El fascismo tiene rostro de mujer: Aguirre o La Cólera de Dios

Joseph Goebbels, Ministro de Prensa y Propaganda de Hítler
Esperanza Aguirre, condesa consorte, Presidenta del PP de Madrid
La teoría  del fascismo ha ido evolucionando, como todo, a través del tiempo, en un principio, se consideró que su base era una idea totalitaria del Estado, pero ahora, es todo lo contrario, una idea totalitaria del poder, del dinero y para ello se utiliza como instrumento esencial la prensa, tal como tan claramente lo expuso Joseph Goebbels.
Como muestra de la exclusión, de la aniquilación del enemigo, podemos fijarnos en lo que está sucediendo en el terreno deportivo de la política con el uso del poder omnímodo del Estado por parte del Real Madrid, RM, que aplica al pie de la letra las ideas de Goebbels, el superminisstro de Prensa y Propaganda del III Reich.
De la misma manera que todos los instrumentos del E ahora se enfocan contra Pablo Iglesias,  PI y su Podemos, de la misma manera se actúa contra el Barça y Catalunya.
Todo el mundo hace todo lo que se halla a su alcance para no pagar los impuestos, todos los grandes csapitalistas españoles engrosan las listas de los cuentacorrentistas de los bancos en los paraísos fiscales y yo, sinceramente, no estoy con ellos, simplemente, porque no puedo e igual que yo todos los demás millones de españoles, lo que ocurre es que el verdadero deporte nacional no es la envidia sino la hipocresía: haz lo que yo digo pero no lo que yo hago …..
Pero los únicos defraudadores del mundo son Messi, Neymar y cía., sólo ellos, por qué, porque son del Barça, coño, ¿es que no los ves claro, ni uno dsolo de los deportistas egregios de España ha pagado nunca sus impuestos aquí, Nadal, Arancha,Cristiano, Fernando Alonso, Casillas, el otro Alonso, el futbolista, pero de ello sòlo nos hemos enterado unos pocos. Porque esta gente sí que estudió los principios de Goebbels en sus colegios privados,  e incluso es muy posible que hayan participado en uno o más master sobre este insigne manipulador, por eso, todos ellos son maestros de la manipulación, la desinformación y la intoxicación. 
Lo que realmente cualifica a los totalistarismos, nazismo, fascismo, franquismo, madridismo, es su tendencia a mantener la opresión.
El espiritu de dominio es consustancial al hombre pero ha tenido que evolucionar a lo largo de los siglos para perdurar y lo ha hecho hasta hace muy poco sin ninguna clase de contemplaciones hasta que ese prncipe italiano´, de vida tan oscura como la penumbra de su biblioteca alumbró, su aforismo diabólico, para luchar de la mejor manera, contra las nacientes ansias de igualdad y lebertad en todos los órdenes de la vida: es preciso que todo cambie para que todo siga igual.
Era un intento desesperado para evitar que esa nueva doctrina, la marxista, terminara por operar ese drástico vuelco de la historia que el manifiesto comunista llamaba a conseguir.
Las legitimas aspiraciónes de las clases populares había que sofocarlas, como siempre, como fuera, pero parecía más facil hacerlo engañándolas que venciéndolas por el solo empleo de la fuerza totalitaria.
Y así las mesnadas de los reyes y los deñores feudales fueron sustituidas por los panfletos políticos y por los embaucadores de masas, mediante la traición de los intelectuales, y fue precisamente, como ya hemos dicho, uno de ellos, Goebbels, ministro de Prensa y Propaganda de Hítler, el que culminó un proceso de sistematizacióin de una serie de normas canallascas que se han impuesto para siempre en el ejercicio de la política.
De tal manera fue el proceso que a la prensa se le atribuyó la categoría del 4º poder dentro del esquema montesquiano.
Y es en ella en la que se apoya actualmente el más feroz de los imperios de dominación.
Las universidades, los grandes colegios, los grupos de presión, los think-tanks, han emprendido una lucha a muerte sin otro objeto que perpetuar la opresión sobre la inmensa mayoría del género humano, y el intento de Marx y Engels, fracasó estrepitosamente, mientras el de los Popper, Hayek, Friedmann “et alteri”
se ha impuesto parece que definitivamente, si China y los países emergentes no lo remedian.
Desde la cuna, desde la escuela primaria, desde la parroquia a las más altas esferas de la enseñanza, la lucha por el lavado de cerebro del hombre se ejerce impune y machaconamente de una manera despidiada.
Si bien se piensa, es absolutamente imposible que nadie escape a esas inexorables técnicas para el dominio de todos los cerebros ciudadanos y los que hemos conseguido escapar a este proceso ha sido por una casualidad que sólo se produce, cuando lo hace en un uno por un millón, por lo menos.
Y lo que pensamos, lo que sabemos no podemos comunicarlos a nuestros coetáneos porque si lo intentamos somos reprimidos con todos los medios de los que no se excluyen la tortura e incluso la eliminación.
Lo 1º que hace el pensamiento dominante es esconderse bajo la forma de la beneficencia y el altruismo. El mundo entero esta lleno de instituciones transversales que parece propugnar el equilibrio social y la igualdad de oportunidades.
Pero es absolutamente falso. (Continuará)    

