Adivina, adivinanza, ¿qué tiene el Rey debajo de la panza?

Hoy voy a jugar a ser adivino, pero ya lo advierto de antemano, en este caso es demasiado fácil.

Esta tarde se sortean los equipos de la próxima Champions y, como siempre, los encargados de sacar las papeletas de los bombos para los emparejamiento son: sí, señores, lo han adivinado también todos ustedes: los jugadores del Real Madrid.

¿por qué? Porque siempre es así, es como si el RM hiciera una especie de bravata más, un nuevo brindis al sol: sí, señores, sí, otra vez más vamos a sacar de los distintos bombos no sólo los equipos que más convengan al RM sino también, claro está, los que más perjudiquen al Barça, B, porque, si no, la fiesta no estaría completa.

Tomen nota, señores, por favor:

1) al Madrid le tocarán: el Sakhtar o el Zenit porque yo, así, a bote pronto, no sé realmente cuál es peor, una cosa es segura, el que le toque es el que ellos considerarán peor; el Galatasaray, que ya le tocó en el sorteo anterior, es igual, ellos, los del RM, no tienen ninguna clase de complejos y, por último, el Malmoe;

2) al Barça, también le tocará este año, otro repetido el Manchester City, después, el Liverpool y, al final, la Roma.

Unos nuevos idus

He repasado miles de paginas de Google, buscando algo que seguramente no se puede encontrar: una fotografía de Anguita, Aznar y Pedro J.  juntos, por eso no la he traído a aquí.

De veras, me cansa ya un poco todo esto, porque a mi edad resulta ya ciertamente pesado volver a decir todo esto que vengo repitiendo desde siempre:

Nunca pasa realmente nada, todo sigue igual porque no sólo no aprendemos sino que tampoco queremos hacerlo.

De pronto, como si el tiempo no hubiera pasado o, peor, como si lo hubiera hecho completamente en balde, de nuevo me encuentro con uno de los peores hombres de toda mi vida.

Adelanto que, con él me sucede como con el Real Madrid, porque yo también, al principio de mi loca carrera hacia la nada, lo confieso, perdonadme, como si fuera un Gil de Biedma cualquiera,-“yo nací, perdonadme, en la época de la pérgola y del tenis-“, como siempre, estoy citando de memoria,  fui del Real Madrid, RM.

Estoy hablando de Anguita, Julio.

Era verdadera locura lo que yo sentía por este hombre, un recio marxista, una comunista de pelo en pecho, donde los hubiera, y sin embargo….

Cuando subía a la tribuna del Congreso, yo me repantigaba en mi sofá de plástico y me bebía todas y cada una de sus palabras que nunca, nunca, nunca, hasta un determinado momento, me defraudaron.

Comprendo pero no perdono que nunca nadie ha tenido más motivo para odiar al otro que el que este Anguita tuvo para odiar a ese que ahora todo el mundo sabe que es un perfecto capullo, el jodido Felipe Gonzáles que siempre, siempre, siempre, que subía al podio del hemiciclo lo primero que hacía, el muy cabrón, era dedicar unos minutos a desprecia de la peor de las maneras posibles al referido Anguita.

Es por eso que yo llegué a odiar al tal Felipe casi tanto como lo hizo el propio Anguita.

Pero una cosa es el odio por muy africano que sea y otra muy distinta el deber que como político tiene un tío que ha decidido ejercer como tal.

Anguita andaba como loco por devolverle al jodido Felipe todos aquellos insuperables desprecios que el malnacido sevillano le arrojaba a la cara todos los días. Tiene que ser duro de verdad soportar todos los días que un canalla semejante suba a la más alta tribuna de la nación y lo 1º que haga es demostrar al mundo entero el desprecio que dice que siente por ti.

Si un tío tan despreciable te desprecia tanto a ti, ¿qué coño de piltrafa infruahumana tienes que ser tú?

Y este hombre que ahora parece tan pausado, que no lo es lo proclaman todos esos accidentes cardíacos que no sólo ha sufrido sino que seguramente, ojalá me equivoque, sufrirá, esperó impacientemente sentado en la puerta de su casa que pasara el cortejo del entierro de su enemigo.

Aznar y el que seguramente es el peor sujeto que en mucho tiempo ha dado este país, el famoso Pedro J., le ofrecieron al cordobés el plato quizá no demasiado frío de la venganza.

Y el marxista-comunista se lanzó sobre la pitanza y la devoró con absoluta fruición.

Nunca sabremos si los idus de marzo hubieran sido de todos modos tan crueles con el sevillano como en realidad lo fueron, si el cordobés no hubiera hecho todo lo que estuvo en su mano y más para que el hombre que despreciaba a Marx, este tío tan estúpido como para decir que estaba preocupado porque empezaba a pensar que moriría de éxito, se fuera a tomar por el mismísimo culo.

Fuera como fuese, el caso es que estos 3 heterogéneos personajes, Anguita, Aznar y el ahora defenestrado director de El Mundo, sic transit gloria mundi, cimentaron una mala amistad porque una amistad semejante no puede ser buena mirese desde donde se quiera.

Y la prueba irrefutable de lo buena que no era  reside en su secreta permanencia.

No quiero dejar pasar una ocasión como la que ahora se me ofrece de hablar de nuevo de la inmanencia de todas nuestras conductas. No sé, no puedo saberlo, que tal es Anguita como padre, por eso no aventuraré lo que este hombre ha tenido que sufrir viendo como su amistad con el tipo del sostén negro y el látigo de cuero más exuberantes, condujo directamente a su hijo a morir encamado creo que se llama a los que acompañan a los soldados en los carros de combate en medio de las batallas más injustas y salvajes.

Yo, que también soy padre y que tengo un hijo cuya muerte él mismo me anunció pero que luego, gracias al Cielo, no llegó a consumarse, sé cómo saben esta clase de lágrimas.

El caso es que Anguita ha tenido mucho tiempo para meditar sobre el extraño destino de los hombres.

Y lo ha hecho con tanta precisión y hondura que ahora parece que sí que ha aprendido que la unión de los politicos de una misma ideología es lo mejor que puede suceder para los ciudadanos que están pendientes de sus actos.

Tal como ahora algunos no nos hemos cansado de decir a los indignados partícipes de los 15M y de la DRY que teóricamente pensaron que lo importante era contemplar desde la neutralidad, la equidistancia y la imparcialidad cómo la extrema derecha se hacía con el poder gracias a su pasividad, de tan mala manera que ahora, tal como nosotros predijimos, mofidicarán las leyes electorales para que unas nuevas elecciones victoriosas para la izquierda sean realmente imposibles no sabemos por cuantos miles de años.

Los delincuentes y la ley del silencio

https://v.cdn.vine.co/r/videos/5420DCF84D1114942910996369408_2dc58efd505.2.1.5454205979637180089.mp4?versionId=8678gWG6ys1Hn5Tr4o5ZdlLIZQpT6F96

A mi amigo bemsalgado, poeta y editor de poetas.

Nadie mejor que un poeta podía describir lo que fue y es el franquismo, una larga noche de piedra, Celso Emilio Ferreiro.

Una larga noche de piedra que todavía dura y los hay tan cínicos que hacen como que no saben y, es más, propalan a los 4 vientos que aquel silencio tan ominoso acabó.

Que se lo pregunten a Blater o a Florentino.

Siguiendo las órdenes del 2º, al Barça le están dando por todos lados, y especialmente por el culo.

Llevo ya varios días intentando, aquí, escribir un post definitivo en el que se establezca “hic et nunc” que tanto la Fifa como el Real Madrid,  no son sino la misma e idéntica cosa.

Como también lo son los Usa, sí, coño, las Alemanias del Este y del Oeste, la famosa France e incluso la muy jodida Italia que ni ella misma sabe qué coño de cosa es.

Porque lo que es indiscutible es que el poder real es único e idéntico a sí mismo porque si hubieran dos uno de ellos no sería EL PODER sino, en todo caso, el contrapoder.

Es por eso que Obama no tiene ningún problema para atacar a Rusia, por ejemplo, de mil maneras diferentes, sin que nadie le diga al jerifalte que no, que él no está de acuerdo y trate de bajarse del autobús en marcha, como hizo precisamente Zapatero con lo de Irak, ¿y qué le ocurrió al inocente Bambi?, que tuvo que cambiar a toda prisa, en política y en historia los tiempos son extraordinariamente lentos, o sea que cuando yo escribo “a toda prisa” quiero decir que a lo peor pasaron 5 años o 7 e incluso es posible que pasaran 10 pero el caso es que cuando le llamo Obama le dijo que sí antes incluso que éste le dijera lo que quería realmente.

El caso es que Bambi y el registrador, que no registra pero que sí que cobra y cómo, ya sea en blanco o en negro, firmaron ellos dos solitos, bajo la mirada complaciente del amo y del ama, en este caso la jodida Merkel, esa modificación constitucional por la que ya no podremos nunca los españoles intentar hacer algo por nuestra propia cuenta.

O sea que el poder seguía estando allá, arriba, no en la Casa Blanca sino en ese rascacielos de NY, donde un Rorschild, o un Morgan, un Rockefeller, un Vandelbirt o vaya usted a saber realmente cómo se llama el tipo que da verdaderamente las órdenes.

El caso es que cualquier intento de ser autónomo, de independizarse, es una quimera y como tal absolutamente absurda, no se hace, no se hará nunca nada más que lo que ellos realmente quieran.

Entiéndaseme bien, no estoy diciendo que el tipo de NY o de donde sea tenga que intervenir constantemente en todo lo que se hace en el mundo, no, de ninguna manera, lo que él hace es marcar las normas, lo que es extraordinariamente sencillo: siempre hay que hacer, en cada caso, en todos los casos, lo que interesa al poder o sea al capital.

Y el que no lo haga así será ferozmente castigado de la manera más ejemplar.

