Arturo González (III) Fuera máscaras.

Sostengo indeclinablemente que somo unos pequeños hijos de puta. Que Dios, o la naturaleza, nos dotó de un instinto de supervivencia tal que somos capaces de adaptarnos a cualquier circunstancia, por muy penosa que sea, somos en todo momento capaces de hacer aquello que nos asegure no sólo seguir viviendo sino continuar también soportándonos a nosotros mismos, aun siendo perfectos conocedores de lo que somos, de ese siniestro personaje que hemos ido forjando poco a poco dentro de nosotros.

 Y todo esto lo escribo a propósito del cierre del blog de Arturo González. Allí, se congregaba, o se congrega, porque todavía siguen escribiendo en aquel foro ferozmente los contertulios, conscientes como son de que un día de estos, Público.es echará el cerrojazo y ellos se quedarán huérfanos de un sitio aceptable, porque esa página web que ahora tienen no lo es, para seguir opinando tan desaforadamente como lo hacen.

 Yo, cuando de vez en cuando leo a algunos de ellos, los que más merecen la pena, relativamente, me asombro al ver cómo son capaces de conjugar una capacidad crítica realmente notable para enjuiciar a los demás y absolutamente nula para enjuiciarse a sí mismos.

 Porque sólo hablan, o escriben, para ser exactos, de libertad y democracia cuando ellos mismos no son otra cosa que el peor de los ejemplos de antidemocracia y represión.

 Para no equivocarse en estas andaduras filosóficas no hay otro remedio que ir de la mano de los genios. Cuando se trata de democracia y libertad, el primero de los genios al que hay que echar mano es a Voltaire. Éste fue en su momento, la cumbre del pensamiento liberal, hasta tal punto que cuando la derecha quería denostar a alguien lo llamaba volteriano, y cuando la progresía quería ensalzarlo utilizaba el mismo adjetivo.

 Voltaire no sólo creo al prototipo más claro de la ultraderecha, el doctor Pangloss, sino que estableció la regla infalible para enjuiciar a la izquierda democrática: aborrezco lo que usted dice, pero daría mi vida para que pudiera seguir diciéndolo.

 Punto y aparte, coño, punto y aparte. Porque con esta frase del genio de los genios, se dijo todo sobre la democracia y la libertad.

 Libertad de expresión, pero de verdad, de la buena, de la auténtica y no como la que fingía utilizar toda esa gentuza que, por ejemplo, llenaba el chat de Saco y ahora ha ocupado hasta reventarlo el blog de Arturo González: se les llenaba, se les llena y se les llenará la boca, la garganta, los pulmones y se les congestiona el rostro gritando democracia y libertad y no tienen ni puñetera idea realmente de lo que  estas sacrosantas palabras significan porque han consagrado su vida a hacer todo lo contrario de lo que ellas representan.

 Democracia: mandato del pueblo, poder del pueblo, coño, pero, ojo, que el pueblo somos todos, incluso yo, yo y todos esos otros a los que vosotros habéis declarado malditos e innombrables porque un día contribuyeron de alguna manera a desenmascararos; cuando cometimos el imperdonable sacrilegio de salirnos del rebaño sáquico fuimos arrojados para siempre al infierno dialéctico, nunca, nunca, nunca más nuestra voz sería tomada en cuenta porque ese nuevo Papa de la estulticia más sangrante lo había decidido así, cuando tenía que haber sido todo lo contrario, si yo y algunos otros éramos los réprobos de vuestra idiotesca religión deberíais de haber dedicado alguna pequeña parte de vuestro precioso tiempo a combatir lo que éramos, lo que representábamos, lo que decíamos, lo que escribíamos, pero, no de ninguna manera, los réprobos al puñetero y definitivo infierno, contradiciendo la máxima volteriana.

 Pues, muy bien, queridos muchachos, sólo que ello os quitaba la máscara de vuestro puñetero rostro para siempre porque entraba en función el maravilloso principio volteriano: podíais muy bien aborrecer lo que yo y otros pocos decíamos y representábamos pero en lugar de silenciarnos para siempre como hicisteis, estáis haciendo y haréis, podíais dedicar, de vez en cuando, muy de vez en cuando, para no perder vuestro precioso tiempo, unos instantes a combatir lo que somos y lo que decimos.

