Freud versus Marx

 ¿La izquierda es realmente posible hoy?

 Ya sé que la mayoría de  todos esos fantasmas que pueblan los foros y los blogs se autoproclaman de izquierdas, pero ¿es verdad, practican realmente la ideología que afirman profesar?

 Llevo siglos diciendo por aquí que la izquierda no es ni más ni menos que la búsqueda real de la verdad y la entrega total a la consecución de la justicia.

 A ver, coño, que levante la mano todo aquel que suscriba este presupuesto progresista.

 La verdad, joder, casi nada. Recuerdo aquel maravilloso chiste que describía el diálogo entre 2 tipos sobre qué era realmente el comunismo.

 -Verás, el comunismo es que si tú tienes 2 casas y yo, ninguna, tú me des una de tus casas a mí.

 -Perfecto.

 -Pero, claro, también si tú tienes 2 panecillos, me tienes que dar uno de ellos a mí.

  Y el otro se puso a llorar desconsoladamente:

 -Pero, hombre, ¿qué te ocurre, por qué lloras?

 -Porque ya no puedo ser comunista, ya que tengo 2 panecillos pero no estoy dispuesto a darle uno de ellos a nadie.

 Es un cuento sencillo pero más real que la vida misma.

 Tan real es que el jodido cuento se ha cargado ni más ni menos que la mejor defensa que se haya hecho nunca de la solidaridad humana: el comunismo.

 Marx, Engels, Lenin, Trostky, creyeron que habían encontrado la piedra filosofal para resolver todos los problemas sociales de la humanidad.

 Seguramente es el mayor fracaso de la historia.

 La idea era tan buena, estaba tan profundamente basada en la filosofía de la historia y en la ciencia de la economía política que parecía que aquella teoría que alumbraron aquellos auténticos superhombres iba a arrasar de tal manera el devenir del género humano que, ellos no lo dijeron así nunca, pero pensaban sinceramente que habían acabado para siempre con las desigualdades humanas.

 Pero andaba también por allí, por los rincones de la ciencia, un tipo raro que se habían empeñado en bucear en todos los rincones del alma humana y había encontrado pulsiones irresistibles que condicionaban mucho más aún que las circunstancias económicas el comportamiento de este animal tan extraño como impredecible que es el hombre.

 Es por eso que este frustrado aprendiz de comunista del cuento le dijo a su amigo, rompiendo a llorar, que no podía seguir esta ideología porque él tenía 2 panecillos, o sea, porque ante el razonamiento de la inteligencia se había impuesto el instinto de propiedad.

 Puede parecer una historia banal pero es el mismo instinto que ha acabado hasta ahora con todos los intentos políticos serios de instituir la propiedad común, el insobornable egoísmo del hombre no acepta de una manera definitiva perder un átomo, por muy pequeño que sea de su propiedad personal, en aras de adscribirla a la propiedad colectiva que no ha podido superar, hasta ahora, la fase de entelequia.

 De modo que es el jodido y mezquino interés personal, individual, el que se ha cargado la mejor de las ideologías políticas que ha sido capaz de alumbrar el genio humano.

 Y aquí estamos, jodidos y descontentos, contemplando con una sensación de rabia y de asco como 4 jodidos tipejos están esclavizando a todo el género humano aprovechándose de ese instinto egoísta y canalla que se manifiesta incapaz de hacer algo realmente desinteresado.

13 comentarios en “Freud versus Marx

  1. Sencillo directo y clarificador Pepe, te ha quedado fácil de leer y para los que deseen pasar el rato leyendo otra cosa de comprensión fácil y con verdades como puños aquí traigo este de una periodista comprometida:Debates de pajapor Olga Rodríguez17 de mayo de 2012 14En febrero y marzo de 2003 seguí desde Bagdad el debate diario introducido por Estados Unidos y asumido por buena parte de la prensa internacional. En él se imponían cuestiones referidas al alcance que podían tener presuntos misiles Scudiraquíes, al carácter de las ojivas y muelles de dichos misiles y a la búsqueda de las inexistentes armas de destrucción masiva. La táctica cuajó, tuvo el efecto buscado. Las causas reales que motivaban a Estados Unidos en su empeño por ocupar Irak se vieron desplazadas por aquél debate técnico y estéril.Ahora asistimos a un ruido similar, en el que las voces dominantes imponen debates-paja alejados del grano de los problemas.El objetivo del discurso oficial es hallar cuántos recortes y barbaridades se necesitan para seguir alimentando a un monstruo cuya prioridad son los intereses del poder financiero y el desarrollo de las cadenas de distribución global de las multinacionales, construidas sobre ejércitos de trabajadores baratos concentrados en el llamado Sur.En segundo plano, casi ocultos en los discursos del poder, quedan el bienestar y los derechos amenazados de los ciudadanos.La gran difusión que reciben los mensajes tecnócratas ayuda, y de ese modo un honesto trabajador puede terminar creyéndose que lo mejor para él es que se reduzca el déficit y se inyecte dinero a la banca a costa de reducir los servicios públicos.Los fenómenos atmosféricosLos efectos del sistema económico actual se presentan como fenómenos atmosféricos impersonales. De este modo, los mercados son entes con vida propia que se mueven al son de las leyes de la naturaleza, normalmente sabias, a veces crueles, pero siempre autónomas, sin dirigentes ni cómplices humanos. Y así, cuando cae la tormenta, el fraude pretende aparecer inocente, sin responsables.continua……

