Cuba, el paraíso de la igualdad

Cuba es y pretende ser un país comunista.

Pero ¿qué es el comunismo?

El DRAL dice: “comunismo.
(De común).-1. m. Doctrina que propugna una organización social en que los bienes son propiedad común”.

Si en una sociedad, todos los bienes, menos los de uso y consumo individual y permanente, pertenecen en común a todos los que la constituyen, el resultado que se produce a nivel de status ciudadano es la igualdad.

“Igualdad: (Del lat. aequalitas, -atis).-1. f. Conformidad de algo con otra cosa en naturaleza, forma, calidad o cantidad.-2. f. Correspondencia y proporción que resulta de muchas partes que uniformemente componen un todo.-3. f. Mat. Equivalencia de dos cantidades o expresiones.-~ ante la ley.-1. f. Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos”.

  Los marxistas originarios se refirieron a una organización social
justa afirmando que ésta sería aquélla en la que se exigiera “a cada uno según su capacidad y se diera a cada uno según su necesidad”.

Y por 1ª vez hemos hablado de justicia. Para mí, es la esencia de todo el comportamiento ético del hombre hasta el punto de que, para mí, el hombre que no es justo, que no aspira a establecer y defender la justicia, no tiene categoría de tal.

Si todos los bienes de la Tierra pertenecen con igual derecho a todos sus habitantes, parece evidente que, si esta máxima imperara realmente, todos los hombres seríamos iguales desde el punto de vista económico.

He aquí la cuestión. Hemos escrito, hemos hecho referencia a la terrible, la demoníaca palabra: economía.

Otra vez al DRAL: economía:(Del lat. oeconomia, y este del gr. Oikonomus: a).-1. f. Administración eficaz y razonable de los bienes.-2. f. Conjunto de bienes y actividades que integran la riqueza de una colectividad o un individuo.-3. f. Ciencia que estudia los métodos más eficaces para satisfacer las necesidades humanas materiales, mediante el empleo de bienes escasos”.

Volvemos al principio: Cuba es y quiere seguir siéndolo un país comunista, o sea, un país en el que todos los bienes que no sean de uso personal y privativo sean de dominio común.

Según la doctrina comunista, todo lo que hay en Cuba, que no pertenezca personal y privativamente a cada uno de los cubanos por haber éste invertido parte del producto de su trabajo en adquirirlo, siendo el bien adquirido susceptible de adquisición y disfrute cotidiano de un modo personal y exclusivo, pertenece POR IGUAL a todos los cubanos.

Yo, que, desde que tuve uso de razón, deseé ardientemente vivir en un país en el que por el mero hecho de habitarlo y cumplir con los elementales deberes de la ciudadanía, tendría asegurada la misma e idéntica existencia que el resto de mis conciudadanos, siempre consideré a Cuba como un auténtico paraíso para vivir, pero, claro, es que yo he sentido siempre pasión por la justicia que no es, según la simplicísima pero sabia definición del jurisconsulto romano Ulpiano, sino el arte de dar a cada uno lo suyo, “suum quoque tribuendi”, y lo privativo de cada cubano es, por consiguiente, aquella porción de la economía cubana que resulte de dividir el producto interior del país por el número de sus habitantes, de modo que todos ellos serían iguales en cuanto al reparto de la producción.

Pero entonces, coño, llegan los liberales de la más diversa configuración y me dicen, “bueno, pero es que v. es un puñetero cobarde, además de un hombre sin aspiraciones, que se conforma con vivir en la miseria; afortunadamente para la Humanidad, el resto de los mortales somos otra cosa: queremos vivir lo mejor posible, es decir, como reyes y estamos dispuestos para ello a hacer lo que sea, si hay que trabajar más que nuestro vecino para así ganar más que él y poder comprar todo el terreno que rodea su casa y exigirle que nos pague un canon por poder entrar en ella, lo hacemos, y si él hubiera querido evitarlo que hubiera trabajado él más y lo hubiera comprado él, coño, sí, claro que sí, el famoso ánimo de lucro que no es sino el natural instinto del hombre de joder y explotar a los demás pero que, indiscutiblemente, también es el que hace progresar no sólo a este hijo de puta que pretende explotar hasta el límite las necesidades de su vecino sino también a toda la puñetera Humanidad porque excita las ansias de trabajar del hombre para investigar, descubrir, patentar y explotar en exclusiva y privativamente todo aquello que represente un avance en el mejoramiento de la vida humana, puro altruismo, como es evidente”.

“Claro que sí”, gritan los liberales, “por eso amamos y defendemos incluso con bombas atómicas, si es necesario, el imperio de la libertad que no es sino la posibilidad de que los que tienen la fuerza y el dinero exploten a los demás como les de la gana, pero eso sí, muy libremente, o sea, que el que necesite la penicilina para combatir una enfermedad mortal la compre a buen precio, según las leyes de la oferta y la demanda, y si no tiene dinero para hacerlo, porque es un discapacitado o un enfermo, se muera de una puñetera vez, y nos deje en paz, porque esto es lo que dice la sacrosanta libertad de mercado, a la que no se le debe rozar ni un pelo, hasta tal punto que hay que prohibir la intervención sustitutiva  del Estado-que, al decir de la Thatcher y del Reagan no es que no sean la solución, es que son precisamente el problema-de modo que todo el mundo echándole todas las zancadillas que pueda al vecino o al contricante, a ganar como sea la mayor cantidad de dinero, e invertirlo o en la Bolsa, el mercado de los mercados, o en negocios que aseguren cuanto más enriquecimiento mejor, que todo lo demás se nos dará por añadidura, porque el mercado es el Dios que se encargará de hacer todos los milagros para que, de 40 millones de españoles, 25 vivan, unos de puta madre, otros, muy bien, muchos, la mayoría, regular y los 15 millones restantes, bajo el nivel de la más absoluta pobreza, que más da, estos jodidos y puñeteros inútiles que no son capaces de abrirse paso en la intrincada selva de la lucha a muerte por la vida, que se jodan y se mueran, porque, desde la óptica del capitalismo, ni son ni merecen ser personas”.

