Pues, sí, señor, a lo mejor podemos

 Mi querido futbolín, como siempre, el sabrá cómo lo consigue, nos ha traído al blog de WordPress un video de Youtube, cuyo sonido, si es que lo tiene, yo he sido incapaz de oír, en el que se puede ver una larga secuencia de los choques entre la policía y los manifestantes.

No sé, a veces, tengo la sensación de que, a pesar de mis 85 años, puedo acabar mi vida en la cárcel porque esta gente, ya lo estamos viendo, no se para en ninguna clase de barras y, como un río de aguas turbulentas, arrasa con todo lo que se encuentra a su paso. 

El caso es que yo considero que el vídeo que nos ha traído futbolín no es ni más ni menos que la mejor respuesta al fondo de mi último post, en el que yo hacía saber mi tristeza porque en lugar de ese millón de manifestantes no habían sido 20 millones de ellos.

 En el fondo de mi queja, subyacía el deseo de que este pueblo deseche su tristeza y su cobardía y asuma su papel histórico que no es otro que como decía el cisne de Avon, tome armas contra la injusticia y enfrentándose a ella, acabe con ella.

Todo esta gentuza que nos apacienta, unos, desde los cargos públicos y otros, desde la prensa, tiene un defecto común: una incultura prodigiosa.

 Siendo profesionales, unos, de la política y otros, de la prensa, no se han tomado siquiera la molestia de acercarse a los clásicos.

 Si lo hubieran hecho, sabrían que, además de Shakespeare, hay una gran parte de los clérigos fundadores de las teorías originarias de la rebelión contra la injusticia que llegan ni más ni menos que a justificar no sólo la rebelión contra la tiranía sino también la muerte del tirano.

 Así, los padres Suárez y Vitoria, nada más y nada menos que en el siglo XVI admitieron esta posibilidad jurídica : “Si un gobierno se impone a la gente, por otra parte, el pueblo no sólo tiene el derecho a defenderse y sublevarse contra él, sino que también tiene derecho a matar al tirano”.

 Fueron ideas como ésta las que motivaron que los reyes españoles, urgidos por sus colegas extranjeros, expulsaran de España a la Compañía de Jesús y prohibieran la publicación y lectura de la obra del padre Suárez.

 Bien, pues, ahora, estos maravillosos liberales, que tratan furiosamente de ampararse bajo la resonancia arcangélica de la palabra liberal, que en política y economía, no tiene nada que ver con la originaria libertad,  puesto que la libertad de los poderosos, plutócratas y políticos no es sino el presupuesto necesario para la esclavitud de los débiles, los pobres y los súbditos, ya que éstos, para ser libres requieren de manera absolutamente imprescindible hallarse en condiciones de suficiencia económica y política, condiciones que sólo puede proporcionarles un Estado auténticamente social y de Derecho,  esos maravillosos “liberales” que la única libertad que propugnan realmente es la suya para así poder explotar mejor a los otros, se oponen con toda su fuerza.

 Pero estaba diciendo que, del vídeo aportado por futbolín, se deduce, se ve y se deduce que cuando el pueblo que es exponencialmene superior a los cipayos en número, se une y se atreve a enfrentarse a esta gentuza que se alía con el poder para machacar a sus propios hermanos, puede no sólo llegar a contener sus arremetidas sino incluso a hacerles batirse en retirada.

 La reflexión que se impone es: ¿qué pasaría si en lugar de unos miles de indignados rebeldes se opusieran a los esbirros de este poder tan sucio que soportamos, millones y millones de ciudadanos dignos de este nombre?

 

27 comentarios en “Pues, sí, señor, a lo mejor podemos

  1. «VAMOS A POR ELLOS, COÑO», GRITÓ UN MANDO A LOS ANTIDISTURBIOS
    Lo que pasó el sábado en Madrid es un gravísimo punto de inflexión en la ya intolerable represión del derecho a la protesta y a la manifestación. Disparar pelotas de goma en una plaza con miles de personas, muchas de las cuales son ancianos y niños, se parece demasiado a una declaración de guerra.

    Ruth Toledano (elDiario.es avance socios)
    23/03/2014 – 20:59h
    Los antidisturbios cargaron violentamente el sábado contra la Marcha por la Dignidad cuando aún no eran las 9 de la noche (hora hasta la que estaba autorizada la manifestación), el coro de la Solfónica cantaba en un escenario abarrotado y la plaza de Colón, el paseo de Recoletos y las calles aledañas estaban llenas de miles de personas, entre ellas numerosos niños y personas mayores. Lanzaron gases lacrimógenos, apalearon con sus porras de metal recubierto, retorcieron brazos con brutalidad, dieron patadas y dispararon sus asquerosas pelotas de goma, que podrían haber dejado tuerto a alguien o matado a uno de esos niños.

    La versión oficial asegura que todo empezó porque alguien lanzó objetos a los agentes. Pero los portavoces oficiales no tienen, desde luego, la más mínima autoridad moral para que creamos su versión. Si el Gobierno miente por sistema. Si el Ministerio del Interior miente por sistema. Si han mentido sobre los muertos de Melilla ante todos los medios de comunicación, ante los observadores internacionales y en el mismísimo Congreso de los Diputados, ¿cómo pretenden que creamos que la agresividad de los antidisturbios no fue una provocación preparada con antelación?

    No nos creemos la versión oficial porque el hecho de haber dispuesto 1.700 efectivos de la Unidad de Intervención Policial ya era una declaración de intenciones: sabíamos que semejante e innecesario despliegue significaba que iban a cargar. ¿Por qué, si no, tantos antidisturbios para una convocatoria que, según Telemadrid (la misma fuente oficial, a fin de cuentas), solo congregó a 4.000 personas? ¿Por qué se produjeron los enfrentamientos justo a tiempo de enviar imágenes violentas a los telediarios de la noche? ¿Por qué se produjeron a una hora en la que la Marcha no había terminado pero al Ministerio del Interior le daba tiempo de preparar un enlace con fotos y enviarlo a la prensa para su publicación?

    No nos creemos la versión oficial porque ya hemos visto otras veces a sus esbirros infiltrados entre los manifestantes para provocar unos enfrentamientos que interesan al Gobierno. El sábado les interesaban especialmente, pues el Gobierno necesitaba desvirtuar con violencia el éxito de la Marcha por la Dignidad, que fue multitudinaria, unida en la diversidad y pacífica. Tenían una poderosa razón para llevar a cabo esas bestiales cargas: si no la lían ellos mismos, las fotos que habrían quedado serían solo las de esa imponente masa de indignados. Ahora tenemos las de los destrozos y las de unos encapuchados que parecen manifestantes violentos pero ayudan a los antidisturbios a esposar a uno en el suelo (mientras, por cierto, le aplastan la cabeza con un escudo policial).

