Garzón, su caso, penúltimo análisis


Quizá la persona que ahora mismo más estimo, moral e intelectualmente,  en el estrecho círculo que me rodea, ha formulado un juicio sobre mi actitud respecto a Garzón, que me obliga a salir a la palestra para aclarar los puntos oscuros que la misma ofrece a todos los que hayan sido mis lectores.

Dice bemsalgado: 

“…….Por si fuera poco, ahora mismo (16:30h / 4 Maio), acabo de leer unas declaraciones en Ecuador de alguien a quien tú, con total honestidad, defiendes a capa y espada. Dice así:
El juez Baltasar Garzón expresa su satisfacción por la muerte de Osama Bin Laden
(AFP) –
QUITO — El juez español Baltasar Garzón expresó el lunes en Quito su alegría por la muerte de Osama Bin Laden, el líder de Al Qaeda, que fue abatido el domingo en una operación especial de Estados Unidos en Pakistán.
“Que Al Qaeda cuente con un elemento menos, sobre todo con quien ha apadrinado el terrorismo internacional, es una noticia excelente para todos los ciudadanos demócratas”, dijo el magistrado al margen de una conferencia anticorrupción del Parlamento Andino. “Todos estamos contentos de que por lo menos la dirección de Al Qaeda haya sufrido ese importante revés”, agregó”.

Amigo bem: llevo mucho tiempo ocupándome de los asuntos que conciernen al juez Garzón y como lo he hecho de un modo disperso y a trancas y barrancas, sin ninguna clase de sistema, parece que he dado una falsa impresión sobre mi conceptuación global del personaje.

El ser humano, incluso el de apariencia más simple es, en realidad, de una enorme complejidad, más aún, por lo tanto, Garzón, en quien concurren unas circunstancias que lo han sometido a una serie de pruebas.

Si me sigues, sabrás ya que mi concepto del hombre, en general, es un tanto peyorativo. Creo que no valemos nada, o si lo prefieres, bien poco, porque andamos lastrados por un cúmulo de perentorias necesidades que nos impiden, la mayor parte de las veces, comportarnos como querríamos.

Esto también le ha sucedido a Garzón. No es precisamente un arcángel.

Desde el punto de vista moral, no puede, en modo alguno, considerarse un arquetipo:

1º) porque padece una suerte de sobreestimación personal que no concuerda demasiado con la realidad:

A) como casi todos los jueces que he conocido, quizá un centenar, no  ha podido sustraerse a una especie de endiosamiento que parece inevitable en unas personas a las que se les ha atribuido una serie de atribuciones que yo, particularmente, considero monstruosa:

a) desde el plano de la teoría, no parece normal que un ser humano, con su lastre de sentimientos y pensamientos, conformados a lo largo y ancho de toda una vida, con sus enormes condicionamientos personales, familiares, sociales y políticos, se considere a sí mismo  capaz de enjuiciar definitivamente a otros hombres con la necesaria ecuanimidad:

a’) así, Garzón, fue atraído, y sucumbió a ella, por la tentación de participar en la política como 2º, después de González, en las listas del Psoe a las elecciones generales, que ganaron, y, después de un tiempo en la política, salió de ella como huyendo del diablo porque el hombre que temía morir de éxito, no le dio el cargo a que él, Garzón, aspiraba; inmediatamente fue a su despacho del Juzgado nº 5 de la Audiencia Nacional y avivó de qué manera las causas pendientes que tenía contra algunos de sus compañeros de Gobierno, a los que terminó situando a las puertas de la cárcel con su furibunda instrucción; esta actuación, a mí, por lo menos, se me antoja esencialmente contraria a la que debe realizar un juez; hay en la LEY ORGANICA DEL PODER JUDICIAL, en adelante LOPJ, preceptos suficientes para que un juez pueda abstenerse razonablemente de enjuiciar a quienes hasta ese momento habían sido sus compañeros de trabajo en tareas tan importantes como el gobierno de un país; para mí, repito, se podría haber excusado y declinado su conocimiento de dichas causas alegando la enemistad manifiesta respecto a los que hasta hacía tan poco le habían impedido asumir los puestos a que él aspiraba en el gobierno de la nación; no lo hizo, y yo creo que incumplió con una de las obligaciones ineludibles de un juez, preservar su imparcialidad, o sea, bem, que mi concepto de Garzón, como juez, es manifiestamente mejorable, desde el punto de vista de la ética profesional, ni que decir tiene que hay otros aspectos que nos hacen sospechar incluso de que acudía a procedimientos no muy adecuados para que todos los grandes asuntos que pasaban por la referida Audiencia acabaran repartiéndose a su juzgado; como así tampoco no es muy conveniente para el enjuiciamiento de su conducta personal, el hecho alumbrado por El Confidencial, de un enriquecimiento por ahora injustificado de su matrimonio que se cifra en 300.000 euros, unos 50 millones de pesetas, que se ha pretendido avalar con el ejercicio por su mujer de unas tareas de asesoramiento empresarial;

