Carta abierta a Lisístrata

 Bueno, tengo que aceptarlo, forma parte de mi triste destino.

 Voy por la vida desagradando a las personas que más estimo, pero eso, sí, en absoluto tengo yo la culpa, todo lo contrario, soy la víctima de que la gente se haya acostumbrado a pensar a base de estereotipos.

 Hace unos meses, en un debate que tuve con mi mejor amigo, Futbolín, la persona fuera de mi familia a la que más aprecio,tuve que decirle, “y, ojo, Carlos, no cometas conmigo el error de creer que yo soy uno de esos tipos con los que discutes en Faceboot”.

 Mi querida Lucía, porque yo te seguiré queriendo aunque tú te vayas de aquí, esencialmente enfadada, como parece que estás, pero te juro por mis muertos que la culpa no la tengo yo sino tú, que me estás aplicando a mi todos esos jodidos estereotipos de las discusiones entre feministas y machistas y yo, coño, ¿cómo no te has dado cuenta todavía?, soy diferente.

 Y lo soy no porque mi pasta haya sido distinta sino porque mi jodida, mi puñetera, mi canallesca vida me ha hecho distinto.

 Mira, Lucía, yo ando por aquí con dos direcciones de email: una, jlpalazon0@hotmail.com y otra, elhijodelconde0@hotmail.com y el título que le di a la 2ª no es fruto de mi inventiva literaria sino el apelativo o mote por el que se me conocía hace ya 70 años en mi pueblo de Mula. Yo era allí el hijo del conde porque a  mi padre, el tío más exquisito y culto que yo he conocido en mi vida, le llamaban “el conde” porque el jodido además de sus modales absolutamente aristocráticos no había dado puto golpe en su vida.

 O sea que las que sí que tuvieron que dar muchos golpes en la suya, las que se mataron trabajando como negras para sacarnos a nosotros, 3 hijos y 1 hija para adelante, fueron mi madre, una auténtica “madre coraje”, el tipo humano más valioso que he conocido en mi vida, mi tía, que dedicó toda su existencia a que yo pudiera estudiar y mi hermana, que trabajó como una fiera desde niña para que en mi casa comiéramos de vez en cuando.

 O sea, Lucía, que no era mera palabrería, jodida literatura, cuando yo escribía el otro día que por lo menos estas 3 mujeres no sólo me alimentaron y vistieron y cuidaron, mientras yo estudiaba como un jodido zángano, yéndose incluso las 3 de temporeras a la vendimia francesa, sino que los pocos días que convivían conmigo me hacían objeto del trato amoroso más grande y noble que yo he conocido.

 Mientras, mi padre, “el conde”, murió sin dar golpe.

 Yo, sí, en mis cortas, cortísimas vacaciones, hice los 7 cursos del bachiller con el examen de Estado en 3 años, mis días libres iba a la fábrica de conservas de Pepe Hernández a recoger los huesos de albaricoque y de melocotón que mi madre, mi tía y mi hermana, partían.

 No es la forja de un rebelde ni tampoco el Inglaterra me hizo así pero las he pasado canutas. Y tengo la absoluta convicción de que sin el denodado esfuerzo de estas 3 mujeres yo no sólo no hubiera estudiado sino que no estaría aquí porque me hubiera muerto de puñetera hambre, así, que venirme ahora aquí, las maravillosas feministas del mundo, a enseñarme a mi, qué es una mujer, hasta qué punto llega su capacidad de amor y sacrificio, de lo que son capaces, porque mi madre fue, a todo esto, una magnifica maestra de escuela y mi hermana la mejor actriz que yo he conocido, pero ninguna de ellas tuvo el menor inconveniente de ir a las vendimias francesas y a la fábrica de conservas de Pepe Hernández mientras yo, el canallesco  “hijo del conde”, seguía estudiando.

 A mi no tiene que venir a gritarme sus eslóganes ninguna sufragista porque yo soy más sufragista que ella; a mi no tiene que venir a pedirme mi voto para que se apruebe la ley contra los maltratadores porque soy hijo de maltratador y maltratada y sé lo que es eso de verdad, no lo he leído en ninguna novela ni lo he visto en el cine o en la tele.

 Lo que yo trataba de decir ayer en mi post pero ya advertía allí que es muy difícil es que mi sufragismo, mi feminismo, lo he mamado en las tetas de mi madre, lo he olido en su vestido traspasado de sudor cuando salía de la fábrica, y en sus ojos llorosos, empañados de dolor y cansancio, de modo, sufragistas, feministas, que yo soy, no lo dudéis un momento, el más furibundo partidario de los derechos, todos los derechos de la mujer, no sólo de la que es una lumbrera de la informática como mi hija Cristina, a la que los usanianos no renuncian a llevarse a Cabo Cañaveral, sino también de la que viene a fregar las escaleras del edificio en el que vivo, pero también lo soy, sí, y con qué cojones, para exigir a una magistrada que está abusando de sus facultades jurisdiccionales para proteger a un jodido pepero, que no abuse del derecho a la voz y al voto que mi madre, mi tía y hermana ganaron y ejercieron no sólo luchando en todos los ámbitos contra la opresión femenina que no le permitía, por ejemplo, a mi hermana estudiar como lo hacía yo, sino también yendo a cuerpo limpio a todas las manifestaciones que al efecto se organizaban y ahora ven como una tía que luce cada día un modelito, que hace sus sesiones de rayos uwa  y que acude a su despacho muy cerca de la una, protege a un jodido empresario estafador que ha chupado no ya el sudor sino también la sangre de todos los trabajadores que ha tenido.

 Por supuesto que éste no es el caso de la juez Carmena a la que he tenido el honor de conocer personalmente ni otros miles de juezas y abogadas y funcionarias judiciales, mucho más abundantes ya, gracias a Dios, que los hombres, mi requisitoria en forma de artículo, bajo el título de las superwomans, no iba contra ellas como tampoco contra mi madre, mi tía y mi hermana, a las que debo no sólo lo que soy sino también el hecho de seguir viviendo.

 A ti, Lucía, te ha ocurrido como a futbolín, que confundió también el culo con las témporas, y pensó que yo era socialista porque criticaba al 15 M por su postura neutralista y equidistante cuando el PP se preparaba para acceder al poder y hundirnos, como lo ha hecho, a todos en la puta miseria, y le exigía yo el acto de inteligencia política que supone admitir que en determinados momentos dialécticos la abstención es el peor de los crímenes,  como veo que le ha pasado también a Bateman, cuando admite tu acusación contra el supuesto hecho de que yo viera bien que la SICAR hiciera todo lo posible porque los hijos de los pobres llenaran la Tierra, al propio tiempo que, coño, alababa a China por limitar por Ley el número de hijos de las parejas.

 Es por eso que yo, a veces, siento la tentación de dejar de escribir para los demás y hacerlo sólo para mi mismo, por las limitaciones que tengo de lenguaje, pero, por otra parte, creo que sin la crítica de Lucía, aún radicalmente equivocada por no haber comprendido cuál es en realidad mi posición, yo nunca hubiera podido siquiera acercarme, tal como lo he hecho, a la clarificación total de mi pensamiento al respecto.

 Por favor, Lucía, te ruego a ti, como antes lo hice, parece que con éxito a futbolín, que no me apliques clichés ni estereotipos, yo soy lo  que y como soy, y no debes confundirme con otros por mucho que te suene mi canción, que, te lo aseguro, es completamente distinta a las que suelen aparecer por esos jodidos foros de debate.

 Yo sería un mal nacido, el peor de los hijos de puta, un canalla con pintas, si aceptara como natural aquel formidable sacrificio de mis 3 mujeres, si no proclamara a los 4 vientos, si no luchara porque las mujeres que a hora sufren lo que ellas soportaron no pudieran tener acceso en igualdad de condiciones a las posibilidades de ser y de ocupar los mismos cargos que todos los jodidos varones de la Tierra.

