La libertad de expresión

 Aborrezco profundamente todo lo que usted está diciendo pero estoy dispuesto a dar mi vida para que pueda seguir haciéndolo, una traducción libérrima de lo que dijo Voltaire.

A lo peor, mañana ya no estoy aquí, en mi casa, porque un tipo de NNGG del PP me ha despenado o los esbirros de ese opusdeísta que ahora dirige la policía española me han metido en la puta cárcel.

Porque lo que voy a hacer está penado por esas leyes, enaltecimiento del terrorismo.

Pero ¿es enaltecimiento del terrorismo decir que Eta, al principio, tenía razón y que cuando hizo volar por los aires a Carrero Blanco, el mundo entero dio un suspiro de alivio porque uno de los hombre más ominosos del mundo había pasado a mejor vida, desapareciendo con él, la posibilidad de que aquellos horrorosos años de piedra continuaran oprimiendo a un pueblo cuyo único delito era el de ser, como ahora mismo sigue siendo, un pueblo de analfabetos ignorantes?

¿En qué momento Eta dejó de tener razón?

¿Cuando colocó aquella infame bomba en Hipercor?

¿Cuando sus objetivos dejaron de ser esencialmente militares?

Ahora, tímidamente, en unas circunstancias semejantes a las del franquismo, una serie de artefactos caseros han comenzado a explosionar por distintos puntos de la geografía española.

Esto ¿es justificar dichos antentados incipientes?

¿O, simplemente, es decir que la situación del país es ya absolutamente insostenible y si sólo se producen esos irrisorios atentados de artesanía es porque la larga noche de piedra del franquismo ha hecho que los españoles nos hayamos habituado a la opresión como la forma normal de vida?

Yo terminaba ayer o antesdeayer mi post diciendo, parafraseando a Cicerón, en sus célebras catilinarias que “¿ubinam gentium sumus, in qua urbe vivimus?”, ¿qué clase de gentuza somos y en qué mierda de país vivimos?, cuando ya el gobierno hace todo lo posible para que no se sepa el número de suicidios cotidianos y para que los desahucios sean reprimidos con toda la dureza del mundo entre las risotadas de los cipayos…..

Que España entera no sea ya un país en llamas es algo que yo nunca lograré explicarme porque no tiene ninguna clase de explicación, que 12 millones de ciudadanos se estén muriendo de hambre entre las risotadas de Botín y Montoro.

 

8 comentarios en “La libertad de expresión

  1. http://www.diario-octubre.com/?p=121174 F. Gonzalez Tejera
    Que sí, que sí, que hay una conspiración judeo-masónica de proporciones gigantescas contra la España del torero, el tricornio, la tortura y la asquerosa prensa del corazón, que hasta el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo está integrado por verdaderos terroristas, por rojos, por maquis comunistas con rabos y cuernos, que lo único que buscan es sacar de la cárcel a todo bicho viviente, reírse del régimen borbónico, de la ministra gürteliana, Ana Mato, del ministro del catecismo ultra católico, Wert, una horda de marxistas que nos invaden capaces de vacilarse a la infanta Elena, de ridiculizar al estirado yerno real, un tal Urdangarín, siempre con las manos manchadas de dinero podrido.

    El tan cacareado “todo es ETA” de la ultraderecha que gobierna la España de la pandereta ya es generalizado, casi nadie escapamos, estamos inscritos en las lista negras de esta gentuza. Nadie se libra y todo aquel, todo aquella que difiera, que diga libremente su opinión puede ser amenazado de muerte, vilipendiado por cualquier cachorro fascista del partido único del régimen en las redes sociales.

    ¡Agüita! ¡Que nadie se mueva ni diga lo que piensa, que están cagando los próceres! Sus medios de manipulación y ultra reaccionarios tertulianos recuperan el tiempo perdido, el de los atentados, la sangre, los terribles momentos de dónde sacaron tanto rédito político, tantos votos, tan buenos resultados, para acabar llenando sus bolsillos de miles de millones de euros, condenando a la mayoría del pueblo a un progresivo genocidio social de consecuencias imprevisibles.

