China (III)

 Para Lisistrata:

A veces, me hundo en el más profundo de los pozos de la desesperanza.

No es para menos.

A lo peor soy el más idiota de los optimistas del mundo porque, sabiendo de la ambigüedad del lenguaje, a veces, actúo como si realmente fuera posible la comunicación entre personas con una casi total identidad de pensamiento, emociones y convicciones.

Creo que nunca, otra vez, me he encontrado con otra persona cuya identificación con todo lo que pienso y siento sea mayor.

No sólo es ya el pensamiento socialista, izquierdista, ahora acabo de comprender que no el marxista, nos hacían comulgar con las mismas preocupaciones y convicciones, sino que, además, sentíamos la misma atracción por alguno de esos poetas absolutamente decisivos como es el caso de Rilke.

Claro que no es la 1ª vez y mucho me temo que no sea la última que me topo con el insalvable problema de la incomunicación.

 Con el 2º de mis posts recientes sobre China, he escrito ya cerca de una docena, sobre el tema,  en varias ocasiones, si seré gilipollas, creía que, al fin, había conseguido plasmar la parte esencial de mis impresiones al respecto.

 Si no existieran los Usa, es probable que China fuera el objeto del peor de mis odios. Lo que ahora está sucediendo allí, creo, porque respecto a lo que sucede en ese país, yo, sólo puedo creer, no saber, que es el trasunto actual de lo que Arthur Koestler nos contó en El cero y el infinito, y una de las causas que le impulsaron a abandonar este asqueroso mundo voluntariamente.

 Pero yo no soy tan exigente ni tan drástico, tal vez porque mi formación no fue científica como la suya sino literaria. He dicho ya muchas veces por aquí que no creo en los científicos, ni en los sacerdotes, ni en los médicos, ni en los jueces, ni en los militares, ni en los que conforman las ongs. He aprendido en los poetas que el hombre no es más que una puñetera mierda que, a veces, vive momentos sublimes.

 O sea que soy un puñetero escéptico relativista que sin embargo quiere ser rabiosamente constructivo porque siente una enorme compasión por todo el sufrimiento humano.

 No hay más que dolor, ése es el trágico final de todos nosotros, yo comencé a sentir la compasión que me produce el auténtico e insoportable dolor humano desde que me hirió para siempre Terencio con su “homo sum et nihil humanum me alienum puto”, soy hombre y considero que nada humano me es ajeno.

 Entonces ¿cómo un tipo como yo, que ha sufrido desde niño todas las calamidades que el hambre y la miseria económica producen a los más indefensos de los hombres, puede permanecer impasible a lo que sufren ni más ni menos que 1.400 millones de personas?

 Frente al destino de la 7ª parte de la Humanidad no puede uno mantenerse imparcial, neutral, equidistante, sino que como exigía Sartre, hay que tomar partido. 

 Y ¿cuál ha de ser esa toma de partido? ¿Condenar el régimen comunista que lo gobierna?

 Nos estamos quejando aquí, ahora, con amargura insuperable de la desigualdad inhumana que el más feroz de sus partidarios está infligiendo a todos los españoles.

 Y yo no tengo más remedio que acordarme de Cuba, ese país tan denostado por esa prensa mundial que cumple a rajatabla con los principios de Goebbels y Dulles.

  Y es que yo estoy poseído, si se me permite la expresión, por el espíritu de la justicia que, como nos enseñó Ulpiano es vivir honestamente, no dañar a otro, y dar a cada uno lo suyo.

 Y lo suyo, lo nuestro, lo de cada uno de nosotros no es sino una parte alícuota igual de la Tierra porque todos somos hijos de los mismos hombres, de los mismos padres, de modo que la desigualdad no es sino el monstruoso resultado del azar.

 Ante estas premisas, ¿cómo se puede ser capitalista y liberal, cómo se puede dejar al arbitrio de los más fuertes la distribución de toda la riqueza de las naciones?

 Cuba fue, es y será la realización de la utopía. Quizá nunca más vuelva a producirse sobre la Tierra un paraíso semejante, un país en el que, al menos en las leyes, todo puto hijo de vecino sea igual a cualquier otro, coño.

 Pero Cuba es un pequeñísimo país, China es un continente. No se puede manejar de la misma manera un microcosmos que el más grande de los macrocosmos. Se necesita una inmensa cantidad de riqueza para subvenir a las necesidades de 1.400 millones de personas y la política es el arte de lo posible.

 No sé realmente lo que está ocurriendo allí pero tengo noticias involuntarias a través de los medios que tratan de hundir la que es, entre otras pocas economías no sólo emergentes sino también disidentes, la 2ª o 3ª economía mundial, de lo que está sucediendo realmente allí.

 Algo grande y distinto tiene que ser para que todo el imperio liberal neocons capitalista haya abierto contra ella el fuego graneado de todas sus baterías.

 El que no está conmigo, está contra mí, el enemigo de mi enemigo es también mi amigo.

 No sé. Son ya las 22 horas y estoy terriblemente cansado de luchar contra el delirio que le produce a mi mujer su enfermedad, y mi propio cansancio.

 Me parece inútil por mi parte intentar  que me entiendan unas personas que nunca conoceré y que no sólo no leerán lo que escribo porque el tema no les interese lo más mínimo sino que, si lo hacen, estarán en desacuerdo esencial conmigo, porque no somos sino lo que leemos u oímos, y el mundo, a nuestro alrededor no es más que ruido y furia, que no podemos comprender porque los que nos lo cuentan hacen todo lo posible para confundirnos.

 Así que lo dejo, por hoy. Buenas noches, ojalá durmamos un poco, para descansar y reponer fuerzas.

