La justicia injusta es el mayor escarnio que puede cometer el ser humano

 Lo siento pero no puedo callarme más. Esta ilustrísima magistrada ha colmado el vaso de mi paciencia, si continuara callado nunca me lo perdonaría.

 Los que me siguen saben que tengo muy mala opinión de los jueces, como soy marxista, pienso que todo es economía, o sea, poder y el poder, en contra de la opinión del mejor de mis maestros al respecto, Foucault, no es bueno nunca porque lleva el mal ínsito en su propia naturaleza.

 Los que han vivido, como yo, muchos, muchísimos años, al lado del poder judicial, ayer, a los 85 años, a las 11’30 vestí la toga por última vez, saben la verdad de lo que estoy diciendo. 

 Decía Hobbes que el hombre es un lobo para el hombre y el puñetero Doctor Angélico que es un ser desfalleciente y yo, como no soy tan fino, digo que no es más que una puñetera mierda.

 Si quieren, les puedo poner a ustedes miles de ejemplos, algunos de ellos muy recientes: Garzón y Elpidio, pero también Ruz, que tardó miles de días en ordenar el registro de la sede del PP, el lugar en el que se cometieron los hechos en el caso Bárcenas, dando lugar a que desaparecieran miles de pruebas y, ahora, asedia con toda celeridad al Barcelona, ¿por qué?, dicen las malas lenguas, que conste que yo las considero así, que porque él es socio del Real Madrid.

 El caso es que la juez Alaya no sé si será del PP pero lo parece. Está violentando todas las normas procesales para cargarse al Psoe que gobierna la comunidad autónoma más grande de España gracias a IU.

 Y para mí, y para el editorialista de El País, que no es sospechoso, creo yo, de marxismo, está cometiendo una serie interminable de canalladas procesales: 1) está procesando a un partido entero, no a unos determinados miembros del mismo, puesto que sostiene que éste elaboraba leyes a propósito para que luego los órganos administrativos de la Comunidad pudieran malversar fondos pùblicos a favor de éste o de los intereses personales de sus miembros; pero eso, sí, pone especialísimo cuidado en dejar fuera de su inquisición, en no imputar precisamente a la cúpula del Psoe, ¿por qué?, porque todos ellos son aforados y entonces tendría que declinar la competencia a favor del Tribunal Supremo que está tan segura ella, como yo, de que no sería tan duro; 2) está exigiendo fianzas increíbles por su cuantía a los imputados, que no pueden huir de España porque tienen toda su vida en Andalucía con el único y exclusivo fin de castigarlos, fundamentando estas cantidades tan exageradas en que es absolutamente cierta la comisión de los delitos, lo que establece la presunción de culpabilidad en lugar de la de inocencia.

 Porque piensa exactamente como yo y porque, además, lo expone mejor, incluyo a continuación el editorial de El País, de hoy.

 “Alaya fuerza el proceso

 La juez precondena a una persona del caso de los ERE para justificar medidas contra ella

 Si la juez Mercedes Alaya tiene indicios fundados de que tres cargos de la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía cometieron delitos de los que han podido derivarse daños al erario, puede tener sentido fijarles fianzas en concepto de responsabilidad civil. Sin embargo, la juez fuerza los límites de su función instructora al justificar las medidas cautelares en la “probabilidad cierta” de que los tres sean condenados, entre ellos Magdalena Álvarez, exconsejera de Economía. Alaya toma decisiones en función de una visión prospectiva que roza seriamente el principio de la presunción de inocencia, para sustituirlo por el de una hipotética futura condena.

 Editoriales anteriores

 Procedimiento confuso (11/09/2013)

Avanzar en los ERE (09/06/2013)

La función del juez de instrucción no es juzgar ni adelantar juicios, sino investigar activamente el delito, con el debido cuidado hacia las garantías de los afectados. Sorprende, además, que haya esperado nueve meses para hacerlo, pese a que tiene imputada a Álvarez desde el verano pasado; y lo hace ahora, cuando está pendiente un recurso contra la imputación. Es decir, toma severas medidas cautelares en función de una decisión que no es firme.

