La izquierda y la derecha (II)

    Kant

Hace unos días, no sé por qué, sentí la necesidad de profundizar todo lo que me fuera posible en los conceptos de izquierda y derecha y comencé a hacerlo, pero, como me ocurre siempre, cuando me dí cuenta estaba escribiendo sobre mí mismo y si yo era realmente un tipo de izquierdas y tristemente llegué a la conclusión de que no.

Comenzaba recordando que los términos izquierda y derecha nacieron en la Asamblea Nacional Francesa para designar los lugares en los que se sentaban los grupos más y menos revolucionarios de entonces.

No sé si es por algún oscuro mimetismo, en nuestro Congreso, también se sientan a la derecha los reaccionarios y a la izquierda los que se supone más progresistas.

Pero no hay tal. Progresistas, lo que se dice progresistas, en nuestras Cortes, no hay sino esos minúsculos grupitos que ocupan los escaños del centro del famoso hemiciclo.

Hay quienes recurren a un método excluyente, que yo me atrevo también a llamar elusivo, para designar a estas dos grandes facciones de la política mundial: izquierda es todo lo que no es derecha y viceversa.

Para mí, la izquierda está constituida por todos esos que no sólo piensan y sienten sino que también lo sostienen con todos los medios a su alcance que todos los hombres somos iguales y que esta igualdad no sólo debe inscribirse en esos panfletos que son las Constituciones de los diversos Estados, sino que éstos no tienen otra misión que propugnar y garantizar dicha igualdad.

Y todos somos y debemos ser iguales porque estamos constituidos de la misma carne y de la misma sangre y nos han arrojado a este asqueroso mundo sin que lo hayamos pedido.

Ya sé, ya sé que famosos izquierdistas, como Felipe González, abjuraron del marxismo precisamente por eso, porque consideraban que la mayor igualdad es la suprema injusticia porque no hay injusticia mayor que hacer iguales al que se pasa toda su puñetera vida trabajando como un negro y al que no da puto golpe en toda su puñetera vida, también.

Como diría un jodido Ortega cualquiera: “no es eso, no es eso”.

Se trata, ni más ni menos, de que todos, absolutamente todos tengan realmente la igualdad de oportunidades.

Si uno es una fiera insaciable y se lee y asimila todas las bibliotecas del mundo, hagamos de él, el director de la instrucción pública del país, y otorguemosle el status social suficiente para que viva y muera como lo que es, el más sabio de todos los ciudadanos.

Pero ello no implica, como quiere el ministrol Wert, siguiendo la directrices de su maestro, Aznar, que el menos voluntarioso de los hombres no tiene derecho a vivir y por lo tanto hay que matarlo de cualquier manera, preferentemente de hambre.

Hay gente que ha venido a este mundo, como otros muchos vegetales y animales no para ser los reyes del mambo sino sólo para seguir alentando, sólo para sobrevivir, dejémosles que lo hagan y no les pisemos el cuello hasta ahogarlos.

A mí me hubiera gustado mucho ser uno de éstos últimos. Que me hubieran dado un modestísimo puesto del último de los jardineros o agricultores de mi pueblo y que me hubieran permitido seguir viviendo regando los árboles y las plantas y podando de ver en cuando sus ramas.

No me lo permitieron. Me hicieron leer y escribir como un burro y ahora no puedo vivir sin unos enormes remordimientos de conciencia porque creo que mi pueblo y mi país han desperdiciado todo lo que emplearon en mi instrucción, porque no soy capaz de hacer nada realmente útil.

Y este sentimiento de estafa hacia los demás es lo que creo que, a pesar de todo, me cualifica de izquierdas porque responde a la máxima marxista de dar a la sociedad todo lo que seamos capaces y obtener de ella sólo lo necesario para sobre vivir.

Imperativo marxista que yo considero superiora al imperativo categórico kantiano: obra de tal manera que siempre puedas aspirar a que tu norma de conducta sea universal.

 

 

13 comentarios en “La izquierda y la derecha (II)

  1. http://www.infolibre.es/noticias/politica/2013/08/19/las_quot_chiquilladas_quot_con_simbolos_fascistas_les_salen_gratis_los_jovenes_del_pp_6943_1012.html

    Las fotografías con símbolos franquistas y fascistas les salen gratis a jóvenes del PP

    Miembros de Nuevas Generaciones se fotografían junto a símbolos fascistas o propios de la dictadura
    Las asociaciones por la memoria histórica censuran la connivencia del PP con sus cachorros y aseguran que “la cultura franquista pervive” en el partido
    Rafael Escudero, doctor en Derecho, explica que fuera de España no se tolerarían gestos así y critica la tibieza de la Ley de Memoria Histórica
    “Franco ha muerto #FrasesQueNoDeberíanExistir”. Este mensaje, publicado en el perfil de Twitter de la agrupación de Nuevas Generaciones (NNGG) del PP de la localidad Bollullos (Huelva) es el último caso –pese a la posterior disculpa– que vincula a los cachorros de la derecha con la simbología de la dictadura. Pero no es, ni mucho menos, el único episodio ocurrido: las fotografías de miembros de NNGG con banderas franquistas, con simbología nazi o saludando brazo en alto se han multiplicado recientemente.

    Ha habido más polémicas. El día 13 de agosto, el presidente de NNGG de Sant Cugat del Vallés, Ignacio Fuentes, pedía ilegalizar los partidos que atentasen contra “la unidad de España”. En mayo, la presidenta de los jóvenes conservadores a nivel nacional, Beatriz Jurado, afirmó rotunda que los miembros de NNGG “trabajan”, a diferencia de los “jóvenes borregos” que –según sus palabras– pueblan las juventudes de PSOE e IU. Y en abril, pusieron en marcha un buzón de denuncias anónimas para delatar a los profesores que “adoctrinasen” en las aulas de Castellón.

    En las últimas semanas, las imágenes de dirigentes de NNGG han inundado las redes sociales. El pasado sábado, el secretario de NNGG en Gandía, Daniel Terrades, fue inmortalizado haciendo el saludo fascista en un mausoleo erigido en honor de las víctimas del bando franquista durante la Guerra Civil. Pocos días antes, el secretario de Deportes del PP de Xátiva, Jorge Roca, se hizo una foto con una bandera nazi durante un partido de fútbol. Y también durante los primeros días de agosto salió a la luz la imagen de Xesco Sáez, presidente de NNGG en Xátiva, saludando brazo en alto.

    Aunque la oposición pide responsabilidades, especialmente en la Comunitat Valenciana, donde se concentran un buen número de casos, el PP no da importancia a lo ocurrido. Es una “chiquillada”, aseguró Alfonso Rus, presidente de la Diputación de Valencia, en referencia al episodio relativo a Xesco Sáez. Rus pidió una disculpa al joven, pero justificó lo ocurrido como una “tontería” propia de “una noche de juerga”. Son “hechos puntuales”, subrayan desde Nuevas Generaciones de la Comunitat Valenciana, e insisten: “No se puede atacar a más de 7.000 [miembros] por un hecho aislado”.

    Sin embargo, a los grupos de la oposición no les bastan estas explicaciones: “No se puede hacer apología del fascismo, no es propio de jóvenes supuestamente demócratas”, afirma la secretaria general del PSOE de Huelva, María Márquez, que pide una disculpa y “medidas contundentes”. Fran Ferri, diputado de Compromis en las Corts valencianas, va más allá: Las “declaraciones de intenciones”, asegura, “no sirven de nada si no conllevan reacciones como la expulsión”.

    Cultura franquista

    En las asociaciones vinculadas a la recuperación de la memoria histórica no sorprende demasiado el comportamiento de los jóvenes del PP: “La cultura franquista pervive en el PP y no es de extrañar en un partido político cuyos padres fueron ministros de la dictadura”, explica Marco González, vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). En la misma línea, José María Pedreño, presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, apunta: “La derecha sigue siendo la del franquismo, y aunque el PP le reste importancia a lo ocurrido, quien se identifica con un golpista es porque está dispuesto a dar un golpe”.

