Caballo de Troya

 Hubo un tiempo, cuando yo andaba por aquel chat de M. Saco, “Fuego amigo”, que, como soy tan pesimista también comencé a dudar de que no sabía explicarme bien y ahora, aquí, en mis propios blogs, me acomete aquella misma desconfianza y tiene la culpa un tío que, como apuntó alguien por aquí, siempre quiere tener la última palabra. 
 Pues, bueno, pues, sí, “pa” ti la perra gorda, coño.
 Pero hay algo que no voy a consentir: que digas que yo he dicho algo que no he dicho.
 “FUTBOLÍN DIJO…
PUEDO PREGUNTAR Y PREGUNTO:
 A VER SI LO HE ENTENDIDO QUE ME HA COSTADO PERO AHORA YA CREO ENTENDERLO, ¿LO QUE DEBERÍAMOS HACER ES VOTAR TODOS AL PSOE, ESE “CANALLA HIJO DE P”. COMO MAL MENOR, Y A SER POSIBLE AFILIARNOS TODOS AL PSOE PARA “IZQUIERDIZARLO” DESDE DENTRO PARA QUE ASÍ SEA MAS DIFÍCIL QUE GANE EL PP.?”.
 Durante algún tiempo he creído en tu buena fe, ahora, de ningún modo, tienes tanta mala fe que te la pisas.
 Lo que yo dije, he dicho y sigo diciendo es que entonces, sólo entonces, coño, a ver si te enteras, que no eres un retrasado mental, debimos todos votar psoe, siendo como es un asqueroso partido de mierda, solo para que no ganase el pp porque, si no, nos vendrían encima todas estas jodidas calamidades que nos han venido, ¿está claro o necesitas que te haga un dibujo?
 Y la demostración empírica, “prueba, error”, de que tenía yo razón es lo que nos está pasando ahora. ¿Lo entiendes o no?
 Lo que debemos de hacer ahora, fuera de tiempo electoral, es luchar todos, cada uno en su partido de acuerdo con sus creencias, con sus sinceras creencias no porque tenga intereses espurios en ello, para que el partido que mejor representa nuestros ideales recoja el mayor número de apoyos.
 Y, si alguna vez, vuelve a presentarse la oportunidad de echar al PP del poder sea como sea, todos, coño, todos, los que nos titulamos a nosotros mismos de izquierda, tengamos los santos cojones de votar bajo las siglas del partido que mas probabilidades tenga de ganarle al pp, porque este es un juego que los filósofos llaman de elección del mal menor, y el psoe, para mi, es un mal, tanto por lo menos como para ti, pero yo no soy tan cerrado de mollera como para, por joder a otro, para ganarle una puñetera discusión, condenar a todo un país a la miseria y la tragedia, miseria y tragedia que estàn llevando todos los días, a 8 compatriotas nuestros al suicidio. Para mi, con un solo suicidio, con la sola muerte de un solo hombre, basta para que yo me coma mi odio al psoe y haga lo que se tenga que hacer para evitar una tragedia como la que estamos sufriendo y no soy tan sectario y partidista para seguir apostando a perdedor por que cuanto peor, mejor.
 En fin, resumiendo, para que incluso tú lo entiendas, sólo en circunstancias extremas como las que supone entregarle a la peor ultraderecha del mundo el poder durante 4 años de hacer con un país lo que ellos quieran, soy partidario yo, y todos los filósofos del mundo,del uso del principio del mal menor, y me parece una aberración propia de mentecatos, sostener el aberrante principio, contradictorio en sí mismo, de cuanto peor, mejor.
 “FUTBOLÍN DIJO…
¿EL ARTE DE LO POSIBLE SE PODRÍA CONVERTIR EN LA PRÁCTICA DE LO VERGONZANTE SI VOTO CON LA NARIZ TAPADA EN CONTRA DE Y NO A FAVOR DE MIS IDEAS? ¿ESO SE PUEDE CONSIDERAR UNA ACTITUD DE IZQUIERDAS? O MAS BIEN UNA MANIOBRA DE LAS DE “VIRGENCITA QUE ME QUEDE COMO ESTOY”?
 Coño, la culpa la tengo yo por ponerme a discutir contigo, después de todo lo que has dicho estos días. Pero, juro que lo he intentado, mirando disimuladamente para otro sitio.
La teoría del arte de lo posible hace referencia a las situaciones extremas que resuelven el porvenir durante largos períodos de tiempo. En el día a día, por Dios, coño, hombre, hay que aplicar la moral o la ética cotidiana.
 “FUTBOLÍN DIJO…
¿TAN ENORME FUE EL PODER DE CONVOCATORIA DE LOS MOVIMIENTOS DE INDIGNADOS QUE FUE EL QUE CAMBIÓ EL SENTIDO DE LOS VOTOS DEL MISMO PUEBLO QUE LE RETIRÓ LA MAYORÍA AL PP Y SE LA DIÓ A ZAPATERO, O FUERON LOS ERRORES DEL PSOE Y LAS MENTIROSAS PROMESAS DEL PP LAS QUE TRAJERON ESTOS LODOS POPULARES?
 Joder, coño, pero ¿cómo es posible una tan torpe argumentación? ¿Dónde coño he dicho yo que fue la artera y malintencionada campaña del 15M y de la DRY la que decidió la victoria del PP en dichas elecciones? Lo que yo no me he cansado de repetir desde entonces, tanto que inicialmente consideré y expuse por aquí la opinión de que  y  otro movimiento se debieran a la maquiavélica intervención subterránea del PP, por iniciativa del diabólico Arriola, es que ambos, 15M y DRY debieron de contarles la verdad a todos los españoles sin refugiarse en una pretendida y falsa neutralidad, como también eran igualmente falsas la imparcialidad y la  equidistancia porque las tres son imposibles?
Pero, coño, que sumar sí que sé y para ganarle a esos 11 millones de votantes del PP no sólo había que convencer a los 9 millones de desencantados psoeistas sino sumar los de los demás partidos de izquierda e incluso arrebatarle al PP algunos de sus votantes.
  Por favor, coño, tío, que tú seas capaz siquiera de pensar torpezas semejantes no te autoriza a pensar que yo también puedo cometerlas.
 “FUTBOLÍN DIJO…
¿LA “TRAICIÓN” DE ANGUITA QUE NO ESTABA EN LA POLÍTICA ACTIVA ANTES DE ZAPATERO HA TENIDO ALGO QUE VER EN LOS RECIENTES RESULTADOS ELECTORALES.?
 Claro que no, hombre, por favor, no uses argumentos tan innobles, yo ya no me acuerdo por qué mencioné a Anguita en este caso, tal vez por ponerlo de ejemplo de que hay quienes se autoproclaman de izquierdas y que no lo son, porque un tío de izquierdas auténtico, nunca, nunca, nunca hubiera contribuido decisivamente a que su país sufriera durante 8 años el gobierno de la peor de las derechas, y te diré más, llevo ya algún tiempo aguantando, con el mayor de mis respetos hacia ti, que defiendas a un tío que no tiene defensa posible porque que hizo la pinza con Aznar no sólo es evidente, con toda la evidencia del mundo, sino que, contradiciendo esa apariencia de santo laico del otro día en El Gran Debate, mintió como un bellaco cuando, a la pregunta del locutor, dijo que él nunca sería capaz de recomendar a su hijo el filólogo para que encontrara empleo siendo público y notorio que enchufó a su hijo periodista en El Mundo de su amigo Pedro J., lo  que lo llevó a morir cuando iba como periodista empotrado en uno de los tanques de los Usa.
“FUTBOLÍN DIJO…
 “VENGA MIS QUERIDOS AMIGOS OS ANIMO A PARTICIPAR Y A DAR VUESTRAS OPINIONES”.
 Pero qué ramplón eres como demagogo. Sabes, como no, que posturas como la mía son esencialmente minoritarias precisamente porque son fruto de muchas experiencias y estudios, y para vencerme en esta ridícula controversia quieres echarme a la gente encima.
 Coño, futbolín, has acabado por infundirme pena. No esperaba esto de ti. Te lo juro.
 Ah, que conste que desde el primer día me acometió el pensamiento completamente absurdo de que habías iniciado una campaña contra mí, no sé bien por qué motivos, incluso llegué a pensar que así como se habla de que la FAES tiene sus troyanos que invaden los blogs que la atacan, pensé que a ti también te pagaba alguien, no sé quién para que me atacaras sin descanso todos los días desde el momento en que me metí con Anguita, pero, lo reconozco, esto no es, no puede ser más que una chochez de un tipo que es demasiado viejo. Perdona.