    No nos creemos la versión oficial porque, dos días antes, el presidente de la Comunidad de Madrid, ese Ignacio González puesto a dedo a pesar de estar relacionado con diversos delitos y de dedicarse a perseguir periodistas, había comparado el contenido del manifiesto de la Marcha por la Dignidad con el ideario político de los neonazis griegos de Amanecer Dorado y había deseado que el sábado no se produjeran lesiones “para nadie” ni contra “el patrimonio de todos”. Ante tal don visionario y ante un análisis político de tal calado (que ayudó a enriquecer el portavoz de su Gobierno, Salvador Victoria, catalogando las mareas como “izquierda extrema” y diciendo que los sindicalistas andaluces “van a Venezuela en business”), no nos sorprende que los suyos tuvieran previsto reventar, sin más, la fuerza movilizadora de trabajadores, parados, desahuciados y otros cientos de miles de ciudadanos indignados.

    No nos creemos la versión oficial porque Cristina Cifuentes ya había advertido en Twitter: “Acampar en Madrid está prohibido fuera de las zonas habilitadas específicamente para ello, y las Fuerzas de Seguridad harán cumplir la ley”. Es decir, tenía a sus huestes aleccionadas para cargar en cuanto hubiera el más mínimo indicio de acampada, como así fue: cuando los antidisturbios arremetieron contra la multitud, se había empezado a levantar un campamento en Recoletos, previsto para permanecer allí hasta el martes, pero unos minutos antes de que empezaran las cargas, decenas de furgones policiales ya se habían acercado a la zona donde se montaban las lonas. Cabe señalar la obviedad de que una acampada, esté o no prohibida, no constituye en sí misma un acto violento. Pero Cifuentes quiere demostrar al PP que tiene la mano suficientemente dura para liderar el Ayuntamiento o la Comunidad de Madrid como su partido considera que hay que hacerlo: a lo tonto, como Botella; a lo mafioso, como González; o a lo bestia, como ella.

    No nos creemos la versión oficial porque, aún en el caso de que fueran alborotadores quienes comenzaron los enfrentamientos, los agentes antidisturbios están ahí (les pagamos por ello) precisamente para proteger el curso pacífico de la marcha y la seguridad de los manifestantes, y no, al contrario, para poner en grave peligro su integridad física y su vida. ¿Cómo pretenden que los creamos después de enterarnos de que el hijo del golpista Tejero dirigía una unidad de antidisturbios de la Guardia Civil hasta ser destituido por celebrar en el cuartel el aniversario del 23F? Teniendo en cuenta que esa es la clase de jefes que tienen los distintos grupos de “control de masas”, encaja a la perfección el comportamiento violento de la policía antidisturbios, a quienes el sábado en Colón uno de sus mandos jaleó al tejeril grito de “vamos a por ellos, coño”.

    No nos creemos la versión oficial porque es el ministro Fernández Díaz, ese ministro, el de la “ley mordaza”, el de las vallas de Melilla, el de las mentiras sobre los inmigrantes ahogados mientras recibían disparos de pelotas de goma, ese ministro, el que defiende la actuación de los antidisturbios en Madrid y acusa a los manifestantes de atacarlos. ¿Es que piensa que le resta un mínimo de credibilidad?

    Lo que pasó el sábado en Madrid es un gravísimo punto de inflexión en la ya intolerable represión del derecho a la protesta y a la manifestación. Es el peligroso estiramiento de la tensión entre una ciudadanía pacífica y un Gobierno de creciente sesgo dictatorial, tensión que no se ha vuelto definitivamente insostenible gracias al aguante, a la resistencia, a la templanza y a la responsabilidad de esta ciudadanía. Pero disparar pelotas de goma en una plaza con miles de personas, muchas de las cuales son ancianos y niños, se parece demasiado a una declaración de guerra. Viene a decir: “Podéis ser más de un millón y ser pacíficos. Nosotros diremos que sois violentos y que no pasáis de 4.000. Pero eso no es todo: vamos a disparar y podemos dar en la cara a vuestros hijos. Así que os lo pensáis antes de volver a la calle. Porque vamos a por vosotros, coño”.

  2. LA GENTE DEMÓCRATA DE VERDAD VOTA PP
    Primero nos convencieron de que la política era inútil y todos son iguales. Ahora pretenden convencernos de lo peligroso que puede resultar salir a la calle

    La gente demócrata de verdad no protesta porque eso molesta a la gente que no protesta. La gente demócrata de verdad calla y vota

    Antón Losada (Avance de eldiario.es)
    23/03/2014 – 20:23h
    España es el país donde más ha crecido la desigualdad. Lo anuncian los informes de la OCDE y la UE. No lo vocea la propaganda internacional financiada por los gobiernos de Venezuela y Cuba como parte de su malvado plan para dominar el mundo. La crisis genera más desigualdad en todo el planeta. Pero la nuestra crece más y más rápido como consecuencia directa de las políticas de sufrimiento masivo que han provocado que quienes ya pagan la crisis con su desempleo o su precariedad, la repaguen con recortes sociales.

    A los españoles les sobran las razones para protestar. En ningún sitio está escrito que para salir de la recesión tengamos que sacrificar nuestros salarios, nuestra sanidad o nuestra educación. En ningún sitio está escrito que para que Amancio Ortega pueda ganar mil millones este año con los dividendos de sus empresas y tributar menos de un cinco por ciento en impuestos, usted tenga que ganar menos y pagar más IVA o sus hijos perder el derecho a una beca. La pregunta correcta no es por qué protestan los españoles. La pregunta correcta sería por qué no protestan mas.

    Según datos oficiales, hemos tenido de media 120 manifestaciones y concentraciones de protesta diarias durante 2013. En menos del uno por ciento se registraron incidentes y fue precisa la intervención policial. Pese a la evidencia, cuando en España la gente se organiza para protestar de manera que se la vea y se la oiga en todo el país, los manifestantes acaban siendo el problema. No la crisis, ni la desigualdad, ni la corrupción, ni los seis millones de parados, ni esta suerte de neonazismo económico emergente donde solo los más fuertes y los propietarios parecen tener derechos.

    Primero se calienta el ambiente con declaraciones de gobernantes que les imputan toda suerte de cargos porque, al parecer, en España la gente tiene razones y derecho a manifestarse hasta que decide hacerlo y, por ejemplo, marchar por la dignidad. Entonces pasan a ser, por este orden, radicales, violentos, extremoizquierdistas, batasunos, terroristas y finalmente nazis.

    Luego se convierten protestas como el #22M en eventos policiales, pasarelas Cibeles de las últimas tendencias en material antidisturbios, transporte, logística y vestuario policial. En la mayoría de los medios de comunicación, los antidisturbios empiezan a cargar dos días antes de la protesta. En España, parece que la policía no saliera a la calle para proteger a los ciudadanos en el libre ejercicio de sus derechos. Parece que saliera solo a proteger a las autoridades de los ciudadanos que pretenden ejercer libremente sus derechos.

    Ya conocen el resultado final. Al día siguiente se habla poco de las legítimas razones que sacaron a la gente a la calle porque el tiempo se nos va en repetir imágenes de cargas policiales, en lugar de problemas sociales tenemos un problema de orden público y en vez de preguntar a quién beneficia la reforma laboral, la fiscal o la de las pensiones, debatimos sobre una nueva ley de seguridad ciudadana. Primero nos convencieron de que la política era inútil y todos son iguales. Ahora pretenden convencernos de lo peligroso que puede resultar salir a la calle.