    Las víctimas de la dictadura hacen referencia, en este contexto, a la escasa ayuda que reciben y a la pervivencia del franquismo sociológico. “Mientras la sociedad no entienda que la Guerra Civil fue una batalla entre la democracia y el fascismo, la democracia española seguirá teniendo un perfil bajo”, lamenta Pedreño. “En España se consiente la defensa del franquismo, y sus miles de víctimas no han recibido ningún gesto por parte del Estado”, añade por su parte el número dos de la ARMH.

    Fuera de España, gestos como los protagonizados por los miembros de las juventudes del PP “serían difícilmente asumibles por la opinión pública y por la clase política”, denuncia Rafael Escudero, doctor en Derecho y profesor de la Universidad Carlos III de Madrid. Escudero subraya que en España el PP “sigue sin romper lazos con el franquismo” y que la conducta de los militantes de NNGG es “un patrón que se repite” y con el que “los dirigentes del PP son condescendientes”.

    Escudero contrapone el caso español a la situación que se vive en Alemania, donde está prohibida la exaltación del fascismo y el nazismo. Mientras tanto, añade, en España la Ley de Memoria Histórica prohíbe la exhibición de determinados símbolos, “pero es tan tibia que no prevé siquiera sanciones”. Es una crítica que comparten los activistas que apuestan por recuperar la memoria de los asesinados por la dictadura. “La legislación española sólo habla por encima de todas estas cosas”, dice González.

    Por tanto, ¿podrían los actos protagonizados por estos jóvenes acarrear algún tipo de consecuencia? “Hay tipos penales que prohíben la exaltación del fascismo, pero los jueces siempre se niegan a entrar a valorar este tipo de conductas”, señala Escudero, que considera que para que los dirigentes de NNGG pudieran ser condenados un juez tendría que “interpretar de forma amplia los tipos existentes”, algo que estima sumamente improbable.

    Interpretando las leyes en sentido literal, “incluso la [ley] de partidos podría aplicarse a Nuevas Generaciones, puesto que su articulado habla de dirigentes que hagan apología de la violencia o el totalitarismo”, estima Escudero. Pero una vez más, todo hace pensar que el modelo de democracia militante que impuso esa norma no será aplicado a los cachorros del PP: “Es una ley ad hoc creada para el caso de Batasuna, y a la vista de la actual configuración del Tribunal Supremo, cualquier medida tendría poco recorrido”.

    “Las Nuevas Generaciones del PP dicen ‘la democracia me vale si me sirve a mi’, y mientras estas actitudes se toleren, no avanzaremos en cultura democrática”, sentencia Pedreño.

  2. ZOMBIES DEL SIGLO XXI . Israel Lazcarro
    http://insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/mundo/item/7789-zombies-del-siglo-xxi-muertos-vivientes-y-esclavos-de-moda
    Como todos sabemos, al menos desde hace algunos años, los zombies están de moda alrededor del mundo. Películas, juegos de video, muñecos, etc. Los muertos vivientes andan por todos lados. Desde luego, no hablamos del fenómeno vudú desarrollado a lo largo del siglo XVII por los esclavos negros llevados a las Antillas desde Dahomey (en el África occidental), y cuyos descendientes actuales siguen practicando diversas tradiciones rituales de lo que comúnmente se ha dado en llamar como “santería” y que han hecho famoso a Haití, como el país origen de la creencia en los zombies. No, no hablamos de este tipo de zombie, sino de una especie terrorífica, creada por Hollywood, cuyo éxito en el imaginario social contemporáneo es digno de tomarse en cuenta. ¿Cuál es la causa de esta “fiebre zombie” que hoy en día nos azota?, ¿por qué los zombies están de moda?

    Es curioso que hablemos de moda zombie. El sentido primario, desarrollado en las Antillas, era el de un sujeto cuya voluntad está a merced de un hechicero, un brujo, que le esclaviza sin que la víctima pueda hacer nada contra ese letargo. La magia vudú permitía este control de un cuerpo a distancia. En realidad, el hombre que no se pertenece a sí mismo, y cuya voluntad está a merced de otro, ha sido por antonomasia la definición del esclavo: nos dice Aristóteles, desde el siglo IV a.C.: “esclavo es quien no se pertenece a sí mismo”. Bien podríamos entender al zombie antillano bajo esta categoría, que por cierto, me parece fecunda. Ya volveremos sobre ello.

    Pensemos en el zombie actual, que todos conocemos: el zombie creado por la gran industria cinematográfica presenta notables características. Su descripción “etnográfica” no parece ofrecer mayores dificultades: además de ser un muerto viviente, es decir, un cadáver capaz de moverse, caminar e incluso correr (trastocando el orden cósmico prevaleciente entre cualquier sociedad interesada en dejar bien claras las fronteras entre vivos y muertos), el zombie hollywoodense condensa las características más atroces imaginables para la moral de Occidente: es caníbal, tiene un apetito feroz por la carne humana viva, mas el contacto con su saliva es mortal pues sus víctimas son infectadas con el mismo mal, de manera que se convierten en zombies también. Se trata de cadáveres al acecho de la vida.

    Para colmo, no operan en función de ningún principio racional individual: no tienen conciencia alguna, son autómatas en constante búsqueda de seres humanos para devorar. No se puede negociar con ellos: no hablan ni parecen tener voluntad propia, no forman entidades políticas ni sociales reconocibles, son simplemente masa de cuerpos indiferenciados, corruptos y corruptores, sin mayor propósito que matar a los seres humanos “normales”, y tornarlos como ellos. Quizá lo que resulte aún más espeluznante es que este zombie, al carecer de conciencia, tampoco posee voluntad individual; se trata de un ente reducido a un mero cuerpo pútrido que obedece a una voluntad de masa, una multitud devoradora e incontenible que se mueve con la misma lógica de un ejército de hormigas: no hay individuos, solo masa.

    Peor aún, puesto que estos seres ya están muertos, tampoco se les puede matar definitivamente, como suele suceder en casos análogos con enemigos mortales potencialmente exterminables (árabes terroristas, rebeldes vietnamitas, etc.). Desde el punto de vista bélico-hollywoodense, ¿puede haber algo peor que un enemigo que ya está muerto?

    Por cierto que el zombie reúne así antiguos terrores medievales con los viejos miedos del liberalismo burgués decimonónico, un miedo a los otros que se edificó a finales del siglo XVIII con respecto a numerosos pueblos indígenas cuyo género de vida resultaba (y resulta ahora) tan chocante para el liberalismo burgués: el miedo a las colectividades “sin ley, lenguaje ni Estado” (todos sabemos que no existe un Estado Zombie, no tienen gobierno ni lenguaje, tal como se decía de los pueblos indios americanos); también se advierte el miedo a los grupos humanos donde el factor individual no es el más pertinente (y en el que volvemos a reconocer un asomo de la otredad indígena). Por otro lado, el zombie también condensa miedos más modernos: el miedo al contacto “infeccioso” con aquellos pueblos exóticos que mejor sería mantener al interior de un cerco sanitario, a fin de impedir que su género de vida, costumbres e ideas “contamine” a los propios (y en el que podemos reconocer fácilmente el dispositivo-cerco sanitario aplicado a los barrios obreros del siglo XIX, o bien al barrio judío hecho por los nazis, y las tentativas para “contener” zonas urbanas “rojas” llenas de prostitutas y homosexuales). En una palabra, el zombie es un peligro antropomorfo (igual que un extraterrestre malvado) con el que no se puede tratar humanamente: es el otro desprovisto de cualquier calidad humana (o debiéramos decir, cualquier cualidad burguesa).

    Al final, la amenaza zombie da la pauta a las futuras interacciones: tal como sucedía con los “indios salvajes” del pasado, no hay otra manera de tratar con los zombies que destrozándolos. Después de todo, indios salvajes y zombies se reproducen sin control. De esta manera el otro (sea el indígena amazónico, el aborigen australiano, el negro africano, y todo aquel cúmulo de pueblos tradicionales explotados por el capital), devienen un peligro mortal para la supervivencia del burgués bien educado. ¡Oh qué tiempos aquellos en que el poder colonial podía aniquilar aldeas irrespetuosas! A esa añoranza, es que responde la emergencia del zombie contemporáneo. El zombie de nuestros días ofrece a la actual moral de Occidente la oportunidad de aniquilar multitudes sin remordimientos.