11 comentarios en “Carta abierta a Lisístrata

  1. Ecuador aprueba la Ley Orgánica de Comunicación o la que presentarán como “ley de la mordaza”
    http://www.eldiario.es/zonacritica/Ecuador-Ley-Organica-Comunicacion-presentaran_6_148095194.html
    La nueva ley, como no podía ser de otra manera al proceder de un gobierno y un parlamento de izquierdas latinoamericano, ha vuelto a ser calificada de “ley mordaza” por los propietarios de los grandes medios de comunicación y las organizaciones empresariales. De ahí la importancia de acercarse a su contenido textual.
    Pascual Serrano
    29/06/2013 – 20:26h

    El presidente ecuatoriano, Rafael Correa
    El pasado 14 de junio, la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó la Ley Orgánica de Comunicación, una legislación que, según establecía la Constitución de 2008, debía haber entrado en vigor hace ya mucho. Ese imperativo era uno de los elementos que el presidente de ese país, Rafael Correa, debía recordar en cada entrevista que le hacían en España y en la que, con seguridad, era preguntado por este proyecto de ley sugiriendo el periodista que se trataba de un intento de Correa por intervenir en la libertad de expresión.
    Si en toda América Latina la comunicación ha sido objeto de un acalorado debate, en Ecuador se ha visto acentuado por el largo periodo de discusión en torno a la preparación de esta nueva ley. No olvidemos que la legislación ecuatoriana fue la primera que estableció la incompatibilidad del sector bancario con la propiedad de medios de comunicación. Consultada la población en un referéndum en mayo de 2011, una mayoría de los ecuatorianos expresó su posición a favor de que “las instituciones del sistema financiero privado, así como las empresas privadas de comunicación de carácter nacional, sus directores y principales accionistas, no podrán ser titulares, directa ni indirectamente, de acciones y participaciones, en empresas ajenas a la actividad financiera o comunicacional, según el caso”. Es decir, era incompatible ser directivo o accionista importante en una entidad financiera y ser directivo o accionista importante en un medio de comunicación. Las nuevas decisiones del gobierno de Ecuador, dando refugio a Julian Assange y a Edward Snowden, todavía le convierten en mayor protagonista de las políticas de comunicación.
    La nueva ley, como no podía ser de otra manera al proceder de un gobierno y un parlamento de izquierdas latinoamericano, ha vuelto a ser calificada de “ley mordaza” por los propietarios de los grandes medios de comunicación y las organizaciones empresariales. De ahí la importancia de acercarse a su contenido textual.
    Una de sus primeras características es reivindicar la soberanía de los medios de comunicación, por ello (art. 6) los medios de comunicación ecuatorianos de carácter nacional no podrán pertenecer a empresas extranjeras ni a ciudadanos extranjeros. En cambio, en España, televisiones (Telecinco) y periódicos (El Mundo) son propiedad mayoritaria o total de accionistas extranjeros.
    La ley ecuatoriana también establece que todos los medios de comunicación (públicos, privados y comunitarios) deberán expedir códigos deontológicos a los que podrán recurrir los profesionales para negarse a cumplir alguna instrucción contraria al código. El incumplimiento de las normas deontológicas podrá ser denunciado también por cualquier ciudadano u organización ante la Superintendencia de la Información y Comunicación.
    Otra de las grandes problemas de los contenidos informativos es la veracidad, algo que la Constitución Española ya recoge, sin que exista ninguna legislación en nuestro país que la desarrolle. La ley ecuatoriana (art. 10) establece la “verificación, oportunidad, contextualización y contrastación en la difusión de información de relevancia pública o interés general”; así como “abstenerse de omitir y tergiversar intencionalmente elementos de la información”. Igualmente (art. 22), se establece que “todas las personas tienen derecho a que la información de relevancia pública que reciben a través de los medios de comunicación sea verificada, contrastada, precisa y contextualizada.”.
    Uno de los artículos más polémicos y más citado en los medios españoles es el relativo al “linchamiento mediático” (art. 26), en el que se señala que “queda prohibida la difusión de información que, de manera directa o a través de terceros, sea producida de forma concertada y publicada reiteradamente a través de uno o más medios de comunicación con el propósito de desprestigiar a una persona natural o jurídica o reducir su credibilidad pública”. Según la ley, el órgano que establece la medidas a tomar será la Superintendencia de la Información y Comunicación, una figura no gubernamental, elegida por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, y su sanción se limita a la exigencia de publicar una disculpa pública. No parece lógico que la prohibición se aplique si los hechos informados son veraces puesto que, como señalábamos anteriormente, en el artículo 22, se establece el “derecho a recibir información de relevancia pública veraz”.
    La democratización de la comunicación y la información ha sido uno de los grandes objetivos de los gobiernos latinoamericanos. Para ello, la Ley Orgánica de Comunicación ecuatoriana establece que los funcionarios responsables y autoridades públicas trabajarán para “crear las condiciones materiales, jurídicas y políticas para alcanzar y profundizar la democratización de la propiedad y acceso a los medios de comunicación, a crear medios de comunicación, a generar espacios de participación, al acceso a las frecuencias del espectro radioeléctrico asignadas para los servicios de radio y televisión”.
    Esta democratización de la comunicación va estrechamente relacionada con la propiedad de los medios. Por ello, la ley ecuatoriana establece una distribución equitativa de frecuencias (art. 106), en la línea de lo que han hecho otros países como Argentina, Uruguay o Brasil. De este modo, “las frecuencias del espectro radioeléctrico destinadas al funcionamiento de estaciones de radio y televisión de señal abierta se distribuirá equitativamente en tres partes, reservando el 33% de estas frecuencias para la operación de medios públicos, el 33% para la operación de medios privados, y 34% para la operación de medios comunitarios”.
    Asimismo (art. 113) se prohíbe que una persona natural o jurídica concentre o acumule las concesiones de frecuencias o señales de radio y televisión. De modo que no puedan adjudicarse a la misma dos concesiones de radio o televisión. Precisamente en España se hizo lo contrario, cuando el número de licencias de emisión se multiplicó debido a la puesta en marcha de la Televisión Digital Terrestre, el gobierno optó por conceder las nuevas señales disponibles a las mismas empresas que ya acaparaban las concesiones analógicas.
    En Ecuador, la concesión es por un plazo de quince años y, también a diferencia de España, donde algunas empresas han puesto en alquiler su licencia y con ello se están lucrando, está “prohibido todo acto que esté orientado a que otra persona natural o jurídica distinta disfrute o se beneficie del uso de dichas concesiones de frecuencias. Si alguna persona natural o jurídica, usando cualquier formato legal, pretende vender, revender, trasladar, transferir o alquilar las concesiones de frecuencias otorgadas en su favor por el Estado, tales transacciones serán nulas y no generan ningún derecho para quien supuestamente las adquiere; por el contrario, esto será causa suficiente para que las concesiones queden inmediatamente revocadas y las frecuencias concesionadas vuelvan a la administración del Estado.”
    Un elemento muy novedoso en esta ley es la prohibición de la censura previa, pero no sólo por las autoridades gubernamentales, como se establece en nuestras legislaciones, sino, además de por una autoridad o funcionario público, por “accionista, socio, anunciante o cualquier otra persona que en ejercicio de sus funciones o en su calidad revise, apruebe o desapruebe los contenidos previos a su difusión a través de cualquier medio de comunicación, a fin de obtener de forma ilegitima un beneficio propio, favorecer a una tercera persona y/o perjudicar a un tercero”. La ley establece (art. 18) que “los medios de comunicación tienen el deber de cubrir y difundir los hechos de interés público. La omisión deliberada y recurrente de la difusión de temas de interés público constituye un acto de censura previa. Quienes censuren previamente o ejecuten actos conducentes a realizarla de manera indirecta, serán sancionados administrativamente (…)”.
    La ley dedica toda una sección a los derechos de los comunicadores. En ella se establece una cláusula de conciencia con el objeto de garantizarles su independencia. En virtud de esa cláusula pueden negarse de manera motivada a realizar una actividad contraria al Código de Ética del medio o no firmar un texto de su autoría si ha sido modificado. También se señala que el ejercicio de la cláusula de conciencia no puede ser considerado bajo ninguna circunstancia como causal legal de despido de la comunicadora o del comunicador social. Además, los periodistas tendrán derecho a hacer público su desacuerdo con el medio de comunicación social a través del propio medio.
    Igualmente tendrán derechos a la remuneración de acuerdo a las tablas salariales fijadas por la autoridad competente, a la seguridad social y demás derechos laborales, según sus funciones y competencias. En los medios de comunicación social privados, en caso de coberturas de riesgo, a estar cubiertos con seguros privados de vida, accidentes, daños a terceros, asistencia jurídica, pérdida o robo de equipos.
    Al contrario de lo que se denuncia sobre las nuevas legislaciones de comunicación en América Latina, ley ley ecuatoriana no promueve una actitud sumisa ante los poderes públicos, al contrario establece (art. 71) que se ha de “desarrollar el sentido crítico de los ciudadanos y promover su participación en los asuntos de interés general” y que los medios de comunicación han de “servir de canal para denunciar el abuso o uso ilegítimo que los funcionarios estatales o personas particulares hagan de los poderes públicos y privados”.
    Del mismo modo se establece (art. 72) que “durante la campaña electoral, los medios de comunicación propenderán a que los candidatos y candidatos de todos los movimientos y partidos políticos participen en igualdad de condiciones en los debates, entrevistas y programas de opinión que realicen con la finalidad de dar a conocer a la ciudadanía los perfiles políticos, programas y propuestas para alcanzar los cargos de elección popular”.
    La ciudadanía también tendrá más protagonismo en los medios. Se crea el Defensor de las audiencias, de modo que los medios de cobertura nacional deberán contar obligatoriamente con un defensor de sus audiencias y lectores, designado mediante concurso público organizado por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social,. Además contarán con mecanismos de interactividad con sus audiencias y lectores, y espacios para la publicación de errores y correcciones. En cuanto a los medios públicos, contarán con un consejo editorial y un consejo ciudadano; y se “garantizará su autonomía editorial”.
    Una figura fundamental en la comunicación latinoamericana son los medios de comunicación comunitarios. Se trata de “aquellos cuya propiedad, administración y dirección corresponden a colectivos u organizaciones sociales sin fines de lucro, a comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades”. No tienen fines de lucro y su rentabilidad es social.
    La legislación ecuatoriana establece (art. 86) que “el Estado implementará las políticas públicas que sean necesarias para la creación y el fortalecimiento de los medios de comunicación comunitarios como un mecanismo para promover la pluralidad, diversidad, interculturalidad y plurinacionalidad; tales como: crédito preferente para la conformación de medios comunitarios y la compra de equipos; exenciones de impuestos para la importación de equipos para el funcionamiento de medios impresos, de estaciones de radio y televisión comunitarias; acceso a capacitación para la gestión comunicativa, administrativa y técnica de los medios comunitarios”. Curiosamente, la Ley General de la Comunicación Audiovisual española, no solo no dispone de ningún apoyo para este tipo de medios, sino que les impide su desarrollo estableciéndoles un límite de cien mil euros de facturación anual a las televisiones y de cincuenta mil a las radios.
    En cambio, en Ecuador (art. 87), “a través de los mecanismos de contratación preferente a favor de la economía solidaria, previstos en la Ley de Contratación Pública, las entidades estatales en sus diversos niveles contratarán en los medios comunitarios servicios de publicidad, diseño y otros, que impliquen la difusión de contenidos educativos y culturales. Las entidades públicas podrán generar fondos concursales para la difusión cultural y educativa a través de los medios comunitarios”.
    Los legisladores ecuatorianos han mostrado su preocupación por apoyar la producción nacional. Por ello se establece la obligación de que los medios audiovisuales de cobertura nacional deberán destinar (art. 97) al menos el 60% de su programación diaria a la difusión de contenidos de producción nacional. Igualmente, en lo referente a la música, las emisoras de radio que emitan programas musicales, la música producida, compuesta o ejecutada en Ecuador deberá representar al menos el 50% de los contenidos musicales emitidos en todos sus horarios, con el pago de los derechos de autor conforme se establece en la ley.
    Como ha señalado la periodista comunitaria de la Agencia Latinoamericana de Información (ALAI) Sally Burch, “la aprobación de la Ley, sin duda, no representa la culminación del proceso, sino más bien un punto de partida, pues, más allá de la ofensiva opositora que ya se ha anunciado en el plano nacional e internacional por parte de la gran industria mediática, que lo sigue calificando de ‘ley mordaza’, y de eventuales impugnaciones en las instancias jurídicas, la democratización solo podrá hacerse realidad en la medida en que sea apropiada por la ciudadanía, y en particular por los sectores populares, al ejercer su derecho a la expresión”.

