Las superwomans (IV)

Dedicado a Lucía M. Mur, por otro nombre Lisístrata, con todo mi afecto.

 Decía el que quizá sea el mejor de mi maestros que el hombre es una pasión inútil.

 Y cuanta razón tenía.

 Nos debatimos diariamente en una fuerte lucha a muerte, sin otro objeto que sobrevivir, en todo aquello que hacemos sin darnos, cuenta casi nunca, de que estamos vendiendo nuestra jodida vida al diablo no por la eterna juventud, sino por un poco, o un mucho, de dinero.

 Triste batalla la nuestra que no tiene otro objeto que adorar al canallesco becerro de oro.

 Allá, nosotros.

 Es por eso por lo que yo digo que lo que encanallece a las superwomans es su afán de masculinidad.

 Repito, con mi maestro: el hombre es una pasión inútil porque trata siempre de transcender sus límites, sus propios límites, la mujer es la puñetera, la jodida, la maravillosa realidad porque su inmenso corazón la obliga a actuar siempre dentro de sus límites sin más proyecto, sin más ambición que el de hacer felices a los suyos, hacer, por lo menos, que nazcan, que vivan, que sigan viviendo, no olvida en ningún momento que somos unos animales racionales y parlantes y vociferantes cuya principal y debería ser única misión es que la vida, esta vida animal siga viviendo.

Entonces, cuando uno de esos maravillosos animales se masculiniza, cuando la muy jodida piensa que su misión, que su función real o sea que la que la realiza es hacer de canallesco hombre, entonces, sólo entonces, la caga, porque ella es mucho más que el éxito profesional, funcional, social o político, todos ellos, en cierto modo, artificiales, sino esa pasión útil de hacer correr, seguir fluyendo y mantener la vida.

Cuando una mujer supedita su vida real, esencial, de ser custodia del impulso vital de la naturaleza humana al artificioso triunfo sociopolítico está traicionando su auténtica función, su misión natural esencial.

 El problema es, pues, cuando estas mujeres que alcanzan, con todo el merecimiento del mundo, y más, esos puestos tan importantes y relevantes que generalmente ocupan los hombres, la magistratura judicial, por ejemplo, hacen lo mismo que los hombres no ya por instinto de imitación sino de justificación o incluso de supervivencia  y llevan a cabo una impartición de justicia tan torticera o más que los hombres, como diciendo “eh, que yo lo puedo hacer tan mal como los hombres e incluso peor” y cometen la suprema irrisión de degradar al justiciable cuando deberían de ensalzarlo de alguna manera puesto que él es la victima totalmente inocente de un sistema insuperablemente inicuo de justicia.  

 No sé si me estoy explicando bien porque lo que quiero decir es realmente difícil.

 Un ser que no sólo es la vida sino la luz que ilumina nuestras vidas, nuestras madres, nuestras esposas, nuestras hijas e incluso, a veces, nuestras hermanas, de pronto, por un complejo de inferioridad absurdo, por un intento de justificación que en modo alguno necesitan, decide hacer lo mismo que los hombres, o sea, la injusticia más vil, la aberración moral de cebarse cruelmente con aquel que sufre la iniquidad del Derecho.

 Entonces, coño, toda la admiración que les profeso, todo el amor sin límite que inspiran, todas y cada una, se sienten tan defraudados que no puedo reprimir el impulso de escribir 1, 2, 3,…posts sobre las superwomans que, en realidad, debería de titular las infrawomans porque cuando hacen esto, cuando superan en iniquidad a los hombres, no sólo no son superwomans sino siquiera mujeres.

Cuando la mujer lucha contra el hombre y contra la sociedad y vence, cree que ha vencido, porque ya no sólo es como el hombre, ese perfecto canalla, sino que ocupa los mismos puestos que el hombre y hace lo mismo que el hombre, en realidad, ha perdido la mayor de las batallas puesto que, en realidad, se ha convertido en un hombre, es decir, en otro perfecto canalla o sea en un superhombre, en una superwoman.

 

11 comentarios en “Las superwomans (IV)

  1. El peor momento del Gobierno Rajoy por Bárcenas–Gürtel. Pero Gallardón no sale en ninguno de los dos casos

    En el PP sospechan que el ministro de Justicia quiere liderar una opción política distinta: la suya al frente del partido.
    Por su parte, Esperanza Aguirre sopesa crear un partido político con Alejo Vidal-Quadras y otros marginados del PP.
    Las portadas de El País y El Mundo de este martes se verán multiplicadas por el efecto televisión.
    Otra ‘curiosidad’: Florentino Pérez (amigo de Gallardón) tampoco aparece en los papeles de Bárcenas, y fueron filtrados a El País, medio afín a Rubalcaba (amigo de Florentino).
    Este puede ser el principio del fin del aznarismo.

  2. El Gobierno de Mariano Rajoy está atravesando su peor momento desde que llegó al poder a finales de 2011. Sin duda, la crisis económica y el aumento del paro son dos causas importantes, pero a éstas hay que añadir los casos Gürtel y Bárcenas, que están golpeando con fuerza al Partido Popular. Y si no, miren las portadas que este martes han publicado El País y El Mundo.