En Cuba, no, en Cuba, todos son personas y qué antigualla, qué terrible contrasentido, qué colosal injusticia, todos son iguales, los hijos del jodido Fidel Castro y los de más inútil de los cubanos, los del que lo ha hecho todo por el país y los del que no ha podido hacer nada porque está enfermo o es un discapacitado”.

Y es que ¿qué se puede esperar de un país que ha hecho norma de cumplimiento inexcusable que cada uno aporte a la comunidad toda la capacidad que tiene y que cada uno reciba de ella todo lo que necesite y ésta pueda darle?

Un sólo apunte más. Que a 1ª vista parece que no tiene nada que ver con todo lo que decimos. Se refiere al periodismo. Según la definición, otra vez, del DRAL: “periodista: 1. com. Persona legalmente autorizada para ejercer el periodismo.-2. com. Persona profesionalmente dedicada en un periódico o en un medio audiovisual a tareas literarias o gráficas de información o de creación de opinión”.

Información o creación de la opinión”: he aquí lo que dice respecto a Cuba, Manuel Saco, periodista de Público, como introducción al debate que todos los días promueve en su blog:

“Representan”-los recientes excarcelados cubanos-“a un grupo de represaliados de una monarquía revolucionaria que etiqueta como delincuentes comunes a los disidentes, de un régimen de partido único, de sindicato único, con sus juventudes “rebeldes” como cantera de agitación, con su democracia orgánica, con su falta de libertades políticas, de expresión, de movimiento, con una policía política omnipresente en todos los niveles sociales, que obliga a que toda una población que sabe cantar en alto de forma admirable tenga que hablar en voz baja y mirando de reojo.

Es decir, un régimen que guarda unas desagradables similitudes con aquel nuestro, de partido único, y su OJE, y sus sindicatos verticales, y su policía política represora, que trataba como delincuentes comunes a sus disidentes, y que con tanto ahínco defendió el hombrecillo insufrible cuando era un activo falangista de juventud. Aquel régimen que su partido, ni siquiera ahora en esta democracia que puede vivir sin la etiqueta de orgánica, es capaz de condenar”.

Lo crean ustedes o no, quien escribe esto de que Cuba no es una país admisible en buena teoría política “CON SU FALTA DE LIBERTADES POLÍTICAS, DE EXPRESIÓN”, es el mismo hombre que excitó a sus mejores epígonos, a insultarme a mí a voluntad, asegurándoles que no tuvieran ningún miedo a mi contestación porque ésta no superaría nunca su censura, la de Saco: 

“#83 Comentario por Manolo Saco21/06/2010 @ 22:45
TT, te vas a poner malito. Y eso me entristece. Así que voy a tener que dar la medicina de troll al que se comporta como un troll. Pierde cuidado.

Luna, haz también tuyo lo que acabo de decirle a TT. Voy a desinfectar. No quiero ver tristes ni la luna menguante ni el sol canario. Como tardes en entrar te voy a buscar y te traigo por los pelos. O, como decía aquel, estoy tan desesperado que si mi mujer se va con otro, yo me voy con ellos. Si tu te vas, yo me voy contigo y montamos un chiringuito. Avisada y besada quedas”.

Y, consecuentemente, este abanderado de la libertad de expresión hasta el punto de descalificar a Cuba, por su ausencia allí, como país democráticamente admisible en el concierto internacional, cuando yo intenté defenderme del más inicuo e indigno de los alevosos ataques que puedan darse en su propio blog, él, Saco, el exigente periodista con la libertad de expresión en Cuba, se cepilló por las buenas mi comentario. Coherente y buen periodista que es el sujeto.

Florentino Pérez, relato de algunas de las cosas que le convierten en un Ser Superior, Butragueño dixit

El juez aprecia indicios de corrupción urbanística en Florentino Pérez

Por el levantamiento presuntamente ilegal de un anexo a la lujosa vivienda que posee en el término municipal ‘Andritxol’

EUROPA PRESS Palma 30/07/2010 20:30 Actualizado: 30/07/2010 20:49
Florentino Pérez, en un acto hace unos días. EFE

Florentino Pérez, en un acto hace unos días. EFE

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, Francisco José Pérez, ha dictado la apertura de una nueva pieza separada dentro del caso Andratx, la número 77, al apreciar indicios incriminatorios contra el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, por el levantamiento presuntamente ilegal de un anexo a la lujosa vivienda que posee en el término municipal ‘Andritxol’.
Así lo han informado fuentes jurídicas, que han explicado que el juez ha acordado esta medida mediante un auto emitido este viernes tras analizar la documentación de la que se incautó personalmente el pasado martes en el Ayuntamiento de Andratx, relacionada con la adquisición y ampliación del inmueble del también máximo accionista de la constructora ACS.
Las mismas fuentes han señalado que, con la apertura de esta nueva pieza en el marco de este complejo caso de supuesta corrupción urbanística, el máximo mandatario del club madridistapodría ser citado en breve a declarar por la ampliación que llevó a cabo en su mansión, conocida como ‘Villa Yasmín’ y ubicada en la urbanizción Las Brisas, y que supuestamente se materializó con la edificación de una piscina y un camino en un Area Rural de Interés Paisajístico (ARIP).
Asimismo, el juez ha acordado abrir este nuevo fleco a tenor de las manifestaciones que salieron a relucir en el careo realizado hace varios meses entre dos imputados del caso Andratx, el ex celador municipal, Jaume Gibert, y la funcionaria municipal Angela Hernández, tras el cual el juez procedió a iniciar las investigaciones sobre la vivienda de Pérez y a solicitar información sobre la clasificación urbanística de la zona donde se ubica el inmueble.

