Creo que necesitamos alguien con los reaños suficientes para pronunciar unas nuevas “catilinarias”

 “¿Quosque tandem abutere, Rajoy, patienta nostra?”. ¿Hasta cuándo, Rajoy, abusarás de nuestra paciencia?

 O sea que Rubalcaba tiene escrito su discurso desde hace cientos de años. Y nada, no se atreve a pronunciarlo y no porque tema, como temía Cicerón, que lo mataran, como acabaron haciéndolo, sino por algo mucho más prosaico, tal vez hubiera debido escribir “canallesco”, porque teme que un discurso como aquél que ha pasado, quizá, como el mejor de todos los discursos políticos de la historia, disminuya sus posibilidades de victoria en las próximas elecciones.

 Fíjense en el descenso a los infienos que ha supuesto tener políticos de aquella catadura moral, que arriesgaban su vida en la defensa de sus ideales, a estos que no se atreven siquiera a poner en riesgo su maltrecho porvenir político, porque yo soy de los que opinan que Rubalcaba, políticamente, es ya hombre muerto, que ni siquiera podrá ganar, por eso se resiste a convocarlas, la propias elecciones primarias de su partido.

 Porque Rubalcaba, seguido de todos los suyos, tendría que haber hecho lo que está haciendo ese muchacho, Jorge, creo que se llama, que ha decidido hacer huelga de hambre hasta que Rajoy se vaya, lo que significa hasta la muerte, porque Rajoy, que no tiene vergüenza política ni de la otra, no se irá nunca por las buenas.

 Pero Jorge parece que sólo hay uno y a todos los demás los encuentro todos los días por la calle, es por eso que el jodido Cicerón, en una momento de su celebérrimo discurso dijo aquello de “¿Ubinam gentium sumus? ¿In qua urbe vivimos?”. ¿Entre qué gente estamos? ¿En qué país vivimos?

 ¿Qué les parece? Pues les juro por todos mis muertos que todo el resto de aquellos discursos, que dieron en llamarse “catilinarias” porque iban dirigidos contra el Rajoy de aquel entonces, que se llamba Catilina, puede trasladarse, íntegramente, a nuestras Cortes actuales.

 Siempre he sustentado una deplorable opinión sobre la condición humana que yo creo que supera, en pesimismo, a la que tenían Hobbes, que decía que el hombre es un lobo para el hombre, y otros grandes pensadores históricos como nuestro Tomás de Aquino, que decía, el muy ingenuo, que el hombre es un ser desfalleciente cuando lo que realmente es, sin excepciones, perdón, Jorge, un perfecto canalla.

 Porque Jorge, como un Mourinho cualquiera, nos ha mostrado el camino: si todos nosotros, lo que nos consideramos estafados, humillados y ofendidos por estos canallas que dicen que nos gobiernan nos echáramos en masa a la calle, nos sentáramos en las aceras y declaráramos una huelga de hambre hasta que ese reptil venenoso y babeante se fuera, el tipejo éste no tendría más remedio que irse porque España entera se vería invadida por la prensa foránea y sus cámaras de TV, que no se retirarían de aquí hasta que el problema se solucionara en un sentido u otro, que Rajoy se fuera o los ciudadanos, haciendo honor a su condición de tales, comenzaran a morirse por las calles, defendiendo sus derechos de esta manera ya que de otra no podrán nunca hacerlo por la complicidad de toda la clase política.

 Pero este sueño no sucederá jamás, porque ya nos lo dijo claramente el maestro: “¿Ubinam gentium sumus? ¿In qua urbe vivimus?”.

 

Que yo me atrevo a traducir muy libremente: pero ¿qué clase de gentuza somos y qué mierda de país es éste en el que vivimos?

 

 

 

 

 

9 comentarios en “Creo que necesitamos alguien con los reaños suficientes para pronunciar unas nuevas “catilinarias”

  1. Me encantan sus citas a los clásicos en latin. Es una lástimas que se quitara el estudio del latín en la enseñanza media. Lenguas muertas las llaman, yo creo que los muertos son otros. Yo di dos cursos en el bachillerato y todavía lo recuerdo con afecto. Creo que te daba un plus de conocimiento, de lustre académico que no volveremos a ver.

    Ahora, aquí estamos increpando a este deslucido Catilina sin que le conmueban lo más mínimo nuestras quejas. Psicópata de frenopático en periodo de recaída severa.