 Más allá de los problemas formales, llama la atención el fondo del asunto. El tipo de indicios criminales aducidos por la instructora no se refiere a apropiaciones de dinero, sino a que Magdalena Álvarez y su equipo son los diseñadores del mecanismo empleado para crear el fondo de los ERE, que la juez considera la clave de que se haya podido repartir dinero público sin la debida fiscalización. De ser cierto, sería un asunto en verdad grave. Sin ninguna duda. Pero si el método cuestionado se aplicó entre 2000 y 2011, como sostiene la instructora, no se entiende que reserve su dureza al equipo que estuvo en la Consejería de Economía solo hasta 2004. No ha dictado medidas contra los sucesores de Álvarez, entre ellos José Antonio Griñán, ni contra personas que desempeñaron otros cargos muy relacionados con la administración del fondo de los ERE, y que ahora tienen fuero del Supremo. Si les considera implicados, Alaya está obligada legalmente a inhibirse a favor del alto tribunal, en vez de dar la impresión de haber seleccionado a Magdalena Álvarez como objetivo concreto.

 La juez encamina sus pasos hacia la consideración como delito de todo el procedimiento presupuestario de la Junta de Andalucía, que los diputados del Parlamento andaluz habrían aprobado simplemente porque son ignorantes en la materia —como ella misma sugiere en su auto del 11 de marzo, cuando afirma que la complejidad del lenguaje presupuestario “solo es accesible a expertos”—. Hora es de que la justicia determine con fundamento lo que es delictivo y lo que no lo es; y que fije las responsabilidades pertinentes en un asunto objetivamente tan grave como es la desviación de fondos públicos para fines distintos de los previstos”.

 

8 comentarios en “La justicia injusta es el mayor escarnio que puede cometer el ser humano

  1. Un saludo y abrazo a todos.

    Intento leeros lo máximo que puedo,pero apenas tengo tiempo para casi nada.Al leer el post anterior,busqué el audio de la entrevista dónde García pone en su sitio a Florenmafias,el mamporrero de los Satánmarch:

    [audio src="http://www.radiomarcabarcelona.com/programas-mp3/DIRECTO_MARCA_CON_MIGUEL_ANGEL_MENDEZ/mp3/11-03-2014_09_00_05_DIRECTO_MARCA_MENDEZ.mp3" /]

    Hacia la mitad del audio empieza a hablar.

  2. Este artículo es fundamental para entender muchas cosas:

    http://www.rafapal.com/?page_id=653

    ¿Qué fue la Operación Gladio?

    Operación Gladio: El mayor secreto de Estado

    Tras unas declaraciones de Giulio Andreotti de 1990, la existencia de una red europea que opera en las catacumbas de los estados pasó a ser una cuestión tratada hasta por cátedras de historia moderna. Un secreto de Estado guardado durante cuarenta años en Europa que hoy recobra actualidad por la amenaza terrorista.

    El catedrático de historia moderna por la universidad de Bale (Francia), Daniele Ganser, autor del libro “Los ejércitos secretos de la OTAN,” pasa por ser el primer académico en estudiar las catacumbas de los estados, A la luz de los documentos conocidos y declaraciones de ex miembros de esos grupos, Ganser documenta la existencia de la secreta red europea Gladio desde hace cincuenta años.

    Al finalizar la segunda guerra mundial, la organización de espionaje OSS (precedente de la CIA) decide crear unos grupos especiales de partisanos que operarían como guerrillas en caso de invasión comunista del oeste de Europa. Particularmente importante será este grupo en Italia, donde este partido estaba más consolidado. Ganser afirma que estos grupos especiales no solo operarán en Italia, sino en Francia, Bélgica, Holanda, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Turquía, España, Portugal, Austria, Suiza, Grecia, Luxemburgo y Alemania. Su nombre en clave: “stay behind groups” (“grupos en la retaguardia”). En cada uno de esos países, tendrá nombres diferentes pero en todos ellos, su objetivo será el mismo: fomentar la estrategia de “tensión”.

