China (III)

 Para Lisistrata:
A veces, me hundo en el más profundo de los pozos de la desesperanza.
No es para menos.
A lo peor soy el más idiota de los optimistas del mundo porque, sabiendo de la ambigüedad del lenguaje, a veces, actúo como si realmente fuera posible la comunicación entre personas con una casi total identidad de pensamiento, emociones y convicciones.
Creo que nunca, otra vez, me he encontrado con otra persona cuya identificación con todo lo que pienso y siento sea mayor.
No sólo es ya el pensamiento socialista, izquierdista, ahora acabo de comprender que no el marxista, nos hacían comulgar con las mismas preocupaciones y convicciones, sino que, además, sentíamos la misma atracción por alguno de esos poetas absolutamente decisivos como es el caso de Rilke.
Claro que no es la 1ª vez y mucho me temo que no sea la última que me topo con el insalvable problema de la incomunicación.
 Con el 2º de mis posts recientes sobre China, he escrito ya cerca de una docena, sobre el tema,  en varias ocasiones, si seré gilipollas, creía que, al fin, había conseguido plasmar la parte esencial de mis impresiones al respecto.
 Si no existieran los Usa, es probable que China fuera el objeto del peor de mis odios. Lo que ahora está sucediendo allí, creo, porque respecto a lo que sucede en ese país, yo, sólo puedo creer, no saber, que es el trasunto actual de lo que Arthur Koestler nos contó en El cero y el infinito, y una de las causas que le impulsaron a abandonar este asqueroso mundo voluntariamente.
 Pero yo no soy tan exigente ni tan drástico, tal vez porque mi formación no fue científica como la suya sino literaria. He dicho ya muchas veces por aquí que no creo en los científicos, ni en los sacerdotes, ni en los médicos, ni en los jueces, ni en los militares, ni en los que conforman las ongs. He aprendido en los poetas que el hombre no es más que una puñetera mierda que, a veces, vive momentos sublimes.
 O sea que soy un puñetero escéptico relativista que sin embargo quiere ser rabiosamente constructivo porque siente una enorme compasión por todo el sufrimiento humano.
 No hay más que dolor, ése es el trágico final de todos nosotros, yo comencé a sentir la compasión que me produce el auténtico e insoportable dolor humano desde que me hirió para siempre Terencio con su “homo sum et nihil humanum me alienum puto”, soy hombre y considero que nada humano me es ajeno.
 Entonces ¿cómo un tipo como yo, que ha sufrido desde niño todas las calamidades que el hambre y la miseria económica producen a los más indefensos de los hombres, puede permanecer impasible a lo que sufren ni más ni menos que 1.400 millones de personas?
 Frente al destino de la 7ª parte de la Humanidad no puede uno mantenerse imparcial, neutral, equidistante, sino que como exigía Sartre, hay que tomar partido. 
 Y ¿cuál ha de ser esa toma de partido? ¿Condenar el régimen comunista que lo gobierna?
 Nos estamos quejando aquí, ahora, con amargura insuperable de la desigualdad inhumana que el más feroz de sus partidarios está infligiendo a todos los españoles.
 Y yo no tengo más remedio que acordarme de Cuba, ese país tan denostado por esa prensa mundial que cumple a rajatabla con los principios de Goebbels y Dulles.
  Y es que yo estoy poseído, si se me permite la expresión, por el espíritu de la justicia que, como nos enseñó Ulpiano es vivir honestamente, no dañar a otro, y dar a cada uno lo suyo.
 Y lo suyo, lo nuestro, lo de cada uno de nosotros no es sino una parte alícuota igual de la Tierra porque todos somos hijos de los mismos hombres, de los mismos padres, de modo que la desigualdad no es sino el monstruoso resultado del azar.
 Ante estas premisas, ¿cómo se puede ser capitalista y liberal, cómo se puede dejar al arbitrio de los más fuertes la distribución de toda la riqueza de las naciones?
 Cuba fue, es y será la realización de la utopía. Quizá nunca más vuelva a producirse sobre la Tierra un paraíso semejante, un país en el que, al menos en las leyes, todo puto hijo de vecino sea igual a cualquier otro, coño.
 Pero Cuba es un pequeñísimo país, China es un continente. No se puede manejar de la misma manera un microcosmos que el más grande de los macrocosmos. Se necesita una inmensa cantidad de riqueza para subvenir a las necesidades de 1.400 millones de personas y la política es el arte de lo posible.
 No sé realmente lo que está ocurriendo allí pero tengo noticias involuntarias a través de los medios que tratan de hundir la que es, entre otras pocas economías no sólo emergentes sino también disidentes, la 2ª o 3ª economía mundial, de lo que está sucediendo realmente allí.
 Algo grande y distinto tiene que ser para que todo el imperio liberal neocons capitalista haya abierto contra ella el fuego graneado de todas sus baterías.
 El que no está conmigo, está contra mí, el enemigo de mi enemigo es también mi amigo.
 No sé. Son ya las 22 horas y estoy terriblemente cansado de luchar contra el delirio que le produce a mi mujer su enfermedad, y mi propio cansancio.
 Me parece inútil por mi parte intentar  que me entiendan unas personas que nunca conoceré y que no sólo no leerán lo que escribo porque el tema no les interese lo más mínimo sino que, si lo hacen, estarán en desacuerdo esencial conmigo, porque no somos sino lo que leemos u oímos, y el mundo, a nuestro alrededor no es más que ruido y furia, que no podemos comprender porque los que nos lo cuentan hacen todo lo posible para confundirnos.
 Así que lo dejo, por hoy. Buenas noches, ojalá durmamos un poco, para descansar y reponer fuerzas.