  2. DOMINGO, 30 DE JUNIO DE 2013
    EL BRIBÓN DE BÁRCENAS:
    El Mundo
    http://e-pesimo.blogspot.com.es/2013/06/el-bribon-de-barcenas_30.html
    • EDUARDO INDA ESTEBAN URREIZTIETA MADRID
    • 30/06/2013 ESPAÑA
    Dos cenas con un financiero ruso llevaron a Bárcenas a la cárcel
    ‘Grigori’ colaboraba con él en el desvío de hasta 40 millones de Suiza a otros paraísos fiscales
    La suerte de Luis Bárcenas (L. B.) quedó echada el martes 18 de junio en una bocacalle de monástico nombre junto al Santiago Bernabéu: Santo Domingo de Silos. En ese apéndice del estadio madridista, punto de encuentro de hinchas los días de partido, el ex tesorero del PP fue cazado por los sabuesos de la Policía en compañía de Grigori, un banquero ruso que le estaba ayudando a vaciar las cuentas aún no detectadas por la Justicia española.

    Las alarmas de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) –los pata negra de moda en el Cuerpo Nacional de Policía– saltaron, ya que era la segunda cita nocturna en menos de 24 horas entre el hombre que manejó con larga mano las finanzas del PP y el banquero ruso. Como diría aquél, tanto fue el cántaro a la fuente que acabó por romperse. El hombre que ha metido al PP en el mayor lío de su historia estaba tan discreta como estrecha y permanentemente marcado desde que, el 16 de enero, se descubriera que había acumulado al menos 22 millones de euros en Suiza. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz fue tajante: «Que sepamos dónde está todos los días a todas horas. No podemos permitirnos el riesgo de que se fugue».

    Luis Bárcenas había cenado en el restaurante Puerta 57 de La Esquina del Bernabéu el día anterior, el lunes 17. En aquella velada, sus compañeros de mesa eran Luis Fraga, el sobrinísimo con el que estuvo a punto de coronar el Everest en 1987 (se quedaron a 500 metros de los 8.848 del punto más alto del planeta), y su amigo del alma Javier Sánchez Lázaro-Carrasco. Este extremeño es un popular de primera hora, que saltó a la fama no por ostentar durante años la vitola de senador más joven de España, sino por aparecer citado en las conversaciones pinchadas del caso Naseiro. Todos ellos, coetáneos y correligionarios en la fraguista AP en los 80 y con un punto en común: haber sido miembros de la Cámara Alta. El cuarto en discordia era un tipo blanquecino al que la Policía identifica como Grigori, un experto ruso que buscaba vías de escape para poner a buen recaudo el dinero que había quedado a salvo de las, en este caso, benéficas garras de la Justicia helvética.

    Luis Fraga Egusquiaguirre, hijo de un hermano del fundador del partido, Manuel Fraga, es el álter ego de su homónimo Bárcenas. Hasta el punto de que comparten cuentas en Suiza, en el Dresdner Bank, entidad ginebrina en la que Bárcenas hacía las veces de representante de los intereses del senador más votado de la historia de Guadalajara. El onubense, que ha pasado de vivir en el madrileño barrio de Salamanca a morar en la cárcel de Soto del Real, llegó a tener ingresados en la sucursal helvética del banco alemán los primeros 22 millones detectados por la Justicia española. Dinero que luego transfirió parcialmente a pocas manzanas de allí, a la Banca Lombard, situada también al sur de la desembocadura del Ródano, en el lago Lemán, y famosa porque uno de sus grandes clientes históricos es la familia Pujol.

    La Udef dio la voz de alarma en la medianoche del 18 al 19, cuando el cuarteto se volvió a dar cita, esta vez a escasos 150 metros de distancia de Puerta 57. El discreto Nüüga, abierto en la calle Santo Domingo de Silos, fue el escenario. No era cuestión de pedir mesa en cualquiera de los restaurantes de moda de Madrid, atestados de conocidos y en los que los paparazzi hacen guardia a la espera de cazar al futbolista de turno, a la modelo de moda o a la actriz de guardia. Y bien que le hubiera gustado al ex tesorero que durante años tuvo contenta a la cúpula del PP epatar a su invitado ruso en Horcher, Zalacaín o cualquiera de los cinco tenedores que frecuentaba en los días de vino y rosas.

    Las alarmas saltaron definitivamente el martes 18 por la noche, cuando los agentes encargados de impedir la fuga del hombre que controló las finanzas del primer partido de centroderecha durante dos décadas se posicionaron en las proximidades de su mesa y lograron adivinar parte de la conversación. Al parecer, el tal Grigori estaba colaborando en el continuo trasiego de fondos entre paraísos fiscales que se estaba consumando, con el indisimulado objetivo de dar esquinazo al juez sustituto que ocupa el Juzgado de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional. Ya se sabe que, normalmente, el dinero se mueve con infinita más celeridad que la Policía.

    Los investigadores sostienen que Luis Bárcenas ha llegado a ocultar en Suiza alrededor del doble de los 48 millones de euros detectados hasta el momento. Cifran entre «30 y 40» los millones que podrían haber sido transferidos a EEUU, Uruguay y Panamá en los últimos meses. Y también sospechan, en línea con lo que adujeron sus abogados nada más conocerse la existencia de las cuentas en paraísos fiscales, que L. B. no estaba solo en Suiza, sino en compañía de otros.

    Las jornadas posteriores fueron un calvario para Luis Bárcenas. Entre que notaba que la Policía no le dejaba ni a sol ni a sombra y que alguien le chivó que había serias posibilidades de que Ruz decretara su ingreso en prisión, el nerviosismo del personaje de hielo, del pétreo alpinista que a punto estuvo de perder la vista en el Everest, se disparó exponencialmente.

