Comentario, muy “sui generis”, a las elecciones autonómicas catalanas.

 Como habitualmente soy insuperablemente crítico con la masa electoral, me veo hoy en la obligación de hacer un comentario en el que al látigo de 7 colas, le quito media cola tratando de hacer en esto, como lo hago en todo, un poco de justicia.
 Entre las masas electorales españolas, a las que desprecio cordialmente, distingo a 2 de ellas, la catalana y la vasca, especialmente a ésta última porque no sólo vota como ella cree que debe de votar sino que también, si los resultados obtenidos no le convencen, se rebela y actúa.
 Pero hoy toca escribir sobre la catalana. 
 Partamos de la base de que toda la prensa española está podrida hasta la médula.
 Entonces, es muy difícil, si no imposible, acercarse a la realidad, pero en unas elecciones, si no se han falseado los datos de los resultados, que todo es posible en esta viña del Señor que es nuestra querida España, los datos numéricos están ahí y sobre ellos puede razonarse de alguna manera.
 Lo 1º que llama la atención es que este infame individuo que es Mas, ya dije el otro día que a mí me repugnaba aún más que Rajoy, si bien no ha recibido en las urnas el trato que se merece, que sería haber obtenido un cero patatero, ha perdido ni más ni menos que 12 escaños, sobre 62, ahí es nada, un 20%, teniendo como tenía a su favor no sólo ya la corriente que podíamos llamar histórica de encabezar, como un jodido Moisés cualquiera, la marcha de su pueblo a la tierra prometida de la independencia sino también esa formidable ayuda involuntaria que supone que un tipo como Pedro J. te ataque de la peor de las maneras.
 Pero tenía en contra no sólo a la carcundia nacional, ésa que encarna el PP que es la más fiel de todas las canallescas religiones sino también a toda esa pobre gente que ha sufrido en sus superdoloridas carnes el innobilísimo castigo de este jodido judío para el que el dinero, sí, coño, el canallesco capital, no sólo es Dios sino también su hijo redivivo, de manera que, para él, en favor de dicho taciturno Moloch, sacrificará hasta la última gota de sangre del último de los catalanes que él considera enemigos, todos aquellos que necesitan y por eso piden un poco de protección social, “¿para qué?”, les dice, este asqueroso tirano de la mandíbula prominente, “¿para prolongar 4 cochinos días más vuestras lamentables existencias, pero es que no vais a comprender nunca que es mucho mejor para vosotros, vuestros hijos y los hijos de vuestros hijos, que os muráis cuanto antes, coño, así es absolutamente indudable que sufriréis menos, ¿no?, de modo que nosotros, que os vamos a sobrevivir y no sólo porque seamos mejores, vamos a hacer también negocio con vuestros puñeteros cadáveres, vendiéndoselos a las farmacéuticas a precio de saldo, que todo es aprovechable en esta jodido viña del Señor, va por ti, Durán?”.
 Si hubiera por algún lado un mínimo átomo de justicia en este asqueroso y puto mundo, este canallesco tipo, ya lo he dicho, tendría que haber obtenido 0 jodidos votos porque ni siquiera los puñeteros seguidores acérrimos de CDC le tenían que haber votado porque les estaba traicionando a todos ellos en tanto en cuanto había convocado unas elecciones que era seguro que iba a perder sólo para intentar tapar de mala manera la peor de las gestiones polìticas que nunca nadie haya hecho sobre la Tierra, o sea que el jodido tipo para salvarse él iba a exponerles al más grande fracaso de cualquier partido en la historia, entrar en las urnas con 62 diputados para salir con sólo 50, pero eso sí, él, el puñetero y falso Moisés, podía rasgarse las vestiduras gritando “¿qué culpa tengo yo si este rebaño de tristes y cobardes borregos no me ha seguido?” y claro que la tenía toda la asquerosa y puta culpa porque estaba cantado que los pobres jubilados y parados a los que estaba haciéndole la supervivencia imposible no le podían votar, ni tampoco los convergentes clásicos de toda la vida porque les hacía correr el riesgo de perder el envite, como  así ha sido, entonces, ¿quién coño le iba a votar, los independentistas, sólo por eso, por independentistas, pero si éstos tenían un partido, o dos, si consideramos también al CUP,  que, además de separatistas, eran también mucho más decentes que ellos, los convergentes, ERC, que no sólo es independentista y más radical sino además está mucho más cerca del pueblo que ellos?
 De modo que Mas no sólo se tenía que estrellar sino que había elegido la peor manera de hacerlo, lo que demuestra algo que todos ya sabíamos de sobra, que muy inteligente no es, que si está ahí, a la cabeza de la 2ª peor carcundia catalana es por algo, porque había emprendido siempre la senda por la que quieren transitar todos los hdp de Catalunya, que también los hay, y a montones.