    Vincenzo Vinciguerra, miembro del grupo neofascista italiano “Nuevo Orden” y autor confeso del atentado de Peteano (1972) describe así esa estrategia: “las fuerzas de policía, los servicios secretos y los grupos políticos que hacen uso de esos servicios secretos han instrumentalizado los grupos neofascistas en su propio beneficio desde 1945-46. Una organización de extrema derecha debe atacar a los civiles y no a las fuerzas policiales y del Estado por una simple razón: forzar al Estado a un cambio de régimen, más autoritario. Ese era el papel de la derecha en Italia: alimentar la necesidad de un Estado fuerte y fomentar la estrategia de tensión. Y así, que la opinión pública aceptara, en un momento entre 1960 y mediados de los ochenta, un estado de emergencia”.

    Después de la II Guerra Mundial

    Los “grupos en la retaguardia” comienzan a operar pocos años después del fin de la Segunda Guerra Mundial reclutando a los partisanos fascistas italianos y nazis del resto de Europa con el propósito de disponer de unas fuerzas insurgentes en caso de invasión comunista. Umberto D’Amato, ex fascista y, ya en democracia, jefe de la brigada política de los carabinieri italianos, fue el encargado de organizarlos en Italia y en Europa: “fui el creador de un comité permanente de los servicios de interior sobre estas cuestiones; el Club de Berna integra a todos los servicios secretos europeos y americanos, incluidos los suizos”, declaró ufano a la BBC 2.

    A finales de los años cuarenta, los servicios secretos norteamericanos financiaron un centro de entrenamiento en una pequeña localidad de Cerdeña. El Coronel Máximo Alguero, ex jefe de los servicios de contrainteligencia, reconoció que era un“centro de adiestramiento para el sabotaje, dependiente de los servicios secretos italianos”. El General Gerardo Serravalle, comandante de Gladio (1971-74), en declaraciones a la BBC 2 de 1992, explicó: “los gladiadores que enrolábamos recibían pequeños paquetes de información: se les contaba sólo lo que necesitaban saber. Nada de sus lazos con la OTAN. Que un hombre como Vinciguerra describiera toda la organización me hace pensar en la existencia de una estructura subterránea que controlaba los depósitos de armas y de un estructura clandestina que actuaba al cubierto de la estructura oficial”. Confirmando este hecho, el jefe de Vinciguerra, Pino Rauli, trabajaba para los servicios secretos-Gladio.

    El dato más inquietante es que los propios espías y jefes de Gladio, admitiendo sus conexiones con la OTAN, revelaron que no todos los primeros ministros de países como Italia, Alemania o Bélgica podrían estar enterados de la existencia de esta red, aunque sí los ministerios de Interior y elementos señalados del ejército y la policía.

    Cambio de estrategia

    El senador Libero Gualtieri, jefe de la comisión investigadora del congreso italiano sobre Gladio, reveló a la BBC cuándo cambió su táctica: “en 1966, la CIA se dio cuenta de que no era preciso continuar con esta estrategia de tensión, no sólo en Italia, sino en Bélgica y Alemania”. Por aquel tiempo, Serravalle llamó al jefe de la CIA en Roma, apellidado Stone, para inquirirle “por qué el abastecimiento de armas y de dinero, recogido en los acuerdos bilaterales, había cesado. Mr Stone me respondió que el financiamiento de la CIA estaba condicionado a la planificación y programación de ‘medidas internas’, algo que no estaba previsto en Gladio. Entonces, me di cuenta de que no les importaba nuestro grado de adiestramiento sino el control en operaciones internas, particularmente disturbios callejeros y el auge del Partido Comunista”.

    Un documento secreto de la CIA cuya existencia admiten Licio Gelli (jefe de la logia P2) y Ray Cline (vicedirector de la CIA en los años setenta), desvelado por la BBC, puede ser el origen de esta táctica. He aquí un extracto: “en caso de indecisión de las autoridades locales en controlar la insurgencia, el gobierno norteamericano puede lanzar operaciones especiales para convencer a la población de ese peligro, penetrando la insurgencia”.

