2ª parte de La apoteosis de Goebbels. Fascismo o mafia. Las vellinas, una inmensa felación. Los mamporreros. “Adequaetio rei et intellectus”. La descomposición.Murdoch. Berlusconi.Lara y el conde de Godó. Marca y El Mundo. Los italianos. Mafia o fascismo. Andreotti y su “manca finezza”.

     “Pares cum paribus congregantur”, los iguales se junta con sus iguales.
Llevo siglos diciendo que la prensa no es el cuarto poder sino el primero. Y aprovecho para afirmar también que la célebre clasificación montesquiana es, si no falsa, sí muy incompleta porque, además de faltar la inclusión en ella de la prensa, hay otros poderes que en ella brillan por su ausencia como es el puñetero poder económico.
Si nos atenemos al axioma marxista, el poder económico es el primero de todos los poderes porque, como dijo el celebérrimo judío alemán, todo es economía de manera que si Obama es hoy el emperador del mundo es gracias a esos millonarios que le apoyaron económicamente en su campaña electoral. Y, si Obama quisiera, ahora, ya elegido o reelegido, todo se iría al carajo, luego el poder que le situó a él en la Casa Blanca es el mayor del mundo porque comprende el del ser o no ser del Universo.
 El problema se complica porque, una vez elegido el presidente de los Usa, éste va designando a una serie de señores para ocupar puestos cuya relevancia es total. Uno de ellos es el Secretario de Defensa.
 Aparentemente, es el 10º hombre en la jerarquía del Estado puesto que sería llamado al poder en ese orden, pero, si pasamos revista a algunos de los últimos individuos que han ocupado el cargo, comprobamos que éste acumula un poder no ya gigantesco sino desaforado.
 Donald Rumsfeld y Dick Cheney fueron algo más que unos retratos colgados en unos determinado despachos, sin ellos en el Pentágono, tal vez la guerra de Irak nunca hubiera tenido lugar y millones de personas seguirían viviendo.
 Pero Cheney y Rumsfeld eran grandes jerarcas en el mundo del petróleo y éste fue, es y será absolutamente decisivo en la geoestrategia de los Usa.
 Pero yo no quería hablar de estos 2 grandes canallas sino de otro todavía peor, Murdoch, porque creo, como decía al principio, que ninguno de ellos  hubiera llegado hasta sus despachos si el patrón de Aznar no lo hubiera permitido.
 Nadie puede llegar realmente al auténtico poder si la prensa, de una u otra manera, no da su consentimiento. Y una buena y bien coordinada campaña de prensa puede incluso acabar con un gobernante que se halla temiendo morir de éxito, como nuestro inefable Felipe González.
 El ejemplo absolutamente decisivo es Berlusconi. Silvio es la negación del presidenciable: no reúne una sola buena cualidad para ello, posee en cambio todos los inconvenientes pero es el dueño de la mayor parte de los medios de comunicación italianos. Y ganó varias elecciones a la presidencia de su país sólo por esta última circunstancia y eso que era tan poco presidenciable que a pesar de ello fue destituido no por el pueblo sino por los organismos internacionales.
 Estoy seguro de que él se considera suficientemente compensado por el hecho de que todos los padres italianos iban todos los años a ofrecerle  sus hijas para “velinas”, es algo semejante a ese cuadro con el que yo, ayer, ilustraba mi post.
 En realidad, Berlusconi quería el poder para evitar la cárcel, estando, como estaba, sometido a varios procesos judiciales y gracias al poder legislativo ahí lo tenemos, triscando libremente por las verdes praderas sexuales.
 No es más grave lo que hace Berlusconi que lo que está realizando nuestro admirado Presidente. Ante la presión social ejercida por una serie de señoras magistradas, se inició el declive de este increible donjuán que no pudo resistir el embate de los peones de la Merkel.
 El sexual no es precisamente el problema de nuestro Presidente. Volvemos, otra vez, a Marx. Rajoy está arruinando al país hasta más allá de cualquier límite. Parece como si supiera algo que nosotros ni siquiera atisbamos porque muestra una prisa increíble, extraña, por realizar una labor de exterminio de las conquistas sociales que tanto costó alcanzar. Es evidente que se ha propuesto desmantelar totalmente el Estado del bienestar y lo está llevando a cabo con una extraña mezcla de prisa y determinación, como si temiera que algo se interpusiera en su camino que le impidiera culminar su canallesca tarea.
 Y está resultando totalmente inútil que la gente ya no tenga ni para comer, que los enfermos mueran antes de llegar a los hospitales, que los escándalos de corrupción se agolpen ante unos tribunales que han mostrado su total inutilidad.
 Porque Goebbels ha culminado su apotesis rampante, y sus epígonos, los Murdoch, Berlusconi, Lara, Ariza, Godó et alteri dominan el panorama desde sus puentes de mando, riéndose los canallas a mandibula batiente de este pueblo de mamelucos y de mamporreros.