Respondiendo otra vez a mi amigo Javier Traité

                        Imagen del 15M con las manos abiertas, no con los puños cerrados

 Indiscutiblemente, lo bueno que tiene tratar con genios es que de vez en cuando se te pega algo, no de su genialidad sino de sus razonamientos.
 Javier Traité ha vuelto a aparecer por aquí y su intervención, tan lúcida y brillante como todas las suyas, se había perdido por esos desvanes diabólicos de la informática hasta que yo ayer me topé de pronto con un epígrafe que decía: “comentarios pendientes de aprobación” bajo el cual habían, no sé, por lo menos 30 o 40, entre los cuales estaba el que se inserta a continuación, que pasamos a comentar punto por punto porque vale realmente la pena:
 “2.estoesundisparate en febrero 19, 2013 en 1:46 pm dijo:
Estimado JLPalazón: en primer lugar, decirte que me ha sorprendido un poco ese primer párrafo, parece que estés molesto conmigo. Si es por mis prolongadas ausencias, te pido disculpas. No es que esté “pensando en cuestiones elevadas”, como comentas así en cachondeo, sino buscándome la vida para comer y conseguir formar y tirar adelante una familia. Me paso el día entero delante del ordenador entre unas cosas y otras y muchas veces no me queda ya ánimo (ni ojos ni riñones) para ponerme a discutir, y mira que normalmente lo disfruto. He abandonado la inmensa mayoría de blogs y foros en los que participaba, y mi blog… casi lo actualizo (poco) más por obligación que por ganas. Porque además, estoy bastante desmoralizado con la situación. Una cosa es disfrutar intentando interpretarla, y otra vivirla, como bien sabes.
Así que eso, lo primero, disculparme contigo y con futbolín por mis “silencios”, os ruego que no os los toméis a mal ni estos ni los futuros.
Dicho esto, déjame que me relea todo lo que comentáis y me subo al carro. Dado que son discusiones que se nos prolongan en el tiempo, quiero mirarme hasta lo que dije tiempo atrás, que seguro hay cosas ya por corregir o directamente equivocadas.
Un abrazo para los dos, hasta luego!
“3.estoesundisparate en febrero 19, 2013 en 6:30 pm dijo:
Hola de nuevo amigos. Yo, francamente, tengo el corazón dividido. Y toneladas de miedo.
Por un lado, el PP en el gobierno con mayoría absoluta se ha comportado como cabía esperar: como unos auténticos mamones. Eso estaba cantado. Pero reconozco que han superado mis expectativas. No esperaba que les engancharan en un renuncio tan gigantesco en temas de corrupción, por ejemplo.
¿Dónde está la revolución? En ninguna parte. Pero, ¿se la espera o no?
A primera vista, uno diría que no. Todo lo que está ocurriendo ha superado los niveles más escandalosos que se recuerdan. El escándalo del estraperlo que hizo saltar a Lerroux y compañía fue una niñería comparado con lo que tenemos hoy entre manos: espionaje, corrupción en todas y cada una de las más altas instituciones del estado… pero aquí no pasa nada. No hay tensión. Hay mala hostia y embrutecimiento en general, pero no percibo esa tensión. Es como si hubiéramos gastado tantas energías estos últimos dos años, que ya no nos queda para el momento crítico, que era éste y no el otro.
No sé a qué achacarlo. Supongo que a la desorganización. Años de bonanza económica y bombardeo mediático han dejado tocadísimo el concepto de izquierda en este país, por si no era ya lo suficientemente malo.
Además, seguimos con la proverbial desorganización. Nadie tiene cojones de asumir un liderazgo para que no le llamen comunistamalo-stalinista-asesino etc, toda esa retórica. El PSOE no termina de morir. Es un hijo de puta muy duro de matar, y mira que Rubalcaba, Pere Navarro y compañía se están esforzando en liquidarlo, pero no hay manera. Y mientras siguen por en medio, joden varios millones de votos que le serían muy útiles a IU”.
 Corto por aquí porque creo que has tocado el nudo gordiano de la cuestión.
 Tú, por tu auténtica profesión y por tu vocación sabes mucho más que yo de todo esto, en realidad, tú lo sabes todo y yo no sé nada porque he malgastado toda mi vida trabajando como un negro para que comieran mi mujer y mis hijos, lo poco que he aprendido lo hice a pesar de todo esto.
 Voy a intentar explicar cómo veo yo este recoveco de la Historia.
Hubo un momento, al principio de lo que hemos dado en llamar la transición, en el que la derecha, toda la derecha, estaba fragmentada en multitud de partidos de tal modo que a F. González le resultó sumamente fácil ganar las elecciones con una insultante mayoría absoluta, que se mantuvo un montón de años. No soy historiador y no tengo ni datos ni archivo.
 Y Fraga, el muñidor de todo esto que ahora tenemos, se dio cuenta y comenzó a trabajar para la unión de la derecha de manera que ahora sólo hay un único partido con un montón de sensibilidades diferentes. Cómo y de qué manera se logró esto yo no lo sé ni tengo los medios para estudiarlo, lo que sí que sé y con toda la certeza del mundo es que esa unión por encima de las distintas ideologías derechistas que pueden llegar hasta el infinito, es lo que los ha llevado a tener ahora un suelo de 11 millones de votantes.
 Como también sabía y sé que el gran peligro que amenazaba a este desdichado y calamitoso país es que la izquierda, toda la izquierda incluso esas maravillosas gentes nuevas forjadas en las universidades, no comprendiera que nos hallábamos en uno de esos momentos cruciales de la historia, en el que nos lo jugábamos todo a cara o cruz con un adversario que tenía ni más ni menos que 11 millones de votos y que, si ganaba esta vez, nos mandaría a todas estas gentes que constituimos la izquierda al más profundo de los agujeros negros de la historia, colocándonos en una situación que yo creo, soy un redomado pesimista, que es ya para siempre irreversible.
 ¿Qué se trataba de hacer? Frente a ese monolítico muro de la derecha sólo se podía hacer una cosa:
1º) abrir brecha en él, atacándolo desde todos los frentes como si los atacantes fuéramos un sólo hombre, lo mismo que hizo toda la derecha contra el Psoe, que se consideraba tan seguro que llevó a su líder a decir aquello de que temía morir de éxito.Y, en este ataque, la punta de lanza tenían que ser todos esos jóvenes airados del 15M y la DRY, que tenían que haber convencido a la sociedad española de que la culpa de todos los males que nos afligen la tenía, la tiene y la tendrá una ideología llamada liberalismo capitalista neocons, cuyas recetas esenciales nos habían llevado a este insuperable desastre que no sabemos si podremos superar alguna vez. Esto no sólo era de cajón sino también lo justo.
2º) por supuesto que el canallesco Psoe había colaborado activamente, tan activamente, en que aquel estado de cosas que él se había encontrado cuando, de carambola y por la tragedia de Atocha, llegó al poder, pero en su ideologia no estaba ese capitalismo liberalista neocons sino todo lo contrario, en el fondo de su ideario latía todavía el trasfondo marxista de una concepción matarialista de la historia. No es lo mismo que te gobierne alguien que considera que en la situación actual no se puede hacer otra cosa pero que crea que los parámetros sociopolíticos son otros muy distintos, que lo haga un partido que cree que los hombres somos desiguales por naturaleza y que dicha desigualdad debe de ser también social y que todo intento de implantar la igualdad no sólo contraría a la naturaleza sino que no es sino el producto emponzoñado de la envidia (Rajoy y sus 2 famosos artículos en El Faro de Vigo).
 Como tú sabes mucho mejor que yo porque lo has estudiado como fondo de tu profesión como yo estudié los fundamentos de la historia del Derecho, la política es el arte de lo posible que se rige, entre otros principios, por el de elegir siempre el mal menor. De modo, mi querido Javier, que se trataba sólo de elegir, entre 2 gravísimos males, el menos nocivo para la salud de la “res publica”, y éste no era otro que ese canallesco, repugnante, maloliente, Psoe, porque abstenerse, votar en blanco, o a cualquier otro partido marginal e IU, para nuestra desgracia lo es, era regalar al PP la mayor de las victorias electorales de la reciente historia. 
 Y eso fue lo que los intelectuales del 15M y la DRY aconsejaron con una ceguera tal que, para mí, como sucede con la increible traición de Anguita, los inhabilita para siempre.
 Si estos 2 movimientos airados hubieran gritado por todas las calles y plazas de España “ojo, que el PP y sus ideas son las directamente culpables de que ahora estemos así, el que los vote, se abstenga o lo haga en blanco, el que deje de votar a ese mal menor que representa el Psoe es un canalla hijo de la gran puta”, otro gallo nos estaría cantando ahora, seguro, con toda la seguridad del mundo y el que no le vea así es porque no quiere verlo o porque creía en ese maldito eslogan de que cuanto peor, mejor. Tremendo.
 Y, si me lo permites, doy un salto en tu escrito y voy casi al final:
 “O peor aún: imagina que la economía se empieza a recuperar. Como el último año de Rajoy los números sean positivos, son capaces de salir reelegidos con un par de medidas populistas. Entonces será el fin, nos habrán colado un supositorio del tamaño de un misil: significará que ya han rebajado lo suficiente nuestras condiciones de vida como para que les sea rentable dejarnos respirar un poco.
Dada la nula credibilidad del gobierno ahora mismo, está la otra opción que me aterroriza, que es el regreso de Aznar, o de Esperanza, o de ambos, vete a saber, en la ofensiva definitiva por la psique del país. Si ganan ellos, todo estará perdido y tendremos que emigrar a américa latina. Que en eso estoy totalmente de acuerdo con Palazón, yo también creo que ellos son el futuro.
Pero yo no descartaría todavía un estallido social. En realidad, todo se está poniendo peor. La “criminalización” que hizo Ada Colau fue importantísima, un punto de inflexión. Estamos en una guerra donde las palabras utilizadas en los medios son la mejor arma: no hay rescate sino “línea de crédito”, no hay despidos sino “regularizaciones”, no hay recortes sino “racionalizaciones”… y ellos eran “expertos”, pero Ada Colau los llamó “criminales” y lo oyó toda España. Y eso se ha extendido a los que se compinchan con ellos, los políticos. Dale unos cuantos meses más de maceración y lo mismo nos sorprende la anarquía, al ritmo de escándalos que llevamos.
Otro aspecto que puede precipitarlo todo es el referéndum catalán. A mí al principio me pareció tremendamente inoportuno, porque cortó y desarticuló el movimiento desobediente y dejó coja Madrid. Sin embargo, el 2014 será una fecha límite, y aquí puede pasar de todo. Vamos, que quizá era el mejor momento para que ocurriera. “Historicamente hablando”, ya me entendéis.
Personalmente, estoy intranquilo ante cualquier posibilidad, pero no tanto por las perfidias del adversario, como por nuestras muchísimas sombras y debilidades. Me entristeció mucho el trato que se le dio a Beatriz Talegón el otro día en la manifestación, por ejemplo. La expulsaron por ser una muchacha del PSOE. Simplemente. Hay un sector en la izquierda que ha dado por supuesto que es una infiltrada de Rubalcaba, sin mayor prueba que un par de artículos de blog, y no la consideran lo suficientemente buena como para colaborar en la lucha. A mí esto me parece una estupidez del tamaño de un planeta, y peligroso e inquietante. Primero, porque es evidente que somos tan manipulables como cualquiera, pero es que además nos creemos muy listos (PELIGRO!). Segundo, porque seguimos con la mentalidad dispersa tradicional en la izquierda española (PELIGRO!). Y tercero: porque si esta es la revolución que hemos de traer, entonces no la quiero.
Yo no quiero echar a nadie del gobierno para ponerme yo a mandar.
Yo quiero construir un país nuevo que no esté basado en la estupidez. Ya sé que eso nunca se ha conseguido. Pero solo hemos avanzado intentándolo. Si de toda esta pesadilla que estamos viviendo no conseguimos salvar ni un solo sueño, no tiene el menor sentido luchar.
En fin, más vale que estemos al quite porque aquí la situación está cambiando por días.
Un abrazo!”.