    El año 1968, fecha de “la primavera de París” y del comienzo de la insurrección estudiantil y hippie a nivel mundial, marca el inicio del terrorismo de izquierda en toda Europa, incluida España (FRAP, ETA y posteriormente, GRAPO). El ex agente de la CIA, Philiph Agee, acusó a la CIA hace años de haber creado los GRAPO españoles, al igual que son muchos los rumores que apuntan a los servicios secretos americanos del atentado al almirante Carrero Blanco, delfín del dictador Franco, acaecido a pocos metros de la embajada norteamericana en Madrid.

    La estrategia de tensión comenzó en Italia con el atentado de la Piazza Fontana de Milán (1969), atribuido a anarquistas pero obra, según Vinciguerra “del Ministerio del interior y de los servicios secretos, que pretendían establecer el estado de emergencia”. Durante el juicio por este atentado, se demostró que el grupo de Padua, autor del atentado, era dirigido por los servicios secretos. El periodista y agente Gladio, Guido Giannettini, confesó haberse infiltrado en organizaciones de la izquierda maoísta por orden de los coroneles Viola, Gasker y del general Maletti . Algunas de las armas empleadas fueron encontradas a la entrada de una iglesia en Tagliamonte, pero no era lo normal. El general Paolo Inzerilli (comandante de Gladio 1974-86) reconoció que guardaban sus arsenales en cuarteles de los carabinieri y del ejército.

    El coronel Spiazzi, miembro de Gladio procesado en 1974 por el intento de golpe de estado de Borghese (1970), confesó ante las cámaras de la BBC 2: “me pidieron realizar una labor de seguridad callejera con individuos leales, es decir, que no fueran de derecha ni de izquierda. Durante el juicio, me vi en la tesitura de hablar ante un juez, faltando a mi secreto profesional. El general Vito Michelis, jefe de los servicios secretos, me decía durante el juicio mediante señas que no hablara, ante la complacencia del juez”. Spiazzi contó cómo fue captado, “en una ocasión, fui llamado al club de oficiales, donde me encontré con el General Nardella y allí me di cuenta de que todos los participantes en esa red eran francmasones”.Vinciguerra abunda en este dato: “después de la segunda guerra mundial, la masonería tomó el encargo de luchar contra los comunistas: muchos altos oficiales de la masonería eran masones, así como jueces y mandos de la policía”.

    Gobierno comunista

    En 1978 mueren en circunstancias violentas Aldo Moro y el papa Juan Pablo I. El jefe de los democristianos italianos estaba a punto de formar gobierno con los comunistas. El segundo, quería reformar la Iglesia y limpiarla de corrupción. La viuda de Aldo Moro acusó a su propio partido, la Democracia Cristiana, de haber aprobado su asesinato, al tiempo que recordaba la advertencia del todopoderoso miembro del Club Bilderberg, Comisión Trilateral, ex secretario de estado y vicepresidente del gobierno de los Estados Unidos, Henry Kissinger, a su marido: “si prosigue con su intención de formar gobierno con el Partido Comunista, le acarreará funestas consecuencias para su persona”. Por su condición de nativo alemán, Kissinger participó como espía en la segunda gran guerra. Francesco Cossiga, ex presidente de la República y de los demócratas cristianos, hizo ante las cámaras de la BBC estas escalofriantes declaraciones: “en las fila del partido todavía pesa el haber sacrificado a Moro para salvar a la República”.

