La prensa canallesca (II)

Estos días me he dedicado con suma atención a leer todo lo que me ha llegado respecto a la defenestración de Pedro J. del diario El Mundo y no he hallado ni un sólo artículo que le haya sacado al tema todo el jugo, que lo tiene y mucho.
 Porque es el signo, el síntoma, el más claro ejemplo de lo que es la prensa.
 Llevamos siglos diciendo que la prensa, toda la prensa, incluso Público y eldiario.es, es, por lo menos, de derechas, porque para publicarse todos los diarios del mundo necesitan una base importante de financiación, incluso los que se publican sólo en internet. Y, ahora, mientras escribo esto, me viene a la memoria el único que seguramente sí que lo es y que no representaría sino esa excepciòn que confirma la regla general, elplural.com.
 A Pedro J. lo ha defenestrado un conjunto de circunstancias, entre las cuales se halla esa lucha a muerte intestina entre todos los elementos que confluyen en la encarnación del poder: Rajoy nunca ha sido santo de su devoción, él tenía otros caballos favoritos dentro del PP, Aznar y la Cólera de Dios; pero conforme se ha ido asentando el registrador en el poder, se han ido debilitando los apoyos de Pedro J. dentro de dicho partido; pero es que, además, llevado por su impulso de considerarse superior incluso a los poderes políticos, a los que presumía de manejarlos a su antojo, avivó el incendió del caso Bárcenas de una manera absolutamente decisiva llegando incluso a realizarle una entrevista en exclusiva.
 Rajoy o no es nada o es un tipo esencialmente rencoroso. En su irresistible ascensión hasta el poder ha ido dejando un semillero de cadáveres. Los primeros fueron Mayor Oreja y Rodrigo Rato. Posee una astucia sin límites, superior, tal vez, incluso a la que tenía Franco, que es su auténtico maestro y no Fraga, como se suele decir. 
 A Fraga no acababa de gustarle por esas peculiaridades tan suyas de ser un solterón de apariencias sexuales un tanto equívocas. Por eso le reprendió tan severamente cuando le dijo que se dejara ya de tonterías y se casara de una puñetera vez. Y Rajoy le hizo caso porque sabía que, si no, quedaría fuera de la carrera hacia la presidencia.
 De modo que Pedro J. pisó muchas veces los callos de uno de los tipos más peligrosos del mundo porque, como todos los acomplejados, su odio es inextinguible hacia aquellos que lo han menospreciado alguna vez. De modo que el registrador esperó pacientemente, sabiendo que la ocasión acabaría por presentársele.
 Y se le presentó. El Mundo entró en pérdidas insoportables para la sociedad que lo editaba. Había que elegir entre su desaparición o un cambio completo de escenario porque el gobierno rajoyano le había retirado el oxígeno que supone la publicidad institucional.
 Y Rajoy se fue a Roma, donde reside la sociedad editora, no sólo con su ira sino también con la de nuestro monarca, al que Pedro le había hurgado en los genitales publicitando sus locuras cinegéticas y sexuales.
 Terminados sus actos protocolarios con su colega Letta, Rajoy, estoy seguro que se entrevistó con los mandamases de la editora de El Mundo y les dijo: “Estos son mis poderes, si este hombre sigue dirigiendo el diario, no recibirán ustedes ni un euro más del gobierno español, es más, le pondremos todos los obstáculos que podamos. Ustedes verán”. Y los italianos vieron.
 Llevamos también siglos diciendo que la prensa no es que sea el cuarto poder sino que es el primero, no lo parece, pero lo es.
 Pedro J., Ansón, Sebastián “et alteri” decidieron un día cargarse a ese estúpido engreído que afirmaba sentir que iba a morir de éxito y lo tumbaron en un momento.
 Y consiguieron, además, que lo sustituyera uno de los tíos más impresentables que nunca hayan nacido en este desdichado país, lo que éste agradeció concediéndole al 2º una cabecera de diario y al 1º todo lo que éste le pidió, además de su amistad que se cimentó en los semanales partidos de padel.
 Pero Pedro J. se equivocó dramáticamente creyendo que Aznar seguía mandando en el PP, un error increíble en un tío tan pillo y con tanta experiencia, en España el que manda realmente es el que tiene la llave del Boletín Oficial del Estado, que todo lo que publica se convierte automaticamente en Ley, de modo que el PP es propiedad ahora de aquel oscuro registrador que apenas si ha pisado un registro pero que tiene uno de los mejores de todo el país, esperando que pase su gloria en el mundo.
 Por ahora, su principal misión, al menos, para él, es un ajuste de cuentas con todos los que le han menospreciado, entre los que se cuentan Mayor Oreja, Rodrigo Rato y ese político catalán afónico que ahora mismo no recuerdo como se llama y algunos otros que ahora no se me ocurren.