Dialéctica caníbal

 Si la democracia es ya, para siempre, la forma de gobierno de los Estados, la izquierda tiene que desechar para siempre también su dialéctica caníbal porque, si no, no gobernará  nunca. 
 Pongamos por ejemplo, mi familia, mi padre, juzgado por un Consejo de Guerra, en el que se le pidió la pena de muerte; mi madre, una de las mujeres más religiosas que he conocido, católica indesmayable a pesar de saber que don Manuel, el cura, se acostaba con la mujer de su hermano; mi hermano Jesús, manco por trabajar en condiciones infrahumanas en la fábrica de los Viñeglas; mi hermana costurera y mi otro hermano peluquero, todos ellos deberían de haber sido y ser no ya de izquierdas, dadas sus circunstancias de vida y trabajo pero no lo eran, o mejor, lo eran pero con diversas tendencias: mi padre, perseguido por el réimen franquista y un intelectual como la copa de un pino, por su concepto elitista del arte y de la filosofía, no comulgaba con la zafiedad del pueblo obrero; mi madre sentía alergía si le hablaban del comunismo porque fueron los comunistas los que estrellaron contra el suelo de la iglesia las imágenes de sus santos; mi hermano Jesús porque tenia unas tahullas, muy pocas, quizá no llegaban a 20 y creía que el psoe se oponía a que el agua del Trasvase llegara al pueblo; mi hermana porque temía que si ganaba la izquierda ya nadie la llamaría a su casa para coser y mi hermano, el peluquero de señoras porque era una especie de afeminado que odiaba la brutalidad que el consideraba innata de la clase obrera. 
 Todos ellos, a su manera, se consideraban explotados por la ultraderecha que gobernaba, gobierna y gobernará  mi pueblo, esencialmente agrícola y por ende pendiente de la jodida agua para regar de la que dependía la puñetera economía del lugar, de modo que la derechona que gobernaba en Murcia y Valencia y que decía que luchaba por traer el agua del Tajo al Segura ganaba siempre las elecciones, no sé cuantos decenas de años ya. 
 Todos habíamos pasado toda el hambre y la miseria del mundo en aquella postguerra franquista que nos empobreció de cuerpo y alma para siempre, deberíamos de haber sido siempre como una sola persona, uno de esos cuerpos místicos de la que tanto hablan los católicos, pero no lo éramos.
 Mi padre porque se consideraba, y lo era, un ser distinto al que la vida había estafado de mala manera. Debió de ser terrible saberse tocado por el genio y no poder siquiera asomar la cabeza por encima del fango. Malvivió toda su vida de las limosnas que le daban sus antiguos amigos, los mismos que lo metieron en la cárcel porque durante la guerra dirigió para el Socorro Rojo Internacional, la Cruz Roja Soviética, un servicio social internacional organizado por la Internacional Comunista en 1922, El jardín de los cerezos, de Chejov.
Un tipo como él viviendo a expensas de las limosnas de aquellos caciques que lo odiaban y despreciaban por su marxismo debió de sufrir lo indecible.
 Mi madre nunca le perdonó que no se comportara como una persona normal, negándose a admitir que no lo era. Los dos lo pasaron muy mal, viendo cómo sufríamos tanto, sus hijos, pero no estuvieron nunca de acuerdo en nada. Mi madre trabajaba de sol a sol en las fábricas de conservas vegetales, mientras mi padre no hacía prácticamente nada.
 Algo semejante ocurría con todos nosotros, mis hermanos no me perdonaron nunca que yo viviera de otra manera gracias a las becas que conseguí por oposición, una tras otra, y que prácticamente me convirtieron en uno de aquellos aborrecibles señoritos hijos de los caciques.
 De manera que unidos férreamente por un destino salvaje que nos azotaba furiosamente nunca nos consideramos no ya hermanos sino ni siquiera compañeros de viaje.
 Es lo mismo que sucede casi siempre en la izquierda. Todos estamos  a este lado del muro, donde se sufren todas las carencias y en lugar de sentirnos como hermanos en este injusto sufrimiento parece como si pensáramos que son estos mismos tipos los que tienen la culpa de todos nuestros males. Y en este absurdo ambiente de incomprensión mutua, el odio no sé cómo acaba por aparecer y los comunistas yo no sé por qué ni cómo concluimos aborreciendo a muerte a los socialistas sólo porque algunas veces han tenido más suerte y han llegado incluso a gobernar después de más de cien años.
Y lo de los socialistas todavía es peor porque han acabado despreciándonos seguramente por nuestra inveterada pobreza.
 El caso es que mientras  discutimos sobre si los que vienen a por nosotros son galgos o podencos, los malditos perros de la peor de las derechas han llegado y nos han arrojado a las tinieblas exteriores sólo Dios sabe por cuanto tiempo. A mí, personalmente, que soy de natural pesimista, creo que para siempre porque con nuestras rencillas interiores les hemos permitido apoderarse de todo y son unos buenos perros de presa que nunca permitirán que volvamos a organizarnos.

Pedro J. es a Relaño como El Mundo a el AS.

