La más hermosa de todas las palabras

La más hermosa palabra del mundo

 De vez en cuando, esos intelectuales dilettantes abren, en las páginas de las revistas literarias, una especie de concurso sobre cuál es la palabra más hermosa del mundo.

 Como no soy intelectual y creo que tampoco dilettante nunca participé en estas controversias que no son ni mucho menos gratuitas, si se enfocan bien.

 Y eso lo sabían hasta la saciedad no sólo los teólogos cristianos que eligieron esa prodigiosa sentencia que reza en un principio era el verbo, sino los mucho más científicos Wittgestein y la llamada escuela de la palabra, modernísima, que afirman, con muchísimos matices, que la realidad es como la conforman nuestras propias proposiciones linguísticas.

 El mundo se ha cubierto en toda su extensión de pretendidos filósofos políticos en busca de la palabra mágica que abra el arcano de todos los quehaceres en este sentido.

 Y hacen bien.  Porque, si la encontramos, habremos resuelto simultáneamente no sólo el problema del correcto funcionamiento de los Estados modernos sino también, y lo que es mucho mejor aún, el de la convivencia dentro de los pequeños grupos familiares.

 Tarde o temprano, lo aseguro, todos y cada uno de los hombres nos enfrentamos a nuestro propio calvario que no siempre asume la forma sangrienta de aquel que ha hecho famosa esta palabra, que no es, me apresuro a decirlo, la que yo ando buscando.

 Yo, ahora, estoy apurando hasta las últimas esencias el mío.

 Y el otro día, no pudiendo ya aguantar más tanto sufrimiento, en tanta soledad, lancé por aquí, por mis 2 posts, el más desgarrado de los gritos de auxilio.

 Y surtió efecto, mi dolor, a veces, insoportable, lo aseguro también, encontró el maravilloso lenitivo de vuestra solidaridad, casi todas las personas a las que he conocido por aquí por este mundo cabalístico de internet, respondieron a mi desesperada llamada con el maravilloso bálsamo de su compasión.

 Hela aquí, humilde pero también grandiosa, la que para mi es la mejor palabra del mundo: compasión.

 Su etimología nos lo dice todo: “cum”, con, y “patere”, sufrir, sufrir con otro, os lo aseguro, es absolutamente sublime.

  Y ahora no tengo más remedio que acudir, una vez más, a los mejores filósofos: el hombre es un zoon politikon, un animal político, social, de tal modo, decía Aristóteles, que el hombre que no es social o es un dios o es una bestia. 

 Si esta maravillosa palabra imperara en todas nuestras relaciones, el mundo sería no sólo distinto sino también mucho mejor.

 Si Rajoy y los suyos, en lugar de por esa avaricia de poder y dinero que los esclaviza, se dejaran llevar, como vosotros habéis hecho conmigo, por la compasión, en lugar de apretar, cada día la argolla que ciñe nuestro cuello, abrirían la mano para que un torrente de ese amor fraternal, de auténtico amor entre hermanos, coño, que es lo que somos todos los nacidos de mujer, nos hiciera un poco más felices en lugar de esos desesperados desgraciados que buscan todos los días en el suicidio la única salida posible a sus infiernos.

 De modo que todos ellos habrían tenido un futbolín que les hubiera dicho:  Futbolín…”Un abrazo José”; o un Patrick Bateman:..”@Don José,Un abrazo muy fuerte y muchísimo ánimo y fuerza para seguir adelante y no rendirse.Lo admiro muchísimo,es usted una gran persona y un referente para mí.No se deje vencer,tenemos que ver todos juntos caer a toda esta gentuza que nos rodea antes de que acaben con nosotros. Focalice la ira en quiénes se la merecen y plásmela como siempre hace en los textos.Le ayudará a tener la mente clara como siempre ha tenido. Esa maldita enfermedad daño a lo que más ama.No puede derrotarlo a usted también,hágalo por ella”; o el corazón más rojo de la tierra: “Querido y admirado eutiquio. Tu dolor personal se percibe en tus escritos y te digo lo mismo que Patrick, vuelca tu rabia contra tanta basura que nos rodea. Ten ánimo para que sigamos aprendiendo y luchando, por ti y junto a ti”; o a Severiano Bocanegra, diciendo: “No puedo aconsejar a una mente prodigiosa de 83 años,en su dolor.Es tan racional e inevitable ese dolor que sufre,que me resultaría “hipócrita” mi comentario.A veces cuando las personas pierden su mente y sus funciones vegetativas resulta más razonable el descanso final y apagar la perrilla de la vida.José quien convive con un enferm@ de alzheimer se contagia algo del ser querido que lo sufre.Luego se puede recuperar y aunque resulta doloroso la pérdida ,uno llega a entender que es lo mejor para la persona que lo padece y sinceramente lo mejor para quien la está cuidando.La vida deja un respiro vivencial cuando termina la enfermedad.Duele la pérdida pero se abre un espacio de paz y sosiego.Sobre todo para quien ha amado a esa persona enferma.Aunque haya sido una vida entera.Alguien que padeció el alzheimer de su madre,durante 3 años y medio..”; “Mucho animo D. Jose”, nos dice eddie…..