    La gente demócrata de verdad no se mete en política porque solo hay corrupción y podredumbre. La gente demócrata de verdad no acude a manifestaciones porque están llenas de radicales violentos y camorristas. La gente demócrata de verdad no protesta porque eso molesta a la gente que no protesta. La gente demócrata de verdad sufre las injusticias en silencio, como las almorranas, porque en el fondo la gente demócrata de verdad sabe que se las merece porque algo habremos hecho, siempre ha habido ricos y pobres y siempre los habrá porque en realidad lo que hay es mucho vago que no quiere trabajar. La gente demócrata de verdad calla y vota; al PP por supuesto, el partido demócrata de verdad.

  3. http://canarias-semanal.org/not/12426/_juez_silva___todo_lo_que_hay_en_el_ibex_es_puro_franquismo_/
    El conocido juez Elpidio Silva declaró este fin de semana en una conferencia que impartió en el Ateneo de Madrid, que al ser la electricidad un bien perteneciente a un ámbito que está reglado, el precio lo imponen un conjunto de entidades que forman un bloque, el Ibex, es decir, “algo así como la Inmaculada Concepción respecto a la democracia: no está tocada”.

    “Salvo dos empresas -indicó el juez Silva en su conferencia- todo lo que hay en el Ibex es puro franquismo”. “Y esto puede hacer pensar -prosiguió- que la democracia no incentiva la creación de empresas que puedan llegar a niveles, para lo cual necesitamos más protocolos, formación, incentivos…”

    El juez Silva, hoy sometido a un procedimiento judicial por haberse atrevido a procesar al banquero multimillonario Miguel Blesa, aplaudió en su conferencia el hecho de que los ciudadanos se impliquen en los asuntos públicos porque las cuestiones energéticas son efectivamente complejas, “pero sus costes se cargan sobre nosotros en tiempos de crisis”. Con esta frase el juez aludía a la presencia de numerosos técnicos y público en general que abarrotaba el local del Ateneo para escuchar lo que Elpidio Silva iba decir sobre las eléctricas.

    “Imponer los precios es algo claramente autoritario y supone un cierto sesgo de totalitarismo”, dijo.

    Silva auguró que con la crisis vamos a ver a muchos sectores que intentaran un rescate similar al que se produjo con el bancario o el eléctrico. El juez contó la anécdota de un alto cargo, amigo suyo, que le reprochaba que centrara su atención en el sector eléctrico. “¿Por qué te centras en la energía?”, le inquirió su amigo. “El sector farmacéutico es mucho peor, y el sanitario aún peor”, le confesó su confidente.

    La cuestión es, aclaró Elpidio Silva, “que todas estas órdenes ministeriales están siendo redactadas por un personal altamente cualificado. No las redactan las corporaciones… Y esos altos funcionarios están viendo pasar estas barbaridades, y como tienen mucha experiencia, ven que sucede lo mismo en otros sectores”.

    Silva está persuadido de que todo el espectáculo que se ha montado en torno a las eléctricas y a los gestores políticos acabará mal, y tiene la convicción que acabará en manos de los tribunales. “La obligación de pago que se nos pide es desorbitante y exagerada, y debería obligar a que se requiera judicialmente a cada empresa eléctrica para que justifique esas enormes subidas”. El juez sugirió a sus oyentes la creación de una comisión ciudadana que organice y promueva tal requerimiento.

    Según el juez Silva “existen ya hasta siete alertas que justifican plenamente acudir al juzgado. Y las empresas tendrán que decir al juez qué es lo que está pasando. No pueden falsear los datos, tendrán que aportar la documentación, pues en muchos casos se ha producido una privación de bienes a ciudadanos, con todo lo que eso conlleva. Y en poco tiempo se podría producir una vía de petición. Posiblemente el déficit esté mal calculado y se vean obligados a devolver entre 4.000 o €5.000 a todos los ciudadanos”

    .

    Dirigiéndose a la ciudadanía el juez dijo que “tenemos que acostumbrarnos actuar. La desesperación se produce cuando no actuamos. La clave es actuar a través de colectivos ciudadanos. El Estado por “motu propio” no va a hacer nada. Cuando la sociedad no presiona, el Estado no se mueve. Al Estado le importa un pimiento una lógica medioambiental, como se esgrime con las eléctricas y su contaminación”.

  4. NO LES TENDIERON LA MANO
    EL GRAN WYOMING
    en Infolibre.
    Mintieron, mienten y mentirán para salvar el cargo. Es su condición. Luchan por defender su puesto con la desesperación de los que cruzan el Estrecho en busca de un mundo mejor, pero sin jugarse la vida, ni siquiera el prestigio, en esta sociedad tan depauperada, tan amoral.

    No escuchamos a la Iglesia que nació para estar al lado de los pobres. ¿Dónde está el grito de su jerarquía contra los señores del poder que ven hundirse en las aguas a estos hijos de Dios mientras maquinan cómo evitar que esas muertes perjudiquen su patrimonio? ¿Cuándo se adquiere la cualidad que permite llegar al grado de abyección del que hicieron gala los portavoces del Gobierno desde la tribuna durante la comparecencia en el Congreso? ¿En qué momento una persona pierde la condición de tal y se convierte en un ente, una cosa llamada “inmigrante”?

    En el Congreso de los Diputados se llevó a cabo, en forma de “comparecencia para aclararlo todo”, una representación de varias horas de una maniobra de “ocultación desde la transparencia” que sólo consiguió evidenciar, una vez más, que lo único imposible de hundir de aquella injustificable acción que dio como resultado la muerte de quince personas es la verdad.

    Sí, eran personas, además de negros, además de pobres, además de inmigrantes. Seres humanos como ustedes, como nosotros, como los millones de españoles que cruzaron nuestra frontera para intentar dar de comer a sus hijos cuando yo era joven, emigrantes que sólo esperaban encontrar un poco de humanidad al otro lado que atenuara su tristeza, seres humanos como los españoles que cruzan ahora las fronteras invisibles de nuestros socios ricos del norte, como los que volaban en el avión que desapareció en Malasia, como los que se usan de coartada para justificar acciones bélicas, como los receptores de órganos de los trasplantes, como los donantes, como los ciudadanos que somos fustigados con mentiras aterrados ante la impotencia de comprobar quién nos gobierna, como los que sufrimos la pesadilla insoportable de esas comparecencias para justificar la muerte de inocentes, como los que entienden las razones de Estado que les llevan a parapetarse detrás de sus subordinados para conservar sus privilegios, como los que miran hacia otro lado ante esta tragedia mientras gritan en defensa del derecho a la vida para defender la reforma de la ley del aborto, seres humanos como las víctimas del terrorismo y como los que escuchan a estos mismos cargos cuando las usan para conseguir fines políticos.

    Seres humanos. Con padres, con hijos, con mujeres y novias que esperan noticias suyas todos los días. Esos que ustedes llaman inmigrantes son personas.

    Nada importa si los mataron o los dejaron morir. No queremos aprender por qué se atenúa la crueldad en esa sutil diferencia.

    Las mentiras que se acumulan sobre la mesa se vuelven contra quienes las proclaman y la sombra de la ignominia se extiende sobre los cargos que se van sumando al intento de que el jefe o compañero conserve su silla y las prebendas que conlleva tan confortable refugio. Cuando terminen esta etapa de servicio a la patria que tanto perjuicio económico les acarrea, serán consejeros de las grandes empresas que condicionan nuestras vidas. Valen para todo, van a por todo, se hacen con todo.

    No calcularon el fondo y no sabían nadar, alegan como causa de la muerte estos señores durante su comparecencia.

    Los inmigrantes, al parecer, pierden el instinto de supervivencia y eso es lo que les mata. Atraviesan un continente superando guerras, violaciones de todo tipo, hambre, sed, palizas, secuestros, pero son incapaces de dar la vuelta y volver a tierra al comprobar lo profundo de las aguas, tienden a huir hacia delante como hamsters que se precipitan al abismo.

    Estaban débiles y excitados, lo que aceleró su fatiga y su hundimiento, dicen. También que les dispararon más de ciento cuarenta pelotas de goma con la única intención de delimitar la frontera, mientras por el audio de las grabaciones hemos podido escuchar las instrucciones de evitar dar a la policía marroquí, es decir, apuntaban en aquella dirección. También reconocieron haber lanzado botes de humo “disuasorios”.

    Todos estos factores, estas acciones tomadas de una en una, sirven a la comparecencia, pero al juntarse en el tiempo, al coincidir en el mismo espacio,conforman un escenario espeluznante. Nos encontramos con personas débiles, que apenas saben nadar, en mitad del agua, que se están ahogando y gritan pidiendo ayuda mientras se ven acosadas por fuerzas del orden que les disparan botes de humo y pelotas de goma desde la orilla para evitar que se acerquen a tierra con el resultado de quince muertes. Aún defienden la bondad de la acción. Desde el principio mintieron sobre estos hechos que ahora reconocen.

    No merece la pena dedicar tiempo a este debate, sino a proclamar lo vergonzoso y cruel de unos hechos que si no se hubieran filtrado por unos vídeos que hemos podido ver en la televisión, seguirían negando. Ya han dejado atrás la chulería, la arrogancia y las amenazas con las que se despacharon en el primer momento, pero no dejan de aferrarse al salvavidas de la mentira.

    Ya no dan vivas a la Guardia Civil, a esa Guardia Civil tras la que se esconden de forma cobarde y a la que hacen única responsable de lo ocurrido al vender a sus agentes como entes autónomos que operan por su cuenta de forma caótica e improvisada, que no reciben órdenes, y que utilizan las armas represivas a su antojo, sin control, ante la agresividad de las acciones de los inmigrantes, que se exhiben en unos videos en los que lanzan piedras indignados al comprobar la muerte de sus compañeros. Son reacciones posteriores, no sirven para justificar acciones anteriores. Ni una sola imagen de los disparos de las pelotas de goma.

    Estas muertes dejarán espacio a otras noticias. Las razones de Estado aconsejarán pactos entre los dos principales partidos en esta materia y se hundirán juntos a los ojos de los hombres y mujeres decentes que no quieren comprender la necesidad de la muerte de personas inocentes en razón de la gobernabilidad.

    Mientras, intentaremos resistirnos a esta educación racista e inmisericorde que nos procuran día a día desde las instituciones democráticas. Nos resistiremos a ser testigos privilegiados desde la grada de cómo esos negros pobres se ahogan delante de nuestros ojos ante la pasividad de las poderosas razones de Estado que no podemos ni queremos comprender para no ser como ellos. Me repugnan.

    La conciencia por un cargo, esa es la enmienda que ha introducido Mefisto en su nuevo contrato. Su codicia es infinita. Venden su alma al poder y estamos en sus manos.

  5. CRÓNICA SENTIMENTAL DE LAS MARCHAS DE LA DIGNIDAD
    http://rafaelnarbona.es/?page_id=7133

    Siempre he llegado tarde a todo. Al sexo, a la literatura, al amor y a la política. Esta vez no fue distinto. La reciente operación de cataratas de mi madre, superviviente de los brutales bombardeos de Madrid y Barcelona y que el próximo julio cumplirá 89 años, me impidió acudir a Atocha a las cinco de la tarde. Después de cumplir con las prescripciones del postoperatorio, me acerqué a Madrid, con la esperanza de escuchar a Willy Toledo leyendo el Manifiesto de las Marchas de la Dignidad. Sin embargo, los más de cuarenta kilómetros de tráfico que me separan del centro y un control de la Guardia Civil, que una vez más ha ejercido sus funciones represivas, con notable satisfacción antidemocrática, malograron mis cálculos. La barrera levantada por la Unidad de Intervención Policial (UIP) entre la plaza de Alonso Martínez y Colón me retrasó aún más, obligándome a describir un inacabable rodeo. Las vallas que cortaban el acceso a la calle Génova resultaban muy elocuentes, pues protegían dos enclaves particularmente significativos: la sede del PP y la Audiencia Nacional, dos símbolos de la continuidad entre franquismo y la democracia juancarlista que podrían reunirse en un plano altamente simbólico con el Mausoleo del Valle de los Caídos, componiendo una sombría trinidad. Los antidisturbios y sus furgones creaban un clima de violencia e intimidación que evocaba el golpe de estado en Chile. Es imposible contemplar con simpatía o indulgencia a unos individuos cuyo trabajo consiste en apalear, desahuciar y humillar a las víctimas de la crisis económica. Su ensañamiento con los activistas sociales y su brutalidad con los manifestantes pacíficos, reflejada en infinidad de testimonios gráficos, acreditan que se hallarían como pez en el agua en una dictadura, aplicando las técnicas de contrainsurgencia que emplearon Pinochet y Videla contra las fuerzas de la oposición.

    No conseguí acceder a la Plaza de Colón hasta las 19:30. Cuando al fin me encontré con los manifestantes, vi banderas de la CNT y el SAT. Otros enarbolaban pancartas, pidiendo el voto para IU. No me pareció honesto ni oportuno. Es despreciable que el PSOE se haya limitado a expresar su respeto a las Marchas de la Dignidad, sin implicarse en las movilizaciones, pero por otra parte se trataba de una iniciativa popular, que pretendía crear un espacio confluyente y no excluyente, al margen de los sindicatos y partidos. Es cierto que los sindicatos minoritarios (SAT, CNT, LAB) han desempeñado un papel importante, pero es perfectamente lógico, pues se intentaba demostrar la fuerza del sindicalismo alternativo. Descubrir en Atocha la presencia de IU, UGT, CC OO y USO me produjo estupor y desagrado, pues su predisposición al “diálogo social” con el gobierno y la CEOE o, en el caso de IU, su injustificable implicación en los recortes de la Junta de Andalucía, constituyen actos de complicidad con el sistema que no pueden estar más alejados del espíritu inicial de las Marchas de la Dignidad. Después de merodear un rato por la plaza de Colón, me acerqué a las escaleras de la cafetería Riofrío. Me esperaban unos amigos de Bilbao, que habían viajado en coche para incorporarse a las columnas en Getafe. Apenas habían dormido y estaban agotados. Por eso, decidimos alejarnos un poco y buscar una cafetería. No sospechábamos que unos minutos más tarde comenzarían las escaramuzas entre un pequeño grupo de jóvenes y los esbirros de la UIP. Esos incidentes –al parecer, breves, escasos e irrelevantes- serían utilizados por la prensa mayoritaria para vomitar insidias y mentiras contra los manifestantes. Al día siguiente, leería indignado las portadas del ABC, El Mundo y La Razón, desplegando una demagogia semejante a la de la prensa franquista. El País se limitaba a minimizar el impacto de las Marchas de la Dignidad, asegurando que solo habían participado 50.000 personas en las protestas. El enorme caudal de gente que inundaba el Paseo de Recoletos impugna esta cifra. No sé si realmente había dos millones de personas, pero un cálculo moderado establecería a primera vista que al menos se habían reunido varios cientos de miles de personas, reclamando “pan, trabajo y un techo para todos”.