China (III)

 Para Lisistrata:

A veces, me hundo en el más profundo de los pozos de la desesperanza.

No es para menos.

A lo peor soy el más idiota de los optimistas del mundo porque, sabiendo de la ambigüedad del lenguaje, a veces, actúo como si realmente fuera posible la comunicación entre personas con una casi total identidad de pensamiento, emociones y convicciones.

Creo que nunca, otra vez, me he encontrado con otra persona cuya identificación con todo lo que pienso y siento sea mayor.

No sólo es ya el pensamiento socialista, izquierdista, ahora acabo de comprender que no el marxista, nos hacían comulgar con las mismas preocupaciones y convicciones, sino que, además, sentíamos la misma atracción por alguno de esos poetas absolutamente decisivos como es el caso de Rilke.

Claro que no es la 1ª vez y mucho me temo que no sea la última que me topo con el insalvable problema de la incomunicación.

 Con el 2º de mis posts recientes sobre China, he escrito ya cerca de una docena, sobre el tema,  en varias ocasiones, si seré gilipollas, creía que, al fin, había conseguido plasmar la parte esencial de mis impresiones al respecto.

 Si no existieran los Usa, es probable que China fuera el objeto del peor de mis odios. Lo que ahora está sucediendo allí, creo, porque respecto a lo que sucede en ese país, yo, sólo puedo creer, no saber, que es el trasunto actual de lo que Arthur Koestler nos contó en El cero y el infinito, y una de las causas que le impulsaron a abandonar este asqueroso mundo voluntariamente.

 Pero yo no soy tan exigente ni tan drástico, tal vez porque mi formación no fue científica como la suya sino literaria. He dicho ya muchas veces por aquí que no creo en los científicos, ni en los sacerdotes, ni en los médicos, ni en los jueces, ni en los militares, ni en los que conforman las ongs. He aprendido en los poetas que el hombre no es más que una puñetera mierda que, a veces, vive momentos sublimes.

 O sea que soy un puñetero escéptico relativista que sin embargo quiere ser rabiosamente constructivo porque siente una enorme compasión por todo el sufrimiento humano.

 No hay más que dolor, ése es el trágico final de todos nosotros, yo comencé a sentir la compasión que me produce el auténtico e insoportable dolor humano desde que me hirió para siempre Terencio con su “homo sum et nihil humanum me alienum puto”, soy hombre y considero que nada humano me es ajeno.

 Entonces ¿cómo un tipo como yo, que ha sufrido desde niño todas las calamidades que el hambre y la miseria económica producen a los más indefensos de los hombres, puede permanecer impasible a lo que sufren ni más ni menos que 1.400 millones de personas?

 Frente al destino de la 7ª parte de la Humanidad no puede uno mantenerse imparcial, neutral, equidistante, sino que como exigía Sartre, hay que tomar partido. 

 Y ¿cuál ha de ser esa toma de partido? ¿Condenar el régimen comunista que lo gobierna?

 Nos estamos quejando aquí, ahora, con amargura insuperable de la desigualdad inhumana que el más feroz de sus partidarios está infligiendo a todos los españoles.

 Y yo no tengo más remedio que acordarme de Cuba, ese país tan denostado por esa prensa mundial que cumple a rajatabla con los principios de Goebbels y Dulles.

  Y es que yo estoy poseído, si se me permite la expresión, por el espíritu de la justicia que, como nos enseñó Ulpiano es vivir honestamente, no dañar a otro, y dar a cada uno lo suyo.

 Y lo suyo, lo nuestro, lo de cada uno de nosotros no es sino una parte alícuota igual de la Tierra porque todos somos hijos de los mismos hombres, de los mismos padres, de modo que la desigualdad no es sino el monstruoso resultado del azar.

 Ante estas premisas, ¿cómo se puede ser capitalista y liberal, cómo se puede dejar al arbitrio de los más fuertes la distribución de toda la riqueza de las naciones?

 Cuba fue, es y será la realización de la utopía. Quizá nunca más vuelva a producirse sobre la Tierra un paraíso semejante, un país en el que, al menos en las leyes, todo puto hijo de vecino sea igual a cualquier otro, coño.

 Pero Cuba es un pequeñísimo país, China es un continente. No se puede manejar de la misma manera un microcosmos que el más grande de los macrocosmos. Se necesita una inmensa cantidad de riqueza para subvenir a las necesidades de 1.400 millones de personas y la política es el arte de lo posible.

 No sé realmente lo que está ocurriendo allí pero tengo noticias involuntarias a través de los medios que tratan de hundir la que es, entre otras pocas economías no sólo emergentes sino también disidentes, la 2ª o 3ª economía mundial, de lo que está sucediendo realmente allí.

 Algo grande y distinto tiene que ser para que todo el imperio liberal neocons capitalista haya abierto contra ella el fuego graneado de todas sus baterías.

 El que no está conmigo, está contra mí, el enemigo de mi enemigo es también mi amigo.

 No sé. Son ya las 22 horas y estoy terriblemente cansado de luchar contra el delirio que le produce a mi mujer su enfermedad, y mi propio cansancio.

 Me parece inútil por mi parte intentar  que me entiendan unas personas que nunca conoceré y que no sólo no leerán lo que escribo porque el tema no les interese lo más mínimo sino que, si lo hacen, estarán en desacuerdo esencial conmigo, porque no somos sino lo que leemos u oímos, y el mundo, a nuestro alrededor no es más que ruido y furia, que no podemos comprender porque los que nos lo cuentan hacen todo lo posible para confundirnos.