 Echo mucho de menos, los mensajes de gente como Lucía M. Mur, Fernando Mora, bemsalgado, joan martí, Adrián Massanet y Javier Traité.

 Estoy seguro que si no han compartido conmigo este insoportable dolor que me aflige es porque no han tenido noticia de él.

 A todos, incluso a éstos últimos, cuya compasión presumo, os doy las gracias de todo corazón.                                                                            

 

 

2 comentarios en “La más hermosa de todas las palabras

  1. La próxima crisis financiera internacional, de Vicenç Navarro
    http://www.caffereggio.net/2013/09/07/la-proxima-crisis-financiera-internacional-de-vicenc-navarro-en-enfoques-de-la-fundacion-sistema/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+CaffeReggio+%28Caffe+Reggio%29

    No existe plena conciencia a nivel de calle del enorme poder que el capital financiero (es decir, la banca, los ‘hedge funds’, las aseguradoras y otras instituciones e instrumentos financieros) tiene sobre el mal llamado orden internacional. Esta situación, que aparece con toda claridad en España, donde el gobierno español actual es un mero instrumento de la banca, se reproduce a nivel internacional. De ahí que, a no ser que se cambie el sistema financiero internacional y su control y/o regulación, estamos yendo hacia una expansión de la crisis financiera a nivel mundial.

    Veamos los datos. Creo que (excepto los talibanes neoliberales que todavía dominan los fórums mediáticos del país) hay una creciente percepción de que la crisis financiera la creó el comportamiento especulativo de la banca, consecuencia de su desregulación. Pues bien, debido a la enorme influencia de la banca en los gobiernos de mayor poder a los dos lados del Atlántico Norte, así como en sus ‘establishments’ políticos y mediáticos, no se ha hecho nada (repito, nada) para regular y controlar tal capital financiero. En realidad, los bancos centrales más importantes, tanto el Federal Reserve Board (FRB) como el Banco Central Europeo (BCE), han estado imprimiendo miles de millones de dólares y euros para ayudar a los bancos. Es lo que se llama en inglés ‘quantitative easing’ (QE).

    Hay una diferencia importante, sin embargo, entre lo que ha hecho el FRB en EEUU y lo que no ha hecho el BCE en Europa. Mientras que el primero ha ido comprando, con el dinero impreso, bonos públicos del Estado, garantizando unos intereses bajos para tales bonos (protegiendo a EEUU de la especulación de los mercados financieros), el BCE no lo ha hecho, desprotegiendo a los Estados miembros de la Eurozona, a los cuales, en el caso de los países periféricos de tal zona monetaria, se les ha estado exigiendo unos intereses en sus bonos públicos que alcanzaron niveles abusivos e impagables. Esta diferencia, en la que el BCE en la Eurozona se comporta como la ultraderecha estadounidense, el Tea Party, desearía que se comportara el FRB en EEUU, es de gran importancia, y señala que la banca es incluso más poderosa en la Unión Europea que en EEUU. Ahora bien, un elemento común es que ambos bancos centrales ofrecen dinero a los bancos en condiciones muy favorables (es decir, a unos intereses muy bajos).