Pongamos un ejemplo típicamente político, a Muammar el Gadafi, le permitieron ciertas libertades, tantas y tan importantes que él terminó por creerse que goza de cierta libertad.

Y empezó a hacer cosas que a ellos, o a él, al del rascacielos, no le convenían.

Y entonces, el hombrecillo baja, como distraído, su pulgar hacia el suelo, y comienzan a llover sobre Libia todo tipo de desastres hasta

que al jodido Gadafi acabaron dándole por culo sí, pero con un fúsil.

A lo peor hay quiénes todavía hacen como que no saben que Blatter maneja a la Fifa a su antojo, algo así como Florentino al RM, sólo que aquél bajo las órdenes de éste.

Porque todo lo que sucede en este puñetero mundo no es sino una cuestión de prioridades.

Y la prioridad es, será siempre el jodido “business”.

O sea que sí, que Blater manda mucho, tanto que realmente hace lo que le da la gana excepto si se le ocurre, por ejemplo, imitar a Cristiano Ronaldo.

Entonces, Florentino dice que no y rompe la baraja y Blater tiene no sólo que dar marcha atrás y decir que sólo se trataba de una broma sino que anula la votación para el último Balón de oro y hace que la nueva votación diga que ha sido el de Madeira el que la ha ganado, importándole a todos muy poco que no sea verdad.

Porque en eso, sí, en eso, Blater y los suyos hacen lo que les de la gana, véase la confesión de parte:

Ante el comunicado del Barça, diciendo que no se conforma con el fallo del tribunal de apelación respecto a la sanción del Barça que le condena a 2 años sin fichar,  la FIFA asegura: “Messi tardará años en ganar otro Balón de Oro”.Asesores y colaboradores de Josep Blatter, indignados por el comportamiento del presidente del FC Barcelona, afirman a EL.PLURAL.COM: “Estamos de La Masía hasta las narices”

J.M.M. | 20/08/2014

La guerra entre el FC Barcelona y la FIFA ha estallado. Y rodarán cabezas. Desde luego que la de Blatter y la de sus vividores-aprovechateguis-mamadores oficiales de sus consejeros y asesores, seguro que no. Lo que es un hecho es que el Barça a partir del 31 de agosto no podrá fichar a ningún futbolista (ya sea extranjero, profesional, juvenil, infantil, cadete o alevín) hasta el 1 de enero de 2016.

Tras el duro comunicado del Barça, ELPLURAL.COM ha localizado en las últimos horas (estamos en agosto y los asesores y comisionistas de Blatter están apartados del mundanal ruido, y no precisamente en Torrevieja) a dos de los FIFOS con más poder en Zúrich. Sus manifestaciones, contundentes: “Pero de que se queja el presidente del Barcelona. Encima de que le concedemos la cautelar tras las graves irregularidades que cometieron, que nos equivocamos al hacerlo, para que pudieran fichar todo lo que quisieran este verano, ahora nos sale con este comunicado. El presidente del Barça, un recién llegado, no sabe de que va esto y lo pagará caro”, me asegura el colaborador del presidente de FIFA.

¿QUÉ LA MASIA NO SE TOCA?

“¿Pero quién se han creído los del Barça? Sí, formarán a jóvenes promesas de los países más pobres del mundo, les obligarán a estudiar y les darán de comer, pero si han cometido graves irregularidades al contratar, y estaban avisados desde hace año y medio, a 10 futbolistas extranjeros menores de edad, tienen que pagar su culpa”, reitera a ELPLURAL.COM uno de los abogados más prestigiosos de la FIFA. “Los del Barça se creen que en Zúrich no nos enteramos de sus chanchullos y de todo lo que hacen”.

Messi pagará los platos rotos

Aviso para el entorno del argentino y para ADIDAS, patrocinador de Leo, y para NIKE, dueño de la camiseta del Barça en los próximos años. Para la FIFA desde que Joan Laporta no es presidente, el FC Barcelona no da una a derechas en los despachos del fútbol mundial. “La imagen del Barça que forjó Pep Guardiola y todo su equipo de colaboradores se ha deteriorado en los últimos meses en los cinco continentes. Y de tener en su equipo a los tres finalistas (Messi, Xavi e Iniesta) al Balón de Oro, ahora…”. Cuando le preguntamos a nuestro contacto de la FIFA que insinúa con su respuesta, nos avanza: “Florentino Pérez, aunque tardó en hacerlo, aprendió y pactó en beneficio del Real Madrid y de Cristiano Ronaldo. Pero con estas notas públicas y comportamientos de los dirigentes del FC Barcelona dudo que Messi u otro de sus jugadores (Luis Suárez, Iniesta o Deulofeu) pueda ganar el Balón de Oro en los próximos años”.

Lo comprobaremos en temporadas venideras. Ahora, con la FIFA no se juega. Todos lo saben. Y desde la época de Santiago Bernabéu, el primero que los entendió, comprendió y utilizó. Igualito que Josep María Bartomeu, el actual presidente okupa del FC Barcelona.

Decia Marx, y “velis nolis” no ha tenido más remedio que ser aceptado universalmente, que todo es economía.

O sea que la Fifa no es más que una superestructura económica.

Y esto hay que admitirlo así no sólo por la teoría sino por cómo se presenta su funcionamiento.

¿Cabe alguna duda de quién es el grupo hegemónico dentro de este organismo?

Blatter no sólo es suizo sino que admite siempre que se comporta como tal.

Se ha proclamado ya muchas veces madridista y siempre ha actuado como la larga mano del RM.

Es lógico. El Real Madrid, RM, siempre se ha comportado como el más perfecto ejemplo de economía neoliberal ultracapitalista.

Y la Fifa no ha tenido ningún reparo en aceptarlo como modelo de organización para la explotación de su negocio.

Todo no es más que dinero, capital, o sea, poder.

Y su estructura y funcionamiento a veces son tan evidentemente neoliberales y capitalistas que incluso producen sonrojo, auténtica vergüenza.

Por supuesto que su comportamiento es, no tiene más remedio que ser, eminentemente mafioso. Se configura, se organiza como una estructura de poder pura y simple, no hay en su funcionamiento el menor atisbo de democracia o de libertad, que esencialmente le repugnan.

Somos los dueños de todo, así somos y así será siempre y para ello actuamos a la manera de los organismos totalitarios, fascistas, esencialmente tiránicos.

Porque sabe que esa es la manera de que el mundo del auténtico poder está a su lado.

Y el poder es por su propia naturaleza mafioso, clandestino y fascista.

En el prólogo a El nuevo Estado Industrial, de John Kenneth Galbraith, página 12, el autor del mismo dice literalmente:

“Explica Galbraith en sus Memorias que el propósito de escribir El nuevo Estado industrial era el de “dar cuenta de la teoría económica, política y social del sector económico dominado por las grandes compañías”. Pues, aunque éstas no habían pasado desapercibidas en cuanto a su importancia en el funcionamiento del sistema económico de las sociedades occidentales, “nadie, excepto Marx y los marxistas en su contexto, se había dado cuenta de que la economía de las grandes corporaciones era el sistema en sí”.

Dicho de otra manera más categórica: el Sistema estaba constituido, dirigido, regulado, poseído, detentado por las grandes corporaciones que, en realidad, eran las que por sí mismas lo constituían.

Y la pregunta surge espontáneamente: si el Sistema está constituido por las grandes corporaciones, éstas son las que dirigen totalmente dicho Sistema, sí, claro que sí, pero ¿cuáles son esas grandes corporaciones, con nombres, apellidos y demás circunstancias que las identifican?

El Cartel de la Reserva Federal: Las Ocho Familias 

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 3 JUNIO, 2011

Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4

Los cuatro jinetes del sistema bancario (Bank of America, JP Morgan Chase, Citigroup y Wells Fargo) son dueños de los cuatro jinetes del petróleo (Exxon Mobil, la holandés Royal Dutch Shell, BP Amoco y Chevron Texaco), junto con el Deutsche Bank, BNP, Barclays y otros gigantes europeos. Pero su monopolio sobre la economía mundial no se detiene ahí.

Según documentos enviados a la SEC, los Cuatro Jinetes de la Banca se encuentran entre los diez principales accionistas de casi todas las corporaciones de Fortune 500. [1]

Entonces, ¿quiénes son los accionistas de estos bancos?

Esta información es vigilada de cerca. Mis consultas a los organismos de regulación bancaria sobre los propietarios de acciones en los 25 principales bancos de EE.UU. fueron dadas estatus bajo la Ley de Libertad de Información antes de ser denegadas con la excusa de”seguridad nacional”. Esto es bastante irónico, ya que muchos de los accionistas de los bancos residen en Europa.

Un repositorio importante para la riqueza de la oligarquía mundial que es propietaria de estos bancos es el U.S. Trust Corporation – fundada en 1853 y ahora propiedad de Bank of America. Uno de los más recientes Directores Fiduciarios y miembro honorario fue Walter Rothschild. Otros directores incluyen Daniel Davison de JP Morgan Chase, Richard Tucker de Exxon Mobil, Daniel Roberts de Citigroup y Marshall Schwartz de Morgan Stanley. [2]

JW McCallister, un iniciado de la industria del petróleo en la Casa de Saud, escribió en The Grim Reaper que la información que adquirió sobre los banqueros árabes citaban que 80% de la propiedad de la Reserva Federal de Nueva York-, por mucho, la más poderosa agencia de la Fed, es controlada por ocho familias, cuatro de las cuales residen en los EE.UU.. Son los Goldman Sachs, Rockefeller, Lehman y Loebs Kuhn de Nueva York, los Rothschild de París y Londres, los Warburg en Hamburgo, los Lazards de París, y los Israelís Moisés Seifs de Roma.

