Carta abierta a bemsalgado:


Querido bem:

Perdona, si puedes, que inicie esta misiva con un pequeño escorzo judicial: en derecho procesal, el plazo para interponer recurso de reposición es de 3 días, es decir que se le pide humildemente al que ha dictado la resolución que la reponga, o sea, que dicte recta resolución dejando sin efecto la que se impugna.

Han transcurrido ya 3 días desde que hiciste 2 cosas, aparecer por mi blog expresando una serie de quejas y despidiéndote abruptamente diciendo “por aquí no vuelvo”.

Pero has hecho mucho más: has ido a tu blog y has borrado, de la relación de blogs que te interesan, el mío. Lo interpreté como una rabieta, como un enfado pasajero, y he esperado los 3 días para que repusieras tu injusta decisión.

 Más que nos pese a ti y a mí, tú vas a ser, por algún tiempo, una persona querida por mí, después, lo sé por mi dilatada experiencia,  pasarás a ser sólo un recuerdo a medias bueno, a medias malo. Esto es lo que me ha sucedido con otras personas a las que también quise mucho.

Mi problema, el que me indispuso con esas personas que un día fueron mis amigos, parece que es la sinceridad, digo siempre lo que pienso y como afirma mi mujer, que es quien mejor me conoce, eso no es ser sincero sino grosero y las groserías parece que no las soporta nadie.

Pero, vayamos al grano y éste es que, como un Saco cualquiera, me acabas de remitir al infierno.

Llevo unos días haciendo lo que antes hacía, acudir a tu blog varias veces y he comprobado que has suprimido de la relación de blogs que te interesan éste mío.

Es un hecho lo suficientemente  expresivo de tu actitud definitiva hacia mí: no quieres que nadie tenga conocimiento de lo que pienso y escribo a través de tu blog, o sea, que, como un Saco cualquiera, me has enviado a tu infierno particular, como eres mucho más inteligente que él, no has hecho una declaración expresa de proscripción, no me has declarado “urbi et orbe” maldito, no has amenazado a nadie, por que ése no es tu estilo, con mandarlo también a él a tu infierno si se atreve no ya a leerme sino tan solo a pasar por mi blog. Bien.

Pero la terrible ley fáctica hace que tu comportamiento sea igual al suyo, por lo menos, en el fondo. Y lo peor es que me da la impresión de que toda tu conducta es demasiado semejante a la suya:

A) tú y él vais de izquierdistas por la vida, tú y él parece que habéis hecho objeto de vuestra existencia la defensa de los valores que son el santo y seña de los progresistas, pero no es verdad, ser de izquierdas, lo he repetido hasta la saciedad, es defender a muerte la verdad y luchar hasta esa misma muerte por realizar la justicia; pero esto, en vosotros, no es sino una pose; y yo, modestamente, he sido vuestro catalizador, el procedimiento físico o químico que ha demostrado que vuestra progresía sólo es formal, una mera apariencia, una cáscara vacía, porque está muy bien eso de hacer todos los días, en vuestros respectivos foros, las más vehementes declaraciones formales de izquierdismo y progresía pero, ay, coño, ¿qué hacéis cuando tenéis que enfrentaros realmente con la puñetera realidad?, porque uno no es lo que dice sino lo que hace, aquello tan manido y denostado de por sus obras los conoceréis;

B) resulta que, para Saco, yo era tan bueno que, un día, él que es tan parco en alabar a sus rendidos colaboradores no vaya a ser que se lo crean, escribió literalmente: “éste es mi eutiquio”, y a los pocos días no sólo me expulsó de su paraíso particular sino que me envió para siempre a su más particular aún infierno y, además, lo proclamó universalmente diciendo que, a partir de ese momento, yo sería su enemigo decisivo, supremo, total, y me declaró “el innombrable”, en un intento definitivo de hacer que despareciera de la Tierra hasta la memoria de mi nombre; como tú, ya lo he dicho, eres mucho más inteligente que él, sólo has escrito “por aquí no vuelvo” y has ido a tu blog y has borrado de tu lista de foros que te interesan el maldito nombre del mío.