 

15 comentarios en “China (III)

  1. LA ACOJONANTE BUENA SUERTE DE ANA MATO
    http://blogs.publico.es/davidtorres/2013/05/31/la-acojonante-buena-suerte-de-ana-mato/
    Haber votado al PP es una desgracia como otra cualquiera. Digamos, como cruzar las vías del tren borracho y que te atropelle un mercancías fuera de horario y te arranque de cuajo una pierna. Mala pata. Sin embargo, hay algunos que lo votarían otra vez sin dudarlo, es decir, volverían a cruzar borrachos por el mismo paso a nivel para que les atropelle el mismo tren a la misma hora, a ver si hay suerte y les arranca la otra pierna.
    A esto se le llama fidelidad. La extraña enfermedad que sufren las noticias en España, que parecen todas repes. Yo no sé cómo mis compañeros periodistas pueden aclararse cuando tienen que informar sobre si vuelve Aznar, si vuelve Alfonso Guerra o si van a clonar un mamut, como si hubiera mucha diferencia. O sobre el cisma sucesorio en el PSOE, que es un anuncio de crecepelo muy tonto y muy largo. O sobre los papeles de Bárcenas, que al final van a acabar en la Biblioteca Nacional, al lado del manuscrito del Cid, como la respuesta española a la teoría de la relatividad de Einstein: €=mg2, siendo eme la masa de pringados multiplicados por el cuadrado del Gürtel más la brillantina de Bárcenas.
    Con todo, la mujer que aparece y reaparece en las noticias, y nunca para bien, es Ana Mato. Sale tanto los últimos meses que habría que revisar las paredes de Bélmez por si se les ha escapado una cara. A la pobre Ana Mato es que le pasa de todo: se encuentra un deportivo último modelo en el garaje, se encuentra unos billetes de avión a su nombre en la mesa de la salita, se encuentra dos cumpleaños y dos comuniones con todos los gastos pagados, se encuentra unas entradas para Eurodisney, etc. Lo de la trama Gürtel empezó un poco como el atrezo de una película barata, con unos trajes y unas corbatas, y al final va a acabar (igual que ciertas producciones de Hollywood) por desbordar los presupuestos generales del estado. Con el dinero que se ha despilfarrado alegremente en regalos a gente que no los necesita podíamos haber contratado a Charlize Theron y a Monica Bellucci de ministras y seguro que habríamos salido ganando con el cambio.
    Ana Mato padece una increíble racha de buena suerte, aunque sería mejor decir que la padecemos nosotros. Es el reverso exacto de esas mujeres que salen a la calle un día con un ojo morado y dicen que se han dado contra una puerta, y luego salen una semana después con la barbilla tumefacta y dicen que ha sido otra vez la puerta, que se ha enfadado porque no le gusta andar por ahí siendo la comidilla del barrio. Ana Mato es como Fabra con la lotería pero sin necesidad de comprar el décimo. Paulo Coelho, el célebre filósofo de Copacabana, dice que el universo conspira para hacerte feliz pero últimamente el universo parece dedicado en exclusiva a Ana Mato.

  2. La coacción alemana

    Ignacio Ramonet
    http://www.monde-diplomatique.es/?url=editorial/0000856412872168186811102294251000/editorial/?articulo=5eb3b189-38e8-4519-8dae-f43ee4e4355b

    La devastadora austeridad impuesta por Berlín a toda la zona euro y en particular a sus socios del Sur (Grecia, Portugal, España, Italia y Chipre) está provocando en estos países una subida de la germanofobia. En sus recientes visitas a Madrid, Atenas y Lisboa, la canciller alemana Angela Merkel ha sido recibida por manifestaciones muy hostiles. Miles de víctimas de las políticas ‘austericidas’ denunciaron en calles y plazas la coacción del “IV Reich” y acogieron a la dirigente alemana con banderas nazis y uniformes de las SS o de la Wehrmacht…

    En Francia también –cuando se acaban de celebrar por todo lo alto los cincuenta años del Tratado de amistad franco-alemán, piedra angular de la política europea de París– los amigos del presidente François Hollande ya no dudan en reclamar un “enfrentamiento democrático” con Alemania y acusan al vecino germano de “intransigencia egoísta”. El propio secretario general del Partido Socialista (PS), Harlem Désir, alienta a sus militantes a “colocarse a la cabeza de la confrontación” con Angela Merkel, “la canciller de la austeridad”. Y es que, hasta ahora, se había vivido en la idea de que el carro de la Unión Europea (UE) lo tiraba una yunta de dos Estados, Francia y Alemania, y que tanto montaba, y montaba tanto, París como Berlín. Pero eso –silenciosamente, sin bombo ni platillo–, se ha terminado desde que la crisis, a partir de 2010, golpea violentamente a la mayoría de los países europeos mientras Alemania se afianza como la economía más poderosa de Europa. Francia, que perdió en 2012 su triple A, se descolgó del pelotón de cabeza, y ve ahora cómo su vecino germano se aleja cada vez más, económicamente, de ella…

    Hasta en el Reino Unido –que no pertenece a la zona euro–, la clase política se alza igualmente para protestar contra la nueva “hegemonía germana” y denunciar las consecuencias de ello: una “Europa dominada por Berlín, o sea precisamente lo que el proyecto europeo debía, en principio, impedir”. En efecto, la UE fue concebida con la idea de que ningún Estado ni podía, ni debía ser hegemónico. Pero Alemania, después del trauma de la reunificación –que sobrellevó gracias a la solidaridad de todos los europeos– se ha convertido en la gran potencia dominante del Viejo Continente. Es el país rico, sin crisis, que todos envidian y detestan a la vez.

    Muchos analistas constatan que la crisis, paradójicamente, es lo que ha permitido a Berlín “conquistar Europa” y alcanzar una posición de dominación que no tenía desde 1941… Lo que le hace decir, con ironía, al semanario Der Spiegel: “Alemania ganó la Segunda Guerra Mundial la semana pasada…” (1).

