La doble o triple moral de la derecha respecto al hecho del nacimiento humano.

                  Carlos Cano y Marinaleda

 El “nasciturus”, el que va a nacer, se tiene por nacido a todos los efectos que le sean favorables.

 Qué buenas son las madres ursulinas, qué buenas son que nos llevan de excursión.

 ¿Por que se lleva la protección al que va a nacer hasta el extremo de condenar a muerte a la madre, y al crío, una vez nacido, se le desprovee de todos los derechos que le harían igual al resto de los nacidos?

 Para la ultraderecha nazi francofascista, la sociedad se fundamenta en dos esenciales derechos: el de propiedad y el de sucesión.

 Cuando el influjo del axioma de Lampedusa no había surtido todos sus hipócritas efectos, los legisladores definían a la propiedad como el derecho de usar, disfrutar e incluso destruir la cosa objeto de dicho derecho: “utendi, fruendi atque abutendi re sua”, nos decía aquel derecho tan civilizado que fue el romano. Era semejante a ese otro salvaje derecho que hacía a la mujer mera propiedad del marido “omnia que mulieris fuerunt viri fiunt”, todo aquello que fue propiedad de la mujer pasa a serlo del marido, y que no era sino la directa consecuencia de que la mujer siempre esta en manos de otro, “in manu patris”, en la mano del padre, o “in manu mariti”, en la del marido,lo que culminaría en el salvaje “la maté porque era mía”.

 Lo que estoy tratando de decir pero seguramente lo digo tan mal como siempre, o peor, es que esta canallesca y criminal gentuza, que es la que hace las leyes, lo realiza siempre arrimando el ascua a su asquerosa sardina porque a mí me parecería muy bien que, con objeto de tener más súbditos y fieles, tanto Estado como la Iglesia fomentaran la natalidad que no otra cosa es ese desmesurado interés por proteger los derechos del “nasciturus” si no fuera por el absoluto desinterés que muestran ambos en ese mismo sentido cuando dejan de proteger descaradamente al que era “nasciturus” cuando ya ha nacido y entonces en lugar de considerarlo acreedor a un derecho igual de propiedad al de cualquier otro hijo de vecino sólo por el hecho de haber nacido sin haberlo pedido él, se le condena a la desigualdad y a la miseria por mor de ese conjunto absolutamente canallesco que forman el bienio maldito de la propiedad y su complemento la sucesión.

 Y que conste que soy plenamente consciente de que me estoy enfrentando no sólo al pensamiento radical de la peor de las ultraderechas sino incluso al de las benditas clases medias que se horrorizarían sólo al pensar que un gobierno decente dejara de tutelar para siempre el derecho de sus hijos a ocupar por las buenas los bienes raíces que ellos habían adquirido con el sudor de sus laboriosas frentes.

 Los bienes raíces, o sea el derecho de propiedad sobre la superficie de la Tierra, es, en mi modesta opinión, el origen de todos los males que nos afligen porque para apropiárselos, toda esta canallesca gentuza que gobierna el mundo ha tenido que crear un derecho “ad hoc”, es decir, sacarse de la manga un derecho inexistente porque yo, por supuesto, tengo, y exijo, que el dinero que yo gané con mi trabajo en 6 sitios a la vez, vaya a parar a las muy necesitadas manos de mis hijos, dos de los cuales son enfermos graves e incurables, pero a lo que no puedo aspirar yo, ni nadie, es a que, con ese dinero, yo adquiera para siempre, para toda mi dinastía, uno o varios trozos de la superficie de la Tierra, porque ésta pertenece por igual a todos los que han nacido sobre ella y que por el mero hecho de haber pasado de “nasciturus” a “nacidos en realidad” no pueden perder todos esos formidables derechos que tenía para vivir aquél que sólo era una esperanza de vida frente a una criatura ya nacida y en plenitud de posibilidad de crecer y desarrollarse y no condenada a morir de hambre y de frío en los arrabales de una de nuestras inmensas y siniestras ciudades.

A esto creo que algunos lo llaman comunismo, yo pienso que sólo es derecho natural, o sea, uno de los derechos inalienables que el hombre adquiere sólo por el hecho de nacer, o sea de que lo arrojen en medio del mundo contra su voluntad y no como mano de obra lo más barata posible para sus  abusivas empresas sino como un ciudadano que puede disponer de los bienes que constituyen la superficie de la Tierra en igualdad de condiciones con sus otros coetáneos, sin que nadie le pueda expropiar de este derecho nunca. O sea que propiedad exclusiva del dinero y de los bines de uso y consumo, sí, de los llamados bienes raíces o inmuebles, no, éstos serán siempre de la propiedad del Estado u otras entidades públicas y serán también siempre de uso y disfrute común, al menos  teóricamente.

¿Comunismo? Pues, sí, a lo mejor.

 Después de haber escrito el post anterior, al ir a buscar un encarte gráfico para él, he hallado este texto que no me resisto a incluir aquí:

 “Por su misma naturaleza, la tierra es propiedad común y nuestras leyes y tradiciones ya dan testimonio reconociéndola como tal. De hecho, esto se ha reconocido ampliamente por un número sorprendente de pensadores grandes de muchas culturas.

El principio de “dominio eminente” afirma la demanda superior de la sociedad a la tierra. La constitución del estado de New York (USA) declara: “La gente del Pueblo, en su derecho de soberanía, poseen la original y última propiedad en a a todas la tierras entre la jurisdicción del Estado.” Ley Inglesa y Americana reconocen generalmente propiedad absoluta de bienes – pero no de tierra. La ley se trata del “dueño” de tierra como un terrateniente – tierra se mantiene baja la soberanía del pueblo y es sujeto a sus condiciones.

Para alcanzar el estado de propiedad común de tierras, Henry George proponía que la renta de tierra se pague a la comunidad. Este pago expresa la cantidad exacta que satisfaría los derechos iguales de todos los miembros de la comunidad. Los individuos mantendrían sus títulos a la tierra, y su garantía de tenencia y posesión segura. Este método de hacer la tierra “propiedad común” también se puede llamar “propiedad privada condicional de tierra” (con pago de la renta a la comunidad), al contrario de “propiedad privada absoluta de tierra” (con la renta guardada en manos privadas)”. http://www.prosperidad.org/reme1.htm

12 comentarios en “La doble o triple moral de la derecha respecto al hecho del nacimiento humano.