    El diario de PRISA ha recordado el bodorrio de la hija de Aznar con Alejandro Agag en El Escorial. Uno de los episodios más sonados de la segunda legislatura de Aznar y que ya entonces le valió duras críticas de la oposición y de parte de la opinión pública.

    Más dura es la portada de El Mundo: “Escudero y Nasarre admiten los sobresueldos y pagos en efectivo”. Y lo es porque, en un primer momento, los dos miembros de PP negaron que cobraran esos sobresueldos. Ahora lo admiten, aunque aclaran que declararon a Hacienda esos cobros.

    Se podría pensar que el efecto negativo de estas portadas será mínimo: se trata de prensa de papel, que cada vez tiene menos lectores. No se preocupen. Ya están las televisiones -muy críticas con el Gobierno- para ampliar su repercusión en la opinión pública.

    Pero miren por dónde, hay un nombre que no aparece en ninguno de estos casos: Alberto Ruiz Gallardón. Evidentemente, en el PP ya se han dado cuenta de esta circunstancia. De hecho, sospechan que el ministro de Justicia quiere liderar una opción política distinta, esto es, la suya al frente del partido. Para que nos entendamos: Gallardón quiere ser presidente del Gobierno, y para ello debe, primero, liderar su partido. No lo duden, se presentará como el único -o uno de los pocos- que no ha cobrado sobresueldos.

    Será casualidad o no, otra de las personas que no aparecen en los papeles de Bárcenas es Florentino Pérez. El presidente de ACS y del Real Madrid es muy amigo de Gallardón, y es de los pocos constructores -hablamos de los grandes constructores- que no están retratados en la contabilidad B del PP. Otra ‘curiosidad’: los papeles de Bárcenas fueron filtrados al diario El País, medio más que afín de Alfredo Pérez Rubalcaba, a su vez, amigo íntimo de Florentino Pérez.

    Por cierto, Esperanza Aguirre está sopesando la posibilidad de crear un partido político con Alejo Vidal-Quadras y otros peperos marginados. Hace unos meses se pudo ver a la ex presidenta de la CAM por Nueva York buscando financiación para este fin.

    Sea como fuere, estamos ante el posible final del aznarismo. Sí, lo que oyen. Rajoy está
    donde está gracias al famoso cuaderno azul, aunque más tarde su partido le confirmó como líder en el también famoso congreso de Valencia.

  3. Mucho ánimo y todas las fuerzas del mundo,don José.

    Que la salud le respete a usted y su familia en la medida de lo posible,de todo corazón.

    Un fuerte abrazo y un placer,como siempre,leer reflexiones tan profundas y sinceras como la de este artículo.

  4. Esta será la última vez que aparezca en este blog. Me despido, pero antes quería dar algunas explicaciones sobre el por qué de esta decisión.

    Antes quiero puntualizar que esta serie de superwomans es lo mas machista que he leido en los últimos años.

    D. José, Vd. está diciendo absolutamente lo mismo que dice la misógina Iglesia Católica. Solo le ha faltado por decir que la mujer con la pata quebrada y en casa.

    Soy una mujer que ha ejercido una profesión, informática, con responsabilidades en la empresa y han sido 40 años de mi vida en los que he luchado como mujer por mantener mi independencia económica y darle un sentido a mi vida. Y a fe mía que se la he dado. No he tenido hijos por circunstancias que no vienen al caso y tampoco les hecho de menos ni me siento fracasada. Según su teoría yo no sería una mujer, y como piensan algunos, ni estaría realizada ni nada parecido. Voy a vomitar.

    En su post, vd. pretende idealizar a la mujer como madre y esposa valedora de las esencias ¿qué esencias? ¿aquéllas que nos elevan a la categoría de vírgenes y depositarias de las virtudes familiares para mantenernos sumisas y esclavas, fieles y calladas?

    Todo el trasunto de sus superwomans se concreta simplemente en mujeres que ejercen profesiones que hasta hace poco solo ejercían los varones y lo hacen tan mal como ellos porque además tienen la misma ideología, facha. Eso es todo.

    Hay jueces como la juez Carmena que es un ejemplo de persona independiente y hay muchas mas, por supuesto, y en todas las profesiones, y no hay que separarlas de sus compañeros para analizarlas como bichos de laboratorio.

    Pero según su entender cree que no son mujeres o no se merecen serlo, porque otra vez, volvemos a afirmar que las mujeres tienen que ser “custodia del impulso vital de la naturaleza humana” o no son mujeres ¿Es eso feminista? ¿Eso es lo que vd. entiende por feminismo?

    Aprovecho para comentar una frase que no quiero dejar pasar por alto. Vd. dijo unos post mas atras: “a mí me parecería muy bien que, con objeto de tener más súbditos y fieles, tanto Estado como la Iglesia fomentaran la natalidad”

    Esta frase suya, preferiría no haberla leído nunca. La biopolítica es la más sucia y cínica incursión del Estado en la intimidad y la libertad de las personas y especialmente de las mujeres. Siempre con resultados desastrosos. Ninguna institución tiene ningún derecho a limitar o fomentar la decisión de los ciudadanos con respecto de su prole. Y menos que nadie la Iglesia cuyos crímenes, (ver:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_criminal_del_cristianismo ) superan con creces cualquier cosa que se pueda imaginar. Me enoja hasta límites inconcebibles que se legisle sobre el derecho de las mujeres a su maternidad, a proseguir con su embarazo o a interrumpirlo. Las mujeres tenemos esa singularidad, la procreación o reproducción y no es negociable, igual que los varones tienen un miembro capaz de esparcir semen y no estaría bien que nadie legislara sobre ello.