    Alberto Franceschini, fundador de las Brigadas Rojas y encarcelado años antes del atentado de Moro, reconoció desconocer “que su organización tuviera capacidad militar suficiente para realizar ese secuestro en pleno centro de Roma”. El coronel de la CIA, Oswald Winter, confesó a la BBC que tanto las Brigadas Rojas como los Baader Meinhoff alemanes habían sido infiltradas en aquella época: “los terroristas italianos estaban a las órdenes del general Santovito, jefe del Sismi (servicios secretos)”. Corroborando este dato, en el lugar donde murió Aldo Moro, se encontró una estampa del grupo de los servicios secretos italianos (RUS) que reclutaba a los “gladiadores”. En la agenda del ‘brigadista ‘ encausado, Valerio Morucci, apareció el nombre de varios altos cargos, entre ellos, Giovanni Romeo, jefe del área “D” de los servicios secretos. El jefe de la policía política italiano, Umberto D’Amato, reconoce haber creado un grupo maoísta italiano en 1972 infiltrando agentes en la extrema izquierda.

    Según Vinciguerra, el nombre clave de esta conspiración es Licio Gelli, jefe de la logia masónica P2: “La P2 no era un centro de poder oculto, era el poder real. Estaba oculto al público pero no al Estado. Era una de esas estructuras paralelas, de la red Gladio, sin un rol militar pero sí de subversión”. Gelli, espía de los servicios secretos fascistas en la contienda mundial, hombre de la CIA en Europa y con conexiones en el Vaticano a través de la propia logia durante la guerra fría, estuvo involucrado en el asesinato de Juan Pablo I mediante el mafioso Michel Sindona y el escándalo Banca Ambrosiana- Banco Vaticano.

    En 1980, una bomba estalla en la estación de tren de Bolonia, matando a 86 personas en atentado atribuido a célula anarquistas. Seis años después, un informe oficial de la investigación revelaba la existencia de un “gobierno invisible” en Italia, manejado por los servicios secretos del Estado y grupos políticos terroristas. Al mismo tiempo, abundaba en la existencia de organizaciones militares y civiles secretas bajo cuyo paraguas operaban grupos neofascistas contra civiles y partidos politicos.

    En 1990, los socialdemócratas alemanes denunciaron la existencia de ejércitos secretos en aquel país ligados a los servicios secretos y a la Democracia Cristiana. La respuesta de la dirección de este partido, según el historiador Ganser, fue “si nos acusáis a nosotros, diremos que vosotros también, con Willy Brandt, habéis estado involucrados en esta conspiración”. Giulio Andreotti, jefe de los democristianos italianos, procesado en numerosas ocasiones por conspirador, acusó al socialdemócrata francés, François Miterrand, de mentir cuando dijo que desconocía la existencia de Gladio: “usted dice que los ejércitos secretos no existen, pero durante el encuentro secreto de 1990 en otoño, vosotros, los franceses, estabáis presentes: no digas que no existían”.

    Para Vinciguerra: “el atentado de Bolonia, como todas las masacres, responde a la lógica de un Estado que, no sabiendo cómo responder a la victoria de un enemigo, recurre a la extrema violencia, atribuyéndola a extremistas para justificar sus propias acciones. Renunciar a su libertad a cambio de la seguridad; ésta es la lógica política detrás de todas las bombas. Estos actos permanecen sin castigo porque el Estado no se puede castigar a si mismo”.

    El infiltrado de las Fuerzas de Investigación inglesas (FRU) en el IRA irlandés, Kevin Fulton, confesó recientemente al diario Sunday Telegraph haber fabricado explosivos para el IRA y trabajar, directamente bajo las órdenes del primer ministro: “Lo reitero, mis jefes sabían todo lo que hacía. Nunca me dijeron que dejara de hacer algo de lo acordado. ¿Cómo puedes simular ser un terrorista y no actuar como uno?” Fulton aprendió a fabricar coches bomba en Estados Unidos y confesó haber avisado de la matanza de Omagh (1998) sin que las autoridades hicieran nada por impedirlo.

    Vincenzo Vinciguerra, desengañado pero no arrepentido “de sus ideales”, declaró: “Miles de personas han sido engañadas, matadas y encarceladas en aras del Estado”. Del otro lado, Alberto Franceschini, fundador de las Brigadas Rojas, realizó estas sinceras declaraciones a la BBC: “quiero saber por qué he pasado 17 años de mi vida en cárceles, quiero saber quien me ha utilizado; cuando creía que me movía en una dirección había alguien que me movía en otra”. D’Amato confesó en la misma serie de documentales de la BBC: “en italiano, los llamamos autómatas o marionetas, se utilizan para dar vida a algo que no la tiene y queríamos hacer vivir: éstos son los autómatas de la politica”.