Finca de 15.000 metros cuadrados

El juez abriga mayores sospechas sobre la infracción urbanística en la que habría podido incurrir
Mientras tanto, el pasado martes el magistrado decidió acudir personalmente al Consistorio municipal con una orden de registro, de donde se llevó numerosos documentos y expedientes. Una vez analizados, el instructor del caso Andratx abriga mayores sospechas sobre la infracción urbanística en la que habría podido incurrir el empresario madrileño.
Fue hace más de tres años cuando Pérez y su mujer adquirieron la mansión, que se ubica en una finca de unos 15.000 metros cuadrados situada en una urbanización próxima al Port d’Andratx.
Cabe recordar que el caso Andratx se desató en el marco de la Operación Voramar con la detención, a finales de 2006, del ex alcalde Eugenio Hidalgo, del ex director general de Ordenación del Territorio, Jaume Massot, y de Jaume Gibert. Hidalgo y Massot ya cumplen condena en el centro penitenciario de Palma dentro de un caso cuya complejidad provocó la apertura de más de 70 piezas.

  • 29ObiWhan 30-07-2010 21:17
    Otro empresario “ejemplar” … si es que este pais esta lleno de ejemplos.
  • 9Solzhenitsyn 30-07-2010 21:19
    A ver si lo enchironan y deja al Madrid en paz. Y Valdano que se vaya de seleccionador argentino que es tan guapo y elegante que daña la vista.
  • -12Perlita 30-07-2010 21:21
    !Coñe Florentino!!, te pasa igual que con la urbanización donde veranea Don Pepiño.
  • 15Rocketa 30-07-2010 21:27
    Perlita no hablan de Don Pepiño, hablan de Florentino, a que jode verdad?
  • 12SENSENOM 30-07-2010 21:40
    Y yo que me pensaba que este pollo era presidente del Madrid por su afición al fútbol, al deporte…
  • 10Solzhenitsyn 30-07-2010 21:44
    Florentino es un malparido. Echó a la calle con la mayor frialdad a D. Vicente del Bosque despues de haber dado al madrid 2 Champions. Desde entonces no levantamos cabeza.
    Ahora echa con la mayor frialdad a Guti y Raul despues de ser dos puntales del Madrid en la ultima decada.
    Ha convertido al Madrid en un club de pijos extranjeros y a tirada la cantera a la basura.
    Ojalá lo enchironen. Lo miraré con la mayor frialdad.
  • 14JPMarat 30-07-2010 21:45
    Este “señor” tiene en su haber muchas más porquerías y de infinitamente mayor dimensión que esa.
    Su papel como Presidente del Real Madrid y de ACS le ha permitido burlar el código ético de su club y aprovecharse del instinto natural corrupto del PP para sus “negocios”. Pensemos sólo en la venta de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid y cómo él fue el constructor de dos de las cuatro Torres en el terreno previamente vendido. Esto, por sí mismo es ya un comportamiento típico de sujeto de cloaca. Éste es uno de los sujetos del gran pelotazo que debiera estar hace mucho tiempo en la cárcel:http://asaltarloscielos.blogspot.es/1268939845/el-pp-madrileno-y-su-modelo-de-corrupcion-institucionalizada/
  • 9Satan Claus 30-07-2010 21:46
    Ojala investigaran a fondo a todos estos ricachones, acabarian todos en el talego y los demas seriamos mucho mas felices
  • 10manu67 30-07-2010 21:52
    el juez “aprecia indicios”…………..venga coño¡¡
    eso ya lo apreciamos todos desde aki, usted seguro ke ya lo ve mas claro
  • 5maizeno 30-07-2010 22:01
    Esto es muy fácil, donde hay un político corrupto siempre hay un listo con dinero para saltarse las leyes y lo que sea, siempre quieren más, no le bastaba con su lujosa mansión de 500 m2. se la cambio por las mía de 50 m2. a ver que le parece. que le tiren lo construido y le pongan una buena sanción y si le meten en la cárcel, pues mejor.
  • 7Fendetestas 30-07-2010 22:02
    Anda!!! Que sorpresa.
    Incrédulo de mi, que pensaba que se había hecho multimillonario gracias a su excelente gestión como empresario.
    Ya no se puede fiar uno de nadie, qué desilusión
  • 2Fendetestas 30-07-2010 22:04
    Perlita, querida, te has vuelto a saltar el tratamiento?
  • 4sanncho 30-07-2010 22:13
    Otro Zánganote mas,
    echarlo de la colmena
    cojerlo con un garrote,
    dazle una paliza buena
    y echarlo al campo que trote.
  • 6Adrian gallego 30-07-2010 22:45
    ¿Como?,el ser superiro,el dios del ladrillo,el superman de la castellana,el hombre que está por encima del bien y del mal etc etc..,¿es un corrupto?.
    Este personaje (rotorcido,siniestro y manipulador) en un país democrático de verdad estaría entre barrotes de por vida.Y el club que preside en 3ª división.
  • 4va1to2 30-07-2010 22:49
    No debemos ser tan mal pensados! es todo absolutamente racional y, legal, en esta Espana del Turbo-Capitalismo. Pero a personajes como el Sr.Perez se admira, adula e incluso mucho mas, o es que hemos olvidado al “gran”Gil y Gil?
  • 2vendimiador 30-07-2010 22:51
    ya se cuidadaran los politicos y jueces de meterse con el . la sombra del palco del bernabeu es alargada . este no es garzon .
  • -3Donalbam 30-07-2010 23:08
    Tiene que ser mentira, Don Florentino? ¡¡no me lo puedo creer¡¡, ¿que diria un Cristiano si se confirma?
  • 3Manell 30-07-2010 23:11
    Supongo que si la primera llegada de Florentino al Madrid fue para hacer negocios con la ciudad deportiva y ganar unos cuantos milloncejos al albur de las recalificaciones, esta segunda llegada o vuelta a las andadas será por que ha visto un buen negocio…¿cual será?…¿alguien se lo imagina?…es normal que un hombre de negocios utilice todos los resortes para su beneficio…salió mal parado la primera vez, pero con el bolsillo lleno…¿se los volverá a llenar?…no tengo la más mínima duda que si.

Malditos Bastardos, antes indignado, historia triste de un hijo bohemio

Supongo que todos conocéis la historia de ese viejo chocho que tiene un hijo bohemio por el que, sin embargo, siente una especial debilidad, es la jugada que el jodido sentimiento le hace a esta pobre gente a la que tanto le gusta soñar.

Como no podía ser menos, esta jodida historia es también la mía.