    Y Patrick Bateman, te nombro el mayor misógino del reino, “reflexiones tan profundas y sinceras”

    Me siento realmente ofendida y degradada, maltratada e insultada en lo mas íntimo de mi ser de mujer.

    A pesar de todo le deseo larga vida y paz, si yo me equivoqué suponiéndole otra cosa a vd. le sucedió lo mismo conmigo.

    Salud.

  5. http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article54234
    EUROPA, EL DECLIVE MORAL. Pascual Serrano

    Ya a nadie se le escapa el declive económico que está sufriendo Europa como consecuencia de la crisis financiera y las políticas destinadas desviar de forma infinita millonarios fondos económicos al sistema bancario y al pago de intereses de deuda, en detrimento de las condiciones sociales de la ciudadanía. Lo que parece pasar desapercibido es el colapso moral de los gobiernos europeos. Hace pocas semanas, el 13 de junio, ya observamos que, mientras los países africanos y latinoamericanos votaban en Ginebra a favor del Derecho a la Paz en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, los europeos se sumaban a Estados Unidos y a Japón absteniéndose o votando en contra, como el caso de España.

    Nunca hasta ahora habíamos asistido a la vergonzosa situación de un primer ministro europeo condenado por prostitución de menores. Acto, por otro lado, más que conocido y del que alardeaba sin que tuviese consecuencias electorales negativas ni sanción pública por el resto de gobernantes europeos.

    El caso de Edward Snowden, el subcontratado de la CIA y la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) que filtró a The Guardian y a The Washington Post los programas de vigilancia masiva de las comunicaciones de los ciudadanos por parte del Gobierno de EE.UU. sin control judicial alguno, ha vuelto a recordarnos a que altura moral se encuentra Europa. Por motivaciones más o menos loables, países como China, Rusia, Cuba o Ecuador han participado en planes para proporcionar refugio a Snowden. Por supuesto, los países europeos estaban todos descartados para ayudar al filtrador y no hubieran duda en entregarlo a las autoridades estadounidenses a pesar de que, según las legislaciones europeas, el delito lo hubiera cometido el Estado norteamericano y no el ex agente. En cambio, quienes sí pudieron pasearse impunemente por las fronteras europeas sin que gobiernos ni policías pusieran ningún obstáculo fueron los aviones en los que la CIA secuestraba personas, llevaba a centros de detención ilegales -algunos también en suelo europeo- y se les torturaba.

    De modo que si usted está en contra del derecho a la paz, tendrá un gobierno europeo que le representará; si es un prostituidor de menores, podrá ser primer ministro en Europa; y si necesita utilizar nuestro suelo y espacio aéreo para secuestrar, encarcelar y torturar, lo tiene a su disposición. Eso sí, no se le ocurra denunciar los programas ilegales de vigilancia del gobierno estadounidense y luego venir por aquí porque será detenido y repatriado a Estados Unidos.

    Para esto último deberá contar con la ayuda de “dictaduras” y “países bananeros” cuyos presidentes no se prostituyen con niñas y además se empeñan en apoyar el Derecho a la Paz.

  6. TODO EL GLOBO ES UN CAMPO DE BATALLA PARA EL PENTAGONO. Pepe Escobar

    http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article54131
    Ni lo pienses; la Guerra Global contra el Terror (GWOT, por sus siglas en inglés) no se vuelve más “democrática” ni más transparente.

    El presidente Barack Obama de EE.UU. se compromete ahora a transferir la responsabilidad de las “Guerras de drones” [aviones no tripulados, N. d. T.] de la CIA al Pentágono para que el Congreso de EE.UU. pueda controlarlas.

    Prácticamente hasta ayer el gobierno de Obama ni siquiera reconocía en público la existencia de las clandestinas “Guerras de drones”.

    El Comando Conjunto de Operaciones Especiales (JSOC) del Pentágono, que entonces estaría a cargo de las “Guerras de drones”, seguro que se seguirá manteniendo en secreto.

    Y el Pentágono no ansía realmente retocar su definición de un “militante”, un candidato elegido como objetivo de un “asesinato selectivo” “cualquier hombre en edad militar en una zona de ataque”. Sobra decir que un hombre “musulmán”.

    La retórica de Obama es una cosa. Las “Guerras de drones” de su gobierno son un asunto totalmente distinto.

    El presidente insiste ahora que la GWOT ya no es una “guerra global ilimitada”.

    Eso es retórica. Para el Pentágono “todo el globo es un campo de batalla”.

    Ese es el concepto operativo desde el comienzo de la GWOT, e incorporado en la doctrina de Dominación de Espectro Completo del Pentágono.

    Y si todo el globo es un campo de batalla, todas las causas y consecuencias están interconectadas.