 Así que lo dejo, por hoy. Buenas noches, ojalá durmamos un poco, para descansar y reponer fuerzas.

 

El discurso de los mafiosos fascistas

 No me han fallado. Nunca lo hacen. Porque el ser mafiosos forma parte de su esencia y la mafia es un movimiento que cree firmemente que siempre tienen razón porque el mundo, simplemente, les pertenece.
 Decía yo el otro día, por aquí, que esta gente no sólo negaría que habían ido a por Neymar con todas las de la ley y sin las de la ley, sino que, además, dirían que las cifras pagadas por el chico eran un absoluto escándalo siendo ellos, como lo son, los culpables del encarecimiento exponencial del mercado futbolístico.
 Pero, para no romper el orden del discurso, como diría el maestro Foucault, comencemos por el principio.
 Mafia: (Del it. mafia).
1. f. Organización criminal de origen siciliano.
2. f. Cualquier organización clandestina de criminales.
3. f. Grupo organizado que trata de defender sus intereses. La mafia del teatro
4. f. P. Rico. Engaño, trampa, ardid.
 Esto, según la RALE.
 Según el historiador Paul Veyne el Imperio Romano tenía la estructura de una gran mafia, en la cual no existían restricciones para la ley del más fuerte y sólo el clientelismo permitía la supervivencia de los débiles, pobres o pequeños.
 ¿Les suena?
Wikipedia define al fascismo como:
 Un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista, mientras su base intelectual plantea la sumisión de la razón a la voluntad y la acción, aplicando un nacionalismo fuertemente identitario con componentes victimistas o revanchistas que conducen a la violencia ya sea de las masas adoctrinadas o de las corporaciones de seguridad del régimen contra los que el Estado define como enemigos por medio de un eficaz aparato de propaganda, aunado a un componente social interclasista, y una negación a ubicarse en el espectro político (izquierdas o derechas), lo que no impide ubicar al fascismo en la extrema derecha, vinculándolo con la plutocracia, e identificándolo algunas veces como una variante del capitalismo de Estado,3 o bien de orientación liberal.
 ¿Tenemos que realizar ahora un análisis, punto por punto, de la identificación total del RM con la mafia y el fascismo? Adelante:
 A)-“3. f. Grupo organizado que trata de defender sus intereses. La mafia del teatro
4. f. P. Rico. Engaño, trampa, ardid”: Dra.
 B)un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista: Se conoce como totalitarismos a las ideologías, los movimientos y los regímenes políticos donde la libertad está seriamente restringida y el Estado ejerce todo el poder sin divisiones ni restricciones:¿puede concebirse siquiera un poder mayor que el que Mou ha ejercido en el RM, bajo la apacible mirada del Ser Superior?
 C)mientras su base intelectual plantea la sumisión de la razón a la voluntad y la acción, aplicando un nacionalismo fuertemente identitario  con componentes victimistas o revanchistas que conducen a la violencia ya sea de las masas adoctrinadas o de las corporaciones de seguridad del régimen contra los que el Estado define como enemigos por medio de un eficaz aparato de propaganda: 
 “CCOO y UGT que los exterminen a todos!!! Dios, uno por uno al paredón”, “Para toda la escoria que sigue la huelga que se plantee qué hacen los sindicatos con este dinero! Los acuchillaba” o “A ver si os enteráis: yo no creo en huelgas, solo creo en las guerras. #miguerramundial” son algunos de los mensajes difundidos por el alto cargo del club de fútbol madrileño, que ha dado a conocer este viernes ABC Punto Radio, recogidos por Europa Press.
 De hecho, Duarte, que se describe en su cuenta de esta red social como “emprendedor, profesor y amante de la belleza” y en la que asegura que está “deseando dominar el mundo”, hace también referencia en sus mensajes al nieto mayor del Rey y a su accidente con una escopeta mientras realizaba prácticas de tiro, y asegura que es de los suyos. “Froilan es de los míos. Ya usando armas para destruir el mundo. #miguerramundial”, señala.
 “Necesitamos proveer a Froilan de bombas y dejarlo enfrente de la sede de UGT. #miguerramundial” sostiene en otro de sus mensajes, en los que continuamente utiliza la etiqueta o ‘hashtag’ ‘#miguerramundial’ mediante la que muestra sus deseos de que tenga lugar una nueva contienda a nivel global, “la única esperanza” que queda, a su parecer, para “cambiar” las cosas.
  “Hoy sería un buen día para empezar #miguerramundial y cargarme a todos los maleantes que quedan en sus casas” aseguraba el pasado 29 de marzo con motivo de la Huelga General convocada por UGT y CCOO, jornada que también calificó como “día de muerte a los sindicatos”. “Estamos organizándonos para machacarles! Si me necesitáis voy con palos”, agregaba.
 Asimismo, defiende que “la vida está sobrevalorada” y que “hay gente que merece morir”. “A santo de qué mereces la vida por el hecho de haber nacido?”, añade, al tiempo que señala que, para su gusto, “el Tercer Reich es el imperio mejor vestido de la historia”. “Y eso que no me gusta Hugo Boss”, matiza.
 “Mataré a todos aquellos que nos quieren hundir, pero con estilo”, “Mañana me iré a descubrir nuevas tierras que conquistar. Obviaré decir que se trata del País Vasco por si acaso sale la kaleborroca” o “Dios santo la que nos espera. Es hora de salir a la calle a destruir el mundo”, son otras de sus ideas plasmadas en la red.
 El responsable de ‘New Media’ del RM también dedica algunos de sus mensajes a futbolistas. “Piqué y Shakira están en Positano (Italia). Menuda escoria pisando sagrado lugar. Allí somos pocos los que podemos ir” o “Guti firma por el Shalke, uniéndose así a Raúl en el equipo. Pobre entrenador, me apiado de él”, son algunos de ellos.
 Pedro Duarte, además de New Media Manager del RM, algo así como el director de nuevos medios de la entidad, es profesor de un MBA en ICADE y twittero. Entre sus seguidores, que en total son, en este momento, 409, hay alumnos de ICADE y compañeros del RM.
 D) aunado a un componente social interclasista, y una negación a ubicarse en el espectro político (izquierdas o derechas),
 a) es frecuentísimo hallar obreros incluso hambrientos, necesitados de todo, que ven desde la puerta de un bar, los partidos del RM, cayéndoseles la baba, sin detenerse al pensar que es precisamente este equipo el que permite al Régimen seguir aplastándole con sus medidas antisociales, cumpliendo sólo a medias con la norma reroniana del “panem et circenses”;
 E) lo que no impide ubicar al fascismo en la extrema derecha, vinculándolo con la plutocracia, e identificándolo algunas veces como una variante del capitalismo de Estado, o bien de orientación liberal: son innumerables las referencias que la prensa hace a que en el palco del RM se sienta la extrema derecha plutócrata llegando incluso, se dice, a urdirse allí los mejores negocios entre los grandes empresarios y los representantes del Estado, pese a las proclamas que tanto el Ser Superior como sus directivos hacen de ser firmes partidarios del neoliberal capitalismo.
 Como decíamos ayer, la principal característica de estos señores es su cinismo, ése con el que afirman que ellos no querían a Neymar y que no es que éste haya preferido el Barça al RM, no, ni mucho menos, es que ellos, el RM, lo ha desechado dada la inmensa locura que suponía una inversión de 150 millones de euros, cifra que es con la que ellos intentaron inútilmente impedir el fichaje del jugador por su máximo enemigo, al que odian a muerte.

