MP2

 En las declaraciones de ayer de Martínez Pujalte, MP, había una pregunta latente y otra expresa.
 Ayer mismo, tratamos de contestar a la pregunta latente, ¿dónde coño, Bárcenas, has puesto todo mi dinero?, hoy, vamos a intentar responder a la pregunta expresa ¿de donde coño has sacado tanto dinero, mi querido Luis?
 Y ésta sí que es una pregunta interesante, la más interesante que puede hacerse, porque 50 millones de euros, por ahora, que se sepa, son muchos millones y no salen de cualquier parte.
 El, Bárcenas, ha dicho que tan colosal fortuna la ha obtenido jugando  en la Bolsa.
 ¿Plausible? En absoluto, porque en la Bolsa, todo este tiempo, nadie, absolutamente nadie ha ganado porque todos los valores sin excepción se han hundido, luego nadie ha podido ganar.
 Pero es que, además, hay una manera fácil de probarlo, mostrar las copias de las órdenes a sus Bancos para comprar y vender los valores.
 O sea, que no, que no van por ahí los tiros.
 Es la tercera vez, que recuerde, que le hago, al amigo Luis, la cuenta.
 Sólo hay dos posibilidades: o Bárcenas se lo llevaba crudo, como ahora se dice, o sea, se llevaba limpiamente todo lo que entraba en Caja, o sea, como decíamos ayer, las cuentas del inefable Cantinflas, “de diez me lleno una, pero como se va a notar, me llevo, las diez” y de ahí las indignadas protestas de M. Pujalte, o el tesorero infiel le aplicaba a su empresa una comisión por las ganancias que generaba, tal como yo hacía cuando trabajaba en Telefónica, aquí, la comisión era del 15% de toda la publicidad en la Guías telefónicas que yo contrataba.
 Si aceptamos como buena esta última hipótesis, El Cabrón, tal como sus propios compañeros le llamaban, si amasó una fortuna que, por ahora, asciende a 50 millones de euros, que se sepa, fue porque:
si a 100 le corresponden 15
es porque a x le corresponde 50.000.000 euros, 
de donde x es igual a 50.000.000. multiplicados por 100, 5.000.000.000 euros que dividido por 15=3.333 millones de euros, salvo error u omisión.
Yo no sé, nunca fuera de él lo sabre nadie, los millones de euros que atesora el PP, lo que sí que sé es la ira furibunda que todo el PP siente por este Cabrón, según ellos, que los está poniendo en tal evidencia que ti estos tipos tuvieran sólo un átomo de vergüenza se habrían ido todos, cogidos de la mano, a un sitio en el que nadie supiera nada de sus andanzas.
 Pero no se irán porque vergüenza no es que no la tienen sino que ni siquiera saben qué es.
 Lo que sí que harán es lo que ya están haciendo: preguntar desaforadamente a todo el mundo qué hay de lo suyo tal como está haciendo en tal Pujalte, porque lo suyo es el resultado de la mayor rapiña que partido alguno haya hecho en ningún sitio a través de la historia.
 Y ahora tratarán, cada uno de ellos en su parcela, de recobrar lo que el tal Bárcenas les debe y como no se sabe, todavía,  donde está el resto ni como van a poder ellos echarle mano, se afanarán todavía más, si es que es posible, en rapiñar todo lo que puedan a fin de compensar este desfalco que el hombre de su mayor confianza ha realizado, como hubiera hecho cualquier otro de ellos, en el mismo caso.