    Las reglas del juego

    ¿Cuál es la diferencia entre un soldado británico (el Reino Unido está vinculado a la GWOT a través de la “relación especial”) destinado en un cuartel militar horriblemente despedazado con un hacha de carnicero en una calle de Londres y un soldado sirio decapitado, destripado y devorado en un territorio en manos “rebeldes” por un mercenario yihadista suní?

    La diferencia es que el asesino nigeriano-británico en Londres es un terrorista y el yihadista en Siria es un combatiente por la libertad.

    ¿Cuál es la diferencia entre un checheno-estadounidense presunto –nunca demostrado de forma concluyente- responsable principal del atentado de Boston y una niña pequeña pastuna asesinada por un drone estadounidense en Waziristán?

    La diferencia es que el checheno-estadounidense es un terrorista y la niña pastuna ni siquiera es reconocida por el Pentágono (y si lo fuera la presentarían como “daño colateral”).

    ¿Y si el “daño colateral” es un ciudadano estadounidense, como en el caso de Abdulrahman al-Awlaki, el hijo de 16 años del clérigo musulmán Anwar al-Awlaki, víctima de un “asesinato selectivo” por un drone estadounidense en Yemen en octubre de 2011?

    El gobierno tardará 19 meses en admitir que lo “liquidaron”, pero sin presentar ninguna justificación.

    Las reglas del juego de la GWOT no cambiarán por muy sonora que sea la retórica de Obama.

    Cuando EE.UU. u “Occidente” matan o “asesinan selectivamente” a civiles musulmanes, nunca es terrorismo.

    Cuando los musulmanes apoyados en “Occidente” matan a otros civiles musulmanes –como en Siria– no son terroristas, son “combatientes por la libertad” al estilo de Reagan.

    Cuando los musulmanes matan a soldados occidentales –como en Londres– son terroristas.

    Cuando los musulmanes provienen de los regímenes, que hay que cambiar, de Irán o Siria –por no mencionar a Hizbulá-, por definición son terroristas.

    Y cuando los musulmanes se pudren lentamente en Guantánamo solo porque estaban en el sitio equivocado en el momento equivocado cuando EE.UU. invadió un país musulmán, siguen siendo terroristas, a pesar de la enésima promesa de Obama de cerrar Guantánamo.

    Elige tu efecto negativo favorito.

    Echa una mirada a la sinopsis de Dirty Wars que muestra la investigación de Jeremy Scahill de la guerra clandestina de Washington. Presta atención a lo que dice un campesino pastún: “Si los estadounidenses vuelven a hacer algo semejante, estamos dispuestos a derramar nuestra sangre combatiendo contra ellos”.

    Eso es un efecto negativo. Y no solo los pastunes están dispuestos, sino también los árabes y musulmanes nacidos y criados en “Occidente”.

    La nueva expresión favorita e histérica del “lobo solitario” apenas identifica la futura proliferación de individuos musulmanes cuya cólera acabará estallando.

    Puede que no estén afiliados a ninguna franquicia o copión al estilo de al Qaida. Lo que encarnan es la noción de que si “Occidente” puede salirse con la suya matando civiles musulmanes, tendrá que pagar un precio por hacerlo.

    Son uno, dos, tres, mil efectos negativos.

    Y las razones para mil efectos negativos se están acumulando.

    La operación “Conmoción y pavor” del gobierno de Bush sobre Bagdad hace 10 años fue terrorismo occidental infligido a la población civil de Irak.

    Las “Guerras de drones” son terrorismo occidental infligido a las poblaciones civiles desde Yemen a las áreas tribales de Pakistán.

    Los paquetes de sanciones impuestos durante años a Irák y después a Irán son terrorismo occidental a cámara lenta infligido a las poblaciones civiles para “prepararlas” para el cambio de régimen.

    Mientras tanto “Occidente” simplemente no abandonará su capacidad de fabricar más efectos negativos.

    La guerra de la OTAN “liberó” Libia y la convirtió en un Estado fallido. El resultado es “Sahelistán” África del norte y occidental bajo el fuego.

    Unos atacantes suicidas en Níger acaban de atacar un campo militar y una mina de uranio explotada por la compañía francesa Areva.

    La responsabilidad fue reivindicada por Mokhtar Belmokhtar, exlíder de al Qaida en el Magreb Islámico (AQIM) que a fines del año pasado formó la facción disidente Signatarios en Sangre y luego dirigió un ataque contra una planta de gas natural en Ain Amenas, en Argelia, el pasado mes de enero y puede que esté muerto –o no-.

    El resultado final es que todo el globo seguirá siendo un campo de batalla, una profecía del Pentágono que se realiza sola.

    Tantos Belmokhtar que combatir, tantos yihadistas sirios que apoyar, tantos “al Qaida” que asesinar selectivamente, tantos lobos solitarios musulmanes que rastrear.

    La retórica de Obama no es más que un show. La GWOT seguirá siendo una serpiente que se muerde la cola alimentándose ansiosamente hasta el final de los tiempos.

  7. MARHUENDA, LA BASURA Y LOS PAVOS. Lucas Leon Simon
    http://lucasleonsimon.wordpress.com/2013/06/25/marhuenda-la-basura-y-los-pavos/

    El periodista Alfonso Rojo ha dejado, por escrito, una visión de lo que piensa la “derechona” del estado actual del país. Ha dicho que “no se pide permiso a los pavos para celebrar la navidad”. Muy revelador.

