Verdades absolutas

Cuando se tiene una visión integral de las cosas, cuando se mira al mundo con la necesaria, suficiente perspectiva, uno descubre, por ejemplo, que Aristóteles y Marx, cuando miraban la realidad política, veían lo mismo sólo que el lenguaje lo manejaban de distinta manera.

Me fastidia extrarodinariamente tener que admitir que no hay verdades absolutas que ni siquiera es absoluta ésta verdad que afirma que ni siquiera ella es absoluta.

Porque, entonces, ¿a qué coño de juego estamos jugando?

Porque el jodido estagirita nos dejó escrito aquello tan bonito de la evolución cuasi fatal de las formas de gobierno y luego vino el más jodido aún tipo de las barbas arborescentes y nos dijo que sí, que todo aquello estaba muy bien pero de lo que realmente se trataba es de que todo lleva en sí mismo el germen de su propia evolución porque todo no es sino lo que era sólo un poco antes porque había evolucionado, acababa de evolucionar por aquello del canallesco materialismo histórico.

Y para eso se había pasado toda su puñetera vida en las jodidas bibliotecas no sólo estudiando a fondo a Hegel sino también la historia de las concreciones económicas.

De modo que no hay más huevos que partir de lo que ahora mismo tenemos porque no hay tiempo para más si no queremos pasarnos toda la puta vida probando.

Y todo esto por lo que acaban de hacer y de decir Willy Toledo y Joaquín Sabina que a mi, por lo menos, no me cabe la menor duda de que ambos son dos tíos de izquierdas.

Ambos han dicho que no  ven muy claro de qué coño va Podemos.

Y la cuestión está tan clara que da vergüenza incluso ponerse a discutir sobre ello.

Podemos va de lo que puede lo que además de una jodida tautología es también una verdad como la copa de un pino.

Si Aristóteles anduviera ahora por aquí, qué más quisiéramos, nos diría que esta jodida demagogia con la que ahora andamos es una de las formas más asquerosas de gobierno posibles.

Porque ni siquiera es ya el reinado de lo posible sino el dominio de la sinvergonzonería.

Toda esta gentuza de los populares, hay que ver el valor que tenía el cabeza cuadrada para llamar a su canallesco invento “popular”, ha visto con la mayor claridad que el cinismo no es que sea el valor de cambio de los peores sino una cualidad imprescindible no sólo en los ladrones sino también en los asesinos.

Si tú tienes el valor suficiente, el descaro, el cinismo suficiente para decir sin que se te caiga la cara de vergüenza al suelo y rebote que lo que tú buscas cuando te estás enriqueciendo vertiginosamente a expensas de la miseria y el hambre de todos los demás que este asqueroso crimen lo cometes precisamente por el bien del pueblo ya puedes llamarte popular de aquí a la eternidad, a esa eternidad a la que espiran toda esa gentuza bien vestida que llena los templos.

Precisamente por eso es por lo que no pueden venir ahora Willy y Sabina a decirnos como unos ortegas cualquiera” no, no es eso”, porque lo que desde luego no es es lo que hacen ellos.

Y es que claro, ellos son artistas, o sea, por definición gente ajena al campo de la realidad, si vivieran dentro de ella, sabrían que no es dividiendo a la gente sino uniéndola como se puede vencer a estos 11 millones de canallas que han secuestrado al país tan obscenamente que nos roban cada día más y dicen que ya se está viendo la luz al final del túnel.

O sea que no podemos consentir que al cinismo de éstos se una la soberbia de aquéllos, porque no es diciendo “qué listos y qué guapos somos nosotros que nos hemos dado cuenta de que sólo somo nosotros los que estamos en posesión de toda la verdad, de la única verdad”, porque las batallas no se ganan nunca si no se plantean y que plantar batalla es algo más que subirse a un escenario y cantar un poco, sino  hacer grupo, unir voluntades prescindiendo de lo que nos separa y buscando sobre todo lo que nos une.