 Que se preparen porque este hombre, como buen mafioso, no perdona porque sabe que en su capacidad de “vendetta” reside en realidad toda su fuerza.

Necesitamos alguien con los reaños suficientes para pronunciar unas nuevas "catilinarias"

 “¿Quosque tandem abutere, Rajoy, patienta nostra?”. ¿Hasta cuándo, Rajoy, abusarás de nuestra paciencia?
 O sea que Rubalcaba tiene escrito su discurso desde hace cientos de años. Y nada, no se atreve a pronunciarlo y no porque tema, como temía Cicerón, que lo mataran, como acabaron haciéndolo, sino por algo mucho más prosaico, tal vez hubiera debido escribir “canallesco”, porque teme que un discurso como aquél que ha pasado, quizá, como el mejor de todos los discursos políticos de la historia, disminuya sus posibilidades de victoria en las próximas elecciones.
 Fíjense en el descenso a los infienos que ha supuesto tener políticos de aquella catadura moral, que arriesgaban su vida en la defensa de sus ideales, a estos que no se atreven siquiera a poner en riesgo su maltrecho porvenir político, porque yo soy de los que opinan que Rubalcaba, políticamente, es ya hombre muerto, que ni siquiera podrá ganar, por eso se resiste a convocarlas, la propias elecciones primarias de su partido.
 Porque Rubalcaba, seguido de todos los suyos, tendría que haber hecho lo que está haciendo ese muchacho, Jorge, creo que se llama, que ha decidido hacer huelga de hambre hasta que Rajoy se vaya, lo que significa hasta la muerte, porque Rajoy, que no tiene vergüenza política ni de la otra, no se irá nunca por las buenas.
 Pero Jorge parece que sólo hay uno y a todos los demás los encuentro todos los días por la calle, es por eso que el jodido Cicerón, en una momento de su celebérrimo discurso dijo aquello de “¿Ubinam gentium sumus? ¿In qua urbe vivimos?”. ¿Entre qué gente estamos? ¿En qué país vivimos?
 ¿Qué les parece? Pues les juro por todos mis muertos que todo el resto de aquellos discursos, que dieron en llamarse “catilinarias” porque iban dirigidos contra el Rajoy de aquel entonces, que se llamba Catilina, puede trasladarse, íntegramente, a nuestras Cortes actuales.
 Siempre he sustentado una deplorable opinión sobre la condición humana que yo creo que supera, en pesimismo, a la que tenían Hobbes, que decía que el hombre es un lobo para el hombre, y otros grandes pensadores históricos como nuestro Tomás de Aquino, que decía, el muy ingenuo, que el hombre es un ser desfalleciente cuando lo que realmente es, sin excepciones, perdón, Jorge, un perfecto canalla.
 Porque Jorge, como un Mourinho cualquiera, nos ha mostrado el camino: si todos nosotros, lo que nos consideramos estafados, humillados y ofendidos por estos canallas que dicen que nos gobiernan nos echáramos en masa a la calle, nos sentáramos en las aceras y declaráramos una huelga de hambre hasta que ese reptil venenoso y babeante se fuera, el tipejo éste no tendría más remedio que irse porque España entera se vería invadida por la prensa foránea y sus cámaras de TV, que no se retirarían de aquí hasta que el problema se solucionara en un sentido u otro, que Rajoy se fuera o los ciudadanos, haciendo honor a su condición de tales, comenzaran a morirse por las calles, defendiendo sus derechos de esta manera ya que de otra no podrán nunca hacerlo por la complicidad de toda la clase política.
 Pero este sueño no sucederá jamás, porque ya nos lo dijo claramente el maestro: “¿Ubinam gentium sumus? ¿In qua urbe vivimus?”.
 Que yo me atrevo a traducir muy libremente: pero ¿qué clase de gentuza somos y qué mierda de país es éste en el que vivimos?

Jueces y jueces, pero también abogados/as del Estado y un registrador

 Ahora ya sabemos, los que queremos saber, por qué Wert está siendo tan duro con los becarios pobres: se trata de situar para siempre todo lo lejos que se pueda a los hijos de los pobres de los estudios univesitarios para que ninguno de ellos pueda ser nunca juez, abogado del Estado o registrador y acceder, así, luego, a los puestos de poder.
 Esta gente es tan descaradamente sinvergüenza que ha apartado de un violento manotazo el axioma de Lampedusa: es preciso que todo cambie para que todo siga igual, esta gente no quiere, porque piensa que ya no lo necesita, guardar las apariencias. 
 ¿Para qué, si ya nadie que no sea de los nuestros va a tener a partir de ahora acceso a ninguna clase de prensa, porque ésta es ya toda de nosotros?
 Ayer fue un día increíble. Por la mañana, muy temprano, fui a un registro de la propiedad y le pregunté a un amigo, que sustituye al registrador, si yo había pecado por exceso cuando dije aquello de que un registrador ganaba tres millones de pesetas mensuales y el me contestó: no, has pecado por defecto. 
