Rajoy y sus zombis. Un intento de explicar por qué defiende tanto la desigualdad.

 Ayer mismo, escribía yo por aquí sobre la Unión Europea, que no se sabe bien qué es, si una unión de puñeteros mercaderes o de los políticos más corruptos, que, además, es lo mismo.
 Porque, díganme ustedes una cosa, ¿por qué coño no nos intervienen de una puñetera vez estos jodidos europeos, a qué coño esperan, a que nos hayamos muerto todos de hambre mientras Rajoy y los suyos ya no saben qué hacer con el dinero y andan por todo el mundo con miles de millones de euros porque no saben ya donde meterlos?
 Es la invasión de los ladrones de cuerpos, una buena metáfora nuestra, con Rajoy como el presidente de los zombis, de manera que ya, pase lo que pase, haga lo que haga, se descubra que está vampirizando a todo el país, que les está sorbiendo la sangre a los más débiles, como hay millones de zombis, además de él, éstos seguirán apoyándole, continuarán votándole porque es el que permite, alienta, sostiene la existencia de todos esos canallescos vampiros.
 De modo y manera que la solución no nos puede ya venir sino desde fuera, porque desde aquí, desde dentro, está demostrado prácticamente que no, porque los jodidos dominan absolutamente los medios de comunicación y el pueblo bebe en sus sucias manos, de modo que Belén Esteban y el jodido Ronaldo es lo único que realmente preocupa a este pueblo de zombis.
 Y en el fondo de toda esta inmensa catástrofe se halla el dilema sangriento que Felipe González, entre otros muchos canallas , planteaba fraudulentamente: que el comunismo lo que trata es de repartir la miseria cuando se trata precisamente de lo contrario, de evitar que toda la riqueza de las naciones se concentre en unas pocas manos porque esto, como ahora estamos viendo claramente acaba por conducir al desastre.
 En realidad, lo que hacía Felipe es lo mismo que nos decía Rajoy pero de otra manera mucho más sibilina: Rajoy que, como vemos no tiene el mínimo pudor, proclamaba cínicamente su cruelísimo credo: “jodeos, mis queridos muchachos, que no sólo habéis nacido desiguales sino que yo voy a hacer todo lo que esté en mi mano para que sigáis siéndolo”. El otro, menos perezoso, que sí que había leído a Marx pero que no acabó nunca de entenderlo, le buscó las vueltas a los principios marxistas: “gato negro, gato blanco es igual, lo importante es que cace ratones”, de este modo, al priorizar la producción sobre el consumo, absolutamente, el jodido socialista le prestaba al capitalismo puro y duro el mejor de los servicios, haciendo como que no veía que el aumento de la producción, sin el paralelo aumento del consumo, dirige la riqueza producida en  un único sentido de manera que también reparte la miseria al propio tiempo que enriquece exponencialmente a los dueños del capital, que emplearán los portentosos medios que éste proporciona para favorecer que se propaguen tesis como las de Felipe que, al final, han acabado con los famosos “minijobs”, trabajando como  esclavos por 400 euros al mes.
 El tío jodido hace como que no sabe que lo esencial es que no haya un sólo individuo, una sola persona sin techo y sin comida bajo ese inclemente cielo que tanto nos aflige. Porque la humanidad, coño, no es sino una inmensa familia y así como en ésta todos los que la constituyen tienen el mismo derecho a disfrutar de sus bienes y de pechar con sus cargas, así el universo mundo no es más que el jodido hogar de todos nosotros, y en el que todos debemos de ser iguales, no sólo para trabajar sino también para disfrutar de los productos del trabajo.
 De modo que es muy importante el color del gato porque, según él, distribuirá, o no, por igual los ratones que cace.
 En China, por ejemplo, los gatos, que, por cierto, son rojos, están cazando ahora más ratones que nadie y, en contra de lo que se empeña en afirmar la canallesca prensa occidental, están repartiendo la riqueza mucho más que en cualquier otra parte del mundo como demuestra el hecho de que el año pasado los chinos de a pie compraran ni más ni menos que 15 millones de automóviles, algo así como que la mitad de España hubiera adquirido su jodido coche, más coches, coño, que en los propios Usa, el paraíso del capitalismo.
 Pero ocurre que la riqueza del mundo no es de goma, es la que es, y hay que competir muy duramente para hacerse con ella y la competencia comercial es cuestión de precios y el factor esencial de los precios es el trabajo humano, la única fuente lícita del incremento de la riqueza, entonces, si tú no tienes petróleo, ni gas, ni oro, ni todos esos puñeteros materiales que constituyen la riqueza física natural de las naciones, coño, no te queda más remedio para triunfar en la terrible lucha comercial para hacerte con los mercados del mundo que explotar al máximo la única riqueza que tienes, la del trabajo.
 Y entonces, la prensa canallesca, la nuestra, habla de la jodida esclavitud, tratando de tapar que ahora resulta que yo me compré, en uno de esos jodidos bazares chinos, un reloj magnífico, bueno y bonito y tan barato que nunca más volveré a comprar otro en ningún otro sitio, porque yo no soy multimillonario sino un jodido jubilado que tiene que mirar 2  o 3 veces el jodido euro antes de gastárselo, o sea, que los chinos acabarán por hacerse aquí también, que no sólo en China, los dueños del cotarro que es precisamente de lo que se trata. ¿O no?
 Y cuando sean los nuevos dueños del mundo, o sea, los nuevos norteamericanos, harán lo que hicieron, hacen y harán éstos, imponer su economía a todos, de manera que ganarán en todas las transacciones y negocios que se realicen porque la moneda común será ya entonces, la suya. Fin.