    Miguel Durán, ex director general de la Once y abogado de postín, hizo las veces de enlace entre el tesorero del PP en la edad dorada del partido y sus antiguos correligionarios. «Como vaya a prisión, éste canta todo», apuntó, florentino él, como quien no quiere la cosa, el invidente que transformó una organización asistencial como la Once en una máquina de ganar dinero. Miguel Durán no pasaba por allí. Simple y llanamente es que es el jurista que sustituyó a los Rodríguez-Mourullo al frente de la defensa de Pablo Crespo, número dos de la denominada trama Gürtel.

    El receptor de los avisos a navegantes es Alberto-Pío Durán, abogado del PP y persona de la máxima confianza de la secretaria general de Génova 13, María Dolores de Cospedal. Miguel Durán niega haber jugado el rol de enlace entre Bárcenas y el PP, aunque, eso sí, formula un significativo matiz: «Simplemente hice alguna reflexión en voz alta a Alberto Durán, que es un amigo mío desde que yo era presidente de Telecinco y él secretario del Consejo».

    Como es natural, a Alberto Durán le faltó tiempo para cantar y contar con todo lujo de detalles la educadamente amenazadora conversación mantenida con su colega, en la que, entre otras cosas, se advertía de la necesidad de no meter en la cárcel al ex tesorero so pena de que empezase a lanzar «bombas atómicas» al más puro estilo Diego Torres. La lugarteniente de Mariano Rajoy, la dirigente que cortó las alas a Bárcenas y a todo lo que significaba Bárcenas, no le permitió terminar. Le espetó con su directo estilo albaceteño: «Que la Justicia tire para adelante. El PP no negocia con delincuentes». Una frase que se corresponde, casi palabra por palabra, con la que salió de boca del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando algunos de los suyos le sugirieron cerrar un acuerdo secreto con el hombre que lo sabe todo o casi todo de los dineros populares.

    Quedaba por saber adónde iba a apuntar el dedo del Ministerio de Justicia, así como, en particular, del fiscal general, Eduardo Torres-Dulce, y del jefe Anticorrupción, Antonio Salinas. Las dudas del segundo, o los temores, quién sabe, las despejó sin pestañear el primero cuando, a principios de esta semana, apuntó el pulgar en dirección al suelo.

    • CARMEN REMÍREZ DE GANUZA MADRID
    • 30/06/2013 PORTADA
    Cospedal y el ‘PP de Rajoy’ dan por liquidado el ‘caso Bárcenas’
    La secretaria general sostiene que «nunca un partido ha realizado un ‘striptease’ como éste» / Fernández insiste en que nadie «debe temer nada»

    «Hay una forma de hacer política que consiste en politizar hasta las decisiones administrativas. Y hay otra, que consiste en convertir la decisión más política en un mero acto administrativo. Pues bien, esta última es la nuestra: Rajoy en estado puro. Resulta que Bárcenas está en la cárcel y no hemos dicho nada. Es como si fuera un fenómeno meteorológico».

    El análisis pertenece a un parlamentario, pero retrata con precisión el escenario político de un PP sumido en el desconcierto y el silencio, pasados dos días del ingreso en prisión del hombre que ha tenido durante 20 años la llave de la caja de caudales del partido. Un PP, el de Rajoy, el de Cospedal, que cree haber liquidado el caso tras desafiar a su ex tesorero con su entrega a la Justicia y que ahora intenta, en vano, pasar de él.

    Pasar, desmarcarse de Bárcenas, en la creencia de que sus responsabilidades son en todo caso individuales y nada tienen que ver ni con la financiación del partido ni mucho menos, con el presente de la formación.

    Cualquier palabra, cualquier gesto de un dirigente popular cobra tintes de portada. Como ocurrió ayer, cuando en los pasillos del Parador de Alcalá de Henares, camino de un foro abierto sobre educación, María Dolores de Cospedal reivindicó ante los periodistas la transparencia y «el striptease» contable que ha hecho el PP; inédito, según subrayó, «en un partido en democracia».

    En realidad, la secretaria general no hizo sino repetir una frase ya pronunciada días atrás por el vicesecretario de Organización del partido, Carlos Floriano. Pero el hambre de valoraciones políticas por parte del PP sobre la suerte procesal de su ex tesorero sigue siendo inversamente proporcional al laconismo oficial, empleado en un único mensaje: el «respeto» a la Justicia y la «colaboración» con los tribunales.

    Las reclamaciones de la oposición –que ayer mismo volvió a pedir explicaciones políticas a Rajoy y a acusarle de estar «atenazado por el miedo»– no han torcido esta determinación política. Así, todo el interés del Gobierno y del partido estriba en rebajar el interés político sobre el caso Bárcenas y en trazar una línea roja entre el escándalo y el partido. «Se trata», decía otro parlamentario estos días, de un «delincuente individual».

    El laconismo concuerda con la propia gestión de Rajoy sobre Bárcenas a lo largo de estos casi cuatro últimos años, pero alcanza ahora a la propia Cospedal, pese a haber sido, durante el mismo tiempo, la abanderada de la lucha interna frente al ex tesorero y la autora de una frase, en enero pasado, que ya pasó a la historia del partido: «Que cada palo aguante su vela».

    Basta retrotraerse a la primavera de 2009 para comprobar cómo ya por entonces el PSOE reprochaba a Rajoy su silencio ante el escándalo de las propiedades inmobiliarias descubiertas a su tesorero y lo atribuía al «miedo». Rajoy aguantó la enorme presión política y mediática de manera similar a la que se desató contra Francisco Camps. Nunca lo destituyó. Hizo que fuera él mismo quien, bajo la presión interna de la secretaria general, renunciara provisionalmente al cargo de tesorero en julio de 2009, y se diera de baja del PP y del escaño de senador en el mes de marzo de 2010, o sea, nueve meses después de que el Tribunal Supremo pidiera el suplicatorio.

    Muchos populares respiraron entonces aliviados, y elogiaron la mano izquierda de Rajoy, pese a haber actuado «muy tarde». Y de la misma manera se expresaba ayer un presidente autonómico popular: «Yo me fío al 100% de Rajoy y de la línea marcada hace unos meses en relación con el caso Bárcenas, pero lo de la prisión ya tardaba».

    Según el barón, su encarcelamiento ha tenido en los territorios y en la militancia del partido «un efecto tranquilizador». «Había una enorme presión social por el escándalo del enriquecimiento indecente y ya veremos si también criminal, del hombre que llevaba las cuentas del partido. Para nosotros ha sido una catástrofe, sobre todo en los últimos meses, cuando más prepotente se mostraba. Así que al cabo de estos años, la prisión nos da una espita, un respiro».

    Ni él ni los demás barones –los más alejados de Génova y los primeros presionados por la cita electoral– tienen miedo; una palabra que se desprende de la propia afirmación de un ministro de Rajoy, la tarde en que Bárcenas pisó la cárcel –«hemos cruzado la línea roja»–, y que resume el estado de ansiedad instalado en un sector del PP, aún indefinido, hacia posibles y nuevas revelaciones de Bárcenas. Pero ayer fue un miembro del Gobierno, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien tuvo que exorcizarla. Ni el PP ni nadie del partido «debe temer nada», dijo a los periodistas en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). «El término temer no se conjuga cuando se habla de este asunto», insistió.

    De alguna manera, el caiga quien caiga de Cospedal –que quedó aplastado en pocos días por el cierre de filas auspiciado por Rajoy contra los papeles de Bárcenas– ha vuelto a reeditarse. «A Rajoy no se le ve nada contento, porque es consciente del lío que puede venirse encima, pero ni a Cospedal ni a Sáenz de Santamaría les viene mal que Bárcenas pudiera desencadenar ahora una catarsis y una limpia en el partido y hasta en el Gobierno», decía ayer un veterano del PP.

    En este mismo contexto, y conscientes de la inquietud que subyace bajo el silencio oficial, algunos populares atribuyen sin tapujos y en solitario al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, la responsabilidad política del encarcelamiento de Bárcenas. «Gallardón ha echado un cuarto a espadas y quiere destripar todo. Él sabe que, en su caso, la sucesión se juega ahora o nunca, y que en esta batalla no tiene nada que perder». «Esto, a quien podría venirle mal es a Arenas, a Mato, a Aznar, al propio Rajoy…», añadían, a la espera de ver las caras de todos ellos, mañana lunes, en el Comité Ejecutivo del PP y en el Campus Faes. Ninguno hablará de Bárcenas si persiste la ley del silencio.

  3. Este blog subsiste, futbolín, gracias a ti, porque eres tú el que le dio ese carácter extraordinario de ser la pantalla en la que se puede leer todo lo que de importantes se escribe por internet, que es mucho y muy interesante, y que tú fuiste el que empezaste a traer a aquí, tarea en la que te han ayudado,gentil y eficazmente gentes como eddie y Bateman, los dos pilares que ahora te ayudan a sustentar este edificio que podrá crecer o no en audiencia pero que yo creo que podría ser el vademecum esencial de toda la gente que quiera estar al corriente de lo que circula por la Web y no tiene tiempo ni el conocimiento suficiente para buscarlo.