8 comentarios en “2ª parte de La apoteosis de Goebbels. Fascismo o mafia. Las vellinas, una inmensa felación. Los mamporreros. “Adequaetio rei et intellectus”. La descomposición.Murdoch. Berlusconi.Lara y el conde de Godó. Marca y El Mundo. Los italianos. Mafia o fascismo. Andreotti y su “manca finezza”.

  1. A este por los servicios prestados pronto le darán otro nobel de la paz…http://insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/imperio/item/3584-el-premio-nobel-asesinó-a-más-de-2300-personas-con-drones-y-aviones-no-tripulados El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha ordenado matar 2.300 personas durante sus primeros cuatro años de mandato. Lo ha hecho a través de los drones o aviones no tripulados, cuyo uso será investigado por las Naciones Unidas, según noticia de hoy. El retorno al asesinato político no parece, sin embargo, molestar lo más mínimo a la corrección política. Mientras todos repudia y hace aspavientos de las torturas de la época Bush, nadie abre la boca para denunciar el asesinato puro y duro, sin posibilidad de apelación. La mayoría de los asesinatos han ocurrido en la frontera Pakistán-Afganistán, pero también en otros lufares como Iraq.

  2. PROFETICO PEREZ GALDOS http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2013/01/profetico-perez-galdos.html “La paz, hijo mío, es don del cielo, como han dicho muy bien poetas y oradores, cuando significa el reposo de un pueblo que supo robustecer y afianzar su existencia fisiológica y moral, completándola con todos los vínculos y relaciones del vivir colectivo. Pero la paz es un mal si representa la pereza de una raza, y su incapacidad para dar práctica solución a los fundamentales empeños del comer y del pensar. Los tiempos bobos que te anuncié has de verlos desarrollarse en años y lustros de atonía, de lenta parálisis… Los políticos se constituirán en castas, dividiéndose hipócritas en dos bandos igualmente dinásticos e igualmente estériles, sin otro móvil que tejer y destejer la jerga de sus provechos particulares en el telar burocrático. No harán nada fecundo… no suavizarán el malestar de las clases proletarias. Alarmante es la palabra revolución. Pero si no inventáis otra menos aterradora, no tendréis más remedio que usarla los que no queráis morir de la honda caquexia que invade el cansado cuerpo de tu Nación. Declaraos revolucionarios, díscolos si os parece mejor esta palabra, contumaces en la rebeldía. En la situación a que llegaréis andando los años, el ideal revolucionario, la actitud indómita si queréis, constituirán el único síntoma de vida. Siga el lenguaje de los bobos llamando paz a lo que en realidad es consunción y acabamiento… Sed constantes en la protesta” Benito Pérez Galdós