    Mis amigos y yo dejamos atrás varias manzanas y nos instalamos en un bar semivacío. Inevitablemente, hablamos de política. Nos mostramos escépticos con los resultados de las Marchas de la Dignidad. No cuestionamos el indudable mérito de las columnas que habían partido de todos los rincones del Estado español, pero estábamos convencidos de que el poder real –la banca, la patronal, la Casa Real- no tolerarían que ningún partido se desviara del rumbo impuesto por la Troika y consolidado por la reforma del artículo 135 de la Constitución. Es cierto que la conciencia política se ha reactivado gracias a la crisis, pero la tasa de ganancia del capital posee una hoja de ruta y los medios coercitivos necesarios para cumplir sus fines. Los derechos laborales y sociales deben desaparecer para que las empresas incrementen sus beneficios, con menores costes salariales y unos trabajadores disciplinados por una alta tasa de paro. Se creará empleo, pero de escasa calidad y, antes o después, la sanidad y la enseñanza serán privatizadas, reservado una asistencia testimonial e insuficiente para la población con rentas bajas. Las desigualdades se consolidarán y adquirirán un carácter estructural. Se endurecerán las leyes para criminalizar las protestas sociales y se combatirá la libertad de expresión, equiparando la desobediencia y el espíritu crítico con el terrorismo. Nada de esto es un secreto y, de hecho, algunas de estas ignominias ya se han implantado, pero nadie sabe cómo parar esta ola destructiva. Sería injusto afirmar que el compromiso y la solidaridad no existen. Al revés, hay un clima que solo necesita una chispa para convertirse en un incendio. Sin embargo, los cortafuegos no se hallan tan sólo en las Fuerzas de Seguridad del Estado o el Ejército (las dictaduras militares son el plan B de las democracias parlamentarias), sino en un amplio sector de la burguesía y la clase trabajadora. Los que disfrutan de una posición desahogada no anhelan un cambio. Ayer era sábado por la noche y la cafetería semivacía donde pasamos algo más de una hora se llenó enseguida. Casi todos los clientes eran jóvenes con apariencia de pertenecer a familias acomodadas. Desde luego, no vestían como los anti-sistema, aficionados a las sudaderas, el pañuelo palestino y el calzado deportivo. Con pantalones de pinzas, suéteres y minifaldas, hablaban de forma despreocupada, completamente ajenos a lo que sucedía a escasas manzanas. No son los únicos que presuntamente se identifican con la bandera del conservadurismo político y social. Yo he sido profesor de instituto en barrios de la periferia, castigados por la pobreza y el desempleo, y he comprobado que el españolismo histérico, con su carga de xenofobia, intolerancia y odio hacia la “subversión comunista”, posee numerosos adeptos. El integrismo religioso completa la plataforma de la España negra y eterna, impregnada por un odio atávico hacia rojos, perro-flautas y separatistas. Ese heterogéneo magma social es el que permite –consciente o inconscientemente- a las oligarquías vivir en la opulencia, mientras uno de cada cuatro menores sufre los estragos de la malnutrición y el frío, pues en sus hogares no hay dinero para pagar la calefacción, comprar carne y pescado o desembolsar los cuatro euros diarios que cuestan los comedores escolares.

    Cuando me despedía de mis amigos vascos, un agente de la UIP nos fulminó con la mirada. Su reacción –automática, instintiva- surgió al atisbar que uno de nosotros llevaba un pañuelo palestino. Afortunadamente, yo no llevaba a la vista un pin que me habría costado un disgusto. Es fácil reírse de los que aún se atreven a invocar el viejo lema anarquista, que invita a la lucha. La consigna “¡A las barricadas!” parece un triste e ingenuo arcaísmo. Me encantaría pensar que la no violencia y la resistencia pacífica derrotarán a ese nuevo Minotauro llamado capitalismo o economía de mercado, pero creo que esas formas de lucha son tan ineficaces –e irracionales- como el perverso mandato evangélico de amar a nuestros enemigos. Herbert Marcuse afirmó que “en el curso de cualquier movimiento revolucionario surge el odio, sin el cual no es posible ninguna revolución ni liberación”. Eso sí, nunca debe convertirse en brutalidad o crueldad, lo cual no elimina la necesidad de “oprimir a los opresores, pues éstos, desgraciadamente, no se reprimen a sí mismos” (Hebert Marcuse, El final de la utopía, Barcelona, Ariel, 1968, pp. 41, 43). Cuando ya solo volvía hacia mi casa circulando en moto por la carretera de Burgos, no experimenté la ebriedad de un comienzo y, menos aún, de una victoria, sino un amargo sentimiento de derrota.

    RAFAEL NARBONA

  6. “”El ridículo institucional y permanente al que abocan al Madrid gente como Florentino, Ronaldo o Ramos por solo citar a algunos puede que no se note en el día a día, pero va sedimentando una leyenda cuya moraleja dibuja el mal perder por bandera y la zafiedad en la victoria. Tantos años recreando una ilusoria leyenda blanca y en tan pocos se están encargando de derrumbarla sin ayuda.”

    http://futbolbarsayotrashistorias.blogspot.com/

  7. MAS SALVAJADAS DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD “FRANQUISTAS”

    VÍDEO: Barricadas, piquetes y detenciones en la Universidad Complutense de Madrid

    Más de 50 personas han sido detenidas en el campus universitario, donde alrededor de un centenar de personas permanecían encerradas

  8. El PP se descalabra en las encuestas

    Otro estudio pronóstica que el PP no podrá gobernar la Generalitat ni con un eventual apoyo de UPyD
    Los valencianos no temen al tripartito, la hipotética alianza entre PSPV-PSOE, Compromís y EU
    Mònica Oltra es la política mejor valorada en general y en especial entre los votantes de izquierda
    UPyD sería la cuarta fuerza, por delante de EU, y entraría en Las Corts con un 13% de los votos

    El PP apenas conseguiría el 29,7% de los votos y 34 escaños si las elecciones autonómicas (previstas para mayo de 2015) se celebrarán ahora y no podría gobernar la Generalitat ni siquiera con el apoyo de UPyD, que entraría por primera vez en les Corts Valencianes como un ciclón: obtendría el 13,3% y sería la cuarta fuerza política en el parlamento autonómico, por delante de Esquerra Unida.