9 comentarios en “Rajoy y sus zombis. Un intento de explicar por qué defiende tanto la desigualdad.

  1. OLIGARQUÍA Y CACIQUISMODANIEL MARTÍN“No es la forma de gobierno en España la misma que impera en Europa: nuestro atraso en este respecto no es menos que en ciencia y cultura, que en industria, que en agricultura, que en milicia, que en Administración pública. No es nuestra forma de gobierno un régimen parlamentario, viciado por corruptelas y abusos, según es uso entender, sino al contrario, un régimen oligárquico, servido, que no moderado, por instituciones aparentemente parlamentarias. O dicho de otro modo: no es el régimen parlamentario la regla, y excepción de ella los vicios y las corruptelas denunciadas en la prensa y en el Parlamento mismo durante sesenta años; al revés, eso que llamamos desviaciones y corruptelas constituyen el régimen, son la misma regla”.El texto anterior no se ha escrito hace poco. Es un fragmente de Oligarquía y caciquismo como la forma actual de gobierno en España: urgencia y modo de cambiarla, escrito por Joaquín Costa y publicado en 1901. La directísima denuncia de la corrupción imperante en la España de la época, lejos de conmover conciencias, sirvió para que el sistema ningunease, de manera plena y decisiva, al pensador y utópico aragonés que, desesperado, se retiró a la villa de Graus hasta su muerte, en 1911.Costa, junto a muchos de los pensadores de su época, como Unamuno o Baroja, hace treinta años era estudiado en los colegios como un adelantado a su tiempo, como una persona que tuvo la lucidez y la valentía de denunciar un problema que, según parece, es consustancial al devenir histórico español. En las aulas de ahora, por el contrario, o no aparece o se limita a una pequeña mención como líder del regeneracionismo y, de su pensamiento, tan solo se cita el viejo e incompleto lema de “Despensa y escuela”. Costa, no obstante, resulta de completa actualidad. Quizás de ahí surge la necesidad de ocultar sus palabras a la opinión pública.Durante las últimas semanas las noticias sobre la corrupción imperante en España han dejado de ser anécdota para convertirse en un retrato fiel y completo de nuestra realidad política. Los medios de comunicación, histéricos por culpa de unos pésimos balances contables, parecen haberse rebelado contra el sistema y, por fin, sacan al aire las mayores vergüenzas que muchos sospechamos y otros saben pero ocultan, ya sea por prudencia, miedo o servilismo. Nuestro sistema es, en esencia, corrupto. Unas pocas grandes empresas, dos partidos y pico, se llevan el dinero público como si realmente no fuera de nadie. Es algo común, habitual, casi institucional.

