Rafael Narbona, me desapunto

 

 

Me desapunto. Cada día me acerco más a mi infancia, aquellos felices tiempos en los que cada uno era lo que realmente quería, en que los críos vivíamos en una permanente comunidad vital, sexual, de todo. De modo que cuando algo nos gustaba decíamos me apunto y cuando nos desagradaba, me desapunto.

Hoy,futbolìn, me ha traído por aquí el último post, artículo o lo que sea de Rafael Narbona: EL PARAÍSO NO ESTÁ EN LA OTRA ESQUINA (EL CHE, LA REVOLUCIÓN CUBANA Y LOS MITOS) y se mehan caído todos los palos del sombraje.

Por supuesto que sé que RF es un enfermo mental y no hace tanto tiempo que ya lo dije por aquí sin ninguna intención de descalificarle como tampoco lo hago con mi hija mayor a la que adoro, ella también es bipolar.

Es más, cuando llamé a la Asociación nacional de bipolares o algo así, la señora que me atendió, apenas cambiadas las palabras iniciales de saludo, me dijo: oiga, ¿v. sabe que v. también es bipolar?

O sea que no pienso utilizar ni un sólo argumento “ad hominem” contra RN, hasta hoy, hasta ahora mismo, en que, a pesar de todas mis fuerzas, no he podido acabar de leer su artículo, mi admiración hacia él era incondicional y mi identificación con su pensamiento, total.

Llevaba yo, precisamente, varios día echando de menos su posts, su artículos y no había tenido más remedio que pensar que le había cogido una de sus épocas cíclicas de manía o supermanía.

Un bipolar se llama así porque alterna períodos de profunda depresión con fases de exultante manía. Una persona así tiene muchísima más sensibilidad, para todo, que cualquier otra.

Y tiene que seguir un durísimo tratamiento medicamentoso para que las crisis no se transformen precisamente en eso, crisis.

O sea que FN tiene razón cuando siente ese miedo a ser dos que dice en su libro.

Veréis.

Para acceder a la sociedad con la que RN y yo soñamos, hay 2 caminos: o las urnas o la revolución, pero ésta no es un camino de rosas: hay que matar y morir, y hacerlo inexorablemente porque, si no, serás vencido sin remedio.  Y esto es el abc del revolucionario.

Dedicar un larguísimo artículo al Che para ir poco a poco destruyéndolo es lo que hacen ahora mismo los becarios de la FAES.

Entonces, ¿qué es lo que sucede? ¿Qué mundo, qué sociedad es la que quiere Narbona? Si él mismo dedica la 1ª parte de su trabajo a demostrar que Cuba está a la cabeza en todos los índices positivos del comportamiento social gubernativo, ¿qué coño quiere más?

Ah, sí, lo mismo que el jodido Rajoy, le parece que en Cuba en la que no ha tenido más remedio que admitir que hay posiblemente la mayor igualdad del mundo, no hay libertad.

Y yo, que soy esencial, drásticamente comunista, le pregunto lo que ya hace tanto que inquiría Lenin a nuestro gran filosofo: “libertad, ¿para qué?”.

Porque ¿es buena toda libertad?¿Es buena la libertad de los cartels y los trusts para encarece los productos que ese sector fabrica?

¿Es buena esa omnímoda libertad de mercado que acaba enriqueciendo indefinidamente a los poderosos y empobreciendo también indefinidamente a los débiles?

Que se metan los liberales por donde les quepa su asquerosa libertad.

Pero, volviendo al tema, creo que no volveré a intentar leer a RN no por otra cosa sino porque no puedo, la mayor parte de su artículo citado, el que se dedica monográficamente a estudiar al Che, no he podido leerlo como me pasa cuando intento leer algún producto de la ultraderecha, no tengo esa capacidad. Lo siento.

13 comentarios en “Rafael Narbona, me desapunto

  1. Hay que leerlo entero, no es para tanto, lo has pillado por el polo negativo del “bipolo”, creo yo, yo en cambio no lo veo así, porque como le gustaba a VanGaal procuro ser siempre positivo, siempre positivo, salvo alguna excepción que me confirmaba la regla, y entonces ya se sabe son esos días no estoy para nadie, y como dice Monedero la revolución se ha de hacer con alegría, entonces se convierte en seducción y su avance es irresistible, jajajaja

  2. Valoraciones independientes sobre esta mascarada lampedusiana de cuarta

    PD: Don José, si me permite, no se altere por esto, nadie merece estar en el pedestal por parte de nadie, entendiendo lo que dice de ese giro algo progre de RN (puede acabar en la casa común del ppsoe si sigue así), sigo pensando en conjunto que la aportación de RN merece la pena….todavía

  3. 1)Atrocidades sobre civiles en Europa, de nuevo, y aquí nadie dice nada(el que lo cuenta no es nada radical)
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=185582

    2)Más salvajadas
    http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/89200-rosa-díez-digamos-la-verdad-pablo-iglesias-apoya-a-eta.html

    3)Sobre el futuro Tratado euroatlántico
    http://www.voltairenet.org/article184074.html

    4) Introduzco esto de Carlos Taibo para suscitar debate
    http://insurgente.org/index.php/mas-noticias/ultimas-noticias/item/11448-carlos-taibo-sobre-podemos-no-es-oro-todo-lo-que-reluce

  4. http://canarias-semanal.org/not/13260/seis-razones-por-las-que-la-monarquia-franquista-ganaria-un-referendum/ . Pedro Echeverria
    1. A pesar de la “modernidad capitalista”, en España siguen predominando la cultura franquista y religiosa –“de las buenas costumbres, buenas maneras, de los hombres de bien, de la xenofobia”- en casi todos los campos. La izquierda es terriblemente minoritaria y la socialdemocracia (al estilo PSOE) para ganar elecciones y alcanzar gobiernos, ha tenido que hacerse cada vez más derechista. Además de las particularidades de España, debe reconocerse que también los demás países –como EEUU y México- por el enorme desarrollo de las sociedades competitivas, individualistas, consumistas y de los medios de información, están en el conservadurismo.

    2. Por ello el planteamiento de “referéndum para que el pueblo español decida entre Monarquía (feudal) y República (burguesa)” no me parece una idea de la izquierda cuya tarea debe ser en este momento desatar grandes movimientos de masas para liberar esa pesada carga de franquismo y burguesía que sufre el pueblo español, sino una consigna de los políticos centristas. Y no solo es la ideología tradicional franco-católica, está además el continuo reforzamiento que hacen los medios de información. Si en EEUU se hiciera un referéndum para conservar el capitalismo o en México para despenalizar el aborto, la izquierda sería derrotada porque la derecha ha dominado.

    3. Si no cambia radicalmente la ideología de las mayorías, si no ayudamos a extirpar de la mente esa ideología burguesa del individualismo, de la apropiación y acumulación capitalista, cualquier gobierno que asuma el poder (sea por vía electoral o armada) tendrá que adecuarse al nivel del pensamiento de la gente y a cumplir con una gran cantidad de las necesidades (la mayoría de las veces artificiales) que le han creado. Por ello Halloway y el zapatismo han sostenido que el problema no es la “toma del poder” a como dé lugar, sino el desarrollo de la conciencia crítica de las masas; conciencia que sólo se forma en las batallas independientes contra el sistema de explotación.

    4. Basta con estudiar lo que sucedió con la Guerra Civil Española de 1936-39, luego con la dictadura del general Francisco Franco (1939-1975) y el dominio de dos partidos derechistas (1975-2014), para comprender que en España sólo han cambiado superficialmente las cosas. Incluso el Partido Comunista se ha derechizado y los anarquistas se han debilitado. He leído cuanto análisis político ha llegado a mis manos y en las pantallas de Internet, he estado además cuatro veces en ese país –por cuestiones políticas y académicas, sobre todo durante la guerra de agresión yanqui-inglesa-española- observando y sintiendo ese espíritu conservador.

    5. Así como el mundo se sacudió por la gran defensa que hizo la izquierda radical anarquista de la República Española a mediados de los años treinta, así también nos sacudió con su cine español –sobre todo las películas de Saura y Erice- que ayudaron mucho a transformar la conciencia crítica en el país ibérico y en el mundo. La realidad es que muchos nos hicimos ilusiones en que al morir Franco en 1975 en España se iniciaría el deshielo y vendría una época del gran destape o destrampe en búsqueda de la libertad. La realidad es que demostró ser más fuerte la ideología franquista y clerical que ha sido imposible romper.

    6. La batalla contra la monarquía española tiene que ser profunda: no puede ser un simple referéndum (aunque éste puede aprovecharse para desarrollar una conciencia anticapitalista entre los españoles) para que sea extirpada de raíz; no olvidar que además hay una solidaridad de más de 30 monarquías aún vivas en el mundo y del imperio económico mundial que las necesitan como complemento. Los nuevos monarcas buscarán realizar algunos cambios para que todo siga igual. Espero que los jóvenes y universitarios españoles continúen sus luchas en las calles ayudando a que las batallas se hagan más números y grandes en el mundo.

  5. YO VI AL PRÍNCIPE FELIPE, DE DAVID TORRES EN PÚBLICO
    Yo vi una vez al príncipe Felipe. En una fecha indeterminada a mediados de los ochenta, en la entrada compartida entre las facultades de Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad Autónoma de Madrid. Era una mañana soleada, brillante, inflamada de polen y de pájaros. Yo recuerdo una mañana de primavera pero la memoria me traiciona: debía ser otoño puesto que era el primer día de curso, al menos para el príncipe Felipe.
    Una inmensa multitud de estudiantes se había agolpado en las escalinatas, en los pasillos y en los jardines del campus para contemplar la llegada del elegido. Algunos se asomaban por las ventanas, la mayoría eran chicas y detecté en ellas ese nerviosismo inequívocamente sexual que precede al aterrizaje de una estrella de cine o un cantante de rock. Pero, ¿qué películas había protagonizado aquel chico? ¿Qué canciones cantaba? “Es el príncipe, tía, es el príncipe”. La contraseña corría de un corro a otro cuando una figura alta y desgarbada surgió entre el gentío escoltada por varios trajes oscuros. Felipe de Borbón y Grecia saludó esbozando apenas una sonrisa un poco forzada, un poco difícil, quizá abrumado o quizá hastiado ante aquel inesperado homenaje.
    Debo decir que en ese instante sentí una profunda lástima por él y por mí, por todos nosotros. Me pareció un espectáculo bochornoso, lamentable, aquella súbita adoración multitudinaria ante alguien que no había mostrado otro mérito en la vida que la suerte biológica, el nacimiento afortunado, la sangre principesca. Buena parte de la élite intelectual del país, profesores y estudiantes de Filosofía, de Historia, de Derecho, de Filología, habían salido a aclamar a un príncipe como un coro de paletos medievales en un cuento de otra época. Estudiosos del Poema del Cid y expertos en Derecho Civil aplaudían hasta escocerse las manos. Lectoras de Neruda, de Saussure y de Nietzsche estaban mojándose las bragas ante la visión resplandeciente del perfil borbónico. En ese instante comprendí que como país no teníamos remedio.
    Debo añadir también que, aparte de la lástima, no sentí nada especial ante la presencia del príncipe Felipe. No me impresionó lo más mínimo. No era un experto en Física, como algunos que estudiaban tres edificios más abajo; ni un poeta loco descarriado, como alguno con el que me emborrachaba yo en el césped; ni un gran ajedrecista de nombre impronunciable con el que perdí unas simultáneas en la facultad de Derecho junto a otros treinta y cuatro muchachos; ni mucho menos un músico genial, como aquel polaco, Penderecki, al que nombraron doctor honoris causa años después en una austera ceremonia a la que no fue prácticamente nadie. Era sólo un muchacho criado entre algodones en una burbuja dorada, en los fastos y tiranías de la corona, que ni siquiera podía asistir a clase o tomar una cerveza sin que una incansable corte de lameculos acudiera a limpiarle los zapatos. Fue sencillamente patético y, al mismo tiempo, una lección magistral en carne y hueso de Historia, de Filosofía, de Literatura y de Derecho.
    Cuando alguien se pregunta qué diferencia hay entre monarquía y república, cuál de los dos sistemas sale más barato y qué ventajas tiene uno respecto a otro, siempre recuerdo aquella mañana soleada en la Autónoma. Porque sigo sin entender qué oscuro mecanismo de esclavitud, de servilismo o de vasallaje llevó a esa multitud de jóvenes estudiantes a ovacionar a un vástago de una rancia línea dinástica. Con el tiempo he tenido la oportunidad y la suerte de coincidir con algunos de los más destacados ejemplares humanos de nuestra época. En Cracovia le hice una entrevista de una hora a Stanislaw Lem, uno de los grandes escritores del pasado siglo. En un restaurante de Madrid, gracias a mis editores de Desnivel, cené junto a Reinhold Messner, el primer hombre que tocó los catorce vértices del mundo. Y una noche de ébano, en el extinto Palacio de los Deportes, sentí a los dioses de la música descender chorreando sangre y fuego del traje estridente y la trompeta roja de Miles Davis. El talento es la única realeza. Aquel anciano bajito, aquel ogro barbudo, aquel negro imperial son las únicas majestades que yo haya visto sobre la tierra.

  6. 1) http://canarias-semanal.org/not/13267/coronel-martinez-ingles-de-rey-a-presunto-delincuente/

    2)Los primeros trofeos . Isaac Rosa
    http://www.eldiario.es/zonacritica/Felipe_abdicacion_monarquia_6_267783255.html

    3) J.Carlos I en la Audiencia Nacional
    http://rafaelnarbona.es/?page_id=8083

    4) El pueblo de Siria ha hablado . Thierry Meyssan
    http://www.voltairenet.org/article184108.html

    5) http://tenacarlos.wordpress.com/2014/06/06/il-giornale-de-italia-se-niega-a-mentir-sobre-el-conflicto-en-ucrania/

    6)http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/89355-jaque-al-rey-mate-al-régimen.html

    7) 6 de junio 1944 : lo que no os dirán. Michel Collon
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=185667

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s