    Ahora bien, lo más aterrador del caso zombie, es que parece presentarnos un cruel espejo de nuestra propia sociedad capitalista. Veamos: es el zombie, el autómata irreflexivo, aquel que no se pertenece a sí mismo, el más claro correlato de un moderno esclavo: el Amo convertido en esclavo de los objetos que construye, tal cual lo enunció la filosofía hegeliana. El zombie autómata de nuestros días, tiene mucho que enseñarnos sobre el peor de nuestros miedos: el miedo a que sea real en nuestras vidas. Se trata nada menos que del hombre enajenado descrito por Marx, aquel cuya autopercepción, su auto-reconocimiento y auto-conciencia, están atravesados, instrumentados y controlados por un otro, en este caso, el capital.

    Hace siglo y medio Marx señalaba el hechizo místico del capital, que despojaba a los hombres de la capacidad de reconocerse como sujetos, forjadores y creadores de su propia realidad: las cosas, las mercancías y las capacidades tecnológicas, parecían asumir (para una humanidad enajenada, despojada de sí misma), el papel activo de la historia. Vemos así al sujeto kantiano, el Amo hegeliano sin duda, convertido ahora en objeto de sus creaciones: el fetiche, el objeto, la mercancía, el dinero: el Capital convertido en Dueño y Señor de los seres humanos, de la Tierra y de la vida toda. Hoy en día, asistimos como autómatas, como testigos pasivos, zombies, ante los despliegues más brutales del capital y su fetichismo tecnológico, cuya única divisa es su propio avance, su crecimiento, aunque sea sin seres humanos y sin vida. Pues como cualquier zombie, la voracidad capitalista devora irreflexivamente la vida.

    Una sociedad que ya no compra para vivir, sino que vive para comprar, que vive para trabajar, que vive para el capital, es una sociedad que no se pertenece a sí misma: está enajenada. La impotencia de nuestras sociedades es análoga a la de una tuerca, que mira impotente el camino al precipicio y el derrumbe de la locomotora a la que está unida. Pero esta es sólo la actitud de un sujeto que cree ser objeto y asume los intereses del capital como propios. Una sociedad zombie.

    El problema es que la “infección” de este género de existencia, está profundamente arraigada: desde la publicidad y la mercadotecnia, hasta la elaboración de “perfiles” en Facebook, tienen esta notable facultad de empatar los intereses del Yo con los intereses del capital: compro, me vendo, luego existo. El principal vehículo mediante el cual el capitalismo inoculó esta no-conciencia zombie, fue precisamente el placer y la autosatisfacción del individuo, un individuo voraz, sediento de satisfactores inmediatos: paradójicamente, mientras más se exalta la individualidad y preponderancia del Yo, más se le controla, pues es la industria capitalista la que más ha invertido en ofrecer los medios y términos con que el Yo debe ser “adecuadamente” exaltado. Vemos aquí al sujeto convertido en esclavo de los objetos que produce y consume, sujeto a la dinámica e inercia de su industria.

    Es así que el ritmo vertiginoso de la civilización contemporánea, aniquila la voluntad de millones de personas, obligadas a mantener la maquinaria capitalista funcionando aunque en ello se juegue la vida del planeta. Una multitud autómata que depreda sin conciencia ni control, es precisamente la característica de las sociedades de masas, la multitud enajenada que consume alegremente la droga que le asesina. Comprar, producir, consumir, opinar y mimetizarse con la masa, serán las exigencias de esta voluntad ajena que impone su ritmo voraz. No falta un despistado que olvide llevar el último modelo del teléfono de moda, para que una multitud “lo devore” y le obligue a mimetizarse con ella, poniéndolo a la moda que el capital desea. En este sentido, no habría nada más zombie que la moda. Y peor aún, nada más zombie que la moda zombie.

  3. ARAFAT FUE ENVENENADO CON POLONIO

    http://tenacarlos.wordpress.com/2013/10/14/arafat-fue-envenenado-con-polonio/
    El periódico informó que la investigación de las causas de la muerte de Arafat ha terminado y que las conclusiones de las pruebas forenses han sido entregadas a la viuda, Suha Arafat.

    Se supone que es la viuda quien debe decidir si es necesario o no revelar oficialmente los resultados, informó ‘Kommersant’.

    La investigación, realizada por especialistas franceses, suizos y rusos, se llevó a cabo tras la exhumación de los restos del difunto en noviembre de 2012 debido a la sospecha de que Arafat había sido envenenado con polonio 210, una sustancia radiactiva.

    Un tribunal francés abrió la investigación sobre la muerte de Arafat en agosto de 2012 después que un instituto suizo revelara que había descubierto altos niveles de polonio 210 en los efectos personales del ex dirigente, lo que podría sugerir que fue envenenado.

    Tras la exhumación, la Autoridad Nacional Palestina se mostró dispuesta a iniciar un proceso legal contra Israel ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) si las pruebas forenses de los restos mortales de Yasir Arafat demostraban que había sido asesinado.

    “Tenemos pruebas e indicaciones de que [Arafat] fue asesinado, incluyendo declaraciones de líderes israelíes sobre la necesidad de deshacerse de Arafat, pero necesitamos pruebas para enviarlas al TPI”, dijo en aquel entonces el director del comité de investigación palestino, Tawfiq Tirawi.

    El líder de la resistencia palestina murió a la edad de 75 años. En noviembre de 2004 cayó enfermo y entró en coma en su complejo de Ramala, en Cisjordania, donde había pasado dos años confinado por el Ejército israelí.

  4. DOCE AÑOS DE LA INVASION DE AFGANISTAN . Nazanin Armanian
    http://insurgente.org/index.php/mas-noticias/ultimas-noticias/item/7797-doce-años-de-la-otan-en-afganistán-un-fracaso-histórico
    Ninguna celebración por el aniversario de una guerra que, convenientemente, ya es “olvidada”, a pesar de que el país sigue siendo ocupado por 66.000 soldados invasores, y sus gentes siguen muriéndose por el conflicto.

    El 7 de octubre de 2001, la coalición militar más amplia de la historia, compuesta por unos 50 países, bombardearon al penúltimo país menos desarrollado del planeta, en cuyo arsenal no había ni una avioneta para defenderse. Sólo en los primeros tres meses, los cazas de la OTAN descargaron unas 10.000 toneladas de bombas sobre los afganos, abrasándoles sobre una manta de nieve y frío. Miles quedaron sepultados bajo los escombros de sus chozas de adobes, millones huyeron descalzos, aterrorizados y hambrientos hacia ninguna parte. Once años después, el desplazamiento de civiles en el norte del país aumentaba un 40% respecto al año anterior. ¡Cuánto silencio sobre los crímenes de guerra! Las artefactos inteligentes de la Alianza destruyeron depósitos de agua, centrales eléctricas, cultivos y ganado (¡hasta el Zoo de Kabul!), provocaron una silenciada catástrofe humana. Mientras, los eufóricos eurodiputados agitaban la pancarta de “salvar a las mujeres del burka”, los mismos que hoy exhiben a la niña pakistaní Malala, para demostrar lo bárbaros que son los Taliban, corriendo una espesa cortina de humo sobre los atentados de EEUU con drones, que arrancan la vida a decenas de niños y adultos compatriotas suyos, cada dos por tres.

    Cuando la OTAN pensaba que los afganos estarían mejor muertos (bajo las bombas de fragmentación o por la munición radiactiva que recibían en más cantidades que la suma de las utilizadas en la Guerra del Golfo Pérsico y la de Yugoslavia juntas) que vivos, las acciones de la primera empresa fabricante de armas del mundo, Lockheed Martin, se multiplicaba por 15 en la Bolsa.

    El presidente de EEUU, Barak Obama ha fijado la fecha del 2014 para la retirada de las tropas. Pero, ¿Por qué se van?

    Los motivos oficiales de la invasión a Afganistán -que una vez más hacía gala a su nombre: “Tierra del llanto”-, y su posterior ocupación por unos 300 mil soldados y mercenarios extranjeros, eran:

    * Vengar el atentado del 11S, a pesar de que ninguno de los terroristas era afgano;

    * Destruir el cobijo de los terroristas y capturar a Bin Laden. ¿Por qué, entonces, tras la muerte oficial del saudí siguieron en el país y aun hoy EEUU (¡y también España!) negocian con Kabul para quedarse más después del 2014?