  2. Pero hasta que estalló la crisis casi todo el mundo miraba hacia otro lado. Con la justicia intervenida, los otros órganos de control controlados y los medios de comunicación sufragados por las distintas administraciones se podía hacer cualquier cosa. Ahora, por fin, comienzan a destaparse casos más graves, más serios, más descriptivos de la estructura nacional. Aunque no sé hacia dónde nos llevará todo este caos revelado, espero que se sigan denunciando hechos que hasta ahora, a menudo voluntariamente, permanecían en la sombra.Mientras tanto, no hay que esperar a grandes teóricos. Aún nos sirven las palabras de Joaquín Costa: “El problema de la libertad, el problema de la reforma política, no es el problema ordinario de un régimen ya existente, falseado en la práctica, pero susceptible de sanearse con depurativos igualmente ordinarios, sino que es, de hecho y positivamente, todo un problema constitucional, de cambio de forma de gobierno. […] Mientras esa revolución no se haga, mientras soportemos la actual forma de gobierno, será inútil que tomemos las leyes en serio, buscando en ellas garantía o defensa para el derecho…”.Costa fracasó en su empeño de una regeneración de la España que él conoció, no tan distinta a la nuestra. Tan solo por eso, por su fracaso lleno de lucidez, por su visionario escepticismo, debería ser rescatado de su ostracismo. Desafortunadamente, hoy apenas encontramos nombres de su talla, ideas de su calibre, que enfrentar al régimen oligárquico y caciquil que, al igual que hace un siglo, nos arruina, deprime y escandaliza… sin que nunca pase nada.http://www.republica.com/2013/01/31/oligarquia-y-caciquismo_608143/

  3. ¿POR DÓNDE ESTALLARÁ NUESTRO MAGNÍFICO DESORDEN?Una política anticrisis alternativa que no incluya una clara posición antibelicista y antimilitarista estará coja desde su iniciotabilidad económica y militar del mundo reposa sobre bases muy frágiles. La crisis global empuja a las naciones hacia el recurso militar. Eso es tan viejo como la humanidad y la pregunta de si la actual crisis desembocará en una gran guerra no tiene nada de excéntrica. La cuestión puede formularse al revés: un conflicto militar de envergadura podría ser desencadenante de una fase muy superior de general hundimiento económico, el “big bang” de una crisis económica mundial. Tenemos dos escenarios servidos. Uno en el Mediterráneo Oriental, que apunta hacia Irán y el Golfo Pérsico. El otro en Asia Oriental, con un cerco militar contra China. En ambos escenarios se está jugando con fuego.En el Mediterráneo Oriental, desde el norte de África hasta Oriente Medio, tenemos una considerable concentración de países que atraviesan crisis muy diferentes pero todas ellas profundas.En Libia la intervención occidental ha dejado un país fragmentado cuyas chispas han prendido en Mali. En Egipto la revuelta civil continua porque ninguna de las grandes cuestiones que planteó se han resuelto. En Grecia la política alemana está destruyendo una sociedad a la que se empuja a la revuelta. En Chipre, otro miembro de la Unión Europea en crisis, la decisión de explotar reservas marítimas de gas con ayuda israelí es discutida por Turquía, reavivando las antiguas tensiones militares entre turcos y griegos. Y todo eso no es nada comparado con la guerra civil siria. Fomentado por occidente y los países árabes integristas amigos, con armas, dinero y propaganda, la guerra civil de Siria tiene como principal problema un frente de potencias occidentales y monarquías integristas reaccionarias del Golfo que se opone enérgicamente a cualquier acción diplomática y está decidido a un cambio de régimen. El conflicto de Siria lanza desestabilizadoras fracturas, étnicas y religiosas, hacia todo su entorno, desde Líbano, hasta Turquía, pasando por Jordania. El principal problema del régimen de el Azad, es, sin embargo, ser aliado de Irán. La presunta ambición nuclear de Irán es, contemplada históricamente, una lógica reacción al hecho nuclear israelí, y al doble rasero con el que las grandes potencias nucleares pisotean el acuerdo de no proliferación (NPT) de 1968. Es también reacción a la sistemática negación de la antigua propuesta, de Egipto, Irán y otros, de crear una zona libre de armas de destrucción masiva en Oriente Medio, a la que Washington, por no hablar de Israel, se opone activamente. El “problema nuclear iraní” sirve también para diluir la ignominia palestina, paradigma de cuestión colonial en el siglo XXI que inflama el demencial “conflicto de civilizaciones”. El segundo escenario es el de Asia Oriental, particularmente desde que Obama anunciara, en noviembre de 2011, su reforzada atención militar allá. Existe un riesgo de conflicto que tiene a China como objetivo. Durante muchos años la política de Pekín estuvo presidida por el principio que Deng Xiaoping formuló en los noventa, la necesidad de ser prudentes y humildes en política exterior para no malograr el gran objetivo estratégico de la nación, su modernización y desarrollo. Ese era también el relleno de la doctrina de la “pacífica emergencia de China” de Hu Jintao. Las cosas han cambiado por la extrema necesidad energética de China, de la que depende el propio objetivo estratégico de Pekín: sin rutas libres y despejadas en los océanos índico y pacífico del sur, así como en los estrechos de Indonesia, no hay perspectiva posible de mantener el crematístico desarrollo chino tal como está planteado…..http://www.insurgente.org/index.php/mas-noticias/ultimas-noticias/item/3590-%C2%BFpor-d%C3%B3nde-estallar%C3%A1-nuestro-magn%C3%ADfico-desorden?