Esto es lo que ha ocurrido, veamos, ahora, por qué:

A) tú y yo entramos en contacto aquí, por internet, no recuerdo ahora cómo ni por qué, pero lo hicimos y tú escribiste que teníamos un montón de cosas en común, y la última vez que te referiste a mí, en tu blog, hace apenas 2 días, dijiste: “JLPalazón, el cancerbero que lo para todo”, algo así como “éste es mi eutiquio”, sólo que yo creo que un poco mejor;

B) pero resulta que yo, ínterin, había escrito un maldito post en el que decía literalmente: 

“El galleguismo es un arcano imposible de penetrar. No es ya que no se sabe nunca si el tipo, que está en la escalera, baja o sube, es que ni siquiera sabemos ya si aquello es un tipo y aquello, una escalera.-Y tú, mi querido bem, Dios te bendiga, eres un gallego integral, de modo que yo no sé casi nunca, bueno, nunca, no ya si subes o bajas, que eso es lo de menos, sino siquiera si eres tú, bem, quien de vez en cuando aparece por aquí o es otro que viene a tomarme el pelo. En fin.-Y todo esto a propósito de tu comentario a mi post “Una guardiolada”, ya que no sé si estás de acuerdo con él o esas poéticas consideraciones que haces no son sino un modo muy bondadoso de decirme que no tengo razón.-Pero lo que más me ha perturbado es el final, cuando dices eso de: “Sí, pero. sólo estoy hablando de fútbol. ¿O también de política?”. Mi post “Respondiendo a bemsalgado”, 12-09-11.  

C) éste es el texto de la discordia; examinemoslo:

 En su primer párrafo, no se hace sino una estereotipada imagen del galleguismo y de los gallegos. Es un tópico tan grande como la copa de un pino y yo lo utilizo porque quiero, muy torpemente, ahora lo veo,  expresarte que, con tu comentario a mi post anterior, “Una guardiolada”, me has dejado en un mar de dudas ya que no sé si estás o no de acuerdo conmigo ya que utilizas un recurso absolutamente dudoso en él, el de “¿y si yo te digo?”:

“ bemsalgado dijo…
Pero si yo te digo, amigo José: Que ocurre a veces que, cuando todos juegan de todo, nadie juega de nada.-Que lo que empezó como anarquía armoniosa y continuó como desorden, acabó en desconcierto….”, para concluir con la guinda,“¿Que se muestra blando frente a los débiles, y fuerte frente a los poderosos? Que todo junto no puede ser.-¿Aviso a tiempo? Sí, pero. sólo estoy hablando de fútbol. ¿O también de política?.-11 de septiembre de 2011 15:15″.

La verdad, ahora que lo he releído para transcribirlo, compruebo que, efectivamente, como siempre, escribí respecto al referido texto, lo que éste me sugería cuando eché mano del maldito y manido tópico, pero es que era lo que yo sentía en aquel momento, no acababa de entender si estabas de acuerdo con algo de mi post ya que habías recurrido a un estilo en tu comentario que no afirmaba ni negaba rotundamente nada, es más, que lo dejaba todo en el alero, al escribir:

“Que todo junto no puede ser. ¿Aviso a tiempo? Sí, pero. sólo estoy hablando de fútbol. ¿O también de política?”.

Es esta indefinición, este concluir un texto con una pregunta más o menos retórica lo que me indujo a mí a ser también demasiado retórico en la contestación al comentario.

Pero yo te juré, bem, primero por mi salud, que no es muy buena y luego por la de mi mujer que es pésima, que ni por asomo había intentado no ya ofenderte sino siquiera molestarte, de cualquier modo, te pedía humildemente perdón.

Han pasado 3 días esperando yo una respuesta a mi texto excusatorio y a mi solicitud de perdón, he acudido ansioso, cada día, a tu blog, a ver si habías repuesto el nombre de mi blog en tu relación de blogs que te interesan. Nada. O sea que la sentencia, mucho más inteligente que la de Saco, en el fondo, es la misma. No os esforzáis en comprender ni mucho menos en perdonar, ejecutáis salvajemente las sentencias de muerte, no ya sólo física sino moral. Ahora, ya sé que para ti, bem, como para Saco, yo no sólo estoy, SOY, hombre muerto, sino que también estoy profundamente enterrado, allí, donde realmente sea inalcanzable no sólo mi persona sino también mi memoria, pero lo que yo no voy a hacer, no lo he hecho nunca, es asentir mansamente a una sentencia esencialmente injusta y ésta carta es precisamente mi alegato.