    Y, ¿qué es lo que hacen los bancos con este dinero? La retórica oficial, que intenta ofuscar la realidad, dice que dan crédito a la familias y a las empresas, ayudando a que se invierta en actividades de la economía productiva, creando riqueza y puestos de trabajo. Si usted se cree esto, ello indica que su nivel de ingenuidad ha llegado a un nivel peligroso para usted, y también para su comunidad. Esto no es lo que ocurre en la vida real. El crédito ni está ni se le espera.

    LA BANCA CONTINÚA ESPECULANDO

    ¿Qué hace, pues, la banca con su dinero? La respuesta es sumamente fácil de entender. Intenta optimizar sus beneficios lo más pronto posible, invirtiendo en las actividades especulativas, que son las más rentables. Y ahí es donde estaban antes de que se iniciara la crisis de ahora, y es ahí donde están ahora, no en el mismo sitio, sino en los países llamados Emergentes. Durante estos dos últimos años ha habido una explosión de inversiones financieras en estos países. Pero no en infraestructura física y social, donde hay necesidades enormes, sino en actividades especulativas. Estas instituciones financieras, una vez que destruyeron las economías europeas y estadounidense, ahora están invirtiendo en aquellos países (con la ayuda de los Bancos Centrales, que, en definitiva, quiere decir fondos públicos), creando burbujas y más burbujas (en actividades inmobiliarias, en comercio, en alimentos, y un largo etcétera), tal como ocurrió en los países llamados económicamente avanzados. Este flujo de dinero de estos países a los países emergentes creó, como una de las consecuencias, una inflación del valor de su moneda, sobrevalorándola, creándoles problemas graves en su comercio internacional.

    De todo esto se puede deducir que dicho flujo de capitales a los países emergentes (que producen beneficios a muy corto plazo) está creando las bases para la nueva crisis que se expandirá de los países de economía avanzada a los países emergentes, y ello como resultado de la explosión de las burbujas. Está ya ocurriendo en la India y en China, y afectará a Brasil, entre otros, y creará un problema incluso peor para aquellos países y para nosotros (ver “Another Financial Crisis Looms if Rich Countries Can’t Kick Their Addiction to Cash Injection”, de Ha-Joon Chang, en ‘The Guardian’, 30.08.13). Esto es lo que Juan Torres y yo alertamos que pasaría, en el libro ‘Los amos del mundo. Las armas del terrorismo financiero’. Los primeros síntomas ya están apareciendo. El capital financiero está comenzando a huir de esos países, pues ven la explosión de las burbujas muy próxima. Y esta huida de capitales reproducirá, incluso con mayor intensidad, lo ocurrido en los países periféricos de la Eurozona.

    OTRAS POLÍTICAS ERAN Y SON POSIBLES

    Lo que está ocurriendo no es inevitable. Pero para ello se requiere un cambio de 180 grados en las políticas estatales hacia el capital financiero. El flujo financiero internacional está empobreciendo a los países, creando una impresión fugaz y falsa (por estar basada en la especulación) de bienestar económico, que pronto colapsará cuando se vea que las bases de ese crecimiento, que crea la euforia cuando se presenta, son de barro, tal como ocurrió en España durante la época exuberante de que “España va bien”, a lo cual se añadía en Catalunya que “Catalunya va incluso mejor”. Y ello a pesar de que los datos mostraban –como algunos pocos señalamos- que ni España iba bien ni tampoco Catalunya iba mejor. En realidad, iba peor. Y, por desgracia, los hechos confirmaron que llevábamos razón.

    La solución pasa por un intervencionismo público que controle y regule la banca, con amplios cambios en los sistemas de propiedad, con mayor protagonismo de la banca pública, sometida a los intereses generales, con la eliminación de los paraísos fiscales y previniendo la actividad especulativa, regulando los flujos internacionales, que dificulte, e incluso imposibilite, las actividades especulativas. Pero esto, dudo que pase, debido al enorme poder del capital financiero que nos está llevando al desastre a nivel mundial.

    Vicenç Navarro

  2. Estimado D. José, he leido su post, como todos los que publica. No sabía que decir, como ahora, ante tanto sufrimiento.

    Creo que el dolor nos humilla y la compasión me averguenza “El sentimiento de compasión se ha asociado a un sentimiento pasivo de lástima o pena ante la desgracia que nos produce el dolor de otro.”

    Le deseo fortaleza para encarar la más difícil de todas las pruebas a las que nos somete la gloriosa rareza de vivir.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s