Rajoy y el comunismo igualitario

El pueblo, ese pueblo que ha votado en masa, en 2 elecciones consecutivas a la ultraderecha española hasta el punto de hacerle ganar en ambas por una amplia mayoría absoluta, es como esa aperreada prostituta que quiere a su chulo tanto más cuanto peor la trata.

Por supuesto que el instinto de propiedad es innato en el hombre, pero en todos los hombres, no sólo en Rajoy, de modo que el afán propietario de Rajoy debería coexistir en condiciones de igualdad con el de todos sus coetáneos, pero no lo hace porque el pillo del registrador dedicó lo mejor de sus años mozos a cargarse la igualdad, para Rajoy, en El Faro de Vigo, la igualdad es el mismísimo demonio al que hay que perseguir a muerte, dice que no sólo no existe en ningún rincón de la puñetera naturaleza sino que tampoco debe de existir. 

Y estamos hablando de un tipo que dedicó los mejores años de su vida a estudiar Derecho, y el más grande, y el más viejo, y, por lo tanto, el más sabio de los jurisconsultos romanos, la esencia misma del manantial del Derecho, Ulpiano, nos dijo, y nadie lo ha contradicho hasta ahora, explícitamente por lo menos, que la justicia, o sea, el puñetero Derecho, no es otra cosa que el arte de “suum cuique tribuere”, que en el jodido lenguaje de todos los días significa “dar a cada uno lo suyo”, así que la cosa se defiere a ver qué coño es lo propio de cada uno.

Y aquí es donde comienzan las dificultades porque los hay, qué jodidos, que piensan, afirman y defienden, incluso con las armas, incluso con la puñetera bomba atómica, que lo propio de cada uno es aquello de lo que se ha apoderado por las buenas, oponiéndose con todas sus fuerzas, o mejor, con toda su irresistible fuerza a que todo lo que hay en el mundo pertenezca por igual a todos los que lo habitamos.

Es una cosa no sólo paradójica sino también contradictoria, parece que, para estos jodidos tipos, todo lo que tienen pasa a ser de sus puñeteros hijos precisamente por eso, por el mero hecho de su jodido nacimiento, o sea que es el hecho de haber nacido el que les confiere su derecho intangible a esa propiedad que acumularon sus padres, pero entonces ¿por qué a mí, que también he nacido ahora y aquí, se me discrimina ferozmente respecto a la propiedad de una tierra que originariamente no era de nadie y cuyo derecho de propiedad exclusiva y excluyente se basa sólo en una prioridad de apropiación?

Esto, esta cosa, esta tierra, este agua es mía porque yo la vi antes, es ni más ni menos que el fementido principio del “prior in tempore, prius in iure”, el primero en el tiempo es el primero también en el derecho, pero esto ¿debe de ser siempre así, no se contradice con otros principios apropiatorios tan relevantes como el de esto es mío porque lo he hecho yo con mis propias manos?

O sea el principio de prioridad y el principio de elaboración como base de la propiedad. O sea la propiedad como derecho eminentemente conservador basado en circunstancias fortuitas e injustificables o como derecho derivado de lo único que sí que es propiedad inalienable del hombre: su trabajo.

Si el nacimiento, la cercanía y la prioridad son el fundamento del derecho de propiedad, nos hallamos en presencia de un derecho que sólo lo es de nombre porque no está de acuerdo con aquella definición de la justicia que hiciera Ulpiano.

Porque el nacimiento es un hecho absolutamente involuntario y no puede basarse en él ninguna clase de mérito como propugnará, como  luego veremos, Rajoy.

Pero, no nos equivoquemos, precisamente por eso, por el hecho de su involuntariedad, por el hecho de suponer una condena a vivir que nos es impuesta por los otros, tenemos todo el derecho del mundo a estar en relación de igualdad con todos los otros alienados en él, todos los desterrados, los hijos de Eva, dice una de esas oraciones cristianas que, a veces, por casualidad dan en el clavo.

