Canalladas

 Uno es ya demasiado viejo para enorgullecerse de nada porque ha aprendido aquello del “sic transit gloria mundi”, así pasa la gloria del mundo, o, todavía mejor, aquello otro de avive el seso y despierte contemplando como se pasa la vida, como se viene la muerte, tan callando, joder, a estas alturas nada de lo personal tiene ya importancia, lo juro.
 Pero el caso es que creo que en este apenas si rincón del jodido internet, la puñetera web, el 1º que comenzó a escribir como habla y se pronuncia la gente de la calle, la hermosa gente que decía Saroyan, fui yo, que utilicé la palabra mierda sin ningún rastro de escatología y la de canalla y canallesco como lo que son, 2 palabras imprescindibles para describir a algunos sujetos.
 Hoy, el que fuera director de ABC, y hombre de buena cuna y mejores hábitos escriturales, Zarzalejos, me ha sorprendido muy agradablemente titulando su artículo, en El Confidencial, “el patriotismo de los canallas” y, a pesar de alto contenido tautológico que encierra la frase, ya que, para mí, todo el que se titula patriota es un canalla, porque la patria no existe como ser en sí sino que se trata de un embeleco para engañar a los imbéciles, yo lo saludo con mis mayores reverencias.
 Para mi, que Zarzalejos, por un motivo que desconozco, se la tenía jurada a Pedro J. y ha aprovechado la ocasión por los pelos para atizarle temerariamente, porque es una temeridad insultar a Pedro J., una buena andanada al “mejor de los periodistas españoles”.
 Vayamos por partes:
 -1º) es una temeridad meterse con Pedro J. porque éste es muy capaz de hacer lo que sea, que en este jodido país es casi todo, para vengarse de ti, legal o ilegalmente y, si no, que se lo pregunten a Felipe González, al que descabalgó de un caballo del que se creía inexpugnable, recordemos que el gilipollas temía morir de éxito,
 2º) y si Zarzalejos quiere hablar de canalladas en un país como éste lleno hasta la cúspide de la pirámide de los más insignes canallas, mucho mejor hubiera sido emplear sus armas contra otros más peligrosos canallas, Aznar, Rajoy and company.
 Es más, si Zarzalejos me apura, Bárcenas y Pedro J., ahora, como entonces, cuando inició el descabalgamiento de Felipe, lo que hacen ambos no sólo no es malo sino que acaso incluso esté bien, porque en un mundo como éste lleno de mierda hasta la cumbre, según la teoría sartreana, ensuciarse de vez en cuando las manos es imprescindible en política si realmente se pretende obtener buenos resultados, léase, si no, “Les mains sales”.
 Porque no debemos olvidar que lo que Rajoy, Bárcenas, Pedro J., Aguirre y Gallardón y no sé si algún otro más, están jugando es una interminable partida de póker en la que el pote, ¿o es bote?, no es ni más ni menos que derrocar y obtener el gobierno político de España, el otro, el económico, no se juega ni mucho menos en el tapete español.
 Que Pedro J. y Bárcenas hayan ingresado oficialmente en el círculo  de canallas de este ínclito ex director de periódicos que es Zarzalejos a mi, personalmente, me parece una “boutade”, estando por ahí no ya al alcance de su mano sino también de su tenedor, seguramente han comido más de una vez juntos en la misma pocilga,  gente como los ya citados Aznar, entre otras cosas, genocida, Rajoy, tahur fullero y tramposo que se metió en política para conseguir lo que ya ha logrado plenamente, blindar su profesión de registrador de la propiedad hasta hacerla prácticamente invulnerable,etc. etc.