  1. Desde que llegó la OTAN a Afganistán se ha aumentado 40 veces la producción de heroína

    http://www.librered.net/?p=27188
    Varias voces se han levantado durante los últimos meses con la intención de denunciar no solo el mantenimiento, sino también el crecimiento que se ha dado en la producción de cocaína en el país ocupado por la ISAF (International Security Assistance Force), cuyo liderazgo ostenta la OTAN, desde que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobase en el 2011 la Resolución 1 386, que ponía en marcha el llamado Acuerdo de Bonn (Acuerdo sobre Órdenes Provisionales en Afganistán hasta el Restablecimiento de un Gobierno Institucional Permanente) que, en sí, no era más que la legitimación internacional para ocupar Afganistán.

    Desde el jefe del servicio antidroga de la Policía iraní, el general Ali Moayedi, hasta el presidente ruso, Vladimir Putin, representantes, casualmente, de países fronterizos y por lo tanto de mercados más cercanos para la droga afgana, han elevado sus voces a la esfera internacional con la intención de sacar a la luz una de tantas sombras que la ocupación de Afganistán por parte de la OTAN ha generado, el aumento de la producción de todos los derivados que se extraen de la amapola blanca, la morfina, el opio y la heroína.

    Desde el departamento antidroga iraní, y con datos tomados en el 2012, se afirmaba que la producción de droga afgana había aumentado de 2.000 toneladas en el 2002 a unas 8.000 en el 2012, lo cual, en palabras de su portavoz, no es más que la confirmación de que “los gobiernos Occidentales ven las drogas como un negocio lucrativo.”

    La importancia de los datos ofrecidos por el gobierno iraní es tal, dado que el país persa no solo es el que más opio decomisa anualmente en todo el mundo, con un 89% de los movimientos mundiales y 41% de heroína, sino porque también es el núcleo desde el cual los grandes cárteles del narcotráfico mundial distribuyen la droga a los distintos continentes, con especial incidencia en Europa, así como en los estados del Golfo Pérsico y gran parte de las antiguas repúblicas soviéticas (muchas de ellas integrantes de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, OTSC).

    Todo ello, no solo genera un mercado negro ilegal de la droga a nivel mundial que mueve miles de millones de dólares, sino que también fomenta la drogodependencia, generando en países como Irán una grave problemática que da como resultado la existencia de 1,2 millones de drogodependientes, de los que un 70%, lo son a las inyectables.

    De hecho, el 92% de la producción no está destinada a un uso medicinal, por lo que según datos del gobierno de Teherán, en concepto de drogas ilegales, Afganistán ingresa, según la ONU, unos 4.000 millones de dólares anuales, de los que una cuarta parte la reciben los cultivadores y el resto se lo reparten las autoridades locales, organizaciones rebeldes, grupos armados y traficantes que transportan el material al extranjero, lo cual ha instado una vez más a las autoridades iraníes a solicitar ayuda internacional para frenar esta lacra.

    A su vez ha generado movimientos en las fronteras desde hace más de tres años, cuando para intentar frenar el continuo tráfico de droga, ingenieros militares iraníes han construido una barrera de mil kilómetros, así como zanjas para dificultar el paso de vehículos (hasta de 400 kilómetros en la provincia de Sistán-Baluchistán), e incluso diques allá donde los traficantes utilizan cauces de ríos para el paso.

    Desde el Ministerio de Exteriores ruso también se han ido facilitando datos donde se evidencia un incremento del tráfico de estupefacientes en Rusia desde la ocupación de Afganistán. De hecho, varias fuentes del departamento antidroga ruso han afirmado en palabras de su portavoz, Victor Ivarov, que la OTAN no solo no está cumpliendo con uno de los supuestos objetivos claves de su ocupación sino que está poniendo trabas a los intentos por parte de las autoridades afganas de llevar a cabo quemas controladas de cargamentos de opio en las zonas del sur, más concretamente en la provincia de Helmand, donde se produce alrededor del 42% de la producción de opio en el mundo, según citan algunos medios de comunicación afganos, si bien, la producción se ha ido extendiendo y ha ido llegando a otras regiones como Kandahar, Uruzgán, Farah, Nimroz y, en menor medida, Daykundi y Zabul.

    La visión ofrecida por el Ministerio de Lucha contra el Narcotráfico afgano tampoco es nada halagüeña. Según datos ofrecidos en el 2010 por el portavoz del Ministerio, Zalmai Afjali, “durante los cinco últimos años el número de consumidores de drogas ha aumentado desde 920.000 hasta más de 1,5 millones [¼ ]. La adicción a la droga se suma a la inseguridad, a los delitos comunes y a las enfermedades que se transmiten por contagio, y dañan los esfuerzos para el desarrollo del país”.

    Con esta situación es fácil poder relacionar los grandes movimientos poblacionales que se han dado en Afganistán hacia sus países vecinos, sobre todo Irán y Paquistán, con la búsqueda de nuevas oportunidades, huyendo de una situación de guerra endémica, inestabilidad política, económica y social que con la ocupación de las fuerzas internacionales se ha incrementado. A su vez ha generado un mayor flujo de movimientos en el mercado negro de la droga, favorecido por el descontrol fronterizo y las tensiones intrínsecas entre las fuerzas de la OTAN y sobre todo, de Estados Unidos, en esa supuesta “guerra contra el terror” y los países vecinos del territorio afgano.

    Según el análisis realizado por Alexia Mikhos basándose en estadísticas del año 2005, cuatro años después de la expulsión de los talibanes por las fuerzas de la OTAN, realizadas por la Oficina de las Naciones Unidas contra el Crimen y las Drogas (UNODC), “el 87% de la producción mundial de opio y el 63% de su cultivo mundial se ubican en Afganistán. Se calcula que el 52% del Producto Interno Bruto del país, unos 270.000 millones de dólares USA, procede del cultivo ilegal de amapolas. La producción de opio se ha disparado desde la expulsión de los talibanes [¼ ]: solo en el 2004 la producción de opio se incrementó un 64%, alrededor de unas 4 200 toneladas frente a las 185 toneladas del 2001, a partir de la prohibición del cultivo impuesta por el régimen talibán.”