Es por eso que la postura de Rajoy, un notable estudioso del Derecho positivo español es tan canallesca por injusta.

El tío es un apóstol de la desigualdad y trata de apoyarse en su defensa en el hecho pretendidamente natural de que no hay, no ha habido, nunca habrá dos personas exactamente iguales.

Es una de las falacias más grandes que nunca se haya oído. Que un jurista defienda la desigualdad precisamente apoyándose en el hecho canallesco de su puñetera existencia clamaría al cielo si este cínico personajes creyera realmente en él.

El Derecho, la Justicia, no tienen otro objeto precisamente que el de corregir las desigualdades humanas, que eso y no otra cosa suponen las violaciones del derecho civil y del derecho penal.

No hay un sólo precepto en ninguna de las sociedades realmente civilizadas que restrinja o suprima el derecho a la igualdad. Incluso una Constitución tan retrógrada y partidista como la nuestra no tiene más remedio que consagrarla en su artículo 14: todos los españoles son iguales ante la ley, no admitiéndose ninguna clase de excepciones.
Entonces ¿qué es lo que ocurre en la mente de un jurista como Rajoy cuando defiende a muerte la desigualdad?

Que no defiende la justicia ni el derecho sino su puñetera situación personal, demostrando de esta manera que está totalmente inhabilitado no ya para ser presidente del gobierno sino tan siquiera concejal del más perdido y lejano de los pueblos de España porque todos ellos tienen que jurar y cumplir su juramento de someterse a la Constitución.

Entonces, ¿qué es lo que ha ocurrido para que un tipo como éste gane unas elecciones legislativas generales en un país que se autotitula democrático?

 Este hombre es un retrógrado integral como hemos demostrado, y el pueblo, el puñetero pueblo, lo sabe.

Este hombre es un ventajista nato, se aprovecha de todas las circunstancias que se hallen a su alcance para sacar provecho de ellas, ha aprovechado su permanente cercanía al poder para, como un Berlusconi cualquiera, promover una legislación que proteja su asqueroso aprovechamiento de circunstancias de ninguna manera admisibles, porque no es admisible que prive a otro ciudadano español del puesto de trabajo que supone su registro de la propiedad, manteniéndolo como suyo, siendo así que debería de ser totalmente incompatible con su puesto de presidente del PP, por el que cobra sus buenos dineros, y, ahora, incluso con el de presidente de gobierno, de modo que ahora este execrable individuo cobra tres emolumentos: el de presidente del PP, el de presidente del gobierno y el de registrador de la propiedad de un registro que no atiende pero en el que le suple respecto a la firma, lo único que realmente hace personalmente el registrador, un compañero cercano, con el que se reparto los honorarios.

¿Como no va a defender este tío el derecho a la desigualdad, acaso él no se ha matado preparando las oposiciones a registrador, no se ha esforzado bravamente en defender los derechos de todos los conservadores españoles trabajando como una fiera al frente del PP, y, ahora, por fin, no se ha ganado a pulso ser el presidente de todos los españoles, cómo no va a defender su derecho a la desigualdad?

El derecho a la igualdad, como él dice en sus famosos artículos de El Faro de Vigo, sólo es defendido por aquellos rácanos rojos que pretende ser iguales a él sin dar un puñetero palo al agua, que no han hecho, que no harán nunca nada por  merecer el pan que se comen, el agua que beben ni el aire que respiran. Joder, pero que rácanos parásitos son todos estos comunistas igualitarios que sólo se merecen lo que el tal Pedo Duarte, director de no sé qué publicaciones del Real Madrid, dijo: que los maten, que los acuchillen, que los fusilen a todos de una puñetera vez  y que, luego vaya el Froilán de los cojones, ese nieto del Rey tan aficionado al uso de las armas como su abuelo, a poner una bomba en sus sedes, para que no quede de ellos ni siquiera el rastro.