  4. Querida Lisistrata/Lucía: ante todo, si me lo permites, me gustaría llevar esta aportación tuya al otro blog, porque entiendo que es complementaria de mis post de hoy en el que empiezo hablando de Rajoy y concluyo haciéndolo de Felipe y de China.Como verás, el artículo que tú nos traes, incide sobre el problema que se avecina: ¿consentirán los Usa que la amenaza china se concrete o le cerrarán el acceso a las materias primas que tanto necesitan?Ahí, está el problema futuro del mundo, el germen de la que puede ser la 3ª guerra mundial, que yo creo que sólo es cuestión de tiempo, porque los usa no se van a resignar a ser la 2ª potencia comercial del mundo.Un beso,

  5. 1) CHRISTIAN CAMPOS: EL VIRUS SE EXTIENDE http://www.jotdown.es/2013/02/cristian-campos-el-virus-sigue-para-bingo/2)DIEGO TORRES : LA INFANTA CRISTINA LO SABIA TODO Y SE LLEVO EL DINERO http://www.diario-octubre.com/2013/02/01/diego-torres-la-infanta-cristina-lo-sabia-todo-y-se-llevo-el-dinero/3)http://www.diario-octubre.com/2013/02/01/venezuela-sigue-ayudando-a-los-pobres-de-estados-unidos/ VENEZUELA SIGUE APOYANDO A LOS POBRES DE EEUU(esto me recuerda también a los viajes que hacía Michael Moore a Cuba con estadounidenses sin recursos para ser atendidos medicamente) 4) LA CARA B DE LA DEMOCRACIA ESPAÑOLA . Isaac Rosa http://www.eldiario.es/zonacritica/corrupcion_PP_Barcenas_democracia_Espana_6_96300390.html

