La censura de Público

 Acabo de llevarme la sorpresa de mi vida.
Ya había recolectado 4 o 5 rechazos a mis posts en medios tales como El Confidencial, El País, etc., pero no podía siquiera imaginarme que iban también a rechazármelos en Público.
Es posible que la edad y el proceso degenerativo tipo alzheimer hayan debilitado mis neuronas hasta tal límite que ya sea incapaz de comprender dónde está lo imperdonable del siguiente post:
“A veces, muy pocas, uno se lleva pequeñas alegrías intelectuales como ésta de haber denunciado a Rajoy como un auténtico supermultimillonario, lo que nos coloca a todos, o, por lo menos, a todos los que lo votaron en la misma situación que aquellos  imbéciles que no se les ocurrió otra cosa que poner al zorro a guardar a las gallinas.
He venido escribiendo una serie de posts denunciando la obscena e indebida riqueza del tío que ahora tiene la llave de todas nuestras calenturas y que no hará nunca nada, absolutamente nada, que perjudique a los ricos lo que no es sino lo mismo que favorecer a los pobres, o sea, que es el  zorro el que está guardando los intereses de todos los demás que sólo somos unos gallinas: