Retrato en blanco y negro de El Conseguidor

 Hay una sabiduría subterránea en el pueblo que aflora en esas máximas indiscutibles que son los refranes.

Nunca falla porque se basa en las experiencia comprobada de miles, de millones de casos.

Esta sabiduría popular también aflora en los apodos.

A Florentino Pérez, FP, le ha caído encima un apodo glorioso del que seguramente, en su fuero interno, se siente profundamente orgulloso, El Conseguidor.

No hay nada, que se sepa, que FP se haya propuesto, por muy disparatado que fuera, por muy criminal, que no lo haya conseguido, o sea que el apodo se lo ha ganado a pulso.

El secreto reside en algo elemental, él sabe, como sabemos todos los que pensamos en estos temas, que quien domina a la prensa, es el amo del mundo, algo que ya intentó decirnos hace ya mucho tiempo Orson Welles en su Ciudadano Kane.

FP es un formidable estratega que hace en cada momento lo que mejor conviene a sus intereses, no a los de sus empresas, que son muchas, él anoche lo llamaba “holding”, ni a los del Real Madrid, RM, sino a los suyos personales, porque, como todos los “caudillos” tiene un sentido providencial de su propia vida.

La decisiva influencia de la prensa en el porvenir de cualquier proyecto, FP la descubrió en seguida y, desde entonces, dedica más atención a la de prensa y propaganda del mismo que al proyecto en sí, de modo que lo primero que hizo cuando comenzó a proyectar su inmenso imperio es asegurarse la complicidad de la misma.

No hay un sólo diario, una sola emisora, una sola agencia de prensa que no le sea tributaria porque los cientos, ¿o son miles de empresas?, que dependen de él ya sea de manera directa o indirecta porque todas acaban por prestarles servicios a sus sociedades de cabecera, él mismo presume de ello, respecto a la que es, hoy, la base financiera de toda la prensa, la publicidad.

O sea que si FP quiere una cosa, el gobierno del signo que sea, PP, Psoe, CIU, etc., dice amén porque, si no sabe que le hará lo que le dijo a la ex ministra del Psoe Matilde Fernández, a la sazón concejala del Ayuntamiento de Madrid, cuando se trataba de edificar esas 4 canallescas torres en el centro absoluto de Madrid, saltándose todas las normas urbanísticas del mundo: “usted verá, si se opone a mis proyectos no sólo le echará encima a los millones de simpatizantes del RM sino a toda la prensa”.

De manera que FP llama a Zapatero y le dice: “José Luis, Iberdrola se me resiste, se ampara para no caer en mis manos en esa absurda ley antidemocrática que limita el poder decisorio en las Juntas generales de accionistas de tal modo que yo, con el 30% del capital tengo un límite legal de representación y no puedo hacer lo que me dé la gana allí, de modo que si la la ley cambiara y a mi 30% de acciones le correspondiera el mismo porcentaje en la Junta General, yo podría hacerme con Iberdrola sin ningún problema” y Zapatero envió a las Cortes un proyecto de ley que muy acertadamente se llamo “la ley Florentino”.

 Y sé que algún fanático, que los hay a millones, del RM me argumentará ¿y si es como v. dice por qué el As, publica todos los días en 1ª, una sección que se dedica a combatir a muerte al “Florentinato”?

 Y yo responderé ¿qué quiere v. que le diga, que FP le ha bajado la asignación mensual de publicidad a Relaño Goebbels y éste le presiona para que se la vuelva a poner al mismo nivel, que todo esto no es más que un paripé montado para que el descarado tratamiento de dicho periódico al RM no parezca tan vomitivo?

 Hay un testimonio impagable que no se puede borrar de la historia por mucho dinero e influencia que se tenga y ése está en Youtube, en el que José María García le cuenta a Jordi Évole cómo FP le invitó a cenar y a los postres un amigo que El Conseguidor llevaba le preguntó a García ¿cuánto vale tu silencio?: http://www.youtube.com/watch?v=qVi65oa0Osc

 José María García que está desando volver a trabajar no encuentra un medio que se atreva a proponérselo porque sabe que FP lo hundiría retirándole toda su publicidad.

 

17 comentarios en “Retrato en blanco y negro de El Conseguidor

  1. Don José , ya veo que “disfrutó” del programa de anoche del conseguidor, añadiría a todo lo dicho 3 perlas, cuando dijo que lo de Castellon y Tarragona(el famoso fracking) no era nada, no se enteró nadie , cuando dijo que estaba orgulloso de sus empresas porque daban mucho empleo a la gente y que de Barcenas y las donaciones al PP no sabía de qué le hablaba.
    Aparte calificó a Llamazares como un infraser secundario de la política, etc.etc. Ya ve don José, es un “adelantado” a nuestro tiempo y poco menos que no nos lo merecemos. Los españoles deben rendirle más pleitesía y pedirle con los ojos cerrados que dé el salto a la política y entre a la Moncloa entre aclamaciones(dijo que le gusta la política, de hecho hizo algún pinito en la lejana operación Roca). Nunca se lo agradeceríamos lo suficiente

    http://tenacarlos.wordpress.com/2014/03/10/el-afganistan-ocupado-por-la-otan-bate-el-record-de-recolecta-de-opio-por-tercer-ano-consecutivo/

    http://tenacarlos.wordpress.com/2014/03/10/el-instituto-gallup-coloca-a-venezuela-como-uno-de-los-cinco-paises-mas-prosperos-del-mundo/