    El hecho es que Alemania lidera en solitario la Unión Europea. Basándose en lo que considera su “éxito económico”, Berlín no duda en imponerle a todos sus socios su detestable receta nacional: la austeridad. En particular a los de la orilla mediterránea, cuyos habitantes son considerados por muchos políticos y por los medios de comunicación alemanes como unos “perezosos”, unos “indolentes”, unos “tramposos” y unos “corruptos”. En cierto modo, esos alemanes están convencidos de que la crisis opone un Norte mayoritariamente protestante, trabajador, hacendoso, austero y ahorrador, a un Sur católico u ortodoxo, gandul, jaranero, vividor y rumboso. ¿No declaró acaso, la propia Angela Merkel, ante los militantes de su partido, la CDU, en mayo de 2011, que “en países como Grecia, España y Portugal, la gente no tendría que jubilarse tan pronto, en todo caso no antes que en Alemania (2), y los asalariados tendrían también que trabajar un poco más, porque no es normal que algunos se tomen largas vacaciones cuando otros apenas tenemos asueto. Esto, a la larga, aunque se disponga de una moneda común, no puede funcionar” (3)?

    Otra prueba de esa convicción germana de que mientras el alemán trabaja los ribereños del Mediterráneo viven a la bartola (4), la constituye la provocadora declaración, en Salónica, del ministro adjunto alemán de Empleo, Hans-Joachim Fuchtel, enviado a Grecia por Merkel para ayudar a reestructurar los municipios griegos: “Los estudios demuestran –afirmó Fuchtel– que aquí se precisan tres griegos para hacer el trabajo que haría un solo alemán”. Y partiendo de semejante conclusión, el ministro recomendó el despido de miles de funcionarios locales… Los cuales, al día siguiente, se amotinaron y casi ajustician al cónsul alemán, Wolfgang Hoelscher-Obermaier, al grito de “¡Linchemos a los nazis!” (5)…

    Más allá de los viejos clichés –“perezosos” contra “nazis”–, lo que está en juego es la salida de la crisis. Porque, a escala planetaria, las demás grandes economías, Estados Unidos y Japón, han vuelto al crecimiento mientras la UE sigue sumida en la recesión. De ahí que se cuestione más que nunca la “solución única” alemana, basada en la austeridad. Berlín sólo cree en la reducción de los déficits presupuestarios, en la disminución de la deuda soberana y, sobre todo, en la reforma laboral (6). Esta “reforma” ha convertido Alemania en un verdadero “infierno social” para millones de asalariados que trabajan por menos de 5 euros la hora en un país que no posee salario mínimo (7). Uno de cada tres empleos es precario. Y el número de “minijobs”, a menos de 400 euros al mes, se ha disparado. La población alemana es la que más sufre con este “modelo”; en Berlín, uno de cada tres niños vive bajo el umbral de pobreza…

    Pero es que, además, está demostrado que la austeridad no funciona y es destructora. Cada mes que pasa, Europa, con ese remedio, se hunde más en la recesión. Los ajustes y los recortes sucesivos matan el crecimiento y tampoco permiten el desendeudamiento de los países. Ya no son sólo los Estados del Sur y sus poblaciones quienes protestan contra las políticas de ajuste, a ellos se suman ahora, entre otros, los Países Bajos, Suecia, los socialdemócratas alemanes y la propia Comisión Europea que considera que “la austeridad ha alcanzado sus límites”. Sobre todo cuando las tesis “científicas” de los profesores Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart, en las que se basaban las políticas de austeridad, se han revelado falsas; no se apoyaban en ninguna racionalidad económica (8).

    Es hora, por consiguiente, de ir pensando en otras soluciones. Berlín y el “merkiavelismo” (9) pretenden que no las hay. Pero es fácil demostrar lo contrario. Por ejemplo, se le podría dar mucho más tiempo –como ya se está empezando a hacer– a los países europeos para alcanzar el célebre 3% de déficit presupuestario; y también cuestionar esta absurda “regla de oro”…
    Habría que reducir el valor del euro, moneda demasiado fuerte para la mayoría de los países de la eurozona, y estimular de ese modo las exportaciones. Japón, segunda economía del mundo, lo ha hecho bajo la dirección de su nuevo Primer ministro conservador, Shinzo Abe, inundando la economía de liquidez (todo lo contrario de la austeridad) (10), reduciendo en seis meses el valor del yen un 22%, mientras la tasa de crecimiento daba un espectacular salto adelante situándose en un 3,5% anual…

    Otra perspectiva: los 120.000 millones de euros previstos en el Pacto Fiscal que se firmó el año pasado para el “estímulo del crecimiento”… ¿Qué espera la UE para decidirse a gastarlos? ¿Y los 5.000 millones de euros disponibles de los “Fondos Estructurales Europeos”? ¿Por qué no se utilizan? Con sumas tan colosales, ya presupuestadas, se podrían realizar grandes obras de infraestructura y dar trabajo a millones de desempleados… O sea un verdadero New Deal europeo, o como dice Peer Steinbrück, el candidato socialdemócrata rival de Angela Merkel en las elecciones legislativas alemanas del próximo 22 de septiembre: “Necesitamos un auténtico Plan de desarrollo y de inversiones europeo para estimular un crecimiento sostenible. Porque lo que está en juego no es la estabilidad del euro, sino la estabilidad de todo nuestro sistema social y político. La injusticia social amenaza la democracia” (11).

    Otra alternativa a la austeridad consistiría en imitar lo que hizo Berlín después de la reunificación en 1993 en beneficio de los Länder del Este, creando un pequeño impuesto indoloro del 1%. A escala europea supondría un fondo de unos 200.000 millones de euros al año que no les vendría mal a los países en dificultad…

    Otra medida sería que la canciller Merkel se decidiese a subir los salarios en Alemania, con lo cual relanzaría el consumo interno, estimularía su propia economía (que con un crecimiento de apenas el 0,1% en el primer trimestre de 2013 ronda la recesión), aumentaría las importaciones procedentes de los demás países europeos y pondría así en marcha el motor del crecimiento en toda la Unión.

    Y ni siquiera abordamos aquí otras soluciones como sería sencillamente el abandono del euro y el retorno al Sistema monetario europeo, propuesto recientemente por Oskar Lafontaine, ex ministro de Finanzas alemán y fundador de Die Linke. Como vemos, las soluciones no “austeritarias” existen ¿a qué esperan los gobiernos para adoptarlas?