    Cuadro: Banderas Falsas

    En la Antigüedad, el “arte de la guerra” incluía una práctica consistente en atacar a una tribu o nación enemiga bajo la bandera de un tercero al que deseaban enfrentar con el atacado. Desde entonces, esa táctica pasó a denominarse en las cloacas del Poder como “bandera falsa” y es la base de las operaciones de “Gladio”, nombre extraído de la palabra “Gladiador”.

  3. EL MANUAL DE EEUU . Manuel E. Yepe
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=182058
    El gobierno de Estados Unidos tiene larga experiencia y vieja tradición en materia de derrocar gobiernos adversarios -por muy legítimos que éstos sean- mediante la promoción de guerras civiles; invasiones directas o de terceros; golpes militares, parlamentarios o financieros; magnicidios y demás variantes -conocidas y secretas- que constantemente incorporan a su repertorio intervencionista.

    Sorprende conocer el sinnúmero de similitudes que presentan en distintos países las acciones y procedimientos de las fuerzas armadas de Estados Unidos dirigidas a desestabilizar gobiernos que no son de su agrado para causar el derrocamiento de sus autoridades legítimas y la promover dirigentes afines a la dominación imperial.

    Pero aún más asombra comparar estas características con las tácticas empleadas para la preparación y ejecución de los golpes -logrados o fallidos- en muchos países del hemisferio occidenteal y del mundo. En Chile contra Salvador Allende, contra la Nicaragua sandinista, contra el FMLN en El Salvador, en Ecuador, Honduras y Venezuela, los métodos practicados por Estados Unidos tienen mucho en común. Y lo mismo puede decirse respecto a las similitudes de éstos con lo utilizados en en Afganistán, Irak, Egipto, Pakistán, Libia y Siria en fechas recientes. Y ahora en Ucrania.

    La lectura del “Manual de Capacitación de Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos en Guerra No Convencional” (“U.S. Army Special Forces Unconventional Warfare Training Manual)” publicado en noviembre de 2010 pone al descubierto el motivo real de estas “extrañas” coincidencias en el origen y propósito de tales acciones.

    Este bochornoso documento, que está disponible en el sitio de INTERNET https://info.publicintelligence.net/USArmy-UW.pdf, en sus 97 páginas explica las acciones que han sido o están siendo ejecutadas por estas fuerzas estadounidenses en esos países.

    En el capítulo I de este manual del ejército norteamericano se definen las actividades que les están orientadas al Comando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM), para promover movimientos de resistencia o de insurgencia llamadas a coaccionar, interrumpir o derrocar a un gobierno legítimo operando a través de fuerzas clandestinas, auxiliares y guerrilleras.

    En él se definen los conceptos de guerra generalizada, guerra de guerrillas, guerra limitada, insurgencia, movimientos de resistencia y subversión. Se fundamenta el papel de la guerra no convencional en la estrategia nacional de Estados Unidos y sobre la viabilidad del patrocinio norteamericano.

    El manual orienta crear condiciones que dividan o debiliten los mecanismos de organización de que disponga el gobierno que se pretende derrocar para mantener su control sobre la población civil y cómo organizar un núcleo mínimo de dirección de las actividades clandestinas de la resistencia.

    El Diputado venezolano al Parlamento Latinoamericano Roso Grimau, en un reciente ensayo publicado en Caracas, cita a los coroneles Qiao Liang y Wang Xiangsui, de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China quienes, en su obra La Guerra sin Límites (Unrestricted Warfare), afirman que esta guerra que orienta el manual genocida estadounidense consiste en “usar todos los medios disponibles -tanto los que impliquen uso de la fuerza de las armas como los que no las impliquen, así como medios que acarreen bajas y de medios que no las acarreen- para imponer al enemigo los intereses propios.