 O sea que un registrador ganaba más de 3 millones de pesetas mencuales, o sea, más de 36 millones de pesetas anuales, o sea, que Margallo tenía toda la razón del mundo cuando afirmaba que Rajoy estaba perdiendo muchísimo dinero dedicándose a la política en lugar de seguir ejerciendo su honorable profesión de registrador de la propiedad.
 No sé si algún día tendré tiempo y ganas de glosar por qué la de registrador de la propiedad es la profesión jurídica mejor remunerada de todas las que existen en España. Creo que merece la pena.
 Por eso Wert no quiere que estudie Derecho y pueda ser, luego, registrador de la propiedad, el hijo de ninguno de esos zarrapastrosos pobres que, a lo peor, incluso es un jodido marxista. Y él va a hacer, está haciendo todo lo que está en sus manos para que ninguno de ellos tenga acceso a la jodida, puñetera universidad.
 Es su particular manera de ganar la guerra, impedir que exista siquiera el enemigo.
 Porque todos los universitarios que estudien Derecho no van a ser como esa terrible superwoman de la juez Alaya que pretende encarcelar a todos los miembros prominentes del partido socialista para que así no puedan concurrir a las próximas elecciones en Andalucía y el PP pueda, al fin, ganar las elecciones generales allí con la mayoría suficiente para que no palie su derrota pactando con ese diabólico partido que es IU, abarrotado en su totalidad por íncubos y súcubos.
 Mientras, el juez Ruz hace como que no oye las declaraciones de Bárcenas en las que éste no se cansa de decirle que el PP durante los últimos 20 años ha sido una máquina de cohechar a la que iban todas las grandes empresas inmobiliarias de España, con una increíble periodicidad, a hacer sus óbolos para que éste ganara las elecciones y ellos, los propietarios de las mismas, siguieran ganando todos los concursos en los que se adjudicaban todas las obras pùblicas y todos los servicios del Estado, una figura que el Código penal recoge como delito de cohecho o, por lo menos de tráfico de influencias.
 La caja B del PP era una máquina de recibir donativos no a fondo perdido sino a cambio de ajudicaciones de obras o servicios públicos de las distintas administraciones públicas regidas por el PP, desde la Administración central del Estado a la de las distintas comunidades autónomas.
 Es así como Bárcenas que no era en sí mismo ninguna clase de autoridad pública hacía llegar a los que sí lo eran las gratificaciones necesarias y suficientes para que éstos adjudicaran siempre en los concursos públicos las obras y servicios a las empresas donantes.
 ¿Cohecho, tráfico de influencias?
 Doctores tiene la Iglesia, quiero decir jueces, pero ¿qué se puede esperar de jueces, del último de los jueces, el presidente del Tribunal Constitucional que ejerce su cargo con el carnet del PP en la cartera y que pagaba hasta ayer mismo sus cuotas como militante del partido,que tire piedras contra el partido que lo ha colocado allí?
 Esto va contra la esencia de la naturaleza humana.
Pero hay algo en la declaración de Bárcenas ante el juez Ruz que acaba de publicar la prensa que a mí me ha estremecido hasta lo más hondo: cuenta este hombre que un día, después de repartir todo lo recaudado entre los prohombres del PP, a él, a Bárcenas, le sobraban unos 6.000 euros y le preguntó a su asesor áulico Javier Arenas qué hacía con ellas, y Arenas le contestó: cógelos, mételos en un sobre y mándaselos a Rajoy.
  

El dinero que está perdiendo Rajoy (II)

 APENAS había colgado yo mi post sobre el dinero que pierde Rajoy en mis blogs, cuando ese  águila de mil cabezas que responde por futbolín, ya me había puesto como comentario en ellos ni más ni menos que una serie de artículos de un blog que creo que se llama Atlántico, como otro del presidente a la    Asociación europea de periodistas, Miguel Angel Aguilar.
Leídas que fueron ambas misivas, al principio, casi me acomete un complejo de inferioridad porque yo no soy, no he sido nunca y es muy difícil que sea nunca periodista, sólo soy un mal escritor que comenta como buenamente puede aquello del acontecer diario que suscita mi atención, y hoy había sido ese comentario de Margallo, que estoy seguro que ha sentado como un tiro al presidente, en el que afirmaba que éste está perdiendo mucho dinero con la política que podía estar ganando a espuertas con su honorable profesión de registrador.
 Después, como suele ocurrirme casi siempre, no sólo superé el complejo de inferioridad sino que lo cambié de signo y lo transformé en de superioridad.
 Yo no tengo más medios que usar para mis posts que la poca jodida memoria que me queda después de lo que mi neurólogo llama proceso degenerativo tipo alzheimer, y, por si fuera poco, no puedo echar mano a colegas y compañeros que me aclaren las dudas, de modo que si bien creo que el artículo de Aguilar no sólo es más sistemático sino también mejor informado, no sé, a mi me gusta más el mío no sólo ya por su espontaneidad sino precisamente por su carácter cuasi artesanal. Me explico.