  3. EL HOMBRE QUE HIZO TAMBALEARSE GÉNOVA 13José Luis Peñas, el exconcejal del PP en Majadahonda que con su denuncia permitió a la Audiencia Nacional iniciar hace seis años la investigación del ‘caso Gürtel’, asegura que en el partido conservador “lo de los sobres con sobresueldos estaba institucionalizado” e insiste que las últimas revelaciones sobre las cuentas suizas del extesorero Luis Bárcenas “reafirman” sus denuncias de corrupción.José Luis Peñas muestra el carné con el que accedía la sede nacional del PP.FOTO:Ó.L.F.Él abrió la caja de los truenos del caso Gürtel. Él fue quien denunció lo que estaba pasando en la trastienda de su propio partido, el PP. Y, sin embargo, él sigue siendo aún uno de los protagonistas menos conocidos de esta farsa de comisiones, obras públicas y mucho dinero que de vez en cuando vuelve a la primera página de los diarios. José Luis Peñas Domingo aún vive en el chalé que ocupaba cuando saltó el escándalo, en una urbanización de Majadahonda, la localidad residencial a las afuera de Madrid donde fue concejal hasta 2007 por el partido conservador. Entre sus vecinos, un exministro socialistas y una de las damnificados de que tirase de la manda. Funcionario del Ayuntamiento de la capital y abogado en ejercicio, Peñas se muestra locuaz, dispuesto a contar de nuevo cómo ayudó a la Policía y a la Justicia a destapar la trama. Dice que las últimas revelaciones de la investigación le han dado nuevos bríos. “Todo lo que dije en aquella denuncia a finales de 2007 se está demostrando punto por punto como cierto”, asegura mientras una sonrisa de satisfacción se dibuja en su rostro."La primera pista sobre el dinero de Bárcenas estaba en mis grabaciones. Se escucha a Correa asegurar que le había dado 1.000 millones de pesetas"De hecho, fue aquella denuncia ante la Policía y, sobre todo, las 18 horas de grabaciones que entregó al juez Baltasar Garzón lo que permitieron destapar toda la trama que dirigía el que hasta entonces había sido su amigo, Francisco Correa. Ahora, tras conocerse la existencia en Suiza de una cuenta con más de 22 millones de euros presuntamente controlada por el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, el exconcejal insiste: “La primera pista de ese dinero estaba en mis grabaciones. Se escucha a Correa asegurar que le había dado 1.000 millones de pesetas al tesorero del partido”.Imputado en la causa que él ayudo a destapar, asegura que los peores momentos ya han pasado. “Es duro que la gente con la que había tratado hasta unos días antes, que se decían mis amigos, dejasen de dirigirme la palabra y me tratasen como un apestado. Hasta hubo una circular del partido para que no se me dejase entrar en ninguna sede del partido. Ahora, muchos

  4. de los que entonces me dieron la espalda están reconociendo que todo lo que conté era verdad y empiezan a darme la razón”, asegura mientras resalta un anécdota reciente: “Hace un par de días, una señora se me acercó y me dijo que tras conocer lo de Bárcenas en Suiza se había convencido de que lo que hice estaba bien hecho. Me dijo que era votante del PP. No te puedes imaginar cómo me animó eso”.-¿Conocía usted personalmente al extesorero del PP?-No se puede decir que fuéramos amigos, pero más de una cerveza hemos tomado juntos… y celebrábamos juntos las victorias electorales del partido en la sede. Me hablaba de su afición por el alpinismo y el deporte en general.-¿Y de sus cuentas en Suiza y sus negocios internacionales?-No, nunca me dijo nada. Si lo hubiera hecho, lo habría incluido en mi denuncia.Tampoco incluyó entonces la supuesta existencia de gratificaciones a dirigentes y cuadros del PP que se ha sido destapada ahora por la prensa, pero asegura que conocía esa práctica. “Lo de los sobres con sobresueldos estaba institucionalizado. Era fácil saber cuándo se entregaban porque ese día veías a la gente en [la sede de] Génova con una sonrisa de oreja a oreja. Si no lo denuncié entonces fue porque no sabía que era delito.-¿Usted recibió alguno?-Yo no. Era un cuadro intermedio. Ese dinero se daba en Génova para gratificar a los trabajadores por algún esfuerzo extra y a altos cargos.José Luis Peñas insiste que entonces no sabía de dónde salía ese dinero, ni de qué cantidad se trataba. “Sólo sé que se daban y que se firmaban recibís. Ahora, con todo lo que se conoce gracias a la Gürtel, me empiezo a explicar determinadas cosas que veía en la sede como ésta”.El día que tomó la decisiónPese al tiempo transcurrido, el exconcejal popular recuerda perfectamente el día que decidió dar el paso y denunciar lo que sabía. “Eran las navidades de 2005. Estaba intentando crear un partido nuevo porque a otro compañero y a mi nos habían marginado en el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Majadahonda. Estaba reunido en la habitación de un hotel con Correa, que lo iba a financiar, cuando le escuché discutir por teléfono con un dirigente del PP en Madrid sobre el pago de 3 millones de euros que éste decían que le debían. Al día siguiente decidí empezar a grabar mis conversaciones con ellos”. Primero utilizó un reproductor de música que tenía la función de grabar y que, paradójicamente, le había regalado el propio Correa. Más adelante, compró una grabadora “de periodista”. Con ellas en el bolsillo, “y siempre con el miedo a que me descubrieran porque me ponía muy nervioso y sudaba de modo aparatoso”, registró durante dos años cerca de 80 horas de conversaciones.