CPA Thomas D. Schauf corrobora lo dicho por McCallister, y añade que diez bancos controlan las doce ramas de la Reserva Federal. El nombra NM Rothschild de Londres, Rothschild Bank de Berlín, Warburg Banco de Hamburgo, Warburg Banco de Amsterdam, de Lehman Brothers de Nueva York, Lazard Brothers de París, Kuhn Loeb Bank de Nueva York, Israel Moisés Seif Banco de Italia, Goldman Sachs de Nueva York y el Banco JP Morgan Chase de Nueva York. Schauf lista a William Rockefeller, Paul Warburg, Jacob Schiff y James Stillman como individuos que son dueños de grandes porciones de la Reserva Federal. [3] Los Schiff son privilegiados dentro de Kuhn Loeb. Los Stillman quienes son privilegiados dentro de Citigroup, se juntaron con el clan Rockefeller.

Eustace Mullins llegó a las mismas conclusiones en su libro Los Secretos de la Reserva Federal, en el que muestra gráficos de la conexión de la Reserva Federal y sus bancos miembros a las familias de los Rothschild, Warburg, Rockefeller y los otros. [4]

El control que ejercen las familias de banqueros sobre la economía global no puede ser exagerada y está bastante guardada secretamente. Su brazo de medios de comunicación corporativos es rápido al desacreditar cualquier información que expone este cartel privado de bancos centrales como “teoría de la conspiración”. Sin embargo, los hechos siguen demostrándolo.

La Casa de Morgan

El Banco de Reserva Federal nació en 1913, el mismo año en que el bancario estadounidense J. Pierpont Morgan murió y la Fundación Rockefeller fue formada. La Casa de Morgan presidió las finanzas estadounidenses desde la esquina de Wall Street y Broad, en calidad de banco central en Estados Unidos desde 1838, cuando George Peabody lo fundó en Londres.

Peabody era un socio de negocios de los Rothschild. En 1952, el investigador Eustace Mullins propuso la hipótesis de que los Morgan no eran más que agentes de Rothschild. Mullins escribió que los Rothschild, “… prefieren funcionar de forma anónima en los EE.UU. tras la fachada de JP Morgan & Company”. [5]

El autor Gabriel Kolko dijo, “las actividades de Morgan entre 1895-1896 en la venta de bonos del Tesoro de EE.UU. en Europa se basa en una alianza con la Casa de los Rothschild.” [6]

El pulpo Morgan expandió sus tentáculos rápidamente por todo el mundo. Morgan Grenfell operaba en Londres. Morgan et Ceruled París. Los primos de Rothschild Lambert crearon Drexel & Company en Filadelfia.

La Casa de Morgan atiende a los Astor, DuPont, Guggenheim, Vanderbilt y los Rockefeller. Esta casa financió el lanzamiento de AT & T, General Motors, General Electric y DuPont. Al igual que la sede en Londres de los bancos Rothschild y Baring. Morgan se convirtió en parte de la estructura de poder en muchos países.

En 1890 la Casa de Morgan hizo préstamos al banco central de Egipto, financió la construcción de los ferrocarriles rusos, bonos de los gobiernos estatales brasileños y financiaron proyectos argentinos de obras públicas. Una recesión en 1893 aumentó el poder de Morgan. Ese año Morgan salvó al gobierno de los EE.UU. de un pánico bancario, formando un sindicato para apuntalar las reservas del gobierno con un envío de $ 62 millones de dólares en oro de Rothschild. [7]

Morgan era la fuerza impulsora detrás de la expansión occidental en los EE.UU., financiando y controlando los ferrocarriles con rumbo al oeste a través de fideicomisos de votación. En 1879, Cornelius Vanderbilt- Morgan financió Central Railroad de Nueva York con tasas preferenciales para el envío al monopolio de Standard Oil, consolidando la relación entre Rockefeller y Morgan.

La Casa de Morgan cayó entonces bajo el control de Rothschild y Rockefeller. Un titular del New York Herald decía: “Reyes del tren forman gigantesca Fiduciaria”. J. Pierpont Morgan, quien una vez dijo, “La competencia es un pecado”, opinó alegremente, “Piense en ello.” Toda la competencia del tráfico de ferrocarril al oeste de San Luis estaba en las manos de treinta hombres. “[8]

Morgan y el banquero de Edward Harriman, Kuhn Loeb mantenía el monopolio de los ferrocarriles, mientras que las dinastías bancarias Lehman, Goldman Sachs y Lazard se unieron a los Rockefeller en el control de la base industrial de los EE.UU.. [9]

En 1903, el Banker’s Trust fue fundado por las ocho familias. Benjamin Strong del banker’s Trust fue el primer gobernador de la Reserva Federal de Nueva York. La creación de la Reserva Federal en 1913 fusionó el poder de las ocho familias a la fuerza militar y diplomática del gobierno de EE.UU.. Si sus préstamos en el extranjero no eran pagadas, los oligarcas ahora podían desplegar marines estadounidenses para cobrar las deudas. Morgan, Chase y Citibank formaron un sindicato de préstamos internacionales.

La Casa de Morgan fue acogedora, con la Cámara Británica de Windsor y la italiana Casa de Saboya. Los Kuhn Loebs, Warburg, Lehman, Lazards, Israelí Moisés Seifs y Goldman Sachs también tenían estrechos vínculos con la realeza europea. En 1895 Morgan controlaba el flujo de oro dentro y fuera de los EE.UU.. La primera ola de fusiones de América estaba en su infancia y estaba siendo promovida por los banqueros. En 1897 había sesenta y nueve fusiones industriales. Para 1899 habían 1200. En 1904, John Moody – fundador de Moody’s Investor Services – dijo que era imposible hablar de los intereses de Rockefeller y Morgan separadamente. [10]

La desconfianza pública ante la fusión comenzó a emerger. Muchos los consideraban traidores que trabajan para los antiguos poderes europeos. Standard Oil de Rockefeller, U.S. Steel de Andrew Carnegie en EE.UU. y los ferrocarriles de Edward Harriman se financiaron a través del banquero Jacob Schiff de Kuhn Loeb, quien trabajó en estrecha colaboración con los Rothschild de Europa.

Varios países occidentales prohibieron la entrada a los banqueros. El predicador populista William Jennings Bryan fue tres veces el candidato demócrata a la presidencia desde 1896 -1908. El tema central de su campaña era que Estados Unidos estaba cayendo en una trampa que incluía “la servidumbre al capital financiero británico”. Teddy Roosevelt derrotó a Bryan en 1908, pero se vio obligado a promulgar la Ley Sherman Anti-Trust. Después, Roosevelt comenzó su persecución de Standard Oil Trust.

En 1912, se realizaron las audiencias Pujo, para analizar la concentración de poder en Wall Street. Ese mismo año la señora Edward Harriman vendió sus acciones de Guaranty Bank de Nueva York Fiduciario a JP Morgan, para crear Morgan Guaranty Trust. El juez Louis Brandeis, convenció al presidente Woodrow Wilson para que exigiera el fin de las asociaciones entre directivas de los bancos. En 1914, fue aprobada la creación de la Ley Clayton Anti-Trust.

Jack Morgan – hijo y sucesor de J. Pierpont – respondió el llamando de sus clientes de Morgan Remington y Winchester para aumentar la producción de armas. El sostuvo que los EE.UU. necesitaba entrar en la Primera Guerra Mundial. Aguijoneado por la Fundación Carnegie y otros frentes oligarquícos, Woodrow Wilson aceptó tal sugerencia. Como Charles Tansill escribió en “Estados Unidos va a la Guerra”, “Mucho antes de que el conflicto iniciara, la firma francesa de los Rothschild Freres se comunicó con Morgan & Company en Nueva York, para pedir un préstamo de $ 100 millones, una parte sustancial de lo que iba a ser usado en EE.UU. para pagar por las compras francesas de productos estadounidenses. “

La Casa de Morgan financió la mitad de la intervención de EE.UU. en la guerra, mientras recibía comisiones por permitir la participación de contratistas como General Electric, DuPont, US Steel, Kennecott y ASARCO. Todos eran clientes de Morgan. Morgan también financió la guerra británica contra los Bóers en Sudáfrica y la Guerra Franco-prusiana. La Conferencia de Paz de París 1919 fue presidida por Morgan, lo que llevó la unión de esfuerzos para la reconstrucción de Alemania y los Aliados. [11]

En la década de 1930 resurgió el populismo en Estados Unidos después de que Goldman Sachs, el Banco Lehman y otros se beneficiaron de la crisis de 1929. [12] El presidente del Comité Bancario del Congreso, Louis McFadden (D-NY) dijo de la Gran Depresión, “Fue un accidente. Fue una ocurrencia cuidadosamente creada artificialmente … Los banqueros internacionales buscaron crear un estado de desesperación para poder emerger como nuestros gobernantes y dueños”.

El senador Gerald Nye (D-ND) presidió una investigación en 1936. Nye llegó a la conclusión de que la Casa de Morgan había llevado a EE.UU. a participar en la Primera Guerra Mundial para proteger los préstamos y crear una industria de armamentos en pleno auge. Nye más tarde produjo un documento titulado La Próxima Guerra, que cínicamente se refirió a “al viejo truco para engañar a la diosa democracia”, a través del cual Japón podría ser utilizado para atraer a los EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial.

En 1937, el Secretario del Interior, Harold Ickes advirtió de la influencia de “60 familias Americanas”. El historiador Ferdinand Lundberg más tarde escribió un libro con el mismo título. En la Corte Suprema de Justicia, William O. Douglas denunció, “La influencia de Morgan … como la más perniciosa en la actualidad en la industria y las finanzas.”