    Esto incluye la aparición de “actores no estatales que disponen de conocimientos y tecnologías de alto nivel que pueden llevar a cabo ataques asimétricos con la intención de promover intereses individuales o grupales”.

    Esta Guerra sin Límites consiste en ataques contra todas las áreas de vulnerabilidad: Guerra Cultural, influenciando los puntos de vista culturales de la nación adversaria; Guerra de las Drogas, invadiendo a la nación adversaria con drogas ilegales; Guerra de la Ayuda Económica, empleando la dependencia a la ayuda financiera para controlar al adversario; Guerra Ambiental, destruyendo los recursos ambientales de la nación adversaria; Guerra Financiera, subvirtiendo o dominando el sistema bancario del adversario y su mercado de valores; Guerra Legal Internacional, subvirtiendo o dominando las políticas de las organizaciones internacionales o multinacionales; Guerra Mediática, manipulando los medios de prensa extranjeros; Guerra en Internet, mediante el dominio o destrucción de los sistemas informáticos transnacionales; Guerra Psicológica, dominando la percepción de las capacidades de la nación adversaria; Guerra de Recursos, controlando el acceso a los recursos naturales escasos o manipulando su valor en el mercado; Guerra de Contrabando, invadiendo el mercado del adversario con productos ilegales; Guerra Tecnológica, ganando ventaja en el control de tecnologías civiles y militares claves, y la Guerra Terrorista contra de la población civil.

    Un verdadero manual para el genocidio es el que tiene en ejecución el gobierno de Estados Unidos contra quienes no le simpaticen

  4. El excelente texto que nos muestra Patrick(felicidades una vez más) nos hace pensar en una teoria que circula respecto a los autoatentados del 11S y 11M en el cual se habla de que los autores materiales islamistas son activados por miembros de servicios secretos de países como EEUU , Marruecos o de la misma OTAN (activan células durmientes, dice Bruno Cardeñosa en alguno de sus libros pero él no dice por parte de quién) para perpetrar los atentados y poner en marcha la campaña contra los llamados países “del mal”. LLama la atención que habiéndose mantenido o aumentado las causas estructurales(Palestina, Oriente Medio, humillación de los países islámicos…)que oficialmente dieron lugar a aquellos siniestros hechos, no haya vuelto en 10 años a haber atentados semejantes, es como si Al Qaeda y derivados fuesen puestos en marcha cuando interesa a la ELITE (como pasa ahora en Siria, por ejemplo)