 Yo utilizo para la confección de mis trabajos lo que algunos llaman la escritura automática. Escribo, sobre la marcha, todo lo que se me ocurre y corrijo muy poco, casi nada. 
 Y creo que es ésa no forzada espontaneidad lo que hace que mi trabajo, a mi, me plazca más que el de Aguilar, es más dúctil, más asequible, menos oficialista, más campechano.
 Y, al final, los dos trabajos vienen a decir lo mismo.
 Y, como no podía ser de otra forma, dado el egotismo ínsito en nuestra naturaleza, a mi me gusta más mi trabajo no sólo porque es mío, sino porque está mucho más de acuerdo con mi manera de ser, de escribir y de pensar.
 Y es que, como dijo aquel: “ca” uno es “ca” uno.

El hombre que tenía 5 padres

 
El cerco de Jericó
En un principio era el Verbo y,luego, se hizo carne y habitó entre nosotros, el problema, para mí irresoluble, es que todo estos tipos son cristianos, furibundamente cristianos y sin embargo son eminentemente caníbales, es decir antropófagos, comen carne pero carne humana de la peor, o mejor, especie, de la más débil, de la más humana,  la de los niños.
 De modo que al hombre al que le cabía todo el Estado en la cabeza concibió el mejor de los planes.
 El marxismo había sitiado victoriosamente el bastión judío de Jerícó seguramente por eso de que no hay peor cuña que la de la misma madera y si el “amaos los unos a los otros como yo os amé a vosotros” es grande, todavía mayor aún es “dale a los demás todo lo que tienes, incluso lo mejor de ti mismo, y sólo recibe de ellos lo que te sea imprescindible para sobrevivir”, y, ahora que lo escribo así, por primera vez, yuxtapuestos, coño, que casi me parece lo mismo, y entonces, qué, el jodido marxismo no es sino una variante más de cristianismo, obsérvese que no me he atrevido a escribir jodido cristianimo o algo semejante no sea que que los radicales cristianos, entre los cuales yo mismo me cuento, vengan a por mí.
 De modo que el jodido Marx había situado su bandera un poco más allá, muy poco, a lo que parece, del cristianismo, sólo que mientras el cristianismo basaba su exigencia en la caridad, aquél lo hacía en la más puñetera de todas las virtudes, la justicia.
 La justicia, desde Ulpiano lo sabemos, no es sino dar a cada uno lo que es suyo, entonces, ¿dónde coño está la generosidad, dónde la caridad, dónde el amor? Ya sólo nos queda el jodido deber, una obligación inexcusable.
 De modo que la exigencia de igualdad se había transformado en el derecho de los débiles frente a la tiranía de los fuertes, qué escándalo, y, sin embargo, estos jodidos zarrapastrosos, desde el punto de vista de la lógica aristotélica tenían toda la razón y había que quitársela como fuera.
 Y fue desde la paz y el silencio de las jodidas bibliotecas. Es por eso por lo que no tiene razón el puñetero futbolín cuando se burla de las universidades, en todas las cuales, lo juro, lo 1º que te encuentras es una puñetera biblioteca con un guardián tan viejo como malencarado.
 Dicen que el canallesco Lampedusa tenía una de las mayores bibliotecas del mundo, casi tan grande como la que se nos mostró en El Gatopardo, y así le fue muy fácil alumbrar la única sentencia filosófica capaz de luchar con cierto éxito contra el axioma marxista: todo es economía.
 Y esta especie esencialmente maligna de obispo seglar dio con la puñetera clave: es preciso que todo cambie para que todo siga igual.
 Que todo siga igual por los siglos de los siglos. Amén, dijeron todos, dicen todos, seguirán diciendo todos por los siglos de los siglos los canallescos conservadores que no otra cosa significa esa terrible sentencia, el más perverso de todos los deseos.
 Desde que nace hasta que muere, el hombre no quiere otra cosa que dominar a los demás, von Misses, Hayek, Popper, Friedman, hicieron todo lo posible por santificar el paradigma de Adam Smith: la avaricia insaciable del hombre produce riqueza teórica para todos cuando busca su repugnante y egoísta beneficio mediante la larga mano del mercado. Repugnante.
 Pero ahí está, dominando al mundo tiránicamente, tanto que le está dando la vuelta a esa pírrica victoria que supuso el fenecido Estado del bienestar porque a ello se han aplicado ferozmente los mayores talentos que han alumbrado las fementidas universidades.
 No es cierto, dicen estos canallas, que haya dinero para todos, el capital está limitado por su misma naturaleza, tanto más cuanto que nosotros somos realmente insaciables y todo nos parece poco, de manera que hay que desposeer a los demás como sea.
