Otro fantoche lusitano

 Ahora resulta que El conseguidor, el inefable Florentino, era, es un desastre y que, en lugar de convertir en oro todo lo que toca lo convierte en puñetera arena, de modo que ahora comprobamos que lo del Real Madrid, no era un capricho, una distracción para un formidable hombre de empresa sino una coartada para que la gente no se meta con uno de los máximos culpables de la situación que puede llevarnos a una época como la japonesa, en la que todo el mundo ha tenido que ponerse a trabajar gratis durante 10 años para compensar las pérdidas de una clase dirigente absolutamente perversa.

 Y es que, claro, si este genio ha hecho en las empresas mercantiles inversiones tan maravillosas com las que ha efectuado en el RM con Kaka es como para que le suceda ahora todo lo que  le esta ocurriendo: que los diarios financieros y generalistas más importantes del mundo lo ponen como el peor ejemplo de dirección de empresas.

 “Jueves, 10 de mayo del 2012 – 11:34h.
EL PERIÓDICO / Barcelona
El periódico The New York Times pone a la empresa ACS, la constructora que preside Florentino Pérez, como ejemplo del problema de la deuda privada en España; un problema, subraya el rotativo en un artículo, que es más grave que el de la deuda pública y que amenaza con sumir al país en una década de estancamiento
  JUAN MANUEL PRATS 
En el artículo, firmado por Landon Thomas Jr., el diario culpa de la crisis española a la deuda privada; que incluye la de los particulares que se endeudaron con hipotecas y otros créditos, y la de las empresas privadas que, en época de bonanza, se lanzaron a acometer inversiones vía crédito. Esta deuda “amenaza con hacer el colapso económico semipermanente en lugar de cíclico”. Así, subraya que mientras la deuda pública es del 70% del PIB –baja comparada con el 165% de Grecia y el 120% de Italia–, la deuda privada es del 134%; la más elevada del mundo solo por debajo de la de Irlanda. “El problema de España no es la deuda pública, sino la deuda del sector privado”, apunta un analista afincado en Londres y experto en España.
 Y como ejemplo y “espejo” de todo ello, cita el caso de ACS, empresa “con una deuda de 9.000 millones, el doble de su valor en bolsa, y metida en una campaña frenética para vender activos y desmarcarse de la situación que afecta a la economía española”.
 “Los economistas creen que una de las mayores amenazas para España es la situación de empresas como ACS”, señala el artículo, que advierte de que “si estas compañías recortan inversiones, venden activos y despiden personal, el resultado puede ser similar a lo que ocurrió en Japón (en los años 90); una década de estancamiento”.
 “DEUDA FUERA DE CONTROL”
Respecto al caso concreto de ACS, el Times subraya, citando un informe de Crédit Suisse, que el 48% del cashflow de la empresa que dirige el presidente del Real Madrid proviene de proyectos de infraestructuras, ahora prácticamente paralizados por la crisis, de los que el 70% dependen de la financiación pública. Asimismo, apunta como un factor que preocupa a los analistas el crédito de 6.000 millones de euros que la constructora pidió para adquirir el 27,3% de la constructora alemana Hochtief así como lo que ha invertido en hacerse con acciones de Iberdrola, de la que ahora se está desprendiendo. “La deuda de esta compañía está fuera de control”, opina citado por el diario Javier Suárez, analista de Nomura en Madrid. El artículo también hace hincapié en la caída del valor de ACS en bolsas, cuyas acciones han perdido un 40% en lo que va de año, el 27% solo en abril.
 Tras dibujar este preocupante panorama, el prestigioso rotativo estadounidense se centra en la figura de Florentino Pérez. Le define como uno de los empresarios más destacados de España, después de Emilio Botín, y apunta que ACS es producto de su gestión. El artículo afirma que “al mismo tiempo que se endeudaba para acelerar el crecimiento de su compañía, recurría a fuertes préstamos para contratar a estrellas para el Real Madrid, desde David Beckham a Cristiano Ronaldo”.
 El diario considera que si bien los aficionados del Real Madrid pueden “perdonar” a Pérez por acumular una deuda de 500 millones en el equipo, los inversores en su empresa “son menos comprensivos”.


 Soy plenamente consciente de que todos mis comentarios relativos a Florentino Pérez parecen inspirados en la esencial repugnancia que me  me provoca su presidencia del Real Madrid, y yo creo sinceramente que no es así.