  2. SOBRE EL NIVEL INTELECTUAL DE LOS ESPAÑOLES . Antonio Gil Padilla

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=175683

    En estos últimos días, estamos sufriendo el bombardeo de los medios de comunicación por esa evaluación del nivel formativo de ciudadanas y ciudadanos de 23 países, en la que los españoles hemos quedado a la “altura del betún”. Sin la más elemental reflexión los informativos, y esos pseudotertulianos, se han limitado a dar la noticia, y a echar la culpa al empedrado: que si es culpa de las leyes anteriores, que si el rango de la muestra se extiende a un largo periodo que abarca tiempos de la dictadura, etc. etc.
    El asunto no deja de ser una táctica más de distracción de las que se utilizan para embelesar, y evitar entrar en temas importantes que afectan a amplias capas sociales, como son el paro, la precariedad, la corrupción, las mentiras de los políticos y, entrando en asuntos algo más profundos, la supeditación de aquellos, de los políticos, a los dictados del poder real.

    La práctica educativa, encuadrada en el actual sistema, juega el papel que le corresponde, muy alejada del auténtico desarrollo integral de las personas. En algún momento pensé que la dinámica del propio sistema entraría en contradicción, y forzaría el cambio de lo educativo en beneficio de la producción y del consumo. Ahora, con algún dato más, y un mayor tiempo de reflexión, me atrevo a decir, con rotundidad, que no son posibles cambios aislados de cualquiera de las estructuras que sustentan al sistema, a saber: el modelo político, la función de los medios de comunicación (que hoy se emplean sólo para alienar) y el modelo educativo y cultural, así como la propia organización productiva y social. El cambio debe de ser global y simultaneo.

    La historia, y la propia experiencia, avalan lo que digo. Reformas y más reformas desde las administraciones no han variado en lo más mínimo la práctica docente. Con la LOGSE, Ley de 1990, se hizo un intento para cambiar, al menos, la forma de presentar los procesos de aprendizaje. Después de un cierto periodo de confusión en las aulas, las aguas volvieron a su primitivo cauce, cauce primitivo, ineficaz, anquilosado y arcaico. El profesorado se ha erigido en un “rodillo” que aplasta cualquier intento de mejora. Pero, ¿por qué ocurre esto?, ¿por qué todo este colectivo no se moviliza para adquirir una profesionalidad de la que carece?, ¿cuáles son las verdaderas razones? El profesorado, como tantos otros colectivos, como la sociedad en su conjunto, está enajenado, conducido. En el terreno laboral, sus “propios actos se convierten para él [para el(la) profesor(a)] en una fuerza extraña, situada sobre él y contra él, en vez de ser gobernada por él” (K. Marx, el Capital). Se trabaja al dictado, aplicando programas definidos por otros sin que él o ella intervengan, los órganos de control de las administraciones se encargan de presionar para que esto sea así, las editoriales hacen el resto. (http://www.bubok.es/libros/193055/EN-LOS-LIMITES-DE-LA-IRRACIONALIDAD-analisis-del-actual-sistema-socioeconomico, pág. 136).

    La sociedad, incluidos los “expertos”, entienden la educación como una simple transmisión de conocimientos, tal como escuchamos, hasta la saciedad, en los medios. El interés de algunos, y la ignorancia de otros, centran la instrucción en la adquisición desestructurada (y no constructiva) de contenidos, olvidándose o desconociendo que la auténtica formación debería centrarse en el desarrollo de capacidades intelectuales, cultivando tres dimensiones a saber: el razonamiento, la resolución de problemas (y no de ejercicios) y la creatividad.

    Esta deformación interesada de la enseñanza justifica estos resultados que se han obtenido. Pienso que esa demostrada ignorancia de los nuestros en ese estudio desborda fronteras, es decir, es extrapolable a los demás países de nuestro entorno. La confección del ranking sólo responde a leves diferencias entre unos resultados y otros, origen del absurdo y desenfocado planteamiento de la prueba.

    El diseño de un verdadero modelo educativo que permita la mejora de las capacidades innatas está por encima de las múltiples leyes que regulan la estructura educativa, a veces cargadas de ideología, como es el caso que nos ocupa ahora con el actual Gobierno conservador. Pero, tal como hemos señalado, es imposible llevarlo a cabo en el marco del actual sistema. Tiene más interés para el poder formar seres obedientes e ignorantes que necesiten ser guiados, aunque les lleven por un camino de autodestrucción, y pérdida de esas capacidades naturales que pidieran tener. “El sistema capitalista necesita personas que cooperen sin pensar, individuos que quieran ser mandados, hacer lo que se espera de ellos y adaptarse sin fricciones al mecanismo social” (Fromm, 1971).