     Alfredo Florez, juez único del Comité de competición de la FEF se jubila
      Alfredo Relaño, director de AS:
 “Roura embarra la víspera del Clásico
Seguir @AS_Relano
26 de febrero de 2013 0:43h
Roura se desmarcó ayer del discurso del Barça durante estos años de ejemplaridad y señaló a Undiano antes de que comience el partido. Le acusa, en esencia, de haber sido demasiado permisivo con el Madrid en la final de Copa de Valencia, que ganó el Madrid en la prórroga. La recuerdo como una buena final, con superioridad del Madrid en la primera parte, juego excelso del Barça en la segunda, tres paradas antológicas de Casillas que Mourinho nunca podrá agradecer lo bastante, el gol anulado a Pedro “por dos centímetros” (Guardiola hizo la mili en topógrafos, tengo entendido) y el gol de Cristiano en la prórroga.
 Una gran final, en suma, de la que el Barça se fue relativamente conforme, todo lo conforme que se puede ir el que pierde. Ahora Roura echa la mirada atrás y se queja de la permisividad de Undiano en aquel partido y a mí se me ocurre que de lo que se queja en realidad es de otra cosa. Se queja del partido del Bernabéu. El Barça se fue del Bernabéu con la idea renovada de que el Madrid le cortó el fútbol con faltas, en la confianza de que no se las pitarían todas. Y de que cada falta pitada es un ataque frenado. Y cada falta no pitada, un contraataque peligroso asegurado. Esa es la pesadilla del Barça.
 Y Roura, solo o en compañía intelectual de otros, le lanza esa presión previa a Undiano, el árbitro de aquella final de Copa. Por ahí andan copias del partido. La primera y más feroz patada se la dio Busquets a Xabi Alonso. Una patada que sonroja aún hoy. Siendo cierto que al Madrid le convienen más los Clásicos endurecidos y que al Barça le viene mejor acunarlos, Roura ha escogido un mal ejemplo. Y hasta creo que encender esa mecha no le viene bien. En condiciones normales de presión y temperatura, el Barça tiene ventaja. En caso de zafarrancho, la tiene el Madrid. Creo que a Roura le ha dictado el miedo”.
 Este hombre, Relaño, o se cree un dios o es un cobarde. O a lo peor suceden ambas cosas.
 Su éxito con lo del Villarato se le ha subido a la cabeza. Y como él sabe que, efectivamente, el Villarato existía pero que funcionaba al revés, se cree capaz de conseguirlo todo porque lo del Villarato era realmente un imposible. “E puor si mouve”.
 Se necesita ser el más grande de los desvergonzados para decir que el Barça manda en una Federación de fútbol presidida por siempre y para siempre por Villar, el hombre que tumbó a Cruyff de un puñetazo, en pleno  Bilbao/Barcelona, antes de irse directamente a su casa sin esperar que el árbitro lo expulsara. ¿Cuánta gente sabe esto? Villar odia a muerte a la obra cumbre de Cruiff, el Barça.
 Esto sólo es un enunciado que necesita su demostración.
 ¿Qué es lo que hace realmente Villar en la Federación?
 1º) cubre todos y cada uno de los puestos directivos de la misma con hombres formados y extraídos del Real Madrid, RM; todos, absolutamente todos los hombres de la Federación, lo que podríamos llamar para ahorrarnos trabajo, el Villarato, son del RM, desde el Conserje que cuida de la puerta de entrada hasta el seleccionador nacional, Del Bosque, pasando por todos u cada uno de los distintos seleccionadores de todas las distintas edades, pasando por el Director general deportivo que no era ni más ni menos que Hierro, sí, coño, han leído bien, el legendario Hierro, aquel tipo que estuvo a punto de pasar a figurar en el escudo del RM; dominar todas las selecciones nacionales controlando a sus entrenadores es absolutamente decisivo:
 A) se puede seleccionar, como ha sucedido en la última ocasión a 8 o 9 jugadores del Barça y a uno del RM, el resultado es que esos 9 jugadores del Barça se tragarán 20 mil kilómetros del viaje y 90 minutos de partido, como no son dioses físicos sino futbolistas normales, al regreso acusarán el esfuerzo, el famoso virus Fifa, y el RM obtendrá una ventaja consideable sin hacer nada, gracias a Villar, o sea, Villarato;
 2º) Villar es un dirigente totalitario, lo domina todo y es bastante eficaz tanto que a nivel internacional se está pensando en él para sustituir a Blatter, el Presidente de la Fifa, de modo que todo el organigrama de la Federación, fuera de lo estrictamente deportivo en sentido estricto, también lo domina con mano férrea:
 A) el estamento arbitral se halla en manos de 2 reconocidos antibarcelonistas: a) Sanchez Arminio, el tío que quiso llevarse definitivamente por delante a Piqué por cometer la imperdonable salvajada de decir que Velasco Carballo, árbitro de la Federación madrileña, había ido premeditadamente a expulsarle; S. Arminio lo intentó todo incluso que Antiviolencia empapelara también a Piqué y no lo consiguió de milagro: y es que el pecado de éste era realmente imperdonable porque si bien la utilización del adverbio “premeditamente” no es demasiado punible pudiendo haber utilizado la locución “ha ido con toda la mala leche del mundo a expulsarme”, ello indudablemente era debido a que Piqué es un chico de buena familia, educado, y no sabe bien hablar mal; después, o antes, este mismo S. Arminio ha tolerado impasible que desde Mourinho a Castejón, pasando por Casillas, Sergio Ramos, hayan dicho lo que han querido e incluso éste último le ha llamado al móvil para que interviniera a tiempo, en su penúltima expulsión, para que la sanción no fuera más grave;
 b) el otro “factotum” no es ni más ni menos que Diaz Vega, este sr. es, como el propio Villar, alguien que adora a Cruiff, el santón del barcelonismo, tanto que cuando estaba en activo, o sea, cuando arbitraba, no se recataba en afirmar que aquel, Cruiff, cuando, como entrenador se enfrentaba al RM, “se cagaba patas abajo” (sic); o sea que, como se ve, los 2 mandamases de los árbitros son decididamente barcelonistas y hacen todo lo que está en sus manos para que al Barça le arbitren todos sus partidos gente decididamente favorable como Undiano Mallenco, que no sólo le expulsa a éste a un jugador y/o le pita un penalti, esa falta que al RM no le pitaron ni uno, ni uno sólo en los 365 días que tuvo el año pasado, Mateu Lahoz, que siente una pasión nada disimulada por el RM y su entrenador que, a su vez, dice que es el mejor árbitro del mundo, Teixeira Vitiennes, que contra el Granado le pitó 2 penaltis en contra y le expulsó a un jugador, etc. etc.
 C) pero ¿y qué decir de ese juez único del Comité de competición que dijo textualmente que para que él actuara de oficio cuando el criminal nato le pisó la mano a Messi, a éste le tenían que haber amputado por lo menos 3 dedos?
 Etcétera, etceterá, etcetera. 
 Pues, bien, este sr. Relaño, inventor del Villarato, el ideólogo al que Florentino encargó la organización de la campaña contra el Barça, que consiguió que todos los árbitros españoles temieran desagradar al RM tanto que, como dijimos antes, en los 365 días del año pasado no le pitaron a éste un sólo penalti en contra jugando con tipos como Pepe, Ramos, Albeloa, Alonso, etc., viene hoy y dice que Roura embarra el derbi porque dice que Undiano siempre les perjudica porque permite el juego sucio y duro del RM lo que, por cierto, no es que sea sólo una verdad, es mucho más que eso, una evidencia.
 En realidad, lo que Relaño Goebbels, intenta, como también toda la prensa madrileña es hundir la moral del Barça y condicionar la actuación del árbitro porque sabe que, en condiciones normales, ésta es la única manera de que el RM le pueda ganar un partido.

Antígona en La Moncloa

Antígona en La Moncloa

Algunos actos de objeción y rebeldía ante el atropello han comenzado ya a dar sus frutos

Hay un extremo de la injusticia en el que quien la sufre tenga autoridad moral para incumplir la ley? ¿Es hoy más justificable que nunca la desobediencia civil que promulgaba Thoreau en 1849? En una situación como la que vivimos, ¿quién puede ser considerado más ejemplar: el ciudadano que acata todo aquello que le mande su Gobierno, o el que practica una “insumisión ética”, como la llama el filósofo Miguel Abensoun en su libro La democracia contra el Estado, que le permita enfrentarse a los abusos de cualquier tipo de poder, haya salido de las urnas o no? Son diferentes modos de hacerse una pregunta que tiene 2.500 años, pero sigue sin encontrar respuesta. Uno de los primeros que la buscó fue Sófocles, hacia el año 441 antes de Cristo y en su obraAntígona,donde cuenta la reacción contraria de las dos hijas de Edipo, el difunto rey de Tebas, ante la muerte de su hermano Polinices y la orden del nuevo monarca, el feroz Creonte, de dejar su cadáver insepulto, a las afueras de la ciudad: la menor, Ismene, decide someterse al edicto y no desafiar al déspota, en parte por miedo y en parte por sentido de la disciplina; pero su hermana no, porque lo considera humillante, inhumano y opuesto a la ley de los dioses. Así que se atreve a robar el cuerpo y enterrarlo. Su rebeldía la llevará a la tumba, pero la tragedia que va a desencadenar la decisión del tirano provoca que se suiciden su mujer y su hijo, y nos hace creer que al final la infamia tiene un alto precio también para quienes la cometen. La obra de Sófocles, que George Steiner definió, en un estudio clásico de ese mito, como una reflexión “sobre la lucha entre el mundo de los vivos y el de los muertos y, sobre todo, entre la sociedad y el individuo”, es también, según el profesor Francisco Rodríguez Adrados, “un aviso de adónde podría conducir la inflación de la idea del Estado”. Aquí y ahora, sin ir más lejos, no parece que pueda ser a otra cosa que a este totalitarismo de guante blanco que ha propiciado la mayoría absoluta de la derecha en las últimas elecciones. Lo malo de las victorias aplastantes es que convierten las banderas en martillos y sustituyen las razones por decretos.
¿Qué hacer en un país como España, donde por una parte crecen el desempleo, el hambre y los desahucios, y por la otra se suceden las noticias sobre un Partido Popular que ya no parece corrupto sino corrompido, y en el que muchos sujetan en una mano las tijeras de los recortes sociales y en la otra un maletín lleno de dinero negro? ¿Qué respeto a las normas nos pueden exigir quienes a la vez que nos piden sacrificios cobran cientos de miles de euros y mientras predican la austeridad se reparten sobres invisibles llenos de billetes de color violeta? ¿Cómo se atreven a hablar de honradez, patriotismo y solidaridad quienes defraudan a Hacienda, blanquean capitales, reciben regalos de tramas mafiosas, son financiados bajo cuerda o se suben el sueldo un 27% en plena crisis, como este periódico ha revelado que hizo el actual presidente del Gobierno?