    * Derrocar al gobierno de Taliban-Al Qaeda e instalar una democracia para un pueblo “primitivo”. Entonces, ¿Por qué negocian con esos caníbales en Qatar ofreciéndoles el poder en varias regiones del país? ¿Por qué les pagaban ingentes sobornos durante esos años, como ya lo han reconocido?

    * Acabar con el comercio de opio. ¡Vaya! Según la ONU, la producción de heroína afgana ha pasado de 185 toneladas en 2001 a 5800 en 2012. ¿Cómo el gobierno que han instalado precisamente es el principal narco estrado del mundo?

    Poco a poco, la verdad se asomaba: “No podemos dejar Afganistán ahora. Tiene billones de dólares en minerales”, lo dijo el general David Petraeus, Director de la Agencia Central de Inteligencia de EEUU, antes de ser “dimitido” por infidelidad a su señora esposa, junto con el general Allen, responsable de la OTAN en Afganistán (ver: Obama II: Petraeus, Siria e Israel). Se oponían a los planes de retirada de Obama, entre otras discrepancias. También le costó el puesto al mismísimo presidente de Alemania Horst Köhler al confesar sin rubor que sus tropas estaban en aquel país para salvaguardar los intereses comerciales y económicos de los países atacantes.

    Tentación por el expolio del patrimonio natural afgano. Que su subsuelo, además de minas antipersonas y fosas comunes, albergue un millar de minas de hierro, cobre, cobalto, oro, plomo, bauxita, tantalio, esmeralda, rubí, plata, carbón o litio (utilizado en baterías eléctricas) estimadas en un billón de dólares, ya había sido publicado por los soviéticos en los años 1960. En 2001 ya sabían que éste era el Congo de Asia. Moscú tenía proyectos de construir una refinería de petróleo capaz de producir medio millón de toneladas al año y un complejo de fundición para el depósito de cobre de Aynak, una de las más grandes del mundo, hoy explotado por China (Ver. La OTAN confiesa: en Afganistán había petróleo).

    Afganistán era la única salida viable del transporte del gas de Turkmenistán al Mar Arábigo. El control estratégico sobre las rutas de energía forma parte de la agenda de Washington. Pero, el proyecto TAPI (Turkmenistán, Afganistán, Pakistán, India), que iba a unir el Caspio con el Índico y los millones de dólares invertidos por los estados y compañías petrolíferas occidentales en la construcción del ducto, han sido abandonados, debido al sabotaje de los Taliban y de los países que se verían perjudicados.

    • Convertir Afganistán en una gran base militar en el corazón de Asia Central, en la vecindad de China, Rusia e Irán.

    • Promover la nueva “Guerra de Opio”, y no solo para destruir el tejido social de los países rivales en la región sino también quedarse con el comercio lucrativo de la droga afgana, que mueve unos 150 mil millones de dólares anuales, parte del cual termina en las instituciones bancarias occidentales (ver: ‘Camellos’ en Afganistán). El cultivo de la adormidera se ha multiplicado por 35, desde la ocupación. Con el dinero de la droga EEUU ha financiado a los grupos terroristas como los Muyahedines afganos, los Contras nicaragüenses, o el Kuomintang que luchaba contra la China de Mao.

    Un fracaso histórico

    Ninguno de los objetivos ha sido conseguido, en parte por:

    1. El descontento popular a causa de los contínuos bombardeos de la OTAN a las bodas, funerales y escuelas; el asalto con total impunidad de viviendas, ladetención, humillación, tortura, violación y matanza de los ciudadanos. En ocasiones, orinar sobre sus cuerpos y colgar vídeos de los atropellos en internet. Son los familiares de estas personas quienes atentan contra sus salvadores atlánticos. Justamente es esta impunidad lo que pide Obama al gobierno afgano para mantener a sus soldados después del 2014, a cambio de respaldar a la mafia del turno que coloque en el poder. Hay unas diez prisiones privadas y secretas al estilo de Guantánamo por el territorio afgano.

    2. Un gobierno débil y corrupto, cuyo poder no va más allá del palacio presidencial, y al que se oponen gran parte de la población, compuesta por minorías religiosas y étnicas, que exigen un federalismo. En realidad, EEUU ha impedido la formación de estados fuertes en los países que ha invadido, e incluso ha provocado su desintegración ( Yugoslavia, Irak –donde el Kurdistán, de facto, es independiente-, o Sudan que fue partido en dos).

    3. Es imposible negociar y controlar a los insurgentes fragmentados en varios grupos autónomos, o convencer los afganos, a estas alturas, de las buenas intenciones de la Alianza, además con esta mirada superficial y simplista a un complejísimo país, su tejido, sus necesidades y su psicología.

    4. Las dificultades de EEUU en Irak a partir de 2005, que posibilitaron la reorganización de los Talibán, y que éstos emprendieran una guerra asimétrica con la táctica de los Artificios Explosivos Improvisados. Hoy controlan gran parte del país.

    5. Que EEUU se alejara de Pakistán para atraer la cooperación de la India en la contención de China e instalase en Kabul a un presidente pro indio como Hamid Karzai, casi le cuesta la vida a éste hombre en un atentado. La ISI, los servicios de inteligencia pakistaní, madrina de la mayoría de los grupos insurgentes, no perdona este giro estratégico de EEUU, y no piensa permitir en Kabul un régimen que no sea afín. ¿Lanzar una guerra contra Pakistán por Afganistán? No, una locura que Obama no cometería.

    6. El choque de intereses entre EEUU y sus aliados que empezaron a dejarle solo en aquel terreno empantanado, militar y políticamente.

    7. La crisis económica que imposibilita mantener un despliegue de tal tamaño.

    Obama y su “Huella ligera”

    “Huella ligera” o “diplomacia coercitiva” son enfoques diseñados por John Kerry y Chuck Hagel, dos veteranos de Vietnam, que abogan por acciones encubiertas, el uso de aviones teledirigidos o cíber guerras en vez de intervenciones militares. Tras los cambios en la cúpula de la defensa de EEUU, y el intento de desmilitarizar la CIA, Obama pretende que las guerras se decidan en el Ala Oeste de la Casa Blanca, que no en el Pentágono. La política de Petraeus en afganizar la seguridad –o sea, entrenar y potenciar los militares nativos-, fracasó con el aumento de los “ataques verde sobre azul” (denominación procedente de un juego de guerra en el que las fuerzas azules son los aliados, las rojas las enemigas y las verdes, las de la nación agredida) que ha provocado muchos muerto, ha destrozado la moral de las tropas contratistas, y ha dejado a Obama sin un plan viable que defender. Para más inri, cientos de soldados instruidos han desertado con el fin de integrarse en las filas de los sublevados. Es el fin del plan de crear un ejército proxy en Afganistán.

    Ahora, Obama que antes pensaba ganar la guerra, y sólo desea acabarla esta pesadilla de forma decorosa; negocia con Kabul la adquisición de nueve mega bases militares y la impunidad para sus soldados, a la vez que Moscú protesta contra el uso militar del suelo afgano cuando expire el mandato de la ONU.

    Que Pakistán haya sido el gran ganador de esta guerra, preocupa y mucho a la India, que intentará paliar sus devastadores efectos a través de los BRICS, y sobre todo de China, (ver: Pakistán: tirado por EEUU, recogido por China). En su IV Cumbre (2012) los BRICS incluyeron en su agenda la “atención a Afganistán” y empezaron a firmar convenios de cooperación de todo tipo con este país.

    Al final lo que funcionó no fueron ni ataques “quirúrgicos” ni “huellas ligeras“ sino lamilenaria acupuntura china, país que domina la economía afgana, incluso ante la contundente presencia de la OTAN.

    El caos continuará.