  2. Pensamiento crítico
    Vicenç Navarro
    CUBA, LA VILIPENDIADA
    Vicenç Navarro
    Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University
    http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2014/03/11/cuba-la-vilipendiada/
    De los eventos que han tenido lugar en Latinoamérica en los últimos meses hay dos que merecen especial atención, pues han pasado desapercibidos, cuando no ignorados, por los mayores medios de información españoles. Uno es la conferencia de jefes de Estado de América Latina y del Caribe en la Habana, Cuba, y que incluía a los máximos representantes de la gran mayoría de las naciones de las Américas, excepto EEUU y Canadá. Todas ellas pertenecen a laCELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), comunidad establecida en 2011 como alternativa a la OEA (Organización de los Estados Americanos), percibida como excesivamente influenciada por el gobierno de EEUU. Como resultado de esta influencia, la OEA había excluido a Cuba, expulsada ya en 1962 de esta organización. Tal expulsión terminó en el año 2009, cuando EEUU permitió que se la invitara, invitación que Cuba rechazó por considerar que la OEA continuaba estando dominada por el gobierno de EEUU.
    Es muy significativo que, paradójicamente, medio siglo después de que Cuba fuera expulsada de la OEA, la mayoría de países de América Latina y del Caribe se reunieran precisamente en la Habana, Cuba, como parte de la CELAC (que incluye prácticamente a los mismos países que constituyen la OEA, excepto EEUU y Canadá). A esta reunión fueron invitados José Miguel Insulza, Secretario General de la OEA, como observador, y el Secretario General de la Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Pero no fueron invitados ni EEUU ni Canadá. Todo un cambio. Y el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España -el ministerio más dócil con el gobierno federal de EEUU que existe hoy en la UE-15- parece todavía no darse cuenta de lo que está pasando en América Latina y en el Caribe. El famoso “por qué no te callas” se ha revertido en un “no te queremos”. El tema del congreso de la CELAC era, por cierto, el crecimiento de las desigualdades y de la pobreza, en uno de los países que tiene menos desigualdades y menos pobreza en la CELAC.
    La otra noticia, que tiene que ver también con Cuba, procede del funeral del Presidente Mandela en Sudáfrica. La delegación que fue más aplaudida en las ceremonias de celebración de la vida de Mandela durante su funeral fue la delegación cubana. Las causas de este calor humano y agradecimiento a Cuba las definió el propio Mandela cuando consiguió su libertad. “Durante todos los años que he estado en prisión, Cuba fue una inspiración… Las victorias de Cuba destruyeron los mitos de la invencibilidad del opresor blanco, inspiraron a las poblaciones luchadoras en Sudáfrica, en un momento clave en la lucha por la liberación en Sudáfrica y de nuestro pueblo frente al régimen del apartheid. ¿Qué otro país puede mostrar una hoja de servicios de ayuda, tan generosa y solidaria, a las causas de liberación en África que Cuba? Cuba ha sido un ejemplo de entrega y servicio a los demás”. Cuba fue uno de los países que ayudó más al movimiento de liberación de Sudáfrica. Hoy, como señaló mi amigo Noam Chomsky recientemente, el nombre de los cubanos que murieron defendiendo a Angola frente a los mercenarios del régimen apartheid, están escritos en piedra en la pared de homenaje a los luchadores por la libertad en el Parque de la Libertad de Pretoria. Y los miles de cubanos que ayudaron a Angola, sin pedir un real, son un ejemplo de solidaridad. Durante el funeral de Mandela, estos sentimientos populares pudieron expresarse y el mundo vio su agradecimiento a Cuba. Y mientras, Cuba permanece demonizada en los mayores medios de información españoles, mostrando, una vez más, el nivel de control ideológico que tienen estos medios.
    Se critica a Cuba por su falta de libertades. Pero el estado español tiene muy poca credibilidad cuando utiliza este argumento. Tiene relaciones excelentes con gobiernos como el de Honduras, donde se asesina a periodistas y sindicalistas sin que haya ninguna protesta y, todavía menos, sin que haya ninguna noticia en los mayores medios de información.
    Mientras, es el gobierno federal de EEUU, y sus políticas de embargo de aquel país, el que está totalmente aislado, en Latinoamérica, hecho que ocurre también en el propio país, EEUU. Según una encuesta publicada en The New York Times el pasado 11 de febrero, el 56% de los estadounidenses se opone al embargo de Cuba, porcentaje que aumenta a un 62% entre los hispanos. Los días del embargo están contados. Quedará como una reliquia que señalará como un país de solo 11 millones (cifra inferior a la del área metropolitana de Nueva York en cuanto a población) resistió noblemente las agresiones de todo tipo de un gobierno estadounidense que se presentaba como representante de 300 millones.
    Una última nota. Fui de los primeros científicos que trabajaban en EEUU que ayudaron a la Revolución Cubana en sus inicios, ayudando a su gobierno en el desarrollo de su excelente servicio nacional de salud, del que incluso expertos de cariz conservador han reconocido su singularidad y ejemplaridad. Ni que decir tiene que hubo también dimensiones criticables (mis colegas cubanos me llamaban cordialmente el “hipercrítico”) pues creo que la atracción enorme que ha tenido, con razón, la Revolución Cubana en el mundo del subdesarrollo hubiera sido incluso mayor si hubiera permitido un nivel más grande de libertades con mayores expresiones de instrumentos democráticos. Ahora bien, los que acusan al gobierno cubano de falta de democracia carecen de credibilidad a no ser que se opongan a la enorme hostilidad del gobierno federal de EEUU, que ha intentado por todos los medios ahogar aquella experiencia y que precisamente ha dificultado el desarrollo de la dimensión democrática de aquella revolución. Por lo demás, los datos están ahí. Ha sido uno de los gobiernos con mayor sensibilidad social en aquel continente. Y su política internacional, lejos de ser “terrorista” como la definía el gobierno federal de EEUU (que tuvo a Mandela en la lista de terroristas hasta el año 2008 -sí, año 2008-), fue –como indicó Mandela– ejemplar, mostrando que la Revolución Cuba, fruto predominantemente de un enorme esfuerzo del pueblo cubano, ha sido y es una conquista social de todas las fuerzas progresistas del mundo.

  3. UN MUNDO DE BUENOS Y MALOS

    Es muy triste.

    A la mayoría de personas no les resulta posible vivir sin elegir bando, sin seguir una ideología o sin tomar partido por un líder u otro.

    Dicho en otras palabras, la mayoría de gente no sabe vivir si no está debidamente etiquetada y clasificada por la sociedad.