    Dicen que para muestra vale un botón: lo que tú acaba de hacer ahora mismo, traer a aquí lo últimamente sucedido a Luis Bárcenas, el personaje, quizá, más interesante de nuestra reciente historia política, y lo acaecido con la ley ecuatoriana que nos has traído, acercan a gente como yo, que no tiene posibilidad físicotemporal de buscar estas y otras cosas tan importantes, una información absolutamente imprescindible para no descolgarnos definitivamente de la realidad.

    Casi me parece insultante decirte que todos, los que leemos lo que tú nos aportas, nunca te estaremos lo suficientemente agradecidos,

  4. Se agradecen los cumplidos,Pepe, incluso los inmerecidos. En este espacio de libertad todos los que han querido han puesto su granito de arena y los que alguna vez nos lean son los que nos han hecho el mayor favor, pues nos hacen sentir un poco útiles, a todos gracias por aguantarnos y por preocuparse por nuestra, a pesar de los pesares, querida España, que tiene una cosa y es que hay gente muy buena y gente muy mala, pero sobre todo gente muy desinformada.

  5. Solo espero y deseo que Lucía lea el post.

    Muchas veces y más en temas tan sensibles y delicados porque nos tocan en lo más hondo,es muy díficil plasmar en un texto el verdadero sentido de lo que se siente y desea transmitir.

    Nos ha pasado a todos y nos seguirá pasando.

    Gracias futbolín por tu capote,Como dice don José puedo ser muchas cosas pero en el sentido de la lucha por la igualdad entre sexos,razas,clases y demás soy un talibán.

    Don José,respecto a mi apoyo a Lucía M en el tema de la natalidad,sigo pensando lo mismo.No es cuestión ni de abstenerse ni nada parecido,es diferencia de opiniones.
    Es decisión personal de cada individuo,en este caso,de cada mujer.

    Un abrazo a todos.

  6. Qué cachondo que es el jodido y cojonudo Bateman, qué sonrisa más ancha que me ha promovido el muy cabrón aportando esa foto de Neymar consolando al inefable Casillas que ayer se comió el tío 2 goles como 2 castillos, el mismo día que Buffon paraba a los uruguayos ni más ni menos que 3 penaltis, pero, eso, sí, el mejor portero del mundo sigue siendo, seguirá siendo por todos los siglos de los siglos, Casillas.

    Gracias y un abrazo,

  7. Hablemos ya del juicio a Bárcenas
    Gonzalo Boye Tuset
    eldiario.es

    01/07/2013 – 20:04h
    Desde que se hiciesen públicos los denominados ‘papeles de Bárcenas’ han corrido ríos de tinta analizando el caso, sus derivaciones e implicaciones políticas e incidencias procesales, hasta llegar la semana pasada al ingreso en prisión del extesorero del Partido Popular; sin embargo, poco o nada se ha dicho respecto de lo esencial de su imputación: el juicio a Bárcenas, como elemento concluyente de cualquier imputación penal.
    Todo proceso penal tiene como fin último determinar la existencia de unos hechos, con relevancia penal (es decir que sean delictivos), y la asignación de dicha responsabilidad a persona o personas determinadas; esta determinación y atribución de responsabilidad normalmente se establecen en la sentencia que se dicta luego del juicio oral.
    A pesar de lo anterior, nada impide que, de forma anticipada, en caso de que los hechos no revistan características de delito o no se pueda atribuir responsabilidades a personas concretas, se acuerde la finalización anticipada del proceso acudiendo a lo que se denomina sobreseimiento; en el caso de Bárcenas esto no sucederá y, por tanto, debemos centrarnos en el futuro, es decir en el juicio oral.
    El acto cumbre de todo proceso penal es el juicio oral donde se practican, y luego valoran, las pruebas que constan en el procedimiento, solo esas, y que son las acumuladas como diligencias de investigación durante la fase de instrucción; a partir de aquí, muchas cosas se pueden comprender mejor.
    Entender la situación de Bárcenas, más allá del hecho que esté preso y que sobre sus espaldas pesen graves acusaciones, implica necesariamente establecer el objeto del debate judicial que, en este caso, y de forma muy resumida, se centra en la existencia de una serie de ingresos de origen presuntamente ilícito que han llevado a un desmedido incremento patrimonial, oculto a la Hacienda Pública y reintroducido en el circuito lícito para su posterior disfrute como fondos legítimos.
    Distintas penas
    Los hechos antes descritos pueden, y tendrán, una diversidad de calificaciones jurídicas que conllevarían a su condena por la comisión de diversos delitos así como a la imposición de distintas penas.
    Parte del trabajo del juez Ruz consiste en acopiar todo aquel material necesario para preparar el juicio oral; de ahí dependerá el resultado del mismo y, especialmente, la suerte final de Bárcenas. Este trabajo del instructor implica, necesariamente, indagar sobre el origen de los fondos, sobre cómo han sido ocultados a la Hacienda Pública y, además, cómo han sido reintegrados en el circuito lícito para su posterior uso y disfrute.
    Si se determina que ese dinero, el encontrado y el desaparecido de las cuentas de Bárcenas, proviene de entregas realizadas por empresarios a cambio de conseguir favores por parte de la Administración, estaremos ante un delito de tráfico de influencia; si aquel tráfico de influencias conllevó a la alteración de los precios de concursos y contratas públicas estaríamos ante el delito de maquinación para alterar el precio de los concursos, ante posibles delitos deprevaricación, etc.
    Finalmente, si se acredita que esos fondos representaron, parcial o totalmente, ingresos que se camuflaron, por decirlo profanamente, en la contabilidad del Partido Popular y que, además, los mismos se produjeron en periodos coincidentes con convocatorias electorales (algo bastante probable si tenemos en consideración las diversas citas electorales existentes de forma regular en España), estaremos, también, ante uno o varios delitos electorales.
    Junto con lo anterior, si esos dineros fueron, como parece, ocultados a la Hacienda Pública, se enfrentaría a un delito fiscal y, más aún, si se acredita que luego los reintrodujo en el circuito lícito, tendríamos también el delito de blanqueo de capitales.
    Finalmente, el Juez ha decidido imputarle un presunto delito de estafa procesal, en grado de tentativa, y otro de falsedad en documento mercantil por tratar de engañar al Juzgado y a la Agencia Tributaria; obviamente, y por muy detestable que esa conducta pueda parecer, un imputado tiene derecho a no declarar, a mentir e incluso a intentar engañar al Juzgado que le investiga por lo que éste, seguramente, es el único de los delitos imputados que no ha podido cometer el ex tesorero nacional del PP.
    Como puede verse, unos mismos hechos pueden ser constitutivos de distintos delitos y, por tanto, se genera lo que en Derecho Procesal se llama la conexidad delictiva que aconseja, pero también obliga, a su enjuiciamiento conjunto.
    Procedimientos separados
    Hasta la fecha, las investigaciones que se siguen en el Juzgado Central 5 por los hechos imputados a Bárcenas y otros se llevan en dos procedimientos separados: el denominado Caso Gürtel (Diligencias Previas 275/08) y el de los llamados ‘papeles de Bárcenas’ (Pieza Separada UDEF-BLA 22.510/13); esta situación, de mantenerse en el tiempo, llevará a un resultado indeseado.
    Las razones esgrimidas en su día por el juez Ruz para atraer hacia su Juzgado la competencia por los denominados ‘papeles de Bárcenas’ no fue otra, de forma resumida, que lo aparecido en dichos papeles era parte del todo comprendido en la Gürtel, sin embargo, a fecha actual se está tramitando como si de dos cosas distintas se tratase.
    La Gürtel, según todos los datos de los que se dispone, no sería más que uno de los muchosdonantes de Bárcenas; es decir, y acudiendo a la teoría de conjuntos, dentro de un elemento se está tratando de incluir el conjunto. Creemos que el conjunto es Bárcenas y uno de los elementos es la Gürtel, pero eso es otro asunto distinto de lo que ahora nos preocupa.
    En cualquier caso, de cara al juicio a Bárcenas y a la vista de las más recientes revelaciones, lo que no se puede mantener en el tiempo —tanto por coherencia procesal como por haberse adquirido la competencia por conexidad— es la investigación, por separado, de unas y otras conductas; es decir, los hechos cometidos presuntamente por Bárcenas son un conjunto de acciones con relevancia penal que deben ser investigados y enjuiciados en un mismo procedimiento.
    La explicación de lo anterior es sencilla: en la Gürtel se están practicando diligencias de investigación que afectan directamente a los hechos por los que se abrió la ‘Pieza Separada UDEF-BLA 22.510/13’ y, sin embargo, nada de eso consta en dicho procedimiento lo que implicará que, llegado el día de enjuiciar los ‘papeles de Bárcenas’ no se cuente con aquellas pruebas, más que relevantes, para acreditar la comisión de los delitos por los cuales se han aceptado una serie de querellas y, obviamente, que Bárcenas termine saliendo absuelto de los mismos.
    Desde otra perspectiva, en la pieza separada de los ‘papeles de Bárcenas’ también se están practicando diligencias de investigación, menos que en la Gürtel, pero igualmente relevantespara acreditar la comisión de los delitos investigados en ese procedimiento.
    Acciones idénticas
    No se puede pretender acusar al ex tesorero general, ni mucho menos condenarle, por unasacciones idénticas en dos procesos distintos; el mejor ejemplo es el caso del blanqueo de capitales y el delito contra la Hacienda Pública, en ambos procesos se trata de los mismos fondos blanqueados y de las mismas cantidades y periodos impositivos defraudados.
    ¿Cuál es el tema de fondo? Parece claro pero poco explicado: se está vaciando de contenido la instrucción de los ‘papeles de Bárcenas’, es decir justo aquello que complica a los poderosos y, especialmente, al Partido Popular.
    Si se enjuicia la Gürtel separadamente de los denominados ‘papeles de Bárcenas’ la conclusión final, es decir la sentencia, distará mucho de parecerse a la verdad de lo sucedido; no se podrá acreditar el origen real de los fondos, ni la intencionalidad de esas “donaciones” ni, mucho menos, que las mismas se hayan podido realizar con el fin de traficar con influencias o alterar el precio de los concursos públicos y que hayan representado un fraude contable en periodo elecciones, es decir que se trata de un delito electoral.
    Continuado con este escenario se diluirían las responsabilidades de los donantes y, especialmente, las que corresponderían al partido en el Gobierno; esta situación es inadmisible procesal y socialmente hablando por lo que la única solución, a estas alturas del proceso, pasa por la unificación de ambas piezas para, en su día, su enjuiciamiento conjunto de forma tal que la sentencia, objetivo final de todo proceso penal, sea un reflejo, lo más cercano posible, a la realidad de lo acontecido.
    Muchas veces los ciudadanos no entienden algunas sentencias o resoluciones judiciales y eso, en algunos casos como podría ser éste, podría explicarse en cómo se ha preparado el juiciooral, es decir cómo se ha instruido un procedimiento y con qué material se cuenta para su enjuiciamiento.
    Para que en su día los ‘papeles de Bárcenas’ no terminen formando parte del anecdotario judicial, no queda más remedio que su investigación y enjuiciamiento junto con la Gürtel y de esa forma, se podrán valorar pruebas y actos de forma conjunta para evitar que hechos tan graves como los que se desprenden de esos “papeles” no terminen en sentencia absolutoria.