Jack Morgan respondió empujando los EE.UU. a la Segunda Guerra Mundial. Morgan tenía estrechas relaciones con las familias Iwasaki y Dan – los dos clanes más ricos de Japón – que han sido dueños de Mitsubishi y Mitsui, respectivamente, ya que las empresas surgieron a partir de shogunatos del siglo XVII. Cuando Japón invadió Manchuria, matando a los campesinos chinos en Nanking, Morgan restó importancia al incidente. Morgan también tuvo una estrecha relación con el italiano fascista Benito Mussolini, mientras que el alemán nazi, el Dr. Schacht Hjalmer era un enlace del Banco de Morgan durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra Hjalmer se reunió con representantes de Morgan Schacht en el Banco de Pagos Internacionales (BPI) en Basilea, Suiza. [13]

La Casa de los Rockefeller

BPI es el banco más poderoso del mundo, un banco central global de las ocho familias que controlan los bancos centrales privados de casi todos los países occidentales incluyendo las naciones en desarrollo. El primer presidente del BPI fue el banquero de Rockefeller Gates McGarrah -un funcionario del Chase Manhattan y la Reserva Federal. McGarrah era el abuelo del ex director de la CIA Richard Helms. Los Rockefeller, como los Morgan, tenían estrechos vínculos con Londres. David Icke escribe en Los Niños de la Matriz, que los Rockefeller y los Morgan eran sólo “recaderos” de los Rothschilds en Europa. [14]

BPI es propiedad de la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra, el Banco de Italia, Banco de Canadá, Banco Nacional de Suiza, Nederlandsche Bank, Bundesbank y el Banco de Francia.

El historiador Carroll Quigley escribió en su libro Tragedia y Esperanza (Tragedy and Hope) que el BIS fue parte de un plan “para crear un sistema mundial de control financiero en manos privadas capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo en conjunto … que se controlará de manera feudal por los bancos centrales del mundo actuando en concierto mediante acuerdos secretos “.

El gobierno de EE.UU. tenía una desconfianza histórica del BIS, pero su cabildeo para desmantelarlo no surtió ningún efecto en 1944, durante la Conferencia de Bretton Woods efectuada después de la Segunda Guerra Mundial. En lugar, el poder de las Ocho Familias aumento con la creación, también en Bretton Woods, del FMI y el Banco Mundial. La Reserva Federal de Estados Unidos sólo tomó acciones del BPI en septiembre de 1994. [15]

BPI mantiene al menos el 10% de las reservas monetarias de por lo menos 80 de los bancos centrales del mundo, el FMI y otras instituciones multilaterales. Sirve como agente financiero para los acuerdos internacionales, recoge información sobre la economía mundial y sirve como prestamista de última instancia para evitar el colapso financiero mundial.

BPI promueve un programa de fascismo capitalista y monopolista. Dio un préstamo a Hungría en 1990 para garantizar la privatización de la economía de ese país. Sirvió como conducto para el financiamiento de las Ocho Familias, quienes a su vez financiaron a Adolf Hitler, -dirigidas por J. Schroeder el Warburg Henry y Mendelsohn Banco de Amsterdam. Muchos investigadores afirman que BPI se encuentra en el punto más alto del lavado de dinero del narcotráfico mundial. [16]

No es casualidad que el BIS tiene su sede en Suiza, escondite favorito de la riqueza de la aristocracia mundial y la sede de la P-2 Masona Italiana y Alpina Lodge así como de la Nazi International. Otras instituciones que son controladas por las Ocho Familias son el Foro Económico Mundial, la Conferencia Monetaria Internacional y la Organización Mundial del Comercio.

Bretton Woods fue una bendición para las Ocho Familias. El FMI y el Banco Mundial fueron el centro de este “nuevo orden mundial”. En 1944 los primeros bonos del Banco Mundial estaban flotando por Morgan Stanley y First Boston. La familia francesa Lazard se involucró más en los intereses de la Casa Morgan. Lazard Freres, el banco de inversión más grande de Francia, es propiedad de las familias Lazard y David-Weill, descendientes de los baqueros Genoveses representados por Michelle Davive. Un presidente y CEO de Citigroup fue Sanford Weill.

En 1968 Morgan Guaranty lanzó Euro-Clear, un sistema de banco de compensación con sede en Bruselas para los valores de eurodólares. Fue la primera empresa automatizada. Algunos llamaron a Euro-Clear “La Bestia”. Bruselas es la sede central para el nuevo Banco Central Europeo y de la OTAN. En 1973, funcionarios de Morgan se reunieron en secreto en las Bermudas para resucitar ilegalmente la antigua Casa de Morgan, veinte años antes de que se derogara la Ley Glass Steagal. Los Morgan y los Rockefeller siempre apoyaron financieramente a Merrill Lynch, impulsandolo para formar parte de los 5 grandes de la banca de inversión de EE.UU.. Merrill es ahora parte de Bank of America.

John D. Rockefeller utilizó su riqueza petrolera para adquirir Equitable Trust, que había engullido varios grandes bancos y corporaciones de la década de 1920. La Gran Depresión ayudó a consolidar el poder de Rockefeller. Su Chase Manhattan Bank se fusionó con Kuhn Loeb Bank para formar el Chase Manhattan, consolidando una relación de familia desde hace mucho tiempo. El Kuhn-Loeb ha financiado – con Rothschild – la búsqueda de Rockefeller para convertirse en rey del petróleo. National City Bank de Cleveland, dio a John D. el dinero necesario para embarcarse en su monopolización de la industria petrolera en EE.UU.. El banco fue identificado en audiencias en el Congreso como uno de los tres bancos de propiedad de los Rothschild en los EE.UU. durante la década de 1870, cuando Rockefeller se incorporó con Standard Oil de New York. [17]

Un socio de Rockefeller y Standard Oil fue Harkness Edward, cuya familia llegó a controlar el Chemical Bank. Otro era James Stillman, cuya familia controla Manufacturers Hanover Trust. Ambos bancos se han unido bajo el paraguas de JP Morgan Chase. Dos de las hijas de James Stillman se casaron con dos de los hijos de William Rockefeller. Las dos familias controlan una gran parte de Citigroup. [18]

En el negocio de seguros, los Rockefeller controlan Metropolitan Life, Equitable Life, Prudential y New York Life. Los bancos de Rockefeller controlan el 25% de todos los activos de los 50 mayores bancos comerciales de EE.UU. y el 30% de todos los activos de las 50 compañías más grandes de seguros. [19] Las compañías de seguros -la primera en los EE.UU. fue puesta en marcha por los masones a través de sus Woodman de América -que juegan un papel clave en el lavado de dinero proveniente de comercio de drogas en Bermudas.

Las empresas bajo control de Rockefeller son Exxon Mobil, Chevron Texaco, BP Amoco, Marathon Oil, Freeport McMoran, Quaker Oats, ASARCO, United, Delta, Northwest, ITT, International Harvester, Xerox, Boeing, Westinghouse, Hewlett-Packard, Honeywell, International Paper , Pfizer, Motorola, Monsanto, Union Carbide y General Foods.

La Fundación Rockefeller tiene estrechos vínculos financieros con las Fundaciones Ford y Carnegie. Otras iniciativas filantrópicas de la familia como Rockefeller Brothers Fund, el Instituto Rockefeller para la Investigación Médica, Consejo General de Educación de la Universidad Rockefeller y la Universidad de Chicago -que producen un flujo constante de economistas de derecha como apologistas del capital internacional, incluyen a Milton Friedman.

La familia es dueña de 30 Rockefeller Plaza, donde el árbol nacional de Navidad se enciende cada año, y el Rockefeller Center. David Rockefeller fue instrumental en la construcción de las torres del World Trade Center. La principal casa de la familia Rockefeller es un complejo descomunal en el estado de Nueva York conocido como Pocantico Hills. También son dueños de un dúplex de 32 habitaciones en la 5ª Avenida en Manhattan, una mansión en Washington, DC, Monte Sacro rancho en Venezuela, las plantaciones de café en el Ecuador, varias fincas en Brasil, un estado en Seal Harbor, Maine y resorts en el Caribe, Hawai y Puerto Rico. [20]

Las familias Dulles y Rockefeller son primos. Allen Dulles, creó la CIA, con la asistencia de los nazis, que encubrió el asesinato de Kennedy durante las investigaciones de la Comisión Warren y llegó a un acuerdo con la Hermandad Musulmana para crear asesinos mentalmente controlados. [21]

El hermano John Foster Dulles, presidió la falsa confianza de Goldman Sachs antes de la caída bursátil de 1929 y ayudó a su hermano a derrocar a los gobiernos de Irán y Guatemala. Ambos eran miembros de Skull & Bones, privilegiados del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), y masones grado 33 (el más alto de todos). [22]

Los Rockefeller jugaron un papel decisivo en la formación de las políticas de despoblación del Club de Roma en su finca en Bellagio, Italia. Su finca Pocantico Hills dio a luz a la Comisión Trilateral. La familia es uno de los principales financistas del movimiento eugenésico que dio lugar a Hitler, la clonación humana y la obsesión con el ADN en los círculos científicos de EE.UU..

John Rockefeller Jr., encabezó el Consejo de Población, hasta su muerte. [23] Su hijo del mismo nombre es un senador de Virginia Occidental. El hermano Winthrop Rockefeller fue teniente gobernador de Arkansas y sigue siendo el hombre más poderoso en ese estado. En una entrevista de Octubre de 1975 con la revista Playboy, el vicepresidente Nelson Rockefeller, quien también fue gobernador de Nueva York -articuló una visión paternalista de su familia: “Yo soy un gran creyente en la planificación económica, social, política, la planificación militar total del mundo.”

Pero de todos los hermanos Rockefeller, David, el fundador de la Comisión Trilateral (TC), y presidente de Chase Manhattan, quien ha encabezado la agenda fascista de la familia en una escala global. Defendió el Sha de Irán, el régimen de apartheid sudafricano y la Junta chilena de Pinochet. Él fue el mayor financista del CFR, la TC y (durante la guerra de Vietnam), el Comité para una paz efectiva y duradera en Asia -un contrato de bonanza para los que se ganaban la vida fuera del conflicto.

Nixon le pidió que fuera Secretario de Hacienda, pero Rockefeller rechazó la oferta de trabajo, sabiendo que su poder era mucho mayor. El autor Gary Allen escribe en el archivo de Rockefeller, que en 1973, “conoció a David Rockefeller con veintisiete jefes de Estado, incluyendo a los gobernantes de Rusia y China Comunista”.