    Otro presunto periodista, Francisco Marhuenda, ha calificado como “basura comunista” a un cierto sector de la opinión pública, expresando con aterradora precisión el antifaz democrático de los de su clase y condición.

    Es decir, que la derechona patria está crecida y casi al mismo nivel que en la horrorosa Guerra Civil, y han recuperado al completo su espíritu cainita, abandonando, sin complejos, cualquier atisbo de falsa reconciliación y mascarada democrática.

    No hay que pedir permiso a “los pavos” para celebrar la navidad de la corrupción y el recorte sin entrañas, dejar a 340.000 alumnos de las clases populares sin becas, triturar a jueces que investiguen desmanes y poner al ministerio fiscal a defender a los delincuentes del soborno y la financiación ilegal.

    Este país es una “unidad de destino en el mangoneo universal” y el cinismo aparece en grado de convulsión. Los voceros de la banca y los empresarios sobornadores aparecen con descaro y virulencia, nos llaman “pavos” y “basura” y se vuelven a su cubo del sobre y el paraíso fiscal.

    Pueden ocurrir varias cosas. Una, que prosigan con su “navidad”, atacándonos cada día el pescuezo en forma de reformas, privatizaciones e impuestos, jactándose de su condición de clase dominante y bendecida por sus sobornadas urnas, y otra, que los “pavos” se rebelen y manden a todos los marhuendas y esas odiosas entidades del crimen y la paranoia organizadas al exilio forzoso de sus privilegios.

    Este país es, desde tiempo inmemorial, una puta mierda. Hemos soportado “reconquistas”, falsas unidades, austrias y borbones, cánovas y sagastas, caudillos y corinnas y ahora tenemos una generación de aznares y rajoys, de basuras, marhuendas y pavos , viles y patéticos, que desde las tertulias y la cartera llena, se empeñan en amargarnos los días y las horas.

    Tengo una ilusión, y una esperanza, cualquier día de estos, a los pavos se le inflaran los genitales hasta el límite de lo insoportable y mandaran a estos salvapatrias a una baratija de navidad. Y sin pedir permiso. También.

  8. AL BORDE DE LA REVOLUCION

    http://insurgente.org/index.php/template/politica/item/6092-al-borde-de-la-revolución

    Hay que rendirse a la evidencia. Los propósitos de la socialdemocracia de socializar el capitalismo han fracasado. Y, tal como están las cosas, no es probable que pueda volver a intentarlo. Los neocons (ellos se llaman a sí mismos liberales) se han adueñado prácticamente de todo el poder, en España y en Europa, y siempre cerrarán el paso a cualquier otro conato de socialización, o el intento no pasará de ser otro débil y pasajero amago.

    La política del partido ahora en la oposición tiene muy poco de socialista y mucho de conservadora. Los socialistas en origen, al mimetizarse en socialdemócratas no han hecho más que decorar el sistema y dar al capitalismo durante un tiempo un aspecto si acaso un poco más humano. Pero, al final lo que han hecho tanto la socialdemocracia como el eurocomunismo es maquillar el capitalismo, darle un respiro y robustecerlo. En España como en Europa. Ahora mismo ya vemos cómo “Europa”, la Europa de los neocons arremete contra la Junta de Andalucía por el modo de solucionar el grave asunto de los deshaucios salvajes, que dice perjudicar a la banca: el dinero prima sobre el individuo. Esta es la desalmada filosofía que rige el destino de la población común de este país y de Europa.

    Allí como aquí la política es a la democracia lo que la religión es a la Iglesia católica: es posible que los clérigos corruptos se cuenten sólo por miles, pero son bastantes para provocar millones de deserciones e infectar a la institución entera hasta desmoronarse a ojos vista. El caso es que ya es imposible esperar un relativo equilibrio entre la acumulación de capital y el bienestar social gestionado por el Estado. La ciudadanía en general, tan agraviada material y moralmente por interminables abusos y engaños de ls políticos rehenes del dinero, ha terminado detestando a la clase política entera.

    Cada vez el centro financiero mundial exige más recortes sociales, y a los beneficiarios les da igual las consecuencias. Hay un dato invariable de carácter empírico e histórico: los detentadores del poder político y económico y los poderosos asociados siempre hasta ahora han preferido el riesgo de revueltas, sublevaciones y revoluciones, antes que ceder una palmo de su poder. Y los empresarios prefieren cerrar la empresa o ir a la quiebra, antes que doblegarse a razonables reivindicaciones de sus trabajadores. Responden todos a su naturaleza de escorpión. Siempre es la misma historia. La socialdemocracia y el eurocomunismo llevan apenas treinta años, los sindicatos mucho más. Pero entre todos y por más esfuerzos que han unos y otros han hecho, la sociedad capitalista global ahonda las desigualdades después de haber pasado por una corta fase ilusoria de acceso al dinero… que hay que devolver. Las clase trabajadora está volviendo a la condición de sierva o de esclava que en realidad nunca ha perdido del todo.

    Lo que está sucediendo en Europa es una catástrofe socioeconómica sorda o de baja intensidad, pero con los efectos de una posguerra. A la burguesía no le asusta la resistencia de los privados progresivamente de un mínimo de asistencia social. Los poseedores están determinados a restablecer la funcionalidad ortodoxa del capital y lograr tasas de beneficio crecientes.