    La base de nuestra clasificación social es algo similar a rellenar un cuestionario tipo test, con preguntas del estilo:

    1-ESCOJA UN EQUIPO DE FUTBOL:

    a-Barça

    b-Real Madrid

    c-Otros

    2-ELIJA UNA IDEOLOGÍA:

    a-Izquierda

    b-Derecha

    c-Centro

    3-ESCOJA UNA CREENCIA RELIGIOSA:

    a-Cristiano

    b-Musulmán

    c-Otros

    d-Ateo

    etc, etc, etc…

    Un cuestionario que una vez rellenado nos clasifica de una manera u otra y que se convierte en el salvoconducto que nos permite navegar por el mundo socializado.

    ovejas colores nieve

    Es como un contrato que firmamos con el resto de la sociedad.

    Un contrato psicológico mediante el cual se nos garantiza que ya no será necesario que juzguemos cada situación, evento, noticia o acontecimiento social por separado, según nuestro propio y cambiante criterio individual.

    Al aceptar esta clasificación e integrarnos en un determinado grupo, lo que en realidad hacemos es instalar en nuestro cerebro un “programa de software de juicio automático”, mediante el cuál queda garantizado por el fabricante (el Sistema) que nuestro bando, el lado escogido por nosotros, siempre será “el correcto” y el otro, el de los que opinen diferente, “el erróneo”.

    Brain_training-1

    E innegablemente, funcionar así tiene sus ventajas: gracias a este mecanismo, bien instalado en nuestra mente, nuestra realidad tiene unos puntos de referencia claros y bien prefijados.

    Como escribimos en un artículo anterior, titulado Conspira por favor, hemos sido educados para sentir intolerancia ante la incertidumbre y la duda.

    Nos han programado para agarrarnos desesperadamente a cualquiera de las “verdades” que nos ofrezca la sociedad, como si estuviéramos enmedio del mar y nos agarrásemos a un flotador para no hundirnos.

    Y un reflejo de éste mecanismo consiste precisamente en esa necesidad apremiante de formar parte de un bando, sentirnos integrados en un determinado grupo ideológico y ante todo, permitir que nuestra capacidad de juicio funcione según las directrices de ese grupo.

    ovejas anranja

    El problema surge cuando alguien decide no agarrarse a nada, ni creer en ninguna de las “verdades” ofrecidas por el Sistema.

    Y es que no hay nada peor para los demás miembros de la sociedad que un individuo inclasificable.

    Rápidamente se convierte en sospechoso a ojos de todos y es inmediatamente atacado por unos y otros.

    Los “azules” lo tildan de “agente rojo” y los “rojos” de “agente azul” y todos, al unísono, lo acusan de “elemento desestabilizador”.

    sheep2b

    El programa instalado en sus mentes les imposibilita comprender que alguien pueda ser independiente y que ante todo, no quiera admirar a ningun líder ni seguir ninguna ideología.

    En definitiva, no pueden llegar a comprender que alguien solo se tenga a sí mismo, como único punto de referencia.

    Desconcertados y desesperados se preguntan: “¿y ese a quién pertenece? ¿es de los buenos o es de los malos? ¿es de los nuestros o es de los suyos?”

    colour-blind-test-x-rite-sheep

    La verdad insoportable

    Y es que, lamentablemente, para la mayoria de la gente “auto-clasificada”, el mundo no solamente está dividido en “buenos y malos”, sino que en el colmo de la simplificación, en su cerebro, el enemigo de los “malos” es el “bueno”.

    good-and-evil

    Les aterroriza la posibilidad de que el enemigo del “malo”, también sea “malo”.

    evil-and-evil b

    Tal concepto les parece insoportable: ¿Quién les protegerá entonces si no hay una doctrina “buena” en que creer y un líder “bueno” al que seguir?

    Por eso jamás aceptarán esa idea y buscarán mil subterfugios tras los que ocultarse de tan espantoso espectro.

    tapa ojos

    Para esas mentes acobardadas y simplistas, el enemigo del injusto siempre es justo, el enemigo del imperialista siempre es antiimperialista y el enemigo del fanático siempre es equilibrado.

    Para ellos la verdad solo puede provenir de una determinadas emisoras de radio, televisiones o páginas web.