Normalmente, la trama recogía la vida de lo que en otros tiempos se llamaba “un bala”, un tipo que no hacía sino beber y trasnochar, llevar lo que se decía una vida de crápula, o sea, que se trataba de una especie de señorito que no daba golpe y que intentaba vivir como un príncipe. Si a esto le añadimos un tinte de bohemia, el retrato de aquel hijo canalla queda completo.

Pero los tiempos cambian que es una barbaridad.

Ahora, los bohemios son o incendiarios de la ultraderecha o auténticos anarquistas de la ultraizquierda, todos ellos dicen que están dispuestos a dinamitar el mundo pero lo hacen por motivos no ya distintos sino totalmente opuestos, a mí, ahora, aquí, me importa el dinamitero de izquierdas.

Este retoño mío, que me ha salido rana, dice el tío que es de izquierdas y, para demostrarlo, escribe todos los días extensas proclamas en el blog más leído de ese periódico progresista que ha financiado Zp con su mano derecha.

Ojalá este puñetero hijo mío fuera realmente de izquierdas porque yo lo soy de verdad y para mí sería el mayor de los orgullos que él también lo fuera pero, desgraciadamente, no es cierto.

El caso es que el tío, si no profundizas, si no analizas todo lo que sucede en el entorno en el que ahora escribe, es capaz de darte el pego porque adopta la actitud más revolucionaria que puede imaginarse, incluso ha creado un lenguaje especial, demasiado simple y romo para mi gusto, en el que cada vez que quiere hablar de nuestra derecha oficial, mete las letras PP en medio del texto, sea el que fuere, con lo que lo único que logra es que la lectura de lo escrito no sólo sea difícil sino pretenciosa: es un intento demasiado fallido de ser, al propio, tiempo expresivo y original.

Pero este fallo respecto al lenguaje es lo de menos. Lo de más es la intención, la finalidad. Como decía antes, pretende ser el summum de la izquierda, una de sus puntas de flecha, ha leído a casi  todo el mundo en ese campo y ha escogido, para defenderlos e imitarlos, a lo mejores, cita con soltura a Marx y a Engels y a todos sus epígonos y dialécticamente no es malo del todo, o sea, que puede darle el pego a cualquiera que no se moleste en estudiar el entorno en el que su cotidiana tarea se produce.

Porque, ya lo he dicho, al final de su errabunda carrera ha recalado, parece que definitivamente, en el blog que Manuel Saco tiene en Público. Parece un buen escaparate para vender su mercancía: el diario más izquierdoso de España, y el blog más leído seguramente también del país. Pero no es así.

Afortunadamente, la izquierda verdadera es otra cosa y, como se canta en los cumpleaños, siempre lo será.

La izquierda es la auténtica lucha por implantar en  esta perra y asquerosa vida que entre todos los canallas del mundo nos están imponiendo, el imperio de la verdad y de la justicia.

La verdad para saber dónde reside la justicia y la justicia para luchar por imponer a toda costa la verdad.

O sea que no se puede en modo alguno, todo lo contrario es la mayor aberración, titularse de izquierdas y ser un mentiroso esencial, proteger a los mentirosos, darles pábulo, otorgarles carta de naturaleza, protegerlos al límite, darles auténtica licencia para matar, protegiendo a los embusteros de tal manera que éstos puedan atacar impunemente a todos los que se les antoje, normalmente a aquellas personas que luchan precisamente por la verdad y la justicia, y, cuando  los agredidos intentan defenderse, contestando en ese mismo medio, el blog de Saco, en el que se ha producido la cobarde agresión, censurar los textos y, si no son convenientes para su sucio y repugnante proposito de engañar a las gentes que acuden cotidianamente a leer allí lo que consideran comentarios de izquierda, no permitir su publicación. O sea, es practicar la misma política informativa que llevan a cabo El Mundo y Libertad Digital.

Es, como fácilmente se desprende, la mayor traición al principio que se ha considerado esencial en el programa de una izquierda que bien se precie: “odio lo que usted dice pero daría mi vida para que usted pudiera seguir diciéndolo”, sí, el viejo paradigma de la auténtica libertad de expresión, sin cuyo seguimiento, titularse a sí mismo de izquierda es una auténtica villanía.

Pero es que al propio tiempo, y lo que es aún peor, se lesiona insuperable e irreparablemente la justicia, al permitir como coautor de los delitos de la calumnia y de la injuria, que se lesione el bien más preciado que pueden tener los luchadores por la justicia y la verdad en el mundo, su propio prestigio, su propia legitimidad, su propio aprecio, su propia estima , su propio honor.

Esto que se hace , casi todos los días, en aquel blog es una de las mayores canalladas que pueden cometerse en el mundo del periodismo porque dañan para siempre, irreparablemente, el único capital que tenemos algunos de los que nos dedicamos a esto de crear opinión sobre lo que está sucediendo en este perro mundo, en el que se les otorga la facultad de informar precisamente a aquellos que no sólo no tienen la voluntad de hacerlo sino que luchan por todo lo contrario, lo mismo que el PP y sus voceros, tergiversar, manipular, desinformar, calumniar, injuriar, delinquir y es completamente absurdo y paradójico que los mayores críticos del PP usen la misma táctica que él, por mucho que se padezca el síndrome de Estocolmo.

Pues, bien, este muy amado hijo mío, del que he intentado hoy contar su historia, se ha empeñado ciegamente en perpetrar la mayor de las contradicciones: ser de izquierdas y escribir todos los días en un blog, en un diario, en el que se atenta tan gravemente, como he descrito, contra la esencia de la izquierda, que es la defensa de la verdad y de la justicia, a través del mas riguroso respeto a la libertad de expresión.

Ergo, lo mejor para este hijo mío es que no sea realmente de izquierdas, que todo lo que cotidianamente escribe allí no sea más que un simple simulacro, porque, si no, está cotidianamente también perpetrando, contra su propia ideología, la peor de las traiciones.

Contesto con toda la amabilidad del mundo a "mi amigo" aitor, Malditos Bastardos dixit.