    Unido a estos datos clarificadores, podemos encontrar también un cambio de tendencia en cuanto a la dupla producción-consumo a nivel mundial. Jean Luc Lemahieu, representante de la UNODC para Afganistán, afirma que en los últimos años Afganistán es quizás la cabeza visible en cuanto a lo que producción de opiáceos y hachís se refiere, pero no debemos olvidar un silencioso pero rápido cambio de tendencia donde los países productores se están volviendo altamente consumidores (lo cual no implica que previamente no lo fueran), mientras que los anteriormente consumidores, siguen consumiendo pero comienzan a producir drogas sintéticas.

    Junto a los llamados de atención por parte de Rusia, Irán, Paquistán, China y la propia ONU, también han sido muchos los intentos de negociación durante los últimos años por parte de los países integrantes de la OTSC, formada por Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán, tratando de gestionar y organizar la cooperación y el combate conjuntos contra la amenaza del narcotráfico procedente del territorio afgano, sin que hayan llegado a buen puerto dada la negativa de los altos mandos de la OTAN a establecer una política común de control con los países de la región centroasiática.

    Cierto es que la quema y destrucción total y repentina de las grandes plantaciones opiáceas repartidas por todo el territorio afgano sería un duro golpe no solo para su ya crítica situación económica, sino también para miles de familias que han vivido y siguen haciéndolo, del cultivo de la amapola blanca.

    El problema reside en la falta de interés por resolver un mal cada vez más asentado no solo en Afganistán, sino también en los países de la zona, que genera mayor inestabilidad y violencia. Los pocos intentos reales de frenar la producción de estas drogas no han hecho más que derivar de unas zonas geográficas a otras la producción, ayudado, no solo por los talibanes quienes financiaron y siguen financiando parte de sus actividades con la producción y venta de opiáceos, sino también por el propio interés de determinados estamentos del gobierno, tanto a nivel nacional como regional y local, que favorecen y protegen a los cárteles que dirigen los grandes movimientos a nivel nacional e internacional.

    Tanto la ISAF como el alto mando de la OTAN parecen seguir queriendo hacer oídos sordos a los desalentadores datos ofrecidos por gobiernos y organismos internacionales que ven el incremento de la producción e intercambio de estos productos como una forma más de terrorismo a escala mundial y uno de los males más desestabilizadores, que no solo imposibilitan la resolución de conflictos abiertos por su intervención militar enmascarada en una supuesta guerra contra el terrorismo internacional cuando sus verdaderos intereses han sido puramente económicos y geoestratégicos en la batalla por la hegemonía de bloques entre las “economías occidentales” con Estados Unidos a la cabeza y las “emergentes” entre las que se encontraría Rusia.

  2. ¿Es España una democracia? El caso de las pensiones
    http://www.vnavarro.org/?p=9077

    A primera vista esta pregunta parece una provocación. Dudar de que España sea una democracia parece reflejar una ignorancia acerca de lo que es una dictadura. Y los que hemos vivido y sufrido una dictadura podemos atestiguar que España hoy no es una dictadura. Ahora bien, tampoco es una democracia homologable a la de la mayoría de países de la Unión Europea de los Quince (UE-15) que tienen un desarrollo económico semejante al español. Y uno de los indicadores más significativos de lo que digo es lo limitadísimo que es el espectro ideológico en los medios de mayor difusión, sean estos públicos o privados. Veamos un ejemplo.

    Hace unos días se publicó un informe de una Comisión llamada de Expertos, que fue nombrada por el gobierno del PP con el objetivo de hacer recomendaciones que, en teoría, pudieran garantizar la solvencia de las pensiones públicas en España. Esta Comisión estaba integrada en su mayoría por profesionales próximos a las Compañías de Seguros Privados y a la Banca (9 miembros de un total de 12), instituciones financieras que tienen un gran interés en privatizar las pensiones a base de reducir las pensiones públicas. En cualquier país con mayor cultura democrática, habría una protesta, expresada entre otros fórums, en los medios de mayor difusión, denunciando el claro conflicto de intereses entre dichos profesionales y el objetivo asignado a la Comisión, que era hacer un estudio objetivo de la situación, para mejorarla. Este objetivo estaba claramente en conflicto con los intereses de las Compañías de Seguros y de la Banca que aquellos miembros de la Comisión representaban. Ni que decir tiene que esta representatividad no era formal. Pero su dependencia de las instituciones que habían financiado sus trabajos les hacía vulnerables y sospechosos de una falta de neutralidad e imparcialidad. En realidad, todos ellos eran conocidos por sus posturas favorables a las tesis de las Compañías de Seguros y de la Banca, lo que explica que el informe pudiera haberlo escrito la propia asociación de Compañías de Seguros (de las cuales recibían dinero) o de la Banca (de la que también recibieron fondos). Todo era muy predecible.

    En un país democrático esto hubiera sido objeto de denuncia en los medios de información. No ha sido así en nuestro país. Todos estos medios continuaron refiriéndose a la Comisión como “Comisión de Expertos”, ignorando que tales medios tienen entre sus objetivos (al menos en teoría) la vigilancia del Estado y crítica de sus comportamientos antidemocráticos. Referirse a tal Comisión como de Expertos, es darles una legitimidad que no se merecen.

    El sesgo abusivo de los medios de información y persuasión

    Pero la cosa es incluso peor. Si miramos los artículos de los cinco rotativos de mayor difusión del país (El País, La Vanguardia, El Periódico, el Mundo y ABC), podemos ver que todos ellos publicaron este último fin de semana (tanto en las páginas de opinión como en sus páginas económicas) artículos apoyando las tesis de que hay que recortar las pensiones, tal como promovía la mal llamada Comisión de Expertos. Un total de 23 artículos. Y ni uno (repito, ni uno) de esos artículos cuestionaba la tesis de que los recortes de las pensiones -que la “Comisión de Expertos” estaba recomendando- fueran necesarios. Es más, en todos ellos se afirmaba que había un consenso nacional e internacional entre todos los expertos en el tema de las pensiones sobre la necesidad de recortar las pensiones públicas. Un ejemplo, entre otros, es el de la profesora Concepció Patxot, de la Universidad de Barcelona, en su artículo “El Estado de Bienestar, más allá de las pensiones” (La Vanguardia, 09.06.13). Otro ejemplo era el artículo del Catedrático Josep Oliver titulado “Los inevitables recortes en pensiones” (El Periódico, 08.06.13), rotativo que también se ha distinguido por promover los recortes de pensiones públicas, escribiendo un editorial durante el fin de semana en apoyo de los recortes. Editoriales semejantes han aparecido en los otros rotativos. Ni uno ha escrito en contra de dichos recortes de las pensiones.

