Ensayo sobre el pensamiento rudimentario

 Como verán, acabo de fusilar uno de los títulos más famosos del mundo, el del libro de Cioran que sirvió como principal denuncia de todo lo que nos esperaba.
 Está claro ya que voy a morir sin comprende a este puñetero mundo, o, a lo mejor, es que lo comprendo demasiado bien, pero sigo con mi retahíla de que no conozco a nadie que diga las mismas cosas que yo quizá porque ya no tengo tiempo de leer tanto como debiera.
 Cioran hizo algo más que diagnosticar lo que era el pensamiento reaccionario, realizó una predicción de todo esto que ahora nos ocurre, cuando nos trasladó aquella frase terrible de Joseph de Maistre sobre el tribunal de la Inquisición no hacía sino trasladarnos una advertencia que debía de habernos helado las entrañas, cito, como siempre de memoria, pero estoy seguro que no yerro en nada principal, De Maistre dijo que no había nada mejor en el mundo que un juez español y que si a esto le añadíamos las características del sacerdocio católico, teníamos el mejor de todos los tribunales posibles, el de la Santa Inquisición. 
 ¿Parece increíble, no? Pues no sólo lo escribió sino que lo predijo. Hoy, en todos los tribunales españoles se siguen las directrices  no sólo del franquismo sino también de la Iglesia católica.
 Y todo ello es posible por lo que yo llamo el pensamiento rudimentario.
 Este post lo ha suscitado la lectura de la entrevista que publicaron en La Opinión, de Cartagena, con motivo de mis pleitos contra el Ayuntamiento de esta ciudad por haberme clavado ni más ni menos que 18 multas por aparcar en zona de residentes sin el correspondiente derecho. La noticia de este artículo, como casi siempre, me la ha traído “futbolín”, al propio tiempo que aportaba una fotografía mía.
 La entrevistadora hizo lo que no es sino el paradigma del periodismo actual. No quiso en ningún momento, lo rechazó terminantemente, entrar en el fondo de la cuestión, alegando falta de preparación jurídicia, o sea su propia pensamiento rudimentario.
 Es prototípico de la manera de pensar de los españoles.
Ante los hechos, se niegan rotundamente a pensar, prefieren que sean otros los que le digan como tienen que hacerlo y LOS OTROS son precisamente los que han hecho suyo el firme propósito de engañarnos a todos.
 Entonces, la prensa y los intelectuales, los famosos clérigos de Julian Benda, han perpetrado una traición que ha llevado al mundo adonde está.
 Porque ellos, que tenían que ser la luz del mundo, no han sembrado más que oscuridad.
 La puñetera periodista escuchó mis argumentos y fue corriendo a escuchar los del Concejal de Tráfico del Ayuntamiento de Cartagena y consignó al pie de la letra lo que éste dijo: que al no poder yo pagar la tasa del Ayuntamiento para aparcar en la zona de residentes lo que debí de hacer es autoconsiderarme como un conductor cualquier y pagar el ticket de los parquímetros como cualquier otro.
 Y la tía se limitó a consignarlo así sin más. Se resistió como gata panza arriba a escuchar mis argumentos jurídicos que explicitaban el caso, ¿por qué?
 Según ella, porque la labor del periodismo es informar de los hechos y el público en general es el que debe opinar.
 Es la falsedad más grande que jamás he oído, pero es una falsedad esencialmente interesada.
 Ni a la periodista, ni a su diario, ni al Ayuntamiento de Cartagena, ni a todo eso que se ha dado en llamar el establecimiento, en traducción, seguramente mala traducción castellana, le interesa que se publique la verdad sino todo lo contrario, porque de lo que realmente se trata en toda la prensa, en toda la universidad, en todos los institutos, en todas las escuelas, es que se imponga a rajatabla el jodido pensamiento reaccionario mediante el más rudimentario de los procedimientos, aquél que impide a los ciudadanos pensar.
 Si yo hubiera podido decirle a la periodista que el contrato de estacionamiento para residentes que yo tenía estipulado con el Ayuntamiento de Cartagena, no podía romperse unilateralmente por él porque eso significa convertirlo en juez y parte al propio tiempo sino que para privarme a mí de los derechos derivados del mismo,  tenía necesariamente, en un Estado de Derecho como se proclama éste que sufrimos, que acudir a un tribunal, porque así se prescribe en todos los ordenamientos jurídicos del mundo civilizado, a lo mejor para mí, a lo peor, para ella, que forma parte del entramado, la gente, sus lectores, habrían podido pensar lógicamente y su pensamiento no hubiera sido ya tan rudimentario.
 Pues, bien, queridos lectores, esto que sucedió a propósito de unas multas de tráfico, impuestas unilateralmente por una institución cuya única misión es protegerme a mí contra posibles abusos, es lo que está sucediendo en España a todos los niveles, en todos los asuntos,  de manera que el país entero debería de convertirse en una especie de escrache universal porque en todos y cada uno de los casos en que se ventila un conflicto entre los poderes públicos, sociales o señoriales y los jodidos y miserables ciudadanos, éstos son aplastados inmisericordemente por la fuerzas de un Estado esencialmente corrupto, porque el pleito incoado por mi contra el Ayuntamiento, lo perderé, lo estoy perdiendo ya porque me están cobrando más que importan las multas por recurrir contra ellas de manera que el gran Gallardón, ministro de justicia, avisa a todos los pobres españoles que es mejor resignarse y no menearlo, porque si no, al final, acaba uno pagando las costas, o sea, la profecía de De Maistre, todo en España funciona bajo el imperio de unos tribunales y de una justicia que se basa en el ejemplo insuperable del Tribunal de la Inquisición y de la Iglesia católica.