    Ejércitos de policías del Estado, autonómicas o federales, de guardaespaldas y de sicarios largamente pagados que se ocupan de su seguridad, les garantizan a los banqueros o imitadores, a los políticos, a los grandes empresarios, a los opulentos que las grandes masas de población, a cambio de mini jobs y salarios equivalentes a limosnas en comparación con lo que ellos se embolsan, soportarán aun quejosamente lo que en otro tiempo y circunstancia hubiera desatado la revolución. En el pasado año el número de ricos en este país se ha incrementado en un cinco por ciento, mientras el de pobres ha aumentado un 8 por ciento. La desigualdad alcanza cifras que ahora menos que nunca no se resisten. Los pasatiempos de la modernidad contienen de momento a la turba. Pero de todo se cansan los pueblos. Como los individuos. Incluso se cansan de la paz prolongada, sobre todo cuando se presenta un panorama desolador y sin esperanza…

    Estamos en otros tiempos -dicen. Sí, pero por eso mismo, y porque pese a la engañosa circunstancia de que nos venden además falsa libertad, se hacen más insoportables las maniobras alambicadas del poder y sus abusos que le aseguran el dominio social. La Justicia, en tanto que contrapoder, debería comprender que el pueblo la mira como el último baluarte. Pero en España la justicia involuciona, y los poderosos no tienen mucho que temer de ella. Los rodeos dados a la instrucción de las causas y a los procesos que no acaban de sustanciarse, más que garantía son recursos oficiosos que les brinda la posibilidad de sortearla. Y las cuantiosas rapiñas del poderoso llevan camino de quedar impunes. En estas condiciones, no es demasiado aventurado afirmar que parece muy cercano el día en que este país y los que con España comparten en Europa el papel de víctima, estallen en una desesperada reacción sin precedentes. Incluso una gigantesca e inédita guerra civil entre policías y ciudadanos se dibuja en el horizonte de Europa, empezando por España. Ni con el euro ni sin el euro. La única salida que están dejando a las grandes masas de población es la Revolución, con cadena perpetua en lugar de guillotina. Lo que deseamos es que sea en la medida de lo posible controlada. El detonante puede ser cualquier insignificancia…

    Jaime Richart en http://www.redescristianas.net/2013/06/29/al-borde-de-la-revolucionjaime-richart/

  9. De lo mejor que he leido en tiempos..
    EN UN UNIVERSO EXTRAÑO. Rafael Poch
    http://blogs.lavanguardia.com/berlin/?p=497

    El futuro es un país extraño”. Así tituló su último libro-epílogo de una historia mundial del pasado medio siglo el historiador Josep Fontana. Confieso que ese título me desconcertó un poco. Ahora, examinando la actualidad, no podría encontrar otro mejor.

    Hubo un momento en el que parecía que la sociedad europea, por lo menos aquella más azotada por la estafa neoliberal, despertaba. Islandia, Indignados, Bepe Grillo, Ocuppy, Portugal… En Francia parecía que el Front de Gauche disputaba cierto espacio de malestar y de reacción nacional republicana al Front National. Ahora la sensación es que todo aquello fue poco; en algunos casos débil y disperso, en otros demasiado despolitizado, y en todos insuficiente.

    Solo Grecia con sus 17 huelgas generales en dos años, mientras Syriza ascendía hacia posiciones cercanas a las de primera fuerza política, ha dado la talla, sin desmerecer la alargada e inquietante sombra del “Amanecer Dorado”. Pero solo Grecia no alcanza para que Bruselas, Berlín y el establishment global que determina la gran política, tengan miedo y aflojen. Hacían falta tres o cuatro Grecias para empezar. Mucha más desobediencia y legítima ilegalidad. No se ha llegado a ello, ni hay, de momento, perspectiva.

    ¿Qué es lo que falla? ¿Por qué una juventud sin futuro se limita a gesticular? Esta involución ha venido para quedarse y tiene consecuencias y tendencias políticas muy claras, porque un mundo tan desigual, unas sociedades tan injustas y desesperanzadas solo pueden ser gobernadas con métodos e ideologías en sintonía con ello. Y eso es lo que asoma.

    En Francia la muerte del joven Clément Méric, el 5 de junio a manos de un mamporrero de extrema derecha, ha evidenciado que ya hay que pelear hasta por el consenso antifascista que fue firme en la segunda mitad del siglo anterior. Se ha presentado al valiente adolescente de 18 años, un alumno brillante admirado por sus profesores, una persona frágil que acababa de superar un cáncer, como un “extremista”. Se ha explicado que fue él quien empezó la bagarre. Se reduce a mera bronca, a “pelea entre bandas” una reacción que se creía rodeada de una elemental legitimidad: reaccionar y no tolerar que gente violenta con esvásticas tatuadas en el cuello se paseen por una ciudad que deportó a decenas de miles de judíos y que se creía vacunada por aquella vergüenza contra ese tipo de símbolos. Eso ya no es así.

