Consignas para un movimiento o democracia real, siempre.



Yo no quiero una ideología, quiero un trabajo

¿Cuándo hemos llegado a los 5 millones de parados? Ahora, pues este gobierno no nos sirve.
El comunismo es el mejor sistema para distribuir la miseria.
Gato negro, gato blanco, nos da igual lo que queremos es que cace ratones.
Este Estado no nos ha resuelto los problemas, prescindamos de él.
Si para trabajar tengo que cambiar lo que sea, cambiemoslo todo de una puñetera vez.
Yo no quiero un subsidio, quiero un trabajo.
Seamos realistas, pidamoslo todo.
Si para trabajar tengo que cambiar mis ideas, a la mierda con mis ideas.
Yo soy ingeniero pero estoy dispuesto a trabajar de peón.
La verdad no es más que la mentira desde otro ángulo.
Todo por la patria e incluso sin la patria.
Si no me dais trabajo, tendrá que robarlo.
Un parado es un crimen, dos parados un asesinato.
Si para trabajar hay que quemar el mundo, ¿dónde está la mecha?
Tengo mucha hambre, dadme ya de comer.
La revolución no era esto.
Si hay que morir por esto, muramos de una puñetera vez.
Sólo hay una cosa por la que vale la pena luchar: por comer 3 veces, todos los días.
Yo no quiero más palabras, dadme hechos.

Pero todas estas consignas y otras muchas más que estoy seguro que se dijeron y escribieron por todas esas plazas de España no van a servir para nada porque el error es de principio.

Sólo hay 2 caminos, uno a la derecha y otro a la izquierda y hemos tomado el camino equivocado.

Una revolución o no es nada o es acabar con todo lo que impide el bienestar/ desarrollo de la gente.

El ejemplo está en el Norte de Africa.

A veces, es preciso que muera mucha gente para que los que quedan puedan comenzar a vivir.

A mí, por lo menos, ya no me sirven las teorías económicas ni las buenas palabras y mucho menos aún los buenos  modales. 

De vez en cuando hay que romper algo para que todo recobre su sentido.

No puede tolerarse un momento más que hay gente muriendo de hambre mientras que otros nadan en la abundancia incluso de lo más superfluo, esto no es que sea injusto, es intolerable y si lo aguantamos no merecemos siquiera vivir.

La derecha dice que lo hace todo por la cochina libertad. Pero nosotros, desde el fondo de la historia, gritamos: libertad ¿para qué?

Y ellos con todo el cinismo del mundo nos responden: si no para otra cosa para moriros de hambre.

Y es verdad. Si uno no puede hacer otra cosa y deja de comer 60 días, se muere de hambre y todo se acaba. No es tan duro como parece porque a los no sé cuantos días ya ni siquiera podrías empezar a comer.

Y, hasta ahora, los miles, los millones que se mueren de hambre lo hacen casi siempre en silencio, ni siquiera protestan, es más, se avergüenzan de hacerlo y se esconden para que nadie los vea morir así.

De modo que parece que todo está bien en este puñetero mundo tan perfecto que entre todos hemos construido y en el que Cospedal, que afana 250 mil euros anuales, aparte de otros tantos que afana su marido, gana limpiamente las elecciones en Castilla- La Mancha, con mayoría absoluta, luego todos los que viven allí están de acuerdo con ello porque los otros han llevado a la ruina a esta maravillosa región.

De modo que lo he pensado mejor y voy a borrar todo lo que he escrito hasta este momento porque el mundo debe de estar tan bien hecho como afirmaba el sabio de Pangloss.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s