    Además de esta campaña propagandística a favor de los recortes de las pensiones (que de seguirse la metodología de cálculo de las pensiones propuesta por la supuesta Comisión de Expertos serían los más acentuados en el país de la UE-15 que se gasta menos en pensiones), estos rotativos han invitado a dirigentes de la Banca y de las Compañías de Seguros para que expongan sus puntos de vista sobre la viabilidad de las pensiones. Así, El País, el mismo día que publicaba todos los artículos de apoyo a los recortes (07.06.13) invitó al aristócrata Henri de Castries, Conde de Castries, presidente y consejero delegado de la compañía de seguros AXA, para que opinara sobre el futuro de las pensiones públicas y, como era de esperar, auguró un futuro catastrófico para tales pensiones, aconsejando a la gente que fuera corriendo a la Banca y a las Compañías de Seguros para hacerse un plan de jubilación privado. El título de esta presentación era “¿Quiere una pensión decente? Ahorre. El Estado no se la dará”. El aristócrata indicó que no solo las pensiones, sino todos los servicios públicos, deberían privatizarse, porque la gente se ha malacostumbrado y exige más de lo que el Estado puede y debe ofrecerle. Y, por si no quedaba claro, enfatizó que el sistema sanitario público debe servir solo para emergencias (es decir, para casos muy costosos) pero no para ofrecer confort (y calidad de vida) al ciudadano. Y para acentuar todavía más su carácter reaccionario (y no hay otra manera de decirlo) indicó que los salarios estaban demasiado altos, añadiendo: “¿Dónde está escrito que los salarios solo puedan subir? (…) Los salarios deberían poder descender”. Y también, como era de esperar, repitió el mismo argumento de que la edad de jubilación obligatoria se hizo ya hace más de cincuenta años y que, por lo tanto, debería cambiarse. Es interesante notar que los que aducen estos argumentos nunca han dicho que el horario laboral diario de 8 horas se aprobó a finales del siglo XIX, hace ya más de un siglo, y en cambio no han recomendado cambiarlo.

    Este artículo es la guinda que termina la avalancha ideológica. Ni que decir tiene que esta campaña carece de la más mínima sensibilidad democrática y refleja una prepotencia que caracteriza al establishment español. La arrogancia de este establishment es única en la UE-15. España tiene uno de los Estados del Bienestar más pobres de la UE-15, unos de los salarios y de las pensiones más bajos, y todavía quieren recortarlos más y más. Las clases populares deberían movilizarse y no estaría de más que se comenzaran a hacer escraches también a los medios de desinformación que existen en España. Es obvio que son parte del problema y debería denunciárseles. El enriquecimiento de la democracia exige en nuestro país un cambio profundo de sus escasamente democráticos medios de información. Éstos, en realidad, son más de persuasión que de información.

    En contra de lo que se indica, la gran mayoría de expertos a nivel internacional en temas de Seguridad Social no consideran que las pensiones públicas sean inviables (véase el libro Social Security. The Phony Crisis, de Dean Baker y Mark Weisbrott, de la University of Chicago Press, y el libro Lo que debes saber para que no te roben la pensión de Vicenç Navarro y Juan Torres, de la Editorial Espasa). Todo lo contrario. Hoy España se gasta muy poco en pensiones. Y las pensiones, incluyendo las contributivas, son bajas. La evidencia de ello es abrumadora. Pero las voces que cuestionan la sabiduría convencional en España se han mantenido fuera del circuito, marginadas, pues los establishments financieros, políticos y mediáticos saben lo frágiles que son sus argumentos, muy vulnerables a desaparecer, si pudieran mostrarse los enormes fallos de su estructura ideológico-intelectual, que promueven los medios.

  3. Mientras se lincha y condena a Messi:

    El Pacto PP+PSOE es la segunda parte de la reforma constitucional. Ojo con dos elementos del Pacto que señalo en siguientes tuits.

    1. Pacto PP+PSOE incluye promover con celeridad acuerdo de libre comercio entre EEUU y la UE. Neoliberalismo de manual, pura ortodoxia.

    2. Pacto PP+PSOE propone acelerar la Directiva de Servicios! Puerta abierta a la privatización de Sanidad, Educación y Servicios Sociales.

    El PSOE con este pacto ha abandonado el socialiberalismo para adentrarse, ya explícitamente, en el neoliberalismo más antisocial posible.

    Hasta Francia (Hollande) está amenazando con vetar el tratado de libre comercio con EEUU que ahora PP y PSOE pactan acelerar.

  4. CARTA ABIERTA AL 24,5% DE LOS ESPAÑOLES QUE AÚN SIGUE APOYANDO AL PP CON POSDATA PARA http://www.eldiario.es/zonacritica/Carta-espanoles-apoyando-PP-posdata_6_142495758.htmlel resto