    Esos son los resultados de una encuesta difundida por la Cadena Ser, según la cual, el PSOE, pese a una notable pérdida de apoyo (21,2%, casi 7 puntos menos que en 2011) seguiría siendo la segunda fuerza política valenciana.

    El vuelco electoral, de confirmarse los datos de esta encuesta, sería total. A él contribuiría poderosamente el notable ascenso de las fuerzas de izquierda con presencia en el parlamento valenciano: Compromís más que doblaría sus votos con respecto a las últimas autonómicas al pasar del 7,2 al 15% de apoyo. Y Esquerra Unida haría exactamente lo mismo: llegaría al 12.2% de los votos desde el 5,9 de mayo de 2011. Entre ambos sumarían más votos que el PSPV-PSOE.

    Una eventual alianza entre estos dos partidos y el PSPV-PSOE, el tripartito que el PP pretendedemonizar, tendría mayoria absoluta en les Corts Valencianes. Como ya adelantaba una encuesta de eldiario.es de noviembre, el PP no podría gobernar ni con el eventual apoyo de UPyD en caso de un pacto de las fuerzas de izquierda. Además, los valencianos no parecen temer un hipotético tripartito.

    Indiferentes, pero sin miedo al tripartito

    Siempre según la encuesta de la SER, “el 35% de los valencianos lo prefiere, frente a un 15% que se decanta por la continuidad de los populares al frente de la Comunitat Valenciana”, aunque el ganador es, tal vez, la indiferencia; el 41% de los preguntados no muestra preferencia por ningún gobierno en concreto.

    La izquierda adora a Oltra

    Mònica Oltra, parlamentaria de Compromís, es, de largo, el politico más valorado (4 puntos sobre 10 y un 73% de conocimiento por parte de la ciudadanía). Supera con mucho al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, (2,08 y 91,9), Ximo Puig (2,71 y 68), a su compañero Enric Morera (2,81 y 60) y a la líder de Esquerra Unida, Marga Sanz (2,59 y 52).

    Es más, Oltra es mejor valorada por los simpatizantes de PSPV-PSOE y Esquerra Unida que los propios líderes de estos partidos, Puig y Sanz. Los votantes de Compromís, que decidirá en primarias su cabeza de cartel, también eligen muy claramente a la diputada, que recibe un notable (7,5 puntos) frente al aprobado alto de Morera (5,8).

    Fabra, el preferido por el PP pese a suspender

    La pobre valoración que los ciudadanos hacen de Fabra (2, 08 puntos) no impide que los votantes del PP lo consideren como el mejor candidato para las autonómicas de 2015. Así lo dice un 30%. El President es el elegido (a gran distancia de González Pons, Alfonso Rus, María José Catalá o el ministro García-Margallo) pese a que ni siquiera aprueba entre los votantes de su partido: le conceden 4,2 puntos.

    El PP se descalabra en las encuestas

    http://r-evolucion.es/2014/03/26/el-pp-se-descalabra-en-las-encuestas/

  9. 1) El NODO fiel al régimen, alucinante
    http://www.eldiario.es/rastreador/indumentaria-antisistema-Telediario_6_243285691.html

    2) Esto de un miembro de la NSA, desenmascarando lo de Ucrania
    http://www.voltairenet.org/article182695.html

    3) Almunia defiende la expulsión de inmigrantes sin trabajo
    http://www.publico.es/internacional/510692/almunia-defiende-que-alemania-expulse-a-inmigrantes-sin-trabajo

    4) Como te fíes de Falsimedia…..Pascual Serrano
    http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article66197

    5) Lo del avión sigue oliendo fétido…
    http://sorchafaal-en-espanol.blogspot.com.es/2014/03/rusia-desconcertada-por-la-captura-del.html

  10. Satan Satan, Botín Botín, cuando entre en tu banco llegó mi fin

    Estamos en guerra, una guerra silenciosa que no hace ruido con la particularidad que nuestro enemigo en lugar de presentarse con un tanque se presenta frente el atril de un Parlamento en aplicación de las ordenes recibidas de un despacho de caoba que marca la agenda y el ritmo con que nos toca bailar. El ordeno y mando revestido de impecable democracia resulta un monumental engaño que se cierne sobre nuestras cabezas, las mentiras ruedan al son de la música que tocan nuestros acreedores instalados en la cumbre del poder, antes que nos mortifiquen nos tendríamos que preguntar ¿Les debemos algo? La deuda española, es una deuda descomunal que tienen los bancos y las grandes empresas. Los mismos causantes del cataclismo, en compadreo con la clase política, son los artífices del tinglado del escaqueo fiscal que ha llevado todo al traste. El control del Banco de España no ha existido ya que ha actuado más como un lobby de la banca que como figura de supervisión. ¿Cómo es posible que se entregue tantísima cantidad de dinero a los bancos sin tan siquiera forzar una auditoria del estado de sus cuentas? ¿Cómo es que tragándose tal cantidad de dinero de los fondos públicos afloren beneficios? ¿No habíamos quedado que era un préstamo? La banca en general vive en otro mundo lleno de privilegios e impunidad, lo podemos ver si nos fijamos en la vida y milagros del Banco Santander donde desaparecen miles de millones a través de un banco paralelo. Hay quien puede decir que esta mangancia no le afecta y son los accionistas del banco a los que les toca perder. Se equivoca, esto afecta a la fiscalidad que debe sostener al Estado y por lo tanto los Presupuestos Generales deben de ser cubiertos en equidad; los que más tienen deben de pagar más. Pero no queda aquí la cosa, nuestros políticos se han permitido el lujo de regalar miles de millones a los bancos y por el morro cargarlos a las espaldas del populacho sin que se haga nada por reactivar la economía real. Le viene al pelo el eslogan de Ignacio Quirós Estremera: Satan Satan, Botín Botín, cuando entre en tu banco llegó mi fin.Ahora Pasen y vean.

    Este post complementa el ya publicado El poder financiero made in Spain: el Satan-der … Sigue leyendo → y recoge lo archivado como El banco paralelo del Santander

    El Banco Santander se burla de Hacienda…

    Es imposible salir de esta situación de crisis prolongada si toda la medicina que se aplica es jarabe de palo en una alocada carrera hacia el desendeudamiento forzado. Un diagnostico equivocado fruto de una política aplicada por los lobbys del poder económico, tal es así que en el proyecto de reforma fiscal encargado por el gobierno a unos sesudos profesores hay recomendaciones para todo. En las más de 400 páginas que contiene la reforma fiscal nada se dice de la necesaria abolición de sociedades participadas en los paraísos fiscales que las grandes empresas (IBEX-35) donde el dinero circula alegremente y se escapa al control de Hacienda. Este post pone los pelos de punta no solo porque se pone patas arriba el tinglado que tiene montado el Banco Santander ocultando un banco paralelo(fuera del balance del banco y desperdigado por medio mundo) mayor todavía que el propio banco. Si quieres alucinar y conocer de primera mano como después de acreditar que 400 de las 605 sociedades participadas por el Santander han desaparecido sin dejar rastro con miles y miles de millones, la justicia española archiva una querella que ponía de manifiesto la existencia del banco paralelo (en esta ocasión paralelo quiere decir: particular) del Santander. Si quieres saber en que mundo vivimos no te lo pierdas.