    Lo que digan allí es “la verdad” y lo que digan los demás, una “manipulación interesada”.

    montaje logos medios

    Jamás se paran a pensar que esos medios de comunicación tienen como función principal alimentar y reforzar el programa ideológico instalado en su mente y que simplemente les dice lo que quieren escuchar.

    Y ante todo, jamás se paran a pensar quién es el dueño de esos medios, ni qué intereses defiende.

    Eso implicaría aceptar que probablemente mienten y manipulan tanto como los del “enemigo” y el confortable mundo de “buenos y malos” en el que viven se derrumbaría ante sus ojos.

    Berrearán, ladrarán e insultarán antes de asumir que les han engañado, que todo es una ficción prefabricada y una gran mentira para mentes limitadas y temerosas como las suyas y tildarán de “enemigo”, “infiltrado” o “manipulador” a quién los ponga en duda.

    ideologia-por-el-roto

    La programación “a la contra”

    Es un mecanismo de programación habitual, que vemos reflejado constantemente a nuestro alrededor.

    El odio al contrario, al que se ha clasificado en la propia mente como “enemigo”, lleva a muchas personas a actuar “a la contra de”, sin percatarse de la tremenda manipulación a la que estan sometidos con tal actitud.

    Male-Bighorn-Sheep-compete

    Pues esa lucha “contra algo”, los lleva a ingresar ciegamente en las filas del opositor, sin detenerse a analizar quién es ese opositor ni cuáles son sus intenciones.

    Un ejemplo de ello lo vemos en la política española.

    Mucha gente vota al PP o al PSOE con la única intención de que no gane el otro partido, del cual recelan o al cual incluso odian.

    pp-psoe

    Esa visión simplista de la realidad es la que ha permitido cimentar el bipartidismo en España, hasta convertirlo en una auténtica lacra para el devenir de la nación.

    Ese odio al enemigo divide a la población en seguidores enconados de los respectivos medios de comunicación conservadores o progresistas y su visión de la realidad queda reducida al submundo de la lucha entre las dos grandes mafias políticas del país.

    miguel-brieva-choque-de-ideologc3adas

    Eso permite que los grandes poderes económicos que realmente lo controlan todo desde la sombra, prosigan con sus actividades sin nadie que se les oponga, pues todas las energías de la población quedan dispersadas en ese enfrentamiento entre supuestas izquierdas y derechas.

    Y eso no solo sucede en la política española.

    Sucede en todo el mundo, en todos los ámbitos y a todas las escalas.

    Está sucediendo ahora mismo.

    obama_putin-v

    Pero difícilmente la gente renunciará a su programacion mental de “buenos y malos”.

    Hacerlo significa renunciar a muchos elementos de juicio que nos parecen cómodos y seguros y sobretodo implica tragarse el orgullo y aceptar que hemos sido engañados y manipulados durante mucho tiempo.

    Y ante tal perspectiva, nuestra mente chilla desesperada, buscando excusas para no tener que dar el paso.

    Y es que distanciarse de todo y convertirse en un ser independiente representa un esfuerzo mental titánico, que prácticamente ninguno de nosotros queremos hacer y que está repleto de trampas.

    Ya lo veréis, haced el ejercicio.

    Lo primero que pensaréis será: “si yo renuncio a mi bando y más gente lo hace, los otros, los malos, ganarán”

    ¿Veis que bien programada está nuestra mente?

    Ha sido una jugada maestra.