  3. Entiendo que no podemos abrazar un sistema político tuerto para huir del ciego capitalismo corrupto y despiadado.

    No sé si ha estado en Cuba, yo sí, y le aseguro que no me gustó lo que vi, propaganda política desproporcionada, prostitución, persecución de homosexuales, drogas, censura y sobre todo el Grama y Fidel negando todas las evidencias. Verdad es que allí nadie se muere de hambre aunque viven muy pobremente por culpa, mayormente, del bárbaro bloqueo USA. De cualquier modo no es comparable con las dictaduras consentidas y auspiciadas por EEUU de algunos de sus vecinos, mucho peores.

    Quiero decir, tiene que haber algo intermedio entre un capitalismo deshumanizado y un comunismo sin entrañas. Son dos caras de una misma moneda, la dictadura del poder excluyente de unas élites, llámense Consejo de Administración o Comité Central. No, no me caso con ninguno.

    Sí que es difícil la comunicación pero no hay que lamentarse, si acaso la discrepancia enriquece el discurso. “El hombre es por igual incapaz de ver la nada de la que surge y el infinito que lo engulle.” (Blaise Pascal)

    Un beso.

    1. JOSE LOPEZ PALAZON dijo…
      Querida Lucía:

      Eres una maravillosa caja de sorpresas.

      Efectivamente, yo nunca he estado en Cuba y mucho que lo siento.

      Tu razonamiento es perfecto, sólo que sólo es eso, un razonamiento.

      Me parece que acabo de decir por aquí que no creo en nada que no sea esto de no creer en nada.

      Creo que lo llaman escepticismo o relativismo, me es igual.

      Pero un jodido escéptico o se pega un tiro o lucha, como sea, por un mundo mejor.

      Yo creo que el marxismo no sólo hizo sino que sigue haciendo un mundo mejor. Sin su aparición, la esclavitud de los romanos nos parecería hoy un juego de niños.

      Nuestra diferencias, las tuyas y las mías, comienzan en nuestras respectivas concepciones del ser humano.

      Ya te lo he dicho, tú crees y aspiras a una pureza cuasi sacramental, yo me llamo barro, aunque miguel me llame, barro es mi condición y mi destino que mancha con su lengua cuanto lame.

      Ayer escribía yo por aquí que cómo voy a exigirle pureza a nadie, cuando yo cometo todos los días un montón de abusos y pequeñas canalladas a los que me rodean.

      Y también que la política es el arte de lo posible: si tú buscas la justicia, forzosamente has de sacrificarle la libertad-libertad, ¿para qué?-preguntaba Lenin-el muy jodido sabio se refería a esta libertad absoluta que ahora tenemos aquí, en España.

      La libertad absoluta es el sueño de los poderosos porque con ella pueden esclavizar definitivamente a los débiles.

      Que se metan por el culo esa libertad.

      Yo quiero una libertad que se base en la más absoluta de las igualdades, joder, lo que me hubiera permitido a mí, 8 o 10 años de sopa boba mientras preparaba oposiciones a registradores, como hizo Rajoy.

      Coño, esto yo lo veo tan claro que me desespera que no lo vean así los demás y que entren al juego de los capitalistas neoliberales.

      Exigir un sistema político en el que no existan canalladas y esclavitudes no sólo es utópico sino también irracional, porque la utopía escapa a las posibilidades de los hombres.

      Lo que hay que pretender es encontrar un sistema que nos proporcione el mal menor, porque con el mal, que es inherente a la desfalleciente o canallesca condición humana siempre nos vamos a encontrar.

      En fin, Lisí, son las 0’38 de la noche y tengo que descansar en uno de los días más duros de mi vida.

      Un beso.

      1 de junio de 2013 00:43

      1. Demasiadas contradicciones mi estimado D. José y continuo polemizando porque tengo ascendencia aragonesa.

        No aspiro a ninguna pureza y mucho menos sacramental, me basta con la utopía para caminar.

        Pocas cosas sé pero que sin libertad no puede haber justicia ninguna, cuasi estoy segura, diga lo contrario Agamenón o su porquero. Como tampoco puede haber Libertad sin Justicia que es lo que tenemos ahora.

        En cuanto a la igualdad absoluta, eso sí que es un imposible, porque no somos iguales, ni siquiera dentro de una misma familia. La igualdad no existe, fíjese si soy tajante. Lo que hay que exigir a cualquier gobierno porque eso sí es posible, es la igualdad en derechos. Es decir Vd. y yo en una sociedad en la que se hubiese respetado esa igualdad en derechos hubiésemos podido ser registradores o biólogos con solo nuestro propio esfuerzo.

        La canalladas siempre existirán en cualquier sistema, en cuanto a la esclavitud no existiría si no aceptáramos como individuos la servidumbre voluntaria, aquella de la que escribió E. de la Boétie en el siglo XVI.

        Por supuesto que si no hubiera ladrones robando en las arcas públicas y hubiera justicia, se podría mantener un estado social demócrata capaz de eliminar el hambre, la esclavitud y la miseria, no es tan difícil, en los países escandinavos se materializó. Pero no me hablen de comunismo cuando ha fracasado como sistema capaz de crear bienestar y causado tantas muertes y violencia que pone los pelos de punta y esto no lo dicen solo los enemigos capitalistas.

        El comunismo solo sirvió en Occidente después de la 2ª G. M. para meter miedo y que se crearan las condiciones para mejorar las condiciones laborales y crear el estado de bienestar, recientemente desmantelado bajo la atonía de una sociedad consumista y zombi.

        No quería haberme extendido tanto y sobre todo no deseo se lo tome a mal.
        Un beso.

