Esperando el gran fallo

 

Demasiado para los madridistas

Yo creo sinceramente que Luis Suárez no está enfermo, que los enfermos son todos esos que se ceban en su desgracia ocasional.Es tendencia natural humana reaccionar violentamente contra las agresiones y la más normal de nuestras reacciones de defensas es morder, es lo que naturalmente hacen casi todos los animales.

Si no andamos por ahí mordiendo a todo el mundo se debe a que es mucho más fácil golpear con los pies o con las manos.

Pero el instinto más natural es el de hacer exactamente lo mismo que el león de la Metro.

-Entonces-se me preguntará-¿por qué no vamos todo el tiempo por ahí mordiendo a la gente?

Pero es un hecho esencialmente repugnante.

Morder es penetrar con lo más humano que tenemos, la boca, más allá de la piel de los otros. Y hay algo estrictamente repugnante en ello porque ponemos en contacto nuestra más exclusiva intimidad, la propia esencia de lo que somos, de lo que tenemos, dentro de la asquerosa intimidad del otro.

Morder no es que sea un acto íntimo sino profundamente indecoroso. 

Porque  situamos nuestro “humus” dentro del barro cuasi infecto del otro.

Entonces, al que muerde hay que perseguirlo como a lo que realmente es, una alimaña tenebrosa que comete el pecado de mezclar su humus con el nuestro.

Nada, excepto el beso en la boca, nos puede proporcionar más asco.

Creo que hemos profundizado suficientemente en lo que es y significa el acto de morder, llegando a la conclusión de que el que muerde comete un pecado casi tan nefando como el de violar. Puesto que penetra, sin ningún derecho, en la más estricta intimidad del otro.

Bien. 

Así las cosas ¿qué debemos hacer con el que muerde?

Decía no sé quién: odia el delito y compadece al delincuente.

A Luis Suárez hay que castigarlo, porque, como decía el que es  tal vez el filósofo más importantes de nuestro tiempo, perseguir y castigar, es la esencia de nuestra  ¿civilización? 

En el fondo de todos los mordisco está el odio y el deseo de matar definitivamente, puesto que implica al propio tiempo el deseo, la intención de arrebatar al otro parte de su propia fisiología.

Es por todo esto que, fuera de las tribus caníbales, el mordisco casi no se use ya como acto agresivo.

Pero he aquí que, de pronto, irrumpe en nuestras vidas un hombre que cuando sufre lo que él considera una agresión insuperable, muerde.

¿Qué podemos, qué debemos de hacer?

Tildarle con la peor de las reprobaciones y apartarle casi definitivamente de nuestras vidas, cebándonos con él con esa misma ferocidad con la que él nos muerde.

Pero entonces estaremos cometiendo el mismo crimen nefando que él ha cometido y esto no sería sino una aplicación más de la famosa Ley de Talión, tan criticada y, por lo tanto, tan inaplicable.

Frente al pecado, frente al delito, somos bastantes los que consideramos que el mejor tratamiento es la comprensión, intentar averiguar por qué realmente pecan los hombres y crear las circunstancias adecuadas para que ese pecado, ese delito no pueda cometerse.

Perseguir sañudamente, más allá de todo límite al que muerde es comportarse, por lo menos, mucho peor que él.

Esperemos a ver qué es lo que hace el Tas, el tribunal de arbitraje sobre el deporte, o algo así, que, mucho nos tememos, que va a fallar, dando a esta palabra su sentido peyorativo.

Porque sobre él se ciernen todos los prejuicios del mundo y el ansia de dominio de todas las situaciones que implica el neoliberal capitalismo.

Esta tal Tas no es sino la última emanación de la Fifa, es decir un tribunal que, por esencia, tiene que estar podrido hasta la médula.

La Fifa es, como la Otan y la Onu, como cualquier otro organismo regulador de la conducta humana, un instrumento que los poderosos han establecido para llevar aún más allá su dominio del mundo.

Y ¿quienes son los poderosos, en el fútbol?

Los que detentan, que no son propietarios, del dinero.

Y el dinero ¿quién lo tiene?

El Real Madrid, RM, ellos mismos no se cansan de gritarlo a los cuatro vientos, de exhibirlo como la propia esencia de su naturaleza.

Ahora, ya sabemos, que en todo tribunal, en toda institución oficial, futbolística que se precie, se halla presente un hombre silencioso pero muy activo, cuya única misión radica no ya en preservar y defender, o incluso propugnar los intereses madridistas, sino en perseguir a muerte a todo aquel que haya osado  contrariar sus intereses.

Pero la mayor parte de las veces se equivoca y como un Sasturno     cualquiera acaba por devorar a sus propios hijos. 

Eso es lo que hace desde casi siempre.

Ahora, se ha cebado con los Neymar y los Suárez sólo porque éstos no han hecho lo que según la ley blanca tenían que hacer, esperar a ver qué es lo que realmente favorece los intereses blancos.

Ambos jugadores no se sabe bien por qué prefirieron fichar por el Barça. 

Tengan por bien seguro que se arrepentirán toda su vida.

 

Denunciando la gran y cotidiana manipulación

Brics, Brasil, Rusica, India, China y Sudáfrica, los 6 jinetes de la redención
 
O sea, futbolín, que el otro día cuando escribí de los Brics como la gran esperanza mundial, me quedé, como siempre lo hago, muy corto, demasiado corto, en calzoncillos, y ahora llegas tú, puñetero, y como el otro día el jodido eddie, quien por cierto no ha dado acuse de recibo a un post que titulo, en honor a él, pero qué jodidos que sois, los puñeteros rojos, llamándole ni más ni menos que “ángel fieramente humano”, porque tanto él como tú, siempre que me encuentro atrancado en medio de mi lucha por sobrevivir intelectual y políticamente, llegáis y me echáis un puto cable, tú, ya no me acuerdo el otro día con qué, él, con el recuerdo de Ellacuría y su hermoso precepto de que nadie de ninguna manera, bajo ningún concepto, puede tener derecho a lo superfluo mientas exista un sólo ser humano, uno tan sólo, que no tenga lo absolutamente indispensable y ahora tú, otra vez, acudes en mi ayuda, con este artículo de Meysan, en el que anuncia la constitución de una especie de Otan, sólo que pasada por agua, como una especie gemela menor de aquéll, para intentar compensar las fuerzas ya por desgracia demasiado disímiles.
 
Qué sería de mi, qué sería de todos nosotros sin vosotros, jodidos ángeles ferozmente humanos, que renunciáis a todo, incluso al más legítimo de los descansos para cuidar de alimentarnos con viandas que son absolutamente necesarias para progresar por un camino en el que, sin vosotros, ya estaríamos irreparablemente perdidos.
 
Porque, hay que ver cómo nos van ganando la partida estos tremendos canallas, qué bien que los jodidos tipos hacen su condenado trabajo: se trata de montar una apariencia tan sólida que dé idea de la mayor realidad: siendo como es todo lo contrario de lo que parece.
 
De modo que los Usa son así los padres amantísimos de todos nosotros, que deberíamos hacer siempre lo que cotidianamente hacemos, besar el suelo donde ellos pisan, porque no sólo nos hacen enteramente felices sino que lo consiguen sin gastar un sólo euro/duro/dólar suyo, o sea que viven, producen, invaden y asesinan en la mayor medida que ningún otro de los imperios que ha visto este mundo, sin gastar ni un ápice de todo ese tremendo potencial que un día nos mostrara bemsalgado surcando los mares como una punta de  lanza realmente incontenible.
 
Y lo hacen no sólo con el beneplácito de todos sino con el más exorbitante de los agradecimientos porque en realidad no son sino ese Dios misericordioso que, constantemente, vela por nosotros.
 
Y todo esto puedo escribirlo aquí y ahora porque el jodido futbolín, uno de esos feroces ángeles fieramente humanos, que tan celosamente cuidan de nosotros, ha traído por aquí ese maravilloso trabajo de Meyssan, en el que se dicen cosas como éstas:
 
“http://www.voltairenet.org/article185030.html
 
LA ESTRATEGIA RUSA ANTE EL IMPERIALISMO ANGLOSAJÓN
El inicio del cambio de rumbo mundial
por Thierry Meyssan
La agresión de los anglosajones contra Rusia está asumiendo la forma de una guerra financiera y económica. Pero Moscú se prepara para las hostilidades armadas desarrollando su autonomía en el sector agrícola y multiplicando sus alianzas internacionales. Thierry Meyssan opina que, después de la creación del califato en el Levante, Washington planea utilizar otra carta en septiembre –en San Petersburgo. La capacidad de Rusia para mantener su estabilidad interna determinará entonces los próximos acontecimientos.
 
RED VOLTAIRE | DAMASCO (SIRIA) | 11 DE AGOSTO DE 2014 
JPEG – 22.9 KB
A partir de su probable ampliación en septiembre de 2014, la Organización de Cooperación Shanghai representará un 40% de la población mundial.
La ofensiva de los anglosajones (Estados Unidos, Reino Unido e Israel) por el control del mundo se mantiene simultáneamente en dos direcciones: la creación del «Medio Oriente Ampliado» (Greater Middle East) –con los ataques simultáneos contra Irak, Siria, Líbano y Palestina– y el proceso destinado a separar a Rusia de la Unión Europea mediante la crisis organizada por Washington en Ucrania.
 
En esta carrera contra el tiempo parece que Washington quisiera imponer el dólar como única moneda en el mercado del gas, la fuente de energía del siglo XXI, como ya lo había hecho anteriormente en el mercado del petróleo [1].
 
Los medios de prensa occidentales casi no hablan de la guerra del Donbass y la población de sus países nada sabe sobre la envergadura de los combates, la presencia de militares estadounidenses en Ucrania, la cantidad de víctimas civiles ni la ola de refugiados. Los medios de la prensa occidental sí mencionan, aunque con retraso, los acontecimientos del Magreb y el Levante, pero los presentan como el resultado de una supuesta «primavera árabe» (o sea, en la práctica, de una toma del poder por parte de la Hermandad Musulmana) o como el efecto destructivo de una civilización naturalmente violenta. Y nos dicen que es más necesario que nunca acudir en ayuda de los árabes, incapaces de vivir en paz sin los colonos occidentales.
 
Rusia es hoy la principal potencia capaz de encabezar la Resistencia frente al imperialismo anglosajón. Para ello dispone de 3 herramientas: los BRICS, una alianza de rivales económicos que saben que sólo pueden crecer si se ayudan entre sí; la Organización de Cooperación de Shanghai, una alianza estratégica con China para estabilizar el Asia Central; y, finalmente, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, una alianza militar de Estados ex soviéticos.
 
JPEG – 22.3 KB
Los dirigentes de los BRICS: Dilma Rousseff (Brasil), Vladimir Putin (Rusia), Narendra Modi (India), Xi Jinping (China) y Jacob Zuma (Sudáfrica).
En la cumbre de Fortaleza (Brasil), realizada del 14 al 16 de julio de 2014, los BRICS dieron el paso necesario, anunciando la creación de un Fondo de Reserva Monetaria –principalmente chino– y de un Banco BRICS como alternativas al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial, o sea como alternativa al sistema-dólar [2].
 
Incluso antes del anuncio, los anglosajones ya habían preparado su respuesta: la transformación de la red terrorista al-Qaeda en un califato con el fin de orquestar problemas e incidentes entre todas las poblaciones musulmanas de Rusia y China [3]. Prosiguieron su ofensiva en Siria y la extendieron además a Irak y el Líbano. Pero fracasaron en su intento de expulsar a los palestinos de Gaza hacia Egipto y acentuar la desestabilización de la región. Y, como punto final, siguen sin meterse con Irán para dar al presidente Hassan Rohani la posibilidad de debilitar la corriente antiimperialista de los khomeinistas.
 