Después del golpe de Estado contra el primer ministro australiano Gough Whitlam, en 1975, (llevado a cabo por la CIA y el Nugan Hand Bank, su súbdito en la Corona Británica, Malcolm Fraser, viajó a EE.UU., donde se reunió con el presidente Gerald Ford, después de conferenciar con David Rockefeller. [24]

Artículo original en Inglés por Dean Henderson en su blog.

En España, sin luga a dudas ACS que no sólo es la empresa madre del grupo March, sí, aquel grupo cuyo fundador y cabecilla se encargó no sólo de convencer a Franco para que se sublevara contra el poder legalmente establecido en España, sino que, además, le envió un avión, el Dragon Rapide, para que el que era entonces capitán general de Canarias diera el salto a la península e iniciara la rebelión que todos sabemos cómo funcionó, no escribo “acabó” porque aquella rebelión nacional sindicalista imperial y católica todavía se halla en pleno esplendor.

De modo que los March fundaron ACS y le encargaron su gestión a un oscuro hombrecillo recién titulado Ingeniero de caminos, que en el poco tiempo que ha transcurrido desde entonces, se ha convertido no ya quizá en el hombre más rico del país sino también en el más influyente de ahí su sobrenombre ganado a pulso de El Conseguidor.

Que hoy Florentino, el presidente vitalicio del RM, es el hombre más poderoso de España es una obviedad conocida de todos, admitida por todos, tanto que se permite citar a su despacho particular a los ministros del gobierno español y como un cardenal Cisneros cualquiera, señalar a través de los cristales de sus ventanales a las 4 torres que se yerguen en medio del centro geométrico de Madrid, en terreno claro está no urbanizable,  y decirle amenazantemente: “esos son mis poderes y si v. se opone a mis propósitos le echaré encima a los cientos de millones de seguidores que tiene el Madrid y lo hundiré a v. en la miseria para siempre”.

Y los ministros españoles salen de allí, con el rabo entre las piernas y dando gracias a El Conseguidor porque no los ha arrojado desde la ventana de su despacho.

Pero ése no es realmente su auténtico poder. Su fuerza incontenible no ya sólo en España sino también en Europa, la mayor constructora alemana, Hochliet, no sólo es ya también de su propiedad sino que es la palanca con la que está forzando la cerradura de todo el entramado de la construcción mundial.

Entonces, los Rotchschild, los Rockefeller, los Morgan, los Vanderlbirt,  et alteri, toda la mafia del poder neoliberal capitalista fascista que está aplastando al mundo entero entre sus garras no sólo consideran a este hombre uno de los suyos sino precisamente “su hombre” porque ha demostrado hasta la saciedad su capacidad para triunfar en cualquier empresa que inicie.

Entonces, que Blatter se pliegue a sus órdenes ya no parece tan desmesurado sino elemental, si El Conseguidor quiere, el suizo durará al frente de la Fifa menos que un merengue a la puerta de un colegio, de uno de esos colegios de los que él también lleva su catering.

Entonces, si un club, concretamente el Barça, comete el error de su vida deportiva, es decir se atreve no sólo a construir milagrosamente un equipo de fútbol mejor que el que representa universalmente el poder omnímodo del RM, sino también a arrebatarle la simpatía universal de las masas, el famoso populacho romano del que hablaba Nerón, y a entrometerse en las negociaciones contractuales que el RM mantiene con sus futuros cracks, arrebatándoselos, dicho club catalán ha firmado literalmente su sentencia de muerte y será atacado sin ninguna clase de consideración desde todos los frentes:

A) político, el organismo rector del fútbol mundial será excitado, bajo capa, para expedientar, juzgar y condenar el club en cuestión por algo que todos los demás club hacen sin excepción, entre ellos, por supuesto el RM, fichar a jugadores menores de edad, imponiéndole como sanción la que más conviene a los intereses mafiosos del RM, la de no poder fichar a jugadores capaces de hacer frente a los fichajes multimillonarios del club madridleño;

B) judicial, promoviendo acciones judiciales penales no sólo contra los dirigentes del club catalán sino incluso contra éste mismo, contrariando esa corriente iuspenalista inveterada que afirma que las personas jurídicas no pueden delinquir, y precisamente por realizar a menor escala algo que el RM hace a lo grande: fichar a grandes figuras internaciones del deporte en cuestión sin justificar debidamente la procedencia del dinero que se sospecha absolutamente pùblica;

C) echándole encima a la figura más importante del club catalán, que goza de una inmensa simpatía a nivel mumdial, los perros fiscales por motivos que coinciden en todos, absolutamente todos, los futbolistas que figuran en la pantilla del RM.

Y, claro está, todo esto realizado con la habitual táctica mafiosa y fascista, o sea, lanzando la piedra y escondiendo la mano, buscando siempre personas interpuestas que hagan el trabajo sucio.

Pero claro es muy difícil como dijo Lincoln, si no imposible, engañar a todo el mundo todo el tiempo, y al final uno de sus empleados más brillantes, jefe de publicaciones del RM, un día se suelta y dice cosas tales como éstas: Aquí algunas de las frases de Duarte:

– Lo del twitter es la leche. Mata mas gente que el cáncer. Seria un buen aliado para #miguerramundial

– A mi me parece que tras lo del déficit anunciado, mi tercera guerra mundial tiene mas razón de ser que nunca

– Necesitamos proveer a Froilan de bombas y dejarlo enfrente de la sede de UGT. #miguerramundial

– Chicos @AndrewCandela @ManoloEscudero @neurodanijimben como va este día de muerte a los sindicatos? A por ellos!

– #29FueraCCOOUGT que los exterminen a todos!!! Diossssss uno por uno al paredón. Me gusta porque siempre he sido una persona muy ecuánime.

– @ManoloEscudero: Se rumorea q @LuisVillarino no viene hoy a clase…que sindicalista eres! Decidme si no aparece para ponerle un 0

– Hoy seria un buen día para empezar #miguerramundial y cargarme a todos los maleantes que se quedan en sus casas

– Dios santo cuanto comunista progre que no ha levantado un dedo en su vida hay perdido por el mundo…

– Me parto con Sara Carbonero: “se ha perdido el colegueo jugadores-periodistas”. Vamos, no lo dirás por ti, no?

– Hay que romper todo lo que no llena. Destruirlo y dejar que crezcan nuevas situaciones. En todo. Hay poco tiempo.

– Froilan es de los míos. Ya usando armas para destruir el mundo.

– En este país si fracasas te hunden y si triunfas, por envidia, también. Vaya sociedad d gente gris. Me los cargaba a todos. #miguerramundial

– Dios santo la que nos espera….es hora de salir a la calle a destruir el mundo…

– A ver si os enteráis: yo no creo en huelgas, solo creo en las guerras. #miguerramundial

– Todo lo que no vale debería quebrar sin remedio. Por qué tanta manía con salvar lo que no sirve? Eso va contra los principios evolutivos!

– Ojalá fuera policía hoy xa dar palos a tanta basura” joder te voy a nombrar jefe d mi policía secreta en #miguerramundial

– Q inteligente nuestro rey! Fue a Botswana a cazar y así poder dar d comer a los 5 millones de parados q tenemos. Eso es pensar en el pueblo.

– Esperanza Aguirre sugiere eliminar la gratuidad del bachillerato “por no ser educación básica”. Flipante. Es que merece ser desterrada.

– Joer llego de esgrima feliz a casa, pongo el telediario y me dan ganas de sacar la espada y matar a mas de unoSiempre he pensado que lo peor que pudo pasar fue ganarle la guerra de independencia a Francia. Teníamos que haber perdido.

– La vida es un derecho para el que la merece. Hay gente que merece morir, pues son tóxicos desde que nacen hasta que se mueren.

– Y los representantes sindicales de los comité de empresa? Como es posible q la reforma no contemple poder echarlos? Nos hemos quedado cortos.

– Yo esperaba una reforma laboral mucho mas dura. Tanta historia para esto?

– Para mi gusto el tercer reich ha sido el imperio mejor vestido de la historia. Y eso que no me gusta Hugo Boss

– #YoTengoTwitterPara montar la tercera guerra mundial y destruir el mundo.

– Si a contador le suspenden por esto..qué le daban a caso a Messi para crecer? Natillas puleva?

– #100CosasQueHaciaDePequeño en verano formaba pandillas con los ignorantes del pueblo de playa para cargarnos las ventanas de los oriundos.

– Estoy pensando si organizar la Conferencia de Guerra de mi tercerra guerra mundial en Paris o en Venecia. O quizás en Pinto.

– #SiYoTuvieraPoderes mataría a todos y reconstruiría el mundo a mi imagen y semejanza.

– La vida esta sobrevalorada. Hay gente que merece morir. A santo de que mereces la vida por el hecho de haber nacido?

– #mouriñadas “reconoce haberse equivocado en la ida?” “no, en absoluto”. Este es un crack. Me encanta. Es como yo.

– Pepe es el mas crack de todos los 24. No solo no hace nada peor que los demás sino que ademas se lo cree. Gran Pepe!!

– Guti firma por el shalke, uniendose así a Raúl en el equipo. Pobre entrenador, me apiado de el

– Con @jgdamlow y otro amigo en el Bristol Bar, convenciendoles de q se unan a mi en la 3a Guerra Mundial que estoy organizando

– Stewie Griffin es un autentico genio!! Para troncharse. Como él, quiero la tercera guerra mundial

– A parte de megaupload, el FBI debería cerrar España, Portugal, Grecia y la liga española

– Un conflicto armado a escala global es la única esperanza que nos queda para cambiar esto

 

Persecución (II)

Yo soy de los que opinan que el lenguaje articulado nació por la necesidad que experimentaba el hombre de engañar al otro y una cosa muy distinta es que, luego, almas excelsas aprovecharan la ocasión para elevarlo hasta el nivel de la poesía.