    La República está en horas bajas, confusa y postrada en todos aquellos valores que la hicieron grande e importante para Europa, con su derecha empresarial loando el “modelo alemán” y su extrema derecha -que podría barrer pronto a la derecha tout court- explotando el descontento nacional y el rampante euroescepticismo sin que nadie le tosa. El timorato presidente Hollande se ha mostrado completamente incapaz de abanderar una vía alternativa a la medicina de Bruselas/Berlín y se limita a esperar los intrascendentes cambios de acento que, eventualmente, resulten de las elecciones alemanas del 22 de septiembre.

    Sí, es un buen momento para releer La Agonía de Francia que Manuel Chaves Nogales (para quien comunismo y fascismo eran equidistantes, una idea que hasta los ochenta era vista como reaccionaria y que hoy vuelve a ser celebrada) dedicó a la nación colaboracionista de 1940. Sí, en el fenómeno actúa una prensa tóxica (hay que hacer un gran esfuerzo para recordar que hace unos 30 años Le Monde todavía era un gran periódico con una visión del mundo diferente a la anglosajona), pero lo fundamental es otra cosa: que el antifascismo ha perdido el apoyo mayoritario que tuvo en la sociedad francesa. Lo alarmante es ese cambio de sentido común. Un claro aviso de que a Europa le están asomando las viejas orejas pardas.

    Esa degeneración es parte del legado que treinta años de disciplina neoliberal abrazada por la socialdemocracia deja al continente: una sociedad desorientada que no distingue ya los valores humanistas y de solidaridad de la basura retrógrada, que adopta el lenguaje de los fachas (ese “buenismo”, acuñado por Goebbels y desempolvado por neocons, que hoy forma parte del vocabulario habitual de los tertulianos) contra la emigración, contra los sindicatos y contra la izquierda, perdón, contra “el populismo”. Treinta años de penetración reaccionaria en un terreno de juego que no conoce el vacío y que la izquierda institucional abandonó por rendición incondicional. El resultado es esa extraña amorfía social.

    Es también el legado de esa “Europa” y sus instituciones (el euro y el Banco Central Europeo entre ellas, antes “la Comisión”, “Bruselas”) con la que el establishment, siempre con el apoyo de la misma socialdemocracia, ha colado en el viejo continente la mundialización portadora de involución socio-laboral, retroceso de los Estados, privatización y avance de los monopolios, por la puerta trasera y superior de la “construcción europea”, eludiendo así los obstáculos nacionales arraigados en los diferentes países. El resultado: sociedades aún más capitalistas, gente aún más colonizada en sus vidas por la lógica y la antiética depredadora del capitalismo.

    Todos los actos a los que he asistido en los últimos dos meses como observador, sea en Alemania o en España, relacionados con la crisis y sus respuestas, han estado claramente dominados por un público de más de cuarenta años. ¿Dónde están los jóvenes?

    Jóvenes sin trabajo ni perspectiva de tenerlo que adoptan el discurso de su enemigo con una naturalidad escalofriante. Sociedades de marcianos compuestas por generaciones de pelados y tatuados aún más vitalmente colonizadas, despolitizadas y embrutecidas por el compulsivo consumismo low cost, idiotizadas por el narcisismo y el exhibicionismo individualista, imbuidas en ese también extraño encierro de masas alrededor del ordenador, con su pasiva socialización de encadenados intercambios on line y tesis de 140 caracteres, a través de redes controladas por la NSA o cualquiera de sus versiones nacionales. Ríase usted de la generación de la televisión. Esto sí que es un universo nuevo y extraño.

    Confrontado a las virtudes de esta gran liberación tecnológica, retengo, sobre todo, que en este maravilloso mundo de comunicaciones virtuales, las ventanas físicas y reales, por las que circula el aire y los espacios se ventilan, están cerradas en estáticas inmovilidades de hecho que favorecen cierta obesidad, física e intelectual. Transformar todo este mundo nuevo en un movimiento social, coloca al observador en un universo extraño y en una larga perspectiva en el mejor de los casos. Parece que no va a haber reacción social a la 1848, sino un largo e incierto proceso en el que se recogerá lo que se siembre, lo que se consiga arrebatar y ganar. De momento es obvio que la oligarquía se ríe de la calle. Su goleada es total. Le basta y sobra con la guardia urbana. Por eso sus trucos y discursos se repiten con una desvergüenza insultante. Y esa desvergüenza dice mucho de lo sobrada que va.

    En España un “comité de sabios” dictamina sobre las vías para reducir las prestaciones de las pensiones. Como en Alemania, ocho de estos doce “sabios” resultan estar inocentemente vinculados al sector bancario y de los seguros que se está forrando en todo el mundo con el desarrollo del seguro privado en el que las cotizaciones de las pensiones se colocan en la bolsa. En la bolsa del mismo casino que quebró en 2008 y ante cuyo altar se sacrifica el Estado del bienestar. Estamos ante un sistema ladrón con estructura de círculo vicioso. Su desvergüenza se asienta sobre la pasividad de la mayoría que consiente y no ejerce su legítimo derecho a desobedecer al robo.