Dos días después del anuncio de los BRICS, Estados Unidos acusó a Rusia de haber destruido el vuelo MH17 de la Malaysia Airlines sobre la región de Donbass, matando así 298 personas. Partiendo de esa suposición, completamente arbitraria, Estados Unidos impuso a los europeos el inicio de una guerra económica contra Rusia. Actuando a la manera de un tribunal, el Consejo de la Unión Europea juzgó y condenó a Rusia, sin la menor prueba y sin darle la posibilidad de defenderse. Y promulgó «sanciones» contra su sistema financiero.
 
Consciente de que los dirigentes europeos no están trabajando a favor de los intereses de sus propios pueblos sino en función de los intereses de los anglosajones, Rusia prefirió contenerse y se abstuvo –hasta ahora– de entrar en guerra en Ucrania. Apoya a los rebeldes con armas e información de inteligencia, acoge en su propio territorio a más de 500 000 refugiados, pero se abstiene de enviar tropas y de seguir el juego de la guerra. Y es probable que no intervenga antes de que la gran mayoría de los ucranianos se subleve contra el presidente Petro Porochenko, aunque eso implique no entrar en el país hasta después de la caída de la República Popular de Donetsk.
 
Ante la guerra económica, Moscú ha optado por responder con medidas similares pero no en el sector de financiero sino en el de la agricultura. Dos consideraciones le llevaron a preferir esa opción: En primer lugar, a corto plazo, los demás países BRICS pueden aliviar las consecuencias de las llamadas «sanciones» mientras que, por otro lado y a largo plazo, Rusia se prepara para la guerra y tiene intenciones de reconstituir completamente su agricultura para vivir en situación de autosuficiencia.
 
Los anglosajones también han previsto paralizar Rusia desde adentro. Primeramente, mediante la activación, a través del Emirato Islámico (ex EIIL), de grupos terroristas en el seno de su población musulmana y también organizando una oposición mediática en ocasión de las elecciones municipales del 14 de septiembre. Importantes sumas de dinero han llegado a todos los candidatos de la oposición en la treintena de grandes ciudades rusas implicadas en esas elecciones mientras que al menos 50 000 agitadores ucranianos, infiltrados entre los refugiados, están reagrupándose en San Petersburgo. La mayoría de esos individuos tienen la doble nacionalidad ruso-ucraniana. El objetivo es, evidentemente, reproducir en el interior del país las manifestaciones orquestadas en Moscú después de las elecciones de diciembre de 2011 –agregándoles la violencia como nuevo ingrediente– e imponer al país un proceso de «revolución de color», al que una parte de los funcionarios y de la clase dirigente sería favorable.
 
 
 
Para lograrlo Washington ha nombrado un nuevo embajador en Rusia, John Tefft, el mismo que preparó la «revolución de las rosas» en Georgia y el golpe de Estado en Ucrania.
 
Para el presidente Vladimir Putin será muy importante poder confiar en su primer ministro, Dimitri Medvedev, a quien Washington esperaba reclutar para derrocarlo.
 
JPEG – 11.7 KB
Narendra Modi, nuevo primer ministro de la India.
Teniendo en cuenta lo inminente del peligro, Moscú parece haber logrado convencer a Pekín de aceptar la incorporación de la India, a cambio de la de Irán –pero también las de Pakistán y Mongolia–, a la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS). Esa decisión debería hacerse pública durante la cumbre programada en Dusambé, capital de Tayikistán, para los días 12 y 13 de septiembre. Eso debería poner fin al conflicto de siglos entre la India y China e implicarlas en una cooperación militar. Ese drástico cambio de la situación, si se confirma, también pondría fin a la luna de miel entre Nueva Delhi y Washington, cuando este último esperaba distanciar a la India de Rusia ofreciéndole acceso a diversas tecnologías nucleares. La incorporación de Nueva Delhi a la OCS constituye también una apuesta por la sinceridad de su nuevo primer ministro, Narendra Modi, sobre quien pesan sospechas de haber estimulado actos de violencia antimusulmana, en 2002, en Gujarat, cuando dirigía ese Estado de la India.
 
JPEG – 17 KB
El ayatola Ali Khamenei
Por otro lado, la incorporación de Irán, que constituye una provocación para Washington, aportaría a la OCS un conocimiento preciso sobre los movimientos yihadistas y los medios de contrarrestarlos. También en este caso, si se confirma debe reducir la voluntad iraní de negociar una pausa con el «Gran Satán», intención que motivó la elección del jeque Hassan Rohani a la presidencia de la República Islámica. En este caso, la apuesta sería por la autoridad del Guía Supremo de la Revolución Islámica, el ayatola Ali Khamenei.
 
La entrada de esos países a la OCS marcaría de hecho el inicio de un cambio de rumbo del mundo, que después de estar orientado hacia Occidente se orientaría hacia el Oriente [4]. Pero esa evolución tendría que contar con protección en el plano militar. Ese es el papel de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), conformada alrededor de Rusia pero que no incluye a China. A diferencia de la OTAN, la OTSC es una alianza clásica, compatible con la Carta de las Naciones Unidas ya que cada uno de sus miembros conserva la posibilidad de separarse de la OTSC si así lo desea. Y es basándose en esa libertad de los miembros de la OTSC que Washington ha tratado durante los últimos meses de comprar a varios de ellos, como Armenia. Pero la caótica situación que prevalece en Ucrania parece haber enfriado a los que podían soñar con una «protección» estadounidense.
 
Así que hay que prever un aumento de la tensión durante las próximas semanas”.
 

Thierry Meyssan.

Libertad, ¿para qué? Botín y su botones.

  Botín: “Voy a felicitar a Rajoy por lo bien que lo está haciendo”. En la foto, Rajoy aparece como centro geométrico de un triángulo delimitado por los 3 puntos siguientes: Botín, que le estrecha la mano, Florentino, a sus más rigurosas espaldas, y, a la derecha, Alierta.