Sois la leche. Puedo haberte dicho lo mejor que se me ha podido ocurrir, como lohice en mi post http://jlpalazon0.blogspot.com/2011/07/el-corazon-de-las-tinieblas.html cosas tales como:

 “Quizá sea ya demasiado tarde para que yo deje atrás el corazón de las tinieblas contra el que he luchado a brazo partido todos estos interminables 82 años. Quizá sea ya tarde para todo en este vida que ya no puede durar mucho más, pero, y éste es un mensaje singular que yo trato de hacerle llegar a bemsalgado, nunca, nunca, nunca es demasiado tarde para nada si lo que se hace es luchar a muerte contra la mentira y la injusticia, creo que el hombre no tiene realmente otra misión, por lo que la única forma verdadera de seguir viviendo es precisamente continuar esta lucha. Leer poesía es maravilloso, y viajar por todos esos mundos a los que tú has ido y que yo sólo he visto en fotografía o en los cines, todavía más, pero ni siquiera tú, que has dedicado toda tu vida a ver y aprender tanto para trasladarnoslo, tienes derecho a dejar de luchar por ayudar, como ahora mismo acabas de hacer, a ese millón de libios que se halla inmerso ahora mismo en el corazón de las tinieblas….Casi tienes razón, bem, cuando cansado de esta lucha que parece inútil, dices que vas a dejar la batalla, espero por el bien de todos que no lo hagas porque ahora eres más necesario que nunca.-Por lo menos, a mí, que estoy rozando con los dedos esa verdad huidiza que se agita tras el millón de libios y todos esos otros seres humanos que sufren la más terrible de las persecuciones, la económica, porque ellos, en este momento, se hallan en el corazón de las tinieblas, en el ojo del huracán, porque los desventurados tienen la desgracia de subsistir sobre un inmenso yacimiento de petróleo.-….De modo, bem, que no puedes salir por pies para leer poesía o viajar de nuevo a esos maravillosos países en los que tanto has aprendido para contarnoslo todo después, porque eso sería sencillamente la injustificable defección de uno de los mejores soldados de que dispone el ejército de las buenas personas para luchar contra los que ocuparán siempre, si no los derrotamos con tu ayuda, el corazón de las tinieblas”.

Todo esto que acabo de transcribir ¿es pura mierda? 

¿O sólo vale lo que escribí como una pequeña broma y no sirven de nada mis explicaciones y mi solicitud de perdón, porque los dioses no perdonáis nunca?

Pero lo que no podéis lograr también, por muy divinos que seáis,  es nuestro silencio.

Por eso yo no acato esa orden que me das bajo la forma de una petición y me atrevo a dirigirme a ti, aquí, en la 1ª página de mi blog, donde he cometido todos mis pecados,  para que los que nos han leído a ti y a mí sepan de qué va realmente la cosa.

Porque yo sí que creo que la defensa de la verdad y la prosecución de la justicia, hasta la muerte, son las primeras obligaciones de un izquierdista de verdad.

Y, ahora, voy a repetírtelo: nunca tuve intención no ya de ofenderte sino tan siquiera de molestarte, sólo trataba de contestar a tu comentario mediante una pequeña broma que, para un dios como tú, ha resultado absolutamente intolerable, si hubiera sabido lo que iba a ocurrir nunca lo hubiera hecho, como también me he excusado hasta el límite y he pedido perdón, pero lo que no voy a hacer es guardar silencio porque, te lo repito, proclamar la verdad, por muy pequeña o grande que sea y defender la justicia, o sea, darle la razón al que la tenga creo que es mi primera obligación. Que Dios te guarde, bem.

3 comentarios en “Carta abierta a bemsalgado:

  1. Gracias, a los 2, por vuestros comentarios que demuestran interés por lo que ocurre aquí, en este blog.Como se deduce del texto del post mío que transcribo, nadie va a sentir más que yo la marcha de bem, pero la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero. Em este caso está claro que el porquero soy yo.Un abrazo a ambos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s