  5. Elpidio Silva: “Acerté mucho más de lo que imaginaba cuando mandé a Blesa a prisión”

    Andrés Guerra | Vanity Fair | 06/10/2013

    http://r-evolucion.es/2013/10/14/elpidio-silva-acerte-mucho-mas-de-lo-que-imaginaba-cuando-mande-blesa-prision/

    – El juez que envió a la cárcel al expresidente de Caja Madrid habla para VF

    – Es su primera entrevista tras ser suspendido por cuatro meses

    – La Fiscalía se querelló contra él por prevaricación

    No hay muchos como él. A decir verdad, ninguno. Hasta ahora, que un fiscal se querelle contra un juez por prevaricación en el ejercicio de un proceso, es algo insólito. Pero Elpidio José Silva (Granada, 1959) tiene algo de juez insólito. Aunque reniega del protagonismo que le han dado los medios, resultaría imposible no haber visto su nombre impreso en los diarios: el pasado mes de junio envió a prisión incondicional al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. Ya lo había hecho veinte días antes bajo fianza de 2,5 millones de euros. El resultado de ese segundo auto fue su suspensión como juez por cuatro meses y una petición de la Fiscalía de inhabilitación por 40 años. Miguel Blesa salió de la cárcel en 48 horas y acaba de casarse, con Gema Gámez, en la finca Las Jarillas. Elpidio J. Silva está suspendido. Ni cobra su salario ni puede ejercer. El próximo día 16 está citado para declararante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Aún no sabe si declarará. Siente que le obligan a bajar a la arena sin armas con que defenderse, en lo que entiende como un proceso descabellado. Cree, también, que el Estado pretende amedrentar a los jueces que desafían a los intocables. Elpidio J. Silva gusta de explicarse con metáforas costumbristas para asegurarse de que se entienda muy bien lo que dice. Y se entiende. Desde luego que se entiende.

    elpidio_jose_silva__8912_300x496¿Se siente perseguido?

    No tengo una sensación interna de sentirme perseguido. No como persona. Pero sí me produce desazón trabajar en un ámbito judicial que no funciona. Si no fuera juez, me dedicaría a otra cosa y esto no pasaría. Y casi seguro ganaría más dinero; no tengo un miedo existencial a quedarme sin trabajo. Pero sí me da mucha pena que a la Justicia le he dedicado más de 20 años de mi vida y ver que la Justicia de tu país es esto… Te da vergüenza cuando sales al extranjero y te reúnes con colegas, sientes en su mirada el desprecio. España ha perdido muchísimo a nivel de calidad internacional.

    ¿Diría entonces que la Justicia española da vergüenza?

    Yo creo que sí. Presenta una situación vergonzante. También en lo físico: basta ir a un juzgado como los de plaza de Castilla y ver cómo se trabaja: instalaciones, medios, espacio… Eso no es presentable. El propio aspecto arquitectónico de los edificios tiene algo de sumidero. Parece esa parte del metro o el aparcamiento a donde vas para entrar en el baño y es una sala terminal y reservada. Eso parecen los juzgados. Hay una carencia de atención pública y de medios espectacular. Y eso va calando en la gente. Los jueces no tenemos una posición sólidamente establecida en España, no tenemos poder real ni independencia y eso provoca rechazos a todos los niveles. Cuando trabajamos en equipos de investigación conjunta a nivel internacional, esto se paga, no sale gratis.

    Se encuentra usted ahora mismo cuatro meses suspendido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). ¿Es pesimista sobre la evolución de su caso?

    No tengo claro que haya que ser pesimista; he tenido problemas con acosadores en varias ocasiones, con procesos abiertos, y hasta ahora siempre les he ganado. No he tragado por situaciones que me parecían inadecuadas y en las que no tenía por qué colaborar, no se sabe exactamente con qué. Esta situación se ha ido mucho más allá de lo normal. Es la primera vez en la historia judicial que un fiscal se querella contra un juez por prevaricación. Esto no había pasado nunca. Parece que la movilización y las contiendas se han llevado más allá de lo razonable.

    Una situación que ha provocado que mucha gente le mande mensajes de ánimos, según me consta.

    La sociedad se moviliza porque está cansada de ver todo tipo de cargos públicos imputados y ninguna condena. Está cansada de tanta corrupción y tanto escándalo. Si ves que permanentemente hay problemas con bancos, hundimiento de entidades financieras, instituciones públicas, un Gobierno en una situación muy delicada en lo económico y no digamos por las imputaciones que puedan surgir por una cuestión de financiación y no pasa nada… No hay condenas y el ciudadano tiene, además, que pagar un déficit en su sistema educativo y sanitario. La situación es muy difícil.

    ¿Se equivocó mandando a Miguel Blesa a prisión?

    Cuando ingresas a alguien en prisión preventiva no lo estás condenando. Lo haces para llevar a cabo una protección de pruebas y diligencias. A día de hoy yo no sé si Miguel Blesa es o no culpable, obviamente, pero no puedo pensar que estaba equivocado, claro. Aunque si lo pensase, saldría ganando personalmente. Pero creo que acerté mucho más de lo que imaginaba. Cuando lo ingresé en prisión estaba plenamente convencido que se daban todas las circunstancias para ingresarlo. A día de hoy, con todo lo que ha pasado, se me han confirmado una serie de extremos referentes a una posible relación con el delito de esta persona que yo desconocía. Es evidente que la movilización de esfuerzos responde a muchas personas que a lo mejor se pueden considerar implicadas potencialmente por los hechos que se persiguen y que no quieren que se haga. Han movido todos los resortes que hay en un Estado para ir contra alguien. El único resorte que no se ha movido contra mí es la violencia física. Si analizamos todos los resortes que tiene un Estado para ir contra un individuo, están todos integrados: prensa, radio, medios en general, tertulianos, programas de día y de noche, fiscalía, la inspección del CGPJ, los expedientes disciplinarios… Si yo me equivoco, ¿qué se hace? Se alegra el abogado de la defensa, lo recurren, van a la Audiencia, me quitan la razón y se acabó. Lo que no monta nadie es un espectáculo de este calibre. A menos que se quiera que haya avisos a navegantes, es decir, a jueces que puedan recibir querellas contra cargos de cajas de ahorro o temas similares. Se quiere crear un escenario de miedo en los jueces, me imagino.

    miguel_blesa_7508_622x466

    Muchos ciudadanos tienen la sensación de que existe una Justicia en general y otra para los poderosos. ¿Entiende esa sensación?

    Para afirmar eso tendríamos que investigarlo a nivel criminógeno. Pero yo soy juez y he probado que no es así. He tratado igual a todo el mundo durante dos décadas. Nadie ha sido tratado peor o mejor en mi juzgado por su situación económica. Pero estamos constatando que cuando el personaje es un imputado ilustre, pasan cosas que no deberían. Hay una movilización de medios y unas complejidades para llevar a cabo la instrucción que no entiendo. No entiendo por qué para redactar el auto de prisión de un imputado ilustre tengo que dedicarle 50 folios. ¿Por qué si puedo enviar a una señora que lleva un kilo de cocaína en bolas en el recto con tres folios, y esa prisión siempre la confirma la Audiencia? ¿Por qué tengo que dedicarle 40 o 50 folios a los demás? Esto no lo hace ningún país de nuestro entorno. ¿por qué hacemos esto?

    “El único resorte que no se ha movido contra mí es la violencia física”

    ¿Para evitar esos resortes que usted mencionaba?

    Pero la presión se percibe igual. Yo no estoy en los casos que llevó Garzón, no estoy en la piel de Ruz ni sé lo que lleva a cabo Castro o Alaya, por citar algunos ejemplos importantes, no los únicos. Seguro que hay jueces totalmente desconocidos trabajando sobre la corrupción en condiciones inconfesables y que sufren presiones todo los días. De esto estoy completamente seguro. Somos los que ha decidido alguien a través de alertas muy difíciles de ubicar que estemos en los medios.

    ¿Qué le sugiere el término “juez estrella”?

