El proceso contra Rajoy

 El mundo del Derecho es un universo cerrado, oscuro, opresivo, deprimente y ha sido objeto de maravillosos actos de traslación a la literatura y el cine precisamente por eso, porque, hábilmente tratado, puede dar mejor idea que cualquier otro de la condición esencialmente absurda de la naturaleza y de la vida humana.

 Quién no haya leído El proceso, de Frank Kafka, no sabe lo que se pierde porque quizá sea la mejor traslación que la razón humana haya hecho nunca de uno de los mundos más fascinantes. Josef K sabe que está procesado, sometido a tratamiento penal por la justicia humana pero no consigue enterarse, a pesar de su angustiosa peregrinación por los diversos despachos, por las siniestras oficinas en las que se trabaja con la justicia de qué se le acusa, cómo y por qué. Es uno de los relatos más angustiosos y opresivos que yo haya leído nunca.

 Y esto viene a cuento por la existencia de José Luis Mazón, el mejor abogado que yo he conocido en mis casi 50 años de ejercicio profesional ante los tribunales. En realidad, José Luis, con el que yo me he entrevistado 3 veces es un personaje digno de penetrar en ese mundo opresivo de Kafka y de moverse casi siempre con éxito, porque parece que está dotado de un poder especial, de un instinto casi infalible para moverse por ese proceloso mundo de la justicia.

 José Luis Mazón es murciano como yo y tiene su despacho profesional muy cerca de uno de los jardines que yo he visitado más en mi vida, el de Floridablanca, en el que he pasado algunas de las mejores tardes, charlando con la que entonces era mi novia y ahora, mi mujer. Es un despacho sencillo, pero eminentemente moderno y tanto él como su compañera ejercen esta maravillosa profesión con un toque especial que los sitúa más cerca de la Filosofía que del Derecho.

Que yo sepa no se interesan más que por aquellos casos que a 1ª vista parecen totalmente desesperados, sin ninguna posibilidad de éxito, pero él, sobre todo, parece dotado con un aura especial que hace que la aparente dificultad se transforme inexplicablemente en un triunfo.

 José Luis es el abogado del que es, sin duda, uno de los procesos más famosos del mundo, aquél en el que consiguió que una de las Salas del Tribunal Supremo condenara a todos los Magistrados, 12, del Tribunal Constitucional a pagarle a él, personalmente, una determinada cantidad, que ahora no recuerdo, por haberle privado de un derecho sin ninguna clase de justificación.

Dicho así, tan sencillamente, parece una cosa natural, pero ni con mucho lo es. Un magistrado es la personificación de la Autoridad, la esencia misma del poder político, nadie está jurídicamente por encima de él y sólo otro magistrado podrá juzgarle y condenarle, pero lograr que el más alto de los Tribunales de un país, ni más ni menos que el Tribunal Supremo español, que según Joseph de Maistre es lo más ecuánime y justo, condene a otro que es precisamente y en cierto sentido incluso superior a aquél, se lo aseguro a todos ustedes, no lo he estudiado a fondo, pero seguramente es un caso único en el mundo.

 Pues, bien, este abogado que, qué casualidad, es junto con otro con el que también he trabajado yo, Antonio Panea Yeste, los autores de una de las 3 querellas que motivaron el procesamiento del juez Garzón, está intentado ahora meterle mano, jurídicamente, ni más ni menos que a nuestro presidente de gobierno, por algo que yo, cuando aún no tenía noticia de esto, comenté por aquí de pasada: que Rajoy nunca había aclarado, ni siquiera había nunca hecho la menor referencia a ello, la oscura historia de su situación como Registrador de la propiedad de Santapola, uno de los Registros más rentables del mundo, se lo aseguro.

 Un registrador la propiedad es tal vez el funcionario público mejor pagado del universo funcionarial mundial y lo es en un doble sentido:

1) porque su trabajo es uno de los más fáciles que pueden llevarse a cabo dentro del ámbito del Derecho, tan fácil es que realmente las decisiones que se toman en los registros de la propiedad, aparte de algunos casos realmente difíciles, casi nunca las toman los propios registradores sino sus oficiales; 2) porque sus honorarios profesionales son tan sustanciosos que dan origen a las percepciones de derechos mensuales más elevadas de todo el espectro jurídico.

 Yo no sé si en Santapola existe todavía un sólo registro o el partido se ha dividido ya a efectos registrales y hay más de uno, pero para que se den vdes. una idea, los honorarios mensuales de un registro como éste sumarán varios millones de las antiguas pesetas.