  8. Gracias, Patrick pero leer este post, tampoco me ha aplacado.

    Perdone D. José, pero Vd. no es víctima sino hacedor de estereotipos. Relea su post y encontrará frases que son estereotipos y clichés de un rancio olor a sacristía y derecha reaccionaria, eso sí dicho con una prosa exquisita: “porque su inmenso corazón la obliga a actuar siempre dentro de sus límites sin más proyecto, sin más ambición que el de hacer felices a los suyos, hacer, por lo menos, que nazcan, que vivan, que sigan viviendo…”

    Es decir, que nuestro sitio es el hogar y la reproducción cuando la Iglesia, el Estado y el varón quieran.

    ¿Vd. de verdad cree que las mujeres no tenemos más ambición que hacer felices a los demás? ¿Tan alienadas y desprendidas piensa que somos?

    Las mujeres nos ocupamos desde la noche de los tiempos de la prole y la familia. Pero esto no ha enriquecido en absoluto nuestras vidas nos ha hecho dependientes y objeto de maltrato en muchas ocasiones o ¿por qué piensa que las mujeres hemos luchado por la ley del divorcio?

    Más clichés, en otro párrafo dice: “Un ser que no sólo es la vida sino la luz que ilumina nuestras vidas,… de pronto, por un complejo de inferioridad absurdo, necesitan, decide hacer lo mismo que los hombres, ….”
    “….cuando hacen esto, cuando superan en iniquidad a los hombres, no sólo no son superwomans sino siquiera mujeres.”

    Y yo intenté decirle que las mujeres tenemos todo el derecho a ser malas, malísimas a hacer lo mismo que hacen los varones, unas veces mejor y otras mucho peor. Pero jamás, entiéndalo bien, perderíamos nuestro género y nuestro sexo, nuestro derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y cualquier cosa que se nos ocurra ser en la vida distinto de madres y esposas.

    La historia de sus mujeres, ya conocida, no justifica en absoluto su razonamiento en la entrada previa. Tampoco está justificado que Vd. se crea diferente y distinto, porque todos tenemos una historia personal que nos distingue, todos.

    Por otra parte, no creo haber gritado ningún slogan y las sufragistas hace tiempo que desaparecieron. Tampoco me considero una feminista vociferante ni mucho menos, lo que nunca voy a hacer es comulgar con ruedas de molino.

    Lamento, sí, que a los asiduos masculinos de este blog estas veleidades suyas con las mujeres se les escapa, pero a mí me hacen sangre.

    Dice que nadie tiene que ir a pedirle el voto contra los maltratadores, solo faltaba, ¿Y a favor del aborto? ¿Se le puede pedir el voto a favor del aborto? ¿Y a favor del matrimonio homosexual?

    ¿Qué opinamos sobre el matrimonio en general y la familia tradicional? ¿Le parece bien pedir su disolución por ser la fragua de las desdicha de tantas mujeres, he inventarnos una nueva forma de convivir en la cual desaparezca la patria potestad, el derecho de pernada y los hijos no tengan porqué heredar de su padre biológico (Esta era una propuesta de Engels) ¿Le parece justa la división del trabajo en los hogares?

    Quizás Vd. piense que todo lo que digo son clichés, a mi sin embargo me parecen los cimientos de la sociedad sobre los que hay que construir el resto del edificio. El problema de las relaciones entre varones y mujeres no está resuelto, desgraciadamente, como podemos advertir en su post y en mis réplicas.

    Voy a decirle algo que no le va a gustar nada, pero creo que es Vd. autoritario y conservador y además encaja muy mal las críticas. Ya tuve ocasión de comprobarlo en su discrepancia con Futbolin.

    También me parece de mal gusto que justo cuando está cargando contra mí, se dedique a adular a sus seguidores con el fin de sentirse arropado. Yo me puedo quedar a la intemperie, no se preocupe.

    Salud.