    GAZZETTA DEL APOCALIPSIS

    http://gazzettadelapocalipsis.com/

  4. TANTO VENENO NOS HIZO PEORES A TODOS
    El PP ya demostró que era capaz de todo con el naufragio del Prestige. Por eso no sorprende aquel modo de actuar tan inmoral con el 11M.
    Suso de Toro (eldiario.es)
    Como el colesterol, nacido de la vesícula biliar, que va aumentando en el curso de la vida adulta así la bilis que segrega un órgano de la sociedad española, la derecha nos va afectando e intoxicando a todos. No creo que nadie que haya vivido dentro de esta España haya conseguido evitar unos niveles de veneno altos.
    Todos tenemos una lista de efemérides duras y cada uno tiene su propio día 11 de Marzo del 2004 en Madrid. Aquel día madrugué para embarcar en un avión hacia Bilbao para presentar allí una novela, ni recuerdo cuál. En el aeropuerto tuve la primera noticia, un televisor emitía aquellas imágenes, era algo enorme, y comprendí que de repente habíamos entrado en un tiempo extraordinario. En ocasiones el tiempo se rompe, se sale de su camino y se detiene o se ralentiza, y aquella era una ocasión. El advenimiento de lo terrible nos enmudece, crea un silencio muy intenso. En el avión todos cargábamos más peso de lo acostumbrado.
    Cuando llegué a Bilbao apenas podía hablar de otra cosa que no fuese aquella tragedia, hablar de otra cosa simplemente era absurdo. A las 9:35 el lehendakari Ibarretxe condenó el atentado y señaló a ETA como autora, dada su autoridad parecía una opinión que tendría fundamento. Recuerdo que en las entrevistas, más que sobre literatura opiné sobre el atentado, desde aquel momento ETA carecería de cualquier argumentación para justificarse, sin embargo desde el principio interlocutores de allí ya me manifestaron su desconcierto, les extrañaba que fuese ETA. A las 10:30 Otegi condena el atentado y señala al terrorismo islamista y antes del mediodía ya me llegaba información informal de que ETA no había sido. Con todas las cautelas, entendí que era lo más probable. Si esa información me llegó a mí en las primeras horas de aquella jornada quiere decir que los servicios de información del Estado tenían forzosamente una idea mucho más cabal.
    A las 13:00 en Pamplona un policía nacional y su hijo asesinaron de cuatro disparos y una cuchillada en el hígado a Ángel Berrueta, un panadero que había puesto un lazo negro en el escaparate en señal de luto pero se había negado a colocar un cartel condenando a ETA. El odio que circulaba por todas partes afloraba y se mezclaba con el horror y el dolor.
    A las 20:45 un grupo islamista reivindicó el atentado desde Londres, al final del día era evidente que la autoría de ETA era improbable. Ya aparecía como lo más probable que tanto odio era una consecuencia de decisiones políticas que todos habíamos creído inocuas y a las que no habíamos dado importancia, consecuencias de nuestra alianza con EEUU y de seguir sus políticas en el mundo. Y también era evidente que el Gobierno estaba jugando sucio con la información para garantizar su victoria en las elecciones.
    Quedó claro que aquel Gobierno actuó de forma completamente inmoral, se mantuvo fuera de la esfera de la moralidad y se encerró en el plano del cálculo político: fríamente manipuló la información para ganar las elecciones y conservar el poder. Otras responsabilidades tienen en ello, y cargarán para siempre con ese estigma, los periódicos y las emisoras de la derecha que secundaron una maniobra tan mezquina del gobierno y el PP. Aznar, Acebes, Zaplana o Rajoy se retrataron en aquellas horas. Nunca se desdijeron, así que no hay retrato más veraz.
    Aquel modo de actuar tan inmoral no me sorprendió, sin remontarse a la ideología y a los orígenes franquistas del PP había experimentado en los años anteriores lo que eran capaces de hacer. La manipulación de la información y la inhumanidad en general con que actuaron ante el naufragio del “Prestige” había demostrado que no tenían límites morales, eran capaces de todo y de cualquier cosa. La guerra contra Irak fue una confirmación. Su modo de ejercer el poder había dividido a la sociedad y nos había radicalizado a todos, personalmente me había implicado en esas ocasiones en campañas contra aquellas actuaciones políticas y me encontraba totalmente enfrentado a aquel gobierno.
    De hecho, ante aquellas elecciones redacté un manifiesto por el cambio político que propuse firmar a otras tres personas, dos de ellas introdujeron algunos cambios en la redacción y finalmente lo eché a rular. Me resultó muy significativo que un profesor de periodismo que colaboraba en un periódico solvente hiciese en su blog una disección del texto del manifiesto que era una verdadera carnicería burlesca, el tono y la intención lo daba que se refiriese a mí como “Susete”. Unos meses antes un influyente profesor de filosofía y escritor me había calificado en una tribuna suya de “antiaznarista compulsivo”, cosa que realmente me sorprendió pues entendía que en aquella altura ya había razones poderosísimas de interés social que aconsejaban que Aznar y su partido fuesen desalojado del gobierno
    En aquel clima ideológico asfixiante y bajo el efecto de aquella masacre no es extraño que el día 11 dos escritores publicasen sendas tribunas partiendo de la base de que había sido ETA la autora del atentado y señalasen como inductores o alimentadores intelectuales de la masacre a quienes se habían opuesto públicamente a las políticas de Aznar. Arrojaron contra nosotros la sangre y los muertos. Si efectivamente hubiese sido ETA cuántas personas no habríamos quedado señaladas por la responsabilidad de aquellos crímenes. No importa que jamás hubiésemos dado cobertura al terrorismo ni que hubiésemos condenado sus asesinatos, en aquel clima ideológico no había defensa posible: los “antiaznaristas” éramos culpables de aquella carnicería en una ciudad donde teníamos familiares y amigos.
    Fui comprendiendo que existía un nuevo perfil de partidarios que, sin identificarse completamente con la política y las siglas del PP, compartían buena parte de su base ideológica, intelectuales con la vitola de progresistas realmente estaban apoyando la estrategia conservadora. Más adelante se vería que esa nueva derecha, que sería el báculo en que se tendría que apoyar en el futuro el PP para gobernar, cristalizaba en torno de dos formaciones, UPyD y Ciutadans. Lo que había creado una base más amplia de la derecha había sido el conflicto nacionalista, intelectuales de Barcelona, de Euskadi y de Madrid habían ido confluyendo en un discurso españolista que combatía a los otros nacionalismos. Un españolismo que, sobre los tópicos inevitables como la grandeza de la lengua castellana, el flamenco y las corridas de toros, imaginaba una España de gente buena y sencilla que antes había sido maltratada y que entonces era acosada por dos enemigos, la malvada “burguesía catalana” por un lado y los “asesinos etarras y sus cómplices”, por otro. Aquellos ricos, explotadores inhumanos y soberbios, perseguían en esas provincias díscolas a nuestros compatriotas que habían emigrado allí buscando trabajo o como guardias.
    Los papeles de Bárcenas demuestran que el PP financió con su dinero negro a organizaciones sociales que combatían el terrorismo desde una posición ideológica que les resultaba favorable, así enviaron dinero a AVT o “Basta ya” pero no a “Gesto por la paz”. No es estraño que la derecha haga todo lo posible por que el terrorismo continúe entre nosotros como un fantasma, es un fantasma útil: acabamos de verlo en Navarra. El fantasma del terrorismo sirve para estigmatizar a Bildu, son cientos de miles de ciudadanos a los que tratan como criminales, y de ese modo perpetuar su dominio al mantener atrapado al PSOE en esa trampa.
    El odio que han irradiado circula por todas partes, inevitablemente también dentro de nosotros. El odio polariza y divide, España está dividida y enfrentada por fallas profundas y en el actual paisaje político no hay estrategias políticas valientes ni dirigentes capaces de ofrecer al menos algún camino.