  2. Según estas tesis dominantes, el crecimiento económico es la consecuencia natural del capitalismo. Se produce gracias a la concentración de capital, derivada de la competitividad, otro concepto planteado como un fenómeno tan natural como el discurrir de un río: sencillo, inocente, inevitable.Que Bankia –líder en desahucios– sea rescatada con más de 7.000 millones de euros de dinero público se presenta como lógico e incuestionable, más aún teniendo en cuenta el informe emitido el 25 de abril de este año por el Fondo Monetario Internacional, ese organismo que se presenta siempre como juez y nunca como parte interesada:“Para preservar la estabilidad financiera es fundamental que estos bancos [vulnerables], especialmente el más grande, adopten cambios y medidas decisivas para fortalecer sus cuentas de resultados y mejorar sus prácticas de gestión (…) Para evitar que los costes sean demasiado altos para que la industria [financiera] pueda asumirlos, sobre todo en un periodo de tiempo razonable, puede ser necesaria una mayor dependencia de fondos públicos (…) ”, rezaba uno de los párrafos del informe del organismo internacional.La fiabilidad de los informes “sagrados”En los años setenta México fue considerado uno de los mejores reformistas del mundo. Poco después, cayó en picado durante la suspensión de pagos de deuda. En los años ochenta Argentina fue presentada como un ejemplo para el planeta. Años más tarde, en 2001, explotó con la crisis del “corralito”. En 2007 el Banco Mundial presentó Egipto como modelo exitoso y lo escogió como “el número uno de los reformistas”, porque aplicaba medidas que favorecían la inversión extranjera y la reducción del déficit. El 40% de la población egipcia vivía –y vive– con menos de dos dólares diarios, el coste de la vida se había duplicado en pocos años, se habían congelado los salarios y había crecido las desigualdades sociales y el desempleo. Pero los datos que importaban eran otros.“Lo que ocurre en el norte de África muestra que no es suficiente tener en cuenta los buenos datos macroeconómicos; tenemos que mirar mucho más allá de eso”, llegó a reconocer tras el estallido de las revueltas árabes Dominique Strauss-Kahn, entonces director del FMI.

  3. Ahora le llega el turno al Mediterráneo europeo. Se imponen los debates-paja. Nos hablan de ojivas, muelles y misiles, de medidas necesarias e inevitables. Si las aplicamos, quizá haya informes positivos. ¿Servirán de algo?Podemos creernos, como el caballo Boxer de “Rebelión en la granja” (Orwell), que ahora más que nunca debemos comportarnos como súbditos sin derecho a rechistar para que el sistema siga funcionando. “Trabajaré más fuerte, trabajaré más fuerte”, se decía Boxer mientras sus gobernantes, los cerdos, seguían atiborrándose de la comida que robaban al resto de la granja. El caballo sucumbió por agotamiento y los cerdos lo llevaron al matadero porque ya no les resultaba útil.El proceso de acumulación de capital está llegando a límites extremos. Ha generado inestabilidad financiera, estancamiento y un aumento de la desigualdad. La brecha entre ricos y pobres crece. Cuando las cosas no funcionan, hay que cambiar de modelo. Pero en vez de impulsar esfuerzos colectivos para implementar nuevos esquemas de organización, seguimos tratando de salvar un barco que avanza contra nosotros mismos. Y así permanecemos, como diría Lorca, “como peces atados a un punto sin conciencia”.http://www.eldiario.es/zonacritica/2012/05/17/debates-de-paja/

