cantidades de gas para la venta, asumiendo el peligro de provocar continuos terremotos y asegurarse las enormes ganancias con la estipulación de una indemnización increible si la “obra” concedida no llega a realizarse?

 Hablábamos el otro día también del concepto de peligrosidad social y ahora queremos incidir en la obligación que tienen todas las autoridades con poder, y con la obligación, de perseguir los delitos en no hacer distinciones cuando de cumplir con esta obligación se trata.

 Porque no se puede ahora, con un Ministro de Justicia, un Fiscal General del Estado y un Magistrado de la Audiencia Nacional convictos y confesos furibundos madridistas, permanecer impasibles mientras persiguen a muerte a un tipo como Messi,al que cuando les conviene llaman idiota, incapaz siquiera de expresarse, por haber, dicen, defraudado a Hacienda, cosa que por cierto hacemos todos, incluso el ministro del Ramo, todos los días cuando le pagamos al fontanero su trabajo y no le pedimos factura con el Iva correspondiente, no admitiendo de ninguna manera que el argentino no supiera nada del asunto, mientras cuidamos muy mucho de no mencionar siquiera que un delantero del RM ha sido procesado porque alguien en la Administración de Justicia francesa lo ha considerado responsable criminalmente ni más ni menos que de participar en un delito de prostitución a menores, delito que incluso tiene relevancia internacional y admitimos, alborozados que el Fiscal haya pedido su absolución porque el madridista no sabía la edad que tenía la chica a la que estaba jodiendo.

 Decíamos también el otro día que el RM había puesto todo su empeño en configurarse como uno de los poderes fácticos más fuertes del mundo, con la posibilidad de que sus tentáculos lleguen a todas partes, el caso es que la impunidad con la que se desenvuelven todos cuantos funcionan bajo su nombre es patente.

 Así un tal Duarte, jefe de ciertos servicios del RM, o sea parte importante de su organigrama, puede permitirse el lujo de decir, más o menos, que lo que había que hacer es darle al nieto mayor del Rey una bomba y que éste la pusiera en la sede de los sindicatos.

 Pero esto no es delito, como tampoco es tal que El Conseguidor y El Faraón se dediquen a venderse uno a otro el mismo terreno pero eso sí, cuando lo vende el Ayuntamiento vale 4 perras y cuando lo hace el RM miles de millones de euros: esto ¿se parece en algo a lo que dicen que ha hecho Rosell en Brasil?

– Pero ¿qué dice v., hombre, es que no conoce  el principio de universal observancia de la libertad contractual? y no me vaya v. a decir que en este caso se estaba dañando los intereses no sólo de los madrileños sino de todos los ciudadanos del Estado español porque eso es simplemente un disparate.

 Cualquiera que haya ido de putas alguna vez en su vida sabe que los o las mercaderes del sexo lo 1º que ponen en valor es la minoría de edad de sus pupilas, cómo es posible que ahora Benzema creyera que se acostaba con una anciana. ¿esto es que no lo sabe el fiscal francés, un fiscal francés, señores, que habrá estudiado Derecho seguramente subalquilado en una casa de lenocinio y que ahora pide la absolución de Benzema porque dice que éste no sabía que la chica a la que estaba jodiendo era una menor, algo así como lo de Berlusconi? Pero a Berlusconi le ha salido caro el caso, estoy seguro que a Benzema, no. Y Berlusconi no era ni más ni menos que el Jefe del Gobierno italiano.

 Yo, que no soy fiscal ni francés, sí que lo sé, como también sé con toda la certeza del mundo que al fiscal francés como a todos estos fiscales españoles que hacen la vista gorda ante los crímenes más lesivos para la salud de la República, perdón, quise escribir Monarquía, mientras se lanzan como lobos hambrientos contra delitos tales, de tanta peligrosidad social, como manifestarse contra los políticos evidentemente culpables del actual estado de cosas, les han dado las instrucciones pertinentes sus jefes, o sea, los Ministros de Justicia, a través de los correspondientes Fiscales Generales del Estado.