    Eso se le aplica a los cantantes, ¿no? (risas). Un juez desde el momento que es estrella, está fracasando a nivel judicial. Un árbitro de tenis no tiene que ser estrella. Si yo voy a ver a Nadal y Federer, quiero verlos a ellos. Es una catástrofe que el público esté pendiente del árbitro. El juez no es ni tiene que buscar ser estrella sino hacer un trabajo oscuro, complejo, técnico, plagado de incertidumbres porque nadie está en posesión de la verdad. Que un juez se convierta en estrella le viene bien a quien quiera manipular: señalar a quien desempeña el cargo permite movilizar a los medios de comunicación, la inspección del CGPJ y mil historia más. Y en España, a un sentimiento tan antiguo como la envidia. Hay jueces que trabajan en condiciones terribles temas de narcotráfico, en Galicia y Andalucía, con plantillas funcionariales que son de la zona, a ellos no les conoce nadie pero se dejan la piel y nadie habla de ellos. A estos compañeros puede parecerles insólito. “¿A este Elpidio lo conoce todo el mundo?”. Yo no lo he buscado.

    Leo que tiene usted fama de juez conflictivo. Incluso en algún medio conservador se le tilda de trastornado. ¿De dónde nace esa fama?

    Esa es una fama fabricada. Cuando yo comienzo en la carrera judicial tengo mi historial. Soy profesor de Universidad, premio extraordinario de licenciatura, he recorrido media Europa… En lo deportivo hasta he sido campeón de tenis de mesa varias veces. Si la persona tiene esos ingredientes que me dices, se sabría. Pero en la madeja esta de la manipulación, cuando un juez no se acomoda al criterio ortodoxo y colaboracionista, entre comillas, que tiene el CGPJ, el ponen una etiqueta de conflictivo, polémico, de trato difícil, de no colaborador. A mí me lo han dicho periodistas, que han pulsado fuentes de fiscalía y se lo han dicho: “No, este juez no es colaborador”. ¿Con quién tengo yo que colaborar? Nadie que haya aguantado lo que yo estoy soportando, puede calificarse como inestable o trastornado, sino todo lo contrario. Mi fuerza me sorprende a mí mismo.

    ¿Qué es ser colaborador?

    Eso es francamente raro. Nosotros cobramos un sueldo público que pagan todos los ciudadanos. Tu margen de colaboración es saber el interés ciudadano. Si alguien está pensando en una llamada, que te pidan algo o que tengas un detalle, nos salimos del ámbito judicial y nos metemos en laberintos muy oscuros. Si fuese un juez conflictivo lo sería para todos los casos, no solo para el caso Blesa. Tendríamos una ristra de 300 casos donde yo la he liado. No cabe ser conflictivo para un caso: un jugador de ajedrez que juega de forma extraña lo hace siempre. Esto es una situación de manipulación. Si le sumamos lo de estrella y trastornado, lo tenemos genial. Metemos en esa cajita todas las cosas que me interesa que la gente sepa y vamos machacando y presionando este procedimiento.

    ¿Por qué es tan importante el caso Blesa?

    Caso Blesa y sobre todo caso banco de Miami. Lo que hace saltar todas las alarmas y hasta el día de hoy no sé por qué, es que incoo diligencias respecto de la compra del City National Bank of Florida, en Miami. Esta es la clave. Mientras yo estaba trabajando el caso Blesa, recibía muchas presiones pero, mal que bien, aquello seguía adelante. Cuando incoo diligencias para, separadamente, investigar la compra del banco de Miami se complica todo muchísimo. No sé qué puede pasar con esa entidad u operación porque no me dio tiempo a instruirlo debidamente.

    ¿Cómo prevé la evolución del caso Bárcenas?

    El caso Bárcenas me suscita dos dudas tremendas. Si no ha podido ser una cortina de humo para tapar los grandes casos abiertos en materia de gestión de cajas de ahorro, fundamentalmente Bankia y Caja Madrid. No lo sé pero habría que planteárselo seriamente. En el momento en que Bárcenas entra en prisión había una gran atención ciudadana en esos casos. Yo entiendo que si alguien es apoderado general de un partido y luego tesorero, tiene que haber responsabilidad política, y en su caso penal, de las personas que pudieran conocer las actividades de Bárcenas y que pudieran salir beneficiados económicamente de ellas. Pero no sé cómo lo está llevando el juez Ruz. Cierto es que yo puedo no saber lo que hace mi apoderado pero sí tengo muy fácil saberlo. ¿Qué protocolos tenía usted para seguir las actividades de ese apoderado, qué beneficios económicos obtuvo o pudo obtener usted de esas actividades?

    Se refería usted a la gestión de las cajas de ahorro.

    Es que ese es el gran tema: cómo se han gestionado las cajas de ahorro desde el año 1996 hasta 2010, tema que está ligado a un rescate financiero que ha llevado al país al colapso. Que nos ha llevado a una pérdida de soberanía real y a una deuda soberana que a día de hoy no salen las cuentas para devolverla. No crecemos en PIB ni para pagar los intereses. Hablamos de decenas de miles de millones de euros, d emiles de enfermos que no saben si van a poder pagar los tratamientos contra el cáncer, de alumnos que me dicen que ya no tienen dinero para matricularse… Tal vez haya varias generaciones hipotecadas de personas que no tienen nada que ver con ese problema. Este es el gran asunto, investigar qué ha sucedido con el delta de incertidumbres que es Bankia. Al lado de esto, el caso Bárcenas tiene una importancia relativa.

    Su trayectoria y decir las cosas como las dice, ¿le crea amigos o enemigos entre los compañeros jueces?

    La vida en cierto modo me ha cambiado. Ha habido gente que me ha impedido llegar al juzgado con facilidad: me han parado para saludarme y hasta para abrazarme. Compañeros magistrados me han dicho que se alegran de estar conmigo en ese ascensor. No sé si es o no positivo porque no tengo protagonismo, hago mi trabajo sin incorporar heroísmo ninguno. Pero me consta que hay mucho miedo en el aparato judicial. Los jueces tienen miedo. Mucha gente tiene miedo de verse en una situación como la mía. Que esto que me ha pasado a mí hace que se multiplique ese miedo. Que perder el puesto de trabajo se ve con terror, que un compañero que lleve poco tiempo en la carrera no sé si verá esto con pavor.

    ¿Miedo a qué?

    Los juzgados son maquinarias que funcionan mal. Tienes un coche que sabes que es malo. Que se te para cada dos por tres, que no cierra bien, con problemas sistemáticos de batería… Pero vas llevando a gente en él de aquí para allá y lo toleran. El mal trato que la Justicia ejerce sobre muchos ciudadanos porque vamos lentos, la sentencias se dictan tarde, a veces son de poca calidad… Cuando esto se aplica a alguien con medios económicos y estatus, al juez le da miedo. Es como si vas con el coche birrioso a recoger al jefe de tu empresa. ¿Cómo voy a quedar? Una cosa es ir y venir tú y otra ir a recoger al jefe con un coche impresentable que no limpias desde hace 20 años. Eso es una parte. Luego genera miedo las posibilidades que esos poderosos tengan para hacer de tu vida un infierno. El sistema español no está tan corrompido como para matar al juez. Pero sí te la convierten en un infierno: te abren expediente, te estigmatizan y no todo el mundo tiene la misma fuerza de carácter. Si alguien dice “Elpidio es un trastornado” yo creo que casi habría que darle la vuelta y considerar que con lo que me ha pasado, podría estar realmente trastornado. Tráigame usted a alguien que aguante más.

    ¿Se arrepiente de alguna decisión que haya tomado como juez?

    No. No suelo dudar, cuando tomo decisiones tengo facilidad para configurar lo que hay en juego y no voy con dudas. Cualquier funcionario puede decirte que nunca le he pedido un auto para revisarlo. De lo que me arrepiento es de maltratar a los ciudadanos: se les hace esperar indebidamente, no trabajamos con los medios suficientes, ni personales ni humanos, y sabes que maltratas a la gente.

    juzgados_8258_622x466

    ¿Qué es lo peor de los juzgados españoles?