El discurso de la mafia fascista

 No me han fallado. Nunca lo hacen. Porque el ser mafiosos forma parte de su esencia y la mafia es un movimiento que cree firmemente que siempre tienen razón porque el mundo, simplemente, les pertenece.

 Decía yo el otro día, por aquí, que esta gente no sólo negaría que habían ido a por Neymar con todas las de la ley y sin las de la ley, sino que, además, dirían que las cifras pagadas por el chico eran un absoluto escándalo siendo ellos, como lo son, los culpables del encarecimiento exponencial del mercado futbolístico.

 Pero, para no romper el orden del discurso, como diría el maestro Foucault, comencemos por el principio.

 Mafia: (Del it. mafia).

1. f. Organización criminal de origen siciliano.

2. f. Cualquier organización clandestina de criminales.

3. f. Grupo organizado que trata de defender sus intereses. La mafia del teatro

4. f. P. Rico. Engaño, trampa, ardid.

 Esto, según la RALE.

 Según el historiador Paul Veyne el Imperio Romano tenía la estructura de una gran mafia, en la cual no existían restricciones para la ley del más fuerte y sólo el clientelismo permitía la supervivencia de los débiles, pobres o pequeños.

 ¿Les suena?

Wikipedia define al fascismo como:

 Un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista, mientras su base intelectual plantea la sumisión de la razón a la voluntad y la acción, aplicando un nacionalismo fuertemente identitario con componentes victimistas o revanchistas que conducen a la violencia ya sea de las masas adoctrinadas o de las corporaciones de seguridad del régimen contra los que el Estado define como enemigos por medio de un eficaz aparato de propaganda, aunado a un componente social interclasista, y una negación a ubicarse en el espectro político (izquierdas o derechas), lo que no impide ubicar al fascismo en la extrema derecha, vinculándolo con la plutocracia, e identificándolo algunas veces como una variante del capitalismo de Estado,3 o bien de orientación liberal.

 ¿Tenemos que realizar ahora un análisis, punto por punto, de la identificación total del RM con la mafia y el fascismo? Adelante:

 A)-“3. f. Grupo organizado que trata de defender sus intereses. La mafia del teatro

4. f. P. Rico. Engaño, trampa, ardid”: Dra.

 B)un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista: Se conoce como totalitarismos a las ideologías, los movimientos y los regímenes políticos donde la libertad está seriamente restringida y el Estado ejerce todo el poder sin divisiones ni restricciones:¿puede concebirse siquiera un poder mayor que el que Mou ha ejercido en el RM, bajo la apacible mirada del Ser Superior?

 C)mientras su base intelectual plantea la sumisión de la razón a la voluntad y la acción, aplicando un nacionalismo fuertemente identitario  con componentes victimistas o revanchistas que conducen a la violencia ya sea de las masas adoctrinadas o de las corporaciones de seguridad del régimen contra los que el Estado define como enemigos por medio de un eficaz aparato de propaganda: 

 “CCOO y UGT que los exterminen a todos!!! Dios, uno por uno al paredón”, “Para toda la escoria que sigue la huelga que se plantee qué hacen los sindicatos con este dinero! Los acuchillaba” o “A ver si os enteráis: yo no creo en huelgas, solo creo en las guerras. #miguerramundial” son algunos de los mensajes difundidos por el alto cargo del club de fútbol madrileño, que ha dado a conocer este viernes ABC Punto Radio, recogidos por Europa Press.