¿Qué sucede cuando se vacía de significado a la democracia?
“La cuestión, en realidad”, dice la novelista india Arundanathi Roy, la autora de El dios de las pequeñas cosas, “es esta: ¿Qué le hemos hecho a la democracia? ¿En qué la hemos convertido? ¿Qué sucede cuando se la vacía de significado? ¿Qué sucede cuando todas sus instituciones se han vuelto algo peligroso? ¿Qué va a ocurrir ahora que ellas y los mercados se han fundido en un solo organismo depredador, dotado de una imaginación limitada, estrecha, que prácticamente solo gira en torno a la idea de incrementar al máximo los beneficios? ¿Se puede dar marcha atrás a este proceso? ¿Puede algo que ha mutado volver a transformarse en lo que era?”. No está nada claro que todo eso lo pueda contestar el famoso yes, we can de Barack Obama, pero sí que la única oportunidad de pararle los pies al monstruo es la unión de todas sus víctimas. Aunque solo sea por dignidad, como dice en su último libro, El cuaderno de Bento, otro de los intelectuales más respetados de Europa, el escritor y artista John Berger: “Toda protesta política profunda es un llamamiento a una justicia ausente, y va acompañada de la esperanza de que en el futuro se terminará restableciendo esa justicia; la esperanza, sin embargo, no es la primera razón para llevar a cabo la protesta. Protestamos porque no hacerlo sería demasiado humillante”. Las quejas, como vemos, llegan de todas partes, desde París y Nueva Delhi a Londres, y lo mismo del pasado que del presente, pero ¿hay alguien dentro de los palacios que esté dispuesto a oírlas? En este momento, parece que no.
Sin embargo, las cosas han empezado a cambiar, porque el veneno ya está en casi todos los vasos y, como escribe Fernando Savater en su obra dramática El traspié, “podemos disfrutar asistiendo a una tragedia como la de Antígona, pero por nada del mundo quisiéramos ser ninguno de sus personajes”.
Ahora que nos han obligado a interpretar ese papel, mucha gente ha vuelto a prestarle atención a aquella teoría de la desobediencia civil que formuló hace siglo y medio Thoreau para explicar por qué se negaba a pagar impuestos a una Administración norteamericana que, por entonces, era partidaria de la esclavitud y de invadir México. Y, como consecuencia, algunos actos de objeción y rebeldía ante el atropello han dado su fruto: la tasa del euro sanitario que se quiso imponer en algunas comunidades ha sido suspendida cautelarmente por el Tribunal Constitucional; el Congreso ha aprobado por unanimidad la Iniciativa Legislativa Popular impulsada por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas para frenar la usura implacable de los bancos; cientos de médicos de familia se han acogido a la objeción de conciencia para seguir atendiendo en sus ambulatorios a los inmigrantes, pese a la normativa que los dejaba sin protección sanitaria; y las movilizaciones infatigables de los trabajadores de la Sanidad y la Justicia públicas han logrado que los prepotentes políticos que las quisieron imponer, se vean obligados a negociar…
Eso, de momento y mientras crecen las sospechas sobre los partidos políticos, cuya arrogancia nos hace cuestionar, como dice una vez más el pensador francés Miguel Abensoun “si son unas organizaciones que fomentan el ejercicio real de la libertad o van en contra de la misma lógica de la democracia, ya que las constituyen oligarquías elitistas y dominantes”. ¿Cómo evitarlo? Su maestra, la alemana Hannah Arendt, lo tenía muy claro: “Hay que situar la desobediencia civil no solo en el lenguaje político, sino en nuestro sistema político”.
En España, uno de los autores que reflexionó a menudo sobre ese asunto fue el poeta José Ángel Valente, que en un artículo publicado en 1997, advertía de que cuando se traspasan las líneas rojas de la convivencia del modo en que ahora se está haciendo, siempre es posible que se produzca “una confrontación con el Estado de derecho, contra cuya posible arbitrariedad, rigidez o solidificación excesiva puede alzarse, en último término, el espíritu de libertad y creación que caracteriza y hace existir las formas de ciudadanía democrática”. Por suerte o por desgracia, parece que ese espíritu ha vuelto a despertarse. Antígona ha regresado y ya está a las puertas de La Moncloa.
Benjamín Prado es escritor.

Roberto Centeno

EL DISPARATE ECONÓMICO

Rajoy hace el ridículo en Europa

El cONFIDENCIAL 25/02/2013

Enviar

131

149

 