3 comentarios en “Ensayo sobre el pensamiento rudimentario

  1. http://www.contrainjerencia.com/?p=66063&utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+contrainjerencia/jvtA+%28CONTRAINJERENCIA%29EEUU, la fábrica del terrorismo mundial y el atentado en Boston A raíz del atentado del Maratón de Boston vemos las consecuencias de la política terrorista americana, su aplicación práctica como aparato represivo y de control de población, tanto con fin interno como externo.Se produce el incidente:1º- las autoridades despliegan todo su aparato represivo de modo que se aplica la ley marcial y se registra la ciudad casa por casa aplicando un sistemático método científico de limpieza.2º- Manos a mano con los medio de desisformación fluye el torrente de ruido y manipulación habitual mezclado con promesas de más medidas represivas y recortes a las libertades.3º- Finalmente el congreso ratifica mediante leyes las medidas represivas, como fue la resolución del Acta Patriótica después del 11-S de 2001, que serán usadas para los más variopintos y arbitrarios propósitos, como sucede en España con la Ley Antiterrorista. En la entrevista concedida al canal en inglés de Russia Today, la madre (otros dicen que el padre, no hemos tenido acceso al vídeo) de los dos chechenos que han traído en jaque a las autoridades de Boston, afirma que sus hijos mantenían lazos con el FBI.”Los conocen perfectamente” “Es todo un montaje del FBI”. Un montaje o un adecuado adiestramiento terrorista para soltarlos en el momento oportuno en el Cáucaso ruso l para realizar crímenes desestabilizadores. Lo que ocurre es que a veces el monstruo se vuelve contra su creador. Anoten este dato: eran refugiados “políticos”. En cuanto a las teorías conspirativas demasiado rebuscadas, las dejamos de lado: la mayoría son un invento para películas como la de la “muerte” de un Ben Laden que estaba muerto desde hace tiempo (padecía una enfermedad renal incurable). Por cierto ¿qué creen ustedes que habrían largado los medios imperialistas si el Gobierno de Venezuela hubiera decretado el estado de sitio en Caracas tras el intento de golpe de estado caprilista? En Boston lo decretaron, pero, y seguimos aumentando la lista, seguro que hay toques de queda “buenos” y toques de queda “malos” y dictatoriales.

  2. CONCLUSIONESTerrorismo de estadoLos terroristas parece ser que formaban parte de un comando preparado, entrenado en E.E.U.U., para operar en Chechenia. Descontrolados o no actuaron de la única forma que sabían. Ya se comienza a hablar de sus lazos con Al-Qaeda, otro producto genuino americano.Terrorismo = control de la población por medio de la represiónIncluso cuando existe un incidente como este, premeditado o no, con una célula paramilitar aparentemente descontrolada, el estado es capaz de sacar beneficios. El terror y desconfianza del estado al pueblo es demencial, y lo trata con máxima dureza, intentando enderezarlo y moldearlo a su imagen y semejanza: un pueblo paranóico hasta la irracionalidad e hiperindividualista. Gracias a este acto logra estrechar las “libertades generales” y justificar la represión sin que el pueblo la rechace.Terrorismo = justificación del estado como protectorEl pueblo, desarmado, consciente o no, es atacado por las fuerzas represoras y por los grupos paramilitares, terroristas, que el estado crea. Por eso el estado como organización es un problema. Tanto como creerse las mentiras vertidas en los medios de comunicación y someterse a su miedo. El estado justifica su existencia como máximo protector de enemigos que él mismo crea. Pasó con ETA, pasó con el IRA y seguirá pasando.Terrosimo = represión por medio de la leyes.En democracia el estado se denomina “de derecho”, sometido a leyes y no a arbitraje. Las leyes son el contrato adquirido por el pueblo como código de conducta y que le obliga a someterse a unas normas o ser castigado. Hasta el estado más abyecto asegura que sus leyes son las más justas. La población, abrumada por un ininteligible código se calma cada vez que se nombra la palabra Ley o Justicia pensando que su caso es Justo y el estado, y por tanto la sociedad, le darán la razón.Terrorismo fue el atentado del 11-S, después del cual promulgaron el Acta Patriótica o la Ley de Defensa Nacional, que nada tiene que ver con la lucha por la justicia y sí con el control de la población en países extranjeros. Aún así la sensación general fue de alivio. Después nos enteramos que el autor del atentado, Bin Laden y Al-Qaeda eran productos americanos.Terrorismo se le llama a lo que las autoridades digan, como al piratear la propiedad intelectual, terrorismo informático. Luego crean las leyes ASPA, CISPA y ACTA para controlar los contenidos de internet. Se sabe que en virtud a estas leyes la industria audiovisual hace caja y se controla la información en la red.Las leyes sirven al que las promulga, Y A NADIE MÁS. La mayor falacia: las Constituciones.Terrorismo = calificativo aplicado por EstadoEl terrorismo es un arma que siempre han usado los estados para justificarse. La televisión, radio o el periódico, sus medios, decretan quién es Terrorista y quién es Resistencia, Milicia o Luchadores de la Libertad.La razón, el conocimiento y la voluntad nos permitirán superar la programación a las que nos someten a diario y que impregna a una sociedad acobardada por un miedo irracional al poder imaginario del estado.Estados Unidos es actualmente la cuna del fascismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s