  5. “Muchas las descarté porque eran intrascendentes. En otras no se oía bien lo que se decía y también las aparté. A veces la cinta o las pilas se acababan cuando iba a empezar ‘lo bueno’”. Al final, cuando en noviembre de 2007 acudió a la sede en Madrid de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, había conseguido recopilar 18 horas de grabaciones comprometedoras, una auténtica bomba de relojería cuyos efectos aún se sienten en los cimientos del PP. “Ahí estaba la conversación en la que se hablaba de Bárcenas y el dinero que le daban”, insiste. Durante meses peregrinó por las dependencias policiales, los despachos de la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional explicando a los responsables de la investigación todo lo que sabía, “sin guardarme nada”.-¿Por qué denunció?-Yo llegué a la política con 36 años y sin aspiraciones de poder. Cuando vi lo que había detrás, sólo tenía dos opciones, callar o destaparlo todo. Me decidí por tirar de la manta porque si no nunca hubiera podido dormir con la conciencia tranquila.José Luis recuerda que durante aquellos años muy pocas personas, además de su mujer, supieron lo que estaba haciendo. Uno era su amigo Juanjo, quien finalmente no se decidió a dar el paso de la denuncia, “pero siempre me ha apoyado”. Recuerda que en una ocasión puso una de las grabaciones a un amigo que era miembro del partido. “Cuando terminó de escucharlo, se quedó callado, pálido. No sabía qué decirme. Estaba tan escandalizado como yo de lo que había escuchado. Esta reacción me animó a seguir”."Rajoy y Aguirre no quisieron hablar conmigo"Finalmente, la operación policial dirigida por Garzón se llevó a cabo a comienzos de 2009 y numerosos políticos se vieron salpicados. Meses después se conoció que todo había partido de su denuncia y tuvo que dar la cara. “Cuando se supo que había sido yo el que había destapado todo, mi vida cambió. Mi familia sufrió mucho e, incluso, a mi mujer la persiguieron cuando iba en su coche y la echaron de la carretera. Luego me llamaron para decirme que la próxima vez iba a acabar en un barranco”. Cuando recuerda aquellos momentos, su gesto se tuerce por primera vez en toda la conversación con este diario. “Fueron meses muy duros, con insultos por la calle, con llamadas de teléfono amenazantes… nadie quiso escuchar entonces mis motivos. Ahora muchos van a tener que darme la razón”, desafía.

  6. Peñas asegura que entonces quiso hablar con Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre para explicarles lo que pasaba y que ellos pudieran actuar contra la corrupción dentro del partido. “Rajoy no quiso ni recibirme y a Aguirre me planté en la puerta de su despacho. Le escuché decir que ‘con ese hijo puta no tengo nada de qué hablar' y tuve que marcharme sin cruzar una palabra con ella”, recuerda a la vez que acusa a los partidos de ser “sectas en los que se defiende a los que son imputados y a los que denunciamos irregularidades se nos echa a los leones. El PP debería pedirme perdón por todo lo que han dicho en mi contra ahora que se está viendo que lo que denuncié es cierto”, se queja. Sin embargo, esas excusas nunca se han producido “ni supongo que se vayan a producir jamás”.-¿Ha vuelto a votar al PP? -[Se ríe] No he vuelto a votar ni a Rajoy ni a ese partido, y dudo que lo vaya a hacer de nuevo.Sobre la mesa de la cocina de su casa hay una carta con membrete del PP. Su abogado, presente durante la charla, sonríe y me explica que, pese a todo, la mujer de Peñas sigue afiliada al partido. La misiva la convoca para que acuda a la elección de la nueva dirección del partido aquí, en Majadahonda. El exconcejal, sin embargo, hace años que dejó la formación -"no sé muy bien si expulsado o simplemente que me marché"- aunque aún conserva el carné con su nombre que, cuando aún era un valor en alza dentro de las filas conservadoras en Madrid, le permitía franquear sin problemas la puerta de la sede nacional en la calle Génova. La misma que aún tiembla de vez en cuando por culpa del escándalo que él destapó. URL: http://vozpopuli.com/nacional/20497-el-hombre-que-hizo-tambalearse-genova-13

  7. Mas vídeos , un debate deprimente, Juan Carlos Monedero frente a lobas y entre el Centeno en la cadena 13 que por una de esas maldiciones pertenece a la Iglesia Católica Apostática y Rumanahttps://www.youtube.com/watch?v=JacOkRoOk3o

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s