Hoy voy a debatirme entre dos frases: libertad, ¿para qué? y la igualdad no existe ni siquiera en la naturaleza porque no sólo no debe sino que ni siquiera puede existir.
La 1ª, todo el mundo lo sabe, la pronunció Lenin creo que ante uno de esos grandes sabios que España ha producido cuando éste le dijo que tenía que felicitarle por los grandes logros sobre igualdad que había observado en el pueblo ruso pero que también había echado en falta un poco más de libertad, “libertad, “para qué?”, contestó el genio marxista.
La 2ª, la escribió ese súcubo baboso y sangriento que dicen las malas lenguas que gobierna España con el permiso de Botín y de Alierta.
Entre ambas frases gira todo el destino de la humanidad.
¿Es posible realmente la libertad, cómo y cuándo?
¿Por qué luchamos tan canallescamente para que no exista la igualdad?
Ambas cuetiones se hallan intrínsecamente relacionadas con el problema de la voluntad.
La voluntad es el principio y el fin de todo lo que se relaciona con la responsabilidad del hombre.
No somos más que lo que, en el fondo de nuestro espíritu, queremos ser.
Claro que este clamoroso axioma se halla decisivamente empañado por este otro: “nihil volitur qui precognitur”, no podemos querer nada queno conozcamos previamente. Más o menos.
La voluntad, nuestra voluntad, es el principio y el fin de todo, de tal modo que la voluntariedad de nuestros actos es el fundamento esencial de cualquier teoría sobre nuestras responsabilidades.
Partiendo de esta estricta base, todos nosotros, en principio, estamos exentos/ayunos realmente de cualquier responsabilidad porque no accedimos a este mundo por un acto aquiescente.
De pronto, un día nos despertamos y nos hallamos in media res.
No vinimos al mundo sino que nos arrojaron en él.
Y de aquí, precisamente, viene todo.
Esto es tan así que precisamente sobre ello han construido los falsos juristas toda su doctrina sobre el hecho, el acto y el negocio jurídico, basándose en el grado de participación de la voluntad humana en los sucesos humanos con relevancia jurídica.
El hecho es un suceso humano, es decir que le acontece al hombre con plena y absoluta independencia de su voluntad, el hecho de nacer nos puede servir de ejemplo.
El acto humano es un suceso querido deliberadamente por el hombre pero cuyas consecuencias jurídicas son absolutamente independientes de su voluntad.
Y el negocio jurídico es aquel acto humano cuyas consecuencia jurídicas son precisamente aquéllas que el hombre se propone cuando lo realiza.
Para el baboso y sanguinolento individuo que dicen que nos gobierna el acto de nacer, absolutamente involuntario, debe de condicionarnos para siempre.
Y fundamenta, es un decir, su razonamiento ético, precisamente en su/la ausencia de voluntariedad: la naturaleza, o el azar y la necesidad sexual, intervienen decisivamente en nuestro hecho de nacer y eso precisamente es lo que debe de hacernos aceptar indiscutiblemente las consecuencias jurídicas del mismo, no sé si tal especimen era plenamente consciente de la rigurosa aplicación del materialismo dialéctico a tal “razonamiento”.
Bueno, tal vez, él “trascienda” dicho razonamiento remarcando la existencia en el mismo de un designio providencial que, entonce, sí, desde su óptica, justificaría plenamente tal situación jurídica, cada uno de nosotros, que ha nacido donde Dios ha querido que lo haga, debe de aceptar mansamente ese designio divino.
Es la misma razón por la que el invicto Caudillo hacía inscribir en todas sus monedas aquella increíble leyenda de “Franco, Caudillo de España por la gracia de Dios”. Y no se hable más.
O sea que la base del razonamiento rajoyesco se halla en un designio providencial que, a su juicio y el de todos los suyos, justificaría plena e incontestablemente el “statu quo” de todos nosotros: la igualdad que preconizan todos esos envidiosos rojomarxistas no sólo es contraria a la propia naturaleza sino incluso a ese acto esencial de “religarse” con Dios que es esencial en todos los cristianos.
De modo que no sólo no es lógico, por disconforme con las normas del razonamiento humano, sino que es anticristiano por situarse fuera del designio divino y también es antijurídico por contrariar esencialmente el orden natural de las cosas.
Entonces, ¿en qué se fundamentaba Lenin para preguntar al supersabio español aquello de “libertad, ¿para qué?”.
Parece que se halla implícita en esta breve inquisición, que el de la libertad es un valor subordinado, sí, pero ¿a qué?
Yo, particularmente, pienso que es precisamente a la igualdad, la libertad no es exigible, no puede serlo al hombre, a los hombres, mientras éstos no se hallen en el más riguroso estado de igualdad.
No puede exigirse, es más, sería la más grande de las injusticias que se predicara que existe el mismo grado de libertad entre Botín y el botones de una de las sucursales de su Banco.
Botín, si quiere, puede pasarse años sin aparecer por ninguna de las oficinas de “su” Banco, precisamente por eso, porque es “suyo” y en cuanto al botones, no sólo debe fichar todos los días para entrar y salir de las oficinas en las que trabaja sino que aquél, Botín, puede dejarle sin empleo por su mero capricho.
Sí, claro que sí, Botín tiene todo el derecho del mundo a ser lo que es y a ser cómo es porque un día su padre lo engendró en las entrañas de su madre y ese hecho es por sí mismo intangible e incuestionable y lo mismo puede decirse y predicarse respecto a “su” botones, Botín puede hacer con él lo que le dé la real gana por el mismo derecho divino y humano.
No sé, pero tal vez, con este largo post, haya conseguido explicar un poco el sentido de la pregunta de Lenin al sabio español: “libertad, sí, pero ¿para qué, para despedir a todo el que a Botín le dé la gana, sujetándose, claro está, a las momentáneas circunstancias juridicolabores del momento, o libertad para el botones de Botín, para fichar o no fichar y de no hacerlo ofrecerle en bandeja a su jefe la facultad de despedirlo tan libremente que sólo tendrá que acreditar ante la jurisdicción laboral que aquel determinado día, el libérrimo botones no fichó?”.