 Y, para demostrarlo, ahí tenemos al hijo de los 5 padres. El 1º de sus padres fue Franco, Franco era como le hubiera gustado a él ser, absolutamente tiránico. Un tirano es lo más parecido a Dios que existe. Pero el tirano está demasiado ocupado masacrando a su pueblo y no tiene tiempo para pensar, precisa de otros que lo hagan por el, Fraga. A Fraga, según un genio que todavía anda suelto por ahí, frecuentando al hombre más rico del mundo, le cabía todo el Estado en la cabeza. Iba a decir que Fraga se puso a pensar y no lo he hecho porque no hubiera sido verdad, Fraga no tuvo siquiera que pensar, sólo miró a su alrededor y vio que todos los países del entorno tenían su puñetera coartada, su Constitución, de modo que reunió a un puñado de retrógrados, lo peor, lo juro, de cada casa, y pergeñó un asqueroso libelo que es la más pesada de las lápidas que jamás se puso sobre una sepultura: “España se constituye como un Estado social y de Derecho”, hay que ser cínicos, insuperablemente cínicos, para escribir esto pensando todo lo que pretendían hacer, porque el fundamento, la piedra angular del sistema era su estructuración para que sólo pudieran gobernar al país los mismos, sí, claro, era la concreción formal, legal de la jodida máxima de Lampedusa, es preciso que todo cambie para que todo siga igual, de modo que España ya era un país tan democrático como cualquier otro puesto que no sólo tenía una constitución de esta naturaleza sino que en ella se establecía un sistema electoral para que todos los partidos pudieran acceder al poder y ahí, precisamente, estaba la trampa que todo lo pudriría para siempre: en este asqueroso y detestable país con esa puñetera Constitución que tenemos, no gobernará nunca nadie que no sea de derechas, pero de derechas de toda la vida. O sea, Suárez, Calvo Sotelo, González, Aznar, Zapatero y Rajoy. Demos, pueblo, ¿dónde está tu victoria?
 Y, ahora, sólo unas líneas para intentar retratar al hijo de los 5 padres, Gallardón, que, como todos, tiene su padre fisiológico, y era  algo así, como el lugarteniente de Fraga; ya hemos hablado de Franco, el ídolo de todos estos tipejos, cuyo último ministro vivo no es ni más ni menos que el suegro de Gallardón y que no sé si vive con él, bajo el mismo techo; y, por último, Rajoy, a Gallardón le hubiera gustado ser él el propio presidente de gobierno y ha estado trabajando toda su vida para eso pero no ha podido ser. De cualquier forma está cumpliendo a rajatabla con el proyecto de sus 5 padres: acabar con cualquier atisbo de libertad en un país como éste en el que todos somos unos empecinados libertarios; terminar también con cualquier asomo de justicia cumpliendo a rajatabla lo que le propusieron los propios jueces, hacerla tan cara que sólo puedan tener acceso a ella los ricos; acabando así con ese asqueroso fantasma de la revolución francesa que terminó consagrando como la mayor conquista humana el principio de la división de poderes: ahora ya sólo hay ejecutivo y, si no, que me lo digan a mí, que la juez que lleva mi pleito contra el Ayuntamiento por haberme cascado 16 multas por tener el coche aparcado en la puerta de mi casa, en mi zona de residentes, sin moverlo un milímetro, le está dando la razón a éste porque dice la sra. que las 16 multas son 16 actos distintos no acumulables, recayendo como lo hacen sobre el mismo sujeto pasivo, con la misma razón jurídica, o sea, la misma causa, e impuestas por el mismo sujeto activo, o sea que concurren en ellas todos los requisitos que todas las leyes del mundo exigen para que se admita la acumulación objetiva de acciones a fin de ahorrar gastos y actuaciones y evitar la terrible posibilidad de que recaigan sobre un asunto, que es en realidad el mismo, distintas resoluciones contradictorias.
 Sé que esto es algo difícil de entender para quien no tenga nociones específicas en la materia pero les aseguro que pueden pronunciarse pocas resoluciones más antijurídicas que ésta, que además me ha impuesto la pérdida de la fianza que me exigió para poder recurrir.
 O sea, como se ve, un ejemplo perfecto de la justicia que tenemos y no quiero pensar y, por lo tanto, no lo pienso que la juez que me ha condenado de esta manera es lo mismo que era la Alcaldesa de Cartagena antes de acceder a la suprema magistratura municipal, juez precisamente sutituta.