12 comentarios en “Rajoy y el comunismo igualitario

  1. El futuro de Grecia(Fragmento)Por Vicenç NavarroCuando el lector de El Plural lea este artículo, ya conocerá el resultado de las elecciones del 17 de junio en Grecia. Tales elecciones han alarmado a la eurocracia (los funcionarios de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo, así como del Fondo Monetario Internacional) y a las derechas gobernantes en Europa, lideradas por el gobierno Merkel, habiendo incluso impuesto el rescate financiero a España, a fin de evitar que en caso de que ganara la izquierda griega las elecciones se creara una situación monetaria inestable que afectase al sistema financiero europeo (centrado en la banca alemana) y muy en particular a los subsistemas financieros nacionales más vulnerables dentro de tal sistema, como es el español.Escribo este artículo el viernes anterior, 15 de junio, y desconozco, por lo tanto, el resultado de tales elecciones. Ahora bien, en base al conocimiento adquirido a través de algunos de mis estudiantes griegos que están ahora en Grecia, mucho me temo que ganarán las fuerzas conservadoras, las de siempre, responsables de la enorme crisis que ha estado padeciendo aquel país desde 2007, y que durante la mayoría de la historia griega han dominado aquel Estado. La intervención tan agresiva y activa, tanto de tales derechas griegas como de las instituciones y gobiernos citados al principio del artículo, en el proceso electoral griego, en un contexto en que la mayoría de los medios están controlados por fuerzas conservadoras y liberales (en realidad, neoliberales) griegas e internacionales, hace muy probable la victoria de las derechas. El mensaje promovido por tales derechas ha sido que una victoria de las izquierdas sería “el desastre”, “el colapso, “el fin”… y toda una serie de epítetos utilizados en los medios griegos e internacionales con el objetivo de hacer calar en la población una sensación de miedo que les motive el día de las elecciones a evitar la victoria de las izquierdas, optando por las derechas, aunque el nivel de rechazo hacia las políticas impuestas por éstas últimas sea elevadísimo. Muchos que rechazan tales políticas votarán por la derecha, temiendo que la victoria de las izquierdas fuese peor, es decir, conllevara directamente el colapso de la economía.El miedo, como también ocurrió en el reciente referéndum en Irlanda, ha sido el arma que ha utilizado la derecha para conseguir lo que desea, la continuación de las políticas neoliberales que han debilitado enormemente el mundo del trabajo, bajando los salarios, desmontando la protección social y debilitando el Estado del Bienestar. El proyecto actual de las derechas en la Eurozona tiene como objetivo transformar la Europa Social en la Europa Neoliberal. Y lo están consiguiendo, con la complicidad durante muchos años de la socialdemocracia, causa de su declive electoral. En este proyecto, Grecia ha sido el Estado donde esta estrategia se ha mostrado más exitosa.http://www.elplural.com/2012/06/17/el-futuro-de-grecia/