    Que buenos tiempos aquellos donde gran parte de la ciudadanía se creía sus mentiras, que demócratas parecían mientras hablaban tan serios de alimañas, de fascistas, de criminales, de libertades, de terror, de persecuciones, de guardaespaldas… Todo era mentira, hasta las escasas verdades estaban disfrazadas de codicia, de desamor hasta por las propias víctimas, como si de verdad les importaran. Falacias travestidas de un egoísmo atávico, vergonzoso, con un penetrante y detestable olor fétido a dinero fácil.

    Como si la aplicación de esta particular y cavernaria “doctrina” de represores, que los presos cumplan 30 o 40 años, interesara a las millones de familias que están pasando hambre en todo el estado español, las que son desahuciadas de sus viviendas por la mafia bancaria y condenadas a dormir en las calles, a las millones de personas desempleadas, a los/as jóvenes que tienen que hacer las maletas para poder garantizarse un futuro sin hambre, a la gente dependiente que mueren sin atención médica, mientras Cospedal disfruta la dolce vita multimillonaria con su marido, más conocido por el “puto amo” de la sanidad privada y otros “asuntillos”, el mismo que se queda con todo lo privatizable. Como si tanta basura interesara a las personas migrantes enfermas que sufren el desamparo, el abandono del estado, sin ser atendidas por una sanidad española en manos de sátrapas insensibles, cuyo único objetivo es privatizar, regalar todo lo público a empresas de amigos y familiares vinculados con el siniestro poder.

    Pero claro se trata de distraer la atención de los verdaderos problemas de un estado devastado, ser más patriotas que Mario Conde o que Bárcenas, más listos que Fabra o “El Bigotes”, seguir pisoteando los derechos de las víctimas del medio millón de republicanos/as asesinados/as por el franquismo, para seguir financiando a las asociaciones de las otras víctimas que si son de su agrado. Las del franquismo son apestados/as, eran rojos/as, por lo que hay que dejarlos enterrados/as en las fosas comunes y cunetas, no interesa que se sepa la verdad de los crímenes, del holocausto, por eso ocultan y protegen a los policías torturadores, a los asesinos reclamados por la justicia internacional y buscados por la INTERPOL.

    La mierda aflora, todo apesta y la defensa a ultranza de la caduca “Doctrina Parot”, no es más que la perfecta excusa para perfumarse de democracia, para disimular el hedor en medio de un estercolero de banderas y símbolos del terror, el olor a fascismo, que jamás podrán ocultar, que desaparecerá cuando la historia y los pueblos alzados les juzguen por criminales de lesa humanidad.

  2. Buen artículo, eddie, los voy colgando por el Face que estos días ando por BCN y no tengo mucho tiempo, menos mal que tu estás al pié del cañón igual que Palazón y Patrick, un abrazo.

  3. Todos los grupos parlamentarios de la oposición parlamentaria han pedido este martes al presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, que no demore la investigación sobre la invitada del PSOE a la que la Policía obligó a desnudarse en un cacheo antes de acceder al hemiciclo para presenciar la sesión plenaria del pasado día
    16.

    En los pasillos de la Cámara Baja, la portavoz parlamentaria del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, ha explicado que ha llevado este episodio a la reunión de la Junta de Portavoces de esta mañana para pedir explicaciones a Posada por lo sucedido.

    Según ha relatado Rodríguez, su invitada, Mar Esquembre, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Alicante, fue acompañada por dos diputados socialistas a la tribuna –Carmen Montón y Gabriel Echávarri–, y, justo antes de entrar en el hemiciclo, fue sometida a un cacheo “intolerable” y “atentatorio contra los derechos de los ciudadanos” al obligarla a quedarse en ropa interior para verificar si llevaba algo escrito en su cuerpo.

    “CLARAMENTE INTOLERABLE”
    Un trato, ha denunciado, que no recibió el resto de invitados, “básicamente varones”, que pudieron entrar en el hemiciclo con el control que se ha efectuado hasta ahora, y que la dirigente socialista achaca a lo sucedido siete días antes con las tres activistas de Femen que interrumpieran la sesión plenaria protestando a pecho descubierto y con una leyenda escrita en su cuerpo contra la anunciada reforma de la ley de aborto.