 De hecho, Duarte, que se describe en su cuenta de esta red social como “emprendedor, profesor y amante de la belleza” y en la que asegura que está “deseando dominar el mundo”, hace también referencia en sus mensajes al nieto mayor del Rey y a su accidente con una escopeta mientras realizaba prácticas de tiro, y asegura que es de los suyos. “Froilan es de los míos. Ya usando armas para destruir el mundo. #miguerramundial”, señala.

 “Necesitamos proveer a Froilan de bombas y dejarlo enfrente de la sede de UGT. #miguerramundial” sostiene en otro de sus mensajes, en los que continuamente utiliza la etiqueta o ‘hashtag’ ‘#miguerramundial’ mediante la que muestra sus deseos de que tenga lugar una nueva contienda a nivel global, “la única esperanza” que queda, a su parecer, para “cambiar” las cosas.

  “Hoy sería un buen día para empezar #miguerramundial y cargarme a todos los maleantes que quedan en sus casas” aseguraba el pasado 29 de marzo con motivo de la Huelga General convocada por UGT y CCOO, jornada que también calificó como “día de muerte a los sindicatos”. “Estamos organizándonos para machacarles! Si me necesitáis voy con palos”, agregaba.

 Asimismo, defiende que “la vida está sobrevalorada” y que “hay gente que merece morir”. “A santo de qué mereces la vida por el hecho de haber nacido?”, añade, al tiempo que señala que, para su gusto, “el Tercer Reich es el imperio mejor vestido de la historia”. “Y eso que no me gusta Hugo Boss”, matiza.

 “Mataré a todos aquellos que nos quieren hundir, pero con estilo”, “Mañana me iré a descubrir nuevas tierras que conquistar. Obviaré decir que se trata del País Vasco por si acaso sale la kaleborroca” o “Dios santo la que nos espera. Es hora de salir a la calle a destruir el mundo”, son otras de sus ideas plasmadas en la red.

 El responsable de ‘New Media’ del RM también dedica algunos de sus mensajes a futbolistas. “Piqué y Shakira están en Positano (Italia). Menuda escoria pisando sagrado lugar. Allí somos pocos los que podemos ir” o “Guti firma por el Shalke, uniéndose así a Raúl en el equipo. Pobre entrenador, me apiado de él”, son algunos de ellos.

 Pedro Duarte, además de New Media Manager del RM, algo así como el director de nuevos medios de la entidad, es profesor de un MBA en ICADE y twittero. Entre sus seguidores, que en total son, en este momento, 409, hay alumnos de ICADE y compañeros del RM.

 D) aunado a un componente social interclasista, y una negación a ubicarse en el espectro político (izquierdas o derechas),

 a) es frecuentísimo hallar obreros incluso hambrientos, necesitados de todo, que ven desde la puerta de un bar, los partidos del RM, cayéndoseles la baba, sin detenerse al pensar que es precisamente este equipo el que permite al Régimen seguir aplastándole con sus medidas antisociales, cumpliendo sólo a medias con la norma reroniana del “panem et circenses”;

 E) lo que no impide ubicar al fascismo en la extrema derecha, vinculándolo con la plutocracia, e identificándolo algunas veces como una variante del capitalismo de Estado, o bien de orientación liberal: son innumerables las referencias que la prensa hace a que en el palco del RM se sienta la extrema derecha plutócrata llegando incluso, se dice, a urdirse allí los mejores negocios entre los grandes empresarios y los representantes del Estado, pese a las proclamas que tanto el Ser Superior como sus directivos hacen de ser firmes partidarios del neoliberal capitalismo.

 Como decíamos ayer, la principal característica de estos señores es su cinismo, ése con el que afirman que ellos no querían a Neymar y que no es que éste haya preferido el Barça al RM, no, ni mucho menos, es que ellos, el RM, lo ha desechado dada la inmensa locura que suponía una inversión de 150 millones de euros, cifra que es con la que ellos intentaron inútilmente impedir el fichaje del jugador por su máximo enemigo, al que odian a muerte.

Contestando a Lisístrata sobre lo que ocurre en Chima.