  4. El líder del mayor sindicato de Policía acusa al Gobierno de Aznar de vender armas a ETA
    http://www.diario-octubre.com/2013/05/30/acusan-a-aznar-y-rajoy-de-haber-vendido-armas-a-eta/

    El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), mayoritario en el cuerpo, José Manuel Sánchez Fornet, ha incendiado Twitter al acusar anoche a los gobiernos de José María Aznar de vender armas a ETA en su lucha contra la banda terrorista. Una práctica que también ‘salpica’, según el portavoz de este sindicato a Mariano Rajoy, que ostentó la cartera de Interior, así como Federico Trillo, exministro de Defensa.

    La entrevista que anoche concedió Rafael Vera a ‘El gato al agua’ de Intereconomía sirvió a Sánchez Fornet para arremeter contra Aznar y sus gobiernos. Todo empezó cuando una tuitera le preguntara por Vera, algo ante lo que el portavoz del SUP respondió “amigo de sus amigos, leal, y mortal para sus enemigos”.

    Según el secretario general de este sindicato, el exsecretario de Estado “apoyó la guerra sucia. Fue muy tolerante con la tortura. Se quedó con dinero de fondos reservados, como tantos otros. De lo que yo sé, todo lo que ha dicho hasta ahora Vera es cierto. Que le pregunten si González y el Rey conocían la guerra sucia del GAL”.

    Tras esto, aseguró que “igual podemos contar cosas que hemos hecho para combatir” a la banda terrorista ETA y “dejar en evidencia, como traidores que han chapoteado en la sangre de las víctimas y han utilizado el terrorismo a algunos políticos”.

    De esta manera, en su perfil de esta red social desveló que “quizás se pueda explicar por qué se vendió explosivo a ETA en dos ocasiones desde la Policía con Gobiernos de Aznar. Y qué cargo político ocupaba Rajoy entonces”. Incluso, Sánchez Fornet arremete contra Federico Trillo. “Y también quienes avisaron en marzo del pasado año a tres comandos de ETA en Francia para que escaparan del control”.

    Según él, “Federico Trilló. Han dado el nombre. El del yak42. El que ha actuado ahora contra los imputados del Faisán. Conciencia manchada de sangre”.

    Eso sí, esta venta de explosivos se hacían “con una baliza para seguir el rastro hasta el almacén de ETA”. Unos dispositivos de control que fallaron en varias ocasiones, ha explicado el portavoz del SUP.

    Estas declaraciones han desatado tal polémica que Sánchez Fornet se ha convertido en trending topic y los comentarios se suceden con el paso de las horas. Un revuelo que no entiende el propio secretario general del sindicato policial que recuerda que “lo de la venta de explosivo a ETA lo dije en El Intermedio no hace mucho tiempo”.

  5. EL TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE LA UE Y EEUU
    http://www.vnavarro.org/?p=8967

    Es extraordinaria la poca atención que está teniendo en España la preparación del Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la Unión Europea, y ello a pesar de que la aplicación de tal tratado tendrá un impacto muy negativo en el bienestar y calidad de vida de las clases populares de los países de la Unión Europea. En teoría, tal tratado se presenta y defiende como todos los anteriores Tratados de Libre Comercio, bilaterales o multinacionales, que han existido entre EEUU y otros países: todos ellos se venden como una buena medida comercial que incrementa la actividad económica, y con ello se facilita la creación de empleo. Así se han presentado todos los Tratados de Libre Comercio (TLC) entre EEUU y Australia, Brunei, Chile, Malasia, Nueva Zelanda, Rusia, Singapur, Vietnam y México. El más conocido fue el firmado entre México, Canadá y EEUU, que tenía que haber sido la solución para el futuro de México.

    La realidad, sin embargo, ha sido muy diferente, y los resultados muy opuestos a los que se profetizaron. En el TLC entre México y EEUU se destruyeron empleos en EEUU y también en México. En EEUU porque se desplazaron puestos de trabajo hacia México. Pero en México también se perdieron puestos de trabajo, ya que los que se ganaron resultado de la movilidad de empresas estadounidenses a México fueron menores que los que se destruyeron como consecuencia de que las economías de escala de las empresas estadounidenses y su fácil acceso al crédito destruyeron muchas empresas pequeñas que no pudieron competir con las grandes estadounidenses. El TLC benefició a empresas grandes muy influyentes de Washington y en la Ciudad de México. Pero dañó a las clases populares y a la clase trabajadora de los dos países, a los dos lados del río Grande. Tal experiencia se ha repetido en todos los casos de TLC.

    El hecho de que las únicas beneficiarias del TLC siempre hayan sido las grandes empresas financieras, manufactureras y de servicios, explica que éstas estén ahora trabajando cuarenta y ocho horas al día en Bruselas y en Washington intentando escribir el texto del TLC entre EEUU y la UE. 2.532 lobbies ya están movilizados en Bruselas. Y mientras, hay un silencio ensordecedor en los medios sobre los preparativos de tal tratado.

    De la experiencia de otros TLC con EEUU se puede ya predecir que las medidas tomadas favorecerán intereses muy particulares a costa de los intereses generales. Por ejemplo, el TLC prohibirá el monopolio de los servicios públicos, como la sanidad, exigiendo el desmantelamiento del Servicio Nacional de Salud, eliminando su universalidad. Y todo ello en aras a la necesaria “competitividad y libre comercio”. Y veremos cómo las élites gobernantes en la UE (que ya están tomando medidas en esta dirección) darán la bienvenida a estos cambios. Hasta ahora, la excusa para hacer tales cambios (como la privatización) era que así lo pedían Bruselas, Berlín o Frankfurt. Ahora se añadirá Washington. Y continuarán haciendo tales cambios con silencio, nocturnidad y alevosía, sin apenas discusión pública. Y a todo ello tendrán la desfachatez de llamarlo democracia.

  6. Obama, nobel de la paz , recuerda que su pais sigue en guerra
    http://www.librered.net/?p=27021

    Obama ha realizado el discurso junto al secretario de Defensa, Chuck Hagel, en el cementerio de Arlington. “Hoy estamos aquí para honrarles y para asegurarnos de que su sacrificio nunca será olvidado”, ha destacado sobre las tumbas y monumentos de algunos soldados fallecidos en diferentes guerras.