                  

Rajoy y Catalunya

No es éste sr. precisamente uno de mis autores favoritos desde el punto de vista ideológico, pero suelo leerlo porque, entre una y otra barbaridad ideológica, suele introducir algunas verdades como puños que en ningún otro diario español se pueden leer. Y esto es ciertamente gratificante./
Roberto CentenoEL DISPARATE ECONÓMICO. El Confidencial. 3 de diciembre de 2012.-
Cataluña 25-N: Los grandes inversores se van
El pasado lunes la mayoría de medios nacionales se mostraron encantados por la derrota de Mas; también Rajoy, que, aparte de felicitar efusivamente a su candidata, dijo que la prensa internacional había valorado muy positivamente el resultado de los comicios. Nada más lejos. Los grandes medios económicos internacionales, desde Bloomberg al Financial Times, pasando por el Wall Street Journal y los principales bancos de inversión, no ocultaban su preocupación por el resultado, ya que si bien CiU ha perdido el 20% de los escaños, estos los ha ganado ERC, la formación más ultraizquierdista de Europa. Los partidos secesionistas poseen el 55% de los escaños, pero mucho más radicalizados. “Cataluña se encamina hacia un periodo de fuerte inestabilidad política”, resumiría el martes Financial Times en primera plana.
Nadie va a arriesgar un euro en Cataluña, y la recomendación de los bancos de inversión es que, si se quiere invertir en España, Madrid es la única opción y de Cataluña se ha de salir cuanto antes. Adicionalmente, el Departamento de Estado de EE.UU. está seriamente preocupado porque una Cataluña independiente sería un elemento desestabilizador en el Mediterráneo, porque es el centro europeo del yihadismo y de reclutamiento de potenciales terroristas, y porque es el paraíso de todas las mafias europeas. Sus agencias de seguridad, en colaboración con las Fuerzas de Seguridad españolas, mantienen una vigilancia estrecha, pero consideran a los Mossos, infiltrados por ERC y la izquierda radical, absolutamente ineficaces contra el yihadismo y el crimen organizado. 
Volviendo a la inversión, para las multinacionales de alimentación y farmacia en Cataluña -que ya habían dejado de invertir, excepto en mantenimiento, y estaban considerando marcharse- el resultado del 26-N acelerará el proceso. “De las diez mayores empresas por volumen de operaciones con sede en Cataluña, dos han señalado que se trasladan fuera, y el resto lo hará si la secesión va adelante”. Coca-Cola ya está trasladando sus plantas de embotellado a Madrid y Procter & Gamble igual. Las multinacionales representan alrededor del 15% del PIB y del empleo de la región, pero sobre todo son responsables del 30% de las exportaciones. El déficit exterior en 2012 de Cataluña -estimado con datos a septiembre- es del 6% de su PIB. Sin las multinacionales, pasaría al 13,5 %, una cifra inasumible. El puerto de Barcelona perdería un 70% de su tráfico, que va destinado al resto de España.
Y lo que resulta alucinante es la irresponsabilidad de Rajoy, quien, sin hacer el más mínimo cálculo ni económico ni político, afirmó que ayudará a la “gobernabilidad” de Cataluña con nuestro dinero. Y ello cuando CiU se ha echado al monte de la mano de ERC; cuando, si la separación se materializa, al minuto siguiente exigirán la anexión de Valencia, Baleares y Aragón, y cuando Mas está alentando el boicot a los productos no catalanes, en versión aumentada del “compreu, no compreu” del bachiller Montilla. Cuando nosotros compramos cinco veces más productos catalanes que ellos no catalanes, cuando la Caixa, que tiene el 60% de su negocio fuera de Cataluña y recoge los ahorros de millones de no catalanes, tiene la obligación estatutaria de prestar o invertir ese dinero en Cataluña prioritariamente, el boicot a lo no catalán es sencillamente intolerable.
Rajoy entrega a Mas 17.500 millones para que no quiebre
Mis amigos de Bank of América Merrill Lynch me enviaron el lunes un análisis tremendamente revelador de cómo ven los grandes inversores internacionales el resultado electoral del 26-N.
Primero: “El riesgo de Cataluña es very significant, lo que alejará a los grandes inversores internacionales”. Segundo: “No vemos cómo Cataluña puede sacar adelante sus presupuestos: ningún partido va a apoyarlos, los partidos centralistas (PP,PSC y Ciutadans) rechazan la secesión y los separatistas están en contra de los recortes”. Tercero: “La capacidad de Cataluña para atender sus vencimientos de deuda y no entrar en bancarrota depende totalmente del Gobierno central”.
Para la mayoría de bancos internacionales de inversión, Cataluña va a convertirse en un serio problema: tiene una deuda de 44.000 millones -más el 20% de la española que le tocaría si se independizase, unos 200.000 millones- y en 2012 la cantidad que el necio de Rajoy, con nuestro dinero y el de nuestros hijos, ha destinado al rescate de Cataluña, asciende a la fabulosa cifra de 17.500 millones de euros, 11.687 millones a la Generalitat cuyo objetivo es la destrucción de España, para atender los vencimientos de su deuda, para pagar los sueldos de los miserables que queman nuestra bandera y para financiar la secesión, y 5.817 millones a sus cajas de ahorro. Sin este dinero (¡equivalente a la totalidad del expolio impositivo a los españoles!), Cataluña y sus cajas habrían quebrado.