    A mi modo de ver, la verdadera evaluación del nivel intelectual de la ciudadanía de este mundo globalizado se puede llevar a cabo a través de los hechos y los comportamientos que observamos, y que no han sido mínimamente enmendados a lo largo del tiempo. Estos son algunos ejemplos:

    La terrible pobreza en el mundo. Los fuertes desequilibrios entre unos países y otros, entre diferentes naciones, pueblos o razas. La desigualdad galopante entre habitantes de un mismo país.

    La guerra como cobertura para la invasión imperialista con el consiguiente resultado de asesinatos indiscriminados de personas, que a veces se convierten en genocidios.

    La permanencia de monarquías y su cohorte en lo que se supone son estados modernos.

    Las grandes fortunas de magnates y mafiosos.

    Asumir, sin vislumbrar alternativas, el sistema capitalista como única forma de producción y de organización social.

    La creencia ciega en lo que se conoce como instituciones democráticas, de carácter netamente formal, incuestionables y ausentes de toda crítica.

    La inamovible e ineficaz práctica educativa.

    Ese desmedido afán de confundir lo deseable con lo posible.

    La generalizada contradicción entre la paciencia (algunas veces) y la impaciencia (en otras).

    Las desmedidas “retribuciones” de unas nuevas clases adineradas: gestores financieros, políticos, deportistas, actores y actrices, periodistas y “tertulianos”, cantantes, etc.

    La aceptación incondicional de magias, religiones y/o sectas (incluida la católica).

    La utilización fetichista y patriotera de signos y símbolos tales como himnos o banderas.

    La afición y la pasión por los deportes, inducidas por los medios de comunicación.

    La formas vigentes de administrar el ocio, condicionadas por los medios de comunicación, plasmadas en hechos tan aberrantes como las salidas masivas en fiestas, “puentes” y fines de semana, con el consiguiente sufrimiento que supone soportar los atascos de tráfico que se originan, así como asumir sin reflexión el riesgo de padecer accidentes mortales.

    La degeneración de la juventud entregada a la bebida incontrolada, y a otros tipos de sustancias, como medio de evasión de un mundo que se les ofrece complicado.

    Nota añadida: Torpeza y maldad.

    Existe una circunstancia que justifica el comportamiento de algunos seres, y que se convierte en un “cáncer” social. Esa circunstancia se concreta en la confluencia de la torpeza con la maldad. La unión de ambas la estamos observando, por ejemplo, en nuestros días en nuestro país. Los torpes gobernantes actuales son malos, son malvados. Están castigando con dureza a las capas sociales más desposeídas, más humildes. Con su torpeza es posible que nos arrastren a situaciones irreversibles de las que ellos mismos pudieran lamentarse.

  3. http://www.andalucesdiario.es/provincias/malaga/un-miembro-de-nngg-amenaza-de-muerte-al-diputado-alberto-garzon/

    El diputado de IU por Málaga y portavoz económico de Izquierda Plural en el Congreso, Alberto Garzón, ha denunciado en las redes sociales haber sido objeto de insultos y amenazas por haber celebrado la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que pone fin a la llamada ‘doctrina Parot’ de aplicar los beneficios penitenciarios a las penas acumuladas.

    Garzón publicó en su cuenta de Twitter un mensaje calificando la sentencia de “buena noticia”, argumentando que “las leyes se han de redactar procurando basarse en la razón y los derechos humanos, no en el odio, como se acostumbra en este país”, sostiene en los mensajes recogidos por Europa Press.

    A partir de ahí, el diputado de IU comenzó a recibir insultos y amenazas en la citada red social, incluyendo una foto suya en el punto de mira de un arma: “Ya van unas decenas de personas pidiendo que me maten a mi o a mi familia por alegrarme de que los derechos humanos se antepongan al odio”, señaló.

    Uno de los que se enfrentaron con el diputado fue un joven que se presentaba como miembro de Nuevas Generaciones y que le dedica una serie de insultos personales y le acusa de “ponerse del lado de los terroristas”. “Pensándolo bien, matarte a ti o a todos los de tu calaña nos va a salir igual de caro! Igual no va a ser tan malo…”, le dice en uno de los mensajes.