0

Menéame

Imprimir
Lo he dicho antes, pero debo repetirlo: Rajoy es un político del que no se conoce que haya dicho una sola verdad ni cumplido una sola promesa, pero esta vez se ha superado a sí mismo. No sólo ha mentido en las grandes cifras; además, ha quedado como el presidente más tonto de la Unión Europea, incapaz de conocer a tiempo las cifras que Bruselas tenía preparadas, cifras que le dejarían en evidencia. Aunque el tema ha sido mucho peor que el mero hecho de pillar a un tramposo: en un debate que se denomina, precisamente, del estado de la Nación, y en una nación al borde del abismo, Rajoy no ha tratado ni uno solo de sus grandes problemas. Ha sido unapelea dialéctica entre dos mediocres con mentiras al por mayor, un auténtico insulto a un pueblo cada vez más empobrecido y sin horizonte.
En primer lugar, ¿qué puede afectar más al futuro de una nación, una de las unidades políticas más antiguas del mundo, que su desintegración? Ciertamente, nada. Y ante la puesta en marcha de un proceso secesionista en Cataluña, la mayor amenaza de ruptura de España en sus 500 años de historia, Rajoy lo despacha con una ridícula mención a “deslealtad constitucional” sin mover un dedo para frenarla, ni explicar alto y claro lo que piensa hacer para obligar a cumplir con la Ley y la Constitución. Ni el PP ni el PSOE se molestaron en debatir el tema más crucial para el futuro de España como nación. ¡Qué vergüenza!
En segundo lugar, ante una crisis institucional generalizada, con un modelo de Estado inviable e intrínsecamente corrupto y una ley electoral antidemocrática, causas principales de nuestra ruina económica y social, Rajoy soslaya la cuestión cuandoRosa Díez le plantea someter a referéndum su reforma afirmando que “los españoles no quieren que ahora nos dediquemos a reinventarnos España, sino que la saquemos de esta crisis”. Si está tan seguro ¿por qué se opone a que se lo pregunten? Nepotismo, clientelismo, tráfico de influencias, despilfarro sin control y corrupción a todos los niveles, que es lo que supone el Estado de partidos, no tienen para el presidente nada que ver con la crisis.
Y, en tercer lugar, la corrupción misma, algo que destruye el funcionamiento de una nación y perjudica gravemente su imagen exterior. Rajoy despachó el tema con un “no nos hundimos por culpa de la corrupción”, así, con un par de narices. ¿No es la corrupción de los cientos de miles de familiares y amigos enchufados una de las grandes causas de nuestro hundimiento? ¿No es la corrupción, que supone el despilfarro masivo de recursos públicos por CCAA y Ayuntamientos o en entidades financieras que deberían haber sido cerradas, otra de las causas esenciales de nuestra ruina? ¿No es corrupción el tráfico de influencias y el nepotismo de los dirigentes? Es de juzgado de guardia.
Alicia en el país de las maravillas
Pero si los grandes problemas de España ni siquiera se abordaron, el tratamiento de la crisis económica, que centró el debate, fue como Alicia en el país de las maravillas. La fantasía y la mentira lucieron en todo su esplendor. Rajoy se concentraría en criticar la herencia del pasado, en ignorar el desastre de sus 14 meses de gobierno y en afirmar, sin sonrojarse, que la situación está mejorando. Pero, ¿qué ha pasado en los primeros 14 meses de marianismo mesiánico, del “no quedaba otra opción”? Primero, más de un millón de empleos destruidos, 850.500 en 2012. Un ritmo de destrucción doble que el de 2011 y con un sinfín de ERE a la vista que afectarán a decenas de miles de personas, cuya consecuencia adicional llevará a un nivel de pensiones insostenible. Pero es peor aún: han llevado al paro al 55% de los jóvenes, precarizado el trabajo y producido una deflación salarial tan brutal que más de la mitad de la población ocupada gana menos de 1.000 euros al mes, 800 como media, un nivel tercermundista. No han entendido en absoluto cómo funciona el mercado laboral y han hecho una reforma que sólo destruye puestos de trabajo, no los genera, ni lo hará en el futuro.
Segundo, han llevado la caída de la economía al 2,8% del PIB en tasa trimestral anualizada, dos veces y media más que a finales de 2011,con la industria en vías de extinción, con un ritmo de caída acelerándose desde el -1,4% al -8,4%. Y suma y sigue: en los primeros 14 meses de la era Rajoy se ha producido la mayor pérdida de renta y riqueza de las familias jamás conocida. La primera ha caído en un 10% en términos reales y la segunda, sumando las pérdidas de riqueza total, mobiliaria e inmobiliaria, se ha desplomado un 25%, ¡casi tanto como en la Guerra Civil! Y, como consecuencia, hemos alcanzado las mayores diferencias entre ricos y pobres de toda la UE. Sin embargo, Rajoy tiene la desvergüenza de afirmar que “hemos dejado atrás la senda del desastre”. ¿Qué entiende por “senda del desastre”? ¿Cabe acaso algo peor en un solo año?
Mentiras y brindis al sol
La crisis económica se termina ya mismo vino a decir, y lo ilustró mintiendo en todas las cifras. La primera y más escandalosa, el déficit público. Afirmó que “quedará por debajo del 7% del PIB”. No hay por dónde cogerlo, porque hay una cifra incontrovertible que lo desmiente: el endeudamiento adicional de las AAPP en 2012, según los últimos datos del BdE, ascendió a 145.871 millones de euros, equivalentes al 14 % del PIB, la cifra más alta de la historia. Para que se hagan una idea de lo que esto representa para el pueblo español y las generaciones futuras, es el equivalente a ocho veces el valor actual de las reservas de oro enviadas a Rusia por el Frente Popular en 1936, algo que tardaría décadas en recuperarse.
Tratándose de un dato indiscutible, ¿cómo puede afirmar Rajoy que el déficit es menos del 7% si es el doble? Y los figurasde Bruselas diciendo que es del 10,2%, ¿de dónde han sacado la cifra estos artistas? ¿Es que con los sueldos de lujo que les pagamos no se molestan, como en el caso de Grecia, en comprobar nada? ¿Por qué no les piden explicaciones a estos tahúres, en lugar de darles más tiempo y dinero para que sigan despilfarrando y arruinando a varias generaciones de españoles? Y, además, las trampas que conocemos. Montoro ha manipulado los ingresos de noviembre y diciembre de todos los impuestos, IVA, IRPF, Sociedades y todos los demás para ocultar el fracaso rotundo de las subidas de impuestos, que han hundido la actividad económica y no han recaudado un euro más.
Dos ejemplos: los ingresos por IVA en diciembre, según Montoro, fueron de 3.550 millones, ¡un 40% más que la cifra de ingresos más alta jamás alcanzada en un mes de diciembre, que fue en 2007! En Sociedades con ingresos 2012 la mitad de 2007, en diciembre son iguales, y así todo lo demás. Como añadidura, desde septiembre no se pagan facturas, la cuentas de CCAA y ayuntamientos son de ciencia ficción, hay miles de millones en los cajones, sólo a las farmacéuticas se les adeudan 7.000 millones. Y después, lo que no sabemos.
Pero es que, además, este déficit brutal esconde dramas más serios. En sólo dos meses de 2013 se han emitido 50.000 millones de deuda, que serán más de 250.000 en todo el año, de los cuales más de 100.000 pertenecerán a deuda nueva. Este disparate supondrá una deuda total a fin de año -pasivos circulantes- es decir, lo que debemos de verdad y por lo que pagamos intereses, de casi 1,2 billones, un 115% del PIB oficial, que representa unos pagos anuales en intereses inasumibles, unos 44.000 millones este año y 55.000 en 2014, algo que hace imposible cualquier recuperación. Además, el auténtico pozo sin fondo del rescate bancario, 26.000 millones del MEDE,según explicaba en este diario el sábado Eduardo Segovia, se dan ya por perdidos. O sea, que los tenemos que pagar  nosotros y nuestros hijos, que se unen a las decenas de miles de pérdidas del robo del FROB I y II, los esquemas de protección de activos, y los avales de los que tendremos que responder. 
Y luego el resto. Paro, que seguirá creciendo a todo ritmo, y llegará a casi el 27% oficial este año, una cifra escandalosamente insostenible, y que irá en aumento durante años, porque para que se genere empleo es necesario crecer por encima del 2%, y eso no está ni en horizonte.  Crecimiento, la cifra de Rajoy del -0,5 % ni merece ser comentada, pero la de Bruselas tampoco. ¿De dónde sacan losfiguras de la UE una caída del PIB 2013 del 1,4%? Lo que tenemos es un ritmo de caída del 2,8% en tasa trimestral anualizada a fin 2012, y, por si fuera poco, todos los indicadores de coyuntura muestran que irá a peor. Los de la Agencia Tributaria son catastróficos, las ventas interiores de bienes de consumo están cayendo al 10% y las de bienes de equipo representativos de la inversión el ¡28%!, un desplome total. Entonces ¿de dónde sale el 1,4%? Finalmente, las exportaciones, la gran mentira, han crecido menos del 2% en términos reales en 2012, la reducción del déficit comercial se ha debido a la caída en picado de las importaciones por el empobrecimiento masivo de las familias, algo de lo que están muy orgullosos.
Y para terminar presume de no haber necesitado el rescate. ¡Hombre, Mariano, que no has sido tú, que ha sido Draghi con su compromiso de que no dejaría caer ni a España ni a Italia, y con la barra libre del BCE y los 100.000 millones del MEDE! Pero, vamos a ver, ¿la economía está hoy peor o mejor que hace un año? Mucho peor sin duda, o sea, que estamos más cerca del rescate, no más lejos, ¿o no? Y luego todo lo demás, un brindis al sol. Empiezo por lo que mejor conozco, los monopolios energéticos. El abuso de posición dominante jamás había alcanzado proporciones similares, las gasolinas superan los 1,5 euros litro. Respuesta de Rajoy: abramos más gasolineras. Bien, pero eso es un proceso de años y hay un método inmediato: hasta que exista competencia real, implántese un sistema de precios máximos igual a la media de Francia, Alemania y Reino Unido. Lo hicimos en el pasado y es sencillísimo, los precios bajarían un 10% de inmediato, así que déjense de cuentos.
Medidas anticorrupción, otro viva Cartagena. El BdE acaba de dictar una norma por la que los golfos y delincuentes procesados que han hundido a las cajas y se lo han llevado crudo puedan continuar como gestores. Olé medidas anticorrupción, y todo lo demás como la gasolina, at calendas graecas. Y lo que ya es un robo propio de forajidos es el denominado “certificado energético”, que costará 500 euros a cobrar por las empresas amigas del poder, y que será obligatorio para alquilar y vender pisos. ¡Ya vale de robarnos, sois unos auténticos ladrones! Por último, las medidas de “impulso económico”, un remake de la Ley de Economía Sostenible y de los grandes expresos europeos de Zapatero, es decir, un camelo de la A a la Z: ni siquiera se han molestado en pensar algo nuevo, y es que pensar cansa mucho. Puros parches, promesas vanas y dinero virtual, que cuando las pymes vayan al ICO a pedir los créditos prometidos se caerán por el suelo de risa.
Y, lo peor de todo, Draghi ante el Parlamento de aplaudidores y Rhen al presentar las cifras de España han dicho lo mismo: hay que profundizar en la consolidación fiscal, es decir, más impuestos y más recortes. Rajoy se calló como un muerto, pero eso es lo que tendrán este año, no lo duden, porque de recortar gasto nada, ya que “los ciudadanos no quieren reinventar España”. Nos encanta pagar impuestos para que los despilfarre la casta política, nos encanta este modelo de Estado que permite, por ejemplo, que en la Diputación de Sevilla, donde hay 105 funcionarios, haya otros 1.650 nombrados a dedo, y así hasta más de dos millones de enchufados… Y al que no le guste, peor para él.