  4. Artículo publicado por Vicenç Navarro, 16 de mayo de 2012Este artículo señala que las políticas de austeridad impuestas a Grecia por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) así como el Consejo de Europa y el binomio Merkel-Sarkozy, han conducido a aquel país a una enorme recesión. La insistencia de estos organismos en continuar imponiendo tales políticas “extremistas” está generando una respuesta saludable de rechazo por parte de la mayoría de la población y de los partidos políticos que, paradójicamente, los medios de información (que son más de persuasión que de información) los definen como “extremistas”.http://www.vnavarro.org/?p=7272

  5. Señor Palazón: he leído su artículo y me ha parecido muy acertado en varios puntos, pero sólo quisiera hacer justicia con algo: Freud jamás habló de "instinto" sino de "pulsión En alemán, trieb). la traducción literal sería, pues, empuje. Freud decidió aprender castellano para poder revisar su obra traducida por López Ballesteros, pero éste siguió empecinado con la palabra "instinto". Y la razón de este concepto, pulsión, es que él consideraba que ya no tenemos, como el animal, instinto, sino que nuestra energía, incluso aquello que pudiéramos llamar atávico, está siempre mediatizado por lo simbólico, por la cultura. Y ahora una apreciación personal: tal vez sea la pulsión de muerte lo que nos insta al egoísmo, al acaparamiento, y arruina toda posibilidad de cambio radical en la sociedad. Siguiendo este razonamiento, las derechas triunfan porque son congruentes con este aspecto tan inherente a lo humano. Me alegra haber encontrado su blog, le mando un apretón de manos afectuoso, Laurasuboalsur@gmail.com

  6. Para Laura:Ante todo, bien venida y gracias por sus inmerecidos elogios.Yo sí que me declaro tributario de su aportación con la que estoy conforme en todo.A mí también me gusta más pulsión que instinto porque pienso también que el instinto tiene una referencia exclusivamente animal y a lo que yo me refería era a algo que superando al instinto no llega a la racionalidad.En realidad, yo también uso dicho término, si bien en plural, cuando digo literalmente "y había encontrado pulsiones irresistibles".En cualquier caso, su comentario aporta una definitiva lucidez a mi post, que me había quedado un poco inconcreto, por lo que le reitero mi agradecimiento.Esperando verla por aquí de vez en cuando para enriquecer nuestra conversación, la saludo afectuosamente,

  7. Últimamente me noto unas "pulsiones" asesinas o justicieras que no se bien yo de donde me vendrán, me ocurre que mirando esa foto de abajo en el post anterior de "La grandeza inversa" y ver ese conjunto al rededor del CAZADOR de paquidermos, no puedo evitar leer:"La mafia excelsa" aunque una persistente voz interior me dice que son solo los "Colaboradores necesarios" de los verdaderos capos y que no son "los autores intelectuales" estamos pues ante los cómplices de los verdaderos im-pulsores del Estado del Malestar .Bienvenida Laura a este rinconcito hospitalario de Pepe, en el que nos dedicamos a clamar en el desierto, un desierto en el que mas pronto que tarde seremos una famélica legión que estaremos jodidos pero contentos por que de cuando en cuando nos escriben ciudadan@s ejemplares. Salud compañeros.