 ¿Por qué perdió la Urss la guerra fría?
Porque trató de luchar contra una economía de libre mercado con una economía socializada.
La realidad es la que es y no la que nosotros queremos que sea. Tan incontestable como las tesis esenciales marxistas es el axioma smithiano de que es el ánimo de lucro, que continuamente impulsa al hombre, el que hace progresar la economía de los países.
Si tratamos de convertir a los hombres en seres arcangélicos estaremos cometiendo el que es, sin duda, el mayor de los errores.
 Yo mismo, todos los días, a cada momento, traiciono la esencia de mi pensamiento marxista con pequeñas y miserables acciones que no tienen otro objeto que conseguir un poco de satisfacción o de comodidad.
 ¿Cómo, coño, entonces, voy a exigir a otros la perfección en el cumplimiento del ideario marxista?
 Subvenir a las necesidades de 1400 millones de personas es arduo complicado. Tanto que se me antoja una tarea imposible, que ellos, los puñeteros chinos, están resolviendo sólo Dios sabe cómo.
 Y eso, querida Lucía, no se consigue cogiéndosela con papel de fumar sino echándole muchos cojones al asunto, tantos que ya no les quedan para otros usos.
 Yo he tenido infinitésimas responsabilidades de mando. Y te aseguro que para llevar adelante los mejores propósitos, todos los días hay que pactar con el diablo, en otras palabras, en este puto y asqueroso mundo, la pureza virginal es sencillamente imposible si no es en una cueva y en medio del desierto.
 Pero no en medio de una tierra inhóspita y rodeados de millones de seres hambrientos. 
 Estoy seguro de que a los dirigentes chinos les gusta la pureza tanto como a ti y a mi, pero ellos saben muy bien que lo arcangélico en este jodido mundo es absolutamente imposible porque, si adoptas este comportamiento, los otros, tus feroces e implacables enemigos, simplemente te barren, como hicieron los Usa con la Urss.
 Y China no quiere que se repita la experiencia. 
 Si hay que luchar contra el capitalismo con las jodidas leyes del asqueroso mercado, se lucha.
 Es así de sencillo.
 La diferencia entre los Usa y China reside, casi nada, en que mientras la Constitución americana salvaguarda, sobre todo, la libertad, la china trata de hacer lo mismo con la justicia y la primera norma de la justicia es preservar el derecho a la vida, el jodido “primum vivere”, porque sin un ser humano viviente no hay ninguna clase de derechos.
 Lo que yo quiero, exijo, a mi Constitución es que consagre normas tales como que la propiedad privada sólo está justificada en los bienes de uso y consumo cotidianos y que la de los bienes públicos, y toda la extensión de la superficie de la Tierra es un bien público para mi, es y será siempre pública de tal manera que si se permite el uso y la apropiación exclusiva de ella es provisionalmente y con motivo de una mayor utilidad pública.
 Esto es tan esencial que marca la diferencia entre una Constitución capitalista y otra marxista.
 Y sus consecuencias prácticas son que el Estado se reserva en todo momento el derecho de expropiar, como hacía Hugo Chávez, cualquier explotación o propiedad cuando convenía a los intereses del pueblo.
 Parecen diferencias minúsculas pero son absolutamente esenciales.
 Son las que distinguen a una economía capitalista de otra marxista.
Pero lo que los chinos parece que no están dispuestos a hacer es entregar sumisamente a sus enemigos esenciales la ventaja que supone el manejo de la economía.
 Marx consagró el axioma de que todo es economía y los chinos lo practican a fondo. El bienestar, la igualdad, la justicia e incluso, en cierto modo, la libertad, no son más que jodidas superestructuras económicas y sólo dominando al límite la economía, un pueblo puede llegar, como lo hizo el chino el año antepasado, a adquirir en su propio mercado 15 millones de automóviles, más por cierto, que en los Usa.
 Si, para eso, tienen que saltarse algunas normas laborales y humanitarias, se las saltan, porque ellos consideran que se hallan en una situación de guerra a muerte contra el enemigo más poderoso del mundo, al que no se le puede otorgar ninguna ventaja.
 Por último, una sola cosa más. Todas las noticias que nos llegan de China lo hacen a través de la prensa enemiga. Te sugiero que leas la orden que Dulles, cuando era jefe de la CIA, impartió a todos los agentes de la misma, si lo haces, comprenderás que es un auténtico suicidio, además de la más perfecta idiotez, creer lo que te cuentan los que son los verdaderos enemigos de la verdad. Para tu comodidad, a continuación, incluyo el link: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=97121

Contestando a Lucía M. sobre China

 ¿Por qué perdió la Urss la guerra fría?

Porque trató de luchar contra una economía de libre mercado con una economía socializada.

La realidad es la que es y no la que nosotros queremos que sea. Tan incontestable como las tesis esenciales marxistas es el axioma smithiano de que es el ánimo de lucro, que continuamente impulsa al hombre, el que hace progresar la economía de los países.

Si tratamos de convertir a los hombres en seres arcangélicos estaremos cometiendo el que es, sin duda, el mayor de los errores.

 Yo mismo, todos los días, a cada momento, traiciono la esencia de mi pensamiento marxista con pequeñas y miserables acciones que no tienen otro objeto que conseguir un poco de satisfacción o de comodidad.

 ¿Cómo, coño, entonces, voy a exigir a otros la perfección en el cumplimiento del ideario marxista?

 Subvenir a las necesidades de 1400 millones de personas es arduo complicado. Tanto que se me antoja una tarea imposible, que ellos, los puñeteros chinos, están resolviendo sólo Dios sabe cómo.

 Y eso, querida Lucía, no se consigue cogiéndosela con papel de fumar sino echándole muchos cojones al asunto, tantos que ya no les quedan para otros usos.

 Yo he tenido infinitésimas responsabilidades de mando. Y te aseguro que para llevar adelante los mejores propósitos, todos los días hay que pactar con el diablo, en otras palabras, en este puto y asqueroso mundo, la pureza virginal es sencillamente imposible si no es en una cueva y en medio del desierto.

 Pero no en medio de una tierra inhóspita y rodeados de millones de seres hambrientos. 

 Estoy seguro de que a los dirigentes chinos les gusta la pureza tanto como a ti y a mi, pero ellos saben muy bien que lo arcangélico en este jodido mundo es absolutamente imposible porque, si adoptas este comportamiento, los otros, tus feroces e implacables enemigos, simplemente te barren, como hicieron los Usa con la Urss.

 Y China no quiere que se repita la experiencia. 

 Si hay que luchar contra el capitalismo con las jodidas leyes del asqueroso mercado, se lucha.

 Es así de sencillo.

 La diferencia entre los Usa y China reside, casi nada, en que mientras la Constitución americana salvaguarda, sobre todo, la libertad, la china trata de hacer lo mismo con la justicia y la primera norma de la justicia es preservar el derecho a la vida, el jodido “primum vivere”, porque sin un ser humano viviente no hay ninguna clase de derechos.