    ¡El dinero escondido de los bancos supera al declarado en el sistema! …

    image[1]Estamos sometidos a un régimen de mentiras de tal magnitud que lo blanco es negro y subir es bajar, es decir, lo contrario es lo cierto. La mentira se instala y se dice que los bancos invierten el dinero de los depositantes. Una mentira lejos de la realidad, cuando el sistema funciona sin ningún tipo de regulación y su, previsible, fracaso ha causado enorme daño a toda la economía mundial; 16 billones de dólares corren por ahí salpicando por todo el sistema financiero de la banca estadounidense y contaminando a la banca mundial. La deuda que soportan los bancos nadie se la puede creer ya que puede ser cientos de veces más que la declarada en los balances contables. Es evidente, que se tiene que ocultar en sociedades instrumentales en los paraísos fiscales provocando una distorsión en el sistema cuando el dinero escondido supera al que se declara en los balances contables. Dicho en plata: el banco paralelo de cada banco es mayor que el banco matriz. ¿Parece increíble? Pero resulta que es verdad. Los grandes bancos, entre ellos el Banco Santander, disponen de su particular banco paralelo. No se trata de una elucubración de quien esto escribe ya que en 2010 un informe de la Fed de Nueva York ponía patas arriba el origen de la actual crisis financiera a causa de la total desregulación del sistema bancario. Un sistema bancario que en las últimas décadas creó bancos paralelos en una especie de clones de la banca tradicional. Las operaciones financieras se internacionalizaron en un mundo global colocando papel sin soporte alguno y desconectado de la actividad real de la economía. El sistema bancario se desentendió de llevar a cabo la función tradicional de vincular a los ahorradores con los prestatarios y se tiró al monte de la especulación por lo que tuvo que ocultar los extraordinarios beneficios que se obtenían. En las altas esferas de la banca se conoce ésta práctica de esconder dinero y activos como el “sistema bancario en la sombra”.

    No hay solución posible sin desmantelar los paraísos fiscales (3) … Sigue leyendo → Publicado el 20 febrero, 2012

    casinos-poker_2a7127f7cbfc930279c69d1fbc9e046d1[1]Este post es uno de los recomendables para despertar del cuento chino de la fiscalidad que se aplica al populacho cuando Hacienda es capaz, con todo detalle, de construir una declaración de renta con una precisión de relojero. En cambio cuando se trata de la banca la cosa va manga por hombro, vamos que no se enteran de la misa la mitad. Para ponerles en evidencia nada es comparable con la ocultación contable si se hurga en las cuentas del Banco Santander que ni tan siquiera informa de un tercio de las sociedades participadas que consolidan con las cuentas del banco. En pleno zafarrancho de combate se dan como desaparecidas o no quedan reflejadas en las cuentas del Santander las sociedades. Aquí encontraras las sociedades del banco desaparecidas en los paraísos fiscales de las que nunca se ha vuelto a saber de ellas, no se sabe si han caído en combaten o las han descuartizado los Botín y sus mariachis y las han hecho suyas. Con este desconocimiento se le ha dado a los bancos miles de millones que se han cargado a las espaldas del populacho sin una auditoria y sin revisar la estructura del banco paralelo que asoma por todas partes. Se permite que la élite económica no pague impuestos y el sostenimiento del país recaiga en el populacho. Resulta que esas mentes pensantes han dejado al pairo, a la buena de Dios, a toda la población al aplicar, en dosis de caballo, recortes y más recortes para ajustar unos presupuestos que se derrumban por falta de ingresos. Los sabios de pacotilla, los enfermos de codicia, y los domesticados de nuestros representantes han basado la recaudación fiscal en el rendimiento del trabajo (IRPF) y el impuesto sobre el consumo (IVA). Los millones de parados no rinden impuesto y tampoco consume más allá de lo vital para vivir. La demás población visto lo visto restringe el gasto superfluo.

    Los paraísos fiscales la guarida del escaqueo de la contribución equitativa nadie, de los que tienen que decir, dice nada. Aunque sea superficialmente merece que le eches un vistazo. Parece evidente que, si los bancos tienen toda una infraestructura montada para defraudar a Hacienda y evaporar el dinero de sus clientes, esa misma estructura bien podrá ser utilizada para evaporar las propias cuentas del banco. Así y todo, cuando salto el escándalo de las cuentas viajeras del BBVA, -investigadas por el juez Baltasar Garzón y acabo en nada de nada- dio la sensación de que el uso de paraísos fiscales por parte de los bancos y grandes empresas era una novedad, al menos eso era lo que se deducía por las informaciones difundidas por el imperio del bien. Cuando se trata de la banca en todos los sitios cuecen habas y nada es comparable con la ocultación contable si se hurga en las cuentas del Banco Santander.

    Una justicia de pacotilla es responsable del desamparo de la población (2)… Sigue leyendo → Publicado en 17 febrero, 2012

    418172_3106629870540_1408091731_3208593_1859965639_n1[1]Uno de los mayores trompazos que uno se puede llevar en la vida es cuando te percatas que la justicia no existe. Si has tenido ocasión de seguir el orden de estos post referenciados habrás podido comprobar que el sistema judicial (uno de los tres pilares del Estado) está totalmente fusionado, en una piña, con el poder económico y el político. El resultado es un Estado bananero que presume de democracia pero solo es aparente. El conjunto lo puede representar el huevo de Pascua: decorado por fuera pero vacío por dentro.Para desenmascarar ésta parodia se necesitan unos medios de comunicación comprometidos pero resulta que no existen, están amordazados por la propiedad del medio que resulta ser el distinguido poder económico. La investigación periodística no interesa a las empresas editoras por lo que la sección de economía se limita a la difusión de comunicados de prensa que se repiten y publican sin comprobación alguna. ¿Alguien va a poner en duda una nota de prensa del BBVA, Santander o Telefónica o …? Pues entonces estamos al cabo de la calle así no es posible investigar nada de nada tan sólo repetir como loritos lo que otros quieren que se sepa.