Y a las pruebas actuales me remito: no hay ningún partido político actual, ningún grupo social que no lo utilice como instrumento para tal engaño.

Pero lo juro por todos mis muertos: éste no era, ni mucho menos, hoy, mi tema.

Mi tema es, hoy, o por lo menos quiere ser el Derecho penal.

Creo, también, que teniendo que actuar sobre ese desdichado ente que es el hombre, el Derecho penal tal vez sea el más necesario de todos los Derechos.

Me cuesta demasiado escribir de nuevo todo eso de que el hombre es un lobo para el hombre, de que es un ser desfalleciente, si escribo desde el prisma de la filosofía, o de que se trata de una mierda seca pinchada de un palo si lo hago sólo desde mi puñetero nivel.

El caso es que, como todo el mundo que me lee sabe, tengo la peor de las ideas del hombre. Y creo firmemente que con toda la razón.

El hombre, cuando hace algo realmente bueno es porque se equivoca.

Así las cosas, el hombre cuando dice algo realmente en serio, miente, sistemáticamente y por naturaleza.

Cuesta mucho encontrar un hombre que diga realmente la verdad si entendemos por ésta, como los viejos sabios de la Tierra, la adecuación de lo que decimos, de lo que que pensamos con la realidad, la famosa adaequatio rei et intellectus, o sea, la adecuación entre la realidad y su representación linguistica y conceptual.

Hagamos, si no, la más simple de las pruebas: ¿quién dice realmente la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, según la famosa fórmula norteamericana previa a los interrogatorios judiciales?

¿Rajoy, Rubalcaba, Lara, Pablo Iglesias?

 La conclusión es absolutamente desoladora: ninguno.

Porque, incluso éste último, el recién llegado, que pretende aportar algo nuevo en este maremagnum de mentiras, si no es que mienta descaradamente sí que oculta cuidadosamente su verdad.

Pero me estoy saliendo tanto del tema que casi me va a resultar imposible volver a él y mucho que lo siento pues creo que era verdaderamente importante.

Se trataba de saber si lo que está pasando en el fútbol tiene que ver con la verdad.

Porque la verdad, hay que decirlo también, no sólo es lo que se refiere escuetamente a lo que pasa sino también a los motivos reales por los que está sucediendo.

Y todo este preámbulo pseudofilosófico para plantear una pregunta que, para muchos, es insignificante: lo que está sucediendo entre Real Madrid, RM, y Barça, B, ¿es realmente significativo?

También lo he dicho ya muchas veces: soy radicalmente marxista porque es la única explicación plausible que le he encontrado al mundo.

Por supuesto que esta idea no es ni mucho menos mía sino que reside en principio en el viejo Aristóteles que no llegó, por supuesto, a plantearla así, cuando expuso sistemáticamente su idea de la evolución inexorable de las formas de gobierno.

Y, luego, ese otro faro del pensamiento que fue Hegel, sí, que apuntó ya más concretamente la base del actual razonamiento que más o menos descaradamente siguen todos: el mundo, la realidad, la vida no es sino la lucha, la oposición dialéctica de dos principios que pugnan encarnizadamente por oponerse al otro, tesis, antítesis, resolución.

Y, por último, ese genio del esfuerzo, del estudio y del trabajo que fue Marx: todo no es sino economía, llevando un poco más lejos, aclarando, explicitando, la gran idea de ese otro viejo economista que, en su La riqueza de las naciones, expuso que es el ánimo de lucro, la puñetera avaricia del hombre, lo que provoca la creación de riqueza.

Si sustituimos riqueza por poder, que incluso pueden ser sinónimos, nos hallamos históricamente en una lucha a muerte en todos los órdenes en el que el poder o la rquiza se concretan, entre ellos, el fútbol, y más concretamente, en España.

No cabe la menor duda de que hoy, en España, el poder hegemónico es el del RM y que como tal intenta, pretende, lucha por mantenerlo de cualquier manera “erga omnes”, frente a todos.

La pregunta que procede, en este momento, es ¿puede admitirse que el RM renuncie voluntariamente a cualquier instrumento para aseguir manteniendo su poder?

Tanto más cuando el dirigente que maneja dictatorialmente sus asuntos en un viejo tiburón curtido ya en todas las lides, que, en el aspecto profesional, se ha hecho acreedor al sobrenombre de El Conseguidor, porque no hay empresa, por muy difícil que sea, que se le resista, la última, por poner un ejemplo, la concesión administrtiva del almacenamiento de gas en el subsuelo del Levante español, en una zona de gran peligro sísmico que no ha tardado en ponerse de manifiesto con los primeros intentos de utilización, mediante frecuentes movimientos sísmicos de relevancia.

Y el referido tiburón, que lo es también y con más eficacia aún en el aspecto futbolístico donde no sólo es sino que, además, presume de ello el club más importante, más grande del mundo, en el negocio del almacenamiento subterráneo del gas, se ha asegurado los más pipnngües beneficios mediante una cláusula indemnizatoria de casi dos mil millones de euros.

El otro día publicábamos aquí otro post que ilustrábamos con una fotografía en la que podría verse, con motivo de una entrevista con  el presidente del gobierno para felicitarle por su gestión, a éste, en el centro de un triángulo equilatero marcado por tres puntos suficientemente significativos, Botín, Alierta, y a la espalda de Rajoy, como cubriéndosela definitivamente, a Florentino Pérez.

La influencia de éste, ya lo hemos apuntado antes, es tan decisiva que le ha granjeado el sobrenombre de El Conseguidor ya que si ha necesitado que las leyes vigentes en el pais se modificaran para que él lograra sus intereses, se modificaban hasta el punto de haberse denominada alguna de ellas como “ley Florentino”, ¿hasta qué punto, hasta qué extremos puede llegar el poder de este hombre cuando no se halle por medio el sistema, el ordenamiento jurídico, o sea cuando sólo se trate de descolgar el teléfono por un tipo como por ejemplo Aznar y decirle a otro, por ejemplo Gallardón, a la sazón alcalde de Madrid, “oye, Alberto, lo de la licencia municipal para las Torres de Florentino, ya!!”.

Si en estas cuestiones absolutamente escandalosas, 4 enormes torres de no sé cuantos pisos en pleno centro urbano de Madrid, contraviniendo todas las ordenanzas municipales habidas y por haber, no le ha temblado la mano a nadie, ¿qué puede realmente ocurrir cuando no sean tan evidentes el trato de favor y el abuso de poder sino que la tropelía pueda enmascararse bajo la coartada de una leglidad ficticia?

Para un hombre tan avezado en vencer resistencias, en salvar los más difíciles obstáculos, moverse por un mundo esencialmente mafioso como el de las organizaciones internacionales que gobiernan el mundo del fútbol, es un juego de niños.

Por supuesto que todos, absolutamente todos, los órganos, comités y tribunales que gobiernan dicho mundo se hallan literalmente invadidos por hombres del RM, ¿cómo iba a descuidar un detalle así el hombre que su ufana de llamarse El Conseguidor?

En todo ese mundo no se mueve nada, no se hace nada sin que antes se considere  cuáles son los intereses en dicho asunto del RM.

Esto no sólo es así sino que, como muy bien dicen ellos, los madridistas, debe de ser así, porque está dentro del orden natural de las cosas.

Por eso les subleva sobremanera cuando un mindundi, un advenedizo se atreve a contrariarle en sus intereses.

No cuesta nada imaginarse cómo le ha sentada a lo que pomposamente se llama la planta noble del Bermabeu que el Baça ocupara no sé cuantos años la hegemonía del futbol mundial, era algo tan contrario, ya lo hemos dicho, a la naturaleza misma de las cosas, que todo el mundo mundial se movilizó para subvertir dicha situación.

Y la ofensiva se ha desatado con una virulencia fuera de toda medida, no se ha reparado en trámites: si ha tenido que denunciarse ante los tribunales ordinarios a la junta directiva del club catalán se ha hecho, eso, sí, como siempre, tal como ordenan los protocolos del club que presume del mayor señorío mediante personas interpuestas, para que nadie pueda siguiera insinuar que detrás de esas denuncias ante los tribunales ordinarios se halla el RM, uno de cuyos guerreros dormidos, un socio del B, ha sido precisamente el encargao de presentar la querella, flanqueado por ese sindicato ultraderechista, el famoso Manos Limpias, tal como está previsto en los manuales del más elemental maquiavelismo, el RM no sólo cuenta con socios del B que se hallan enteramente a su servicio sino que, además, miembros destacadísimos del staff barcelonista forman parte de la guardia pretoriana de El Conseguidor, porque éste no podría nunca descuidar un elemento de ataque de tal naturaleza. 

Es notorio que el propio presidente del B, el famoso Rosell, era un subalterno en los negocios internacionales de El Conseguidor. Y otro tanto se afirma de uno de los vicepresientes del mismo club, un tal Vilarubí, cuya amistad con éste es incluso ostentosa.

Da un poco de reparo escribir de cosas tan elementales y evidentes. Lo 1º que hacen las organizaciones mafiosas es precisamente esto, introducirse hasta la misma médula de aquellas otras a las que pretenden destruir, es la vieja táctica del caballo de Troya.

De este modo, sólo los más pertinaces hipócritas pueden seguir argumentando que el proceso que ha terminado con la dimsión del presidente en activo del B, el tal Rosell, cuyas muestras de afecto por El Conseguidor eran demasiado evidentes siempre que se encontraban,  y con toda la cúpulua del club catalán antes los tribunales penales, sólo por hacer lo que todos los otros clubes del mundo hacen, especialmente el propio RM sin que nadie nunca le haya denunciado ante los tribunales por prácticas tales como la ya citada de la construcción de 4 torres en el propio centro de Madrid, en donde estaba rigurosamente prohibido construcciones de esta clase porque van contra la salud y el interés general y ni la Fiscalía Anticorrrupción ni ningún otro órgano de control semejante haya movido un dedo.