 Pero no lo habéis hecho ni lo haréis porque vosotros no sois democrátas ni libertarios ni Cristo que lo fundó, sino una hatajo de gentes soberbias que adoráis frenéticamente vuestro propio ombligo y ay de aquel que haya osado desenmascararos, más le valiera atarse una piedra al cuello y arrojarse de cabeza al mar porque nunca, nunca, nunca volverá a tener para vosotros el don de la palabra, repugnantes hipócritas.

12 comentarios en “Arturo González (III) Fuera máscaras.

  1. ¡¡Jolín¡¡ pues si que había buen marro en el blog de Arturo y yo sin enterarme cosa que es de lo mas normal porque casi siempre me entero de la misa la mitad, entre mi poca productividad, el pernicioso contubernio que nos rodea y lo manta que soy, de un montón de cosas me entero tarde y mal, pero por suerte para mi, el buen Dios aun sin existir tiene con mi menda el buen proceder y costumbre de apretar sin llegar al ahogo y para salvarme de la tontería me ha dotado de cierta intuición y a veces con tan solo pasar cerca de la piscina advierto con pocos datos de que estamos ante tan solo un charco de aguas contaminadas.A Arturo lo he leído en algunas ocasiones y con la poca memoria que tengo tan solo puedo decir que no me convencía demasiado, vamos que no me despertaba en general demasiado entusiasmo cosa que por ejemplo si me lo paso bomba leyendo tu blog y no lo digo por hacerte la pelota, porque como los dos sabemos eso sería de muy poca utilidad, jajajaLa verdad es que conocí tu blog a través de los comentarios de “puntadas sin hilo” pues leí el artículo que Arturo dedicaba a la prevaricación de Garzón y no pude estar mas en desacuerdo con el, de manera instintiva, y es que yo siempre fui de la opinión de que a los nuestros hay que defenderlos a muerte, incluso cuando se equivocan, si lo hacen por un fin noble, como todo en la vida pueden haber excepciones que nos obliguen a denunciar por los motivos que sean cuando uno de los nuestros comete un desaguisado de dimensiones inauditas, pero no me pareció jamás que Garzón tan solo por ser un poco vedette mereciera tal castigo, pues contra lo que muchos piensan creo que es mas chulo que vedette, y mas mesiánico que prevaricador, y se considera de izquierdas como yo, pues lo defenderé frente a la derecha que es lo mismo que hace ella con los suyos corregido y aumentado, pues esto es una guerra civil en la que siempre perdemos los mismos y no me da la real gana de cogérmela con papel de fumar, seguramente estoy equivocado pues como te decía José nunca me entero de la misa la mitad, por eso no voy nunca a la iglesia.Creo recordar que Arturo encontraba perfecta la sentencia por prevaricación y algún contertulio le acusaba de ser amiguete de uno de los jueces del tribunal que obviamente tenía que pronunciarse por unanimidad o si no quedaba jodido el invento, no se si sería verdad o no, pero me encantan los chulos como Garzón me recuerda al Clint Eastwood de Sin Perdón, y a donde no me llega la azotea me lleva el corazón, ¿tu como lo ves Maestro? No crees que todo es ideología y hartazgo de haber perdido la guerra día tras día.La gente que escribe en los foros suelta sus frustraciones en ellos y las mas de las veces es basurilla lo que ponen, ciertamente eso me parece a mi también, aunque con la pluma hoy PC el daño no es irreversible, O si. (sobre todo a la ortografía) Un abrazo José.