  2. Caso Dívar: desconfía siempre de un meapilasLa caída del presidente del Consejo General del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, era cuestión de tiempo. Su increíble proceder como “cuarta autoridad del Estado”, representante ejecutivo máximo del Poder Judicial, debería tener una consecuencia penal clara por encima de su responsabilidad “política”. No sólo pasó gastos privados contra el erario público sino que luego inventó coartadas, asustadizo, ‘cagadito’ de vergüenza como es fácil colegir por las imágenes de televisión en las que aparece como ido y tambaleante.Gallardón, cómpliceNunca, España estuvo más unida en torno a esta idea: Dívar debe ser empujado al precipicio, (aunque lo haya sostenido incomprensiblemente Alberto Ruiz- Gallardón, que es todo menos lo que intenta aparecer ) y debería pagar por sus fechorías. Pero, ¿qué interés oculto puede tener el ministro de Justicia para intentar apuntalar a un personaje tan deleznable como Dívar? ¿El Opus Dei? ¿Los Legionarios de Cristo? ¿El padre Maciel? ¿Los “kikos” de Argüello?¡Resulta increíble! ¡Bochornoso! Gallardón, huido en su cómoda poltrona a la espera de su oportunidad que nunca ha desechado, debería dar explicaciones de su apoyo a Dívar y luego constatar que ni siquiera los vocales conservadores le hacen el más mínimo caso.A misa con dinero públicoEntre los procederes indecentes (ni siquiera entro en su condición sexual, eso es cosa suya) de Carlos Dívar está que en sus vacaciones privadas en Fuerteventura insistía –y obtenía-en disponer de un vehículo oficial con chófer para ir a Misa y después a la playa.¿Se habrá visto alguna vez tamaña caradura? Debía saber, y, si no lo sabía, todavía peor, que estaba utilizando el sacrosanto dinero de los españoles –que es sagrado- pero como dicen los que le conocen su catálogo de principios básicos es : del pecado se sale (basta confesarse) del delito, más difícil. ¡Qué país, Miquelarena!BeatosMi experiencia vital es que lo peor de lo peor que me he encontrado a lo largo de mi vida (ya larga y abigarrada en experiencias de todo tipo) siempre han sido esos que van con el cilicio puesto, con la ceniza llamativa y vistosamente colocada encima de la frente, los que invocan constantemente su fervor religioso. Lo siento, pero es así. Y me tengo por católico convicto y confeso. Casi lo único que sabíamos de Dívar era que alardeaba públicamente de su beatería y que emboscaba sus abusos sociales (no encuentro otra palabra para describir la malversación de dinero público y el abuso de poder) sobre la práctica religiosa.Los que se bañan en agua benditaVuelvo a insistir: no se fíen ni un pelo de esos personajes aparentemente beatíficos…¡Por favor! Son como sepulcros blanqueados y a ellos la verdad “jamás les hace libres”.continua,,,,

  3. Estoy pensando en un tipo pequeñito y renegrido, de voz atiplada, que utiliza la calculadora en ristre y su amistad con el arzobispo le ha salvado la vida, aunque se dedica a injuriar al doctor Montes, y al Barcelona FC al que en su medio acusa de “dopaje”. No he visto que Rosell haya hecho entre los millones de seguidores del Barça campaña para que dejen de marcar la X a favor de la Iglesia en su declaración del IRPF.La Iglesia atraviesa por momentos cruciales. En realidad siempre los ha pasado a lo largo de sus más de dos mil años de Historia. Pero en España la cosa es bien diferente y aún más grave. A los jerarcas no les debería extrañar el abandono del pueblo respecto a sus pastores religiosos y de la Iglesia oficial. Tan llamativo. ¿No se pueden siquiera preguntar las razones? Porque el hombre necesita algo al que asirse…Mucho más en momento tan terribles como los actuales.No quiero ni escribir hoy de pederastas, mafias económicas, ni de los que se aprovechan de la institución religiosa, ó de los que predican una cosa y hacen justamente la contraria, etc… Tiempo habrá de tabular a algún que otro sin-vergüenza que se refugia entre sotanas y cirios apagados. De aspecto renegrido, voz atiplada y corto de remos.Graciano Palomo es periodista y escritor, director de FUNDALIA y editor de IBERCAMPUShttp://www.elplural.com/2012/06/17/caso-divar-desconfia-siempre-de-un-%E2%80%98meapilas%E2%80%99/

  4. @JoséGrandioso el post sobre el indigno Rajoy.No sé qué añadir.Lo único suscribirlo de cabo a rabo.Un abrazo.@FutbolínLo del ínclito Dívar no debe acabar solo con su amante con el culo al aire.Pero en este país de pandereta,nunca pasa nada.Hasta que pase.Y lo paguemos quiénes menos lo merecemos.Como siempre.Un abrazo.