  6. PENSIONES Y DEUDA PUBLICA . Vicenc Navarro Este articulo es muy bestia.. http://www.vnavarro.org/?p=8415 Uno de los objetivos más importantes del capital financiero (es decir, de la banca, de los fondos de alto riesgo y de las compañías de seguros, entre otras instituciones) es privatizar la Seguridad Social y, muy en particular, las pensiones públicas. Éstas representan los fondos más importantes en cualquier país, incluyendo en España. Los trabajadores y empresarios cotizantes pagan sus cuotas a la Seguridad Social para financiar, entre otros beneficios, las pensiones. Y, como hay más ingresos al fondo de pensiones que beneficios, se ha ido acumulando un fondo de reserva considerable (alrededor de 65.000 millones de euros). Es mucho dinero y el capital financiero quiere meterle mano. Representa una gran golosina. En contra de lo que se informa a la población en los medios influenciados por el capital financiero (que son la mayoría), hoy el capital financiero tiene mucho dinero y va en busca de más. Éste es su próximo gran proyecto: que esta reserva pase a manos de las instituciones financieras privadas en lugar de las públicas (esto también ocurre, por cierto, con la sanidad pública, de la que hoy tal capital financiero desea la privatización para poder también meterle mano, beneficiándose de ello. La evidencia de que esto es así es abrumadora). Uno de los argumentos que utiliza el capital financiero a través de sus portavoces o grupos de investigación afines, como FEDEA, es que el crecimiento de las pensiones públicas es una de las mayores causas del crecimiento del déficit y de la deuda pública. Y de ahí la necesidad de que se reduzcan tales pensiones públicas. Este argumento se ha repetido miles de veces en los mayores medios donde la sabiduría convencional se produce y reproduce. Y de tanto repetirse, la gente normal y corriente, que adquiere su información a través de tales medios, acaba creyéndoselo. Pues bien, tal argumento es una mentira enorme. Y utilizo el término mentira deliberadamente. Mis lectores saben que no me gusta utilizar expresiones en mis escritos que puedan interpretarse por mis adversarios, que son muchos, como insultos. Pero es imposible que los portavoces del capital financiero no sepan que la Seguridad Social es una institución autónoma que no se contabiliza en el presupuesto del Estado. No puede, por lo tanto, contribuir al déficit del Estado. Es más, donde sí están entrelazadas ambas instituciones es en la compra de la deuda pública por parte de la Seguridad Social. Los fondos de reserva de las pensiones públicas son uno de los mayores compradores de deuda pública del Estado español, tal como ha indicado The Wall Street Journal en sus series sobre la deuda pública en España. Y lo que es más preocupante es que el 90% de los fondos de reserva de la Seguridad Social están invertidos en bonos públicos del Estado.

  7. La Seguridad Social está, pues, resolviendo, en lugar de dificultando, el llamado problema de la deuda pública española, deuda pública que, por cierto, ha sido creada artificialmente debido al enorme poder del mismo capital financiero. Si el Banco Central Europeo (BCE) (que no es un Banco Central sino un lobby de la banca) hubiera prestado dinero al Estado español a los mismos intereses que ha prestado a la banca, hoy España no tendría ningún problema de deuda pública. Ha sido el capital financiero el que ha creado el problema de la deuda pública a través de su dominio de las instituciones que gobiernan el euro y muy en particular el BCE. Y ahora que la deuda pública está en peligro, son, de nuevo, los fondos públicos de la Seguridad Social los que la salvan. Esto, que está ocurriendo sin que apenas se conozca, se está haciendo a un elevadísimo coste: el de que no puedan pagarse las pensiones del futuro, lo cual no tendrá nada que ver (repito nada que ver) con la famosa transición demográfica y la supuesta inviabilidad de las pensiones (debido a que no habrá suficientes jóvenes para pagar las pensiones de los ancianos), sino con el elevadísimo riesgo de haber invertido la gran mayoría de los fondos de reserva en la deuda pública que probablemente el Estado no podrá pagar. En realidad, los responsables de los fondos de reserva han actuado bajo presiones del Estado, comprando y comprando deuda pública en dimensiones claramente excesivas, poniendo al propio sistema de pensiones en peligro. A aquellos que continúan alarmando a la ciudadanía indicando que las pensiones no son viables o que la deuda pública está causada por las pensiones, hay que señalarles que la evidencia científica no apoya ni lo uno ni lo otro. Es más, la deuda pública podría resolverse fácilmente, bien imprimiendo euros por el Banco de España y con ello comprar deuda pública (lo cual es permitido en la normativa del Sistema Europeo de Bancos Centrales) o estableciendo agencias públicas de crédito que pudieran pedir prestado dinero al Banco Central Europeo a los mismos intereses que la banca privada (lo cual es permitido por el artículo 123.1 del Tratado de Lisboa) como bien documenta Juan Torres en su artículo “Hay alternativas, incluso dentro del euro” en la revista Alternativas Económicas. Que no se consideren estas alternativas, se debe al enorme poder del capital financiero. Así de claro.