    El presidente norteamericano ha solicitado que no se olvide “a los hombres y mujeres que están dispuestos dar sus vidas y también los que murieron” por la libertad de la que disfruta el país.

    El mandatario ha recordado que aún mantienen un despliegue amplio en Afganistán, con más de 60.000 militares, a los que se deben garantizar los servicios pese a los recortes sufridos por el Pentágono en medio de la actual crisis económica. “No debemos olvidar que seguimos en guerra”, ha apostillado.

    Según medios locales, Obama ha comentado que este año se celebra el penúltimo “Día de los Caídos” con un gran despliegue en Afganistán, ya que está previsto que Washington retire a gran parte de sus militares a finales de 2014, aunque mantiene una serie de negociaciones con el Gobierno afgano para mantener un grupo sustancial de tropas.

    El presidente ha dedicado este día a los caídos de la Guerra de Corea cuando se cumplen sesenta años de la firma de armisticio. El pasado año, Obama dedicó sus palabras a los fallecidos en la Guerra de Vietnam.

    Movimientos sociales y plataformas anti-bélicas recordaron que en 2009 Obama recibió el Nobel de la Paz. El jurado dijo valorar en el mandatario estadounidense “su apuesta por un mundo sin armas nucleares y por trabajar en favor de la paz en el mundo”.

    La decisión del jurado generó indignación en su momento, y se dio la circunstancia de que las nominaciones para el Nobel se cerraron once días después de que Obama fuera nombrado presidente de EEUU.

  7. De hace unos días…Andrés Martinez Lorca. Rebelion
    http://www.diario-octubre.com/2013/05/31/mientras-el-estado-se-desmorona-el-gobierno-acelera-el-expolio/
    Parecía imposible hace sólo unos meses empeorar la situación general de las instituciones del Estado, pero cada día se supera una barrera que lleva al régimen a su autodestrucción. Desde la monarquía al parlamento pasando por el poder judicial y las autonomías, el régimen borbónico nacido en la transición da síntomas de agotamiento y parálisis. El mal arranca de lejos con la amnesia del franquismo, la desmovilización de las fuerzas sociales y la idealización de un tránsito teledirigido de la dictadura a su heredera legítima la monarquía juancarlista. La entrada en la OTAN, apoyada fundamentalmente por el PSOE, y la penetración capilar del dogma neoliberal como “paraíso en la tierra”, sentaron las bases de la miseria política y social en que vivimos. Intuyendo la progresiva desaparición del ciudadano transmutado en mero consumidor al que se le ofrece un producto manipulado casi idéntico ─ “hay ya poquísima distancia entre ‘propaganda’ (política) y ‘publicidad’ (comercial)” ─, Rafael Sánchez Ferlosio, nuestro gran escritor vivo, acertó en el diagnóstico hace ya diez años: “esta democracia da vergüenza”, declaró 1. Para desgracia general, habría que hablar hoy más que de “consumidor”, de “consumido” pues éste es el estado de buena parte de la población.

    Un régimen que se derrumba

    Comenzando por la cabeza, la corrupción se incrustó en el conjunto del régimen borbónico convirtiéndose en moneda de curso legal que sólo la actual crisis económica ha descarnado en toda su insolencia. Los recientes episodios de la trama Cristina de Borbón/Iñaki Urdangarín han puesto al descubierto las previsibles, y no por ello menos censurables, maniobras exculpatorias del poder. Señalemos algunos de estos movimientos en el tablero judicial: el monarca, que está situado por encima de la ley y que se atrevió a afirmar en una frase retórica que “la justicia es igual para todos” (¡menuda broma más propia del Día de los Inocentes que del discurso de Navidad!), critica al honorable juez instructor José Castro por haberse atrevido a imputar a su hija; el fiscal, que está para defender la ley, defiende… a la aristócrata imputada y critica al juez; el abogado del Estado sigue dócilmente los pasos del fiscal; la audiencia provincial de Palma, sensible a los anteriores posicionamientos, quita la imputación a la infanta Cristina y, para salvar las apariencias, ordena a la Agencia Tributaria una investigación sobre ella antes de que prescriba un posible delito fiscal.

    Ni siquiera en la Edad Media la monarquía omeya (la que más tiempo ha gobernado en la península) se atrevió a tanto. Cuenta al-Jusani en su Historia de los jueces de Córdoba 2 que, en un pleito de unos campesinos contra un aristócrata que les había quitado un cortijo, el juez se negó a complacer al emir al-Hakam I quien le había solicitado que se abstuviera de intervenir en el proceso. Se dio prisa el juez en dictar sentencia a favor de los campesinos y cumplió los requisitos para que aquella fuera firme. Informado al-Hakam I, se irritó y lamentó después que “la pluma del juez le pegara en el rostro”, pero no se opuso a la sentencia que fue finalmente ejecutada a favor de los campesinos andaluces.

    Volviendo a nuestros días y ya “en pleno siglo XXI”, como dicen con ardor algunos progresistas (como si la historia no retrocediera a veces), los anteriores intentos de doblegar la justicia en Palma de Mallorca han merecido el elogio de unos pocos serviles del poder, entre los cuales sobresale el monárquico de viejo cuño Luis María Ansón. Por el contrario, una buena parte de la prensa, incluida la conservadora, ha dado muestras de una contenida indignación. Sirva de ejemplo este comentario de Jesús Cacho: “Lo normal en esta democracia nuestra, tan parca, tan pobre, tan puerca, es que una infanta de España se vaya de rositas. (…) Desengáñense las almas cándidas: el Sistema se ha conjurado para sacar del trance a la señora de Urdangarin cueste lo que cueste, le cueste incluso a la Corona las últimas briznas de prestigio que pudieran quedarle tras tanto escándalo. Capital el papel jugado en este caso por Alberto Ruiz-Gallardón. (…) El intento de la Fiscalía, es decir, el Gobierno de la nación, de interferir el trabajo del juez Castro en pleno proceso de instrucción es sencillamente un escándalo” 3 .