 Lo que yo quiero, exijo, a mi Constitución es que consagre normas tales como que la propiedad privada sólo está justificada en los bienes de uso y consumo cotidianos y que la de los bienes públicos, y toda la extensión de la superficie de la Tierra es un bien público para mi, es y será siempre pública de tal manera que si se permite el uso y la apropiación exclusiva de ella es provisionalmente y con motivo de una mayor utilidad pública.

 Esto es tan esencial que marca la diferencia entre una Constitución capitalista y otra marxista.

 Y sus consecuencias prácticas son que el Estado se reserva en todo momento el derecho de expropiar, como hacía Hugo Chávez, cualquier explotación o propiedad cuando convenía a los intereses del pueblo.

 Parecen diferencias minúsculas pero son absolutamente esenciales.

 Son las que distinguen a una economía capitalista de otra marxista.

Pero lo que los chinos parece que no están dispuestos a hacer es entregar sumisamente a sus enemigos esenciales la ventaja que supone el manejo de la economía.

 Marx consagró el axioma de que todo es economía y los chinos lo practican a fondo. El bienestar, la igualdad, la justicia e incluso, en cierto modo, la libertad, no son más que jodidas superestructuras económicas y sólo dominando al límite la economía, un pueblo puede llegar, como lo hizo el chino el año antepasado, a adquirir en su propio mercado 15 millones de automóviles, más por cierto, que en los Usa.

 Si, para eso, tienen que saltarse algunas normas laborales y humanitarias, se las saltan, porque ellos consideran que se hallan en una situación de guerra a muerte contra el enemigo más poderoso del mundo, al que no se le puede otorgar ninguna ventaja.

 Por último, una sola cosa más. Todas las noticias que nos llegan de China lo hacen a través de la prensa enemiga. Te sugiero que leas la orden que Dulles, cuando era jefe de la CIA, impartió a todos los agentes de la misma, si lo haces, comprenderás que es un auténtico suicidio, además de la más perfecta idiotez, creer lo que te cuentan los que son los verdaderos enemigos de la verdad. Para tu comodidad, a continuación, incluyo el link: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=97121

 

China

Yo creo, quiero creer, que el povenir del mundo se cuece en China.

Por eso, todo lo que leo y me parece interesante, me apresuro a traerlo a aquí:

Kike VázquezLAS PERLAS DE KIKE. El Confidencial.
La nueva era de China
27/05/2013AAEnviar129 0

China no es un exitoso país emergente, China es una disrupción a nivel mundial, algo así como una Revolución Industrial. Su modelo de crecimiento lleva años y años sorprendiendo, consiguiendo la cuadratura del círculo, esto es, una cuenta corriente positiva, un crecimiento alto, un desempleo en mínimos, unas cuentas públicas saneadas y una inflación, teniendo en cuenta todo lo anterior, aceptable. Desde sus inicios la política económica a nivel mundial estudia cómo conseguir estos resultados, y la única conclusión a la que ha llegado es que estamos ante una disyuntiva imposible en la que debemos priorizar alguna de las variables… Imposible hasta que llegó China.

Es por ello que el escepticismo y la crítica son normales y esperables, siempre que algo sale de la nada rompiendo con lo anterior y alcanza lo que nadie había alcanzado recibe críticas y se le acusa de “bluff”, a veces con fundamento y otras veces sin él. En este caso China ya ha demostrado mucho, tanto como que a nivel de PIB ha superado a Japón y en años venideros probablemente supere a EE.UU., tanto como que ha girado el eje mundial de occidente a oriente, obligándonos a dejar de mirarnos el ombligo y enseñándonos nuevas formas de enfocar los negocios y la vida.

China no es un “bluff”, China se ha ganado un sitio en el mundo, pero aun cuando ha roto todos los esquemas establecidos y ha superado todos los obstáculos que se le han puesto delante, es posible que el efecto de la magia se haya terminado. La presente crisis no es “una más”, la presente crisis será con probabilidad la primera en donde el resultado posterior no será un mayor sino un menor crecimiento. Atrás queda la descolectivización del sector agrario, las SEZ, y las reformas “semiliberales”, estamos ante el punto de inflexión que dará entrada a una nueva era que priorice la calidad por encima de la cantidad. Una nueva China nos espera.

ACTUALIDAD

Como comentaba en mi último artículo sobre China, en mi opinión el repunte que se esperaba en la actividad era totalmente coyuntural debido a un estímulo insostenible en el tiempo. Ahora, tras el PMI manufacturero adelantado de HSBC, vuelve el miedo. El 49.6 marca contracción y corta la tendencia positiva, pero es que además enseña la patita de la debilidad en la demanda interna y vuelve a poner sobre la mesa el miedo a un “hard landing” que según Bank of America se situaba como el segundo mayor temor a principios de mayo entre los inversores institucionales, muy cerca de la crisis en la Eurozona.

No es lo único que preocupa, las discrepancias sobre su contabilidad nacional van en aumento. Si comparamos las exportaciones que China asegura tener con las importaciones que los países receptores justifican encontramos divergencias inexplicables, como por ejemplo a Hong Kong en donde las exportaciones aumentan 57% a pesar de las huelgas en el principal puerto de dicho país. Se especula que podría ser fruto de un macrofraude con el objeto de mover capitales no declarados, pero sea lo que fuere nadie se cree las cifras, y las correcciones al 14.7% oficial son generalizadas, por ejemplo RBS cree que las exportaciones han sido sobreestimadas en 9 puntos porcentuales.