  2. Muy bueno Futbolín, lo has dicho justamente como yo lo siento. Cada dia leia la columna de Arturo, cada dia esperando reconciliarme con lo que escribia y cada día me cabreaba más, por ccosas como las que comentas. Nunca pude soportar, como no lo aguanto de nadie que se dice de izquierda, decir que vivimos en democracia, entre otras cosas, gracias al Borbon de los cojones.Si lamento su marcha, es porque es la señal del fin del periodico.Saludos

  3. Anónimo eso que dices de los Borbones me ha traído a la memoria a Peces Barba, que fue entrevistado hace poco en Salvados el programa del Follonero (Jordi Evole)en la Sexta y se ha vuelto, o ya lo era, que no lo sé, mas monárquico que la reina de Inglaterra, ¿alguien sabe que hemos hecho para merecer esta vergüenza?De acuerdo que el hombre está mayor y senil, pero jolín es que es vergonzoso y deprimente ver como se arrastran, si tienes oportunidad míralo en la sexta a la carta y verás que cosa mas repugnante y deprimente, luego te pegas un lingotazo, a la salud de José y mía, jajajaja

  4. Un Chiste:Un señor que va en coche y se percata de que está perdido, maniobra y pregunta a alguien en la calle: – ¡Disculpe!, ¿podría usted ayudarme? He quedado a las 14:00 con un amigo, llevo media hora de retraso y no sé dónde me encuentro! – Claro que sí -le contesta- se encuentra usted en un coche, a unos 7 Km . del centro de la ciudad, entre 40 y 42 grados de latitud norte y 58 y 60 de longitud oeste. Es usted FUNCIONARIO , ¿verdad? -dice el del coche Sí señor, lo soy. ¿Cómo lo ha adivinado? Muy sencillo, porque todo lo que me ha dicho es "técnicamente correcto", pero "prácticamente inútil": continúo perdido, llegaré tarde y no sé qué hacer con su información. Usted es POLITICO , ¿verdad? -pregunta el de la calle. – En efecto -responde orgulloso el del coche- ¿cómo lo ha sabido? – Porque no sabe dónde está ni hacia dónde se dirige, ha hecho una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema. De hecho, está usted exactamente en la misma situación que estaba antes de preguntarme, pero ahora, por alguna extraña razón parece que la culpa es mía.

  5. Un poco de cachondeo:BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOSEL PLURALLa Iglesia promete trabajos para toda la vida| 17/marzo/2012El primer efecto positivo de la tan discutida reforma laboral no se ha hecho esperar: la CEE promete contratos de trabajo para toda la vida. Cierto que no aseguran un gran sueldo, pero a cambio te prometen que nunca te arrepentirás y, lo más atractivo de la oferta: “una vida apasionante”. Pero no se emocionen, que los estoy viendo venir, que la CEE a la que me refiero no es la que ustedes se imaginan, sino la Conferencia Episcopal Española.Si yo estuviera en su situación, mejor dicho, dado que ustedes no están en la mía (miembro ilustre del partido que ha ganado las elecciones y, por lo tanto, a la espera de un cargo de consejero en una empresa pública), reflexionaría muy seriamente sobre tan generosa oferta. Nada de lo que la Conferencia Episcopal les promete es falso y me permito añadir que se quedan muy cortos a la hora de enumerar las bonanzas del puesto de trabajo que ofrecen.El sueldo es escaso, no les voy a engañar, pero tiene suculentos complementos que bien administrados dan para mucho. Para comenzar, la vivienda es gratis, y no les hablo de un miserable piso en un barrio periférico; en muchos casos se trata de viviendas adosadas a las parroquias, que para sí quisieran la mayoría de esos a los que les hicimos creer antes de la crisis que eran clase media. Y si aún así no llegan a fin de mes, siempre quedan recursos alternativos, que van desde el préstamo automático y sin intereses del cepillo, al de la petición de dinero a los feligreses para presuntas obras en la parroquia, sin olvidar el lucrativo negocio de la venta de recién nacidos pobres a familias ricas (para cualquier duda sobre como está el mercado consultar con Sor María Gómez Valbuena)Olvídense para siempre de las preocupaciones por la solvencia de la empresa. Incluso en el peor momento de la peor crisis económica, es decir, ahora, no se ha rebajado un solo euro la asignación que el padre Estado dedica a la madre Iglesia: seis mil millones de euros anuales. A lo que hay que añadir lo que obtienen de la casilla del IRPF, más lo que recaudan por el mismo concepto las ONG’s que pertenecen a la Iglesia y lo que recogen en donativos y cepillo, total unos quince mil millones de euros. Todo esto sin tener en cuenta las multimillonarias propiedades, libres de pagar impuestos de mortales, como el IBI. Y esto sólo en España, no olviden ustedes que si los contratan van a trabajar para una de las multinacionales más grandes del mundo.Y sobre las condiciones laborales, ¿qué les voy a contar que no hayan oído ustedes ya? Para empezar la carga de trabajo, con la reducción por mortandad de la clientela, disminuye año tras año. Y las posibilidades de despido son prácticamente nulas, mientras no pongan en cuestión la infalibilidad del jefe (algo que por otra parte se exige en cualquier empresa).Si llegado este punto aún les queda alguna duda, recuerden la promesa más atractiva: “una vida apasionante”, y la Conferencia Episcopal no se refiere a la pasión según San Mateo, no, prometen pasión de la buena, de la que nos gusta a todos. Una pasión que ustedes podrán desatar sin miedo a las consecuencias, tienen asegurado el perdón en el cielo y la impunidad más absoluta en la Tierra. Los obispos se lo prometen.