“Anónimo dijo…
yo me parto con este blog.
Es la hostia!
Aitor.
28 de julio de 2010 20:14″.

“Anónimo dijo…
Y si puedo dar mi opinion, yo prefiero el comentario primero que la respuesta de Eutiquio.

sí estoy de acuerdo con eutiquio que deberia quitarse la careta y decir quien es.

Aitor.
28 de julio de 2010 20:27″.-


Como le dije un día a la Merche, allí, en el blog de cuyo nombre no quiero acordarme: “¡Al fin, solos, aitor, al fin, solos!”.

La verdad es que tenía muchas ganas de charlar un rato contigo, sin nadie que nos interfiriera, porque me parece que eres, como fascista, mucho peor, o sea, mejor que tus queridos amigos de aquel blog, que no te toleran porque, ya sabes, no hay peor cuña que la de la misma madera, y quiero que conste en acta que lo que te digo de ninguna manera es, ni lo pretende, un insulto.

Decía el otro día ese iluso que se pasó media vida, en el blog de Elisa, discutiendo contigo cosas tan interesantes para el pueblo como el sexo de los ángeles, Malditos Bastardos, antes indignado, que tú y yo somos amigos, manda huevos, que diría el juntacadáveres de Trillo, creo que tú y yo deberíamos perdonárselo por aquello que decía el profeta más famoso de la historia de las religiones, el pobre no sabe no ya lo que hace sino tampoco lo que dice. 

Tú y yo, amigos, hay que ser tonto no ya de nacimiento sino de constitución o tener la peor de las malas intenciones del mundo para querer rebajarte a ti a mi nivel, o para intentar elevarme a mí al tuyo.

Porque tú y yo somos la perfecta antítesis: tú eres un fascista integral porque tus padres te engendraron ya así, porque, luego, te enviaron a un colegio de pago, porque también lo hicieron a una buena catequesis y porque cuidaron, cada día, de que no te faltara tu diaria ración de adoctrinamiento falangista, por eso has salido como ellos, como los de aquel blog, que no nombro, sucio, cobarde, aprovechado, injusto, embustero, todo lo contrario de lo que soy yo, que procuro limpiar todos los días mi cerebro de los restos de todo lo que me enseñaron en aquellas escuelas públicas, al final de cuyas clases se cantaba El cara al sol, de aquellas iglesias en las que se recibía bajo palio a los sangrientos criminales de una de las guerras más injustas que recuerda la historia universal de la infamia, que doy todos los días la cara no sólo contra ti sino también contra ellos, los del blog de marras, que se arrogan el limpio nombre de la izquierda en vano, que aprovechan, como tú, la ocasión que les brinda esta posibilidad que significa internet para llegar a miles, millones de personas, para envenenar sus mentes y sus almas con sentimientos espurios, convenientemente falseados para que lo malo parezca bueno y viceversa, porque ése es el mensaje final de todos los fascistas del mundo: afirmar que se busca el bienestar de los demás cuando sólo se lucha de la peor manera por el medro propio: en tu caso: que el mundo siga siendo como es, esencialmente injusto, gobernado en el fondo por la peor de las derechas, la que se considera dueña de todo lo que existe sobre la faz de la tierra sólo por ser hijos de quienes son, pero que, como tú, tiene al menos el valor de afrontarlo, de reconocerlo “urbi et orbi”, ante la ciudad y el mundo, y no, como ellos, los de aquel blog, que han cometido el peor de los crímenes, cubrirse con el manto de la izquierda para engañar así mejor a los desheredados, arguyendo lo mismo que argüimos nosotros, utilizando teóricamente los mismos argumentos, proclamando los mismos discursos, pero haciendo lo que nunca hará la verdadera izquierda, falsear la verdad, mentir a los necesitados, decirles que buscan su redención, y cometer las mismas injusticias que lleva a cabo vuestra descarada y desvergonzada derecha, de tal modo que la única diferencia entre vosotros, los de la Faes y los del maldito blog de los cojones, radica en la hipocresía de éstos, ya que persiguen vuestros propios fines y sostienen que persiguen todo lo contrario.

Es por eso por lo que os lleváis tan mal, porque sois cuñas de la misma madera, porque ellos dicen que son socialistas, comunistas, anarquistas cuando son, como vosotros, unos puñeteros liberales neocon ultracapitalistas, porque, en el fondo, propugnan la misma política, basada en la defensa del peor de los capitalismos, el que protege a las grandes empresas y a la banca, el que defiende la puñetera libertad no ya de empresa sino también de acción de todos aquellos que conspiran contra los auténticos intereses del pueblo llano, como asquerosa burguesía que son, los que abominan del auténtico socialismo que no es sino el auténtico comunismo, aquél que no admite la propiedad exclusivista de la tierra y de los medios de producción.

¿Qué te parece, aitor, y decía un tonto de los cojones, de cuyo nombre tampoco quiero acordarme, que tú y yo éramos amigos? ¿Tú habías oído antes una tontería semejante? Como si pudieran ser amigos el fuego y el agua, el mar y la tierra, el cielo y el infierno, el fascismo más esencial y el comunismo más auténtico.

La ira de los justos


La verdad es esencialmente destructiva pero también regeneradora.Su destructividad produce la purificación, la catarsis, quien se enfrenta a ella y la acepta de buen grado puede iniciar un camino de laica santificación, pero es muy difícil, si no imposible, hacerlo porque supone romper con todos esos estereotipos que conforman nuestra propia vida.

De pronto, un día, porque nos ha bajado la tensión o nos ha subido el colesterol, porque alguna de esas misteriosas sustancias químicas que gobiernan el funcionamiento de nuestro cerebro se ha alterado radicalmente, la realidad de lo que somos aparece ante nosotros.

Es muy duro, entonces, mirarnos en el espejo intelectivo, repasar una a una las líneas maestras de nuestra fisonomía moral, sentir el vértigo de contemplar claramente nuestra propia miseria.

Si no se nos hubiera dotado del más poderoso de los instintos de conservación, todos los que fuéramos personas decentes acabaríamos de un plumazo con una existencia tan miserable.