Carta abierta a Herman Terstch

 No sé cómo lo hacen porque no soy economista sino un eterno aprendiz de filósofo, pero el caso es que lo están haciendo y sin matar a nadie. Son los tuyos, Terstch, T, los que están asesinando a la gente y lo hacen de todas las maneras en que ello es posible.
 

Esta jodida mañana me he desvelado pensando en ello.

 

Si fuera economista intentaría una ecuación, algo así como l no=i, en la que l es la libertad e i, la igualdad.

 

Verás, jodido T, o como sea que se escriba tu puñetero nombre que hasta para eso no sólo eres sino también te sientes diferente, los Brics existen, ¿sabes? Y están ahí para daros en todos los morros a vosotros, los fascistas de nuevo cuño.

 

Brics=b,Brasil, r, Rusia, i, India, c, China y s, Sudáfrica.  Lo has leído bien, jodido T, brics.

 

5 países que han encontrado y que transitan por una vía pacífica no sólo para el desarrollo sino también para el bienestar de sus pueblos.

 

Verás, jodido T, hemos nacido, o mejor, nos nacen, ahí tienes a ese otro canalla del Gallardón, obligando a las mujeres a parir, mientras en China multan con no sé cuántos millones de iuanes al mejor de sus directores de cine por tener 4 o 5 hijos.

 

Ahí, tienes la 1ª pista, o la 1ª proposición algebraica de la ecuación.

 

Al jodido cineasta no le han permitido la libertad de engendrar todos los hijos que le salgan del cipote porque a sus cochinos hijos ¿sabes tú quién los tendrá que cuidar?, claro que lo sabes cabrón, ése que vosotros llamáis Papa Estado.

 

Allí, en China, el Estado es de todos, no como aquí, jodido, en donde sólo os pertenece a unos cuantos, de modo que dais premios a los multíparos para que engendren esclavos, esclavos a los que vais a privar de todo incluso del derecho a vivir, si seréis cabrones.

 

Decía ese canalla baboso, que no se cansa nunca de apilar millones,en 2 artículos, que se atrevió a escribir en El Faro de Vigo, que el de la igualdad es el vicio de los envidiosos. Si será maricón.

 

O sea que todos los que aspiramos a ser iguales somos, según el eterno registrador de Santapola, 20 o 30 millones limpios, al año,  por no hacer nada, porque, como registrador no hace nada, no somos más que unos puñeteros envidiosos por que no hemos tenido los santos cojones de ser hijos del Presidente de la Audiencia de Pontevedra, estudiar Derecho en cualquiera de esas universidades a las que sólo pueden acudir ellos, sus hijos y los hijos de sus hijos, y hacer esa pamema de unas oposiciones en las que los hijos de todos ellos sacan todas las plazas que se convocan de registradores, de notarios, abogados del Estado, jueces y otras gentes de mal vivir, aplicando la sagrada norma de la Omertá, esta plaza para tu hijo y esta otra para el mío, a ver cómo consigue esa jodida y maloliente chusma alcanzar uno de estos premios que, luego, te permiten dedicarte a la politica full time con el mejor de los futuros asegurado.

 

Envidiosos, claro que somos unos envidiosos, ¿quién es el gilipollas que no lo es de estos aventajados discípulos de aquel primer sinvegüenza que se llamó Nepote?

 

Si uno se toma la molestia de averiguar qué es, de donde vienen y adonde van, todos y cada uno de estos muchachos y muchachas del PP, quedará asombrado porque todos son miembros muy honorables de esos insuperables puestos de la Administración del Estado.

 

¿Cómo no van a defender este statu quo con todas sus uñas y todos sus dientes, si éste significa nadar en la opulencia para siempre ellos, sus hijos y los hijos de sus putos hijos?

 

Pero estábamos hablando, jodido T, de tus legítimos temores a que esta indecente mamandurria se acabe.

 

Porque tú, que yo sepa, no eres ni registrador de la propiedad, ni notario, ni abogado del Estado, ni siquiera juez o fiscal, como ese repugnante Gallardón, en cuya familia se dan todos estos jodidos especímenes, tú parece que sólo eres periodista, o sea, un distinguido miembro de la casta de los individuos de la peor especie.

 

Porque hay que ser, como tú eres, el más jodido de los hijos de puta de todo el mundo mundial, para escribir eso que tu has escrito de que cuando Podemos llegue al poder, lo 1º que harán es darte matarile a ti y a todos los que son como tú, jodidos palafreneros, que dedican toda su vida al noble arte de felacionar a los que les ponen en esos puestos de prensa y propaganda que tan bien promocionara Goebbels.

 

Aunque me cuesta, quiero tranqulizarte:

 

1º) porque no creo que Podemos llegue nunca al poder en un país como éste, pleno de lameculos como tú, que adoran a la Belén Esteban y a Cristiano Ronaldo;

 

2º) porque, aun en el supuesto de que tal milagro se hiciera posible, es absolutamente impensable que tus amigos, los autores de todas las matanzas y genocidios de los últimos años, los Usa,  consintieran de ninguna manera que un régimen no afecto se instalara en el país básico para su dominio del Mediterráneo;

 

Así que tú, tranquilo, pequeño canalla, seréis tú y los tuyos los que seguiréis machacando a una población indefensa que continuará siendo objeto de vuestra explotación total, mediante la venta de viviendas a precio de oro, que, luego, cuando explota la burbuja,vosotros les comprais a precio de saldo, en subasta pùblica, provocando miles de suicidios diarios de esta pobre gente.

 

¿Qué te ocurre, jodido canalla, es que para ti esta pobre gente no son seres humanos o es que su asesinato es legítimo porque ya sobran en este mundo por lo que es incluso bienaventurado hacer todo lo posible para enviarles al otro?