  5. Los sacrificios europeos (http://www.agarzon.net/?p=1880)Posted on junio 9, 2012 by Alberto Garzón EspinosaEn mayo de 2010 el entonces presidente de España, J. L. Rodríguez Zapatero, anunció un plan de duros recortes sociales con los que trataba de satisfacer las exigencias que imponían las autoridades europeas. Así comenzó para nuestro país la explícita obsesión por calmar y contentar a los llamados mercados financieros.Desde entonces la ciudadanía se ha familiarizado con la prima de riesgo, indicador que refleja la confianza de los mercados en nuestra economía, e incluso con conceptos económicos y financieros notablemente más complejos. Todo ello es el reflejo de una nueva etapa, ya reconocida por todos, en la que los mercados financieros son quienes determinan la política de cualquier país.Claro que cuando decimos mercados estamos diciendo, en realidad, bancos y grandes fortunas.Ciertamente un mercado somos todos, pero parafraseando a Orwell algunos son más mercado que otros. No en vano la democracia de un mercado es la que emana de la distribución del dinero: tanto tienes, tanto mandas. Yo puedo participar en un mercado, pero no tengo capacidad de influencia y decisión en comparación con el banco Santander o el multimillonario George Soros. Imaginen una subasta en la que rivalizamos con el señor Botín; eso es un mercado.El problema es que estos sujetos que se esconden tras el concepto difuso de mercado son por naturaleza insaciables. En realidad a los bancos, y a los fondos de inversión en los que invierten las grandes fortunas, no les interesa la economía de Grecia o España. Y mucho menos la calidad de vida de sus ciudadanos. Lo que persiguen no es otra cosa que los beneficios económicos que surgen de las oportunidades de negocio financiero. En la última década ese negocio ha estado en la burbuja de las empresas tecnológicas que cotizaban en bolsa, en las hipotecas subprime, en la burbuja inmobiliaria, etc. Y ahora mismo el negocio está en exprimir a través de la deuda pública a los países más débiles de una eurozona estrepitosamente mal diseñada.Cuando los mercados exigen políticas concretas a los gobiernos no lo hacen pensando en nosotros. Lo hacen pensando en sus negocios. Por esa razón a los mercados no les importa dejar la economía como tierra quemada y a la ciudadanía en condiciones de semiesclavitud. Lo que los mercados exigen es que se puedan seguir manteniendo los flujos de dinero que van desde las arcas públicas hasta sus bolsillos. Por eso exigieron cambiar la constitución española y consiguieron declarar en el artículo 135 que la prioridad de nuestro país es el pago de intereses a los acreedores y no el gasto en educación o sanidad. Lo primero es lo primero. Business is business.Los gobiernos están equivocados si creen que obedeciendo ciegamente a estos mercados se logrará salir de la crisis. De hecho este nuevo tipo de vasallaje nos está llevando a una situación en la que nuestra economía no deja de empeorar. La prima de riesgo sube cada semana un poco más, lo que provoca el anuncio de nuevos recortes. Y esos recortes a su vez generan más crisis y más recortes. Todo ello se cristaliza, no lo olvidemos, en drama social padecido por las personas más desfavorecidas.No es este esencialmente un problema económico, sino político. La economía es la forma en que se organiza una sociedad para producir, distribuir y consumir, y dicha organización depende de los criterios y las prioridades políticas de los gobiernos. Nuestro gobierno, así como el precedente, ha expresado públicamente que la mejor forma de acabar con la sequía es sacrificar a los ciudadanos. El gobierno espera que así los mercados traigan la lluvia. No hay fundamento, pero así estamos.Para salir de este agujero lo primero que tenemos que hacer es sustituir la fe por la ciencia y a los chamanes por economistas que piensen en la ciudadanía. Ante los mercados financieros no cabe sumisión, sino rebeldía. No podemos dejarnos organizar por a quien nada importamos.

  6. LO QUE ESPAÑA NECESITA: Nuevo libro de V. Navarro, J. Torres y A. Garzón ya disponible en pdfPosted on junio 12, 2012 by Alberto Garzón EspinosaEn los próximos días se podrá adquirir en librerías nuestro nuevo libro, LO QUE ESPAÑA NECESITA. Una réplica con propuestas alternativas a la política de recortes del PP, que ha sido editado por Ediciones Deusto.De momento, puede leerse en su versión digital descargándolo de aquí:http://juantorreslopez.com/wp-content/uploads/Espana-necesita.pdfRogamos su lectura y difusión. No es posible salir de la situación en la que estamos sin hacer que la población tome conciencia de lo que verdaderamente sucede y de que hay alternativas a las medidas que se están adoptando solo para satisfacer a los de arriba.