    El poder de los Botín lo puede todo … Sigue leyendo → Publicado el 28 septiembre, 2013

    images62[1]El Banco Santander con los Botín al frente ha jugado con las cartas marcadas y si se sabe manejarlas las posibilidades de ganar se incrementan. Hay tanto a ganar y de forma tan fácil que una vez adiestrados en el manejo de las cartas la fortuna les acompaña. Según Emilio Botín, dicho en infinidad de veces, asegura que todos sus ingresos han provenido del montante de acciones que dispone a lo que hay que añadir su sueldo, primas y emolumentos varios provenientes de su cargo presidencial. Si se sumara todos estos ingresos, durante todos estos años, no son ni una centésima parte de su fortuna personal ¿De donde proviene el resto? Al Banco Santander le faltan miles de millones de euros y a Emilio Botín le sobran. Conclusión: blanco y en botella. Para llegar a este estadio de poder los Botín se lo han tenido que currar. Botín padre (y el hijo también) se iniciaron en el mecenazgo de políticos el más destacado, en su época, fue Manuel Fraga Iribarne y en la actual: Rodrigo Rato. El Santander fue extraordinariamente favorecido con la Ley Rato y de todas sus fechorías en suelo patrio no se ha cansado de desplumar al Erario Público. El expolio que supuso para las arcas públicas las “cesiones de crédito” que han dejado constancia de una anécdota de la decisión del propio Botín cuando fue a declarar ante el juez Moreiras por este feo asunto de fraude fiscal, el hombre tenía tanto miedo de que tuviera que ingresar en prisión, cuando menos hasta que no depositara una elevada fianza que se presumía abultada, que mandó que un furgón blindado del banco diera vuelas a la Audiencia Nacional cargado hasta los topes de dinero en efectivo para cubrir la fianza y poder salir por la puerta del juzgado. Otro de los miedos patológicos de Emilio Botín era que ETA lo secuestrara y mantenía un dispositivo de vigilancia y contra vigilancia al nivel de jefe de Estado.

    Rodrigo Rato, Emilio Botín: favor con favor se paga… Sigue leyendo →Publicado el 23 septiembre, 2013

    451[1]Este post forma parte de los imprescindibles que tienes que leerpodrás comprobar la impunidad con la que disfruta el primer banco de la nación: el Banco Santander. Conocerás como el Banco Santander despego como un cohete dejando atrás a su competencia. Lo hizo con las “cesiones de crédito” un invento que servía para la captación de dinero que no figuraba como un depósito bancario. El dinero salido del colchón de los clientes se quedaba en el limbo de las cuentas del banco. Ningún cliente con dinero negro, digámoslo así, se llevaba a su casa el crédito comprado al banco, tan sólo era una simulación que no precisaba de declararla a Hacienda. La operación era opaca para el fisco. Cuesta creer que un fraude tan burdo pudiera sorprender a las autoridades de control del mercado financiero y que el fisco se quedara a dos velas. Miles de millones de dinero negro de media España acabaron en las arcas del Banco Santander. El plan diabólico para la captación de recursos supero con creces las previsiones y cambió las reglas de juego que habían pactado, entre si, los banqueros. No sólo se rompían esos compromisos con la competencia, sino que con ello se traspasaba la ambigua frontera de la legalidad. “A grandes retos, grandes riesgos” a si se manifestaba Emilio Botín en respuesta a sus competidores. Los patricios de la banca se quedaron atónitos al ver impasibles hasta donde estaba dispuesto a llegar Emilio Botín que no se detenía ante nada y ante nadie. Desde este momento, elstatu quo que imperaba en el sector bancario quedó hecho añicos.

    Para dominar a la justicia se tiene que dominar la política. Donde se puede apreciar la magnitud de la servidumbre a favor del poder económico es en lo relativo al vil metal: se conoce como Ley Rato. Miles de millones se han dejado de ingresar a las arcas públicas por la genialidad, mejor dicho: hazaña de Rodrigo Rato otorgando beneficios fiscales a las empresas que invirtieran fuera de España. Petición que atendió Rato de las mayores empresas del IBEX 35 bancos, eléctricas, y telefonía se llevaron la mejor y más grande tajada al escaquearse legalmente de Hacienda. Solo a una partida de maleantes se le puede ocurrir ofrecer exenciones fiscales por ¡¡invertir en el extranjero sin exigir nada a cambio!!, ni repatriar el dinero transcurrido un tiempo, ni nada de nada: un regalo sin ningún sentido. El post también recoge una conversación (no puedo decir la fuente) entre Rato y Botín que le reclama el archivo del procedimiento judicial de las cesiones de crédito y le recuerda el favor que le hizo al no ejecutar los créditos no pagados por la empresa familiar de Rato: Aguas de Fuensanta. No te lo pierdas.

    El archivo de la causa contra Garzón esconde el banco paralelo del Santander … Sigue leyendo → Publicado el 14 febrero, 2012

    garzon11[1]Evidentemente el quedar bien con el juez marca la diferencia, no hace falta ir con un jamón pata negra al juzgado del señor juez para mostrar el respeto que se le tiene, los amigos interpuestos y los patrocinios visten el muñeco. El patrocinio es un clásico en la salvaguarda de los sobornos, para los jueces y altos funcionarios de Hacienda que les viene como anillo al dedo los cursos y conferencias. Siempre cumpliendo una premisa “no me des el dinero directamente a mí, se lo entregas al organizador del evento. Tú y yo no nos conocemos de nada”. Sobre el ex juez Baltasar Garzón se ha escrito y dicho mucho pero se ha evitado mencionar un episodio que podría abrir los ojos a muchos españoles. Para empezar Garzón se encontró con tres juicios, alguien con toda la intención dejo el que afectaba al presidente del Banco Santander, Emilio Botín para el último. ¿Por qué razón? Porque no se iba a realizar ya que en el segundo de los juicios Garzón ya estaba fuera de combate y se aplico el dicho popular “Muerto el perro muerta la rabia”. Se apartó al juez de la carrera judicial y a Botín lo enviaron a casa feliz y contento. Fin de la historia. No se hizo juicio a pesar de que Garzón le pidió dinero a Botín para poder pasar un año sabático, a cuerpo de rey, en Nueva York dando clases y conferencias. Esta petición por carta que empezaba diciendo: “Querido Emilio” no sería suficiente para llevarlo a juicio sino fuera que poco antes había rechazado una querella. ¿Que tenía la querella contra la cúpula del Banco Santander para que Garzón la archivara sin más? Pues, la denuncia contra Emilio Botín y otros directivos del banco lo era por la espuria existencia de un banco paralelo (descrito en otros posts) oculto en las cuentas del Banco Santander de una dimensión estratosférica, incluso mayor que el propio banco que emerge a la superficie.

    Conocer la verdad de lo que esta pasando es la única salvación posible (1) …Sigue leyendo → Publicado el 11 febrero, 2012

    396595_2516340753965_1416623317_31995334_693244483_n1[1]Aquí encontrarás una variedad de casos judiciales donde jueces y fiscales aplican la justicia teledirigida por mando a distancia. Lo que más me ha costado digerir en todos estos años de visitas furtivas a distintas cocinas del imperio es la actuación de la justicia y para ser más preciso de los jueces. Hay algunos jueces que no están conformes con lo que esta pasando con la justicia y de tanto en tanto sueltan una parrafada marcando paquete pero todo sigue igual. Otros miembros de la judicatura aplican la ley vigente a rajatabla y se sienten orgullosos de su quehacer diario. ¿Qué defienden? Si la respuesta es la aplicación de la ley mienten, es tan sólo una vulgar excusa un pretexto donde ampararse en una posición pasiva. Si algún día la ciudadanía llega a tener conocimiento de lo que está y ha estado pasando, sin lugar a dudas, les señalará con el dedo acusador.

    http://r-evolucion.es/2014/03/28/satan-satan-botin-botin-cuando-entre-en-tu-banco-llego-mi-fin/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s