 

Ojalá revientes pronto, asquerosa inmundicia.

 
 
 

Angel fieramente humano

Hoy, me ha tirado de la cama una frase que deambulaba sin cesar por mi torturado cerebro: angel fieramene humano y estaba pensando en eddie, porque se tiene que ser angélico y al propio tiempo muy tenaz, todo lo persistente que sea necesario para, siendo un tío tan ocupado como todos nosotros, ir por ahí, todo el día leyendo y leyendo, copiando y copiando por estos dos blogs todo lo que de humanamente feroz se produce en la literatura social del mundo.

Es su lucha, nuestra lucha contra los Felipe González, Carlos Andrés Pérez, Carlos Slim, Pacos Marhuendas y Hermann Tersh del mundo, contra esa pléyade de demonios malpensantes que nos afligen cada día con el soniquete de su perversión: yo no quiero que nadie me reparta la miseria frente al eximio: nadie tiene derecho a lo superfluo mientas haya alguien que carezca de los más absolutamente necesario.

O sea que se trata, como veis, de un problema moral.

Los Usa, estimulados por el ejemplo de sus inspiradores demoníacos, han comenzado el bombardeo de Irak, esa tierra mártir de los Bush, Blair y Aznar, sólo para no dejar solos a los judíos ante su genocidio de Gaza.

Hemos perdido la batalla teórica precisamente por el miedo a perder, por eso con la mayor comodidad del mundo, los asesinos actuales nos acusan preventivamente de los crímenes que no llegaremos nunca a cometer: Herman Testh: “estoy seguro de que Monedero e Iglesias vendrán a matarme a mi en cuanto lleguen al poder”,  y estos tíos son lo que hablan de la teoría del doberman esgrimida por la izquierda, haciendo como que no saben que la izquierda no es más que la verdad y la justicia unidas hipostáticamente.

Pero los Rubalcaba, bajo la enorme presión de los Felipe González que no quierne perder una battalla que perdieron hace ya demasiado tiempo, es terrible la imagen del sevillano en la cubierta de un yate de lujo en medio del mar fumándose un puro junto a su gehisa de turno, el otro día en la prensa,

Han echado sus cuentas y les ha salido que no ganarán nunca las elecciones generales si dicen la verdad, o sea que mienten para ganar y en ese mismo instante se salen definitivamente de los cuarteles de la izquierda, porque no nos cansaremos nunca de repetirlo, la izquierda es el servicio intelectual a la verdad y la defensa hasta la muerte de la justicia, pero cómo van a ganar nunca unas elecciones si salen a la palestra y dicen que no es verdad sino la más gigantesca de todas la mentiras posibles ésa de decir que el comunismo, marxismo, lo único que hace, lo único que puede hace es repartir la miseria, cosa que aunque fuera cierta sería un imperativo moral absolutamente inesquivable porque un padre bien nacido nunca dejará que uno de sus dos hijos se imponga totalmente al otro y lo reduzca a la miseria y el hambre sólo porque el mísero no quiera trabajar lo suficiente.

De modo que la justicia ulpianana que ordena dar a cada uno lo suyo debe imponerse no sólo moralmente sino también con arreglo al más minimo de los derechos, impidiendo que uno de los dos hermanos se ahogue materialmente en la abundancia mientras el otro muere en la indigencia no sólo porque lo hayan prohibido mártires como el propio Ellacuría, que dio su vida sólo por así mantenerlo, allí en el paraíso de todas las injusticias, sino también porque no es verdad, la otra gran pata de la mesa de la izquierda, los chinos, coño, sí, los chinos nos están demostrando a todos, sí, a todos, incluso a los padres del sacrosanto capitalismo neoliberal, que se puede vencer también marxisticamente en este escabroso territorio.

Yo no sé lo que hacen, ni cómo lo hacen porque como dice tan bien mi excelso amigo bemsalgado que ha ido allí varias veces intentando commprenderlo, comprobarlo, averiguarlo para después venir a aquí a  explicánoslo, porque no debe ser nada fácil de hacer eso de que los ciudadanos del mas poblado de todos los países del mundo se compren un año ni más ni menos que 15 millones de coches nuevos al propio tiempo que edifican ciudades tan hermosamente iguales y enormes que el mayor problema que tienen es que ya les falta el aire porque los muy jodidos son 1.500 millones de habitantes que así se dice tan pronto y no es lo mismo respirar en pleno campo que en ciudades que son inmensos hormigueros plenos de gente que quiere trabajar y vivir de su puñetero trabajo y no del esfuerzo de los demás que es lo que hasta ahora están haciendo esos criminales capitalistas neoliberales, que viven unos pocos como reyes a costa de las plusvalías que producen los demás.

Y es entonces, desde el yate, con su puro y su barragana, cuando Felipe Gonzáles viene el tío y nos dice que el prefiere morir de una puñalada en el metro de NY que de hambre en Moscú, sin perder ni un instante en explicar de quién es y de dónde ha salido ese espléndido yate no vaya a ser que se moleste su amigo Carlos Slim, según Forbes,el hombre más rico del mundo, en el mismo momento en que su España se llena de suicidas que previamente han sido desahuciados de sus propias casas para entregárselas mansamente a los putos bancos.

Porque lo importante, para él, para Tersh, para Marhuenda, Rojo y todos esos otros canallas, entre los que, por supuesto, nos hallamos también todos nosotros,  los demás, cómplices con nuestra aquiescencia y nuestro silencio, es que todo se haya conseguido mansamente, porque lo importantes en una sociedad caníbal y vampírica es que los gatos, blancos o negros, rojos revolucionarios o espantosamente pardos de tanto fascismo,cacen ratones a toda pastilla.

Pero eso, sencillamente, no es verdad, no pude ser verdad que los Slimenes, los Gates, los Borbones et alii, naden en esa espantosa abundancia apaleando millones, de tan mala manera que ya no saben qué hacer con ellos mientras los niños y los ancianos mueren de hambre a miles de millones.