  7. http://salaimartin.com/randomthoughts/item/328-primeras-valoraciones-aleatorias-de-las-elecciones-griegas.htmlParece que en Grecia han ganado los partidos "pro rescate" (“pro bailout” o "pro tomate", que diría Rajoy). Suponiendo (y a lo mejor es mucho suponer) que Nueva Democracia y PASOK forman un gobierno de coalición, los defnsores de la ortodoxia europea están tranquilos. Digo que es mucho suponer porqué no está claro que al PASOK le interese formar parte de este gobierno. No hay que olvidar que ha perdido una gran parte de sus votantes a favor de Syriza por culpa de su apoyo a los planes de rescate impuestos por la Unión Europea, por lo que no sería de extrañar que decida quedarse fuera a pesar de toda la presión que le va a venir desde Europa para que ayude a la gobernabilidad de Grecia y, por ende, de Europa. De hecho la primera reacción del PASOK fue anunciar que no formará parte de ningún gobierno en el que no esté Syriza. Se abre una nueva partida de poker entre políticos irresponsables.La aparente victoria de los partidos "pro rescate" puede provocar (ya veremos) una cierta tranquilidad en Europa: Grecia no incumplirá flagrante y desafiantemente los acuerdos que tomó con sus socios para obtener el rescate y, por lo tanto, no se desencadenará la cadena de eventos que podría haber acabado con el Armaguedón inmediato del euro. La consecuencia es que hoy lunes, la Unión Europea no tendrá que decidir si le corta el grifo a Grecia y desencadena el apocalipsis o no. Muchos en Grecia respiran hoy tranquilos. Muchos más en Europa, también.La sensación es que se ha salvado la primera bola de partido pero, igual que en el Tenis, eso no supone el final sino que el partido continua. Parece que los dos partidos “tradicionalmente mayoritarios” (la Nueva Democracia de centro derecha y el partido socialista, PASOK) van a formar gobierno de coalición. Hay que recordar que ambos partidos han prometido durante la campaña electoral pedir a la UE una renegociación del Memorandum of Understanding (MOU) del rescate de 173.000 millones (es decir, renegociar las condiciones del rescate) que han catalogado de excesivamente austeras y causantes de los problemas de Grecia.Los problemas de Grecia NO han sido causados por la austeridad sino por una clase política malversadora y mentirosa que mintió sobre su verdadero estado de cuentas y metió a su país en el Euro sin cumplir las condiciones, un sistema fiscal laxo e ineficiente que permite la evasión fiscal masiva y una falta de inversión en productividad que ha causado una pérdida secular de competitividad y que impide que Grecia pueda vender en el exterior y recuperarse en un momento que se hunde la demanda interna. Dicho esto, los aumentos de impuestos y las reducciones de gasto agravan las recesiones: si bien la austeridad no es la CAUSA de los males griegos, si que AGRAVA la situación a corto plazo. Es importante tener eso en cuenta porque si se sigue con esta política de austeridad implacable, por más necesaria que sea en el largo plazo, la situación griega va a agravarse en el corto plazo. Eso quiere decir que si no se relajan las condiciones impuestas por la Troika (Comisión Europea, FMI y el BCE), el nuevo gobierno va a durar poco. Solo hace falta recordar que el último gobierno electo de Grecia, el del socialista George Papandreou, duró solamente dos años y eso que contaba con mayoría absoluta. Lo mismo va a pasar con el gobierno que sale de las urnas hoy, un gobierno que no solo no tendrá mayoría absoluta sino que, como he dicho en el punto 1, suponiendo que se le tuerza el brazo al PASOK para que entre en el gobierno, no tendrá ninhguna gana de estar ahí por lo que puede aprovechar la más mínima ocasión para salir y romper de ese modo la frágil coalición. Si el deterioro económico sigue, el nuevo gobierno puede durar mucho menos de dos años.