    Rosa María Artal
    Está Vd. entre los 8.112.582 de personas que, según una encuesta de Metroscopia, votarían de nuevo al PP allá donde se les convoque. Representan Vds. el 24,5% de los ciudadanos con derecho a sufragio y el 17,2% de los residentes en España. Apenas 6 puntos más de electores otorgaron la mayoría absoluta a Mariano Rajoy, el 30,2%. La primera cuestión es saber si esos porcentajes le parecen democráticamente significativos para respaldar un cambio del modelo de Estado como el que se está dando en nuestro país. Pero hay muchas más que le planteo siempre que no sea beneficiario del sistema creado. Es decir, marido, mujer, hijo, primo, tío, amigo, vecino, chofer, o simple siervo clientelar del PP. No es previsible que ese grupo alcance ni al millón de personas, así que todavía se encuentra Vd. en un sector muy amplio cuyas motivaciones nos interesan.
    ¿Qué piensa cuando asiste a diario al rosario de robos de dinero público a gran escala que muestran las investigaciones judiciales y periodísticas? Ya sé que me dirá el consabido “todos lo hacen” pero ¿de verdad cree que son lo mismo de “iguales” todos o que no es punible un solo euro sustraído por parte de quien sea? Más aún ¿Vd. apoyaría a quienes atracan su propia casa? ¿Estima que un país puede funcionar con gente que, como Vd., avala la corrupción?
    Nos gustaría saber también cómo se le queda el cuerpo al conocer que con el dinero de todos –el presupuesto del PP procede en un 95% de subvenciones públicas- sus favoritos se están llevando impresionantes sobresueldos, “indemnizaciones” y “becas” de alojamiento. Hasta un millón de euros más ha cobrado el propio Mariano Rajoy solo en un quinquenio, según las propias cuentas del partido presentadas al juez Ruz, y así buena parte del staff y durante años. ¿Sabe cómo se nos queda a la gente decente conocer estos datos? ¿Le importa algo?
    ¿Le da igual que le mientan? Porque Vd. sabe que nos han mentido a todos y reiteradamente. A la mayoría no nos da igual. ¿Confía en sus afirmaciones actuales que anuncian futuros prósperos? ¿En qué basa su confianza a la vista de la trayectoria?
    Imagino que no ignora cómo ha crecido la desigualdad social en nuestro país. Estamos a la cabeza de Europa en esa progresión desde el inicio de la crisis. Y debe conocer que ya hay muchos niños que solo comen lo que les dan en el colegio. Una comida al día. No desayunan, ni cenan. Y que se están habilitando soluciones individuales para que durante las vacaciones la caridad les nutra al menos con esa ración mínima: una vez al día. O que han aumentado escandalosamente los juicios de faltas por hurto de comida. ¿Que siempre ha habido ricos y pobres? ¿Tanto? ¿De nuevo? ¿Se le ha ocurrido relacionar esta amarga realidad con las respuestas a las preguntas precedentes?
    Es interesante que nos cuente qué le parece que haya gente que no paga apenas impuestos, que evade capitales mientras los demás cotizamos escrupulosamente, y que se les haya regalado, encima, una amnistía fiscal. La secretaría general del PP en su día consideraba una barbaridad algo similar.
    ¿Tampoco le importa que con el repago farmacéutico y la reducción de servicios de salud pública haya seres humanos que ya no siguen en la medida necesaria sus tratamientos médicos? ¿Sabe que es por su culpa? ¿Es Vd. votante en Madrid? ¿Qué sensación le causa que empresas especulativas extranjeras estén pujando por nuestros hospitales como en una subasta? ¿Tampoco eso le mueve un músculo?
    ¿Y qué miles de familias pierdan sus casas por impago de créditos mientras se subvenciona con dinero público a los bancos? ¿Y que Europa pida también la dación en pago y el PP, al que Vd. apoya, se niegue?
    ¿Sabe que el PP ha creado en su mandato un millón de nuevos parados? ¿Que en las positivas cifras de empleo registrado de Mayo hay gente que figura 4 veces porque solo tiene un contrato de un día a la semana? ¿Y que el otoño se llevará los contratos estacionales? ¿Le parece que una reforma laboral que facilita el despido y la bajada de salarios es la solución? ¿Qué solución? ¿No recuerda lo que nos dijo la hoy Vicepresidenta de todo con otra mucho más tibia?
    Cuando el partido que Vd. vota le dice que estamos “en el buen camino” ¿se ha preguntado en qué dirección va ese camino? ¿Qué modelo de país se ha previsto cercenando la investigación y devaluando sueldos o echando a la gente más valiosa hacia la emigración. ¿Eurovegas? ¿Conoce por cierto que el proyecto está parado acosado fuera de España por sospechas de corrupción?
    Sabemos que Vd. es sobre todo una persona a quien le gustan las cosas “como dios manda”. Y parece ser que ese dios manda que la iglesia católica imponga sus normas en la justicia y en la educación de este país, que nos las imponga a todos. ¿Le compensa eso del desastre económico que nos aflige? ¿En qué dios cree que, según le dicen, propicia todas estas atrocidades?
    ¿Quiere Vd. para sus hijos una educación de asalariados precarios o la emigración?
    ¿Se ha enterado que la nueva Ley de Costas permite construir al lado del mar y que eso inflará de nuevo la burbuja inmobiliaria creada por José María Aznar y Rodrigo Rato –causa fundamental de nuestra crisis particular- y puede alejar el turismo que es casi lo único que nos queda? ¿Tiene noticia de que también quieren acabar con los parques naturales para dedicarlos al lucro especulativo?
    ¿Se ha planteado que igual sus tertulianos gurús también le están mintiendo porque actúan más como propagandistas del PP (del cupo beneficiarios) que como periodistas o analistas? ¿No ha notado Vd. nada raro?
    Sabemos que, si no vota al PP, no sabe a quién votar. Les ocurre algo parecido a los 7.119.387 (el 21,5% del electorado) que también mantienen su apoyo al PSOE. A ese que suscribe pactos para secundar las políticas del PP y que espera que Vd. por ejemplo termine votándoles a ellos. ¿Ha pensado que hay otras soluciones?
    Tampoco ignoramos que a Vd. le da miedo “lo difícil” ¿es más fácil sobrellevar los recortes actuales y futuros?
    ¿Cree que a la larga esto se arreglará por este camino? ¿Ha mirado cómo les va a los ciudadanos de Grecia y Portugal? Si “cree” que nosotros somos “diferentes”, debería revisar la diferencia entre considerar cierto lo que no se ve y valorar la razón y los datos. Debería por fin enterarse de que los Reyes Magos y Santa Claus son los papás.
    ¿A Vd. le importa lo que le pase a la sociedad o solo a Vd. y su familia? En el segundo de los casos ¿Qué hace en un comunidad constituida en lugar de vivir en una isla para Vds. solos? ¿Sabe que hay personas que se están jugando la vida por ayudarle? ¿Conoce por ejemplo lo que está haciendo -y lo que le cuesta- a Hervé Falciani?
    Posdata para el resto de los españoles no adictos a PP y actual PSOE:
    Dado que somos mayoría ¿Es lógico lo que nos está ocurriendo? ¿Qué mecanismos lograrían acabar con este insostenible desvarío?