    Los juzgados tienen un sistema informático de pena. Hay problemas escandalosos; uno de ellos es que no hay un software nacional. Cada CCAA tiene su sistema operativo perfilado hasta donde puede y quiere llegar, según los medios con que se le dote. Pocos, porque la Justicia no es un tema electoral. Puede decirse sin ambages que en la ciudad Madrid tenemos el peor de toda la Comunidad y, posiblemente, el peor del Estado. Es muy difícil que encontremos uno peor en Europa, según me cuentan especialistas en este área. Se cuelga continuamente, los técnicos tienen que asistir hasta dos y tres veces al día. Sería mejor llevarse el sistema y usar máquinas de escribir. O que el juez comprase un ordenador de 500 euros y lo instalase allí. No tiene sentido emplear dos horas para una declaración y que se te cuelgue el sistema. Esa declaración no puedes volver a tomarla si la persona ya sabe las preguntas. Esto deja muy mal sabor de boca. Hay que abordar la responsabilidad penal o administrativa de los jefes del gabinete de información de los tribunales. Hay que analizar por qué cuelgan las resoluciones con nombres y apellidos, lo que prohíbe la Ley de Protección de Datos. Y a veces, mal, como acaba de suceder.

    “Se quiere crear un escenario de miedo en los jueces”

    Cuénteme cuál es su situación procesal y profesional ahora mismo.

    Antes de pedir que se paralizara cautelarmente la suspensión de cuatro meses que me han impuesto, nosotros pedimos también que esa paralización fuera inmediata, sin necesidad de oír al Consejo. Creemos que es ilegal y que puede haber incurrido en responsabilidad penal. Nos hemos querellado contra el magistrado instructor del expediente y una fiscal. Es decir, antes de la suspensión cautelar pedimos una cautelarísima, la cautelar de la cautelar: mire, no la aplique, suspéndala inmediatamente sin ni siquiera oír al CGPJ porque creemos que es una barbaridad y el daño puede ser irreparable. Es a esto a lo que el Tribunal Supremo (TS) ha dicho que no, a la cautelarísima. Ni siquiera ha abordado la cautelar. Luego tendrá que decidir si la sanción es o no legal. Y hemos pedido cautelar y cautelarísima porque creemos que es un atropello sin precedentes..

    A la velocidad que va la Justicia, ¿es posible que cumpla usted los cuatro meses de sanción sin que el TS entre al contenido del asunto?

    Perfectamente. Sin resolver la cautelar. Y el daño a las causas Blesa y Banco de Miami puede ser irreparable. Mientras estoy apartado se ha nombrado para llevarlas una juez sustituta, una persona sin la suficiente experiencia, que no es miembro de la carrera judicial y, si ya son causas enormemente complejas para cualquier juez al uso, imagina para una interina que acaba de entrar.

    La fiscalía se querelló contra usted por prevaricación y le pide 40 años de inhabilitación. Está citado para declarar el próximo día 16 ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). ¿Cómo prevé ese día?

    Será muy difícil que yo pueda declarar. La Fiscalía me imputa prevaricación y otros tres delitos absolutamente disparatados, por decirlo suavemente. Para que se me pueda tomar declaración por prevaricación tiene que existir lo que llamamos pieza de convicción. Si tomo declaración a un asesino que ha matado a alguien con un puñal, en la causa ha de estar el puñal, el acta de fallecimiento y el informe de autopsia. Si a mí se me toma declaración sobre una causa penal que yo instruido, dos causas en realidad, Blesa y Banco de Miami, las causas han de estar enteras en el TSJM. ¿Qué sucede? Que la parte más importante, no está en el TSJM. Fiscalía, de una manera irresponsable, ha omitido las áreas fundamentales: los correos corporativos de Miguel Blesa no están. Cuando el instructor me pregunte por qué he adoptado mis resoluciones, posiblemente yo me tenga que remitir a esos correos y contar cosas que nadie sabe para poder defenderme. Esto es brutal. Es decirle a alguien: te voy a acusar porque sé que no te puedes defender. El instructor, además, tiene que tener los mismos elementos que yo tenía para evaluar mis decisiones y saber de los casos Blesa y Banco de Miami lo mismo que yo. Y también faltan las transcripciones de centenares de horas de declaraciones testificales, periciales, etc. Es increíble pero es así. La Fiscalía pidió las transcripciones a mi juzgado, sin medios humanos, y no al TSJM, que sí los tiene. Esto es una deslealtad. Es jugar sucio faltando a todas las reglas del fair play. Por eso creo que mi declaración es poco menos que imposible. Y si se produce estamos en el camino a Europa y a las nulidades. Eso es esperar dos o tres años a que el Tribunal de Estrasburgo me dé la razón y el Estado me reembolse una cantidad importante por el tiempo en que he estado suspendido. Y el ciudadano pagará en última instancia las consecuencias de gente que no hace bien su trabajo.

    ¿Está usted entonces suspendido de empleo y también de sueldo?

    Así, es. Yo ahora vivo de mis ahorros.

    ¿Y cómo se siente en lo personal?

    Cuando a una persona le multan por aparcar mal el coche y uno no es ni el dueño del coche ni ha estado en esa ciudad, se queda con la sensación de que le pueden multar cuando quieran. Lo llevo con paciencia, sabiendo que llevo la razón y que al final, esta sale. A mí siempre me ha salido; le he ganado al CGPJ todos los pleitos. Sé de lo que se trata: amedrentar a una persona, de que se vaya separando por las buenas o las malas, luego se la intenta premiar o reconducir… Pero el daño grave ya está hecho. Y no a mí, llevar el caso Blesa o Banco de Miami me toca solo porque es mi trabajo. A la ciudadanía es a quien le interesa que esas causas no estén congeladas, que es lo que se pretendía. Se quería meter un glaciar en el Juzgado de Instrucción Nº 9 y se ha conseguido.

  6. http://www.diario-octubre.com/2013/10/14/assange-eeuu-puede-chantajear-cada-personalidad-o-lider-latinoamericano/
    ASSANGE: EEUU PUEDE CHANTAJEAR CADA LIDER LATINOAMERICANO
    El gobierno estadounidense está bien situado para chantajear “a casi cada personalidad significativa en América Latina” porque las comunicaciones electrónicas de la región pasan a través de EEUU,” señaló el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

    “El 98% de las telecomunicaciones de los países latinoamericanos con el resto del mundo -es decir, SMS, conversaciones telefónicas, emails etc- pasan por EEUU,” dijo Assange en una entrevista con RT el viernes.

    “Las agencias de inteligencia estadounidenses pueden fácilmente interceptar estas comunicaciones y, de este modo, pueden adquirir un conocimiento de cómo se comportan los latinoamericanos, adonde viajan, sus transferencias financieras, las actividades de sus líderes y personalidades etc”, señaló.

    “Esto permite a EEUU predecir de alguna forma cuál será el comportamiento de los líderes estadounidenses y cuál serán sus intereses y también le permite chantajearlos. Casi cada personalidad y líder latinoamericano pueden ser objeto de chantaje hoy por parte de EEUU”, dijo el periodista y activista australiano.

    Los intentos de Washington para dominar Internet y la economía internacional suponen una amenaza para la soberanía de los estados, añadió Assange.

    Ecuador concedió a Assange asilo político hace más de dos años, pero el Reino Unido se niega a proporcionarle un salvoconducto para abandonar la Embajada ecuatoriana en Londres, donde se halla refugiado.

    Recientes documentos muestran que Washington espió a los presidentes de Brasil y México y a la compañía petrolífera brasileña Petronas.

    Brasil ha denunciado este espionaje en un reciente discurso de la presidenta Dilma Rousseff en la ONU.

  7. http://www.heraldo.es/noticias/economia/2013/10/14/los_gestores_las_autopistas_piden_gobierno_que_comience_cobrar_peajes_las_autovias_252932_309.html
    LOS GESTORES DE LAS AUTOPISTAS PIDEN AL GOBIERNO QUE COMIENCE A COBRAR PEAJES EN LAS AUTOVIAS
    La Asociación de Concesionarias de Autopistas de Peaje (Aseta) ha instado al Gobierno a abordar la “inevitable” implantación del cobro de un peaje por el uso de las autovías actualmente gratuitas, una medida que podría reportar a las arcas públicas hasta 10.000 millones de euros anuales, según indicó el presidente de la asociación, José Luis Feito.

    Feito considera que “antes o después España no podrá evitar articular algún tipo de peaje” en estas vías. “Es viable que España siga pagando el mantenimiento de una de una red de autovías de gran capacidad de 12.000 kilómetros de longitud con cargo a los presupuestos”, subrayó.