Pero hay algunos que hemos decidido hacer frente al monstruo. Es la tarea más difícil del mundo, que acaba agotándote por completo porque no estamos constituidos para vivir en soledad, como puso de manifiesto, con tanto acierto el viejo Aristóteles.

Es muy duro, durísimo, levantarte cada mañana sin nadie siquiera a quien saludar. Si quieres que tu saludo, esos “buenos días” sean absolutamente sinceros. 

Porque, en sana justicia, tú, si eres sincero, auténtica, salvajamente sincero no puedes desearle que le vaya bien a ese vecino  que se comporta como un auténtico cabrón, que hace todo lo que no debe,  por echarte del edificio, abusando de la mayoría que tiene en la comunidad de vecinos.

Y no te digo nada del jefe en tu trabajo, o de los compañeros que te tienden continuamente alevosas trampas para que digas la verdad y todos te señalen como el auténtico culpable de la falta de unidad del grupo.

Porque ninguno de ellos ha podido soportar la pequeña verdad, aquélla que permite la aparente solidaridad del conjunto, que tú demostraras que cada uno de ellos desea realmente la desgracia, e incluso la muerte, del otro, sólo por ascender un puesto en el escalafón.

Pero tú no lo hiciste por capricho, ni por el afán de demostrar  eso que te hace tan distinto a ellos, éso que te convierte en el más odiado de sus enemigos.

De modo que comenzaron a hacerte la vida imposible, porque no podían tolerar que siempre pusieras el dedo en la llaga, que siempre demostraras la falsedad de todo lo que decían, la injusticia de todo lo que hacían.

Sí, tienen que admitirlo, tu conducta era, para ellos, totalmente inadmisible porque ponía de manifiesto constantemente su mala fe, su radical hipocresía, su auténtica maldad, ésa que los situaba al nivel de las peores bestias.

Y organizaron una caza y captura realmente salvaje, propinándote los peores insultos, haciéndote las peores faenas y, cuando te defendiste, trataron de hacerte el único responsable de todo sólo por atreverte a decir, a proclamar la verdad.

Y, cuando te defendiste con la necesaria fuerza y vehemencia del que persigue la justicia y afirma la verdad, pretendieron tu muerte moral, reducirte para siempre al silencio.

Pero ellos no tenían noticia de lo que se llama la ira de los justos, si la hubieran tenido, conocerían la indestructible fuerza de los que no sólo tienen la razón sino que además lo saben y no se hubieran atrevido a desafiarte tan estúpidamente porque, ahora, todo el mundo conoce ya lo que son y cómo son y tendrán un poco más difícil continuar engañando a la gente.

Respuesta al zángano de las alas postizas

La verdad es que esto, el debate con este oscuro anónimo cobarde, se torna interesante cada vez más, porque el tipo ha decidido subir el tono.

Ayer, a las 23’45  horas, a pesar de que se había despedido parece que para siempre, no ha podido resistir a la tentación de lucir esos conocimientos que tiene por el cotidiano estudio de los insectos, sus congéneres, y ha vuelto de nuevo por aquí a darnos una lección, totalmente innecesaria, de ciencias naturales.

Nosotros aprovechamos la ocasión para enseñarle otra clase de ciencias, las morales.

Veamos, primero, lo que dice el sujeto:

Anónimo dijo…
No soy capaz de pasar de lo figurado a lo real, no conozco a quienes se refiere , perdone D. José, pero para hablar de abejas y zánganos hay que dominar el tema.
La abeja reina es una hembra especial en la colmena, la única diferencia con las que algún día fueron sus hermanas y hoy son sus hijas es que, por haberse desarrollado en una especie de “útero” especial, con una alimentación más intensa y prolongada en jalea real, ha alcanzado un desarrollo completo, con un sistema reproductor que marca su misión en la colonia:la única madre de todos los individuos especializados que conforman un conjunto social organizado.
Los zánganos efectivamente vuelan alrededor de la reina, pero en una sola ocasión, en la fiesta del apareamiento, en un lugar del límpido cielo primaveral, atraídos allí por las feromonas que desprende la núbil hembra.Uno sólo lo consigue, el que la alcanza en vuelo y se acopla, llenando el saco del esperma, taponado por la preciada pieza masculina (¡ay, qué dolor!).
El aparato reproductor del zángano es envidiable, cuantas se conforman con menos, pero no es cuestión de describirlo.
Poco más útil es la vida del zángano sino es regular un poco la temperatura de la colmena y estimular con sus propias feromonas la febril actividad obrera.
En cuestión genética el zángano, téngalo en cuenta D. José, es un auténtico hijo de puta.Tampoco tiene padre.
El destino que le espera, no sé si merecido,es llegar una buena mañana con intención de entrar en lo que considera su casa para llenar como siempre la andorga a cuenta de Juan Pandero, cuando se ven sorprendidos por la agresividad de las obreras, sus medias hermanas, que sistemáticamente los exterminan clavándoles su mortífero aguijón. 
Ud,D. José, es como un zángano, pero con pico venenoso.
El abisporro.

27 de julio de 2010 23:49

 Le respondo:

Efectivamente, Zángano Anónimo Cobarde, no sabes pasar de lo imaginado a lo real pero tampoco de lo real a lo fabulado no sólo porque te falta la inteligencia de los que hasta ahora han hecho gala del ingenio suficiente para aplicar la base de las ciencias naturales a las ciencias morales, sino porque estás cegado por la obsesión que te ha imbuido una abeja reina que yo creo que ni siquiera tiene útero, como también sospecho que tú ni siquiera tienes aparato reproductor porque, si lo tuvieras, algo en tu esencia masculina sentiría la propia vergüenza de tener que ocultarse detrás de ese repugnante antifaz del anónimo.

Lo que caracteriza a los auténticos varones es una ineludible exigencia de afrontar valientemente todas las consecuencias de sus actos, de tal modo que puede afirmarse, sin posibilidad de error, que un tipo que no se atreve a hacer frente a lo que hace o dice no tiene de hombre más que el título y la apariencia.