Por ello, lo primero que habría hecho no ya un líder, sino alguien que se vistiera por los pies, habría sido reunirse con Mas y decirle: usted elige, o el dinero para evitar la quiebra, o seguir con el referéndum ilegal. Si eligen lo segundo, ni un euro y, como tienen los mercados cerrados, tendrían que declarar la suspensión de pagos, lo cual, al tratarse de una región española, llevaría a la intervención de su economía y a la suspensión de su autonomía. Rajoy está consintiendo una conducta que lleva inevitablemente a la sedición, algo gravemente penado en todos los países del mundo, mientras que aquí se pacta con los sediciosos y cuando un general critica el secesionismo y la chulería de Mas, se le destituye. Rajoy y su Gobierno están siendo unos desleales y si se consuma la secesión, traidores a su Patria.
En contra de lo que opinan muchos cobardes o indocumentados en este país, España tiene la legalidad y la fuerza para imponer la ley, y en todo el mundo la ley se cumple por las buenas o por las malas. Pero, además, hay dos hechos comunes a todos los procesos de secesión que los insensatos que nos gobiernan están ignorando. El primero, que nunca se ha producido un proceso de secesión cuando la parte que se separa estaba económicamente quebrada, por lo que el rescate incondicional de Rajoy acelera la secesión, nunca la evita. El segundo, que cuando se produce la independencia, los no independentistas pasan a ser ciudadanos de segunda, discriminados y perseguidos; es lo que ha sucedido en las repúblicas bálticas, en Ucrania, en Bielorrusia y en la antigua Yugoslavia. 
De la locura a la impunidad total
Y por si la locura de la entrega de 17.500 millones fuera poco, tenemos el Banco de Valencia. Bruselas ordena cerrarlo, que era lo lógico y, en lugar de ello, el irresponsable De Guindos, el peor ministro de Economía de la UE según Financial Times, con la bendición de Rajoy, que para eso es su niño bonito, decide que no se cierra y le pide a la Caixa, controlada por los separatistas y que se ha negado a emplear su gigantesca influencia para frenar el proceso secesionista, que se lo quede a costa de los contribuyentes y del futuro de sus hijos. En concreto, nos expoliarán otros 11.850 millones de euros, más los 3.000 millones inyectados por el Banco de España en 2011, más las pérdidas derivadas de la compra de sus activos tóxicos por el banco malo.
Pero el tema es mucho peor, porque La Caixa cerrará el 90% del mismo después de  llevarse una pasta. O sea, que mantener una caricatura de banco nos costará 11.850 millones, más otros 3.000, más las pérdidas del banco malo. Y, mientras tanto, reducen en 4.800 millones (1) el dinero a los pensionistas que, sumados los 1.900 millones de principio de año y la subida del IRPF, suponen una reducción real de las pensiones de 10.700 millones. Al pensionista medio le han quitado en un año 1.258 euros y, a la vez, han permitido a los monopolistas subidas brutales del gas y la electricidad. Y este de Gobierno de farsantes dice que el recorte de pensiones, mientras se despilfarran 15.000 millones en el 10% del Banco de Valencia, es “un ejercicio de responsabilidad”. Ni tienen vergüenza ni tienen perdón de Dios. Los recortes solo han empezado ya que los extenderán también a los parados: van a llevar a la miseria y al hambre a millones.
Pero, además de robarnos, nos insultan, diciendo que el cierre llevaría a devolver 11.500 millones a los depositantes y 6.400 a bancos centrales y entidades de crédito. Realmente, la mendacidad de este Gobierno carece de límites. ¿Desde cuándo un banco quebrado devuelve los préstamos de bancos centrales, entidades de crédito y deuda subordinada? Si se hubiera cerrado desde el principio, la liquidación de sus activos habría valido 12 o 15.000 millones a mercado. Ese dinero, como ha ocurrido en todo el mundo, habría ido primero a pagar a los depositantes, lo que significa que el coste para los españoles habría sido cero. Este robo resulta un saqueo a todo un pueblo cuando después de haber entregado decenas de miles de millones en efectivo y garantías, y avalado 150.000 millones, los bancos receptores deben reducir su tamaño un 60%. Si se hubiera cerrado ese 60% desde el principio, se habrían ahorrado más de 100.000 millones.
En cualquier país civilizado, esto sería de cárcel. Rajoy está liquidando la sociedad civil para mantener los privilegios de las oligarquías política, financiera y oligopolista. Como decía Sismondi (2), “hay que distinguir entre miseria heredada y miseria producida”, y en este momento trágico de la historia de España, el Gobierno está produciendo miseria en lugar de corregirla, como es su principal obligación, lo que le convierte en totalmente ilegítimo. A ello dedicaré mi análisis del próximo lunes. Adicionalmente, se está produciendo una quiebra muy grave del sistema judicial. Para sir Francis Bacon (3) “es más peligroso y peor el indulto que el crimen perdonado, porque este afecta a una sola persona, mientras que el indulto convierte a los que indultan en una banda de malhechores, que no solo protegen al crimen, sino que lo fomentan”.