    NUEVAS GENERACIONES SE DESMARCA

    Tras un cruce de mensajes a favor y en contra del diputado, la dirección nacional de Nuevas Generaciones entró en la bronca para dejar claro que no comparte “de ninguna manera” los comentarios de su afiliado de Madrid. El propio militante acabó pidiendo disculpas “a quien se haya ofendido” y remarcando que se trataba de sus opiniones personales, no de la organización juvenil del PP.

    También Alberto Garzón ha querido subrayar que su crítica a la doctrina Parot no supone desear que salgan de la cárcel “los asesinos” de ETA, sino defender que “la sinrazón no domine la legislación en ningún caso”.

    “A los asesinos se les juzga y condena con arreglo a la ley y a los Derechos Humanos y quienes no estén de acuerdo pueden volver a la Edad Media –añadió–. No me pueden ofender los comentarios de aquellos que son partidarios del salvajismo, de los linchamientos o la pena de muerte”.

  4. http://periodismoalternativoblog.wordpress.com/2013/10/21/acusan-al-gobierno-espanol-de-maquillar-cifras-para-eliminar-a-medio-millon-de-parados/

    El grupo parlamentario del Partido Socialista (PSOE) ha acusado al Gobierno español, en manos del conservador Partido Popular, de “haber hecho desaparecer” a medio millón de personas de las listas del paro con el fin de maquillar las cifras.

    A juicio de los socialistas, existe una “inverosímil” divergencia entre la evolución del paro y el número de afiliaciones a la Seguridad Social durante los últimos 12 meses. Basándose en los datos del mes de septiembre, el PSOE precisa que se han perdido 553.342 afiliados al sistema respecto al mismo mes de 2012, mientras que el paro solo ha aumentado en 19.076 desempleados en este periodo.

    El PSOE no considera que esta tendencia esté relacionada con un incremento de la emigración ni con el llamado ‘efecto desánimo’, que se produce entre personas que tras perder el empleo no se apuntan al paro ante las escasas expectativas de encontrar trabajo.

    Subrayan también que desde septiembre del pasado año, “cuando el Gobierno empezó a actuar y manipular los datos de paro registrado”, la variación de desempleo interanual, que se situaba en el 11,8%, empezó a descender hasta el 0,4% interanual a 31 de septiembre de 2012.

    Por todo ello, el PSOE acusa al Gobierno de poner en marcha “una estrategia de expulsión y ocultación de los parados en los registros públicos de empleo”.

    Según una reciente revisión, en España en 2014 el paro rozará el 26%, mientras que la deuda pública será tan alta como el PIB.

  5. http://www.europapress.es/economia/noticia-iee-apuesta-elevar-edad-jubilacion-70-anos-20131021125029.html
    El Instituto de Estudios Económicos (IEE), el ‘think tank’ de CEOE, apuesta por aumentar la edad de jubilación hasta los 70 años y establecer un periodo mínimo de cotización de 40 años para poder cobrar el 100% de la pensión.

    Así lo ha señalado el presidente del organismo y también presidente de la Comisión de Economía de la patronal, José Luis Feito, en rueda de prensa para presentar un análisis de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014, junto al director general del IEE, Joaquín Trigo, y la coordinadora de su Servicio de Estudios, Almudena Semur.

    Trigo ha asegurado al poner en contexto la, a su juicio, necesaria reforma del sistema de pensiones, que el gasto en estas prestaciones avanza a un ritmo que lo convierte en un “problema presupuestario inminente”.

    Como ya destacara la pasada semana el presidente de la CEOE, Juan Rosell, los Presupuestos para el próximo año consignan un incremento de este gasto del 4,9%, un avance que Feito ha tildado de “insostenible”. “El envejecimiento se va a acentuar muy rápido y las nuevas pensiones son muy superiores a la pensión media”, ha ahondado.

    Por ello, desde IEE se considera necesario “intensificar y acelerar” la reforma de las pensiones, combinando la formulación del factor de sostenibilidad y profundizando en la reforma paramétrica de 2011 para buscar una mayor proporcionalidad entre lo que se cotiza a lo largo de la vida laboral y la pensión que posteriormente se cobra, lo que se denomina contributividad.

    Aquella reforma de las pensiones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, “bien orientada”, pero dosificada con “dosis homeopáticas”, según Feito, elevaba la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años en un horizonte entre 2013 y 2027.

    Ahora, el IEE apuesta por elevar esta edad a los 70 años, dado que la esperanza de vida es cada vez mayor, y por elevar en paralelo otros cinco años el tiempo de cotización necesario para poder cobrar el 50% y el 100% de la pensión, hasta los 20 y los 40 años, respectivamente.