  5. VOTAR NO VOTAR . Javier Sádaba
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=181964
    He leído o escuchado en estos días, y supuestamente desde la izquierda, fuertes críticas en relación a aquellos que no votan. La argumentación va dirigida tanto contra los sujetos que no se acercan a las urnas como a favor de que objetivamente sería saludable la votación para, así, trasformar nuestra pobre realidad sociopolítica. De los primeros se dice que se escudan en la comodidad y la indiferencia. Se trataría de un impuro purismo, de un ficticio progresismo, de una falta, en fin, de compromiso que no hace sino allanar el campo, ya bastante llano, a la derecha. Y desde un punto de vista objetivo, la participación sería necesaria si no queremos que todo siga igual y manden, a sus anchas y sin oposición, los de siempre. Como no solo me abstengo sino que trato de convencer a todo el que puedo de que tampoco vote, me gustaría exponer, con brevedad, cuales son las razones de mi postura.
    Antes de nada, desearía que quienes incitan a votar concretaran a qué partido político habría que hacerlo. En caso contrario, la afirmación es completamente vacía. O, peor aún, se convierte en una simple autoalimentación del sistema, sea este aceptable o inaceptable. Y si se responde que es obvio que algunos partidos políticos son más dignos de ser votados que otros, en modo alguno lo negaré. Diferencias existen y están a la vista. Pero la cuestión no es esa. El hecho de que se den diferencias no afecta a la sustancia de un sistema que se mantiene inamovible. Más aún, el acto de votar puede hacer que perdure sin que se modifique su estructura seudodemocrática. Además, una actitud moralmente respetable pide que cada individuo sea realmente libre y sus acciones estén guiadas por principios sólidos y no por slogans. Si ningún programa le motiva y si no hay razón para dar un cheque en blanco, lo que tiene hacer es ser consecuente y no caer en la deleznable “sumisión voluntaria”. En cualquier caso, quien vote, y tiene todo el derecho de este mundo y del otro, debe reconocer que su decisión es pragmática, posibilista y reformista; y no una palanca que mueve hacia la revolución.