    Ante esto, el PSOE se apresuró a escribir una carta a Posada informándole de estos hechos, algo que también ha hecho la propia afectada, y pidiéndole cuentas por una actuación “claramente intolerable”. Pero, además, ha llevado el asunto a la Junta de Portavoces de este martes, en la que los representantes de todas las fuerzas políticas se han alarmado “muchísimo” por los hechos relatados, a los que el presidente del Congreso ha respondido que no iba a dar ninguna explicación hasta que el comisario jefe del Congreso no le diera cuenta de lo que exactamente había ocurrido.

    Así las cosas, todos los grupos parlamentarios han solicitado a Posada que en el momento que tuviera esa información la hiciera llegar a la Junta de Portavoces al considerar que se trata de un hecho “muy grave” y con el fin de adoptar alguna medida al respecto, ha comentado Rodríguez. También el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, ha dicho que obligar a una persona a desnudarse para entrar en el Pleno del Congreso es “inaceptable”, aunque prefiere esperar a que se conozcan los resultados de la investigación interna.

    TRATO “DESPROPORCIONADO” Y “VEJATORIO”
    En la misiva enviada a Posada, firmada por la portavoz del PSOE de Igualdad, Carmen Montón, los socialistas perciben que hubo una discriminación “absolutamente inaceptable” en el trato “desproporcionado” e incluso “vejatorio” que, a su juicio, recibió su invitada.

    Además de pedirle cumplidas explicaciones por lo ocurrido, le exigen que informe al PSOE del protocolo vigente para el control personal y registro de invitados a la tribuna del Congreso, si se sigue el mismo tratamiento previsto en función del grupo que realiza la invitación y sobre todo si se están siguiendo normas distintas para el acceso de hombres y de mujeres, ya que “no es justificable que a las mujeres se les obligue a desvestirse completamente para poder acceder a la tribuna”.