    Otro episodio especialmente llamativo ha sido la crítica del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a la UDEF (Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía) ordenándole que se limite a realizar una mera enumeración de hechos probados, eliminando de sus informes los análisis de tales hechos. ¡Viva la objetividad pura del ministro opusdeísta! En esta censura del ministro a algunos de los mejores profesionales de su departamento late sin duda el resentimiento del PP por los informes incriminatorios relacionados con el caso Bárcenas y la trama Gürtel.

    Para comprender la gravedad de las acusaciones de la policía contra el saqueo organizado de lo público por parte del Partido Popular, me remito a esta fuente fidedigna: “Es la primera vez, desde que empezó la instrucción del caso Bárcenas, que los investigadores descubren nexos claros entre la supuesta caja B del partido gobernante [es decir, falsa contabilidad] y sus cuentas en A. (…) Según la UDEF, las doce empresas de la construcción que figuran como donantes del PP en los papeles citados obtuvieron 12.281 millones de euros en contratos de obras con administraciones regidas por ese partido entre el 2001 y el 2012. Las mismas compañías donaron al PP al menos 4,6 millones de euros; lo hicieron casi siempre mediante entregas fraccionadas para, supuestamente, hacer ver que no superaban los límites establecidos en la ley de financiación de partidos “ 4. Lo que sale a la luz ahora es algo que se intuía desde hace tiempo: la financiación ilegal del partido del gobierno a costa del saqueo de la administración pública y en beneficio de unos empresarios corruptos que premian a escondidas a sus protectores políticos. ¿Se comprende ahora por qué el ministro del Interior ordenó a la UDEF que no haga análisis ni deducciones por su cuenta, no sea que tales corruptelas las vea hasta un ciego?

    Hablemos ahora del núcleo duro del PP, de Esperanza Aguirre ─la feroz anticomunista y entusiasta amiga del exilio anticubano de Miami─ y de su fiel escudero Ignacio González, hoy en la presidencia de la Comunidad de Madrid por voluntad de la lideresa. “La trama Gürtel consiguió 5,3 millones de euros de la Administración madrileña mediante adjudicaciones a dedo que han resultado ser fraudulentas. Así lo detalla la Unidad de Auxilio judicial en un informe de casi 100 páginas remitido al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que investiga la trama Gürtel. Según la investigación, el trato de privilegio que el Gobierno de Esperanza Aguirre concedió a las empresas de la trama fue continuado habiéndose producido irregularidades en 657 de las 686 concesiones atribuidas durante 2004 y 2008. En total fueron 15 las empresas de Francisco Correa [presunto cerebro de la trama y generoso donante en la boda de la hija de Aznar] que se dedicaban al montaje y organización de eventos institucionales adjudicados a dedo. (…) Por Consejerías, la Vicepresidencia de Madrid, ocupada entonces por el actual presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, fue la que entregó la mayor cantidad de dinero a la trama Gürtel de manera supuestamente irregular. González adjudicó a Correa 140 contratos por valor de 1.825.917 euros” 5. Y estos políticos madrileños, más patriotas que don Pelayo y tan católicos como el general Franco, son los que recortan día a día de forma despiadada en la educación pública, en la sanidad publica y en los servicios sociales.

    Mientras todo esto ocurre, el Congreso de Diputados vive al margen de la realidad, en un autismo total, protegido por policías y vallas metálicas, más blindado que el Banco de España. Eso sí, aprobando sin cesar nuevas leyes antipopulares que dan un sello de legalidad al expolio del poder. Si alguna vez desean contemplar un espectáculo surrealista, vean o escuchen una sesión de control al gobierno. La respuesta del ministro de turno no tiene nada que ver con la pregunta del diputado: aquél se va por los cerros de Úbeda en lo que más parece un diálogo de besugos propio del tebeo que una sesión parlamentaria digna de tal nombre. En un momento dramático, el comienzo de la invasión de Iraq en marzo de 2003, Eduardo Haro Tecglen, periodista tan honesto como inteligente, presenció una sesión del Congreso de Diputados donde se jaleaba lo que él llamó “la matanza humanitaria”. Sus palabras de entonces tenían un tono premonitorio del vacío democrático en que está sumido ahora nuestro parlamento. “Probablemente nunca veré el Congreso como la sede de la democracia. No será más la casa de la democracia hasta que se funda de nuevo: esa campana está quebrada” 6.

    Se acelera el expolio y la Contrarreforma neoliberal

    Con el beneplácito de la Troika, de las compañías transnacionales, de la gran banca, del gobierno alemán y del estadounidense, y con el aplauso de sus voceros mediáticos The Wall Street Journal y Financial Times, el gobierno de Mariano Rajoy sigue pisoteando a la mayoría de la sociedad en beneficio del capital financiero. Hasta sus paisanos gallegos, que han visto desaparecer sus ahorros mediante el engaño tolerado de las “preferentes”, han salido a la calle el pasado fin de semana para expresar su ira. “O PP rouba ao pobo e rescata a banca. Contra a estafa e o expolio do goberno”, se podía leer en la pancarta que encabezaba la manifestación.

    La última Encuesta de la Población Activa (EPA), correspondiente al primer trimestre de 2013, echó por tierra los pronósticos de don Guindos y las promesas de Rajoy dibujando en toda su crudeza un panorama social desolador. Con más de seis millones doscientos mil trabajadores en paro, la reforma laboral ha incrementado en más de 500.000 el número de desempleados, lo que significa la destrucción de un empleo por minuto en España, repugnante record de estos neoliberales que decían que iban a salvar el país. Otro “éxito” de la reforma laboral es la bajada de salarios. Así se gana competitividad, dicen, mientras la élite económico-política mantiene sus privilegios legales e ilegales y al tiempo que decenas de miles de niños pasan hambre en España. Añadamos a lo anterior esta cifra no menos dantesca: en 2012 se produjeron 526 desahucios al día.