  6. Como el asunto de hoy es el blog de Arturo, los motivos por los que dice que cierra, me parecen los de una persona egoista, mucho.Lo que quizás queria era superar a Saco en comentarios, nada más. Y puesto que no lo necesita, -el sueldo-, nos manda a hacer puñetas.Gilipollas que somos, los que pensamos otra cosa cuando comenzó.El programa al que te refieres, ya lo había visto, repugnante.Saludo.

  7. Arturo, noble y dominante león albino de prominentes níveas cejas, cansado, mas no rendido, busca su retiro en la plácida sabana.Un rebaño de jacobinos robespierres, huérfanos, presentan credenciales en el club, rojos neones, del Carmelo, regido por la abadesa arrepentida, donde chulea el matarife borracho. Diversión asegurada. Las hienas no se ríen cuando no huelen carroña.

  8. Amados anónimos, purque? que decia Mou no "sus poneis un apodo" hoy conocido como nick, "asín" me puedo dirigir a vosotros por vuestro nombre que si no me lío como la alpargata de un romano, Sugerencias: Trosqi, Estalin, Caudillo, Queipo, etc etc. no es "complicao" y si de agradecer, luego: GRACIAS MIL

  9. Saludos anónimo La Pepa, quien pillara lo de 1812, entonces solo votaban los hombres y hoy solo votamos o no, los tontos, Si lo llega a saber Fernando VII, nos pone tele 5 una temporada y a seguir robando.por cierto refresco la memoria en la wiki y parece que el muy cabrón la quitó también el día de las fallas de 1814, este San José carpintero por lo que parece da martillazos a diestro y siniestro.

  10. __________________________________Anónimo dijo el 18 de marzo de 2012 a las 11:23… Arturo, noble y dominante león albino de prominentes níveas cejas, cansado, mas no rendido, busca su retiro en la plácida sabana. Un rebaño de jacobinos robespierres, huérfanos, presentan credenciales en el club, rojos neones, del Carmelo, regido por la abadesa arrepentida, donde chulea el matarife borracho. Diversión asegurada. Las hienas no se ríen cuando no huelen carroña.__________________________________JUAS JUASSSSS, aún me estoy riendo con este último epitafio tuyo, no sé quién eres pero sí sé que los adeptos del SacoBaco se morían de curiosidad por adivinarlo. Que si atpc, que si el otro, te acuerdas?Sigue por favor, sigue empotrado en las huestes del muladar, y nos cuentas cómo desesperan a cada día que pasa!!P.D. Por favor, pásanos el link del nuevo puticlub para seguirnos echando unas carcajadas los fines de semana (si es el clavedesol no hace falta, allí llegan ya algunos pobres "arturidas" JUA JUAAA, que empiezan a darse cuenta de que las hienas allí no son tan locuaces, porque su exhibicionismo se queda sólo en su propio esterquero)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s