Si no por otra cosa porque eso es precisamente lo que denunció Ellacuria y dio su propia vida y la de los suyos por ello: nadie, joder, nadie,coño, tiene derechos a disfrutar ostentosamente de lo superfluo mientras otros seres humanos mueren de dolor, hambre y puñetera miseria, ya que carecen drásticamente de lo absolutamente necesario y el que no lo vea y sienta así es que el puto tío no es siquiera un puñetero ser humano porque, como dijo Terencio: soy hombre y por lo tanto nada humanos ni debe ni puede serme ajeno, coño, joder, cojones.

Pero los ángeles traidores, quién si yo gritara, me escucharía entre las jerarquías de los ángeles, jodido y canallesco Luzbel, todo ángel es horroroso, terrible, se han pasado al campo de los demonios y ahora dicen que tienen miedo ellos de que nosotros, los de izquierda, los asesinemos tal como ellos hacen todos los días, en el inmenso clamor del silencio, de ese silencio tan espantoso como cómplice, sí, allí, en las abominables tertulias, donde los sedicentes de izquierdas no se atreven ni mucho menos a salirse del maldito círculo y gritar todo lo desaforadamente que puedan, que no, que no, que no es verdad que no hay otra salida para el hambre y la miseria, claro que la hay, porque ya no podeís citar siempre, siempre, siempre, a la URSS y a Cuba como ejemplos de la miseria comunista y del hambre porque ya tenéis a China ahí, manteniendo con su trabajo y buen hacer al propio Moloch estadounidense,¿ qué más clase de demostración queréis, jodidos sofistas?

Y vosotros, jodidos mamelucos/as, ¿a qué esperáis para proclamar a los 4 vientos nuestra victoria?

A los tibios y a los cobardes, yo, por lo menos, yo, los vomitaré de mi  boca, porque ya no puede serviros de excusa aquella terrible estrofa del mejor miguel: me llamo barro aunque miguel me llame, barro es mi vocación y mi destino que mancha con su lengua cuanto lame.

Apuntes de psicología barata

El tipo se autodenomina MADRILENYfeliz, casi na.

Y va todos los días a la sección de comentarios de MUNDODEPORTIVO a excretar su bilis, o sea, su mala baba, su mala leche, contradiciendo así claramente su autodenominación.

O sea que el tío proclama a los cuatro vientos que es madrileño y feliz, aunque lo que él quiere decir es, más ajustadamente, que es madridista y feliz porque actúa ferozmente en un foro deportivo y lo hace con esa crueldad y desprecio mental típica y tópica en el madrileño de los bajos fondos/de los barrios bajos.

Durante la mayor parte de mi vida deseé ardientemente vivir en Madrid. Porque creía, más o menos erróneamente, que allí radicaba el centro cultural de la vida española.

Es posible que sea así. Que allí sea más fácil que en provincias, como ellos dicen, ver teatro, asistir a conferencias y debates, exposiciones de pintura, presentación de libros, conciertos musicales, etc.

Hoy, considero que vivir en Madrid es, poco más o menos, como hacerlo en el peor de los infiernos. 

En fin.

Porque es evidente, con toda la evidencia del mundo, que allí reside lo peor de cada casa ya que en la Villa y Corte reside el mayor porcentaje de cabrones e hijos de puta por metro cuadrado.

Por supuesto que allí también hay miles, millones, de personas honradas, dignas del mayor de todos nuestros respetos.

Pero es evidente que allí, viven, están tipos como el Ussía, Marhuenda, Rojo, Inda, y tantos otros canallas, hijos de la gran puta que han hecho objeto de su vida amargar, humillar, entorpecer, encarecer, la vida ya por sí difícil de los demás.

Y todo ello sin mencionar al Rajoy, la Cospedal, la cerdita y etc., etc.

Pero, sobre todo, sobre todos, El Conseguidor, El Ser Superior o como ustedes quieran llamarle.

Este hombre debe sus significativos apodos a su manera de ser y proceder. Era un pobre, un humilde hijo de vecino y ahora es el hombre más poderoso de España, tanto que si un/una ministra no comulga con su manera de obrar, la llama a su despacho, él a ella, no, al revés, y le dice “oiga, v. verá lo que hace, pero si sigue oponiéndose a todo lo que  a mí me sale de los cojones, va a tener serias dificultades para sobrevivir, aquí, en Madrid, donde realmente el que manda soy yo, a ver si v. se entera de una puñetera vez, porque vivimos en un país democrático y el pueblo de Madrid vive por y para el Real Madrid, y el RM soy yo”.

Tan real como la vida misma. Filosofía barata y putrefacta pero flosofía, al fin. ¿O no?

De modo que aquel tipo del principio, el MADRILENyfeliz lo tiene claro, más que claro, diáfano, él está en la cresta de la ola y tiene todos los motivos del mundo para ser, como su propio nombre indica, madrileño, madridista y feliz.

Claro que, para ello, tiene que ser al propio tiempo un hijo de puta, un grandísimo, un insuperable hijo de puta pero es que él lo es, porque  hay que ser hijo de la más perfecta de las grandes putas, para ser feliz precisamente porque los demás no lo son, y no lo son porque para que él sea tan feliz es preciso, ineludiblemente, que el resto de sus coetáneos sean los tipos más infelices del mundo, coño, porque cuando El Conseguidor, o El Ser Superior, como más le guste a este extraordinario ciudadano que a pesar de madrileño y madridista es feliz, ficha a un tipo, a un par de tipos donde él, por medio de sus empresas, que, por cierto, lo son todas, directa o indirectamente, de España, tiene insuperables intereses económicos, lease concesiones administrativas del correspondiente Estado para hacer toda la red del metro de la capital, o montar el más gigantesco de los depósitos subterráneos de gas, terremotos aparte, el Estado de aquella nación favorecida por el insuperable acontecimiento no es que se ponga de rodillas ante El Consguidor o El Ser Superior, no, no, es que se arrodilla ante él y le hace la más completa de todas las felaciones, porque ha fichado, ha dado entrada en el Olimpo de los grandes dioses inmortales a Keylor Navas o James no sé qué más, de modo que un pueblo entero, una nación, un país se pone de rodillas para siempre ante el Real Madid.