Bueno, pues ya estmos como todos los día, me he cansado de escribir sin agotar ni mucho menos el tema. Ya seguiré en otro momento, si puedo. Adiós.

 

Persecución (I). Un genio más con síndrome de Asperger.

Es absolutamente imposible que todos esos millones y millones de personas que se consideran a sí mismas normales no comprendan que, en realidad, están enfermos porque el odio, el rencor, es una enfermedad del alma, porque no se puede odiar tanto y sin motivo a un pobre chico enfemo también con el síndrome de Asperger, al que Dios o la naturaleza han tratado de compensar de alguna manera, concediéndole la facultad de jugar al fútbol como sólo lo pueden hacer los ángeles.

Y la enfermedad del niño, porque siempre será un niño, éste es otro de los efectos de la terrible enfermedad, se manifiesta en cosas tales como en esa especie de desamparo que brota de todo su cuerpo cuando no juega bien, cuando la función para la que todo su ser ha sido formado no se cumple como debiera de hacerse.

 Y el chico enfermo no hace, no ha hecho, no hará otra cosa que jugar al fútbol como lo harían los ángeles si éstos existieran y practicaran el deporte rey.

Ese es su pecado, no ha cometido otro, no puede cometerlo porque es absolutamente incapaz de hacer otra cosa.

Parece una persona normal, uno más de nosotros, pero no lo es, no puede serlo porque la normalidad no es compatible con ese don terrible con el que la naturaleza lo ha dotado.

Cuentan que era tan chico como el propio balón y ya su abuela, la única que había comprendido plenamente el milagro, lo seguía por aquellas únicas calles argentinas en las que los chicos apenas alcanzaban la fuerza suficiente para empujar, no se sabe cómo, balones que eran mucho más grandes que ellos mismos, jugaban interminablemente a la pelota.

¿Cómo se puede odiar tanto a un niño así? ¿A qué nivel de degradación moral puede llevarnos un odio semejante?

Porque él siempre será un niño y no hará sino lo único que sabe   hacer porque cada uno de nosotros ha venido a este perro mundo a hacer algo, nuestro problema reside en que la mayoría de nosotros no sabemos, no encontramos, no sabremos nunca qué es lo que deberíamos de hacer.

Pero el destino quiso que aquel modesto juego de los niños argentinos se halla convertido en el centro del mundo, poduciendo millones  a punta de pala.

Y el capitalismo no ha tenido más remedio que echarle sus redes.

Lo miremos como lo hagamos, es una maldición.

De pronto, aquel niño que era inmensamente feliz jugando con el pelotón que casi era más grande que él, se ha encontrado en medio de una furiosa selva con miles de alevosas emboscadas.

Sin que él pueda comprender por qué, descubre que ya no sólo le critican y le odian porque escupe demasiado o porque vomita Dios sabrá por qué, sino que incluso le odian tanto más cuando mejor maneja la endiablada pelota, cuando por ello, el mundo entero le rinde una extraña pleitesía que él no acaba de entender muy bien.

Y es que los siniestros mercaderes que dominan el mundo han comprobado que este maldito juego engancha como ningún otro a las masas y tienen que encauzarlo para que sirva mucho mejor a sus tenebrosos propósitos. 

Y toda la fuerza de la canallesca se ha concentrado en hundir a este pequeño genio enfermo.

Y la artillería está resultando demasiado eficaz para no conseguir su designio: el pequeño dios enfermo que apenas si sabe leer y escribir se ha transformado así en un genio maléfico de las finanzas que ha ocultado a la Hacienda española, ante la cual él se empeña en responder no como otros que ni siquiera sabemos si tributan ni dónde, decenas de millones y está siendo perseguido sañudamente por ello.

Y las hordas de hienas se han abalanzado sobre él ansiosas de sangre.

Y una espantosa cacería se ha desatado, de él se dice, se está diciendo, se dirá que realmente es un genio maléfico que incluso desprecia a sus propios congéneres, los otros niños, aprovechando que uno de ellos intentó saludarlo cuando él ya había pasado, y confrontando la instantánea con la del otro besando a un bebé.

Cualquier motivo es válido para sacudirle, si corre porque está drogado y si tan sólo anda porque está cansado por la disipación de la vida que lleva.

El caso es que el manto de odio generosamente cultivado por una prensa cautiva del canallesco capital está comenzando a alcanzar sus asquerosos objetivos: convertir a un eterno chiquillo en un peligroso delincuente: no hay motivo por el que no se le critique de tal modo que incluso un paciente del síndrome de Asperger comienza a acusar la terrible presión, la insoportable presión.

Y es que esa gentuza de comentaristas, que llena páginas y páginas de los diarios deportivos, hace como que no comprende una cuantas cosas:

1) que ese poder omnímodo que consigue, de ahí lo de El Conseguidor, que se le otorgue gratuiramente la inicua explotación para el almacenamiento de gas de esas enormes cavidades exisstentes en el subsuelo de nuetro levante, exactamente encima de fallas tectónicas susceptible de enormes movimientos sísmicos, sólo por la cara, asegurándole además que el negocio si por estas causas no llega aproducirse será cuantiosamente indemnizado, es el mismo que ordena a sus canallescas huestes que produzcan sus  deleznables ataques,

2) que, para un poder tan extraordinario, en realidad auténticamente todopoderoso, que consigue imponer sus particularísimos intereses sobre el terriblemente amenazado interés general, es un auténtico juego de niños conseguir que los organismos competentes de los tribunales deportivos y ordinarios se ceben y aplasten a los que osan oponerse a los designios de estos genios maléficos.

 

Ni Goebbels, ni puñetas, crónica de tribunales

   Detrás de Luis Suárez, podemos ver la entrada al TAS, Tribunal de Arbitraje Deportivo

Un tío de casi 100 años como yo ha vivido en casi todas las calles del mundo. 

 

Y una de esas calles era El Puntarrón, allí donde el pueblo perdía su decencia, enfrente mismo de la casa de La Muda, la casa de las putas.

 

Y viviendo allí presencié más de 1000 peleas entre esta buena gente y aprendí la gran lección de La Muda.

 

En todas las peleas, ella, La Muda, como todo el mundo, tenía sus favoritas y comenzada una de aquellas cruentísimas batallas que casi siempre acaban con arañazos y tirones de pelo, ella, la dueña de la casa se apresuraba a decirle a su favorita: “Díselo, coño, que te lo va a decir”.

 

Y su pupila, claro, la obedecía:

 

-Puta, coño, que eres una puta, hija de la gran puta.

 

Pues eso, exactamente, eso es lo mismo que hacen ahora los periodistas, sobre todo deportivos, cuando se pelean.

 

Todos ellos le atribuyen a sus contrincantes defender al equipo favorito de los poderosos.

 

De modo que, para los madridistas, el Barça es el equipo del poder -¿de qué poder será, coño?- y uno de ellos incluso llegó a formular una famosa teoría que llamó el Villarato aún contando con los hechos incontrovertibles de que toda la FEF estaba integrada desde el conserje de la puerta hasta el seleccionador nacional pasando por Hierro, el director deportivo, por furibundos madridistas, y eso ¿qué coño tenía que ver?, no se trataba sino de cumplir a rajatabla con el sabio precepto de La Muda aquella vieja puta de mi pueblo: “Díselo que te lo va a decir”.

 

O sea que los madridistas, con toda la FEF en pleno ocupada con armas y bagajes por ellos, afirmaban sin ninguna clase de rubor que el Barça era el que mandaba allí, mientras que los culés hacían todo lo contrario, RM era igual a la FEF.

 

Pero en toda buena disputa, como en aquellas de enfrente de mi casa, o sea, casa de La Muda, alguien forzosamente, tiene toda la razón.

 

Y ahora todos dicen que la culpa es del tal Goebbels, el ministro de Prensa y Propaganda de Hitler, sí, ese tío que dijo, parece que por 1ª, vez que una mentira repetida mil veces se convierte inexorablemente en una verdad axiomática.

 

Y, como siempre, la costumbre, esta malísima costumbre se ha convertido en ley, si v. acude al As comprobará, asombrado, que de todo lo malo que pasa en el fútbol español, o sea, que la culpa de todo lo que pasa, la tiene el Barça, coño, sí, hasta de eso de que el juez Ruz y Hacienda empapelen a todos los jugadores que este indisciplinado equipo le birla al Madrid, sí, y, si por casualidad, lo que lee v. es el Sport o el Mundo Deposrtivo, lo mismo sólo que al revés, todo los males del futbol español tienen su origen en el RM, lo que ocurre es que, en este caso, es verdad.

 

¿Por qué? Porque el fútbol no es, como pretenden algunos, muy mal intencionados por cierto, un mundo aparte, no, coño, no puede serlo porque en él no hay compartimentos estancos sino que el puñetero no es sino un micromundo, en el que se hallan reflejados todos los males del mundo mayor, el macromundo.

 

Y así como la vida del mundo normal, el que se halla fuera del jodido fútbol, se halla dominada íntegramente por eso tan bonito que Pablo Iglesias ha llamado con toda la razón del mundo “casta”, lo mismo, exactamente lo mismo sucede en ese otro mundo, micromundo que hemos dado en llamar futbolístico, y es que no puede ser de otra manera porque los personajes son los mismos, sólo que a veces se visten de otra manera.

 

Yo publicaba aquí, ayer un post, que titulaba “Libertad, ¿para qué? Botín y su botones”, en cuya fotografía ilustrativa podía verse un triángulo equilátero formado por 3 lados, determinados por el propio Botín, Florentino Pérez y César Alierta. ¿Qué 3 buenas patas para un banco, inmejorables, eh? Y la leyenda que se podía leer debajo, decía:

‘Botín: “Voy a felicitar a Rajoy por lo bien que lo está haciendo”’.