    Estos cambios, según Feito, “se deberían haber hecho hace mucho tiempo” y son incluso más importantes que la nueva fórmula de actualización de la cuantía de las pensiones, porque se dirigen a corregir problemas estructurales del sistema de pensiones.

  6. VARGAS LLOSA, AZNAR ……….V.Navarro
    http://www.vnavarro.org/?p=9869
    El escritor y Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, ha escrito un artículo en El País (“El derecho a decidir”. 22.09.13) en el que critica el movimiento popular que existe en Catalunya a favor del derecho a decidir, indicando que las raíces de dicho movimiento están basadas en el nacionalismo catalán que, “como todo nacionalismo, está basado en un racismo y xenofobia”. Indica así el escritor Vargas Llosa que este movimiento es un movimiento que “como todos los nacionalismos, puede llevar al país al subdesarrollo y al oscurantismo…., como puede ocurrir aquí en España si se permite el florecimiento de este nacionalismo catalán”. De ahí que concluya que “hay que combatirlo sin complejos”.

    Puesto que esta visión de lo que se llama el nacionalismo catalán está bastante extendida en los círculos conservadores y liberales del establishment español basados en Madrid, que continuamente se refieren a las sensibilidades políticas en España que exigen que se reconozca su identidad nacional (en Catalunya, en el País Vasco y en Galicia) como los “nacionalistas”, se requiere una aclaración y respuesta. En primer lugar, la manera de dividir y catalogar los partidos o sensibilidades políticas existentes en España entre partidos españoles versus partidos nacionalistas es ya en sí profundamente nacionalista, pues impone el criterio del nacionalismo españolista a todos los demás. Implica una visión de España (característica de este nacionalismo), que niega la posibilidad de otra visión de España en la que quepan varias naciones dentro del Estado español. Esta visión excluyente se impuso por la fuerza por los grupos golpistas del 1937 que se autodefinieron como “los nacionales”, es decir, los que defendían la nación española frente a “los separatistas”, ignorando que la mayoría de sus oponentes no pedían la secesión, sino que tenían otra visión de España, considerándola como un país con distintos pueblos y naciones que querían vivir en fraternidad.

    Esta última visión no se aceptó y venció –con la ayuda de Hitler y Mussolini- la visión excluyente que ha dominado la historia de España. Y es este nacionalismo el que es más dominante y oprimente en España (ver mi artículo “El nacionalismo españolista” publicado en Público 22.07.13, y en El Plural 05.08.13), heredero del imperialismo castellano (de ahí que el idioma español oficial sea el castellano, y que en América Latina sea también el castellano), que tuvo y continúa teniendo una base explícitamente racista. Durante muchos años, el Día Nacional, es decir, el día de la Hispanidad (12 de octubre) se llamaba el Día de la Raza, en el cual se celebraba el exterminio de la población nativa e indígena del continente Latinoamericano, nacionalismo que el Sr. Vargas Llosa nunca ha criticado y, en cambio, ha promovido. Mario Vargas Llosa, escritor y político peruano, ha ido perpetuando “la acción civilizadora” de la Madre Patria, Madre para los españoles que, incluso después de independizarse de ella, contribuyeron a aquel genocidio. La insensibilidad del escritor hacia la causa indígena y su necesaria liberación es bien conocida en Perú y en Latinoamérica. Y la reproducción de tal nacionalismo, claramente racista, ha sido su función.

    En España, esta cultura de conquista se considera un elemento de orgullo e identidad nacional, habiéndose definido, como indiqué anteriormente, a las fuerzas golpistas del 1936 (que se sublevaron frente a un gobierno democráticamente constituido) como las fuerzas nacionales, que impusieron con toda brutalidad su nacionalismo españolista. Y la Constitución Española, fruto de un enorme dominio de las fuerzas herederas del franquismo en el proceso inmodélico de la transición de una dictadura a una democracia, sacralizó este nacionalismo españolista en su artículo que habla de la “indisolubilidad de la Nación española, patria indivisible de todos los españoles”, asignando nada menos que al Ejército, heredero del Ejército victorioso del golpe militar del 1936 como guardián de tal unidad. Cada año, el Día Nacional va acompañado de un desfile militar, presidido por el garante de la unidad sagrada de la Patria, el Monarca, que lleva el uniforme militar.