Esto en lo que se refiere a sus comportamientos éticos, pero es que, en lo que se refiere a su actuación, en el plano de la técnica jurídica, su actuación es menos aceptable aún:

A) no es admisible, y así ha terminado por aceptarlo él mismo, con la pertinente resolución, su admisión de competencia para conocer de las peticiones que le fueron formuladas por los parientes de los asesinados por los franquistas en orden a averiguar el paradero de sus cadáveres, que él pretendió convertir en una causa general contra el franquismo, procedimiento prohibido por nuestro ordenamiento jurídico; otra cosa es que sus resoluciones al respecto hayan sido consideradas presuntamente prevaricadoras por su “querido” amigo el juez Varela, que ha aprovechado muy oportunamente la ocasión para ajustarle unas cuentas que yo sinceramente no sé cuáles son pero que parecen evidentes dado el exordio con el que éste iniciaba los cursos de preparación de sus alumnos para el ingreso a la carrera judicial: “Jesucristo vino al mundo 2 veces, una, en Belén, y otra en un pueblo de Jaén”, de donde es oriundo Garzón;

B) todavía menos admisible en Derecho es la conducta jurisdiccional de Garzón quebrantando todas las normas que rigen la relación de los procesados con sus letrados defensores, en el sentido de ordenar la interceptación de sus conversaciones, un clamoroso atentado a su derecho de defensa, que nuestro juez violó, con pleno conocimiento no sólo de su existencia sino de una serie de normas impuestas por el TRIBUNAL DE DERECHOS HUMANOS de Estrasburgo, que son extraordinariamente limitativas de su ejercicio en cuanto al tiempo y que él mantuvo fuera de toda regulación; es en este apartado de las querellas contra Garzón, en el que su situación es más comprometida porque no puede alegar en modo alguno su desconocimiento de dicha normativa;

C) y, por último, el asunto de la presunta financiación de unos cursos impartidos por Garzón en una universidad usaniana; aparte la existencia de una correspondencia de Garzón con el ínclito Botín, de la que se deduce una evidente amistad con éste, que le hubiera impedido, por mor de la misma prohibición contenida en la citada LOPJ, conocer de un asunto penal en el que el juez llevaba la instrucción, de la que nunca se abstuvo, que excluye del ejercicio de la propia jurisdicción aquellos casos en los que se hayan implicados los amigos íntimos, si no una excusa absolutamente legal sí que era aplicable, por lo menos, la vieja sentencia histórica de que la mujer del César no sólo debe de  ser honesta sino también parecerlo por aquello de tener interés directo o indirecto en el pleito o en otro semejante, tal como expone la referida Ley.

Es posible que entre los numerosos escritos que yo he pergeñado en el asunto Garzón, algunos hayan podido inducir a mis lectores a la creencia de que yo considero a éste un ser arcangélico o poco menos; nada más incierto, creo que de él se podía predicar aquello que nos enseñó Nieztsche, “humano, demasiado humano”, pero de eso a considerarlo abierta y claramente prevaricador, sobre todo en el caso de la apertura de una investigación sobre las víctimas del franquismo, a instancia ni más ni menos que de Manos Limpias, un ente creado en claro fraude de Ley y de la fascista Falange, media un abismo.

En cuanto a las manifestaciones realizadas por Garzón que tu nos trasladas, decir que me parece esencialmente delirante que un juez aplauda la violación de todas las normas del Derecho penal internacional que él dice defender hasta la muerte, por el que asume precisamente la tutela del mismo, Obama.

8 comentarios en “Garzón, su caso, penúltimo análisis

  1. Al respecto del asunto de cuando Garzón entró en la lista del PSOE mi impresión particularísima es que fue un matrimonio de conveniencia que a González le salió muy bien ( en principio ) y a nuestro protagonista no tanto. Ya digo que fue la primera impresión que tuve en aquel momento pero pensé que Garzón lo hacía por tener acceso desde el ministerio de Justicia a toda la información referente a los GAL y no sé si en su afán de buscar justicia o en la de convertirse ya definitivamente en una estrella.No accedió al núcleo duro del Gobierno y pasó lo que pasó pero ,y repito, que fue la impresión personalísima que me aportó en aquel momento, el posterior procedimiento contra González no fue una venganza por no haber sido nombrado ministro sino que era algo que ya tenía en mente y que esperaba completar después de haber tenido acceso a "las cloacas" del Eatado.En fin, lo más probable es que todo esto no sea si no una especia de conspiranoia particular.Un abrazo,

  2. Esta mañana, José, he enviado por dos veces un comentario que no veo publicado.No sé a que fue debido, pero, para enviarlo de nuevo, prefiero esperar tus indicaciones.Un abrazo