Y en eso es en lo que están. Decididos a paralizar todas la investigaciones de corrupción, tanto de CiU como del PSC -Gallardón empezó su funesto mandato indultando a dos políticos de CiU y ahora indulta a cuatro mossos, presuntos torturadores, para no ofender a los separatistas-. Estamos gobernados por indignos y cobardes, para quienes tanto la casta política como la financiera están por encima de la ley, y pueden expoliar y robar a los españoles con total y absoluta impunidad. Si en 1984 González, como era su deber, hubiera hecho cumplir la ley y sentado en el banquillo a Pujol por el tema de Banca Catalana, no estarían hoy pidiendo la independencia.
(1).- La supuesta caída de la inflación al 2,9 % es una infame manipulaciónde la realidad.
(2).- Uno de los grandes economistas clásicos, que, al contrario que Say o Ricardo, criticó duramente la economía liberal, y demostró que esta no lleva al bienestar general, sino a la concentración de la riqueza y a la proletarización de la población.
(3).- Filósofo, literato y político, fue la pieza clave en el progreso del pensamiento humano, creando el método científico basado en la observación y la experimentación. Como literato, se le ha llegado a atribuir la obra de Shakespeare. Como político, la frase entrecomillada era una de sus principales convicciones.

PP=España=Real Madrfid

 Ayer mismo, colgaba yo por aquí un post, por cierto inacabado porque me cansé de escribir, y, hoy, el incansable Patrick Bateman me trae un par de artículos que dejan en mantillas mis pobres y anémicos trabajos.
 Sin embargo, yo decía allí algo que pensaba que iba a producir una rabiosa reacción de mis antiquísimos aunque rabiosos enemigos madridistas, decía, ni más ni menos que el Real Madrid, RM, no es que fuera el emblema preferido, favorito del sistema socioeconómico político que padecemos, ni mucho menos, afirmaba categóricamente que el RM era el sistema en sí mismo.
 Dicho así, con un lenguaje cuasi técnico, tanto mis acérrimos enemigos madridistas como los cerrados de mollera de sus seguidores de aún menor calibre mental, podían llegar a creer, y a lo peor tienen razón, que lo mejor era utilizar la callada por respuesta, o sea el más ominoso de los silencios, puesto que la actuación del RM al respecto era absolutamente indefendible en tanto en cuanto los hechos que se relatan en las aportaciones que nos hace Patrick confirman ya para todos los siempres mi tesis central respecto a la íntima imbricación entre el RM y el Estado español que llega hasta el punto de hacer imposible determinar dónde termina el RM y empieza el referido Estado.
 Porque los serviles medios de la prensa española, que beben de las ubres de todas las empresas que se integran dentro del madridismo, se guardarán muy mucho de hacer algo que favorezca la percepción por el público en general de esto que ya es más que evidente para los que sabemos mirar la realidad sin anteojeras: el RM es el Ayuntamiento de Madrid y por tanto era Cajamadrid y hoy Bankia pero también es ACS y toda esa red de empresas constructoras que giran orbitalmente alrededor de ésta, como también es el Estado español, dirigido siempre por algún madridista recalcitrante que ahora se llama Rajoy  y otrora Aznar, pero que también se han llamado Rubalcaba y Lisawesky, o sea, que todos los estamentos del Estado y esos partidos políticos esenciales para el funcionamiento de esta falsa democracia que nos embebe y atonta, no son más que los tentáculos que el capitalismo neoliberal nazifascista que nos oprime utiliza para alienarnos defintivamente mediante este artilugio demoníaco que el propio Diablo, o sea, Franco, se sacó de la manga, como un nerón cualquiera, para llevarnos a todos al puñetero huerto, donde mucho me temo que nos vamos a quedar para siempre.
 Pero, como siempre, a pesar de mi insuperable cansancio, ya he escrito demasiado. 
 Dejemos que hable la propia prensa madridista, confesión de parte, a través de nuestro Patrick Bateman:
 “Patrick Bateman
noviembre 15, 2012 en 6:51 pm
“El Gobierno madrileño ha autorizado este jueves la modificación puntual del Plan General de Urbanismo que permitirá la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, que incluye su cobertura total, la creación de nuevas zonas verdes y la implantación de usos terciarios en el frente del paseo de la Castellana”.
 REAL MAFIA Y CORRUPCIÓN.
 Patrick Bateman
noviembre 15, 2012 en 6:55 pm
 y
 Por favor, amables lectores, no se pierdan la lectura de estos enlaces, tal vez entonces puedan comprender mucho mejor todo lo que está ocurriendo en España. Gracias.