    Respecto a la comodidad o indiferencia de los que se quedan en casa sin depositar el voto, no me cabe duda de que en muchos casos es cierto que existe comodidad o indiferencia. Hay quien da la espalda a los demás, mira alrededor con desprecio o simplemente sin ver. O que se tapa los ojos, de modo falsamente exquisito, ante el horror del mundo. Pero otro tanto podría decirse de muchos de los que votan. Depositan la papeleta por inercia, porque les han lavado el cerebro, por miedo, por el infantil ritual de lo que llaman “deber ciudadano” o por imbecilidad. Por eso, y es lo menos que se puede decir, habría que distinguir la abstención pasiva de la abstención activa. Es esta última la que deseo defender y lo haré en varios pasos.

    En primer lugar, considero que estamos dentro de unos poderes económicos que casi todo lo deciden. Los partidos políticos se convierten en la larga mano que favorece los intereses de los que mueven los hilos. Y los medios de comunicación funcionan como el bálsamo que cura todas las heridas o los correveidiles que ayudan a que se trague la mentira más mezquina. Siendo este el panorama, insertarse en el sistema es, de una manera o de otra, hacer que el poder en cuestión se perpetúe. Si alguien deseara que desapareciera el ajedrez, los dioses no lo quieran, sería absurdo limitarse a mover los peones. En segundo lugar, no me considero un miembro que se inscribe dentro de la Constitución Española. Son muchas las razones pero basten estas. Se hizo a la “trágala”, más como chantaje que como opción, es ridículamente monárquica, nacionalista en su peor sentido y niega el elemental derecho a la autodeterminación. Y, en tercer lugar, la democracia española no solo es raquítica sino que está organizada para que todo funcione como una noria. Un partido se pasa el testigo a otro de forma que todo siga igual por los siglos de los siglos. La noria da vueltas y vueltas sin que se vean ni ahora ni en el futuro transformaciones reales.

    Podría continuar, pero he seleccionado algunas de las razones de por qué no hay que votar. El terreno en el que actuar es el social. Es ahí en donde hay que buscar la alternativa que nos importe, el lugar en donde plantar la semilla de una política que sea radicalmente distinta a la actual. Lo político sí, la política no. Ni tan puros que sin manos ni tan sucias que todo sea suciedad. Como una última objeción se me podría decir que es compatible ir mejorando lo existente desde dentro sin perder el pie de fuera. Sin duda. Solo que por experiencia creo que el pie de fuera acaba desapareciendo. Pero, nobleza obliga, pienso que mis argumentos son mejores que aquellos a los que me opongo. No pienso que son, obviamente, similares a dogmas. Y pienso también que si tuviera que votar lo haría por algún partido de izquierda con el que comparto más de una idea y más de un amigo. De momento, sin embargo, estoy convencido de que es mejor no votar. Que es más fructífera la abstención activa. Por cierto, la que más teme el Poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s