 Y a todo esto la prensa, esa prensa tan activa cuando los sujetos activos del delito son los catalanes, ni una palabra, ni un comentario cuando menos una primera plana que  yo creo que todas estas noticias lo merecen si se ponen en relación con las  catalanes que tanto difunden.

 Y ésta sólo es la punta del iceberg por el que los catalanes quieren irse de España cuanto antes y cuando más lejos mejor.

 

Qintacolumnista

 

Así retrata corazónblanco.com el proyecto del nuevo Camp Nou

Siempre he sostenido que no se puede ser del Real Madrid, RM, y de izquierdas, como no se puede ser blanco y negro a la vez, porque lo impide ni más ni menos que el principio de contradicción.

Porque la izquierda, no me cansaré tampoco nunca de decirlo, es el servicio incondicional a la verdad y la defensa hasta la muerte de la justicia.

¿Ha servido alguna vez el RM a la verdad? ¿Cuándo, cómo, dónde?

Y en cuanto a la defensa de la justicia, sobra todo lo que yo pueda decier.

No es por casualidad que sea el RM el ente directamente culpable de que el precio de los futbolistas se haya puesto por las nubes porque es el prototipo de negociante liberalcapitalista.

El RM ha trabajado desde su fundación para configurarse como un poder fáctico y lo ha conseguido plenamente, cuanto será su poder que el propio presidente de la Fifa, aterrorizado porque una broma que quiso gastarle a Cristiano Ronaldo no fue bien recibida por el RM, ha montado un escándalo tal que ha arruinado para siempre la credibilidad del organismo que preside, haciéndole un daño irreparable no sólo a este trofeo sino a todos los trofeos futbolísticos del mundo, pero el tal Blatter ha preferido todo este daño al fútbol, todo este escándalo antes que enfrentarse al RM porque sabe 2 cosas: 1) que es uno de los mayores poderes fácticos del mundo y 2) que no perdona nunca.

 Un inciso: si el todopoderoso presidente de la Fifa se caga patas abajo ante el RM porque uno de sus muchachos se ha enfadado por una ingenua broma que él le gastó, ¿qué es lo que sienten todos los árbitros, sobre todo los españoles, cuando tienen que arbitrar sus partidos?

 Diarios de Catalunya tildan de siervo de El Conseguidor a ese socio del Barça que ha tirado contra su club la flecha más envenenada posible.

Él se defiende diciendo que su querella criminal se dirige contra el presidente Rosell y no contra el Barça.

 El tío nos considera imbéciles a todos los que leemos lo que dice puesto que lo que afirma supone que el Barça, persona jurídica, tiene una entidad moral pública distinta de aquellos hombres que lo representan.

 Hace como que no sabe que si su querella prospera, el Barça será tildado para siempre de tramposo y Neymar lo mismo puesto que ha participado activamente en la misma trama.

 O sea que a partir de ese momento, las dos grandes figuras de su querido equipo, una, Messi, será un defraudador a Hacienda, cosa que, por cierto, somos todos los hijos de vecino que todos los días participamos de eso que se llama economía sumergida, pagando en negro los servicios menores que se nos prestan,  y el otro, Neymar, un tramposo contractual, ¿de veras piensa este cínico individuo que somos tan idiotas como para creer que él, el querellante, es un ángel de la guarda que sólo trata de preservar los sagrados intereses de los socios barcelonistas mientras hunde en la miseria para siempre la honra del club del que él forma parte, favoreciendo así, descaradamente el RM?

 Estoy seguro de que él lo sabe pero, si no, yo se lo digo: él no es más que un quintacolumnista, que, según Wikipedia es: la expresión que se usa para designar, en una situación de confrontación bélica, a un sector de la población, generalmente minoritario, que mantiene supuestas lealtades hacia el bando enemigo, debido a motivos religiosos, económicos, ideológicos o étnicos. Tal característica hace que se vea a la quinta columna como un conjunto de personas potencialmente desleales a la comunidad en la que viven, y susceptibles de colaborar de distintas formas con el enemigo. 

 O sea que nosotros no afirmamos que este señor sea uno de los dedos de la larguísima mano de El Conseguidor, pero sí que afirmamos que es un perfecto quintacolumnista.