 En mi larguísima experiencia vital, he conocido a miles de tipos como él, gente cuyo único objetivo en la vida es el triunfo económico y que, para alcanzarlo, no reparaban en ninguna clase de normas, éticas, morales, sociales y políticas, dándose, además, la circunstancia de que todos ellos eran furibundos seguidores del RM y no es precisamente una casualidad sino el resultado de la realidad de esa norma clásica que dice “vetere proverbio, pares cum paribus congregantur”, según un viejo proverbio, los iguales se juntan con sus iguales.

 Esta gente se mueve empujada literalmente por una irresistible codicia, para ellos el dinero, el famoso capital, representa la posesión de una parte del Paraíso y aquí entra en acción eso que yo me he empeñado en llamar justicia inmanente, que es aquélla que se cumple como resultado directo de la propia fechoría.

 Soy consciente también de que cualquiera que me lea puede pensar “pues a mí que me den toda la justicia inmanente que puedan, a mí me gustaría mucho pasar por esas dificultades por las que atraviesa este  fantoche lusitano”,  otro es, claro está, Mourinho.

 Se equivocan. No tener esta noche para cenar es algo horrible, a mí, en los lejanos tiempos de mi juventud, me ocurrió muchas veces, demasiadas, y es una de las cosas más tristes y desesperantes que le pueden suceder al ser humano, tanto que la mayor parte de las veces conduce al suicidio, pero no crean que haber ascendido a la cumbre el mundo económico financiero, considerarte a ti mismo como una auténtico Dios y ver, de pronto, como todo el suelo que te rodea se agrieta y se hunde y que tú ya no puedes hacer nada para evitarlo porque precisamente por tu insaciable codicia, has agotado con mucho todas tus posibilidades de tal modo que ahora todos huyen de ti como del peor de los apestados, tiene que ser, creo, más horrible aún.

 Lo he escrito cientos, miles de veces, Florentino y el RM son el mejor ejemplo de la ideología fascista mafiosa neocons ultraliberal capitalista que afirma que lo que hay que hacer continuamente es comprar y vender sin poner siquiera uno sólo duro de nuestro bolsillo, todo a crédito, es decir, mediante la especulación financiera más invasora de tal modo que se compra todo lo que aparece en el horizonte se tenga o no la posibilidad de hacerlo, porque el mundo del capital es tan milagroso que lo que compras, por muy absurdo que parezca el negocio, acaba siempre por financiase a sí mismo.

 Y fiel a esta doctrina esencialmente fascista, mafiosa, neocons ultraliberal capitalista, Florentino ha ido comprando todo lo que se le ponía por delante sin tener, como el mismo se jactaba y decía, ni un sólo duro en el bolsillo porque está absolutamente convencido de que, por ejemplo, la compra de Cristiano Ronaldo se autofinancia ella sola porque los cien millones de euros que saca del bolsillo de todos los españoles mediante el préstamo que le hace Caja Madrid, sí, esa entidad a la que hoy mismo estamos salvando de la quiebra total inyectándole los millones necesarios por parte del Estado español que, a su vez, no los saca a nosotros del mismo sitio, como también lo está de que esa conducta que en otro caso y con otro tío sería absolutamente suicida para él no lo será porque la Comunidade madrileña y el Ayuntamiento de Madrid harán lo que haga falta para que el RM salga de ese terrorífico aprieto a costa de todos los españoles que somos los que, al final, acabamos pagando esas deudas gigantescas, monstruosas que Florentino y el RM contraen.

 Pero cien millones son, como él mismo dirá, como ahora dice Dívar, el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, de los 6.000 euros que se  gastaba cuando iba de fin de semana a Marbella, realmente una miseria para esta gente, pero todo lo que este jodido megalómano de Florentino ha ido comprando por todo el mundo, no, y los demás países del universo no están gobernados por una gente tan podrida como la que nos rige a nosotros. De modo que ahora, Floren, otro fantoche lusitano, tiene que pagar todo lo que ha comprado y ya no le da crédito nadie porque ya no tiene nada para responder y ha comenzado a vender parte de lo que había comprado tan demencialmente, perdiendo ingentes cantidades con ello y más ahora que los grandes rotativos mundiales le han quitado la careta y lo ha dejado absolutamente desnudo, a él y a todo nuestro país del que él, Floren, era con Botín, el paradigma.

 Los que realmente saben de esto dicen que ambos, Botín y Floren, han situado a la economía española más allá de la quiebra y que para salir de ella tendremos que hacer como los japoneses están haciendo, un plan de ajuste de decenas y decenas de años para reparar el daño hecho a la economía nacional por las demenciales empresas de esta serie de iluminados que llegaron a creer realmente que todo el monte era orégano.