  5. Falciani y el Estado español: paradigma de la corrupción estructural
    Alberto Garzón – eldiario.es
    Hervé Falciani, ex trabajador del banco HSBC, ha decidido salir a la luz y declarar la guerra a los gestores e intermediarios financieros que posibilitan la evasión fiscal. Hace unos años Falciani extrajo cuantiosa información proveniente de su banco para inmediatamente habilitar los mecanismos informáticos necesarios que permitiesen a las autoridades fiscales de diferentes países, entre ellos España, utilizarla. No fue fácil. Durante el proceso Falciani fue detenido y llevado a la cárcel, de la que salió en condiciones de máxima seguridad: con ocho guardaespaldas y chaleco antibalas. Desde entonces se esconde en España bajo un sistema de protección de máxima seguridad auspiciado por la ONU.
    La conocida como lista Falciani llegó a España en 2010, bajo Gobierno del PSOE. La lista contenía el nombre de 659 españoles que habían evadido sus obligaciones fiscales, y el Gobierno de entonces anunció haber recaudado hasta 260 millones de euros gracias a aquella información. Sin embargo, el portavoz de economía del PSOE, Pedro Saura, declaró “extrañamente” el 23 de abril de 2013 que la lista Falciani en realidad son dos y que ellos no llegaron a disponer nunca de la segunda. Aquel mismo día varios grupos parlamentarios pidieron al Gobierno del PP hacer pública la totalidad de la lista Falciani. Cosa que, “extrañamente”, fue rechazada. Asimismo, en una respuesta a Izquierda Unida el Gobierno aseguró en febrero de 2013 estar trabajando en un proyecto de ley que permitirá publicar los nombres de los evasores fiscales.
    Aunque se desconocen los nombres de todos los millonarios que se beneficiaron de la existencia de los paraísos fiscales, sin embargo sí que se ha ido conociendo el procedimiento que se usaba y usa aún para evadir impuestos. Las investigaciones judiciales siguiendo diferentes casos de corrupción han sacado a la luz algunos nombres de actualidad como Bárcenas, Gao Ping o Correa. Y la conclusión es demoledora: la corrupción financiera y política es estructural en el sistema, tanto a nivel del Estado español como a nivel europeo. Y no sólo no es combatida por las autoridades responsables sino que además estas mismas autoridades están implicadas hasta el tuétano y han promovido legislación que ampara y protege este tipo de “delincuencia”.
    Recientemente la investigación de la trama Gürtel permitió conocer el nombre de Arturo Fasana y el de su empresa Rhone Gestión. Desde Suiza, Fasana gestionaba el dinero de grandes fortunas españolas que buscaban ocultar sus patrimonios y riqueza a la Hacienda Española, pero también gestionaba cuentas vinculadas a procesos de corrupción política en España. Así, el entramado financiero resultante desveló que, desde el primer eslabón de la cadena hasta el último de ellos, hay un sinfín de nombres, empresas y ubicaciones geográficas que hacen muy difícil la investigación policial posterior.
    Pero la previsible opacidad financiera no ha impedido que veamos la basura. Mientras Fasana gestionaba las cuentas de Gürtel, también recibía en las mismas cuentas, tal y como reveló InfoLibre, dinero proveniente de grandes empresas españolas como Repsol-YPF. Empresa ésta en cuya privatización, por cierto, jugó un importe papel el rey Juan Carlos. Además, el propio Fasana gestiona cuentas de más de una treintena de grandes fortunas españolas. Según una exclusiva de Interviu, incluso Corinna habría sido cliente del gestor suizo, quien habría planificado un sistema para ocultar las comisiones que la amiga del rey recibía por su intermediación entre las grandes empresas españolas y los Gobiernos de distintos países –entre ellos el de España, como reveló el periódico El Mundo y a pesar del desmentido del Gobierno. Una perversa conexión que no queda ahí. Según El Confidencial, y citando fuentes policiales, entre los clientes de Fasana se ocultan varias instituciones del Estado y un gran número de empresarios y grandes fortunas. La propia Casa Real tuvo que salir rauda al paso y reconocer que efectivamente el Rey había tenido en el pasado cuentas en paraísos fiscales, como apuntó El Mundo, aunque matizó que se trataba por cuestiones de herencia. En todo caso y según otros testimonios, como los citados anteriormente, los informes policiales con toda esta información acaban traspapelándose misteriosamente.
    Cuando en un Estado de derecho se normaliza socialmente que el tesorero del partido que da soporte parlamentario al Gobierno tuvo al menos una treintena de millones de euros en paraísos fiscales, estamos ante un síntoma de la putrefacción del Régimen. Sobresueldos y tejidos financieros para evadir impuestos o para pagar favores empresariales, como las presuntas donaciones realizadas por empresas como Mercadona al Partido Popular y reveladas por los papeles de Bárcenas, son todos elementos que forman parte del mismo sistema.
    En definitiva, los Urdangarines y Bárcenas no son sino la punta del iceberg de un régimen podrido y carcomido por la corrupción estructural de un sistema económico de casino del que han sido los mejores valedores los Gobiernos que han tratado de apuntalar el régimen a través de la ocultación y la denegación de información. A una pregunta de Izquierda Unida, el Gobierno se negó a declarar si Bárcenas estaba en la lista Falciani. Y la propia Mesa del Congreso censuró una batería de preguntas dirigidas al Gobierno, también realizadas por Izquierda Unida, acerca de las relaciones entre Fasana, Rhone Gestion, el Centro Nacional de Inteligencia y la Casa Real. Opacidad permanente para ocultar que el propio régimen está erosionado por la corrupción, permitiendo de esa forma que se materialice el saqueo a los bolsillos de los ciudadanos.
    Es tarea de los demócratas ser contundentes contra esta perversión de lo que deberían ser las instituciones democráticas. Es momento de denunciar y señalar con el dedo a tantos estafadores y ladrones que pululan por las grandes empresas, en sus mansiones de lujo o en los escaños de los parlamentos. No olvidemos que los defraudadores son delincuentes, y de los más peligrosos, porque su acción afecta de forma directa a la calidad de vida de los ciudadanos. Necesitamos urgentemente construir una democracia transparente, al servicio de las necesidades de la gran mayoría social. Hay que actuar con rapidez y audacia, porque debemos hacerlo antes de que se sacrifiquen los avances democráticos en aras de salvar miserables e ilegítimas fortunas.