Goebbels y Dulles, prensa y propaganda, siempre la letra fue compañera del imperio (II)

Una mentira mil veces repetida=una verdad: Goebbels.

 Hay que invadir todos los espacios, corromper y pervertir todas las instituciones, todos los organismos, para que no quede un sólo resquicio por el que pueda filtrarse un rayo de verdad, de justicia, de  equidad, que no haya en todo el universo, algo en que pueda apoyarse la honradez, perseguir, hasta su total extinción sobre la tierra, toda posibilidad de que una idea de verdad y de justicia pueda anidar en el corazón de los hombres porque este mundo no es sino el infierno y en el infierno no puede existir el menor atisbo de bien alguno: McNamara, Kisinger, Dulles.

 Todo lo que apunte a social es demoníaco y hay que extirparlo como sea, si es el director gerente del Fondo Monetario Internacional, FMI,  esa institución en la que se concitan todas las tendencias opresoras de la humanidad, y no se sabe cómo ha llegado hasta allí un tipo con pretensiones socializadoras, Dominique Strauss Kham, se le tiende la correspondiente celada y se le destruye con la vieja técnica de la conspiración sexual, de modo que quien va a llegar al poder en Francia, siguiendo ese movimiento pendular de la historia derecha<>izquierda no es sino un supermoderado Holande que a todo lo que se va a atrever es a anunciar que va a apresurar la retirada de las tropas francesas de Afganistán y a jubilar a la gente a los 63  años y no a los 67, algo muy parecido, pero en tono menor, a lo que hizo aquel conato de rebelde que se llamó Rodriguez Zapatero, que retiró a sus tropas de Irak, actos puramente simbólicos, como se ve, que no conducen a otra cosa más que al ridículo.