    Frente a este nacionalismo dominante existen los nacionalismos dominados que requieren una movilización, en el caso catalán, en su identidad cultural, idiomática e histórica, y que no tiene nada que ver con la raza o el grupo étnico, pues su composición –la de Catalunya-es variada, al ser en sí un país de inmigrantes que, de no haber el deseo de permanencia, puede diluir su identidad fácilmente. De ahí la necesidad de que en Catalunya, cuyo idioma original es el catalán, este tenga que ser el vehicular, sin desmerecer la importancia y valor del castellano, que enriquece también a Catalunya. Vargas Llosa, un hombre de derechas, de sensibilidad económica ultraliberal, con un nacionalismo españolista arraigado (del cual es probable que ni se dé cuenta), considera el catalán como un idioma provincial, de segunda categoría, frente al castellano. Y en ello no ve nada malo. El nacionalismo oprimente es como el racismo. El que lo reproduce ni se da cuenta de ello.

    Pero el caso ya más acentuado del nacionalismo españolista es el del expresidente Aznar. Con toda seriedad y con toda contundencia, acaba de afirmar (lo que ha dicho miles de veces) que “los nacionalismos” están destruyendo a España, sin pasarle por la cabeza que es su nacionalismo españolista el que está destruyendo España. Tal señor no ve nada oprimente en su sueño, expresado en más de una ocasión cuando era Presidente del país, de que el sistema de transporte español, por ejemplo, debía ser radial, centrado en Madrid, de manera que ninguna capital de provincia estuviera más lejos de la capital del Reino que cuatro horas. Este señor no tiene ni la capacidad de entender que este Estado español es percibido como oprimente por millones de españoles, precisamente por su concepción de España. Este personaje es una fábrica de independentistas en Catalunya, pues la identificación de Aznar con el Estado español hace a este Estado muy poco atrayente para la mayoría de la población de Catalunya. Es comprensible que un número cada vez mayor de catalanes considere que este Estado, resultado de una transición inmodélica, dominado por los herederos de la dictadura, no es su Estado.

    Y por lo que veo en mis visitas a lo largo de España, un número creciente de españoles en el resto de España está llegando también a una misma conclusión: este Estado tampoco les representa y no es tampoco su Estado. Están ya surgiendo varios movimientos a lo largo del territorio español frente a este Estado español, controlado por los herederos de la dictadura que “no nos representa”. Una nueva cooperación se está estableciendo que pueda ser las bases para una nueva Catalunya y una nueva España.

    En realidad, nunca en la historia española sus distintos pueblos y naciones se sintieron tan hermanados como en el periodo de lucha contra el fascismo y cuando lucharon por otra España, con otra visión de lo que debería ser este país. Fue entonces cuando el presidente más popular que Catalunya haya tenido, el President Companys, gritó “Madrid, Catalunya os ama”, que fue aclamado en la Pl. Sant Jaume, la misma plaza que ahora oye el grito pro independencia, exclamado por españoles y catalanes que viven y trabajan en Catalunya, que están ya hartos, no de España y de sus pueblos y naciones, sino del Estado español que nos oprime a todos, a ambos lados del Ebro.

    El “no nos representan” resuena hoy en todos los rincones de España. Pero el establishment español basado en Madrid todavía no lo entiende, pues continúa defendiendo sus privilegios, interpretando erróneamente lo que ocurre en Catalunya, como una mera manipulación de la realidad por la derecha catalana cuando ésta está siendo desbordada por un movimiento político social genuinamente popular. Y los Vargas Llosa y los Aznar de España están contribuyendo a ello, con sus declaraciones que cuentan, como siempre, con amplias cajas de resonancia. El Triangle, una de las revistas con mayor agudeza política en Catalunya, les definía como “los padres de la patria catalana”. Por ese camino, los días de esta España suya están contados. No se dan cuenta de que por mucho Ejército que tengan, y por mucha Constitución que utilicen, si la mayoría de la población en Catalunya desea decidir sobre su futuro, ello ocurrirá, creándose una enorme tensión que podría haberse evitado, con mentalidades más cívicas y más democráticas que las que representan estos dos personajes. La esperanza es que esta nueva Catalunya surja a la vez que otra España que, enraizada en la tradición republicana pueda favorecer la fraternidad y solidaridad entre ellas.

  7. Lisístrata, si yo te digo que es una de las mayores alegría de esta última parte de mi vida, ¿me creerás? Pues, lo es, que tú digas otra vez que te gusta lo que escribo justifica plenamente el esfuerzo que me cuesta ya hacerlo.

    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s