  5. EL ATAQUE MEDIÁTICO CONTRA LOS GOBIERNOS DE VENEZUELA Y ECUADOR
    Vicenç Navarro
    http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2014/03/14/el-ataque-mediatico-contra-los-gobiernos-de-venezuela-y-ecuador/
    Existe en EEUU una revista que ejerce una función esencial en un sistema democrático. Se llama Extra!, que es la revista del Media Watch Group, un grupo de analistas de los medios de información estadounidenses que muestra los errores, mentiras y manipulaciones que aparecen en dichos medios. Sería deseable que existiera una organización semejante que hiciera lo mismo en España, un país conocido también internacionalmente por la escasa calidad democrática de sus medios de información, altamente derechizados (con un número notable de excepciones).
    En uno de sus últimos números, la revista Extra! muestra la manipulación que la prensa y los principales canales de televisión de EEUU llevan a cabo en su cobertura de los países de América Latina gobernados por las izquierdas. Esta manipulación, por cierto, se da incluso con mayor intensidad en la gran mayoría de los medios españoles. Hemos visto estos días la enorme movilización de El País en su intento de desestabilizar a un gobierno democráticamente elegido, favoreciendo lo que, en caso de ser exitoso su intento, sería un golpe de Estado contra el gobierno de un partido que ganó las elecciones con un comportamiento escrupulosamente democrático, tal como atestiguó el centro de análisis de elecciones presidido por el ex presidente de EEUU, el Sr. Jimmy Carter, el cual, a pesar de indicar algunos elementos criticables de las elecciones, consideró que el resultado reflejaba la voluntad popular.
    Ahora bien, los medios internacionales, dominados por intereses financieros hostiles a los gobiernos de izquierda, están estimulando ese golpe de Estado, con un comportamiento carente de escrúpulos y de la más mínima ética periodística. Por ejemplo, The New York Times, en su intento de mostrar que en Venezuela no hay democracia, escribió el pasado 24 de febrero que solo había en Venezuela un canal de televisión crítico con el gobierno presidido por Maduro, dato que inmediatamente se distribuyó a lo largo y ancho de los medios de comunicación del mundo. La falsedad de este escrito es evidente, pues la mayoría de televisiones en Venezuela son privadas (cuentan con casi el 75% de la audiencia) y su gran mayoría son contrarias al gobierno venezolano, tal como ya documentó el Carter Center en su informe sobre las elecciones presidenciales en abril de 2013. Este dato es sumamente fácil de documentar. Vea la televisión privada en Venezuela, que es la mayoritaria, y se dará cuenta. Es interesante indicar que El País, por cierto, también presentó la misma información manifiestamente errónea. Y como era predecible, Mario Vargas Llosa, en su artículo “La libertad en las calles” (El País, 09.03.2014), también escribió que “el único canal de televisión independiente que sobrevivía —Globovisión— fue sometido a un acoso tal…”. Vargas Llosa es bien conocido por su labor más propagandística que informativa, sin prestar mucha atención a los datos que utiliza. En realidad miente frecuentemente, pues es casi imposible que este Premio Nobel de Literatura no supiera que la mayoría de canales de televisión en Venezuela son privados y que casi todos son contrarios al gobierno.
    Ahora bien, cabe resaltar que El País no hizo, sin embargo, lo que hizo The New York Times, el cual, ante la evidencia del error (recibió 13.000 notas de protesta), publicó una corrección escribiendo que “una versión anterior (24.02.14) de este artículo se refirió a Globovisión de una manera imprecisa… en realidad, tal canal no fue el único existente crítico con el gobierno” (26.02.14) (ver el interesante artículo de Mark Weisbrot sobre la cobertura de los medios sobre Venezuela, en CounterPunch, 05.03.14).
    Contra el gobierno ecuatoriano
    En el último número de Extra!, Peter Hart, uno de los periodistas más creíbles e interesantes de EEUU, escribe sobre otra manipulación parecida en la cobertura del gobierno Correa del Ecuador, otro de los presidentes demonizado por los medios de información españoles y de Estados Unidos. El origen de dicha hostilidad y virulencia es una ley propuesta por el gobierno Correa que tiene como objetivo prevenir directa o indirectamente el oligopolio o monopolio en la propiedad de los medios de comunicación. Como han informado Periodistas sin Fronteras (Reporters without Borders, RWB), la ley actual sustituye a la ley impuesta por el régimen dictatorial en los años setenta. Dicha ley fue revisada en los años noventa, pero según RWB, el impacto de tal ley fue precisamente consolidar la propiedad de los medios en un número muy reducido de propietarios. De ahí la intención de diversificar esos medios. La ley fuerza la diversidad dentro de los medios con pluralidad de opiniones, lo que, según Peter Hart, hoy apenas existen en tales medios. Dicha ley prohíbe también que un propietario de un medio (por ejemplo, un canal televisivo) pueda tener otro (por ejemplo, un rotativo), y señala que cada medio debe tener un defensor de la audiencia que publique y atienda a las quejas, una ley que estaría muy bien que se aplicara en España también. Yo no sé si hay comités que controlen la práctica periodística en los colegios de periodistas en España. Pero algo profundamente erróneo ocurre en nuestro país. Baste contrastar el silencio sobre la horrible falta de libertad existente en Colombia, Honduras, Dubái, Arabia Saudí, Jordania, y un largo etcétera, con la hostilidad hacia los países gobernados por las izquierdas en América Latina. Y a eso le llaman libertad de prensa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s