    En consecuencia, las mentiras no se renuevan, ni siquiera necesitan ser repintadas para volver a ser vendidas: en Siria el gas Sarin toma el relevo a las “armas de destrucción masiva” de Sadam para justificar mayores intervencionismos militares. El mundo se entera con sorpresa de que el derecho fundamental al secreto de las comunicaciones no existe, pero el tipo que denuncia ese enorme delito pasa a engrosar la lista de los héroes de nuestro tiempo, los Assange, Manning y demás, perseguidos o encarcelados por ello. Un periodismo tóxico se pregunta si estos personajes son héroes o villanos, lo que nos regresa al tema de la bagarre parisina y del cambio de sentido común que hay detrás del ¿quién empezó? Las mismas preguntas son síntoma del gran retroceso de la consciencia social experimentado en las últimas décadas.

    A un nivel superior, ahora con llamadas de teléfono, emails, Facebook y demás redes “sociales” de nuestro nuevo sujeto, se repite la mentira de la guerra fría, cuando en el “mundo libre” se controlaba, por ejemplo en Alemania, todo lo que iba y venía hacia y desde el Este, en nombre de la misma “seguridad nacional”, mientras se denunciaban los intolerables controles de aquellas Stasi y Kgb. Como ahora, aquellos controles era completamente ilegales e inconstitucionales, pero la exclusividad de la maldad la tenían los otros. Ahora el público desinformado creía que el líder del control de las redes sociales era… China. Cuantas veces nos arrullaron con su “Gran Muralla de fuego” y sus policías dedicados a censurar el Internet, sus pleitos con Google etc. Mientras tanto, ellos iban perfeccionando el verdadero big brother de orejas globales. No es una cuestión de maldad, sino de capacidad tecnológica y en ello Washington Londres y Bonn/Berlín, siempre fueron por delante de Moscú, Pekín o Teherán.

    Al plantearse las sensaciones del momento, esa confusión en distinguir los puntos cardinales, la dificultad de separar lo provechoso de lo negativo, lo rebelde del más estéril exhibicionismo, se acaba aterrizando sobre esa idea de que el futuro es un país extraño, que da título al libro de Fontana. Perplejos ante el nuevo sentido común, perdemos hasta los contornos de lo que nos espera, ignoramos lo que el sistema nos tiene preparado para los próximos años y décadas. Y nos preguntamos, ¿pero qué está pasando?

  10. @Lucía M

    No voy a tener en cuenta la perla que me has dedicado,porque lo creas o no,de tanto tiempo leyéndote por aquí,te aprecio aunque no nos conozcamos.

    Le agradezco a don José,que siempre exprese sus opiniones con esa carga de profundidad y sinceridad.

    Odio la hipocresía,e independientemente de que pueda discrepar en parte de las cosas que comenta,valoro que escribe siempre lo que siente,sea políticamente correcto o no.

    Por ejemplo,respecto a lo que comentas de la natalidad y la Iglesia,y la frase en concreto que citas,estoy totalmente de acuerdo contigo y no comparto,en absoluto,esa opinión de don José,o mejor dicho,ese apoyo que el daría a esa iniciativa.

    Puedo ser muchas cosas,pero desde luego,misógino no soy.Siento haberte ofendido.

    Sinceramente,creo que lo que quería transmitir don José en esta serie de artículos no tiene nada que ver con lo que has sacado en conclusión de ellos,ni tenía la menor intención de hacerte sentir así.

    Al contrario,yo lo he entendido como un intento de enaltecer la figura de la mujer y de que para don José,son la esperanza de que algún día haya un mundo mejor del que tenemos,por ser más humanas,por lo general,de lo que somos los hombres,bajo su punto de vista.

    Con su enfoque,con su forma de ver la vida,es un artículo sincero y consecuente,a mi modo de ver.

    Personalmente yo no lo habría enfocado así,porque puede llevar a equívocos,malos entendidos,o malas interpretaciones que creo que es lo que ha sucedido,por tu parte.

    Y repito,siento la parte de la ofensa que has sentido porque valore que las reflexiones del artículo son sinceras y profundas,.

    Ojalá reconsideres tu postura.Eres una gran persona,no necesito conocerte personalmente para percibirlo.Con leerte,salta a la vista.

    Un abrazo y reitero mis disculpas por ofenderte.No era mi intención,en absoluto.

  11. Apreciado Pepe, este párrafo que copiaré a continuación, a mi modesto entender no te salió nada afortunado, pero si el que tiene boca se equivoca, pues no te digo el que teclea desde una situación de estress, pero me encantaría que evitásemos todos para siempre jamás los juicios de intenciones….

    “Lucía o no me comprende o lo FINGE. Efectivamente, soy un feminista especial porque deseando como deseo vivir y morir entre mujeres porque SE que son, en todos los sentidos, mucho mejor que los hombres, si una de ellas dice o hace algo que no me gusta lo digo, porque me duele mucho que una o unas de ellas abusen o estropeen su manifiesta superioridad.”

    También tengo la absoluta convicción Lucía de que Patrick no padece misoginia, discutamos las ideas sin disparar a la persona o al menos procurémoslo y que conste que no me pongo como ejemplo de nada pero intentemos buscar lo que nos une porque si nos zurramos entre nosotros estamos apañados y encima se descojonará el enemigo común, osea los Neocabrones.

    “Sus quiero a todos los que por aquí venís” Por favor que nadie se enfade por unas cuantas palabras mal expresadas comenzando por las mías, Un abrazo familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s