Tesis enfrentadas sobre la filosofía de la Historia

Ayer, futbolín volvió a colgar en mis blogs el texto que Javier Traité me dirigió contestando a una solicitud que yo le hice para que, como historiador, me hiciera un resumen de la situación y consignara también su pronóstico.
 El texto que, como digo, ha sido colgado por aquí varias veces, lo consigno a continuación, para referirme, uno por uno, a todos sus párrafos, comentándolo, en mayúsculas para distinguirlo de mis apostillas que van en letra minúscula:
 “ESTIMADO JLPALAZÓN:
 DEDUZCO, CORRÍGEME SI ME EQUIVOCO, POR FAVOR, QUE TÚ CONSIDERABAS QUE LA CAÍDA DEL PSOE ERA LO PEOR QUE PODÍA PASAR, POR LA EVENTUAL LLEGADA AL PODER DEL PP.
¿ES CORRECTO?”. 
 -Sí.
 “PUES YO, LA VERDAD, CREO QUE LO MEJOR QUE NOS PODÍA PASAR, DESDE UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA, ERA QUE SALIERA EL PP, Y CON MAYORÍA PARLAMENTARIA. ME EXPLICO:
 EL PSOE NO ES TAN DURO COMO EL PP, ESO ES EVIDENTE. SU GESTIÓN EN LA SUPERFICIE SOCIAL TIENDE A LO PROGRESISTA. SIN EMBARGO, SU GESTIÓN POLÍTICA Y ECONÓMICA ES EVIDENTEMENTE CONSERVADORA. ESTAMOS EN UNA REEDICIÓN DEL VIEJO CLÁSICO DE CÁNOVAS Y SAGASTA. Y LOS PROBLEMAS QUE VIVIMOS AHORA NO VIENEN DE UNA MALA GESTIÓN DEL DINERO PÚBLICO, NI DE QUE HUBIERA UNA BURBUJA INMOBILIARIA, ETC. ES UN COMPENDIO DE TODO, EN CUYO CENTRO ESTÁ EL SISTEMA. TAL COMO YO LO VEO, ES EL SISTEMA, DE BASE, EL QUE ESTÁ FALLANDO.
 SE HAN OLVIDADO PALABRAS: VIDA, FELICIDAD, CIUDADANÍA…
 IMPERAN OTRAS: PRODUCTIVIDAD, COMPETITIVIDAD, MERCADOS FINANCIEROS…”.
 -Sí, lo peor que podía pasarle a este desdichado país es que el PP llegara al poder y si lo hacía con mayoría absoluta, entonces, el desastre seria insuperable.
 ¿Por qué? 
 1º) porque, sobre las catastróficas ruinas que dejaba el pesoe, podía ya hacerse cualquier cosa sin ninguna clase de rubor. Y, además, se haría diciendo no podemos hacer otra cosa, dada la herencia recibida;
 2º) justificado ya todo lo que pudiera hacerse, se haría todo lo necesario para que no sólo el estado del bienestar desapareciera del mapa sino que se legislaría lo necesario para que no pudiera intentarse nunca más;
 3º) pero, como tan bien apunta Lucía, en uno de sus últimos comentarios, se haría algo mucho más decisivo, se sentarían las bases no escritas y por lo tanto intangibles para que los hijos de cualquier clase de izquierda no pudieran nunca acceder a la verdadera ilustración;
 4º) se dice que la información es poder, mucho más poderosa aún es la instrucción, a ti, Javier, a ti, Carlos, y a mí, es absolutamente imposible que nos engañe esta gente, aunque cuente con toda la logística de los medios de comunicación de todo el mundo, porque aprendimos a pensar en unos medios de instrucción que gozaron de la libertad suficiente para enseñar a pensar por nuestra cuenta nos digan lo que quieran desde los medios de formación de la opinión pública, pero ¿qué ocurrirá con esos millones de niños que no puedan siquiera acceder a una mínima escuela, no digamos ya un colegio, un instituto o una universidad, con canallas dirigiendo la instrucción española como ese tío, el tal Wert?;
 5º) entonces ¿quién le va a decir a la opinión pública, que es la que luego votará en las elecciones, lo que está mal y lo que está bien? El mundo entero será un inmenso erial de ignorancia y prejuicios en el que la derecha reinará para siempre sin ninguna clase de posible oposición.
 Esto, por sí sólo, justificaría mi postura contraria, puesto que lo descrito representa la instauración definitiva sobre la Tierra de un irreversible capitalismo liberal nazifascista franquista, que grabaría a sangre y fuego en todos los ámbitos, de manera indeleble, una concepción del mundo y de la vida que la convertiría en un infierno eterno.
Es lo mismo que ha ocurrido con este paradigma económico en el que nos movemos, en el que nadie se atreve a pensar de otra manera para que no lo consideren un perfecto ignorante o un repugnante sectario, tal como se califica inmediatamente al que así lo hace.
 6º) y lo peor de todo sería su absoluta irreversibilidad porque no sólo es ya que todas las leyes constituirían un nuevo ordenamiento jurídico canallesco sino que se recurriría, como ahora se ha hecho con aspectos tales como el sistema de reforma de la Constitución que la hace prácticamente irreformable, a conformar un “status” superlegalizado que impediría por sí mismo cualquier tipo imaginable de reforma o renovación.
 “YO ESTO LO ENTIENDO COMO EL ATAQUE FINAL DEL CAPITALISMO COMO SISTEMA DE VIDA. ES CUANDO CAEN LAS MÁSCARAS, SE IMPONE LA “REALIDAD” SOBRE EL DISCURSO VACÍO, Y SE ENROCAN LAS ÉLITES. TODO SE AGRAVA HASTA ALCANZAR NIVELES DE PARODIA COMO EL CAPITÁN ESE DE LA POLICÍA DICIENDO QUE LOS ESTUDIANTES SON “EL ENEMIGO”, O AGUIRRE DICIENDO QUE UNA HUELGA CONTEMPLADA EN LA CONSTITUCIÓN ES ILEGAL”.
 No, no es el ataque final del capitalismo, no, ni mucho menos, es su triunfo definitivo tal como acabamos de demostrar: si tú no puedes auspiciar nuevas generaciones de izquierda con la formación suficiente para estructurar un pensamiento de esta naturaleza ¿quién estudiará, quién investigara en los seminarios universitarios para generar un pensamiento que genere un cambio de paradigma?
 Como en una de esas películas de ciencia ficción, que sí que será ciencia pero en modo alguno ficción, se habrán creado para siempre 2 tipos de personas, de seres humanos, unos que tendrán ya en sus genes, en su ambiente, en su habitat, las condiciones no sólo necesarias sino también suficientes para constituirse como líderes en cualquier tipo de actividad, espontánea y naturalmente, sin ninguna clase de esfuerzo,  y otros que se habrán configurado, de acuerdo con el principio de que la función crea o suprime los órganos, como una subespecie humana servil, sólo útil para labores subalternas, absolutamente secundarias, algo así como en una colmena han llegado a generarse ya espontáneamente una reina, unas abejas normales y los zánganos, y esto no es una especie de fabulación a lo Orwell, sino que ya lo estamos presintiendo en esas masas que llenan los estadios y que se idiotizan antes las pantallas de televisión.
 Y lo peor será que esta situación se tornará ya irreversible como lo ha sido el hecho de que hayamos perdido, como especie, capacidades como la de soportar desnudos el frío y el calor, por mera y forzada evolución  natural. Y no se me diga que esto no es más que un desfasado darwinismo porque no es verdad.
 “LA MAYORÍA ABSOLUTA PARLAMENTARIA DEL PP HA ABIERTO ESTA CAJA DE PANDORA, Y AHORA VAMOS A SUFRIR… Y ESO… ¡ESO ES BUENO, AUNQUE NO LO PAREZCA!