  8. Duelo a muerte en Corruption City con música de Ennio Trinconioni, Spagethi western a la eZpañola.DUELO A ‘MUERTE’ DE BÁRCENAS Y RAJOYPABLO SEBASTIÁNLa contabilidad secreta de Bárcenas en el PP, que existe y de su puño y letra y que sin duda debió conocer Rajoy como alto cargo y presidente del PP, puede acabar con la carrera política de Rajoy e incluso dinamitar al PP si el presidente del Gobierno no pone sobre la mesa, como cortafuegos definitivo, su dimisión, lo que no es el estilo ni forma parte de los usos democráticos de Rajoy, vista su permanente resistencia a lo largo del caso Gürtel que ya ha causado bastantes estragos en el PP y que continuará. Entre otras cosas porque Bárcenas -o sus ayudante- solo facilitó a El País una pequeña parte de su contabilidad secreta, y en ese caso Rajoy y el PP corren el riesgo de enfrentarse a un culebrón por entregas de cientos de paginas y portadas del citado diario, al que José María Aznar ha presentado demanda, a pesar que Bárcenas fue su ex gerente en tiempos de esa famosa doble contabilidad.La doble actuación de la fiscalía anti-corrupción y del ministerio de Hacienda contra Bárcenas y su recién regularizada fortuna, forma parte del duelo frontal y abierto entre el ex tesorero del PP (nombrado por Rajoy) y el presidente del Gobierno y del partido, Mariano Rajoy. El que hoy buscará el aplauso y el apoyo de su Ejecutiva nacional para evitar su dimisión, implicando a todo el partido y sus dirigentes en el escándalo y a sabiendas, como ya se sabe, que la doble contabilidad existía, que los documentos de El País son ciertos y escritos por Bárcenas y que los desmentidos de Cospedal han fracasado estrepitosamente. Como el lamentable truco de la investigación interna del PP, que carece de la menor credibilidad, o las ridículas declaraciones juradas de algunos de sus dirigentes. Porque si como han dicho Cospedal y algunos otros cargos del PP no existía una doble contabilidad en el PP ¿qué necesidad hay de investigar nada o de jurar sobre algo inexistente?Si a todo ello añadimos la novedad de que algunos dirigentes del PP pudieron cobrar dietas o sobresueldos del partido cuando ocupaban cargos de ministros en el Gobierno de Aznar -lo que sería además un serio delito no prescrito- veremos que ese duelo de alta sierra entre Rajoy y Bárcenas puede acabar muy mal para los dos, como malas consecuencias ya está teniendo para ambos. Y también para España, a la vista del eco y señalamiento a Rajoy de la gran prensa internacional.

  9. Pero este presidente del Gobierno, que hablará de todo ello con tres días de retraso -como en él es habitual- y cuando la opinión pública y ‘la publicada’ ya tiene sentado criterio sobre su directa o indirecta responsabilidad, es todo un especialista en huir de las situaciones adversas y en no abordar de frente los problemas, por más que esta vez está en la primera línea de tiro y no controla lo que pueda pasar en los próximos días, semanas y meses.Y ¿qué podría ocurrir en el caso de una dimisión, ahora o futura de Rajoy? Pues solo existen tres posibilidades: o disolución de las Cortes y elecciones anticipadas -como pide IU-, lo que sería el final del PP; o investidura de un nuevo presidente del PP, puesto al que aspirarían Aguirre, Gallardón, Piqué, Feijoo y algunos más; o sin disolver las Cortes, formación de un gobierno de coalición entre PP y PSOE, presidido por un político moderado del PP y con participación de políticos del PSOE e independientes.Esto es al menos lo que se empieza a barajar en círculos políticos de Madrid. Aunque antes de llegar al análisis en profundidad de estas posibles soluciones a la crisis planteada en torno al PP y a Rajoy, tenemos que ver qué es lo que ocurre en los próximos días aunque desde el PP se dice que nada cambiará. Exactamente lo contrario de lo que piensa Bárcenas a quien se le acusa de llevar a cabo un chantaje y una venganza contra el PP -el “ataque” del que hablaba Cospedal-, aunque justo es decir que si Bárcenas está en condiciones de tomar esas medidas es porque existía, como ahora parece, una corrupción organizada en el PP. Si eso no fuera así, ni Bárcenas ni nadie podría amenazar http://www.republica.com/2013/02/01/duelo-a-muerte-de-barcenas-y-rajoy_608675/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s