  8. A pesar de que va a haber llamadas para hacer un gobierno de unidad popular, el partido Syriza de Alexis Tsipras va a intentar quedarse fuera del gobierno a sabiendas de que a medida que la situación empeore, su apoyo popular va a ir en aumento al mismo ritmo que se deteriore el apoyo al nuevo gobierno. Es decir, Tsipras sabe que la UE ha salvado la bola de partido, pero el partido continua y que, si la economía no se recupera, Syriza tiene todos los números para gobernar a partir de las próximas elecciones. Ellos lo saben y lo van a utilizar para desestabilizar en la calle todo lo que puedan.La Unión Europea debe tener eso muy en cuenta y deben buscar una solución que mantenga la austeridad a largo plazo pero que permita buscar el crecimiento a corto plazo. Como he dicho en el puntp 5, dejar a los partidos “pro rescate” de la mano de Dios es forzar su caída en unos meses y exponer a Europa de nuevo al peligro de desintegración. Y que todo el mundo recuerde que si el nuevo gobierno griego cae pronto, las próximas elecciones Griegas tendrán lugar cuando Alemania celebre las suyas y Angela Merkel esté luchando por su supervivencia política en un entorno que cada vez está más cansado de pagar por los rescates de todos. Por lo tanto, es de esperar que Alemania ceda un poco para dar margen de maniobra al nuevo gobierno griego y acceda a renegociar la condicionalidad impone a los países rescatados.

  9. Lo que nos lleva a España. Según el ministro De Guindos, la nueva situación griega tendría que relajar la prima de riesgo de España: el Armagedón y el riesgo de contagio se alejan y Alemania va a tener que ceder un poco en el terreno de la austeridad. El ministro De Guindos decía la semana pasada que una gran parte de la prima de riesgo española estaba causada por la incertidumbre causada por las elecciones griegas. Hoy lunes veremos hasta qué nivel baja la prima de riesgo. Si la prima de riesgo baja y se queda baja durante mucho tiempo, De Guindos tenía razón. Si no baja o si baja solamente durante unos días, no sólo se demostrará que De Guindos estaba equivocado sino que ya no quedarán razones(*) para seguir dando las culpas a los extranjeros malignos y alguien en España deberá asumir responsabilidades de una vez. Se acerca la hora de la verdad. Cuando Hollande ganó las elecciones en Francia, dije desde este blog que el verdadero ganador era Rajoy ya que eso ablandaría a Merkel en el sentido de permitir el rescate de los bancos Españoles sin necesidad de intervenir al país entero. La victoria de Nueva Democracia en Grecia puede significar un nuevo triunfo de Rajoy en unas elecciones fuera de España ya que no solo se ha evitado el temido contagio postelectoral griego sino que en las próximas semanas se va a hablar en Europa de relajar la austeridad (y eso pasará justo cuando se esté redactando del MOU para el "tomate" de España). Los resultados de las elecciones griegas podrían dar unas semanas de tregua al euro y Rajoy debe aprovechar ese balón de oxígeno para hacer las cosas bien. Todavía está a tiempo de rectificar y de demostrar que sabe como sacar a España de atolladero. Los 5 primeros meses han sido un desastre que han depreciado notablemente el capital político y la reputación del Partido Popular entre el electorado. Pero el rumbo todavía puede cambiar. Salvada la bola de partido, estamos en deuce y saca Europa. Se sigue jugando el último set.(*) Que no queden excusas no quiere decir que el gobierno no pueda encontrar de nuevas. Al fin y al cabo, si una cosa ha hecho bien el gobierno de España en los últimos tiempos es encontrar razones que dan las culpas a otros de todos los problemas para no tener asumir responsabilidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s