 

¿Tengo que recordar también ahora que Botín es uno de los banqueros de cabecera de ese tercer hombre que es Florentino, al que ha ayudado a comprar a fondo perdido, a Cristiano Ronaldo, Kaka o Bale, o que Alierta, el amo de Telefónica, acaba de comprarse ese otro gran juguete que es Canal Plus?

 

En realidad, todos ellos son uno y el mismo, no es que unos  favorezcan a otros, no, es que todos ellos van en el mismo jodido barco, que para que funcione necesita de su más íntima colaboración de manera que no se trata de un juego de hoy por mi que mañana por ti, sino que siempre es todo por todos ellos a la vez, y lo del fútbol también, claro, ellos no son tan tontos como parecen o se lo hacen toda esa caterva de falsos periodistas, pseudo intelectuales.

 

De modo que la Omertá está rígidamente cerrada, no hay, no pueden permitírselo ninguna clase de fisuras porque si las hubiera por ellas podría filtrarse algo que lo hiciera explosionar todo.

 

En estas condiciones, toda la prensa, todos los diarios, como un sólo hombre, incluso los que por su pertenencia a uno u otro partido, a uno  u otro club, deberían de ser enemigos cierran filas porque de lo que se trata es de salvar al sistema, ese establishment del que todos ellos forman parte sean cuales fueren sus opiniones, y sí, ahora, es verdad que todo el mundo ha cerrado filas en torno al Real Madrid, RM, pero es que era así como había que hacerlo, porque ha sido el jodido Barça, un outsider por naturaleza, por su propia condición, “mes que un club”, el que ha metido la pata no respetando a muerte las categorías, los estamentos, los entramados, y el muy jodido no se le ha ocurrido otra cosa que meterse por medio y arrebatarle al RM un par de fichajes que, por su propia naturaleza, le correspondían a éste que no sólo ha sido, es y será el mejor, sino que debe de serlo, de modo que el castigo no sólo debe de ser ejemplar sino inexorable.

 

Todo el organigrama mundial se ha movido como un sólo hombre. Y no han sido ya tan sólo los estamentos netamente deportivos como la Fifa, la Uefa y sus respectivos órganos y comités, y sus tribunales específicos, tan anacrónicos, los que se le han echado encima al Barça con una furia nunca vista por cualquier otro motivo, sino que es toda la estructura sociopolítica mundial la que ha reaccionado con tal virulencia que se han olvidado de adoptar o de dejar de tomar las medidas más necesarias para que la apariencia de normalidad, de legalidad, de imparcialidad, de equidad, en suma, del menor atisbo de justicia se hubiera cumplido.

 

Y así no sólo no se han preocupado de guardar las más elementales formas, preceptos legales tan inexcusables como los de “nullum crime, nulla poena sine previa lege”, o sea de tipicidad, de proporcionalidad, de peligrosidad social, absolutamente elementales en los casos de “iure condendo” si es que se trataba de eso,  sino que incluso se ha violentado obscenamente el principio que prohíbe en todo caso el agravio comparativo, haciendo caso omiso de ciertos precedentes, por ejemplo, Pepe, uno de los carniceros del RM, reconocido así universalmente, sólo ha sido rozado levemente por la ligera pluma del ala de un ángel cuando ha intentado matar a otro futbolista, sino que también en esa misma competición en la que se ha adoptado una serie de medidas contra Luis Suárez por morder en el hombro a un contrario, supuestamente, claro, porque yo he visto más de 100 veces las imágenes y no he podido certificar plenamente el hecho, lo que, en todo caso, sólo hubiera supuesto una mínima molestia para seguir jugando mientras una peligrosísima entrada con la rodilla por detrás contra Neymar, que ha estado a punto de dejarle inútil para el ejerciciode la profesión para siempre, no ha sido siquiera sancionada como falta.

 

En fin, entrando ya, por último en el proceso sancionador que se le ha aplicado a Suárez, podemos comprobar que una instancia tras otra han ido respetando escrupulosamente la resolución del tribunal anterior excepto en este último caso del TAS, en el que sólo se han aceptado las alegaciones tendentes a desactivar la condena que privaba al jugador de facultades no sólo inalienables sino absolutamente intangibles desde el punto de vista de la perspectiva de los más elementales derechos humanos como son el del respeto a su propia integridad personal, en el aspecto fisiológico, ya que se le prohibía incluso entrenarse lo que, de haberse cumplido, hubiera terminado con él como atleta.

 

Por eso, simplemente por eso, el último tribunal deportivo no es que haya corregido a su inferior sino que le ha ayudado a salir del atolladero en el que había incurrido, ya que de confirmar íntegramente la sentencia, el jugador y el Barça no habrían tenido más remedio que acudir a la jurisdicción ordinaria que hubiera enjuiciado este aspecto de tan inusitada condena con el mayor rigor, propiciando una crítica generalizada por parte de todos los organismos internacionales que cuidan de que no se infrinjan los derechos humanos.

 

Esperando el gran fallo

 

Demasiado para los madridistas

Yo creo sinceramente que Luis Suárez no está enfermo, que los enfermos son todos esos que se ceban en su desgracia ocasional.Es tendencia natural humana reaccionar violentamente contra las agresiones y la más normal de nuestras reacciones de defensas es morder, es lo que naturalmente hacen casi todos los animales.

Si no andamos por ahí mordiendo a todo el mundo se debe a que es mucho más fácil golpear con los pies o con las manos.

Pero el instinto más natural es el de hacer exactamente lo mismo que el león de la Metro.

-Entonces-se me preguntará-¿por qué no vamos todo el tiempo por ahí mordiendo a la gente?

Pero es un hecho esencialmente repugnante.

Morder es penetrar con lo más humano que tenemos, la boca, más allá de la piel de los otros. Y hay algo estrictamente repugnante en ello porque ponemos en contacto nuestra más exclusiva intimidad, la propia esencia de lo que somos, de lo que tenemos, dentro de la asquerosa intimidad del otro.

Morder no es que sea un acto íntimo sino profundamente indecoroso. 

Porque  situamos nuestro “humus” dentro del barro cuasi infecto del otro.

Entonces, al que muerde hay que perseguirlo como a lo que realmente es, una alimaña tenebrosa que comete el pecado de mezclar su humus con el nuestro.

Nada, excepto el beso en la boca, nos puede proporcionar más asco.

Creo que hemos profundizado suficientemente en lo que es y significa el acto de morder, llegando a la conclusión de que el que muerde comete un pecado casi tan nefando como el de violar. Puesto que penetra, sin ningún derecho, en la más estricta intimidad del otro.

Bien. 

Así las cosas ¿qué debemos hacer con el que muerde?

Decía no sé quién: odia el delito y compadece al delincuente.

A Luis Suárez hay que castigarlo, porque, como decía el que es  tal vez el filósofo más importantes de nuestro tiempo, perseguir y castigar, es la esencia de nuestra  ¿civilización? 

En el fondo de todos los mordisco está el odio y el deseo de matar definitivamente, puesto que implica al propio tiempo el deseo, la intención de arrebatar al otro parte de su propia fisiología.

Es por todo esto que, fuera de las tribus caníbales, el mordisco casi no se use ya como acto agresivo.

Pero he aquí que, de pronto, irrumpe en nuestras vidas un hombre que cuando sufre lo que él considera una agresión insuperable, muerde.

¿Qué podemos, qué debemos de hacer?

Tildarle con la peor de las reprobaciones y apartarle casi definitivamente de nuestras vidas, cebándonos con él con esa misma ferocidad con la que él nos muerde.

Pero entonces estaremos cometiendo el mismo crimen nefando que él ha cometido y esto no sería sino una aplicación más de la famosa Ley de Talión, tan criticada y, por lo tanto, tan inaplicable.

Frente al pecado, frente al delito, somos bastantes los que consideramos que el mejor tratamiento es la comprensión, intentar averiguar por qué realmente pecan los hombres y crear las circunstancias adecuadas para que ese pecado, ese delito no pueda cometerse.

Perseguir sañudamente, más allá de todo límite al que muerde es comportarse, por lo menos, mucho peor que él.

Esperemos a ver qué es lo que hace el Tas, el tribunal de arbitraje sobre el deporte, o algo así, que, mucho nos tememos, que va a fallar, dando a esta palabra su sentido peyorativo.

Porque sobre él se ciernen todos los prejuicios del mundo y el ansia de dominio de todas las situaciones que implica el neoliberal capitalismo.

Esta tal Tas no es sino la última emanación de la Fifa, es decir un tribunal que, por esencia, tiene que estar podrido hasta la médula.

La Fifa es, como la Otan y la Onu, como cualquier otro organismo regulador de la conducta humana, un instrumento que los poderosos han establecido para llevar aún más allá su dominio del mundo.

Y ¿quienes son los poderosos, en el fútbol?

Los que detentan, que no son propietarios, del dinero.

Y el dinero ¿quién lo tiene?

El Real Madrid, RM, ellos mismos no se cansan de gritarlo a los cuatro vientos, de exhibirlo como la propia esencia de su naturaleza.

Ahora, ya sabemos, que en todo tribunal, en toda institución oficial, futbolística que se precie, se halla presente un hombre silencioso pero muy activo, cuya única misión radica no ya en preservar y defender, o incluso propugnar los intereses madridistas, sino en perseguir a muerte a todo aquel que haya osado  contrariar sus intereses.

Pero la mayor parte de las veces se equivoca y como un Sasturno     cualquiera acaba por devorar a sus propios hijos. 

Eso es lo que hace desde casi siempre.

Ahora, se ha cebado con los Neymar y los Suárez sólo porque éstos no han hecho lo que según la ley blanca tenían que hacer, esperar a ver qué es lo que realmente favorece los intereses blancos.

Ambos jugadores no se sabe bien por qué prefirieron fichar por el Barça. 

Tengan por bien seguro que se arrepentirán toda su vida.