Medítalo un instante, pequeño y miserable cobarde, zángano entre otros muchos zánganos inútiles que, efectivamente, nunca conseguirá estar con una abeja por muy reina que sea como es debido porque te falta la esencial característica de la virilidad, la hombría necesaria para constituirte como un macho normal de nuestra especie.

Anda, retírate, a los montes, vuela con esas alas mecánicas que, con las otras, no podrás nunca hacerlo porque eso está vedado a los que sólo son hombres aparentemente.

Y no olvides que el veneno es el arma defensiva preferida de las laboriosas abejas.

Contestando, otra vez, a un cobarde fascista

Por seguir considerándolo interesante en orden a comprobar la gente que circula por el blog de Saco, me permito traer a aquí, también, otro impagable texto de ese comentarista que combate mi postura en el post de hoy y que dice así:
————————————-
Anónimo dijo…
“Éste no es el blog de Saco.”

Afortunadamente. Ni tú eres Manuel Saco. Qué más quisieras.

“ese ultrafascista de Saco”.

Ya, ¿y era un ultrafascista las veces que le halagabas, o las veces que le insultaste y aún así no te echó? ¿Lo era cuando te dejaba llenarle el blog de ladrillos insultando a todo el mundo o durante el año largo que soportó que te pasases el día insultando a todos los demás?

“todos los funcionarios judiciales, en la comida en la que se reunían por Navidad, me otorgaban el premio Limón, por unanimidad, y ¿sabes por qué?, porque ellos me aborrecían casi tanto como vosotros”

Es lógico que no te tuviesen estima, dada tu actitud de “porque yo valgo más que los demás” y tu afición a hacerle la pelota al jefe (como se la hiciste a Manolo Saco siempre que pudiste). Lo de que no te soportasen los funcionarios porque te enfrentabas a los jueces, no te lo crees ni tú, Perry Mason.

P.D: No te preocupes, ya me voy y no pienso volver por aquí. No merece la pena leer tus soflamas de odio y resentimiento.
Pero eso sí, antes de irme, te diré lo que se me olvidó decirte con respecto del post anterior: hay que ser muy miserable para insultar de esa manera a una mujer a la que los franquistas asesinaron a gran parte de su familia, padre incluído. Lo dicho, das pena.

27 de julio de 2010 19:55
——————————————-

Qué tendrá que ver la canallada cometida con los padres de nadie para llegar a la exclusión de la posibles canalladas que puedan cometer los hijos; esto es lo que demuestra cómo eres tú, aparte tu radical cobardía de refugiarte en ese asqueroso anonimato por faltarte el valor exigible a quien dice la verdad, de hacer frente a tus propios actos, queda también al descubierto tu capacidad mental, igual a la de un mosquito, puesto que propugnas que la muerte injusta de unos familiares constituye, sin duda, un aval seguro para la valoración de los hijos, cuando la historia está llena de ejemplos contrarios. 

Y es que, macho, tú no das para más, has agotado tu capacidad intelectiva, con el notabilísimo esfuerzo de afirmar de mí cosas absolutamente contradictorias:

1-Dices tú, por un lado: “¿y era un ultrafascista las veces que le halagabas,…..”: sólo una vez demostré mi conformidad con semejante individuo: cuando se atrevió a criticar la actuación de Pepe, ese criminal nato de Lombroso y Garófalo que a punto estuvo de matar a un tipo del Getafe; y éste único “halago” creo que lo compensé con creces con una carta quilométrica en la que lo menos que le dije es que era cómplice, si no coautor, de los delitos y crímenes que se cometían en su blog, pero ¿cómo podéis ser los sáquicos tan cínicamente mentirosos?

 En un blog que cotidianamente chorrea la vergonzosa baba del peloteo a un tipo cuyo rostro muestra ya las señales de un evidente alcoholismo y que, por ello, se manifiesta como un tío esencialmente desnortado que adopta, ante los problemas de la actualidad cotidiana, actitudes tan contradictorias como las mostradas con las huelgas del metro y de los controladores, dependiendo quizá de la digestión del albariño asumido la noche anterior, que, un día, ante un hecho evidente mostrara mi acuerdo con él, un sólo día, crees tú que te faculta a tí para decir que yo halagaba a un tipo semejante, esta palamaria falsedad bastaría para calificarte adecuadamente pero tú prosigues:

2- “¿…o las veces que le insultaste y aún así no te echó?”. Pero, hombre de dios, con minúsculas, como quiere tu “capo”, ¿cómo no adviertes que te contradices flagrantemente de mala manera, o lo halagaba-falso de toda falsedad-o lo insultaba-tan falso como lo anterior-, yo sólo utilizo los insultos en legítima defensa frente a los que unos fascistas me infieren porque, ante estas cobardes y soeces agresiones, si adoptas una actitud correcta y educada, las fieras ultraderechistas, que no se detienen ante la mentira, la injusticia y el delito, se envalentonan de tal manera que el ruido y la furia pueden sobrepasar al cielo.

3-“¿Lo era cuando te dejaba llenarle el blog de ladrillos insultando a todo el mundo o durante el año largo que soportó que te pasases el día insultando a todos los demás?”.

A esto ya he contestado en el párrafo anterior. Si te resta algo de amor propio, de auto respeto, no te empeñes en embadurnarte de mierda, desde que entré en vuestro blog, no habéis hecho otra cosa que tratar de insultarme, porque ni para eso servís, llamándome desde farsante mentiroso porque decía que era abogado, hasta hijo de mala madre, loca prostituta vieja, travestí octogenario, ruin, rastrero, etc., etc, porque creo que habéis agotado el diccionario de insultos. 

Tente un poco de auto respeto porque estás escribiendo para miles de personas que no sólo han leído sino que pueden volver a hacerlo todo lo que vosotros, fascistas de pro, afirmasteis de mí, cometiendo 2 crímenes de lesa gravedad, para las personas decentes, para las personas de izquierdas: la calumnia y la injuria, absolutamente gratuitas y esto sólo lo hacen, sólo lo pueden hacer los que tienen el 
alma llena de impulsos irreprimiblemente fascistas. 