  6. LA FISCALIA TAMPOCO VE DELITO EN EL FRAUDE DE LAS PREFERENTES

    http://canarias-semanal.org/not/8917/la_fiscalia_tampoco_ve_delito_en_el_fraude_de_las_preferentes/

    En cuatro ocasiones la fiscalía ha defendido a los poderes públicos y financieros acusados de fraude y se ha opuesto al criterio del juez, hasta el punto de que en la última ocasión el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu lanza un reproche claro a la posición de la fiscalía que no ve indicios de delito en la venta de participaciones preferentes: “no puede descartarse la relevancia penal sin haberse efectuado un mínimo de actividad de instrucción sumarial”.

    El juez del “caso Bankia” choca también con el ministerio público cuando la fiscalía recomienda a los afectados aparcar las querellas y recurrir a la vía civil: “ese criterio, basado únicamente en la eficacia y rapidez en obtener una respuesta de la Justicia (…) no es ni puede servir de excusa para crear espacios de impunidad”.

    La posición de la fiscalía que recomienda recurrir a la vía civil “no es ni puede servir de excusa para crear espacios de impunidad”, afirma el juez

    La posición de la fiscalía, un órgano jerárquico que depende del ministerio de Justicia, no responde a ninguna instrucción del ministerio, según fuentes del departamento. Pero lo cierto es que se repite por cuarta vez en las últimas semanas en las que las acusaciones de fraude a la banca y a poderes públicos suelen contar con un ministerio público que –según algunas acusaciones—actúa “más como abogado defensor”. Así ha sucedido en el caso del encarcelamiento de Miguel Blesa, así ha sucedido en la investigación a la Infanta Cristina y así ha sucedido también en el caso de los papeles de Bárcenas en el que el ministerio fiscal ni siquiera interrogó a los constructores acusados de financiar ilegalmente al PP.

    Caso Blesa: El ministerio fiscal no sólo se opuso al encarcelamiento sin fianza del ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, sino que amenazó al juez Elpidio José Silva con presentarle una querella por actuaciones irregulares. Como respuesta, la acusación particular ejercida por Manos Limpias pidió su recusación por ser “condescendiente con los querellados” y le acusó de “actuar como si fuese el abogado defensor de los imputados”

    Caso de los papeles de Bárcenas: La fiscalía guardó silencio el día en que los constructores acusados de hacer donaciones ilegales al PP prestaron declaración. No planteó ni una sola pregunta. Cuando al día siguiente los medios de comunicación recogieron la insólita posición fiscal, anticorrupción sí planteó cuestiones.

    Caso Palma Arena: La causa que investiga el posible fraude fiscal por parte de la Infanta Cristina ha contado con una fiscalía que en dos folios aseguraba que no le consta “ningún indicio incriminatorio, ni documental, ni testifical” del que se pueda extraer que la Infanta conocía la supuesta actividad delictiva de su marido, Iñaki Urdangarín. El fiscal excusó también los gastos de la reforma de la casa de Barcelona de la pareja sosteniendo que no creía que fuera “un delito penal, sino en todo caso una irregularidad administrativa”.

    Caso Bankia: Sin que se hayan practicado diligencias todavía, la fiscalía asegura que en la venta de participaciones preferentes “las circunstancias no pueden sino llevarnos a concluir la ausencia de tipicidad penal en los hechos descritos en la querella, conclusión que aparece reforzada por nuestra jurisprudencia”.

    La actuación de la fiscalía también ha causado malestar en casos como el de Madrid Arena en el que el ministerio público se negó a acusar al ex vicealcalde de Madrid y al ex delegado de Economía de la Comunidad. Isabel de la Fuente, la madre de una de las víctimas, llegó a asegurar en Telecinco: “La fiscalía es el mejor abogado de los imputados”.

  7. La izquierda anfibia . Rafael Cid

    http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/60076-la-izquierda-anfibia.html

    “Cómo vas a hablar acerca del mar con una rana,

    si ella no ha salido nunca dela charca”

    (Zhuang Zi)

    Decía Max Weber en su monumental Economía y sociedad que la tradicional confesionalidad de los poderosos responde a una lógica eminentemente práctica, puesto que el apoyo cerrado de la Iglesia a su status de dominación como algo bueno y necesario para la prosperidad general les permite aunar legalidad con legitimidad. Algo semejante ocurre en el plano ideológico con su contraparte social. Cuando la entidad que debía oficiar como el enemigo natural de esas oligarquías plantea su legitimidad sobre el placebo de ser la “izquierda”, la pretendida oposición se hace cortesana en un tropismo que recuerda lo que refiere Norbert Elias en su obra El proceso civilizatorio. De esta forma, la derecha clásica y la sedicente izquierda compiten y se alternan en la misión de suplantar al pueblo, encadenando sus necesidades y secuestrando sus capacidades. Una cala por las últimas corrupciones divulgadas por los medios de comunicación arroja una imagen fiel de los crímenes políticos que se cometen con el santo y seña de “la izquierda”.

    -José Blanco, “el Rasputín” de la era Zapatero, imputado por corrupción en su etapa de ministro de Fomento por el Tribunal Supremo y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, la oposición al gobierno del PP, poniendo la mano en el fuego por la honradez del ex ministro de Fomento.

    -Izquierda Unida denunciando la actitud permisiva del fiscal en el caso de la prisión incondicional de Miguel Blesa en línea con el seudosindicato ultraderechista Manos Limpias, obviando haber sido coparticipe de los cargos que pesan sobre el antiguo presidente de CajaMadrid en la supuesta compra ilegal del City Bank de Florida o su responsabilidad directa en el ascenso del íntimo amigo de Aznar a la cúpula de la entidad, con la ayuda de los representantes de Comisiones Obreras en la alta dirección de la entidad financiera.