  9. EDWARD SNOWDEN, UNA CONCIENCIA A LA ESPERA DE UNA CAUSA

    William Blum
    Information Clearing House

    Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=170538
    En el transcurso de su vida profesional en el mundo de la seguridad nacional Edward Snowden debe de haber pasado por numerosas entrevistas inquisitivas, exámenes con detectores de mentiras y controles excesivamente detallados de sus antecedentes ,además de haber rellenado interminables formularios cuidadosamente diseñados para detectar cualquier tipo de falsedad o incongruencia. El Washington Post del 10 de junio informó de que “varios funcionarios dijeron que indudablemente la CIA comenzará a revisar el proceso por el que se contrató a Snowden tratando de determinar si pasó desapercibida alguna señal de que un día el candidato podría traicionar secretos nacionales”.
    Sí, hubo una señal que no advirtieron, Edward Snowden tenía algo en su interior, una conciencia a la espera de una causa.
    A mí me ocurrió lo mismo. Fui a trabajar al Departamento de Estado, pensando en llegar a ser un funcionario del Foreign Office, con las mejores –las más patrióticas– intenciones, para hacer todo lo posible por exterminar a la bestia de la Conspiración Comunista Internacional. Pero luego el horror, diario, de lo que EE.UU. estaba haciendo al pueblo de Vietnam me fue revelado por todos los medios posibles y comenzó a angustiarme. Mi conciencia había encontrado su causa y nada de lo que pudieran haberme preguntado en una entrevista previa a mi empleo podría haber alertado a mis interrogadores del peligro potencian que planteaba, porque yo mismo desconocía el peligro. Ninguna pregunta de mis amigos y parientes podría haber señalado el más mínimo indicio del activista radical contra la guerra en el que me convertiría. Mis amigos y parientes se sorprendieron tanto como yo mismo. Simplemente no había manera de que la oficina de seguridad del Departamento de Estado supiera que no debería contratarme y recibí la Aprobación de Seguridad Secreta.
    ¿Entonces qué puede hacer un pobre Estado de Seguridad Nacional? Bueno, puede considerar la posibilidad de comportarse decentemente. Dejar de hacer todas las cosas terribles que angustian a la gente como Edward Snowden, Bradley Manning, yo y tantos otros. Detener los bombardeos, las invasiones, las interminables guerras, la tortura, las sanciones, los derrocamientos, el apoyo a dictaduras, el apoyo ilimitado a Israel; detener todas las cosas que hacen que EE.UU. sea tan odiado, que crean todos los terroristas antiestadounidenses, que llevan al Estado de Seguridad Nacional –en pura autodefensa– a espiar a todo el mundo.
    Escuchando (a escondidas) al planeta
    Este fue el título de un ensayo que escribí en el año 2000 que apareció como un capítulo en mi libro Rogue State: A Guide to the World’s Only Superpower [Estado renegado: una guía para la única superpotencia del mundo]. A continuación cito algunos pasajes que pueden poner en perspectiva las revelaciones actuales en relación con Edward Snowden…
    ¿Puede la gente en el Siglo XXI imaginar una mayor invasión de la privacidad de todo el mundo, en toda la historia? Si fuera así, solo tiene que esperar que la tecnología alcance su imaginación.
    Como una aspiradora gigante en el cielo, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) absorbe todo: teléfonos domésticos, teléfonos de las oficinas, teléfonos móviles, correos electrónicos, facsímiles, télex… transmisiones satelitales, tráficos de comunicaciones por fibras ópticas, vínculos por microondas… voz, texto, imágenes… capturados por satélites que orbitan continuamente alrededor de la tierra, procesados a continuación por inmensos ordenadores… Si funciona con energía electromagnética, NSA está presente, con tecnología súper-alta. Veinticuatro horas al día. Posiblemente miles de millones de mensajes interceptados cada día. Nadie se escapa. Ni presidentes, primeros ministros, el Secretario General de la ONU, el Papa, la Reina de Inglaterra, embajadas, directores ejecutivos de corporaciones transnacionales, enemigos, tu tía Lena… si Dios tiene un teléfono, lo están monitoreando… tal vez no lo hacen con tu perro. Los océanos no te protegerán. Los submarinos estadounidenses han estado interviniendo cables en aguas profundas durante décadas.
    Utilizando un sistema con el nombre de código ECHELON, lanzado en los años setenta, la NSA y sus socios menores Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda y Canadá manejan una red masiva de estaciones de interceptación altamente automatizadas que cubren todo el globo. Cualquier socio puede pedir a otro que intercepte sus propias comunicaciones interiores. Entonces puede decir honestamente que no espía a sus propios ciudadanos.
    Aparte de individuos e instituciones específicamente seleccionadas, el sistema ECHELON funciona interceptando indiscriminadamente inmensas cantidades de comunicaciones y utiliza ordenadores para identificar y extraer de la masa mensajes de interés. Cada mensaje interceptado –todos los cables de las embajadas, los negocios, las comunicaciones sexuales, los saludos de cumpleaños– se investiga según las palabras claves, que podrían ser cualquier cosa que los investigadores piensen que tiene interés. Todo lo que se requiere para identificar una comunicación es que una de las partes utilice algo como un par de palabras clave del “diccionario” de ECHELON, “Vive en una adorable casa blanca en la Calle Bush, cerca de mi casa. Puedo llegar a verlo en lo que tarda una bala”. Sin limitaciones los ordenadores pueden “escuchar” llamados telefónicos y reconocer cuando se pronuncian palabras clave. Esos llamados se extraen y se registran aparte para ser escuchados en su totalidad por seres humanos. La lista de objetivos específicos en cualquier momento dado es indudablemente amplia e incluye en ciertas circunstancias a Amnistía Internacional y Christian Aid.
    ECHELON se lleva a cabo sin que se reconozca su existencia de forma oficial y mucho menos con cualquier supervisión democrática o debate público o legislativo sobre si sirve a un propósito decente. La amplitud de la red global ECHELON es un producto de décadas de intensa actividad de la Guerra Fría. Sin embargo, con el final de la Guerra Fría su presupuesto –lejos de reducirse considerablemente– se aumentó y la red ha crecido en poder y alcance; otra evidencia más de que la Guerra Fría no fue una batalla contra algo llamado “la conspiración comunista internacional”.
    A finales de los años 90 el Parlamento Europeo comenzó a percatarse de esta intrusión en los asuntos del continente. El Comité de Libertades Civiles del Parlamento pidió un informe, que apareció en 1998 y recomendó una variedad de medidas para encarar el creciente poder de las tecnologías de vigilancia. Aconsejó de manera terminante: “El Parlamento Europeo debería rechazar las proposiciones de EE.UU. de hacer que los mensajes privados a través de la red global de comunicaciones [Internet] sean accesibles para las agencias de inteligencia estadounidenses”. El informe denunció el rol de Gran Bretaña como agente doble, espiando a sus propios socios europeos.
    A pesar de estas preocupaciones, EE.UU. ha continuado la expansión de vigilancia ECHELON en Europa, en parte por el creciente interés en el espionaje comercial para descubrir información industrial que podría dar a las corporaciones estadounidenses una ventaja sobre sus rivales extranjeros.
    Los expertos en seguridad alemanes descubrieron hace algunos años que ECHELON realizaba considerable espionaje comercial en Europa. Las víctimas incluían firmas alemanas, como el fabricante de generadores eólicos Enercon. En 1998, Enercon desarrolló lo que consideraba una invención secreta que posibilitaba la generación de electricidad con el poder del viento a un coste mucho menor que antes. Sin embargo, cuando la compañía trató de comercializar su invento en EE.UU., fue enfrentada por su rival estadounidense, Kenetech, que anunció que ya había patentado un desarrollo casi idéntico. Kenetech entonces consiguió una orden judicial contra Enercon para prohibir la venta de sus equipos en EE.UU. En una rara revelación pública, un empleado de la NSA, que no quiso dar su nombre, aceptó aparecer en silueta en la televisión alemana para revelar cómo había robado los secretos de Enercon interceptando sus líneas telefónicas e informáticas entre el laboratorio de investigación de Enercon y su unidad de producción a una distancia de unos 18 kilómetros. Los planes detallados del invento de la compañía se transfirieron entonces a Kenetech.
    En 1994 las empresas Thomson S.A., ubicada en París, y Airbus Industrie, en Blagnac Cedex, Francia, también perdieron lucrativos contratos, capturados por rivales estadounidenses con la ayuda de información recolectada clandestinamente por la NSA y la CIA. Las mismas agencias también escucharon secretamente a representantes japoneses durante negociaciones en EE.UU. en 1995 respecto al comercio de componentes automovilísticos.
    La industria alemana se ha quejado de que se encuentra en una posición particularmente vulnerable ya que el gobierno prohíbe que sus servicios de seguridad realicen un espionaje industrial semejante. “Los políticos alemanes todavía apoyan la idea bastante ingenua de que los aliados políticos no deben espiarse entre ellos. Los estadounidenses y los británicos no tienen ilusiones semejantes”, dijo el periodista Udo Ulfkotte, especialista en espionaje industrial europeo, en 1999.
    El mismo año, Alemania exigió que EE.UU. retirara a tres agentes de la CIA debido a sus actividades en Alemania en relación con el espionaje económico. Las noticias señalaron que los alemanes “hace tiempo que sospechan las capacidades de espionaje del enorme complejo de radar y comunicaciones de EE.UU. en Bad Aibling, cerca de Múnich”, que es en realidad una estación de interceptación de la NSA. “Los estadounidenses nos dicen que solo se utiliza para monitorear comunicaciones de potenciales enemigos, pero ¿cómo podemos estar totalmente seguros de que no están recopilando piezas de información que a nuestro juicio deben ser completamente secretas?” preguntó un alto funcionario alemán. Es probable que los funcionarios japoneses hayan recibido de Washington una historia similar sobre la más de una docena de bases de inteligencia de señales que Japón ha permitido que se establezcan en su territorio.