 

5 comentarios en “Verdades absolutas

  1. EL PP PREPARA OTRA REFORMA ELECTORAL EN MURCIA PARA MANTENERSE EN EL PODER
    Avance en el Diario.es

    El PP de Murcia está estudiando una reforma de la ley electoral regional que le beneficiaría, en detrimento de los demás partidos. El plan pasa por aumentar el número de circunscripciones electorales del Parlamento regional: pasarían de las cinco actuales a al menos siete, pudiendo llegar incluso hasta 15 circunscripciones. Al aumentar el número de distritos electorales sin crecer el número de diputados autonómicos, los partidos minoritarios lo tendrían aún más difícil para conseguir un escaño.

    Aún no se conoce al detalle las intenciones del Ejecutivo murciano o el calendario previsto, aunque dicha modificación de la ley electoral no implicaría tocar el Estatuto de Autonomía. Bastaría con la actual mayoría absoluta del PP en la Asamblea Regional, lo que haría posible su entrada en vigor antes de las elecciones municipales y autonómicas de 2015. Facilitaría así en gran medida que el PP conservara su mayoría en detrimento de los grupos políticos más pequeños.

    Si se repetiese el resultado de las elecciones europeas de mayo, con la atual ley, el PP perdería la mayoría absoluta. Con esta reforma, si se mantiene como el partido más votado, podría mantener la mayoría absoluta incluso aunque quede por debajo del 40% de los votos. El porcentaje exacto, que aún no se puede calcular, dependerá del número definitivo de distritos electorales.

    La noticia fue adelantada por el diario La Verdad, que situó el origen de la propuesta en un seminario celebrado en San Javier hace un mes. Además del actual presidente de Murcia, Alberto Garre, y del expresidente regional y presidente del PP murciano, Ramón Luis Valcárcel, también participaron el diputado Vicente Martínez-Pujalte y varios dirigentes del partido. En dicha reunión, Valcárcel planteó a sus compañeros la posibilidad de llevar a cabo una modificación de la ley electoral regional para aumentar el número de circunscripciones de la provincia, con el argumento de “acortar las distancias entre los representantes y los representados”. La idea del PP regional ha saltado a la luz en pleno debate público sobre la elección directa de alcaldes que propone el Gobierno de Rajoy.

    Fuentes del PP murciano han admitido a eldiario.es que se “están planteando una serie de iniciativas para llevar a cabo una importante regeneración de la vida democrática, como puede ser la elección directa de alcaldes, la reducción del número de aforados, la limitación de mandatos o las nuevas circunscripciones electorales, entre otras propuestas que buscan acercar la actividad política al ciudadano de una forma honesta y transparente”. Añaden que a día de hoy “todas ellas están en estudio, sin existir aún ninguna decisión al respecto”.

    “Lo que se desea es debatir y consensuar con las restantes fuerzas políticas su aprobación y aplicación, dentro siempre de los cauces legales establecidos”, concluyen.

    Sin embargo, los demás partidos aún no saben nada oficialmente de estos planes. De momento, el PP ha dejado al margen a la Comisión Especial Parlamentaria que se creó hace año y medio en la Asamblea Regional, y que tenía como fin estudiar la reforma de la Ley Electoral de Murcia para mejorar la representatividad y consensuarla entre todos los grupos.

    Actualmente el PP tiene 33 de los 45 escaños de la Asamblea Regional, gracias al récord de votos obtenidos en las últimas elecciones autonómicas, las de 2011, en las que recibió la confianza del 59% del electorado murciano. Sin embargo, en las pasadas elecciones europeas sufrió un retroceso histórico y se quedó en el 37,4% de los votos; un resultado que, de repetirse en las próximas autonómicas, les dejaría sin mayoría absoluta con la actual ley electoral.

    Un ley electoral muy singular

    Descontadas las islas, actualmente sólo hay dos comunidades autónomas uniprovinciales que estén divididas en diferentes circunscripciones: Asturias, que cuenta con tres –occidental, central y oriental-, y Murcia, que por ahora mantiene las cinco circunscripciones que estableció una disposición adicional de su Estatuto de Autonomía en 1982, con el fin de regular sus primeros comicios autonómicos.

    El Estatuto reflejó así un acuerdo preautonómico que tenía la vista puesta en una futura división comarcal, y dejó en manos de una ley posterior el resto de pormenores electorales. Aunque la división comarcal finalmente no se llevó a cabo, las cinco circunscripciones se quedaron.