 PORQUE MI GENERACIÓN ES UNA GENERACIÓN “DE MIERDA”, Y ENTIÉNDASEME BIEN: NO SABEMOS NADA, NO TUVIMOS QUE GANARNOS NADA, NO HEMOS LUCHADO POR NADA. NUESTROS PADRES HICIERON (O DESHICIERON) TODO EL TRABAJO, Y NOSOTROS HEMOS CRECIDO GORDOS E INCONSCIENTES, Y JIJI JOJO, Y AHORA AHÍ LOS TIENES: EN EL PODER, CON MAYORÍA ABSOLUTA, DESTROZÁNDOLO TODO.
 ¿SE TE OCURRE UNA FORMA MEJOR DE ACABAR DE DESPERTAR EL ESPÍRITU DE LUCHA?
 PARA REBELARTE, NECESITAS UN TIRANO EN EL PODER. ZP NO DABA EL PEGO. RUBALCABA ES ARTERO.
EN EL PP NO SE ESTÁN CON MILONGAS, TE APLASTAN PORQUE LES GUSTA, PORQUE ES COMO CONCIBEN EL MUNDO, JODIENDO A LA GENTE. MINTIENDO TAN DESCARADAMENTE QUE PRODUCE HASTA RISA.
 ADEMÁS, ES UNA MAYORÍA PARLAMENTARIA PERFECTAMENTE CONFLICTIVA. PORQUE NO RESPONDE A UNA MAYORÍA SOCIAL. GOBIERNA POR DECRETO ALGUIEN AL QUE HAN VOTADO 3 DE CADA 10 ESPAÑOLES. SON, A DÍA DE HOY, EL GRUPO COORDINADO MÁS NUMEROSO, PERO LOS OTROS 7, AUNQUE NO ESTÉN COORDINADOS, ESTÁN EN GRAN PARTE EN CONTRA DE CUANTO OCURRE.
 ¿CUÁNTO TARDARÁ EN ESTALLAR EL CONFLICTO? ¿CUÁNDO SE DISPARARÁ LA CHISPA QUE NOS ENCIENDA A TODOS? ¿QUIZÁ UNA PELOTA DE GOMA SE CARGUE A UN NIÑO? ¿QUIZÁ EL POLI EQUIVOCADO LIQUIDE AL MANIFESTANTE EQUIVOCADO?
 TENER AL PP EN EL GOBIERNO A GOLPE DE DECRETO ES LA GASOLINA PERFECTA PARA LA REVUELTA. ME PREOCUPARÍA SI EL PP TUVIERA LA MENOR OPORTUNIDAD DE LOGRAR ALGO POSITIVO PARA LA GENTE. COMO HIZO AZNAR, QUE NOS METIÓ EN UN BERENGENAL DE EXPLOSIÓN RETARDADA PERO, ENTRETANTO, NOS PENSÁBAMOS QUE TODO IBA BIEN. NANIANO NO PUEDE HACER ESO. LO VES CADA DÍA EN LAS NOTICIAS: TODO SE HUNDE.
 EL NEPOTISMO Y LA CORRUPCIÓN ESTÁN ALCANZANDO NIVELES TAN FLAGRANTES QUE MI ÚNICA CONCLUSIÓN ES QUE SÓLO TRATAN DE GUARDAR LOS MUEBLES: METERSE EN EL BOLSILLO TODO EL DINERO QUE PUEDAN ANTES DE QUE ESTO SE HUNDA Y HAYA QUE HUIR.
 ESTAMOS VIVIENDO UNA NUEVA FASE HISTÓRICA: EL CAPITALISMO AGONIZA PORQUE ESTÁ ENCONTRANDO SUS LÍMITES PLANETARIOS, ESTÁN SURGIENDO LAS IDEAS QUE NOS GOBERNARÁN EN UN FUTURO (Y A LAS QUE DENTRO DE UNOS SIGLOS HABRÁ QUE DERROTAR, CUANDO SE HAYAN CORROMPIDO), EUROPA ES UN FIASCO Y ESPAÑA VUELVE AL SIGLO XIX. CAMINAMOS EN EL FILO DE LA NAVAJA, Y NOS ACERCAMOS A LA PUNTA. CON EL PSOE EN EL GOBIERNO, LA AGONÍA HABRÍA SIDO MUCHO MÁS LENTA.
 ESTE PP DE HOY ES EL TIRO DE GRACIA A NUESTRA SOCIEDAD.
 LO VAMOS A PASAR FRANCAMENTE MAL. PERO CREO QUE ERA INDISPENSABLE PARA ACTIVAR, DE UNA VEZ POR TODAS, LA LUCHA. NO PODÍA SURGIR DE OTRO MODO, NO EN ESTE PAÍS TAN IGNORANTE.
 YA SABES QUE DESEÉ DURANTE MUCHO TIEMPO QUE ESTOS MOVIMIENTOS APORTARÁN NOVEDADES, FORMAS PACÍFICAS DE ENFRENTAR AL PODER. NO PARECE QUE PUEDAN. PUES VALE. VOLVEREMOS A LOS VIEJOS CLÁSICOS. EL DESTINO, ES UN QUEBRANTO TOTAL DE ESPAÑA Y UN ENÉSIMO NUEVO AMANECER PARA EL PAÍS. VIAJAR A LOMOS DEL PSOE ERA RECORRER LA DISTANCIA POR CARRETERAS DE MONTAÑA, CON EVENTUALES PARAJES HERMOSOS, UN LARGO TRAYECTO.
 VIAJAR A LOMOS DEL PP SIGNIFICA COGER LA AUTOPISTA POR LA ZONA INDUSTRIAL MÁS FEA Y DECADENTE. Y LLEGAR A PUERTO LO ANTES POSIBLE.
 PARA MÍ, NUNCA ALGO TAN MALO COMO ESTE GOBIERNO, PUEDE ACERCARNOS TAN RÁPIDO AL PUNTO DE RUPTURA. QUE ES LO QUE, HISTÓRICAMENTE, SE APROXIMA.
 AL MENOS, ASÍ ES COMO LO VEO YO.
 QUIZÁ ME EQUIVOQUE.
 QUIZÁ DENTRO DE VEINTE AÑOS ESTAREMOS TODOS AQUÍ QUIETOS, EMPOBRECDOS, APLASTADOS, DEPRIMIDOS. PERO CREO QUE LA GENTE SE LEVANTARÁ. EL PP ES DEMASIADO DESCARADO. SON MARIA ANTONIETAS, Y NOS DICEN QUE COMAMOS PASTELES”.
 Y con esa capacidad innata que tiene para poner siempre el dedo en la llaga, Lucía M.,en febrero 23, 2013 en 5:04 pm dijo: 
 “Bién, lo he leido detenidamente y estoy de acuerdo con la mayoría del texto que me parece elogiable, pero él mismo duda “Quizá me equivoque”.
Y desde luego yo sigo afirmando que del pozo mas oscuro de la miseria no ha salido nunca ninguna revuelta para mejorar la sociedad. Cuando hay prosperidad, los jóvenes tienen oportunidades de estudiar y todos de pensar. Otra cosa es que no exista, como aquí, esa inquietud, pero cuando hay hambre solo se puede pensar en buscar alimento, no hay lugar para el pensamiento, y la violencia que pueda desatarse es ciega. Nosotros no estamos en esa situación, aunque haya 6 millones de parados, sabemos que hay mucha economía sumergida, y si de verdad la gente tuviera dos dedos de frente no habrían votado al PP. Y sigue siendo el partido mas votado en las encuestas.
Eso no quita en absoluto que nosotros no sigamos machancando el clavo hasta romperlo, pero queda mucho trabajo.
Lo que importa es la tensión vertical o crecer hacia arriba que dice P. Sloterdijk”.
 Este final de Traité no es sino una nueva y mejor elaborada versión del eterno retorno, del “ritornello” de Giambattista Vico, la historia se repite eternamente, aunque lo haga en espiral, pero, mientras tanto, el “statu quo” de la civilidad va mejorando. Casi, casi es lo mismo que propugnaban mis maestros, que también se equivocaron lastimosamente: el materialismo histórico: la vida, el mundo no es más que una lucha a muerte entre las tendencias esencialmente conservadoras de la ultraderecha y el espíritu liberador de los revolucionarios, que, poco a poco, con la poderosa lentitud de los fenómenos históricos, van ganando la batalla. 
 Nada menos cierto. Sí, es verdad, que, de vez en cuando, los Estados se ven obligados, por la irresistible presión de las bases, a legislar medidas que últimamente se designan como componentes del Estado  del Bienestar. No es sino una mera ilusión. Porque ¿cuánto duran?
 La ultraderecha neoconservadora liberal capitalista, única fuerza realmente intangible en todas las escaramuzas históricas, sale de cada batalla mucho más reforzada, no por otra cosa sino porque tiene la auténtica fuerza, el verdadero poder que no es otro que el económico.
 De aquí ese terrible fallo en las predicciones marxistas. Marx, como dice Lucía, era un formidable filósofo de la historia pero un mal psicólogo, no supo o no quiso ver que en la dialéctica histórica había un factor esencialmente pervertido que, además, nunca se corregirá: el puñetero ser humano, el jodido, el lamentable hombre, ese ser desfalleciente del que hablara el de Aquino, que yo he vulgarizado escatológicamente diciendo que no es sino una mierda seca pinchada en un palo.
 De manera que el laborismo colectivista con el que soñaban los primeros marxistas, ahora lo sabemos ya después de tanta intentona fallida, es absolutamente imposible porque ese detestable animal que es el hombre siempre traicionará a los otros pretendiendo aprovecharse del trabajo colectivo de alguna manera.
 Es por eso que los autores de la escuela marxista de Franfort y ese titán de la filosofía moderna que es Jürgen Habermas han intentado psicologizar el marxismo en un intento que yo, modestamente, considero inútil.
El hombre es como y lo que es, y no habrá ninguna fuerza histórica capaz de hacer cambiar a su naturaleza.