M15M y el nuevo paradigma económico


A mi post de hoy en WordPress, “M15M: una juventud prematuramente envejecida, engañada, acobardada o falsa, no ha cumplido con sus deberes y ha dejado pasar inútilmente una ocasión histórica”, un amable e inteligente comentarista ha respondido así:
“mitcoes, mayo 27, 2011 en 12:13 pm (Editar)

ES MENTIRA que sólo se podía hacer una política económica.

Te recomiendo leer a Vicenç Navarro que lo iba explicando sobre la marcha.

Precisamente por no plantar cara a esa política económica – como siempre ha hecho el PSOE por otra parte, políticas económicas de derechas – es por lo que un cuarto de su electorado lo ha abandonado.

Si la crisis bancaria se hubiese solucionado “a la Sueca” como desde las izquierdas económicas se les sugirió, el PP CiU y PNV habrían puesto el grito en el cielo, pero habrían mantenido su apoyo electoral, por otra parte, el PSOE habría mantenido el suyo e incluso lo habría incrementado.

No es la crisis, es habérsela hecho pagar a los ciudadanos en vez de a los accionistas de los bancos y en el caso de las cajas a sus HORROROSOS gestores, a los que si que deberían quitarles todos sus bienes por despilfarrar recursos semipúblicos.

Si se hubiese gestionado la crisis de una manera izquierdista, y hubiese sido muy sencillo nacionalizando los bancos en vez de regalarles dinero, con ese poder no hubiese incrementado tanto el desempleo, pues el estado no hubiese restringido el crédito a las PYMEs, tampoco hubiese dejado hundirse a la construcción, simplemente hubiese hecho un plan de alquiler del stock sobrante y otro a largo plazo, quizás a 8 años donde en vez de construirse las 500.000 viviendas anuales que necesita España, pues durante 10 años limitarlas a 400.000 para absorver ese stock de 1.000.000 sobrante.

No es que no haya sido de izquierda revolucionaria, siquiera neokeynesiano. El estado debe ser anticíclico, y las politicas hechas han sido a favor del ciclo, o sea todo lo contrario.

El PSOE necesita un líder o colíder economista, de izquierdas, y posibilista además de muy inteligente. Y lo que tienen son funcionarios de las políticas neoliberales, progres eso sí pero no en economía”.

Desde luego, me está costando hacerme entender e indudablemente es culpa mía porque no es posible que entre tantos debatientes no haya uno sólo que me responda a lo que yo trato de  decir.


Todo esto que ahora me dices tú hace ya algún tiempo que lo exponía yo casi con las mismas palabras. Afirmaba yo hace un par de años que Zp había debido hacer algunas cosas, entre ellas, las siguientes:

A) montar una estructura bancaria pública o semipùblica utilizando al Ico y a las Cajas de Ahorro para insuflar financiación a las Pymes y a los autónomos que son los que crean el 80% del empleo;

B) estimular las obras públicas (John Maynard Keynes) utilizando toda esa ingente cantidad de dinero que ha ido a parar a la Banca privada;

C) aumentar los subsidios sociales de cualquier clase para incrementar el consumo y con él la circulación del dinero y la inversión;

D) incrementar la regulación del sistema financiero para evitar la economía meramente especulativa que no crea empleo.

 O sea que, como ves, nada de nada de economía neoliberal ultraderechista y capitalista, y esto lo hacía sin leer a Vincenc Navarro ni a Torres López ni a ninguno de todos esos otros economistas de corte marxista, simplemente porque no lo necesito para pensar lo mismo que ellos porque he llegado a sus mismas conclusiones utiliizando el método marxista de análisis de la realidad económica.

Hace ya más de 2 años que escribía yo un ensayo “Progreso y regresión”, en el que intentaba postular la entronización de un nuevo paradigma económico que sustituyera al del liberalismo tan desgraciadamente imperante y había estudiado a fondo un libro que considero capital al efecto,  “La estructura de las revoluciones científicas”, del recientemente fallecido  Thomas S. Kuhn.

Mi teoría es que el dichoso paradigma liberal ha sido ya francamente superado por el que yo llamaría paradigma mixto marxista liberal, cuyas bases están produciendo el que todo el mundo considera milagro chino y que no es sino la conjunción ecléctica de los principios inderogables del marxismo con los dogmas inatacables del liberalismo, y la admisión plena del juego de los mercados exclusivamente económicos y la regulación, lo más rigurosa posible, de los mercados financieros.

La aplicación rígida, inflexible de los principios marxistas, una economía totalmente colectivizada es imposible porque no casa con el espíritu egoísta de la naturaleza humana, de la misma manera que el dogma ultraliberal de que el individuo, al procurar su rabioso enriquecimiento, no hace sino promover la riqueza del mundo, no lleva  sino a la reproducción cíclica de estas crisis, una de las cuales tal vez acabe en un desastre total, de modo que una producción convenientemente regulada que permita siempre la financiación  pública pero que deje libre la iniciativa privada, todo ello armónicamente conjugado, produce ese resultado qua asombra al mundo de que la economía china permanece inmune al cíclo crítico que asola al mundo, con índices de crecimiento constante alrededor del 9 %.

El resultado es que entre las 10 grandes empresas del panorama mundial,  2 son chinas y que el motor que mueve la economía universal es China, que se ha convertido en prestamista de todas las economías del mundo.

Bien. Pero la realidad es la realidad, o sea que sí, que China marcha viento en popa para ser la primer economía mundial, pero España sufre una crisis de tal magnitud y tan específica que sólo puede salir de ella con sus propios medios, regenerando su tejido industrial y comercial y luchando a muerte con sus problemas propios al frente de los cuales está el de la falta de financiación y la nula creación de empleo para lo que es absolutamente necesario que se produzca una inversión externa en forma de suscripción de nuestra Deuda soberana, lo que, en modo alguno, se produciría si los organismos de la Unión Europea, del FMI, Ecofin, et alteri, no nos avalaran para lo que es absolutamente indispensable seguir lo que eufemisticamente podríamos llamar sus “consejos”, para otros “órdenes”. 

Y a esta lamentable situación se une la amenaza, nunca descartable, de los especuladores financieros que sólo esperan un descuido para caer sobre nosotros, lo que hasta ahora han impedido nuestros socios protectores que son los que nos ponen esas condiciones que no había más remedio que aceptar.

Así las cosas, sea cual fuere nuestra propia teoría general sobre la Economía política, la situación fáctica es la que es y no tiene otra salida que la que se está intentando, de modo que es absolutamente suicida propugnar ahora soluciones que no son posibles y que no harían otra cosa que impulsarnos al desastre total.

Es por eso que yo critico a estos alegres muchachos de M15M por no haberse decidido a apoyar incondicionalmente al gobierno de España, en esta terrible coyuntura en la que se halla, lo que nos ha llevado al desastre político que supone que los principales causantes de la crisis sean precisamente ellos, ahora, los encargados de sacarnos de ésta, absurdo sólo admisible en mentalidades acobardadas, falsarias o simplemente engañadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s