    La Ley 2/1987 Electoral de la Región de Murcia que ahora se pretende modificar se basa en la ley D’Hont y recoge esas cinco circunscripciones, en las cuales se agrupa a varios municipios. Los 45 diputados de la Asamblea Regional se reparten de manera proporcional según la población de cada una de las circunscripciones, y de ese modo, a la de Murcia, con medio millón de habitantes, le corresponden 21 escaños; a la de Cartagena, con 227.000 habitantes, se le asignan 10 escaños; la de Lorca-Guadalentín, con 143.000 habitantes, tiene 7 escaños; a la del Noroeste, con 71.000 habitantes, le corresponden 4 diputados; y al Altiplano, con 41.000 habitantes, se le asignan 3 diputados.

    El sistema favorece a los grandes partidos y dificulta el acceso a la Asamblea de los partidos pequeños. Con la ley actual, Murcia tiene tantos distritos electorales como Castilla-La Mancha. Con la nueva ley, podría convertirse en la autonomía con más circunscripciones electorales de toda España, por encima de Castilla y León o Andalucía, que tienen respectivamente nueve y ocho, una por provincia.

    Cuanto mayor sea el número de distritos electorales, más difícil será para los partidos pequeños. En las últimas elecciones autonómicas de Murcia, el PP consiguió 33 escaños con 382.569 votos: de media cada diputado le costó 11.593 votos. Mientras tanto, IU solo se llevó un único escaño en el Parlamento regional, a pesar de lograr 50.913 votos. UPyD, con 29.236 votos, se quedó fuera.

    De materializarse la reforma de la ley electoral, cada circunscripción se dividirá en otras aún más pequeñas beneficiando todavía más a las grandes formaciones, y en especial, a la lista más votada.

  2. UN NUEVO PUCHERAZO POPULAR (OTRO MÁS, AHORA EN MURCIA)
    Ignacio Escolar

    Tras los pasos de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha y de la ley “cerdada” para las municipales que cocina Mariano Rajoy, el PP prepara un nuevo pucherazo electoral. Otro más. Es en la Región de Murcia y el motivo es el de siempre: mantenerse en el poder como sea, aunque los votantes los quieran echar.

    El Partido Popular lleva gobernando dos décadas en esta comunidad, pero las últimas encuestas y los resultados de las elecciones europeas pronostican que en las próximas autonómicas –en mayo, dentro de ocho meses– pueden perder la mayoría absoluta y por lo tanto el Gobierno. ¿La solución? La habitual: cambiar las reglas de juego al final del partido de forma unilateral. Modificar de urgencia la ley electoral para aumentar las circunscripciones electorales de las actuales cinco hasta siete o incluso quince distritos.

    La reforma que planea el PP de Murcia es un absoluto despropósito para una autonomía uniprovincial. Se podría dar incluso el absurdo de que el Parlamento de Murcia fuese el que tuviese más distritos electorales de toda España. Más que el de Andalucía (ocho, uno por provincia) o el de Castilla y León (nueve).

    El objetivo evidente de este pucherazo es perjudicar a los partidos minoritarios y perpetuarse en el poder. Al aumentar el número de circunscripciones pero no el de diputados –que seguirían siendo 45–, el mínimo de votos necesarios para conseguir un escaño se disparará. La reforma está diseñada por el PP a su imagen y semejanza. Es una trapacería para aferrarse a cualquier costa al sillón.

    La actual ley electoral de las cinco circunscripciones ya beneficia sobradamente a los grandes partidos en general y al PP en particular. En las últimas autonómicas, cada escaño le costó al PP 11.593 votos. Al PSOE, 14.105. IU solo logró un escaño con 50.913 votos y UPyD, con 29.236, se quedó fuera del Parlamento regional.

    Con la nueva ley electoral –que avanzó La Verdad de Murcia–, el beneficio para los grandes partidos sería aún mayor. La derecha blindaría su mayoría absoluta con algo menos del 40% de los votos; el porcentaje exacto dependerá de cuántas circunscripciones electorales se creen finalmente. El PP se aseguraría así todo el poder al margen de la voluntad mayoritaria de la sociedad, incluso si más del 60% de los ciudadanos les dan la espalda.