 O sea que no es cualquier cosa ser registrador de la propiedad de Santapola sino todo lo contrario, una de las profesiones mejor remuneradas del mundo.

 Y, ahora, después de este largo pero inevitable exordio, entremos en materia: ¿Por qué, nunca, nunca, nunca, como dijera el Ser Superior, nadie del PP ha hablado en ningún foro de este asunto, siendo como es de la más notoria importancia, porque Rajoy lleva ya no años sino siglos dedicado a esta actividad de la política, dejando a un lado, teóricamente, una de las actividades más lucrativas del mundo?

 ¿Se trata de uno de los casos más altruistas de la historia humana?¿Es Rajoy uno de los hombres más generosos de nuestra especie y por eso tiene tanta razón cuando pontifica que los hombre no sólo no son iguales sino que no pueden serlo porque la igualdad, como está tan rigurosamente probado es antinatural y no sólo no existe sino que no debe de existir diga lo que quiera ese maldito artículo de la Constitución española que, al fin y al cabo, no es sino la creación de su padrino político el inefable Fraga, de que todos los españoles somos iguales ante la Ley, algo que ni el propio Fraga, cuando estaba profundamente borracho, creyó nunca y por eso enchufó a todos, absolutamente a todos sus familiares consanguíneos y políticos en esa Administración pública de la que siempre, siempre, siempre, formó una parte imprescindible?

 Pues, bien, el mejor de los abogados de que yo nunca tuve noticia ha iniciado ya los trámites para averiguar cuál es la situación jurídica de Rajoy en orden a compatibilizar o a haber compatibilizado su condición de registrador de la propiedad de Santapola, que no es ni mucho menos moco de pavo, con la de presidente del PP, 1º, y, ahora, con la de presidente del Gobierno de España.

 Y si Rajoy no ha tratado este asunto como es debido que se ate los machos porque enfrente tiene a un auténtico perro de presa que, como ya he dicho, consiguió que el Tribunal Supremo se cargara ni más ni menos que a los 12 Magistrados que constituyen el Pleno del Tribunal Constitucional, la más alta de las instancias juridicoconstitucionales de España, aquélla única que puede cargarse las leyes. Casi nada.

 José Luis Manzón se querella contra el presidente del Gobierno por mantener su plaza como registrador de la propiedad
El abogado que acusó a Garzón por los cursos de Nueva York denuncia ahora a Rajoy
ELPLURAL.COM | 06/mayo/2012
El abogado José Luis Mazón, uno de los autores de la querella interpuesta contra el juez Baltasar Garzón por los cobros que recibió durante su estancia en la Universidad de Nueva York, ha denunciado ante la Oficina de Conflicto de Intereses al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por mantener su plaza como titular del Registro de la Propiedad de Santa Pola, en la provincia de Alicante.
En nombre del partido Soberanía de la Democracia (Soberanid), el letrado señala que la plaza del líder del Partido Popular en el registro de Santa Pola es “incompatible” con su cargo como jefe del Ejecutivo y que además reconoce unos “derechos económicos”, que “Rajoy dice que no recibe o cuando menos no declara como ingresos ante el Congreso”, informa Europa Press.
Cobro de aranceles de la plaza
El abogado ha solicitado a la Oficina de Conflicto de Intereses que esclarezca todas las circunstancias relativas al cobro de aranceles y sus destinatarios derivados de la plaza, en la que figura como titular el presidente de los ‘populares’, y si éste ha cobrado en función de este puesto.
La vacante de Rajoy debería haber salido a concurso
El presidente de Soberanid, partido que fue excluido de los comicios del 20-N al no reunir los avales exigidos por la Ley Electoral, alega que el Reglamento Hipotecario, en su artículo 541, reconoce la prestación de honorarios al titular del registro. Añade que Mariano Rajoy no ha solicitado su situación de excedencia porque entonces la vacante debería haber salido a concurso.
Rajoy  “ha recibido beneficios económicos”
En su denuncia, el abogado sostiene que el Reglamento Hipotecario confiere derechos económicos al sustituido sobre los rendimientos de la plaza que deja vacante, por lo que Rajoy “ha tenido que recibir los expresados beneficios económicos y no consta su renuncia”.
Una inmoralidad
“Es una inmoralidad que una plaza siga retenida por su titular, al no haber solicitado la excedencia”, indica el abogado murciano, que se pregunta si Mariano Rajoy se ha declarado en situación de servicios especiales para poder “seguir recibiendo rentas económicas” derivadas del puesto, que ocupa en condición de interino Francisco Riquelme.