  4. LA CULPA ES DE ZAPATERO, LÓGICAMENTE
    Juan Carlos Escudier
    http://blogs.publico.es/escudier/2013/10/la-culpa-es-de-zapatero-logicamente/
    Los chicos de Aznar en FAES con el asentimiento implícito de esa vieja guardia del PP, que es un ejemplo para la patronal porque nunca se jubila, han puesto negro sobre blanco lo que era, en realidad, un secreto a voces: la culpa de que el Tribunal de Estrasburgo haya tumbado ese engendro que era la doctrina Parot tiene el sonoro apellido de Zapatero, al que sólo se le ha podido exculpar abiertamente de la muerte de Manolete por razones de edad.
    Aun aceptando que el expresidente sea un negativo Kodak del rey Midas y admitiendo el peligro de que te toque al descuido con uno de sus dedos, sobre este asunto pesa mucho la leyenda del personaje. Conviene recordar cómo se gestó este despropósito jurídico, que no fue sino la manera que algunas togadas señorías encontraron para hacer por su cuenta la guerra al terrorismo y, de paso, evitar que un buen día los Alcaraces de turno les reprocharan a voces en las manifestaciones de la AVT su indulgencia con los etarras.
    Pero empecemos por el principio. Los asesinos de ETA más sanguinarios fueron condenados por el Código Penal de 1973, que establecía un cumplimiento máximo de 30 años de pena, a la que podían aplicarse redenciones diversas con un máximo de 175 días por año. Como el castigo parecía insuficiente, el nuevo Código de 1995 eliminó las redenciones aunque hizo posible la obtención de la libertad condicional a los 20 años, una vez cumplidas las dos terceras partes de la condena. Y como se entendió que 20 años no eran nada, como en el tango, una posterior modificación de la ley en 2003 elevó a 40 años la pena máxima y restringió la obtención del tercer grado y de la libertad condicional hasta acreditar el cumplimiento de las cuatro quintas partes de la condena, y ello previo arrepentimiento y delación de otros etarras.
    A Parot, declarado culpable del asesinato de 26 personas, se le juzgó por el Código del 73 y habría tenido que salir de prisión en 2011. Para impedirlo, la Audiencia Nacional realizó una interpretación surrealista de la ley y consideró que como el etarra había estado dos años sin matar cabía refundir sus penas en dos condenas de 30 años cada una. Dicho de otra forma, si Parot hubiera matado día y noche sin desmayo sólo le hubiera correspondido 30 años de condena. Pero como se tomó un descanso debían caerle 30 de regalo.
    En auxilio de sus compañeros de la Audiencia corrió el Tribunal Supremo, resolviendo un recurso del propio Parot. Fue allí donde se ideó un nuevo sistema de redención, que se aplicaba a cada uno de sus delitos y que, en la práctica, aseguraba el cumplimento efectivo de los 30 años de presidio. Se establecía de esta manera una retroactividad que es a todas luces ilegal, como ha puesto de manifiesto Estrasburgo en la sentencia de la etarra Inés del Río.
    Era, en definitiva, una tropelía jurídica semejante a la que se ideó con De Juana Chaos, al que al no se le pudo aplicar la doctrina porque el pronunciamiento del Supremo fue posterior a la fecha en la que debía abandonar la cárcel. Para evitarlo se le condenó a 12 años por dos artículos de prensa con una disparatada petición fiscal de 98 encima de la mesa.
    Es legítimo pensar que 20 años de pena es un correctivo ridículo para quien ha matado a 26 personas, porque ello equivale a poco más de nueve meses de cárcel por asesinato. Pero construir una Justicia a la carta, discrecional y arbitraria arrasa con los cimientos de un Estado de Derecho, que en su Constitución recoge además que las penas privativas de libertad están orientadas hacia la reeducación y la reinserción social, no a la venganza.
    Sin que Rajoy haya tenido que mover un músculo, algo que el de Moncloa agradece, el fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos da la oportunidad al Gobierno de tener un papel más activo en el final de ETA, aunque para ello haya de hacer frente a su propia retaguardia. De su habilidad para contener la comprensible frustración de las víctimas del terrorismo y aislar a su legión de ideólogos del contubernio capitaneada por Mayor Oreja dependerá que se acelere el carpetazo a este negro episodio.
    ¿Que qué pinta entonces Zapatero en esta historia? Todavía no se sabe, pero algo habrá hecho, lógicamente.
    22 comentarios:
    • #1 Comentario por almasolitaria
    23/10/2013 13:21
    ¿Qué les vas a explicar? Me supongo que les dirá que se tienen que acostumbrar a pasear y ver diariamente a los asesinos que mataron a sus familiares y que si quieren apoyo psicológico para llevar ese dolor, se lo podemos dar los miles de ciudadanos que desde el año 1975-la transición, la democracia y todas estas tonterías- vivimos, vemos, sufrimos, observamos y padecemos, como los torturadores del franquismo viven a nuestro lado, como los asesinos, criminales de mujeres y NIÑOS se pasean por delante de nosotros, como el gobierno de fascistas del pp se niega a colaborar para entregarnos los cuerpos de nuestros seres queridos que se hallan en fosas comunes seguramente asesinados por sus ascendientes, como se niegan a colaborar con un gobierno-Argentina- en la entrega de aquellos criminales y en especial como este gobierno de fascistas se permiten ensalzar y seguir apoyando un régimen de criminales que derribó a un gobierno legalmente y democráticamente establecido. Dígales sr. Rajoy que se tienen que joder y tirar para delante como lo hacemos nosotros los verdaderos demócratas. Manifiéstese usted y los sinvergüenzas de su partido este domingo como ya lo hicieron infinidad de veces, para tumbar al gobierno de ZP, no lo hizo por las victimas del terrorismo, a usted eso se la suda, su objetivo era ZP. Como dice una militante de su partido cuyo papaíto está siendo juzgado por ladrón, mangante, corrupto, etc…JÓDANSE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ y verán que bien sienta cuando convivan libremente con los asesinos de sus familias de la misma forma que nosotros llevamos conviviendo con los asesinos y torturadores franquistas¡¡¡¡¡ Por lo menos los asesinos de sus familias pasaron años en la cárcel los criminales que asesinaron a las nuestras siempre estuvieron por la calle, repito JÓDANSE Y JÓDANSE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡http://canariasenlanube.es/2013/10/le-interesa-a-mayor-oreja-la-paz-en-el-pais-vasco/
    ¿LE INTERESA A MAYOR OREJA LA PAZ EN EL PAIS VASCO?