    ¿Hasta dónde llegará la voracidad de los tiburones del gran capital y hasta qué límites se doblegará el gobierno en esta loca carrera hacia la miseria colectiva? Todo indica que hasta que puedan, es decir, hasta que lo impida la protesta popular. Como dentro de dos años habrá elecciones y el bipartidismo se hunde irremisiblemente, algunos políticos del régimen apuntan a un futuro gobierno de coalición para evitar lo peor. En este río revuelto renace el nacionalcatolicismo y hasta el tercero de las Azores quiere volver a escena, eso sí, con el bigote recortado aunque con la misma mala leche de siempre. La Ley Wert, con su afán privatizador y doctrinario, y la nueva Ley de Costas de Arias Cañete, protectora de los abusos urbanísticos y destructora del poco litoral todavía preservado, son las últimas dentelladas a una educación pública de calidad y a un medio ambiente en claro deterioro desde la expansión turístico-inmobiliaria en nuestras playas.

    En los últimos días comienza a filtrarse el próximo golpe bajo del gobierno: la futura reducción de las pensiones. “La reforma de las pensiones afecta a nueve millones de pensionistas españoles y a los mayores de 50 años que ya ven próxima su pensión y que temen ver cómo caerá su nivel de vida. Ya se ha filtrado que el Instituto de Estadios Fiscales, perteneciente al Ministerio de Hacienda, estima que tendremos que bajar hasta un 40% las pensiones. Ya hemos abierto la caja de Pandora del miedo y ahora toca gestionar el caos” 7.

    El horizonte del país es negro pero la protesta va cobrando fuerza y con ella el rechazo al neoliberalismo asfixiante. El gobierno ha perdido la calle. La opinión pública, incluida la clase media, ya no cree en los políticos ni confía en el bipartidismo. Los jóvenes, carne de cañón de la crisis, encabezan la rebelión. Algunos de nuestros mejores escritores (Juan José Millás, Javier Marías, Manuel Vicent, Almudena Grandes y Luis García Montero, entre otros) son sensibles al expolio social y denuncian la corrupción imperante. Los médicos y el personal sanitario de Madrid no se dan por vencidos en su justa defensa de la sanidad pública. Los sindicatos nacionalistas de Euskadi ELA y LAB (siempre los vascos en primera fila de la lucha) han convocado una huelga general para este fin de mes contra los recortes y la precariedad laboral.

    Seguiremos sumando en los próximos meses hasta que la marea alta haga callar a los testaferros del poder económico y frene el expolio que sufre la mayoría social.

    Notas:

  8. Como desagravio.

    CARMINA BURANA

    Códex buranus (Cármina burana).
    Para obra homónima de Carl Orff, véase Carmina Burana (cantata).

    Cármina burana es el nombre dado a la colección de cantos goliardos de los siglos XII y XIII reunidos en el manuscrito encontrado en Benediktbeuern, Alemania, en el siglo XIX.
    Índice

    1 Etimología y pronunciación
    2 El manuscrito
    3 Contenido
    4 Referencias
    5 Véase también
    6 Bibliografía
    7 Enlaces externos

    Etimología y pronunciación

    El nombre de la obra Cármina burana procede del latín cármĕn -inis: ‘canto, cántico o poema’ (no confundir con la palabra árabe carmén: ‘jardín’), y burana es el adjetivo gentilicio que indica la procedencia: ‘de Bura’ (el nombre latino del pueblo alemán de Benediktbeuern). El significado del nombre es, por tanto, ‘Canciones de Beuern’.

    Aunque generalmente se encuentra escrito Carmina (sin tilde, como en el original latín) se pronuncia /kármina/. Para evitar que un hispanohablante pronuncie la palabra erróneamente (lo cual sucede con mucha frecuencia entre músicos y locutores), la Real Academia Española1 sugiere que a las palabras latinas se les coloque la tilde (en casos como este en que la ortografía latina no coincide con la española).
    El manuscrito

    El original Cármina burana es una colección de cantos de los siglos XII y XIII, que se han conservado en un único códice encontrado en 1803 por Johann Christoph von Aretin en la abadía de Bura Sancti Benedicti (Benediktbeuern), en Baviera; en el transcurso de la secularización llegaron a la Biblioteca Estatal de Baviera en Múnich, donde se conservan (Signatura: clm 4660/4660a).

    El códice recoge un total de 300 rimas, escritas en su mayoría en latín (aunque no con metro clásico), algunas partes en un dialecto del alto alemán medio, y del francés antiguo.

    Fueron escritos hacia el año 1230, posiblemente en la abadía benedictina de Seckau o en el convento de Neustift, ambos en Austria.
    Contenido

    En estos poemas se hace gala del gozo por vivir y del interés por los placeres terrenales, por el amor carnal y por el goce de la naturaleza, y con su crítica satírica a los estamentos sociales y eclesiásticos, nos dan una visión contrapuesta a la que se desarrolló en los siglos XVIII y segunda parte del XIX acerca de la Edad Media como una «época oscura».
    Ludus duodecim scriptorum, parecido al chaquete.

    En los Cármina burana se satirizaban y criticaban todas las clases de la sociedad en general, especialmente a las personas que ostentaban el poder en la corona y sobre todo en el clero. Las composiciones más características son las Kontrafakturen que imitan con su ritmo las letanías del antiguo Evangelio para satirizar la decadencia de la curia romana, o para construir elogios al amor, al juego o, sobre todo, al vino, en la tradición de los cármina potoria. Por otra parte, narran hechos de las cruzadas, así como el rapto de doncellas por caballeros.
    El bosque.

    Asimismo se concentra constantemente en exaltar el destino y la suerte, junto con elementos naturales y cotidianos, incluyendo un poema largo con la descripción de varios animales. La importancia de esta serie de textos medievales es que sencillamente es la más grande y antigua colección de versos de carácter laico del medievo (puesto que lo acostumbrado era realizar únicamente obras literarias religiosas).

  9. Pingback: high pr backlinks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s