  8. ¿Malas pulsiones?, espero que solo dea una falsa alarma:¿Tú también, Juan?por Antonio Avendaño18 de mayo de 2012 10Si Juan Sánchez ha aceptado sobornos estamos perdidos. Aunque no lo parezca, la corrupción de un modesto comunista de la periferia municipal de Andalucía sería en cierto sentido un hecho mucho más alarmante que la corrupción del tesorero del primer partido de España, más que la del presidente de una próspera autonomía, más que la del yerno del mismísimo rey y hasta más incluso que la del presidente de todo un Tribunal Supremo.A fin de cuentas todos estos tipos son gente importante e incluso muy importante, y en esa clase de gente no es raro un cierto sentimiento de impunidad, que combinado con la falta de imaginación suele resultarles letal. De hecho, siempre los pillan por lo mismo: porque no toman suficientes precauciones, y no las toman porque siempre se sintieron impunes y porque nunca tuvieron la imaginación necesaria para suponer que alguien podía permitirse la audacia de investigar sus andanzas.La detención y encarcelamiento bajo fianza de 200.000 euros del exalcalde de Izquierda Unida y actual concejal de Urbanismo de la localidad malagueña de Casares ha dejado conmocionados y perplejos no sólo a sus compañeros de la coalición y del Partido Comunista de Andalucía, sino a mucha más gente, a la gente que todavía creía que quedaban espacios en la vida pública española inmunes a la corrupción. Si, como creen los investigadores policiales y el propio juez, Juan Sánchez fuera en verdad culpable de haber aceptado dinero de una trama investigada por blanqueo de capitales, a la que pudo favorecer en el proceso de autorización de una urbanización a pie de playa, estaríamos ante el último escalón de la degradación pública de todo un país.Los vecinos de su pueblo y hasta la propia alcaldesa han reunido los 200.000 euros de la fianza que le permitirá salir de la cárcel. Sus vecinos y sus amigos creen en él, pero para que los demás sigamos haciéndolo tendrá que explicarnos con todo detalle qué ha pasado. Los demás también queremos creer a Juan Sánchez, pero las cosas se han puesto tan feas que tendrá que convencernos de que no ha hecho lo que dicen que ha hecho. Uno de los hechos investigados es el cobro de varios billetes premiados de la ONCE.César Valejo clamaba con voz amarga y premonitoria: “si España cae, digo, es un decir, salid, niños del mundo, a buscarla”. También mucha gente de la izquierda clama, incluso sin saberlo, eso mismo estos días: “si cae Juan Sánchez, digo, es un decir…”. En el momento de caer asesinado, el otro César preguntaba, conmocionado y perplejo, “¿tú también, Bruto?” Igualmente, mucha gente de la izquierda se pregunta desolada estos días “¿tú también, Juan?”.Si ese hombre al que todos cuantos le conocen han considerado siempre un ejemplo de honestidad con su pueblo, de entrega con su partido y de compromiso con las mejores causas, que son siempre las causas perdidas, si ese hombre también hubiera sucumbido a la tentación del dinero sucio, ¿qué asidero ético nos queda? ¿Qué ejemplo, qué espejo, qué modelo, qué horizonte, maldita sea?http://www.eldiario.es/zonacritica/2012/05/18/tu-tambien-juan/

  9. La izquierda anda mas perdida que el Santo Grial y el comunismo ya lo asesinaron los propios comunistas. El capitalismo secillamente se está suicidando con los bancos echando humo porque dinero no hay y los mercados comprando y vendiendo aire porque solo tenemos deudas. Bonito panorama de destrucción masiva con unos políticos ineptos echando gasolina al fuego. Me ha gustado tu post. Saludos. Cima.

  10. No me aclaro mucho contigo, no sé si llamarte Lisistrata o Cima. He visitado tu blog, Geometría de invierno, y no he resuelto la duda, seguramente por mi torpeza senil.Bien, sea como fuere, tu comentario, dentro de su brevedad, compendia toda la sabiduría del mundo sobre el estado de éste. No se puede decir más con menos palabras.Saludos,

  11. Gracias por la bienvenida. Es cierto que los blogs aún permiten que se demore la palabra en una idea, lo que en face es bastante inadmisible. Allí tenemos los tiempos neuróticos de una escena de pura "mostración". Es la mirada del otro la que talla, es su fisgoneo posible el que nos obliga a publicar, y así convalida nuestro estar en la red. Los tiempos son los de la seducción curiosa, los de la imagen que impone una ficción superficial, anodina. El blog, en cambio, nos deja deslizarnos por el pensamiento, casi como si escribiéramos una carta. Tuve uno o dos en el 2005 y 2006, y luego, parte de ese material, lo he convertido en libro. Aún no he he echado un vistazo a sus otras notas, José, pero aquí nos reunirá, seguramente, el desconcierto por el mundo y la intención de cambiar algo de él antes de irnos. Celebro conocernos e integrarme a este espacio de bella resistencia. Laura

  12. Laura, estoy, al propio tiempo, alegre y temeroso porque no sé si mi blog y yo seremos capaces de estar a su altura. Yo incurrí en esto de los blogs buscando distracción a mis arduas tareas novelísticas y un ensayo que titulaba "Progreso y regresión" y que ahora tengo absolutamente abandonado.Y me ha sucedido una cosa muy curiosa, he abandonado las 2 novelas en las que trabajaba, una falsa autobiografía de Leonardo y la historia del último juicio que llevé ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo que titulé Ensayo sobre la justicia, que prácticamente se halla terminada, y, por supuesto, también el referido ensayo, que ahora me parece farragoso e incluso ilegible cuando lo comparo con esto que ahora escribo casi diariamente.He pensado reunir todos estos trabajos en un libro pero me parece que el resultado sería excesivamente fragmentario e incluso a veces, contradictorio, dependiendo de mi estado de ánimo.En fin, Laura, reitero mi bien venida y espero verla por aquí con frecuencia por el bien de todos.Gracias y un afectuoso saludo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s