Una última cosa más. Dices: “Lo de que no te soportasen los funcionarios porque te enfrentabas a los jueces, no te lo crees ni tú, Perry Mason”: digo lo mismo que antes, no hay más que releer los numerosos comentarios de vuestro blog en los que he dicho sobre los jueces lo que ninguno de vosotros os habéis siquiera atrevido a pensar en la soledad de vuestra cobardía, partiendo de aquella 1ª ecuación, que tanto efecto le hizo a Malatesta, que dijo, lacónicamente, “chapeau”: jueces=PP=ultraderecha.

Como vosotros mismos decís a los presuntos becarios que os envía la Faes aznarista: anda, macho, que ya te has ganado, y muy bien, el salario que te va a pagar Saco por su defensa.

Contestando a un cobarde fascista

Por considerarlo importantísimo, me permito traer hoy, a aquí, también, como hice ayer, un texto de un comentarista que combate mi postura en el post que antecede y que dice así:

“Anónimo dijo…
Blablabla… el blog de Saco… blablabla… yo, yo, yo… blablabla… los que comentan en el blog de Saco… blablabla… el blog de Saco… blablabla… yo, yo, yo… blablabla… los que comentan en el blog de Saco…

Y así, ad aeternum. Insultando un día sí y otro también. Penoso.

PD: Conozco muchos comunistas. Algunos de ellos sufrieron en sus carnes la represión franquista y lucharon por sus ideales a riesgo de sus propias vidas. Usted, que formó parte del sistema represor franquista y que no ha luchado jamás por nadie que no fuese usted mismo, ensucia la palabra “comunismo” cada vez que la utiliza para referirse a usted.

Y no, luchar contra el franquismo no es escribir un libro contra Franco 11 años después de que el dictador muriese. Pero claro, en vida del dictador estaba usted muy ocupado embargando a los pobres lo poco que tenían (sí, este es el “comunista” real y auténtico al que algunos siguen) y no tenía tiempo para nada más, supongo…
27 de julio de 2010 13:08″.

Mi respuesta:  

Muchacho, pero qué malo eres razonando.

Como no tienes más remedio que aceptar que yo fui un antifranquista, me atrevería a llamarme eximio-somos muy pocos, me atrevería a afirmar que no más de 3 o 4, entre casi 50 millones de españoles, los que hemos escrito libros sobre el asesino genocida, presentándolo en 1ª persona, en pleno postfranquismo, cuando te pueden agredir e incluso matar por ello-porque temes que te haga lo que le hice a la Merche, cuando, en plena orgía de odio hacia mí, porque había demostrado varias veces su analfabetismo no sólo gramatical sino también político, afirmaba que yo no era letrado ni siquiera licenciado en Derecho, más aún, le decía a su ahora amigo, Malditos Bastardos, que yo incluso no tenía por qué saber ni papa de tal materia,  presentar una certificación de mi Colegio acreditativa de que soy abogado, en tu caso sería otra similar de la Sociedad de Autores, quieres ahora rebajar mi antifranquismo afirmando que sólo lo fui cuando se murió ese tipo al que tú, seguro, como todos los miembros del clan de Saco, admiráis en secreto, porque fue el que introdujo en este desdichado país ese culto al fascismo que tan bien practicáis en dicho foro.

Dices, sin la menor vergüenza, porque de eso en dicho blog no tenéis,
que yo “formé parte del sistema represor franquista y que no he luchado jamás por nadie que no fuese yo mismo, que ensucio la palabra “comunismo” cada vez que la utilizo para referirse a mí” y que, “en vida del dictador estaba usted muy ocupado embargando a los pobres lo poco que tenían (sí, este es el “comunista” real y auténtico al que algunos siguen) y no tenía tiempo para nada más, supongo….”:

1º) mira, muchacho, tengas la edad que sea, eres un pobre imberbe que no sólo no sabe razonar sino tan siquiera escribir correctamente, yo, entonces, y allí, ante los tribunales, no hacía otra cosa que la que hago, aquí, ahora mismo, enfrentarme a los franquistas como tú, porque la esencia del franquismo, como buen fascismo, era, lo que tú haces ahora, precisamente, practicar la injusticia y el delito, porque es injusto que tú me digas que yo colaboraba allí, con ellos, con los  jueces franquistas cuando, como muy bien sabes tú, que gozas de la mejor información al respecto, todos los años, todos los funcionarios judiciales, en la comida en la que se reunían por Navidad, me otorgaban el premio Limón, por unanimidad, y ¿sabes por qué?, porque ellos me aborrecían casi tanto como vosotros, precisamente por lo contrario de lo que vosotros me acusáis, por defender insobornablemente, sin temor a las represalias que inexorablemente se producían, la verdad, la justicia y los intereses del pueblo llano y mis compañeros de profesión, lo que no hice nunca, antes me hubiera cortado una mano, es defender la impunidad de los tramposos y los delincuentes, como sois tú y tu amigo, al que un día fui a embargar porque no pagaba a nadie lo que debía, porque ésa es otra, ése es vuestro concepto de la izquierda, como el de Rajoy y sus muchachos, estafar y robar y no pagar nunca a nadie, vivir en medio de la desvergüenza, la estafa, el incumplimiento de las obligaciones más elementales y la comisión de todos los delitos.

Como verás, yo, que sólo tenía que darle al icono de la papelera para mandarte adonde mereces, no lo he hecho porque pertenezco a otra especie de gente, ésa que cree realmente que la izquierda no es más que la justicia apoyada sobre la verdad y no sería justo ni verdadero que yo hiciera contigo lo que ese ultrafascista de Saco hizo conmigo, no dejarme contestar al comentario de TT, ese traidor a una de las más sagradas profesiones del hombre, la medicina, a la que traicionó canallescamente incumpliendo todos sus códigos y que, por ello, debería ser expulsado justamente del ejercicio de una profesión en la que no se merece estar.

Por eso,  yo respetaré sagradamente tu libertad de expresión, por eso tú podrás venir a aquí, cada vez que se te antoje, a insultarme y zaherirme en la seguridad de que aquí se va a respetar al límite lo de “odio lo que usted dice pero daría mi vida para que usted pudiera seguir diciéndolo”.  Éste no es el blog de Saco.