Los malos datos macro, así como la incredulidad al respecto, han desatado una oleada de “profit warnings” por parte de los bancos de inversión rebajando al unísono sus perspectivas de PIB. PIB que estaría creciendo al 7,7% interanual, pero que, como siempre, existen motivos más que suficientes para no creer. Por ejemplo, según el NBS el output total en 2012 fue de 51,9 billones de yuanes, pero si vamos sumando una por una a todas las provincias nos encontramos que suma 57,6 billones, una diferencia del tamaño de Guangdong que algunos han llamado “el misterio de la provincia perdida”. Aunque, ¿qué esperar de un país donde TODAS las provincias dicen crecer por encima de la media nacional?

Esta gráfica es el reflejo del primer trimestre de 2013, pero similar ejercicio podríamos hacer en 2012 y solo encontraríamos a Shanghai y a Beijing creciendo un 7,5% y un 7,7% por debajo de la media nacional de 7,8%. Y si bien conocidas son las discrepancias entre lo que dicen unos y otros, cómo nosotros unos simples occidentales nos lo vamos a creer ¡cuando ellos mismos no se ponen de acuerdo! Discrepancia que además va en aumento, siendo de 2,7 billones de yuanes en 2009, en 2011 de 4,6 billones y de los mencionados 5,7 billones en 2012. La “provincia perdida” crece y crece…

FUTURO

Si bien, como dice el refrán, “no achaques a la maldad lo que puedes achacar a la estupidez”. Y sin llamarles estúpidos, ni muchos menos puesto que saben infinitamente más que yo, quizá estemos simplemente ante errores de medición, ante hacer la vista gorda, pero no ante un fraude consciente fruto de la maldad. O lo que es lo mismo, lo importante es la realidad, no los datos, lo importante es saber si las cosas van bien o si van mal independientemente de lo que digan las provincias o el gobierno central. Y he aquí lo que más me preocupa, y he aquí lo que ya a principios de 2011 me hizo ser tan pesimista con este país, y he aquí lo que me hace pensar en el no repunte de la economía actual, sino en una nueva era.

El crecimiento chino es excesivamente intensivo en RECURSOS, en DESIGUALDAD y en DEUDA.

Aunque China ha mejorado mucho a lo largo de los años, y aunque trata de seguir haciéndolo cada día, su crecimiento es tremendamente poco eficiente en lo que a recursos se refiere. Quizá por eso tienen esa fama de voraces, quizá por eso tienen esos acuerdos a lo largo del mundo, desde Australia a Sudamérica pasando por África, quizá por ello han provocado uno de los mayores ciclos alcistas de materias primas de los últimos tiempos… lo que es una obviedad es que la losa de no ser suficientemente productivos energéticamente es muy grande y resulta una enorme desventaja para seguir alcanzando los ratios de crecimiento de antaño.

Por otra parte la desigualdad es masiva en China, así como masivos son los escándalos que se publican sobre personas relacionadas con el poder, y así como masiva es la riqueza que acumulan las élites, no solo por el famoso artículo del NYT sobre Wen Jiabao sino por todos ellos. Crecer con desigualdad es lo fácil, pero no lo sostenible, la desigualdad tiene un límite y cuando se alcanza las hormiguitas no dan más de sí y dejan de pedalear.

En el caso de China, una mayoría trabajadora ha permitido el enriquecimiento rápido y absoluto de unos pocos, gracias a un crecimiento del PIB irreprochable y en el que todos, en mayor o menor medida, recibían algo. ¿Qué ocurrirá si no pueden aumentar la desigualdad para aumentar el crecimiento porque esa vía ya ha sido explotada? ¿Qué pasará si las hormiguitas creen que nunca llegará ya la hora de su triunfo? ¿Qué pasaría si esas élites acaudaladas, que son quienes realmente poseen la mayor parte de los ahorros, deciden irse con su patrimonio a otra parte descapitalizando el país?

Y ojo, la desigualdad es inevitable, inherente al ser humano y propia del sistema capitalista. El problema surge cuando a través de las barreras, la corrupción, el amiguismo, los cárteles y la burocracia se crea un grupo de elegidos totalmente desligado de la meritocracia. Así como todos somos distintos, también es cierto que no somos tan distintos, y las excesivas desigualdades no son justificables en ningún sistema en donde las anteriores variables no sean las protagonistas. Y es por ello que la vorágine de crédito vivida no ha sido igual para todos.

La productividad marginal de la deuda es cada día menor, existen diversas estimaciones pero todas coinciden en una cosa, la magia de la deuda se ha terminado, el endeudamiento ya no sirve como fuente de crecimiento, son necesarias reformas estructurales. Siendo como es la deuda un velo que cubre todos los defectos y que permite crecer aun cuando la sostenibilidad no lo permite, parece que el efecto está terminando porque los problemas empiezan a hacerse visibles. Y aunque aparentemente las cifras no lo digan, las reiteradas omisiones por parte de los gobiernos locales sobre sus obligaciones totales, el estimar que se superará a EE.UU en deuda corporativa en 2016, y un “shadow banking” descontrolado, hacen dudar.

Me dejo para el final quizá lo más importante, y es que aunque no se menciona a menudo existe algo sobre lo que debemos pararnos a pensar, podemos llamarle el “know how”. Se pregunta el gran M. Pettis, cómo es posible que los países ricos se recuperen tan rápido tras una guerra aun cuando han sido arrasados, y cómo es posible que aun con los recursos necesarios a los pobres les cueste tanto subir en el organigrama global. Pues parece que la riqueza de las naciones no depende de los bienes o el capital, parece que se lleva dentro, y parece que es nuestra cabecita quien la mide. De hecho será este “know how”, con sus vicios y virtudes, quien realmente decida dónde estará China el día de mañana.