    -Joaquín Almunia, miembro de la ejecutiva de Ferraz zafándose alegremente de los críticas del FMI a las leoninas contrapartidas exigidas por la Comisión Europea en el primer rescate a Grecia, que originaron la situación de emergencia social que padece hoy su población.

    -CCOO y UGT alineándose con la Casa Real en el rechazo parcial a la Ley de Transparencia, reclamando un fuero especial en aspectos como el sueldo de su staff y las donaciones privadas que reciben, mientras el sumario del fraude de los EREs revela que los das centrales pudieron ingresar hasta 7,6 millones de euros en concepto de asesoramiento y cobros asistir a manifestaciones y concentraciones en apoyo de empresas en crisis.

    No hay diferencia sustancial entre un poder financiero que provoca una crisis humanitaria con su codicia, erigiéndose luego en el salvador cargando los costes sobre sus víctimas, y una oposición política y sindical que pacta con el PP en el momento en que el gobierno pretende anular el salario mínimo y esquilmar las pensiones e incluso refrenda los informes de los expertos que han diseñado el expolio social.

    Todo este friso de fechorías y malhechores varios, a diestra y siniestra, desde el poder y desde la oposición, en el plano político y en el sindical, confluye en una misma óptica. Un pensamiento único institucional que impide aflorar posiciones que rompan las reglas del juego. Entre el atado y bien atado de unos y el gato negro, gato blanco, lo importante es que cace ratones, de otros, no hay más que fórmulas simétricas que reproducen el sistema a la gatopardiana manera (cambiar algo para que todo siga igual). Derecha e izquierda terminan hablando la misma lengua, construyendo un idioma simbiótico que es la lengua del poder.

    En el debate abierto sobre la sostenibilidad de las pensiones, por poner el ejemplo más reciente, esa comunidad de intereses entre supuestos adversarios es más que elocuente. El ataque al “pan de los jubilados” ha ido por barrios, aunque sin cambiar de acera. Primero fue la sedicente izquierda del PSOE en la etapa Zapatero, agravando los plazos de cotización, cobertura y edad legal de percepción, y más tarde ha sido el gobierno Rajoy quien ha tomado el relevo entrando a saco en la cuantía de las subvenciones. El primer hachazo socialista contó con el consenso de los agentes sociales (CCOO, UGT y CEOE) y la oposición retórica del PP. Y el rejonazo que ultima ahora la derecha en el poder, a su vez, parte de la coartada de un texto aprobado por un equipo de especialistas con el visto bueno de los miembros de CCOO y PSOE allí representados.

    Aunque todos juegan al disimulo y a los hechos consumados. Así se explica que el líder de la oposición Alfredo Pérez Rubalcaba proclame que ellos solo suscribirán “la reforma” con el acuerdo de los sindicatos, como si no fuera consenso ex ante el aval de PSOE, UGT y CCOO al informe aprobado por la Comisión de Expertos incluyendo el restrictivo factor de sostenibilidad como base para el Pacto de Toledo. Más brutalmente sincero ha sido su colega en la ejecutiva socialista y jefe de los “hombres de negro”, Almunia, al enfatizar que esta se hará sí o sí.

    Una opera bufa, que la mano derecha no sepa lo que hace la izquierda y viceversa, que arranca de aquella famosa transición. De hecho, los Pactos de la Moncloa, consensuados por todos los partidos y sindicatos institucionales, liquidadores de la histórica indexación de los salarios al IPC, son el precedente de lo que hoy con absoluta arbitrariedad se perpetra contra las pensiones. Salarios a la baja, jubilaciones decrecientes y pelotazos emergentes: ¡es la crisis, estúpidos!

    Qué vergüenza, qué descaro, qué jeta, los destapes de PSOE y CCOO para justificar sus respectivas imposturas. Valeriano Gómez, artífice de la primera contrarreforma de las pensiones, pide que se utilice el fondo de reserva hasta el 2018 “para ganar tiempo”, y Toxo y los suyos afirman que su hombre en la comisión de expertos estaba ese día en aquel lugar a título personal. No pueden ocultar que comulgan con la tesis oficial que ciñe la cuestión a un problema demográfico. Porque “la jubilación a los 65 años se decidió hace casi 100 años, cuando la esperanza de vida era de 70 años” (Almunia dixit). Puestos a apañar correspondencias entre “majaderías de la misma frasca”, al hombre de la Troika le ha faltado recordar que también hace casi un siglo el servicio militar duraba 3 años y que hasta la llegada de la II República en 1931 las leyes prohibían votar a las mujeres, y en la actualidad nada de eso rige. Lógicamente, entre tantas miserias y carencias, ni a unos ni a otros se les ocurre plantear el problema de la estabilidad del sistema del lado de los ingresos (con inversiones productivas y pleno empleo). Y mucho menos postular que las pensiones se financien vía presupuestos, como hacen muchos países europeos y el propio Estado español con partidas de tanta “trascendencia social” como Defensa (y sus injerencias armadas humanitarias) o la Casa Real (con el duque en-pal-ma-do a cuestas y las primas del Rey en la corte de Gao Ping por montera).

    La actual capitulación de la socialdemocracia implica no solo laminar el principio de igualdad de oportunidades sino incluso admitir la discriminación negativa en un contexto de rotundas desigualdades de origen. Es lo que se refleja en la rampante involución en aspectos como la educación superior, la sanidad, los derechos laborales o las pensiones. La izquierda institucional no se derechiza por un hado fatal o una maldad congénita. La izquierda se hace satélite de la derecha, se deja colonizar por la lógica del adversario, porque en su deriva para ser partido de gobierno necesita cortejar a las clases medias, tan mayoritarias electoralmente como asépticas ideológicamente, da lugar a una cultura política redundante con la de la derecha. El resultado es que los poderosos cuentan en la izquierda anfibia con un submarino que surca las aguas bravas que la derecha no se atreve a navegar. Es como la trampa de la deuda; te empeñas hasta los ojos y al final no sabes ni quién eres ni dónde estás. No te perteneces y terminas trabajando para el enemigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s