    En su esfuerzo por obtener acceso cada vez a más información privada, la NSA, el FBI, y otros componentes del establishment de seguridad nacional de EE.UU. han estado involucrados durante años en una campaña para requerir a los fabricantes y servidores de telecomunicaciones estadounidenses que diseñen sus equipos y redes para optimizar la capacidad de escuchas de las autoridades. Algunos conocedores de la industria dicen que creen que algunas instalaciones aprobadas para la exportación contienen “puertas traseras” de la NSA (también apodadas “puertas trampa”).
    EE.UU. ha tratado de persuadir a países de la Unión Europea de que también permitan que tenga acceso a través de “puertas traseras” a programas de codificación, afirmando que lo hace para servir las necesidad de agencias de mantenimiento del orden. Sin embargo, un informe publicado por el Parlamento Europeo en mayo de 1999 señaló que los planes de Washington de controlar el software de codificación en Europa no tenían nada que ver con el mantenimiento del orden y mucho con el espionaje industrial de EE.UU. La NSA también ha enviado a agentes del FBI a misiones de ingreso ilegal para apoderarse de manuales de código de instalaciones extranjeras en EE.UU. y a agentes de la CIA para reclutar a personal de comunicaciones en el exterior y comprar los secretos de sus códigos, según algunos funcionarios de inteligencia veteranos.
    Durante décadas, comenzando en los años cincuenta, la compañía suiza Crypto AG vendió la tecnología de codificación más sofisticada y segura del mundo. La firma basó su reputación y las preocupaciones de seguridad de sus clientes en su neutralidad en la Guerra Fría o en cualquier otra guerra. Las naciones que adquirieron su tecnología, unas 120 –incluyendo objetivos primordiales de inteligencia de EE.UU. como Irán, Irak, Libia y Yugoslavia- confiados en que sus comunicaciones estaban protegidas, enviaron mensajes desde sus capitales a sus embajadas, misiones militares, oficinas comerciales y centros de espionaje de todo el mundo a través de télex, radio y facsímiles. Y todo el tiempo, debido a un acuerdo secreto entre la compañía y la NSA, daba lo mismo que esos mismos gobiernos entregaran en mano sus mensajes a Washington, sin utilizar un código. Porque sus máquinas de Crypto AG se habían manipulado antes de vendérselas para que cuando se usasen la clave del código utilizado pudiera transmitirse de forma automática y secreta junto al mensaje codificado. Los analistas de la NSA podían leer los mensajes con tanta facilidad como si hubieran aparecido en su periódico matutino.
    En 1986, debido a unas declaraciones públicas de EE.UU. respecto al atentado contra la discoteca La Belle, en Berlín Occidental, los libios comenzaron a sospechar que algo andaba mal con las máquinas de Crypto AG y utilizaron otra firma suiza, Gretag Data Systems AG. Pero parece que la NSA también se había ocupado de esa compañía. En 1992, después de una serie de circunstancias sospechosas durante los años anteriores, Irán llegó a una conclusión similar a la de Libia y arrestó a un empleado de Crypto AG que estaba en Irán en un viaje de negocios. Finalmente le rescataron, pero el incidente fue notorio y el engaño empezó a conocerse ampliamente.
    En septiembre de 1999 se reveló que la NSA había acordado con Microsoft la inserción de “claves” especiales en el software de Windows, en todas las versiones a partir de 95-OSR2.
    Un especialista informático estadounidense, Andrew Fernandez de Cryptonym en Carolina del Norte, había desarmado partes del código de instrucción de Windows y encontró la evidencia, los programadores de Microsoft no habían eliminado los símbolos para encontrar y eliminar los errores del programa antes de aprobarlo. Dentro del código estaban las etiquetas para dos claves. Una se llamaba “CLAVE”. La otra se llamaba “CLAVENSA”. Fernandez presentó su descubrimiento en una conferencia en la cual algunos programadores de Windows también estaban presentes. Los programadores no negaron que la clave NSA formara parte de su software, pero se negaron a hablar de lo que hacía la clave o por qué se había introducido sin conocimiento de los usuarios. Fernandez dice que la “puerta trasera” de la NSA en el sistema operativo más comúnmente utilizado del mundo hace que sean “órdenes de magnitud más fácil que el gobierno de EE.UU. tenga acceso a tu ordenador”.
    En febrero de 2000 se reveló que la Delegación de Asuntos Estratégicos (DAS), el brazo de inteligencia del Ministerio de Defensa francés, había preparado un informe en 1999 que también afirmaba que la NSA había ayudado a instalar programas secretos en el software de Microsoft. Según el informe de la DAS, “parece que la creación de Microsoft fue ampliamente apoyada, no solo financieramente, por la NSA, y que la misma administración hizo que IBM aceptara el sistema operativo MS-DOS [de Microsoft]”. El informe señaló que había habido una “fuerte sospecha de una falta de seguridad alimentada por insistentes rumores sobre la existencia de programas espías en Microsoft y por la presencia de personal de la NSA en los equipos de desarrollo de Bill Gates”. El Pentágono, decía el informe, era el mayor cliente de Microsoft del mundo.
    En los últimos años ha habido revelaciones de que en la preparación de la invasión de Irak en 2003, EE.UU. intervino las comunicaciones del Secretario General de la ONU Kofi Annan, de los inspectores de armas de la ONU en Irak y de todos los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU durante un período en el cual estaban deliberando sobre qué acción emprender en Irak.
    Es como si el establishment de seguridad nacional estadounidense pensara que tiene un derecho inalienable a espiar; como si existiera una enmienda constitucional, aplicable a todo el mundo, que dijera que “el Congreso no aprobará ninguna ley que limite la libertad del gobierno de interceptar las comunicaciones personales de cualquiera”. Y la Cuarta Enmienda se ha cambiado para que diga: “Los ciudadanos tendrán seguridad personal, en sus casas, papeles y efectos contra pesquisas irrazonables, excepto en casos de seguridad nacional, reales o supuestos”.
    El principal informante de todos los tiempos: Philip Agee
    Antes de que existieran Edward Snowden, William Binney y Thomas Drake… antes de que aparecieran Bradley Manning, Sibel Edmonds y Jesselyn Radack… existió Philip Agee. Lo que Agee reveló sigue siendo la información más sorprendente e importante de la política exterior de EE.UU. que haya revelado algún informante del gobierno estadounidense.
    Durante 12 años (1957-1969) Philip Agee fue oficial de caso de la CIA, en su mayor parte en Latinoamérica. Su primer libro Inside the Company: CIA Diary, publicado en 1974 –un libro innovador sobre los métodos de la Agencia y sus devastadoras consecuencias– apareció en unos 30 idiomas en todo el mundo y fue un éxito de ventas en muchos países; incluía un apéndice de 23 páginas con los nombres de cientos de agentes y organizaciones encubiertas de la Agencia.
    Bajo manipulación, dirección y, usualmente en la nómina de la CIA, había presidentes pasados y actuales de México, Colombia, Uruguay y Costa Rica, “nuestro ministro del trabajo”, “nuestro vicepresidente”, “mi policía”, periodistas, dirigentes sindicales, dirigentes estudiantiles, diplomáticos y muchos otros. Si la Agencia deseaba diseminar propaganda anticomunista, causar disensión en las filas izquierdistas, o hacer que se expulsara al personal de la embajada cubana solo tenía que preparar algunos documentos falsos, presentarlos a los ministros adecuados del gobierno y a los periodistas apropiados y –¡presto!– escándalo instantáneo.
    El objetivo de Agee al nombrar a todos esos individuos, simplemente, era dificultar lo más posible que la CIA siguiera haciendo su trabajo sucio.
    Una táctica común de la Agencia era escribir editoriales y noticias falsas para que fueran publicadas a sabiendas por medios latinoamericanos sin ninguna indicación de la autoría de la CIA o del pago de la CIA a los medios. El valor propagandístico de semejante “noticia” podía multiplicarse al ser adoptada por otras estaciones de la CIA en Latinoamérica que la diseminarían mediante una agencia noticiosa propiedad de la CIA o una estación de radio propiedad de la CIA. Algunas de esas historias volvían a EE.UU. para ser leídas o escuchadas por estadounidenses mal informados.
    Atraer a la clase trabajadora merecía un tratamiento especial. Docenas de organizaciones sindicales, a veces poco más que nombres en membretes, se creaban modificabam, combinaban o liquidaban y se creaban otras nuevas en un intento casi frenético de encontrar la combinación apropiada para competir con los sindicatos de tendencia izquierdista y arrancarles la dirigencia nacional.
    En 1975 esas revelaciones eran nuevas y chocantes; para muchos lectores eran el primer indicio de que la política exterior estadounidense no era exactamente lo que sus libros de texto les habían dicho o lo que había informado el New York Times.
    “Un informe tan completo sobre el trabajo de espionaje como pueda ser publicado en alguna parte, un auténtico informe sobre cómo opera un ‘oficial de caso’ común y corriente estadounidense o británico… Está todo… presentado con una exactitud letal”, escribió Miles Copeland, un exjefe de estación de la CIA y ardiente enemigo de Agee. (No hay ningún ex oficial de la CIA más odiado por los miembros del establishment de la inteligencia que Agee, nadie siquiera cercano, debido en parte a su viaje a Cuba y sus prolongados contactos con los servicios de inteligencia cubanos).
    En contraste con Agee, WikiLeaks retuvo los nombres de cientos de informantes de los casi 400.000 documentos de la guerra de Irak que hizo públicos.
    En 1969, Agee renunció a la CIA (y a colegas que “hace tiempo dejaron de creer en lo que estaban haciendo”).
    Mientras escapaba de la CIA cuando estaba escribiendo Inside the Company –a veces literalmente corriendo para salvar su vida– a Agee le expulsaron o le negaron la entrada en Italia, Gran Bretaña, Francia, Alemania Occidental, Holanda y Noruega. (Alemania finalmente le otorgó asilo porque su esposa era una destacada bailarina en el país). El informe de Agee sobre este período en fuga puede encontrarse detallado en su libro On the Run (1987). Es una lectura recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s