 Porque donde realmente se sigue decidiendo el destino del mundo es en la economía, estúpidos, y ahí la marcha de la historia es más inexorable que nunca si es que esto se puede enunciar así, de manera que las tesis más liberalfascistas de la ultraderecha más retrógrada se imponen ya sin ninguna clase de discusión en el mundo y así la directora del FMI, la tal Lagarde, después de asustarnos a todos con la amenaza de que apenas si quedan 3 meses para que este mundo tan dominado por las tendencias socializadoras acabe de hundirse, interviene decididamente en el caos español propugnando que la culpa de todo lo que aquí ocurre no es de la pésima administración de una serie de gobiernos de la ultraderecha que han practicado la táctica cerril de que todo el monte es orégano, corrompiendo y exprimiendo contra toda lógica los buenos negocios como el de la construcción hasta hacerlo explosionar como la peor de las burbujas, sino que continúan practicando las mismas técnicas corruptoras para resolver el problema que causaron con su insuperable corrupción y así, cuando el escándalo de Caja Madrid/Bankia les estalla en sus corruptas manos, primero dicen que la empresa sólo ha ganado 300 millones de  euros, luego, que ha perdido 3.000, después que realmente son 17.000 y, por último, que 23.000.
 Todo ello con la única pretensión de que su hombre estrella, (aquel tipo tan bueno desde el punto de vista de la dirección económica que, 1º, fue el mejor ministro de toda la historia de España, autor indiscutible del llamado milagro español, el inefable Rato, de la mano del no menos milagroso e inefable Aznar, y, luego, fue elevado a los altares del propio FMI, de donde tuvo la decencia de salir por piernas cuando comprobó que allí, él, estaba más despistado que un pulpo en un garaje), no acabara como lo que realmente es, el supermalo de la película, de manera que no tuvieron más remedio que echar mano apresuradamente a un buen chivo expiatorio que, naturalmente, fuera o se dijera socialista, el genial MAFO, mandamás del Banco de España, bajo cuya supervisión dicen ahora Rajoy, De Guindos y el risueño Montoro, se incubó claramente el desastre que nos aflige que, además, fue iniciado por aquel imberbe Zapatero, que se empeñó en negar la crisis, pecado original de todos los males, a pesar de que este pobre hombre se plegara mansamente a las órdenes que le impartieron Obama y Merkel, de modo que Rajoy, la S. De Santamaria “et alteri” no tuvieron empacho alguno en culparle, entonces y ahora, de ser realmente el único culpable de una intervención de la UE que entonces sí que se produjo pero ahora no, sólo porque así lo dicen ellos que, como todo el mundo sabe, son los portadores, junto con su Santa Iglesia, de la verdad verdadera, es decir, absoluta.

 De modo que el desastre de Caja Madrid/Bankia es culpa de Ordoñez, en ningún caso puede serlo del hombre que la presidía, el tal Rato, y sólo porque aquel malvado no la vigiló, como era su obligación, bien, lo que exculpa definitivamente incluso a los auténticos autores del desastre: el inefable Blesa, el hombre de paja de la siniestra Aguirre, y Rato, el sin par Rato, el superman económico de la ultraderecha aznarista, que nada pudo hacer el pobre por evitar el desastre que salir corriendo por piernas, otra vez, como ya hiciera del FMI.

 Pero, hablando del dichoso FMI, decíamos que la tal Lagarde, para resolver el desaguisado montado por sus queridos cómplices correligionarios en España, que ha concluido con la explosión/implosión de un rescate que los mismosque lo han pedido de rodillas nos dicen que no lo es, no ve otra manera, para que dentro de 3 meses no nos coja el toro, que subir el Iva y bajar los sueldos, una receta tan manida ya que hasta la portera de Núñez, aquel memorable presidente del Barçacuyas decisiones siempre consultaba con la referida señora, habría aconsejado con la misma soltura, porque de todos es sabido que los que pagan el pato en unas sociedades liberalcapitalistas bien organizadas no son los culpables de los desastres a los que se jubila con insuperables retribuciones sino los pobres  ciudadanos que sufrirán, al propio tiempo, un doble flagelo, ya que, por un lado, tendrán que pagar todo lo que haga falta a través de la subida del Iva, y, lo que no parece ya tan claro, es cómo van a poder hacerlo si, una vez más, les bajan los sueldos.

 Y es que éste es el manual de economía de estos maravillosos estudiantes, hijos de las clases superdominantes, que no se esfuerzan en estudiar mucho, para qué, si, al final, los grandes puestos de la Administración Pública serán siempre para ellos, hagan lo que hagan.

 Mañana, si Dios quiere, seguiremos.