¿Puede haber otra gloria semejante?

Yo les aseguro desde este mismo momento que no, que no hay gloria humana que siquiera se le pueda comparar.

Y que importa muy poco, en realidad, nada, que, para ello, no ya un pueblo, una nación, un país, tenga que ponerse de rodillas para mejor felacionar, no, no, ni mucho menos, que millones de niños tengan que pasar un hambre insuperable que lastrará para siempre sus depauperados organismos, que legiones de ancianos hayan de morir en  el mayor de los abandonos, en la más completa soledad, pero qué coño y a quién importa todo esto, joder, se trata de que aquel tipejo que iba de la mano de su padre todos los domingos y fiestas de guardar a un estadio que entonces se llamaba Chamartín, para ver y aprender para siempre cómo su equipo robaba siempre todos los partidos porque así tiene que ser porque para eso es el más grande de todos ellos, coño, de modo y manera, como las habas están más que contadas, como no hay más cera que la que arde, si el Real Madrid tiene que llevarse 100 de donde sólo hay esos jodidos 100 millones está muy claro que los otros no se pueden llevar Nada, coño, ¿es que no está claro, acaso necesitan que se les haga además un dibujo?

Pero no es sólo eso, a mí y a otros muchos como yo, nos importaría un puto carajo que el Madrid, su presidente, todos sus directivos y toda esa ralea de la peor de las gentuzas que los días de partido abarrota el palco del RM, se llevaran a sus hinchados bolsillos todo el dinero que genera el nuevo opio del pueblo, con su pan se lo coman todos estos madrileños, madridistas felices, coño, lo que sí que me importa, lo que me lleva al límite de toda mi indignación es que es precisamente con ese canallesco trampantojo con lo que se tapa todas las miserias de una política general que lleva a este país a ser uno de los dos otras culos, anos, ojetes, del mundo, coño, coño, coño.

Porque mientras El Ser Superior, o sea, El Conseguidor hace todo lo que le da la gana, para eso es el nuevo Nerón que imbeciliza a todo un país de madrileños madridistas y a pesar de ello felices no ya con el añejo “panem et circenses” sino con el mucho más limitado de sólo los circenses porque pan, joder, ya no dan ni uno, de modo que, como decíamos hace ya un rato, hay que ser muy hijo de la más grande de todas las putas del mundo, engendrado por el más cabrón de todos los cabrones del puto universo, para, a pesar de todo esto, sentirse el más feliz de todos las canallas de la Tierra.

4 folios, cansado, fin.

Un holocausto infinito

Parece como si los judíos estuvieran empeñados en justificar el holocausto que no es sino una manera horrible de darme la razón cuando afirmo que el ser humano es absolutamente despreciable.

La actitud de los que han sufrido en su propia carne los horrores de una persecución suprema, a todas luces intolerable, no se entendería en modo alguno sin esa deyección que supone la condición humana, ¿de quién trata de vengarse la jauría israelita si los asesinos suyos ya no existen, si han sido perseguidos y exterminados hasta el límite?

La única excusa que yo he admitido ante el espectáculo de una conducta humana absolutamente detestable es la del desconocimiento del horror, pero ésta es precisamente la única que ellos, los judíos, no pueden esgrimir.

¿Entonces?

No quisiera pensar que se trata de una especie de escarmiento a posteriori, de una amenaza para cualquier otro futuro abominable, con el que esta gente le esté diciendo a todas las generaciones futuras, “ojo, que este pueblo puede ser implacable incluso con los inocentes”.

Tal vez, ahora, estemos llegando al centro del problema, ¿existe la inocencia?

Si entendemos por inocencia la ausencia de culpa, no. Todos somos culpables, como ya nos enseñara Kafka, el problema reside en que no sabemos de qué y andamos por esa inmensa oficina judicial que es el mundo, de mesa en mesa, preguntado, ¿culpable yo, de qué y por qué?

Y el funcionario judicial no es que no nos responde, es que ni siquiera nos ve.

Porque los jueces no es que se hayan quedado ciegos de repente, sino que nacieron así, con los ojos vacíos, incapaces, a propósito, de percibir el horror.

Pero el horror está ahí esperando cualquier motivo para aparecer y, desde luego, aparece.

¿Qué motivo tiene Israel para asesinar a los niños? ¿O a los ancianos más decrépitos? ¿O a las mujeres gestantes?

¿Qué motivo tienen, pueden tener, para intentar destruir esa parte del mundo que ni siquiera les pertenece?

Porque los asociales podrían injustamente destruir lo propio, lo que, por derecho, les pertenece, según la vieja concepción de una propiedad mal entendida, pero qué derecho podría, puede, justificar la destrucción de lo ajeno, violando la máxima inmutable del viejo y sabio Ulpiano: “iustitia est honeste vivere, alterum no laedere, suum cuique tribuere”, la justicia es vivir honestamente, no dañar a otro y dar a cada uno lo suyo.

¿Viven honestamente estos judíos modernos, coetáneos nuestros?

¿Por qué ese afán de dañar a un pueblo que se muere de hambre y ni siquiera tiene dónde hacerlo?

No es ya que no les dan lo suyo, lo que desde tiempo inmemorial les pertenece, es que ya les niegan hasta el derecho no sólo de vivir sino también morir dignamente.

No sé, creo que nadie sabe cómo va a acabar esta terrible pesadilla, este nuevo holocausto perpetrado esta vez por las antiguas víctimas, convertidos ahora en execrables verdugos.

En esta matanza sin sentido, los palestinos no tienen nada ya que perder y los judíos sólo pueden ganar el eterno desprecio de todos los que de verdad sean hombres y sientan por tanto la más mínima solidaridad con los otros seres humanos.