  3. Amigo Fernando: Es posible que ésa fuera la intención del Garzón y, si así fuera, el tío es realmente maquiavélico y González más listo de lo que yo creía porque, como tú dices, no le dejó acercarse al núcleo duro del poder. Un abrazo,Amigo bemsalgado: Llevo un par de días esperando tu comentario a mi post sobre Garzón, pero no sé qué le pasa a este programa que, a veces, veo que dice "comentario suprimido por el editor" o algo semejante y yo ni siquiera sé qué ha ocurrido, por eso, y siguiendo las indicaciones de Fernando, estoy intentando prepararme para poder actuar en WordPress, pero me resulta complejo y por otra parte no veo que aparezca ni un solo comentario por allí.Si quieres, intenta pasarme el texto ése por email y yo lo traeré a aquí. Un abrazo,

  4. bemsalgado dijo… Buenos días, José.Dices respecto a mí: "ha formulado un juicio sobre mi actitud respecto a Garzón".El único juicio que he hecho sobre ti ha sido: " alguien a quien tú, con total honestidad, defiendes a capa y espada…Seguramente utilicé de modo improcedente la frase "a capa y espada", que es de esas frases tópicas cuyo alcance no sé medir y que intuyo pudiera ser interpretada como "con razón o sin ella", y esto último de ninguna manera lo diría referido a ti. Por esa misma razón, por si acaso, puse la venda por delante diciendo "con total honestidad", porque de esto sí que no me cabe la menor duda.Del mismo modo que estoy contigo, confesando por adelantado mi absoluta ignorancia de todo lo que concierne a procedimientos jurídicos que los profanos percibimos como un "galimatías" y al mismo tiempo soy consciente que, en cuestión de Derecho y Justicia emplear el sentido común no basta, estoy contigo, digo, cuando denuncias que Garzón está siendo víctima de una trama fascistoide escondida tras la etiqueta de Manos Limpias, puesta en marcha, si no me engaño, para combatir la plataforma “Nunca máis” cuando el hundimiento del Prestige. Y que detrás de todo esto están también los intereses de la trama Gürtel de salir exonerados de culpa por los casos de corrupción.Como también creí siempre que Garzón era un juez de extrema honestidad en el pasado, incluido su paso por el Gobierno de Felipe González aunque entonces yo lo entendiera como una hábil operación de éste para legitimarse a sí mismo cuando su partido y él mismo estaba siendo acosado por el escándalo Filesa. Otro tanto diría de su actuación en cuanto a la persecución del tráfico de drogas, o los casos Naseiro, y Gal, siempre bajo la premisa de mi incompetencia más absoluta para valorar su actuación como juez en todos estos casos, consciente de que “el como” lo haya hecho, tratándose de una acción judicial, no es una cuestión menor, y de eso nada entiendo. En cualquier caso, reitero, mis percepciones de este tipo de cuestiones son las propias del “vulgo”, y siendo consciente de ello, primero paso por encima de ese tipo de informaciones, que además normalmente se convierten en auténticos culebrones interminables, y luego me mantengo en un prudente silencio sobre esos temas. Lo de referirme a él ayer nada tenía que ver con todo eso. Pretendía decir algo acerca de dos hechos de los últimos días que me han conmocionado. Primero el bombardeo de una residencia familiar en Trípoli en el que resultaron muertos un hijo de Gadafi y tres de sus nietas menores de edad, y el alto mando de la OTAN diciendo que no tiene porqué dar explicación alguna puesto que la OTAN sólo bombardean objetivos militares, y ese lo era. Y lo segundo, el asesinato, porque no es otra cosa, de Bin Laden, y todo lo que en torno a este hecho cabe decir, y casi nadie dice. Mientras estaba intentando articular dando un mínimo de sentido a mis palabras todo lo que pasa por mi cabeza a propósito de ello, se me cruzo en el camino esa información procedente de Quito referida a las declaraciones de Garzón, justamente de alguien que, en mi opinión, podría y debería hablar de lo acontecido en términos radicalmente distintos a como lo ha hecho, el sí, con la autoridad de su magistratura, y no yo desde mi pobre ignorancia, y pese a lo cual intentaré hacerlo. Esta postura suya, para mí, sí es de enorme relevancia a la hora de enjuiciarlo, y aquí no hay oscuros temas de jurisprudencia que sirvan para disfrazarlo.Y nada más, José, que para mi ya es demasiado, y continuo pendiente de aclararme para decir dos cosas al menos, sobre lo que ayer dejé en suspenso.Un abrazo, amigo, compañero.5 de mayo de 2011 13:35

  5. La teoria de Fernando Mora, no me parece paranoica, pero nunca me lo habia planteado así. Habrá que meditar sobre ello.El anterior comentario, es mio.Saludos.camarada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s