    Aseta calcula que implantar el cobro de una tasa por uso de esta red generará ingresos de entre un mínimo y un máximo de 1.700 y 10.000 millones de euros, en función del tipo peaje que se implante, si es gradual (por tramos, por franjas horarias o tipos de vehículos) o una tasa general para todo los usuarios y en toda la red.

    El también presidente de la Comisión de Economía de la CEOE considera que es el momento de que el Gobierno afronte esta medida, al considera que los beneficios que generaría compensaría el coste político que conlleva. En su opinión, “sólo el anuncio de la decisión posibilitaría una relajación de la prima de riesgo y de los costes de financiación”.

    Feito indicó que “España compite en Europa con países como Francia y Alemania con un presupuesto que cuenta con una partida para conservación de carreteras que dobla o triplica a la de esos países, cuando además no se destina todo lo que se tendría que destinar a ese mantenimiento”.

    El presidente de la patronal de autopistas enmarcó esta medida en su convencimiento de que es necesario impulsar la inversión para apuntalar la “recuperación de la economía”.

    En esta línea, la organización propone además lanzar un plan para que las concesionarias de las autopistas más maduras inviertan 1.334 millones de euros en su mejora o ampliación. Según sus datos, esta iniciativa, que se financiaría ampliando los plazos de concesión o subiendo peajes, generaría unos 24.000 puestos de trabajo.

  8. UN DIA DE FURIA. Stephan M. Grueso
    http://www.eldiario.es/interferencias/INTERFERENCIA-enfado-violencia_6_186241379.html
    No lo ves venir. Es un segundo. De repente se te llenan de lágrimas los ojos y no quieres ya llorar sino gritar. En ese momento te duele todo. Lo tuyo y lo ajeno. En realidad no es dolor, es más bien frustración, pero tan intensa que empiezas a sentirla. La notas físicamente, vaya. Después piensas: “Bueno, a mi tampoco me va tan mal… Tengo un techo, calor, que comer…” y entonces te sientes todavía peor, pero ya te sientes mal contigo mismo.

    Es un sistema perfecto.

    Pues hoy me ha pasado. El detonante ha sido lo más banal del mundo: la reprimenda de un funcionario de la Agencia Tributaria ante el (supuesto) desconocimiento del funcionamiento de mis obligaciones. He respirado hondo, aguantado estoicamente, acabado la gestión y he salido de allí. Y lágrimas.

    Entonces empieza la cabeza a darte vueltas, a pensar en cosas, injusticias, arbitrariedades…, en lo que haces, lo que no haces. Te paras, vuelves a respirar hondo, cierras los ojos y quieres desaparecer un rato de la faz de la tierra. Lo deseas muy fuerte.

    No funciona.

    A los 30 ó 40 segundos abres los ojos y sigues allí. Pues nada, no ha funcionado. Otra vez. Sigues a diez metros de la puerta de Hacienda. No te has transportado a ningún sitio donde haya silencio, donde te sientas protegido. Piensas en los cientos de millones de euros que les deben los clubes de fútbol a la Agencia Tributaria, y que a Florentino Pérez no le riñe ningún funcionario. Te riñen a ti. Caminas de vuelta a casa pensando en intentar no pensar, pero no lo consigues.

    Entonces entras en bucle.

    Recuerdas la información que has conocido en los últimas horas, ¿qué horas? Minutos. Y te van dando vueltas en la cabeza como una lavadora centrifugando descontrolada: que si Arturo Fernández, prohombre de la patria, presidente de la Patronal Madrileña, imputado por lo de Bankia y al que pillaron sin pagar horas extras a sus empleados en la cafetería del Congreso de los Diputados… Pues a ese Arturo Fernández le acaban de renovar la concesión de otra cafetería: la de la Asamblea de Madrid. Que van a cobrar peajes “en algunos tramos de la M50”, y anoche escuchaste al presidente de no se qué asociación de Autopistas de Peaje reclamar que cobraran por usar autovías. Otro “rescate”. Otro robo. Piensas en el descaro ya al robarnos. No sienten la necesidad ni de esconderse un poquito o hacerlo con discreción o con cierta mesura, como siempre ha sido. Que esta semana hay cuatro #StopDesahucios en Madrid y que no te ves con fuerzas ya ni de ir. Que si las Infantas… A una le han pillado pagando libros de Harry Potter y un safari de vacaciones con la tarjeta Visa de una de sus empresas creadas para robar. La otra, lees en un diario que: “transmite a su hijo su pasión taurina…”.

    Quieres parar, pero no puedes. No te ves capaz.

    Te arrastras calle Alcalá arriba. Llegando a la Puerta de Sol piensas en Jorge, el chaval que se ha declarado en huelga de hambre, “hasta que el Gobierno dimita”. Andas. Recuerdas que oíste en la radio que Luis de Guindos, Ministro de Economía: “se ha llevado al trabajo la tartera con unas croquetas”, y entonces ya no sabes a donde mirar… Te sientes insultado, te toman por gilipollas, te violan cada día. Llegas a Sol. Jorge no está. ¡Mierda! ¿Lo habrá dejado? ¿Le habrá pasado algo? No tienes fuerzas ni de contarlo o preguntar por tuiter si alguien sabe algo.

    Y en ese momento te viene a la cabeza.

    Esa imagen. Michael Douglas mucho más joven que ahora, con una camisa blanca de manga corta, corbata y un maletín. Y con un peinado así como de facha. En como un día no puede soportarlo más y la lía parda. No tiene un enemigo en concreto, en la peli –creo recordar– no se elaboran los motivos, y se dedica a destruir todo lo que pilla, hasta acabar aniquilándose a sí mismo. No es buen final, no. Piensas en que en España, ese Michael Douglas habría estallado mucho antes y que además habría tenido todo un abanico de motivos y enemigos para “enfrentarse” a ellos.

    Pero claro, tú eres un “comeflores”.

    Vamos, que no crees en la violencia. Es más, no sabrías ni como ejercerla. Aunque cada vez deseas con más frecuencia que pase “algo”. Y te la suda que ese algo sea violento. La cosa es que no aguantas más. Consigues salir de la Puerta del Sol y te escapas por la calle Mayor rumbo a casa. Recuerdas aquel cuadro que viste y fotografiaste, y subes por la calle, con la primera sonrisa del día, repitiendo en tu cabeza:

    ¡¡Ojalá!!
    ¡¡Ojalá!!
    ¡¡Ojalá!!
    ¡¡Ojalá!!
    ¡¡Ojalá!!
    ¡¡Ojalá!!
    ¡¡Ojalá!!

  9. CUANTO MÁS ME AMENACEN EEUU Y G.BRETAÑA, MÁS VOY A PUBLICAR
    http://tenacarlos.wordpress.com/2013/10/15/cuanto-mas-me-amenacen-ee-uu-y-gran-bretana-mas-voy-a-publicar-glenn-greenwald-periodista/

    Glenn Greenwald, el periodista estadounidense que ayudó a revelar la vigilancia digital en EE.UU., ha prometido publicar más revelaciones, incluso sobre Francia y África.

    “Tengo la intención de seguir publicando todos los documentos que necesitan ver la luz. Cuanto más me amenacen EE.UU. y Reino Unido, más voy a publicar”, dijo Greenwald a la estación de radio RFI.

    El periodista de ‘The Guardian’ insiste en que la NSA espía a casi todos los países del mundo. “El Gobierno de EE.UU. espía a la gente ampliamente en África, de manera indiscriminada y sin límites. Varios gobiernos africanos colaboran en este ámbito con EE.UU.”, afirma Greenwald.

    El periodista ahora vive en Brasil, donde la semana pasada dijo ante una comisión del Senado que Washington espía a Brasil y otros países por intereses económicos y para aumentar su poderío, desmintiendo la versión oficial de que se trata de una forma de prevenir ataques terroristas.

    Greenwald confesó que prestan mucha atención para averiguar su vida privada. “Sólo uso el teléfono para hablar de asuntos sin importancia. Supongo que todos mis correos están siendo espiados… Todo esto complica mi trabajo muchísimo. La gente tiene que viajar a Río para reunirse conmigo”, dijo el periodista que colaboró con Edward Snowden, quien recibe amenazas regularmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s