    “Si ETA no mata, es porque está ganando”
    Ergo, si todos estamos “por la derrota de ETA”, esta tiene que matar, una lógica aplastante la del plácido franquista. No es la primera vez que nos deleita con su particular visión del conflicto vasco, ya nos heló a muchos cuando afirmó que “Lo peor sería que ETA abandonara las armas para convertirse en movimiento político”, pero este exabrupto ” historico” ha batido records, y lo peor de todo es que no es gratuito, atiende a un cálculo financiero propio de una mente psicopática.
    Si ETA gana al no matar, para perder es necesario que mate, y cuanto más mate más derrotada estará ¿Tendría algo que ver este deseo de que ETA mate con los negocios de la familia Mayor Oreja en los escoltas privados? su hermano, José Maria Mayor Oreja ha sido presidente de dos compañías de seguridad, Falcon Contratas y Seguridad S.A. y Falcon Servicios de Seguridad Integral y miembro del consejo a través de una empresa intermediaria de Cobra Sistemas de Seguridad S.A. Éste fue apoderado hasta 1995 de Protección y Custodia S.A. que, tras la absorción por Protecsa, se convirtió en Prosegur y actualmente es administrador único de Segurotec S.A. el propio Jaime Mayor Oreja fue socio de Estudios y Experiencias S.L., empresa socia de Seguritec S.A. y de Protección y Custodia S.A. Dña. Purificación Mayor Oreja, hasta el año 2001, fue socia de Estudios y Experiencias S.L. José María Mayor Oreja sigue siendo hoy consejero de la sociedad Técnicas Especiales de la Construcción cuyo objeto social era la prestación de Servicios de Vigilancia, Protección, Defensa y Seguridad de las empresas. Marcelino Oreja es apoderado de Falcon Contratas y Seguridad S.A. Todos los datos anteriores los extrae la Audiencia Provincial de Vitoria del Registro Mercantil.
    Cuando ETA anunció el “cese de las acciones violentas” fue palpable el nerviosisimo de los escoltas en su comunicado, en el que hacían un llamamiento a la desesperada para que la gente no se creyera el anuncio de ETA, arguyendo que todo era mentira, en un texto fácilmente sustituible por la frase “Por favor, sigan contratando nuestros servicios” Si algo está claro es que cuando ETA se disuelva, -y ese día está muy cerca-, serán los escoltas los primeros en irse a la calle, y con estos los pomposos negocios de la familia Oreja. De ahí que muchos actores estén poniendo continuamente palos en las ruedas para dificultar el inevitable fin de ETA, porque con este conflicto muchos salen ganando económicamente, y no están dispuestos a que eso deje de ocurrir, aunque haya vidas humanas en juego.

  5. EL VERGONZOSO PROTAGONISMO DE LA AVT La manifestación que se celebrará el próximo domingo en Madrid para protestar por la excarcelación de Inés del Río no contribuirá al proceso de paz de Euskal Herria ni a generar un clima de concordia, respeto mutuo y entendimiento en el Estado español. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha adquirido un protagonismo vergonzoso y dañino. Ángeles Pedraza, presidenta de la ATV, ha invitado a incumplir la sentencia de Estrasburgo, pese a su carácter vinculante. Su beligerancia recuerda el estilo intransigente y dudosamente democrático de José Alcaraz, que llegó a estrechar la mano de Ricardo Sáenz de Ynestrillas. Escuchar a Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, declarando que “en la lucha contra el terrorismo tiene que haber vencedores y vencidos”, produce escalofríos, pues evoca la dialéctica del franquismo, basada en la humillación de los adversarios. Nada puede estar más alejado de este espíritu revanchista que la contención, la elegancia y la sentido autocrítico de las hermanas de Lasa y Zabala, que no avivan el odio, sino la necesidad de clarificar el pasado y transformar la memoria histórica en un testimonio veraz y objetivo, capaz de resolver las tensiones acumuladas por un conflicto interminable. ETA no habría surgido sin el clima de terror y represión de la dictadura franquista, que cometió un genocidio, liquidó las libertades políticas e institucionalizó la tortura. Mi madre sobrevivió a los bombardeos de Madrid y Barcelona, que causaron al menos 5.000 víctimas, la mayoría civiles y, en muchos casos, niños. En la postguerra, mis abuelos la regañaban cada vez que hablaba en catalán, pues temían las represalias. En Euskal Herria, la devastación de Gernika es el mejor ejemplo de propósito exterminador de los sublevados. En los años ochenta, muchos de los generales que ejecutaron estos crímenes (algunos de ellos excombatientes laureados de la División Azul), aún ocupaban posiciones relevantes en la vida política. No se ha hecho justicia con las víctimas del franquismo ni con las miles de personas torturadas desde 1975. Aún quedan 114.000 hombres y mujeres en fosas clandestinas, esperando una cada vez más improbable exhumación. En Irlanda del Norte, la paz se hizo realidad gracias a las excarcelaciones masivas de presos lealistas y católicos, que no volvieron a perpetrar atentados y a un compromiso colectivo con la superación del pasado. El Estado español debería seguir los mismos pasos y la AVT limitarse a testimoniar su dolor, sin inmiscuirse en la agenda política. Inés del Río ha pasado 26 años en prisión, mientras criminales como Manuel Fraga y Martín Villa han sido homenajeados hasta la náusea. Rafael Narbona