    ¿Las excusas? Desde el PP dan las de siempre: “acercar los políticos a los ciudadanos”, “la regeneración democrática”, “que gobierne el más votado”… Pura palabrería con la que camuflar otro pucherazo electoral de manual.
    Los ejemplos de Madrid y Valencia

    Algo de historia para recordar la hipocresía del Partido Popular. El mismo PP que hoy quiere cambiar la ley electoral municipal para evitar –entre otras cosas– perder las ciudades de Madrid y Valencia llegó a la alcaldía en ambas capitales sin ser el partido más votado.

    En el caso de Madrid, con un pacto con el CDS que echó a Juan Barranco para poner en su puesto a Agustín Rodríguez Sahagún, pese a que el socialista había sido el candidato más votado, con un apoyo superior al 40%. En el caso de Valencia, el PP llegó a la alcaldía de la mano de Unió Valenciana, a pesar de que el PSOE era el partido más votado. Fue la misma Rita Barberá que hoy clama en contra de los pactos y defiende que gobierne la lista más votada la que consiguió así una alcaldía a la que hoy se quiere atornillar.

    Cabe preguntarse, y es fácil de imaginar, qué habría dicho la derecha si el PSOE hubiese cambiado la ley electoral sin consenso pocos meses antes de esas elecciones municipales para blindar su poder.

  3. AL SEPULTURERO DE FALSAS PROMESAS
    Rafael Reig
    Señor Pedro Sánchez, ¿usted es el secretario general del PSOE o, como dice Antonio Orejudo, el consejero delegado del PSOE? ¿Tanto le ha moldeado su experiencia en Bankia? Con Miguel Blesa y otros compañeros endosándole preferentes a incautos y dándole créditos desorbitados a Díaz Ferrán.
    Mira este vídeo, Sánchez, y disculpa que te tutee, pero, pensándolo bien, tú nos has mentido a todos en público tuteándonos. En el telediario, donde dices alto y claro: “ Voy a hacer primarias abiertas, y las voy a proponer en el mes de noviembre de este año. No os quepa duda (…). No os quepa duda, yo soy coherente con mi trabajo (…). Dije que iba a hacer primarias abiertas y las vamos a hacer en noviembre”.
    ¿No se te cae la cara de vergüenza, Sánchez? No dudo que seas coherente, con tu trabajo: lo que no eres capaz de decir en voz alta es cuál es tu trabajo, ¿verdad?
    En noviembre, que no nos cupiera duda. Y ahora ya son, de entrada(como cuando tu partido engañó a todos con el referéndum de la OTAN), en julio de 2015.
    “No os quepa duda”. Ja, ja, ja.
    Mientes, Sánchez. Has hecho promesas falsas para que te votaran. Dirás lo que haga falta en beneficio propio o de tus patrones, de eso es de lo único que no nos cabe duda.
    Acusas al PP de que no tiene autoridad moral para hablar de regeneración democrática. Pues mírate a ti mismo, Sánchez.
    Ya te dije que pensaba que no eras más que el enterrador del PSOE. Ése es el único trabajo con el que creo que estás siendo coherente (por decirlo a tu manera).
    Mi pregunta es: ¿a qué estás esperando para unir el PSOE al PP? Si pudieras lo unirías a Podemos, pero hasta Podemos es capaz de adivinar que no es bueno abrazarse en el agua a un cuerpo muerto.
    Tu partido, el PSOE, tiene una tarea histórica que completar. Tras impedir que el protagonismo político tras la dictadura recayera en la izquierda, en el PCE, que sí luchó contra Franco; tras conseguir disminuir en lo posible a la izquierda, tras lograr la reconversión industrial, la entrada en la OTAN y facilitar el capitalismo depredador; tras expulsar a toda una generación de la política, asqueados e impotentes; al PSOE ya sólo le queda unirse por fin a la derecha, que es su residencia natural, sin complejos y a cara descubierta. Y para ese honor, tal señor, por eso te han elegido, ¿verdad, Sánchez?
    Te repito la pregunta: ¿a qué esperas? Acaba de una vez con esta farsa.
    Espero que así al menos tengamos que agradecerte una cosa: la unidad de la izquierda, al margen del PSOE y de Podemos. Hay mucha gente que estamos buscando a la izquierda y, cuanto antes acabes con tu trabajo, más inmediata será la unidad.
    http://www.eldiario.es/cartaconpregunta/sepulturero-falsas-promesas_6_298580171.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s