  6. EL FIN DE LA DOCTRINA PAROT: ZORIONAK INES La doctrina Parot era uno de los mayores obstáculos para el proceso de paz en Euskal Herria. Hace algo más de dos años, la izquierda abertzale abrió el camino hacia una convivencia normalizada y ETA anunció el cese de su actividad armada. El Estado español respondió con una oleada represiva, ignorando las recomendaciones de los mediadores internacionales. La reciente disolución de Herrira y la detención de 18 activistas es el último capítulo de una estrategia inspirada por la intolerancia y el cinismo. La reacción de la prensa y la clase política ante la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos refleja que el franquismo, lejos de ser un lejano recuerdo, continúa contaminando el presente. Todos los medios han rescatado imágenes de los atentados cometidos por el Comando Madrid en los ochenta, deplorando la sentencia de Estrasburgo. Son imágenes de enorme crudeza, pero casi nadie admite que esa violencia es la manifestación de un conflicto aún sin resolver. El Estado español debería haber utilizado el mismo criterio que el Reino Unido en el conflicto de Irlanda del Norte, aplicando una amnistía que posibilitara la paz y la reconciliación. El derecho de autodeterminación es una aspiración legítima que debe resolverse mediante una consulta popular. El pueblo vasco debe tener la última palabra. Entiendo la rabia de las víctimas de ETA, pero no su protagonismo en un complejo proceso histórico y político. Su dolor no es menos importante que el de las familias de Lasa y Zabala o el de otras víctimas de la guerra sucia. Rodríguez Galindo, Barrionuevo, Vera, Elgorriaga, Damborenea, Amedo y otros cabecillas del GAL cumplieron sentencias irrisorias. Fraga y Martín Villa, implicados en crímenes contra la humanidad, han disfrutado de una vejez tranquila, convertidos en héroes de la Transición. Los generales que protagonizaron el golpe de estado de 1936 nunca respondieron de sus crímenes. El general Manuel Gutiérrez Mellado ha sido homenajeado en infinidad de ocasiones, pese a ser uno de los jefes del Servicio de Información Militar y Policía Militar, un cuerpo que ejerció una feroz represión durante los primeros años de la postguerra, torturando y enviando a los consejos de guerra a los socialistas, comunistas o anarquistas que intentaban organizar una resistencia clandestina. Entre sus víctimas, se encuentra las famosas 13 rosas. Gutiérrez Mellado era una presencia habitual en los fusilamientos del Cementerio del Este, donde murieron al menos 4.000 personas. La impunidad de los crímenes del franquismo (aún hay 114.000 hombres y mujeres en fosas clandestinas) es una poderosa objeción contra los que se indignan con el fin de la doctrina Parot. Otro argumento nada desdeñable es la práctica ininterrumpida de la tortura en dependencias policiales. Sólo entre 1977 y 2007, siete mil personas presentaron denuncias por torturas en Euskal Herria, mayoritariamente contra la Guardia Civil. La violencia siempre es la expresión de un fracaso colectivo. Por eso, la excarcelación de los presos políticos vascos es un paso necesario hacia un futuro de paz y verdadera soberanía popular. Celebro que Inés del Río recupere la libertad, después de cumplir una larga condena, y espero que algún día se vacíen completamente las cárceles, permitiendo el regreso a casa de todos los presos políticos vascos. Rafael Narbona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s